Inicio > Actualidad, Biología de la conservación, Escepticismo, Medicina > ¿Cuánto vale una vida humana?

¿Cuánto vale una vida humana?

15 marzo, 2011


Pregunta difícil y respuesta complicada. La primera respuesta, la que cualquiera daría siguiendo un tópico perfectamente inculcado sería “una vida humana no tiene precio”. Sin embargo ese relativismo que tanto critican muchas personas, especialmente aquellas de profundas convicciones religiosas, es perfectamente aplicable aquí, ya que el día a día nos demuestra que la respuesta correcta es: depende.

¿No me creen? Vale, tomemos una vida humana e introduzcámosla, como si de una acción de bolsa se tratara, en el mercado bursátil de la vida y de la muerte mundial y veamos a como cotiza con algunos ejemplos.

Para un antiabortista la vida de un feto es infinita, la de su madre depende de la posición que adopte respecto a la continuidad de ese embarazo y la de un médico que practica abortos cotiza a la baja a los ojos de esos mismos antiabortistas.

La vida de un reo no vale lo mismo en diferentes estados de los EEUU o de países de este planeta. La cotización puede depender de unos pocos cientos de metros, de esa delgada línea artificial que separa estados o países. En muchos lugares la vida vale menos que el dinero que costaría mantenerla entre rejas hasta que ésta se extinga por sí sola. Para muchos esa vida vale menos que la que quizás esos convictos han arrancado durante su actividad delictiva, por lo que se debe de hacer la transacción inversa para equilibrar los mercados.

La vida de aquellos que tienen la mala suerte de localizarse cerca de un terrorista también entra a jugar en el mercado bursátil. Si el terrorista islamista toma rehenes en Nueva York o París, esos rehenes cotizan mucho más al alta que los vecinos de ese mismo islamista si éste se haya en un poblado de Siria, donde en cualquier momento le puede caer un misil “inteligente” lanzado desde miles de kilómetros. Para colmo si el misil acierta, aún matando a todos los habitantes del bloque de viviendas, algunos descorcharán botellas de champagne para celebrar la subida de sus acciones.

Las acciones vitales salen con diferentes valores al mercado desde su nacimiento: la vida no vale lo mismo en un país subdesarrollado que en un país rico, los primeros pasos de esa vida no tienen el mismo valor que los de una vida ya madura y la vida de las mujeres cotizan peor que la de los hombres. Tradicionalismos de los mercados lo llaman, pero lo cierto es que sigue siendo así sin que el mercado de valores sepa solucionarlo.

La vida de aquellos que sufren enfermedades raras queda supeditada a que se dedique dinero y esfuerzo en investigación, pero éstos difícilmente llegan. No parece valer lo mismo la vida de un enfermo con la enfermedad de Pompe que uno que padece SIDA.

La vida de los habitantes de un pueblo junto al que se les sitúa una central nuclear, un vertedero de sustancias peligrosas, una incineradora de basuras, una empresa petroquímica quizás cotice menos que la de los dueños de dichas empresas que contemplan el reparto de beneficios desde el salón de su palacio rodeado de pinos.

Podría dar muchos más ejemplos, pero con ello no haría más que escribir aquellos ejemplos que ahora tenéis en la cabeza, esas otras circunstancias en las que la vida de unos y otros no valen lo mismo. Ya sé, ya sé. Ahora se podría hacer un largo listado de causas por las que las cosas funcionan así. Coyuntura socio-económica, interés general, política internacional, salud pública….., cientos de motivos que no hacen más que plasmar lo que he dicho desde el principio: el valor de una vida es relativo, por mucho que se intente vender lo contrario.


  1. Marino
    15 marzo, 2011 en 11:25

    Creo que el principio de “la vida no tiene precio” solo se hace evidente y deja de ser un clichè cuando pensamos en una vida individual, llena de vivencias, de pasiones, amores y odios, y luego piensas que todo eso se borra de un plumazo.
    Como normalmente cuando nos dan cifras de muertos solo se piensa, en el caso mas duro, en filas de cadáveres amontonados, entra en juego todo lo que has escrito (muy acertadamente, dicho sea de paso). Y es curioso, pero cuanto mayor es la cifra de muertos, crea mas impacto al decirlo, pero me da la sensación de que produce menos sensibilidad de la que debiera. Es como si la gráfica muertos/pena fuese una función logaritmica. Imagino que eso pasa porque es imposible empatizar caso por caso con cifras de muertos como las que se manejan en catástrofes naturales, guerras y demás.

    Y por otro lado, siguiendo el símil bursátil, no es lo mismo la cotización en bolsa de una vida de lo que esa vida se hace valer en el mercado no especulativo.
    Se que a mucha gente eso le parece una aberración, pero si bien la vida me parece algo maravilloso, no me parece que todas merezcan el mismo aprecio, y esto unicamente por el ánimo que muestra algunos en depreciar la suya con sus acciones.

  2. 15 marzo, 2011 en 11:31

    Hombre, lo razonable será mirar el precio de los seguros médicos, o el de los elementos de seguridad de los coches (p.ej.): ¿cuánto está dispuesto UNO a pagar por disminuir en un x % la probabilidad de sobrevivir un año más?

  3. KC
    15 marzo, 2011 en 11:46

    La verdadera relatividad es ser antiabortista y defensor de la pena de muerte.
    Y digo relatividad por no decir otra cosa, claro 🙂 Esa es una contradicción que nunca he llegado a entender (en realidad sí, pero me la reservo).

    Saludos.

  4. leonardo velasco
    15 marzo, 2011 en 11:49

    la comparación de los rehenes es muy buena, con esa queda todo claro, no entiendo que se quejan los compis

  5. KC
    15 marzo, 2011 en 11:49

    Por cierto, en la realidad, el término relatividad así como el de interpretación y subjetividad son CLAVES. Hay auténticos robots por ahí que no se enteran de qué va la película porque no han podido leer lo suficiente; o cuando han podido no han querido, desgraciadamente.

    Saludos.

  6. persona
    15 marzo, 2011 en 11:52

    Que profundo te has levantado hoy Manuel. Tu articulo me ha recordad mucho el documental “The yes men fix the world” que me imagino ya habras visto, si no, ya estas tardando.

    Sun saludo.

  7. 15 marzo, 2011 en 12:13

    Persona, no he visto ese documental, me lo apunto 😉

  8. persona
    15 marzo, 2011 en 12:21

    Te va a gustar. Trata de los afectados por un vertido quimico en la India y los afectados por el huracan Katrina. Bueno, no te lo quiero destripar, pero va en la linea de lo que has escrito. Que disfrutes.

    Sun saludo.

  9. KC
    15 marzo, 2011 en 12:40

    Acabo de ver los primeros 15 minutos y la idea es realmente buena; lo mejor es ver el intento del GILIPOLLAS del presentador (el señor entrado en años), intentando dejar mal al bromista porque según él se ha jugado con la esperanza de los afectados.

    Es bastante “simpático” ver que en el mecanismo mental de estos GILIPOLLAS (que suelen tener el perfil de este ya mayorcito presentador), este tipo de actos son “payadas”, en un intento absolutamente cínico e imbécil de llevar el quid de la cuestión a la broma que se comen, en vez de a la importancia del hecho en sí, como le recuerda el “bromista”.

    En resumen, al menos estos 15 minutos, son MUY RECOMENDABLES, para ver a un auténtico GILIPOLLAS EN ACCIÓN, que no intenta más que dejar mal a quienes se la han metido doblada por muy buenas razones.

    Lo que yo le preguntaría al GILIPOLLAS este es como llamaría él a la “broma” de las fugas si a la broma que le gastan a la BBC le llama “payasada”.

    Saludos.

  10. GPA
    15 marzo, 2011 en 12:43

    Hace tiempo que sigo este blog y me ha resultado muy interesante y esto de acuerdo en la mayor parte de las ideas aquí expuestas. No obstante, el aborto es un tema que aun me “chirría”.

    No es que sea un antiabortista, al contratio, puestos a elegir seria proabortista, pero cuando trato de razonarlo de manera crítica, intentando evitar argumentos falaces y demagogicos, me surgen dudas.

    Por ejemplo, en la comparación del reo (tambien estoy en contra de la pena de muerte ¡que conste!) y el aborto creo que existe un fallo argumental. El niño está indefenso, pero el reo ha sido “responsable” de su acto (según la concepcion neoliberal eso sí, y olvidandonos de las excepciones y blabla). En el de la madre, es verdad que se desvalora su vida (si cojemos la concepcion absoluta y no relativizamos), pero relativizando, si su vida no está en peligro concreto, no se está desvalorando en demasía la vida del feto?

    Alguna idea de como defenderlo?

    Saludos!

  11. GPA
    15 marzo, 2011 en 12:48

    perdón, de atacar estas preguntas, es decir, defender el aborto (sin argumento falaz y eso). Gracias!

  12. 15 marzo, 2011 en 12:48

    El niño está indefenso, pero el reo ha sido “responsable”

    Justamente lo que digo en el artículo, la vida cotiza en bolsa, acabas de poner un criterio, otros vendrán y le pondrán otro. Ha dejado de ser un bien absoluto 😉

  13. 15 marzo, 2011 en 12:57

    “En muchos lugares la vida vale menos que el dinero que costaría mantenerla entre rejas hasta que ésta se extinga por sí sola”.

    Esto no es del todo cierto. Recomiendo una entrevista que se realizó a Richar Dieter (http://periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/la-abolicion-de-la-pena-de-muerte-en-illinois-renueva-la-esperanza.html) en la que se pone de manifiesto que la pena de muerte es sensiblemente más cara que la cadena perpetua. La razón es que los abultadísmos procesos judiciales y sus apelaciones para asegurar un “juicio justo”. La pena de muerte es una tremenda esponja de fondos públicos. Ni siquiera se cree que tenga un importante efecto disuasorio. El principal argumento que esgrimen los defensores de la pena capital es la bienintencionada “justicia”: que algunos delitos deben ser castigados con la propia vida.

  14. 15 marzo, 2011 en 13:01

    Genial reflexión.

    Yo creo que la clave está en si esa vida humana está identificada o no. Conmueve mucho más la muerte de un conocido (que ni siquiera digo allegado) que la muerte de miles de personas en una tragedia en la India. La vida humana, y la vida de una persona conocida son básicamente el mismo concepto, pero no lo procesamos de la misma forma internamente.

  15. 15 marzo, 2011 en 13:02

    Escapista, eso que cuentas es cierto para EEUU, ¿se podría extrapolar a otros donde esos procesos duran unos días?

    Al final cuando dices “justicia” quizás el término más cercano sería “venganza”.

  16. KC
    15 marzo, 2011 en 13:04

    GPA, desde mi punto de vista la principal contradicción es argumentar el antiaborto como prodefensor de la vida y luego esa misma persona estar a favor de la pena de muerte, cosa que de por sí anularía radicalmente el argumento primero (el desplazamiento creo que es obvio).

    Está claro que este no es un problema sencillo de resolver, porque jurídicamente tiene muchas salidas dependiendo de nuestras perspectivas, pero quien piensa con el ojete en vez de con el cerebrete es el/la que cree que está defendiendo la vida por ser antiabortista y luego es capaz de decir de defender la pena de muerte.

    Eso por no decir que la pena de muerte es una incongruencia jurídica en el sentido de que estás haciendo lo mismo con alguien que ha hecho lo que estás penando (matar premeditadamente, como es el caso de asesinatos, por poner un ejemplo). Si según tu ordenamiento jurídico la vida es un valor fundamental, no puedes ser tan imbécil de luego ir asesinando (Estados), por mucha responsabilidad que haya tenido un sujeto en una acción que sea repugnable. Jurídicamente lo justo materialmente sería una condena muy larga, incluso cadena perpetua para casos extremos, pero no asesinar a un reo, porque estás convirtiéndote tú en otro asesino, lo cual es de una gilipollez jurídica supina, que es la que se seguía en los años del Western americano, más que como forma de pena justa asignada al delito, como forma de acojonar al personal.

    Entonces, ¿cómo es posible que haya alguien que esté dispuesto a que alguien que aún realmente no es consciente de su vida viva siempre -por delante de otras circunstancias- y que alguien que ya lo es muera? Sencillo: porque no se ha parado un puto segundo a reflexionar sobre el tema. Y porque piensa desde el ojete del dogma, en vez de con el cerebrete.

    En cuanto a lo del “niño está indefenso”… no sé a quién ni cómo se le ocurrió equiparar un feto con un niño, pero te aseguro que desde muchos puntos de vista no es lo mismo.

    Saludos.

  17. KC
    15 marzo, 2011 en 13:08

    Por cierto, la otra parte, la de “el reo ha sido responsable”, es una argumentación que muchas veces proviene más de algo así como “asesino=ha asesinado=se ha saltado la ley divina de no matarás= no tiene moral=debe morir. Creo que es más o menos así el mecanismo mental.

    Saludos.

  18. KC
    15 marzo, 2011 en 13:13

    Efectivamente, la pena de muerte absorbe más dinero al ente público que la cadena perpetua, según bastantes estudios. Lo curioso es que parece saberlo todo el mundo menos el que la defiende.

    Saludos.

    Milhaud :
    Genial reflexión.
    Yo creo que la clave está en si esa vida humana está identificada o no. Conmueve mucho más la muerte de un conocido (que ni siquiera digo allegado) que la muerte de miles de personas en una tragedia en la India. La vida humana, y la vida de una persona conocida son básicamente el mismo concepto, pero no lo procesamos de la misma forma internamente.

    Totalmente de acuerdo, a lo que añadiría que depende del nivel de empatía del individuo y su relación con respecto a la realidad.

    Saludos.

  19. jose
    15 marzo, 2011 en 13:23

    una vida humana vale lo que vale un “estado” , asi como mi opinion vale lo que vale un voto. tal cual.

  20. luchogonzales
    15 marzo, 2011 en 15:22

    No creo que el precio asignado en bolsa sea el precio real de la vida de una persona, en todo caso puede ser el precio mínimo asignado por el libre mercado, mas no el precio último que pagaría alguien que realmente aprecie a esta persona de tener los recursos suficientes, y digo “alguien” porque conozco gente que no valoran ni su propia existencia al punto de que no se suicidan por puro instinto de supervivencia.
    Supongo que existe una fracción del valor de la persona que tiene que ver con su potencial y otra que tiene que ver con su valor adquirido (como producto ya procesado). Es decir, se puede cuantificar la inversión puesta en una persona (educación, alimentación, etc) pero cómo cuantificar el impacto de su potencial producción?.
    Por ejemplo el valor potencial de un no nacido puede ser infinitamente grande si suponemos que tenga la capacidad de desarrollar una cura para el SIDA.
    Por supuesto son solo ideas, estoy seguro que el tema ético al respecto es mucho más amplio y contundente.

  21. 15 marzo, 2011 en 16:27

    Manuel, totalmente de acuerdo en las dos correcciones. Aunque un gran número de países que optan por la pena de muerte más por razones morales/religiosas que pecuniarias.

  22. X.
    15 marzo, 2011 en 17:30

    Está muy interesante y crudo el artículo. En mi país no existe la pena de muerte, pero durante los ocho años de presidencia del señor Álvaro Uribe Vélez, se pusieron de moda las ejecuciones extra-judiciales, que visto desde la óptica del artículo es una depreciación de la “moneda”. Por otro lado Graham Greene en su novela “Campo de batalla” aborda una óptica diferente y muy interesante respecto a la pena de muerte. Es el drama de un sujeto que asesinó un policía en defensa propia y que fue condenado a la pena de muerte. Su esposa, hermano y allegados hacen lo posible para conseguir la cadena perpetua y lo logran; de inmediato el sujeto intenta suicidarse en prisión, al entender que va a arruinar la vida de su esposa quién lo esperará hasta que salga de la cárcel. Yo pienso que una vida de cautiverio no tiene valor, y que la pena de muerte tendría que ser válida, sí y sólo si el reo decide morir en vez de perder su libertad. Saludos.

  23. Marino
    15 marzo, 2011 en 17:52

    KC, estoy de acuerdo contigo en la incongruencia (por llamarlo de forma amable) de los antiabortistas que defienden pena de muerte. Mas que nada porque suelen defenderla en base a cuestiones religiosas, sobre lo sagrado de la vida, etc. Si la defensa fuese del tipo de la que apunta GPA (feto inocente vs malvado criminal) no sería incongruente, ya que la argumentación es válida. Eliminas a alguien por el peligro que ha demostrado ser para la sociedad.

    Y en ese sentido, creo que no es correcto lo de que la pena de muerte sea incongruente juridicamente. Todo dependerá de la base jurídica que compongas. Si tu basas un sistema penal en el castigo, la pena de muerte resulta totalmente congruente. Incluso si basas tu sistema penal en la defensa del inocente, podrías justificar la pena de muerte como mecanismo definitivo de defensa.
    Es mas, entiendo menos la cadena perpetua que la pena de muerte. La cadena perpetua es como la pena de muerte cobarde. No te voy a matar porque la vida es sagrada, pero te condeno a vivir encerrado para el resto de tu vida. Esto es, te condeno a una infravida.

    Conste que la pena de muerte no me parece válida para ningún sistema jurídico. Pero es básicamente por dos cosas. Una, que un solo error en una condena me parece inasumible y dos, es imposible situar de forma “justa” el punto a partir del cual impones la pena de muerte. Lo que no quita que para mi gusto haya vidas despreciables que en el fondo sea bueno para todos que desaparezcan.

  24. KC
    15 marzo, 2011 en 20:03

    Marino, no me he levantado esta mañana pensando qué era mejor o peor; requiere cierto tiempo llegar a la conclusión y supongo que cierta dedicación al mundo jurídico para entender la incongruencia cíclicla y que por mucho que quieras argumentar, vuelves al mismo punto de partida.

    No podemos decir un día que la vida es un valor fundamental y otro día que no, o lo es o no lo es. Para mí es demasiado evidente que lo es, porque filosóficamente es de dónde parte todo, por tanto sin vida no hay nada. Eso no quiere decir que no deba haber casos en los que la vida pueda ser disponible, como por ejemplo los de eutanasia o aborto. No es que uno no crea que la vida no sea fundamental, es que las circunstancias no son las mismas que la de una vida “normal”, porque la vida son circunstancias y cada circunstancia requiere de algo diferentes

    Lo de “todo dependerá de la base jurídica que compongas”… bueno, eso era antes, a partir de que un Estado se considera de Derecho y Moderno la Ley etenderá siempre que la vida es un valor fundamental, por propia lógica jurídica, ya que esto no va de si hoy si me apetece que lo sea y mañana no. Únicamente en los Estados en que jurídicamente no hay una evolución, que suelen ser los más tradicionales, será donde se use la penalogía como forma de dar miedo para que supuestamente no haya delitos. Es decir, cuando uno no tiene ni puta idea de Derecho, como los Estados en 1800 y pico -comparado con ahora-, cree que el colocar la pena de muerte va a ser más barato y más efectivo que nada, pero luego resulta que ni lo uno ni lo otro, cuando se investiga. Y que ni siquiera acojona a la gente para que cometa menos delitos.

    Repito: no creo que haya más del 10% de juristas a los que no les parezca incongruente la pena de muerte en un Estado de Derecho Moderno, diría que esa cifra baja al 5% en caso de quitar a abogados/fiscales y me atrevería a decir que menos del 1% de los pensalistas del mundo.

    Si la defensa fuese del tipo de la que apunta GPA (feto inocente vs malvado criminal) no sería incongruente, ya que la argumentación es válida. Eliminas a alguien por el peligro que ha demostrado ser para la sociedad.

    El Derecho se basa en muchas más cosas que esa finalidad.

    Es mas, entiendo menos la cadena perpetua que la pena de muerte. La cadena perpetua es como la pena de muerte cobarde. No te voy a matar porque la vida es sagrada, pero te condeno a vivir encerrado para el resto de tu vida. Esto es, te condeno a una infravida.

    De hecho, desde mi punto de vista la cadena perpetua es mucho más dura que la pena de muerte (eso sólo nos lo podría decir un reo perpetuado), pero parece ser que no satisface a los “panalistas” de la calle porque no lo consideran ojo por ojo, diente por diente. Pero es que desde el Talión ha llovido bastante.

    En realidad, me referí a cadena perpetua en casos excepcionales, no como sustitutivo de la pena de muerte en todo caso, que es lo que pareces haber entendido. La cadena perpetua quedaría para los delitos/acciones más graves, como asesinatos múltiples o en caso de que esté notablemente probado que la salida del reo iba a ser peligrosa por algún motivo.

    La lógica es no te voy a matar porque si te mato soy igual de repugnante que tú y porque entonces es una absoluta incongruencia, ya que estoy regulando el asesinato porque no lo veo bien, pero a la vez lo estoy cometiendo (aunque sea por que tú hayas asesinado antes).

    Saludos.

  25. KC
    15 marzo, 2011 en 22:39

    Ya que estamos, propongo un ejercicio básico de penalogía:

    Hay quienes dicen que los violadores deberían tener pena de muerte. Y para ellos el Código Penal de su país tendría que recogerlo así. Claro que luego no piensan en el caso práctico. Si un violador viola y sabe que puede ser condenado a pena de muerte por violar, ¿no le estaremos motivando indirectamente para que además acabe matando a su víctima? Es decir, ¿no le sale rentable al violador matar a la víctima porque sabe que no va a tener condena peor, mate o no?

    Nos estamos quejando de que el violador viole e indirectamente nosotros le estamos motivando a que acabe matando. Pero luego nos creemos más justos que nadie, porque pedimos la pena de muerte para un malote. Pues no, no, esto es mucho más complejo y generalmente tiene mucho que ver con la praxis que con el “debe ser”.

    Saludos.

  26. cataliz
    16 marzo, 2011 en 0:48

    Vaya tema tan delicado, personalmente yo también diria que la vida valdría “Dependiendo” a la situación en que la persona esta y que a si mismo decida, asi como el tema del aborto donde la madre decide tener el hijo o no y no sea por relacion cultural, sino economica y emocional.

  27. persona
    16 marzo, 2011 en 7:07

    Vaya mutacion mas interesante ha sufrido este debate. Ante todo hay que dejar claro que estais tratando el tema del aborto, eutanasia y la pena de muerte desde el punto de vista etico.

    En la practica, la legalizacion del aborto no consiste en aborto para todos. Los procesos para realizar un aborto estan debidamente reglamentados, no asi el aborto clandestino que se practica en las sociedades en las que el aborto es ilegal.

    Por otra parte, los abortos son permitidos en defensa de la salud tanto fisica como mental de ambas partes, madre y feto. Punto.

    Sin embargo la pena de muerte es bastante mas arbitraria y afecta a todos por igual ¿o no? Esta demostrado que la mayor parte de los ejecutados en US carecian de acceso a la educacion y por lo tanto a recursos economicos. Aqui entraria el debate entre homicidio y asesinato.

    La diferencia entre ambos es que el homicidio es matar a una persona y el asesinato es matar a una persona con conocimiento de causa. De este modo, el ladron que atraca una licoreria y acaba disparando al dependiente que se defiende con su arma no lo hace intenciondamente. Sin embargo acaba recibieno la misma sentencia de alguien que asesina a su conyuge por el seguro o por herencia.

    Ironicamente, dependiendo del abogado, es mas facil conseguir atenuantes por motivos psicologicos (locura temporal) que por motivos economicos. Asi pues, la pena de muerte se basa en factores socioeconomicos, y por ende, politicos.

    En mi opinion, todo el sistema penal esta mal formulado. Como ya se ha dicho, se basa en el castigo mas que en la reforma. Se ha convertido en algo dificilmente rentable dado que el preso por dejar de ser una amenaza para la sociedad se convierte en un lastre economico para ella, sin contar que muchos presos salen de la carcel peor de lo que entran.

    Ver documentales sobre las prisiones en US empieza a dar autentico pavor. La ultima tendencia en carceles de maxima seguridad es aplicar el codigo militar en todas las instalaciones. Eso si, productividad cero. Estan formando soldados en vez de dar una educacion minima.

    Sun saludo.

    PS:Espero no haberme extendido demasiado.

  28. Marino
    16 marzo, 2011 en 12:36

    KC, no entiendo muy bien lo que quieres expresar con tu primer párrafo. Creo que no he dado a entender en mi post que tu opinión fuese de baratillo, o que se te ocurriese por la mañana en la ducha, así que no veo a que viene.
    Puede que tu pienses que mi opinión si que está sacada durante la publicidad de CSI, pero va a ser que no es el caso.
    Claro está que a lo mejor el error viene dado de que puede que tu hables de la incongruencia que sería intentar poner la pena de muerte según como está estructurado el codigo penal español, cosa que no te voy a discutir, y que yo hablo en un sentido mucho mas general, partiendo de la base de que cada momento histórico la escala de valores difiere del resto, y que lo que ahora vemos como aberrante en otras épocas no lo ha sido y en las que resten por venir puede que tampoco lo sea.
    Puede que culpa mia, que de ser así tendría que haber matizado mas, y haber escrito, “aunque ahora sea incongruente, no tiene porqué serlo”

    No podemos decir un día que la vida es un valor fundamental y otro día que no, o lo es o no lo es. Para mí es demasiado evidente que lo es, porque filosóficamente es de dónde parte todo, por tanto sin vida no hay nada. Eso no quiere decir que no deba haber casos en los que la vida pueda ser disponible, como por ejemplo los de eutanasia o aborto. No es que uno no crea que la vida no sea fundamental, es que las circunstancias no son las mismas que la de una vida “normal”, porque la vida son circunstancias y cada circunstancia requiere de algo diferentes

    Soy el único que ve aqui una tremenda incongruencia?
    Como puedes meter en el mismo párrafo que la vida es un valor fundamental y despues decir que hay circunstancias en las que la vida debe ser disponible? a que casos, además de eutanasia y aborto abres el abanico? Porque puedo llegar a entender que defienda la eutanasia consentida conscientemente alguien que defienda la vida como valor fundamental, pero desde luego no el aborto o la eutanasia decidida cuando el enfermo está inconsciente. Porque o defendemos la vida a ultranza o no lo hacemos. Si dejamos el resquicio para que alguien decida sobre una vida que no es la suya, no estamos entrando en una incongruencia?. De hecho, y aunque no es el mismo grado, no es acaso imponer pena de muerte un caso mas extremo del mismo hecho?
    La libertad no es un valor fundamental? Y no es algo asumido y legitimamente aplicado con frecuencia la privación de libertad como parte de las sentencias?
    Se que es diferente, ya que te privo de libertad pero te la puedo devolver, mientras que si te privo de la vida no te la puedo devolver. Pero en el caso de la cadena perpetua también se parte de privar definitivamente, y no veo que digas que es incongruente.

    En realidad, me referí a cadena perpetua en casos excepcionales, no como sustitutivo de la pena de muerte en todo caso, que es lo que pareces haber entendido. La cadena perpetua quedaría para los delitos/acciones más graves, como asesinatos múltiples o en caso de que esté notablemente probado que la salida del reo iba a ser peligrosa por algún motivo.

    No entendí que tu creyeses que un sustituto adecuado a la pena de muerte es la cadena perpetua, ni creo que se refleje en lo que dije. Lo he dicho en base a que para ti “Jurídicamente lo justo materialmente sería una condena muy larga, incluso cadena perpetua para casos extremos, pero no asesinar a un reo, porque estás convirtiéndote tú en otro asesino, lo cual es de una gilipollez jurídica supina, que es la que se seguía en los años del Western americano, más que como forma de pena justa asignada al delito, como forma de acojonar al personal.“. Dado que yo veo la cadena perpetua como algo peor que la pena de muerte, excluyendo la reversibilidad, y que hilando con la argumentación anterior, es privación ad eternum de un valor fundamental, no entiendo que la puedas ver correcta y congruente, aunque sea para unos casos exteremos meticulosamente estudiados y demostrados. Y lo sigo viendo como la pena de muerte cobarde. Y desde luego creo que se enlaza (no lo digo por ti, hablo de forma general) con lo mismo que defienden los antieutanasia. La vida es tan sagrada que qué mas da lo terrible que sea esa vida, ya sea por dolores insoportables, por sólo poder mover las pestañas, o porque te confinene de por vida a vivir en cuatro paredes vestido de naranja, lo importante es la defensa a ultranza de la vida.

    La lógica es no te voy a matar porque si te mato soy igual de repugnante que tú y porque entonces es una absoluta incongruencia, ya que estoy regulando el asesinato porque no lo veo bien, pero a la vez lo estoy cometiendo (aunque sea por que tú hayas asesinado antes).

    Si eso es así, argumentalmente se podría decir que no se puede condenar a nadie a la carcel, ya que el secuestro es algo repugnante que regulo y lo castigo con privación de libertad.
    Se supone y de hecho hay una diferencia absoluta entre lo que alguien hace “a su bola” y lo que se hace en base al ordenamiento jurídico. Hay muchas cosas que se pueden hacer por orden judicial pero son ilegales y delictivas si las hace un particular, así que no entiendo el porqué de la incongruencia sólo para el caso de la pena de muerte.

    En base a lo que ya he dicho en posts anteriores, si hubiese un referendum en España para “reponer” pena de muerte, yo votaria NO y saldría a la calle a manifestarme todo lo que hiciese falta. Pero básicamente porque ya he dicho que un solo fallo en el sistema ya hace que no me parezca adecuado, y no veo forma humana que garantice la ausencia de errores.

  29. Marino
    16 marzo, 2011 en 12:54

    KC :
    Ya que estamos, propongo un ejercicio básico de penalogía:
    Hay quienes dicen que los violadores deberían tener pena de muerte. Y para ellos el Código Penal de su país tendría que recogerlo así. Claro que luego no piensan en el caso práctico. Si un violador viola y sabe que puede ser condenado a pena de muerte por violar, ¿no le estaremos motivando indirectamente para que además acabe matando a su víctima? Es decir, ¿no le sale rentable al violador matar a la víctima porque sabe que no va a tener condena peor, mate o no?
    Nos estamos quejando de que el violador viole e indirectamente nosotros le estamos motivando a que acabe matando. Pero luego nos creemos más justos que nadie, porque pedimos la pena de muerte para un malote. Pues no, no, esto es mucho más complejo y generalmente tiene mucho que ver con la praxis que con el “debe ser”.
    Saludos.

    No veo ese caso práctico de utilidad alguna, ni que sea en absoluto realista, si es que lo quieres usar como caso práctico de por qué la pena de muerte es inutil.
    Primero porque los que defienden la pena de muerte para violadores lo suelen hacer por absoluta demagogia, como el supuesto debate que se abrió en España a raiz de casos de violacion y asesinato de menores ocurridos en los ultimos años. Creo que no hay que saber mucho de leyes, solo tener un poco de sentido comun, para ver que no parece muy correcto el pretender modificar las leyes porque determinado caso haya saltado con mas fuerza o menos a los medios de comunicación. Y menos para pretender que se reinstaure la pena de muerte, como algunos llegaron a decir en televisión.
    Segundo, porque dudo que se deba legislar tampoco en función de lo que creas que el delincuente hará con la posible pena que le caiga por sus actos. No creo que a un violador se le pare la mano a la hora de matar a su victima en función del mayor castigo que tendría hacer esto, porque eso sería como pensar que si impusiesemos la pena de muerte para los condenados por violación y posterior asesinato, conseguiríamos al menos proteger de la muerte a las victimas de violación, y por lo tanto, tampoco creo que alguien, en plena consumación de delito piense, si total ya me cae la pena entera, que mas da.

  30. KC
    16 marzo, 2011 en 13:35

    Claro está que a lo mejor el error viene dado de que puede que tu hables de la incongruencia que sería intentar poner la pena de muerte según como está estructurado el codigo penal español, cosa que no te voy a discutir, y que yo hablo en un sentido mucho mas general, partiendo de la base de que cada momento histórico la escala de valores difiere del resto, y que lo que ahora vemos como aberrante en otras épocas no lo ha sido y en las que resten por venir puede que tampoco lo sea.

    Marino, que no, que ni momento histórico ni escala de valores, que la pena de muerte es incongruente con que un ordenamiento sostenga la vida como valor fundamental, porque luego la estás aniquilando. Yo aquí no voy a dar más rodeos, porque no los tiene. Si tú le quieres dar más vueltas, me parece bien. Si a ti no te parece incongruente me parece perfecto. Siendo puristas con el lenguaje, yo creo que tú te refieres a que sí son compatibles, que de hecho lo seguimos viendo hoy día, pero no a que sean congruentes, porque la congruencia tiene un significado lingüístico bastante claro. Te repito: en esos “momentos históricos a los que tú te refieres” no se tenía ni PUTA idea comparado con la actualidad, porque aunque mal que les pese a algunos aquí, EL DERECHO ES UNA CIENCIA, como lo son otras disciplinas que no tienen que ver con números.

    Soy el único que ve aqui una tremenda incongruencia?
    Como puedes meter en el mismo párrafo que la vida es un valor fundamental y despues decir que hay circunstancias en las que la vida debe ser disponible?

    Aquí es dónde los antiabortistas y antieutanasistas la suelen cagar a menudo. Pues sí, amigo Marino, sí, la vida es un valor fundamental, pero eso no quiere decir que, en según qué circunstancias, ese valor absoluto no pueda dar paso a una disponibilidad. O si lo prefieres dicho de otro modo: no dejo de pensar que la vida sea un valor “sagrado” por el hecho de poder dejar la libertad de elección en según qué casos, porque entraría dentro de una causa de justificación BASTANTE EVIDENTE. Como creo que entenderás, en el caso de la eutanasia el resultado muerte no tiene que ver con el resultado muerte de un asesinato. Así como no se me ocurre pensar que un ginecólogo deba ser procesado por un abuso sexual (hasta que no se pruebe el ánimo libidinoso). Mientras que en el caso aborto, difícilmente se puede matar a algo que no ha nacido, al menos hasta determinado plazo. Porque si tu crees que matar es despreciar algo que se mueve, deberemos regular la masturbación masculina y criminalizarla.

    Sobre lo que dices de eutanasia “incosciente”, cuando no hay instrucciones previstas por el sujeto, debería corresponder a la familia dependiendo del informe exhaustivo de los médicos. Si para ti esto es lo mismo que la pena de muerte, porque se llega al mismo resultado, tienes un problema.

    Cuando yo digo que la vida es o no es un valor fundamental no me refiero a que el Derecho sea algo estricto o que no pueda apreciar tonalidades, me estoy refiriendo específicamente a la incongruencia de que un Estado tenga un artículo diciendo que la vida es un valor supremo y luego sea el primero en quitarla.

    Dado que yo veo la cadena perpetua como algo peor que la pena de muerte, excluyendo la reversibilidad, y que hilando con la argumentación anterior, es privación ad eternum de un valor fundamental, no entiendo que la puedas ver correcta y congruente, aunque sea para unos casos exteremos meticulosamente estudiados y demostrados. Y lo sigo viendo como la pena de muerte cobarde.

    COn toda sinceridad, esto no es más que cinismo. ¿Quién ha dicho que no sea congruente una pena ante un delito? De lo único de lo que hablo es que la pena capital no lo es, por los motivos que ya he repetido hasta la saciedad. La cadena perpetua ya te dije que sólo la veo paa casos extremos, y la veo correcta y congruente por el respeto a las víctimas y los familiares de alguien que realmente es un peligro para la sociedad como ya ha quedado demostrado por su falta de escrúpulos (¿pero es que tú crees que es lo mismo matar a una que a 25 personas?). Esto no va de si a mi me cae mejor o peor el reo, o me parece más o menos simpático, esto va de que yo no asesino porque sería jurídicamente incongruente y sí puedo imponer una cadena perpetua en determinados casos porque la acción la merece. Pero yo sigo sin quitar la vida a nadie. De todas formas, por mí la puedes quitar, la cuestión no era esta.

    La vida es tan sagrada que qué mas da lo terrible que sea esa vida, ya sea por dolores insoportables, por sólo poder mover las pestañas, o porque te confinene de por vida a vivir en cuatro paredes vestido de naranja, lo importante es la defensa a ultranza de la vida.

    ?¿?¿?¿?¿?

    Si eso es así, argumentalmente se podría decir que no se puede condenar a nadie a la carcel, ya que el secuestro es algo repugnante que regulo y lo castigo con privación de libertad.

    Bueno, la argumentación podría ser buena a un primer nivel, como mero juego argumentativo, pero cuando profundizas te das cuenta de que no es igual porque historicamente ha habido unos señores que llegaron a la conclusión de que el ius puniendi, para delitos graves, básicamente debía conllevar privación de libertad por el interés colectivo más que nada y el control que se requiere. Es decir, podríamos penar a este tipo de personas poniéndoles algún disco de Lady Kaka, pero va a ser que la pena de privación de libertas es más acorde con el control que se requiere para que el individuo no vuelva a infringir el interés general que se preve en la Ley. Pero ya te digo, que igual para ti es la misma incongruencia lo de la pena de muerte y esto, para mí es evidente que no.

    Pero básicamente porque ya he dicho que un solo fallo en el sistema ya hace que no me parezca adecuado, y no veo forma humana que garantice la ausencia de errores.

    Esta es una otra causa de las 15 que puede haber que aconsejan su no imposición.

    Saludos.

  31. KC
    16 marzo, 2011 en 13:39

    No veo ese caso práctico de utilidad alguna, ni que sea en absoluto realista, si es que lo quieres usar como caso práctico de por qué la pena de muerte es inutil

    Era simplemente un ejercicio para explicar paradojas sobre la pena de muerte.
    Por cierto, si crees que algunos delincuentes (no, no digos todos, ni sabría decir un porcentaje) no actúan conscientemente dependiendo de las penas, está claro que la criminología no es lo tuyo.

    Saludos.

  32. KC
    16 marzo, 2011 en 13:43

    Creo que no hay que saber mucho de leyes, solo tener un poco de sentido comun, para ver que no parece muy correcto el pretender modificar las leyes porque determinado caso haya saltado con mas fuerza o menos a los medios de comunicación.

    Que sea tu caso no significa que sea el de la generalidad. De hecho, hay bastante debate con este tema, porque no es casualidad que cuando surgen casos que la TV trata con continuidad, se reabran debates que ya están claramente cerrados. Generalmente porque la pasión suele incitar a pensamientos poco racionales.

    Saludos.

  33. Juan Carlos
    16 marzo, 2011 en 15:50

    Soy proabortista, defensor de la eutanasia y partidario de la pena de muerte,
    y una vida vale más o menos, según el momento, según la persona, según a quien le preguntes.
    Haciendo una analogía con objetos, que es a lo que se puede adjudicar “valor”, podria decirse que vale más lo más útil, y como en los objetos, una vida es más o menos útil en función de las circunstancias.
    En términos generales y salvo extraña excepción, una vida humana no vale practicamente nada.
    En muchos de los post, creo que como decía el poéta, mezclais valor y precio.
    Se puede comprar una vida humana en varias partes del mundo. Esas vidas cuestan poco.
    Por otro lado producir una vida tampoco tiene un coste demasiado elevado, siempre que no se tenga que recurrir a técnicas de fertilización y cosas por el estilo, la naturaleza deja el precio bastante ajustadito.
    Otra cosa es lo que cuesta acabar con ella, ahí entramos en el mercantilismo, una clínica privada para someterse a un aborto (para los que piensen que un aborto es acabar con una vida humana, que no es mi caso), una administración de justicia de un país u otra, para llevar un proceso de pena capital, los emolomentos de un sicario para eliminar a alguien, o el procedimiento de un hospital para una desconexión del respirador.

  34. Marino
    16 marzo, 2011 en 19:02

    KC, voy a intentar construir la respuesta sin quoteos, que si no quedará un post descomunal. A ver si es seguible.

    Lo primero, diferencio bien incompatible de incongruente, por ahi no hay mas que rascar. Cuando dices que aqui a algunos les pesa que el derecho sea una ciencia, te refieres a este foro? es que nunca vi a nadie expresarse en esa dirección, puede que sea porque no llevo mas que unos meses siguiéndolo.
    En todo caso, y mas aun si lo defines como ciencia, haber repetido varias veces que antes no se tenía ni puta idea de derecho me parece algo atrevido. No se, es como si alguien dice que los fisicos del siglo XVII no tenían ni puta idea de fisica por no saber cosas como que campo magnético y electrico eran diferentes manifestaciones de la misma fuerza.
    Pues amigo KC, lo siento, pero sigo sin verlo. Si es valor fundamental, es valor fundamental. Si abres la caja de pandora para decir, bueno, en ciertos casos
    aceptamos barco, sientas un precedente, y veo dificil que puedas decir que no tiene mas rodeos. Como mínimo, entiendo que si el valor ya no es tan fundamental en segun que casos, eso haga que si que dependa del momento de una sociedad y no de tener mas o menos puta idea de derecho.
    Dejemos el aborto porque abriría otro debate sobre que es vida o no, sobre viabilidades de feto y demás zarandajas, y centremonos en la eutanasia en personas no conscientes. Por muchos informes medicos, no deja de ser que alguien decida sobre la vida de otro. Por qué eso se puede regular jurídicamente sin caer en incongruencia y la pena de muerte no? Como no soy idiota del todo, se que no es lo mismo castigo con pena de muerte que desenchufar a alguien etc, etc. Pero es que no estoy comparando motivo, si no resultado. El resultado es en ambos casos muerte de alguien.

    ¿Quién ha dicho que no sea congruente una pena ante un delito?

    Quien ha dicho que alguien dijese que no es congruente una pena ante un delito? Creo que yo no he sido ese. Tu argumentas la incongruencia de la pena de muerte en base a su explicitación como valor fundamental, yo sólo digo que si la pena de privación de libertad es congruente a pesar de ser también explicitamente un valor fundamental, no veo porqué no es posible otra interpretación en el caso de la vida.
    El respeto a victimas y familiares no creo que sea un argumento válido, en tanto en cuanto es el que esgrimen muchos a favor de la pena de muerte. Matar a una o a 25? No es lo mismo, eso es evidente sin saber muchas matemáticas. Pero puede ser mucho mas peligrosa una persona que haya matado solo a una persona. No creo que la cosa vaya por ahi, lo mismo que tampoco creo que vaya de simpatias, no se por qué se han colado en tu argumentación.
    La sucesión de interrogantes tampoco la entiendo, solo he descrito un resumen bastante general del discurso de los antieutanasia, no me voy a llevar el mérito por un trabajo de demagogia que no es mio 😄

    Para mi la pena de carcel no es incongruente, lo mismo que no lo es la pena de muerte, al menos en base a su declaracion como valor fundamental. Eso no quita que me parezca no deseable (la pena de muerte).

    Convencido estoy de que muchos criminales son grandisimos conocedores del sistema penal. Tanto podemos ver a abogados metidos en temas de narcotrafico o terrorismo, imagino que usando sus conocimientos para mejor sortear la ley, como incluso algún juez acaba empufado. Incluso algun delincuentillo del tres al cuarto seguro que se sabe muchas triquiñuelas, y sabe qué hacer o que no para que le caiga mas o menos, etc.
    Pero es que yo solo me referí al caso concreto que pusiste como ejemplo. Pero si que aciertas sobre lo de que lo mio no es la criminología, aunque no me hubiese importado haber enfocado por ahi mi carrera profesional.

    Para rematar, por si no quedó claro a lo largo de mis posts, no se trata de que yo defienda o no la pena de muerte, el aborto, la eutanasia, o los donuts sin agujerito. Sólo se trata de ese punto concreto, el que tu afirmes vehementemente la incongruencia jurídica de la pena de muerte. Si me dices que es una cuestión aceptada como indebatible, tendré que creerte, dado sobretodo que lo mio es la química orgánica y la RMN. Pero desde luego que la incongruencia yo no la veo, dado que entiendo las diferencias entre delito y ordenamiento juridico, entre crimen y castigo y todas esas cosas. Lo que no quita que la vea ineficaz y de imposible aplicacion con absolutas garantías.

    offtopic: me parecería mucho mas castigo obligar a alguien a tragarse un disco de Los Pecos. De hecho, no veo que lady gaga sea para tanto… 😄

  35. KC
    16 marzo, 2011 en 19:32

    En todo caso, y mas aun si lo defines como ciencia, haber repetido varias veces que antes no se tenía ni puta idea de derecho me parece algo atrevido. No se, es como si alguien dice que los fisicos del siglo XVII no tenían ni puta idea de fisica por no saber cosas como que campo magnético y electrico eran diferentes manifestaciones de la misma fuerza.

    El problema es que la física y demás ramas del conocimiento no son tan manipulables. Por otro lado lo puedo decir desde 2011, claro, cuando sé que el Derecho no puede permitir la esclavitud, ni la discriminación, ni el garrote vil, no la hoguera, ni la tortura, y sé qué es la igualdad, y puedo hablar sobre el derecho de la libertad de todos, y sé qué es el individuo, etc. Cosas a las que antes un jurista no podía llegar por mera infección cultural o porque no le interesaba cambiar de concepción. Es sencillamente que toda ciencia tiene una evolución y no se pasa del 1 al 10 así, por arte de magia. Es muy posible que dentro de 500 años alguien diga que en XXI no teníamos ni puta idea de Derecho por muchos motivos, y a mí no me importaría oírlo.

    El respeto a victimas y familiares no creo que sea un argumento válido, en tanto en cuanto es el que esgrimen muchos a favor de la pena de muerte. Matar a una o a 25? No es lo mismo, eso es evidente sin saber muchas matemáticas. Pero puede ser mucho mas peligrosa una persona que haya matado solo a una persona.

    Por eso mismo, porque lo esgrimen y tienen razón; porque yo también pienso que no hay derecho a que alguien mate (sobre todo de forma cruel, salvaje, sin escrúpulos). Aquí la gente suele ser tan imbécil que cree que si no estás a favor de la pena de muerte es porque “te caen bien los asesinos” (no lo digo por ti, lo digo porque lo he escuchado de primera mano; es un perfil de persona que es un calco). Pero la GRAN DIFERENCIA es que yo sé cuando hay un límite porque tú mismo lo estás poniendo. Y el que defiende la pena de muerte se pasaría el límite por el forro, porque realmente no sabe ni lo que dice. Lo único que asimila es mata=castigo=debe morir. Si mañana mataran a un familiar mío, sería el primero que querría asesinar a esa persona, pero no lo haría porque sé que esa no es la solución de nada. Tan sólo es venganza, que es el arte desde el que racionaban los juristas de hace varias épocas, que no tenían ni puta idea sobre el tema (ya que sus ambientes culturales no eran los adecuados o lo que tú quieras). A mí un jurista que mete 20 años en la cárcel a un homosexual, por el hecho de serlo, me parece, aparte de un ignorante que no tiene ni puta idea, un hijo de puta que no piensa, sólo actúa como dice quien lo haya “programado”.

    En Derecho no hay cuestiones indebatibles, porque eso no va de matemáticas. Pero hay cosas que deberían estar ya claritas, como que el 2 es un número par.

    Saludos.

  36. KC
    16 marzo, 2011 en 20:16

    Voy a intentar explicarlo mejor:

    1. El Estado regula la vida e integridad física como valor fundamental porque entiende que sin vida no hay nada más y es el bien jurídicamente superior.

    2. El Estado regula el asesinato o cualquier muerte con dolo porque la sociedad llega a la conclusión de que matar no es bueno.

    3. Un asesino asesina (Es decir cumple la acción jurídicamente reprochada por el Estado).

    4. El Estado asesina al asesino (cumple la acción jurídicamente reprochada por él mismo (?) )

    Claro, aquí la falacia es pensar que la acción 4 no es jurídicamente reprochable porque hay una previa conducta antijurídica por parte del asesino, algo así como “como el asesino ha asesinado, yo ahora tengo causa de justificación para hacer lo mismo”. Craso error, porque según tú, que eres parte de la sociedad que ha regulado el punto 1, la vida -en realidad mejor hablar aquí de integridad física-, es sagrada y es justamente el hecho de que el asesino no la considera así que tú quieres eliminarlo. Y si el Estado llega a la conclusión 1 es porque ha necesitado años para llegar; y como esto no lo regulan los individuos, sino los Estados, pues que quieres que te diga… Sinceramente, no voy a intentarlo otra vez, es de cajón.

    ¡Vída a un espermatozoide en desarrollo (porque es inocente y será un angelito), pero muerte a una persona (que ha asesinado y es el demonio)!

    Un ejemplo de congruencia, coherencia y saber pensar 😀 Supongo que todo viene porque a vosotros os da igual el concepto de persona, lo único que véis es bueno-malo y juzagáis con esos términos.

    Saludos.

  37. maria
    28 octubre, 2012 en 1:09

    Yo jamás entenderé que un defensor a ultranza de los animales, aunque todos lo somos porque a nadie le gusta que sufra un ser vivo, uno de esos que se desnudan a las puertas de las plazas de toros defendiendo la vida del toro, luego, sean defensores en su mayoría del aborto, que defiendan a un animal y no defiendan a un ser humano, por qué no se van a las puertas de las clínicas abortistas?? jamás he visto incoherencia más grande, no lo entiendo, por qué vale más la vida de un toro que nace para eso y lo crian para eso pq de lo contrario su vida no existiría que la vida de una persona que no ha pedido morir antes de nacer????

  38. 28 octubre, 2012 en 22:33

    maria :
    Yo jamás entenderé que un defensor a ultranza de los animales, aunque todos lo somos porque a nadie le gusta que sufra un ser vivo, uno de esos que se desnudan a las puertas de
    las plazas de toros defendiendo la vida del toro, luego, sean defensores en su mayoría del aborto, que defiendan a un animal y no defiendan a un ser humano, por qué no se van a las puertas de las clínicas abortistas?? jamás he visto incoherencia más grande, no lo entiendo, por qué vale más la vida de un toro que nace para eso y lo crian para eso pq de lo contrario su vida no existiría que la vida de una persona que no ha pedido morir antes de nacer????

    Asi de pasada el primer error y comun entre los partidarios de imponer sus religiones a los demas, es que un embrion no se puede considerar una vida. Ya se que tus supuestos intermediarios de tu supuesto dios, te cuentan cuentos del alma y demas historias, que llevan a bobadas como la de la inclita Marilo. Pero no hay que decirte que un aborto no estas matanto ninguna vida ni nada que se le parezca, aunque tu parroco lo diga todos los domingos. Asi que pues maria informate mejor antes de soltar chorradas de tu incoherencia y hacersela parecer a los demas.

  39. 28 octubre, 2012 en 23:02

    Yo tampoco entenderé nunca, María, por qué muchos de los defensores provida están a favor de la pena de muerte.

    Intuyo que tiene que ver con los criterios y la información de las cabezas, pero no me hagas mucho caso…

    Saludos.

  40. 28 octubre, 2012 en 23:09

    María, una preguntilla que me gustaría que me respondieras cuando tengas tiempo… ¿Qué piensas sobre los abortos naturales? ¿Por qué existen? ¿A qué crees que son debidos? ¿De quién dirías que son causa? Gracias por adelantado.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: