Inicio > Escepticismo, Magufadas > Trollear como misión divina

Trollear como misión divina

16 marzo, 2011


Todo el mundo sabe lo que significa troll cuando hablamos de la red de redes, y todo aquel que sea administrador o lector/comentarista de un blog los ha sufrido y visto en acción. Los hay de todo tipo y basta navegar por la blogosfera para leer estupendos y sesudos artículos que analizan a los trolls como un fenómeno sociológico de nuestro tiempo.

No pretendo hacer eso, mi tiempo tampoco me lo permite, pero si apuntaros un pequeño dato, otros para los amantes de los análisis sesudos. En un blog de ciencia como este uno espera encontrar una menor proporción de trolls que en otros que analizan la actualidad política o tratan sobre nuestra historia, donde parece que todo el mundo tiene derecho, no sólo a opinar, sino a que su opinión sea la única válida.

Pero también tenemos nuestros comentaristas trolls, no podía ser menos. Y no me refiero a aquellos que son especialmente críticos con nuestros puntos de vista, no. Éstos son admitidos en tanto en cuanto muestren sus puntos de vista con educación, sin insultar y sin realizar acusaciones de estar vendidos a X (póngase en la X lo que corresponda). Pequeño inciso: que digo yo que ya podía venir alguien a comprarnos, que cada vez es más difícil llegar a fin de mes, pero se ve que ni para eso valemos. Sigo, lo que decía es que aparte de nuestros críticos, a los cuales podéis seguir leyendo en este medio, también tenemos nuestros trolls, aquellos que entran insultando y despotricando como elefante en cacharrería. Para ellos tenemos una estancia virtual que cariñosamente llamamos “la nevera” en la cual son recluidos sus insultos y sus paridas sin sentido.

Lo normal es que cuando uno comenta un par o tres de veces en un blog y ve que su comentario no aparece piense “que os den” y se dedique a otra cosa, la blogosfera es infinita. Y eso es cierto, pero no siempre ocurre así. Tenemos troll que nos odian tanto que en realidad nos admiran, no pueden dejar de seguir leyéndonos y comentan, aún sabiendo que ya nadie los lee. Y dentro de esos trolls hay un grupo que se mantiene de forma constante. ¿Adivináis cual? Exactamente, los fundamentalistas religiosos, los cuales con un comportamiento que podrían clasificarse como de personalidad bipolar simultanean los insultos, con las bendiciones; las amenazas eternas, con lo muchos que nos ama “el gran Hacedor”; los discursos anticientíficos con las bondades de la ciencia y la tecnología. Supongo que la recompensa la obtendrán en la otra vida, pero que sepan que en esta son un auténtico peñazo.


  1. 16 marzo, 2011 de 16:27

    A mi lo que me gustan son esa abrumadora cantidad de comentarios anónimos que te llegan con un estilo similar e incluso característico y que llevan invariablemente por contenido cosas como “el de arriba lleva razón”.

  2. 16 marzo, 2011 de 16:29

    Estaria bien que hicierais alguna entrada con los habituales de la nevera. Estoy seguro de que ahi teneis que tener material para hacer diez tesis doctorales en psicologia.

  3. AvA
    16 marzo, 2011 de 16:40

    ¡Esto será un “efecto llamada”! Trolls everywhere! 😆

    Por lo que he visto en tantos otros blogs, uno no comienza de verdad en la blogosfera hasta que no tiene su troupe de trolls personalizados. Felicidades, chicos. :mrgreen:

    Ahora en serio, la verdad es que son un coñazo. ¡Qué Monesvol os bendiga!

  4. 16 marzo, 2011 de 16:41

    ¿Se pueden leer los comentarios de la nevera esa? Ya se que son cansinos, y “don’t feed the troll” y tal, pero es que en la afición en la que me muevo cada vez aparecen menos, y se está poniendo de un aburrido la cosa…

  5. 16 marzo, 2011 de 16:57

    Kano :
    ¿Se pueden leer los comentarios de la nevera esa?

    Me autocontesto. Acabo de ver la nevera esa… son grandiosos!!!! 😀 😀 😀

  6. Kimalainen
    16 marzo, 2011 de 17:01

    Estoy completamente de acuerdo: si bien sería una idea espantosa publicar sus comentarios, porque significaría concederles la atención que desesperadamente buscan, mi alma de portera pagaría un precio muy alto por echar un vistacito a la nevera…

  7. Marino
    16 marzo, 2011 de 17:19

    Donde está la nevera? Es que el troleo es algo como los abismos, siempre dan ganas de asomar el hocico, aunque luego salgas escaldado XDD

  8. 16 marzo, 2011 de 17:40

    Marino :
    Donde está la nevera? Es que el troleo es algo como los abismos, siempre dan ganas de asomar el hocico, aunque luego salgas escaldado XDD

    Lo puedes encontrar en la columna de la derecha.

  9. 16 marzo, 2011 de 17:44

    Kano, lo que hay en la columna de la derecha son nuestros Profetas Aneuronados, el “sumum” del comentario jocoso (o triste según se mire), pero pocos vienen de la nevera. La mayoría de los comentarios que caen en la nevera se congelan para siempre y ya son irrecuperables. Siento no poder satisfacer vuestro ansia de cotilleo 😀

  10. Ozimandias
    16 marzo, 2011 de 18:43

    Una vez leí en algún sitio que dios amaba a los pobres, a las piedras y a las moscas por encima de todas las cosas y por eso hizo tantos de cada. Habría que añadir a esos simpaticos trolls (que Eru les bendiga) a la lista.
    Me uno a la petición de “descongelar” la nevera aunque solo sea un ratito.

    Un saludo.

  11. 16 marzo, 2011 de 19:12

    Ozimandias :Una vez leí en algún sitio que dios amaba a los pobres, a las piedras y a las moscas por encima de todas las cosas y por eso hizo tantos de cada. Me uno a la petición de “descongelar” la nevera aunque solo sea un ratito.
    Un saludo.

    ¡Esta cita es de antología!

    Yo lo que sigo sin entender es qué tienen que venir a hacer los fundamentalistas religiosos en un blog de ciencia. ¿Alguien sabe si el fenómeno inverso ocurre? Léase, un blog de ultraderecha cristiana donde los trolls sean científicos que llegan y les digan “abran los ojos, son esclavos de la fe”.

    Saludos,

    C.M.

  12. Libertcharrua
    16 marzo, 2011 de 20:11

    Mtro. Cesar Andres Monroy Fonseca :

    Ozimandias :
    ¡Esta cita es de antología!
    Yo lo que sigo sin entender es qué tienen que venir a hacer los fundamentalistas religiosos en un blog de ciencia. ¿Alguien sabe si el fenómeno inverso ocurre? Léase, un blog de ultraderecha cristiana donde los trolls sean científicos que llegan y les digan “abran los ojos, son esclavos de la fe”.
    Saludos,
    C.M.

    Opino que también es un blog antireligioso ya que muchas entradas tratan de demostrar la falsedad de ciertas creencias como el artículo sobre el arca de Noé en la sección “10 razones pa no creer en..” o las pulseras power balance. A esas entradas se les ponen tags como magufadas. Eso autoriza a entrar al foro a personas religiosas o creyentes en artículos new age. Claro que no autoriza a los insultos y demás recursos de los trolls. Sobre los blogs religiosos o new age que entren científicos a “trolllear” pues e s muy probable que alguien entre usando términos científicos a hacerse el escéptico y a trollear pero no serán verdaderos interesados en ciencia así como no creo que un troll de los que vengan acá sean verdaderos cristianos o budistas o lo que pretendan ser. El troll tiene el ánimo de molestar no de discutir ni de llegar a una conclusión sobre nada. Hay trolls en la vida real también que causan discusiones nocivas en foros tangibles esta noche relatare un caso que conozco en este mismo hilo.

  13. Anarel
    16 marzo, 2011 de 20:30

    @C.M.

    El caso contrario no se da no porque no falten “trolls” inversos, sino porque los religiosos tienden a censurar alegremente todo comentario racional y crítico que les llegue xD

  14. 16 marzo, 2011 de 20:45

    Libertcharrua, cierto, en este blog criticamos la pseudociencia, sobre todo aquella que está ejercida por los que son anti-científicos, que odian la ciencia porque la ven como un peligro para sus creencias, esas que quieren imponer al resto. En ese sentido criticaremos a todos los que intenten enseñar que el cañón del Colorado se originó hace 5.000 años en el diluvio universal o que los fósiles son cadáveres del mismo. Espero que entiendas que eso también es hacer divulgación científica.

    Y también te doy la razón en que la mayoría de fundamentalistas sólo vienen a intentar debatir o a hacer proselitismo religioso. Esos enseguida se cansan, supongo que ven que aquí hay poco que rascar. Pero unos pocos se quedan molestando y recurriendo a actitudes que resalto en el post. Eso un día, al contrario nos aman con todas sus fuerzas.

  15. 16 marzo, 2011 de 20:46

    Anarel :@C.M.
    El caso contrario no se da no porque no falten “trolls” inversos, sino porque los religiosos tienden a censurar alegremente todo comentario racional y crítico que les llegue xD

    Eso explicaría muchas cosas…

    Gracias.

    C.M.

  16. Nelson
    16 marzo, 2011 de 20:54

    Coincido con Anarel, y muchos de los troll famosos de este foro tienen a su vez totalmente bloqueadas las opciones de dejar comentarios en sus propios blogs, ante su incapacidad de responder a las objeciones con nada más sólido que una falacia.

  17. 16 marzo, 2011 de 21:41

    Ahí Manuel, trolling trolls. XD

  18. persona
    17 marzo, 2011 de 0:24

    Pedir a un fundamentalista (de lo que sea) que desista de su empeño es directamente pedirle que deje de ser fundamentalista.

    Leyendo los ultimos comentarios de Anarel me lo imagino diciendoles “vaya fundamentalista de mierda estas hecho que te achantas a la primera respuesta”. Y es que esta gente esta muy adoctrinada.

    Yo no se vosotros pero la asignatura de religion es la unica que tuve que estudiar duranto los diez primeros años de mi formacion academica. Que subnormales debiamos parecer para que le echaran tanto empeño al asunto, y lo cierto es que hasta el dia de hoy, aun no le he encontrado aplicacion practica (ni teorica, por supuesto).

    Sun saludo.

  19. Libertcharrua
    17 marzo, 2011 de 2:23

    Bueno como decia antes, los trolls pueden serlo en el mundo real no necesariamente se limitan al mundo virtual.

    Yo pertenecia a una institución mística, una secta digamos y un amigo que también estaba ahí empezó a leer a otro gurú muy de moda por estos días.

    En esta secta se habloa de no ser fanáticos blablabla pero si dices leer otra cosa que no sea gnosis ya te miran raro. (Glup se me escapó el nombre de la secta)

    Puesto que no molestan a nadie, si estas ahí pues lo mejor es atenerse a sus normas como en todo verdad. Pues este amigo haciendose el listo queria imponer cosas de su otro gurú. Se hizo echar practicamente, y se hacer la víctima. También es un troll en internet ejerce de hoygan en fin todos los defectos que se le ven en internet los tiene en le mundo real, no le gusta mucho el trabajo etc… un troll es un troll en todos los ámbitos no solo en internet, es su naturaleza no hay manera de evitarlo un saludo y perdón por lo chavacano del relato es que ando medio cansado

  20. Selfish
    17 marzo, 2011 de 9:43

    Te entiendo Libertcharru, es altamente probable que la actividad en la red de un troll sea en parte reflejo de su vida en general. Hay que estar amargado para estar continuamente insultando, por ejemplo.
    Por otro lado, hay muchos tipos de troll, como esos insultones, que son claramente prescindiles de cualquier debate civilizado. Pero los fundamentalistas religiosos tiene su gracia (no precisamente divina). Sus majaderías, y sobre todo las respuestas con sentido del humor de los comentaristas, son muy divertidas.

  21. 19 marzo, 2011 de 18:50

    Pues a mí de lo que más me gusta de este blog es precisamente la nevera, no tengo el más mínimo interés en leer las tonterías que pueda decir un troll. Prefiero los comentarios civilizados y sobre todo bien argumentados. Hay blogs con páginas y páginas de comentarios que no aportan nada.
    Precisamente hace poco recibí en mi modesto blog a mi primer troll. He de reconocer que me hizo cierta ilusión (tan mal no lo estaré haciendo pensé) y lo aguanté un par de días por aquello de que fuera el primero pero ya me deshice de él activando la revisión de comentarios. ¿Seré intolerante? Pues seguramente, y orgulloso de serlo, para mí no todas las opiniones son válidas.

  22. 20 marzo, 2011 de 0:27

    Hombre, Dani, si tienes ni más ni menos que al inefable JRR. En el blog Por la boca muere el pez no hay manera de que se large. Que te sea leve.

  23. 20 marzo, 2011 de 2:55

    Sí, ya tenia el dudoso honor de conocer a JRR, y ya no respondía a sus comentarios. Pero al entrar en mi blog…me hizo gracia. ¡Errores de principiante!

    He conseguido que se largara, des de que active la revisión de comentarios solo envió dos más, el primero continuando con su “argumentación” y el segundo quejándose.

    En Por la boca muere el pez supongo que esta solución no seria válida ya que el número de comentarios es mucho más alto pero como mi blog es más modesto de momento me lo puedo permitir.

  24. Yorchus
    23 marzo, 2011 de 14:15

    Tienes razón, ese tipo de trolls son unos auténticos nazis. Viva la ciencia!!!

    (Ley de Godwin cumplida)

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: