Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo > ¿Qué esta pasando en la Universidad de Sevilla?

¿Qué esta pasando en la Universidad de Sevilla?

1 abril, 2011

Esta es una pregunta muy genérica dentro de una más global que podría ser ¿qué está pasando en las universidades españolas? De nuestras universidades llegan constantemente buenas y malas noticias. Se investiga mucho y bien, pero por múltiples razones ninguna de nuestras universidades se encuentra entre las 100 primeras universidades del mundo, de hecho la primera clasificada es la Universidad de Barcelona y ocupa un lugar cercano al 200. A eso contribuye unas estructuras obsoletas y enormes herencias del franquismo que eliminaron a eminentes científicos de raíz sustituyéndolos por admiradores del régimen cuyo único “mérito” era el del chivatazo y la creación de cortijos de taifas de difícil desmoronamiento, incluso hoy día. Quien quiera saber más sobre el tema le recomiendo la obra de Jaume Claret Miranda titulado “El atroz desmoche: la destrucción de la Universidad española por el franquismo, 1936-1945).

Desde la Universidad de Sevilla llegan buenas noticias ya que hay líneas de investigación que florecen, docentes que lo dan todo en la formación de sus alumnos y alumnos que se ilusionan en desarrollar temas punteros de investigación, pero a la vez también nos llegan algunas notas de prensa preocupantes. Así por ejemplo, en una moda que parece extenderse en nuestras universidades, se observan comportamientos aberrantes como el caso del decano de la facultad de psicología que considera a la homosexualidad como una enfermedad, o la del rector que avala becas machistas, o bien los cursos, conferencias y másters dedicados a la homeopatía o la negación de la existencia del virus VIH.

Este tipo de noticias salta de vez en cuando en alguna universidad española, tal y como podemos leer en el blog de denuncia la lista de la vergüenza, pero lo que me llama la atención, y que pienso que puede tener una enorme repercusión para el futuro son noticias que tienen que ver con la relación profesor-alumno. Por un lado esta universidad, en una concesión que no tiene nombre, reconoció en un primer momento el derecho a copiar de los alumnos en los exámenes. Posteriormente la propia universidad se desdijo, afortunadamente. Pero ya es una pequeña grieta. Y digo pequeña grieta porque con actitudes como esta se pierde autoridad y respeto, dos elementos clave a la hora de comunicar con grupos de alumnos. La gota que ha colmado el vaso, y que me obliga a preguntarme qué esta pasando en la Universidad de Sevilla es la noticia que habla de comportamientos gamberros en algunas aulas, por parte de alumnos que parecen más propias de chicos de primaria que de estudiantes destinados a convertirse en profesionales responsables. ¿Alguien me puede explicar qué está pasando realmente en esa universidad?
.

Entradas relacionadas:


  1. Délawen
    1 abril, 2011 en 9:43

    Aunque hace ya unos cinco años que dejé la US, creo que puedo aportarte algo de luz.

    Lo primero es que el asunto de copiar en los examenes fue más una exageración que una realidad. En caso de duda (es decir, no algo obvio, sino una sospecha de copieteo), el alumno puede terminar el examen, pero eso no quita que posteriormente, si se demuestra que estaba copiando, ese examen sea invalidado.

    Es más, ¿se aplica esta medida? Realmente no, si un profesor te dice que has copiado y que te suspende esa convocatoria, nadie le va a llevar la contraria (salvo que sea una equivocación, claro). Nadie quiere que le cojan manía. Incluso ponte que alguien se ponga chulo en el examen diciendo que no ha copiado. ¿Qué hace el profesor? Pues anda, hazme el examen que ya luego te lo invalidaré.

    Respecto al gamberrismo, es una consecuencia lógica de lo que está pasando en la sociedad. La generación de los “canis” (no sé hasta qué punto es un localismo o está generalizado: http://www.frikipedia.es/friki/Cani) ha llegado a la universidad. ¿Es por culpa de la ESO? No lo sé, yo salí de la ESO y no tengo esos comportamientos. Mäs bien es el mismo fenómeno que está llevando a la televisión a programas como Hermano Mayor, Supernanny, Callejeros, Princesas de Barrio,…

    Hablas de la Universidad, ¿te has parado a examinar los problemas que hay en los institutos? ¿La cantidad de profesores que hay de baja porque sólo de pensar en ir a clase les da un ataque de ansiedad? ¿Los juicios, ruedas pinchadas, amenazas, padres que golpean a profesores,…? Sólo ha pasado lo que tenía que pasar: esta generación problemática llegó a la universidad.

    A eso sumale el “maravilloso” plan Bolonia, que obliga al alumno a asistir a clase. Sí, tiene muchas puntualizaciones, pero al final lo que queda es eso, que la universidad se convierte en una continuación del colegio (como ya convirtieron al instituto), donde te llevan de la manita trabajo a trabajo para que apruebes sin dolores de cabeza. ¿Entonces? Muchos alumnos que no deberían estar en clase (y que, siendo muy realistas aunque crueles, no terminarían la carrera en circunstancias normales) se encuentran asistiendo a clases que ni les va ni les viene. Y ya sabemos que el mal comportamiento se “contagia” muy fácilmente.

  2. 1 abril, 2011 en 10:01

    Hola Délaven gracias por animarte y ser el primero en contestar. Dices Hablas de la Universidad, ¿te has parado a examinar los problemas que hay en los institutos?

    Es un tema que sólo hemos tocado tangencialmente en el blog, pero que por motivos personales conozco muy de cerca. Espero pronto contar pronto con personas que nos comenten directamente lo que cuentas.

  3. Selfish
    1 abril, 2011 en 10:54

    Es extraño, cuando estuve en la Universidad (la última vez hace como 7 años), era extremadamente raro encontrar canis/chonis/malotes, porque estos especímenes son especialmente alérgicos a los libros. ¿Será verdad que estos “canis” han sido capaces de llegar a la Universidad? ¿O será que estamos ante una generación de mimados (no necesariamente canis, sino que pueden pertenecer a cualquier “tribu urbana”), inteligentes pero que no respetan ninguna autoridad?

  4. 1 abril, 2011 en 13:47

    Hace ya algun tiempo que sali de la US, y coincido con Selfish que, en esa epoca no se veian canis en la universidad. Ahora, no se si eso habra cambiado.

    Lo que si es verdad es que todavia prevalecen los cortijos particulares. En mi facultad (Fisica), si hacias amistad con un profesor (ya fueras alumno o profesor), los de otro bando te hacian la cruz. Y los consejos de los departamentos que estaban divididos en bandos eran casi batallas campales.

  5. 1 abril, 2011 en 14:17

    Buenas:

    ¿O será que estamos ante una generación de mimados (no necesariamente canis, sino que pueden pertenecer a cualquier “tribu urbana”), inteligentes pero que no respetan ninguna autoridad?
    —————————-

    Eh, que yo soy un mimado, inteligente y de una tribu urbana (heavys) y sí respetaba la autoridad. :mrgreen:

    No soy quién para determinar causas de este fenómeno, pero tengo la impresión de que la gente cada vez madura más tarde Casi no se reprimen los malos comportamientos (no hablo de volver a la vara de los tiempos de mis padres, ojo) y la gente cree que puede hacer lo que le da la gana. Eso es lo que yo percibo.

  6. 1 abril, 2011 en 15:02

    En la universidad hay demasiada gente y no todo el mundo sirve para estudiar, aunque claro, dile esto a unos padres. Todos quieren que sus hijos sean médicos, abogados, etc, pero la sociedad también necesita de fontaneros, electricistas o barrenderos.
    Parece como que si alguien no tiene una carrera no sea nadie o sea un alguien menos importante, no hace falta llegar al elitismo norteamericano pero el café para todos actual no es un buen modelo educativo. Por café para todos me refiero al hecho, por ejemplo, de que en la educación preuniversitaria no se repitan cursos, obligando a los profesores a seguir el ritmo de los alumnos menos aventajados y provocando cierta desmotivación entre el alumnado por el estudio.
    Hace ya mucho que dejé el cole, realmente no se muy bien como funciona hoy en día y quizás haya dicho una tontería, pero mi impresión es que el problema empieza por abajo.
    Por cierto, yo también soy un heavy mimado y universitario. Respeto por la autoridad la justa, pero siempre se me dejó claro que quién la hace la paga. Y pagué, por vago, empezando de cero la carrera en otra universidad después de me echaran de la primera al suspenderlo casi todo. Hoy en día creo que tendría más “suerte” pero dudo que aprendiera la lección.

  7. AvA
    1 abril, 2011 en 15:12

    La mala fama que está cogiendo esta universidad es galopante. Me apenan los estudiantes que de verdad quieren aprender y no pasar el rato como otros.

    La verdad es que no sé si hay canis (jarl!) en la uni pero sería un panorama dantesco. Pero si esa gente aborrece cualquier mínimo esfuerzo para pensar. xD

  8. 1 abril, 2011 en 16:56

    Y sin embargo, algunos profesores nos interesamos por la divulgación de la ciencia.
    Por ejemplo, yo mismo con una compañera organizamos 3 conferencias de divulgación:
    http://asignatura.us.es/amatiqui/php/innovacion.php
    ¿MAtemáticas+Química=Homeopatía?, El surgimiento de la Química como Cienca exacta, y Einstein vs. Predator.

    Además, el próximo martes hablaremos de Blogs y Matemáticas con el autor de Gaussianos http://eliatron.blogspot.com/2011/03/iii-conferencia-amazings-se-puede-hacer.html

    Como veis, algunos docentes de la US nos preocupamos por la formación (no sólo académica estándar) de nuestros alumnos.

  9. Marino
    1 abril, 2011 en 17:14

    Pero que apsa, ahora en primer y segundo ciclo mandan a tu casa el parte de faltas si no vas a clase??
    En mis tiempos, y tampoco es que haya pasado tanto tiempo, cuando no nos apetecia ir a clase, nos ibamos a jugar al mus, que refresca la mente y no molesta a nadie.
    Y no se, agredir a un profesor no es motivo de expulsión de una universidad?

  10. orayo
    1 abril, 2011 en 22:26

    Yo os cuento el caso de lo que vivo en mi facultad, en la UPV (universidad politecnica de valencia).
    Nunca he observado un comportamiento violento entre alumnos y mucho menos a un profesor. Tampoco faltas de respeto a los profesores, abiertas o encubiertas.

    Lo que si observo es algo de mala educación cuando hay gente en clase hablando. Y es que si no te interesa, afortunadamente en la universidad (al menos los del plan viejo) no estamos obligados a asistir. Por tanto, no entiendo porque hay gente en clase hablando y molestando.
    Tambien me parece una falta de respeto grande cuando el profesor esta diciendo las ultimas palabras tipo “y el proximo dia continuaremos con tal o cual cosa…” y la gente se levanta haciendo ruido de sillas arrastradas, empiezan a hablar y a recoger.

    Tambien me pone de MUY mala leche lo guarra que es la gente dejando sus mierdas (papeles, botes de refrescos o zumos, vasos de cafe de plastico) sobre mesas y bandejas. Eso en las aulas, no hablemos ya en las cafeterías o jardines.
    Sin embargo, desde mi punto de vista, esto segundo es problema de que hay un equipo de limpieza bastante eficiente en la universidad, asi que la gente sabe que puede dejar su mierda porque probablemente al dia siguiente las porquería ya no esté.

    Asi que bueno, dentro de lo que cabe, me alegro de no estar tan mal. Y de que haya fácil solucion.
    Animos!

  11. Oscar
    1 abril, 2011 en 23:47

    Yo creo que al final el problema está en la sobreprotección que existe últimamente, lo cual lleva a que los niños/jovenes no se desarrollen normalmente.
    Antiguamente los escalones estaban claramente diferenciados, en el colegio te llevaban de la mano, mientras que el instituto era una epoca con algo más de libertad y servía de aprendizaje para la universidad en la que tenías libertad casi total.
    Hoy en día con los nuevos planes de estudio universitarios, se pasa lista en clase, los alumnos tienen que hacer deberes y con deberes me refiero por ejemplo a resumenes que tienen que entregar para demostrar que han leido un texto, tienen tutorias obligatorias y un largo etceterá. Antes llegaba a la universidad alguien que no estaba preparado y el primer año no aprobaba ni una, si decidía cambiar, el siguiente año le iba mejor, si no cambiaba el siguiente año no volvía.

  12. Peregring-lk
    2 abril, 2011 en 16:13

    La universidad ya no es un centro para inquietos o gente que «quiere estudiar», sino un lugar donde van personas que quieren ganar más dinero de mayor, obteniendo un título «que no le interesa al que lo estudia». Supongo que esa es la panorámica general. Los alumnos deciden entrar en la carrera que menos miedo le dá, o que piensa que se sacará con más facilidad.

    Los que se han llevado toda su vida con ordenador y son unos manitas, entran en informática. Los que piensan que la informática es para frikis, escogen electrónica o electricidad si han cacharreado mucho de chicos. Los que le tienen un terror inusitado a las matemáticas entran en cosas relacionadas con la gestión, administración de empresas, etcétera. O si no, entran en las carreras que tienen fama de fáciles: magisterio, ciencias del trabajo (que en realidad no tiene nada de fácil, al menos en cádiz, etcétera).

    Por supuesto, hay muchos alumnos respetables (todavía, gracias a dios, pienso que la mayoría): alumnos que entran con inquietudes o vocación, alumnos que entran sin ella y salen con ella, alumnos que entran sin ella, salen sin ella, pero comprenden que la universidad es seria y se lo curran, persona que en la universidad se reforman, etcétera. El problema es que en la universidad también tienen cabida los que no entran en ninguna de éstas categorías.

    ¿Por qué? Pues no lo sé. Hay quienes se lo achacan a la LOGSE, y la verdad, no sé qué tiene que ver, la LOGSE es un sistema de educación. Que los padres de los alumnos se fien más de sus hijos que de sus profesores no es culpa de la LOGSE. Mi padre se fía más de los profesores que de mí, y yo siempre respete al profesorado e intenté aprender, porque mis padres me lo inculcaron.

    La culpa es de los padres, pienso, y sea la LOGSE o fuera cualquier otro plan docente el vigente, el problema quizás seguiría estándo.

  13. lt aox
    2 abril, 2011 en 20:18

    Muy interesante tema, actualmente en mi universidad (UACH, Chihuahua, Mexico) han cambiado el plan de estudios por uno “basado en competencias” que integra todo lo que han estado mencionando, y en verdad es un paso en falso en el modelo de enseñanza publica, es muy triste ver como el nivel educativo desciende gravemente y como al alumno le interesa mas el pasar que el aprender, no hay respeto por los compañeros y menos por los catedraticos.

    Un saludo desde Mexico.

  14. Peregring-lk
    4 abril, 2011 en 0:00

    ¿Pensáis que las competencias se pueden fomentar?, ¿o el alumno debe de traer esas competencias entrenadas «de casa»?

    Yo creo que una persona que es tímida jamás podrá ser participativo, y un egoista jamás buen compañero de grupo, así que los estudios «basados en competencias» son una quimera.

  15. ex alumno
    30 octubre, 2013 en 6:03

    Yo esto lo vi sí lo vi (de hecho el que diga que no pasa miente). Fue en una facultad de ciencias puras, no diré cual, en la universidad de Sevilla.
    Los alumnos, cierto grupo, se comportaba como una manada, como auténticos canis pero no eran de familias pobres.
    No querían estudiar ciencias por amor al arte, por amor a la ciencia, sino para lucir un título, como dicen más arriba.
    Luego claro buscaban por otros medios conseguir becas y seguir viviendo de no hacer nada (muchos no tenían nota para ingeniería o medicina y entraban en facultades con nota de corte baja para luego cambiarse, otros simplemente no tenían nivel, como muchos de sus profesores), mediante chanchullos varios y colegueo con cierto grupo de profesores de los que ellos habían procurado hablar bien pero que eran conocidos por su escasa calidad docente e investigadora.
    Niños de papá (algunos con contactos, lo cual se reflejaba en las posteriores becas a dedo) que se han cargado la universidad, canis no vi ni uno.

    Si alguno quiere comprenderlo mejor que se fije en el funcionamiento de los partidos políticos, creéis que esta gente cambia al salir de la universidad y meterse en política/pillar trabajo? Jajajaja!!! Ya son así cuando entran en ella, y es en la universidad donde encuentran a sus semejantes.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: