Inicio > Ciencia, Escepticismo > Así yo también edito un libro

Así yo también edito un libro

13 abril, 2011


Hoy he recibido una bonita invitación: escribir un capítulo de un libro de bioquímica que será editado próximamente. Pero al leer la letra pequeña a uno le surge la duda de si estas editoriales actúan realmente con el ánimo de divulgar ciencia o bien son otro negocio más en búsqueda del mayor rédito posible.

Si se hiciera una encuesta entre los científicos que han destacado en sus campos preguntando por qué han elegido la profesión de científico, pocos (o ninguno) de ellos te dirán que se dedica a ello para ganar mucho dinero. De hecho en la mayoría de los casos con esta profesión se pierde dinero al compararla con otras profesiones, y dedicarse a ella profesionalmente significa pasar temporadas en la precariedad laboral.

Largas larguísimas jornadas de trabajo (que continúa en casa), a cambio de un salario muy bajo para la titulación académica que se posee, contratos (en el mejor de los casos, porque en muchos son becas) precarios encadenados que dificultan objetivos vitales básicos como formar una familia o pagar un domicilio donde vivir. Los agentes pagadores saben que el amor que tenemos a esta dedicación paga en especias estas condiciones laborales. Frases del tipo “es que tu trabajas en lo que te gusta” o “este trabajo es una devoción” resultan insultantes, como si un arquitecto o un neurocirujano no tuviesen amor por su trabajo.

Pero igual alguien que está fuera de este mundillo puede pensar que los científicos se forran publicando en revistas científicas o libros. Craso error. Nuestro compañero del blog Sonicando introdujo el tema en uno de sus artículos, aquí yo voy a dar algún dato más. Los investigadores que publican sus artículos en revistas “peer review” (de revisión por pares) no sólo no cobran nada, sino que pagan para ver publicadas sus investigaciones. Estas revistas repercuten en los autores los gastos de edición, de impresión de revisión de los trabajos, etc. Lo del gasto de revisión suena cachondo porque la propia comunidad científica revisa los trabajos de forma anónima y gratuita. Cada fotografías en color que se publica se paga aparte y a precio de oro. ¿Y cuánto cuesta publicar un artículo? Depende, publicar en revistas de alto índice de impacto en su campo como “Journal of Biological Chemistry”, o “PNAS” puede ascender a 1500 euros si tiene una única figura en color, y el resto en blanco y negro; ya que el precio por cada figura en color ronda los 300-500 euros. Por si esto suena poco sangrante añadir que además del elevado precio también se regala la propiedad intelectual al editorial, las figuras generadas para la publicación no se pueden usar sin el permiso de la misma; ni tan siquiera el propio autor del trabajo.

En ocasiones sin embargo sí que se cobra cuando se editan libros o se colabora en algún capítulo del mismo. Se cobra poco, pero al menos uno ve recompensado el esfuerzo intelectual, aunque sea de forma simbólica. En otras ocasiones las colaboraciones en libros no lleva un pago en metálico, sino en especias, se regalan volúmenes del libro. Tampoco es mucho, pero al menos recibes el trabajo de otros compañeros de edición y puedes compartir este trabajo entre tus colegas. Pero hoy he recibido una invitación que me ha sorprendido. Mediante mensaje electrónico de InTech, un editorial que publica libros científicos OnLine (estos no tienen la excusar de gastan en las ediciones en papel), se me invita a escribir un capítulo de un libro sobre Bioquímica que se editará a finales de este año. Lo que me ha parecido sangrante es que esa “espontánea colaboración” significa que si me aceptan el manuscrito que les envíe he de desembolsar 590 euros del ala por la publicación. Negocio redondo, sin duda.


  1. 13 abril, 2011 de 7:29

    Eso es cara de cemento…

  2. persona
    13 abril, 2011 de 7:56

    Me imagino que con este tema no estaras para muchas coñas, pero si me permites la broma, os veo publicando calendarios como los bomberos para reunir fondos. Hombre, para ser originales (y no tener que machacaros en el gimnasio) podriais usar tomografias de vuestros jugosos cerebros de investigador.

    Animo Manuel, trabaja duro la tableta chocolate del cerebro que estas a tiempo de ser Mr Cerebro sexy de Marzo.

    Sun saludo.

    PS: Siento que la situacion este asi, por algo se habla de la fuga de cerebros.

  3. 13 abril, 2011 de 8:06

    Persona si yo posara para un calendario me lo quitarían de las manos…. pero para quemarlo. 😆

  4. Piram
    13 abril, 2011 de 8:17

    Qué poca vergüenza tienen. Se dedican casi casi a “copiar pegar” el trabajo intelectual de otra persona y encima te quieren cobrar por publicar online. Eso lo puedes hacer tú solito. A ver si sera un nuevo timo…

    ¿De verdad los científicos son la gente más “inteligente”? No entiendo cómo dejamos que nos minguneen así. Deberíamos estar respaldados por un sindicato y abogados que se ocupen de defender los derechos, podríamos decir a unas condiciones laborales justas. Que ellos se ocupen de ese trabajo (para eso se han preparado) mientras nosotros a lo nuestro. Parecemos agricultores, investigamos y hacemos el trabajo duro para que intermediarios se lleven el crédito y beneficio económico. Bueno, mejor no entremos en la eterna discusión 🙂

  5. KC
    13 abril, 2011 de 8:35

    En el tema editorial concurren diversos factores para poder asegurar que durante una época, dentro de 4 ó 5 años, esto será lo mejor que podremos leer:

    http://www.20minutos.es/noticia/979875/0/libro/blanco/amazon/

    Eso sí. Ebooks a “puntapala”.

    Saludos.

  6. persona
    13 abril, 2011 de 8:36

    XD Manuel, pues habra que sacar una linea de pastillas arrancadoras de fuego con tu cara impresa (con todo mi cariño). Si la vida te da limones…

    Si que teneis que hacer algo al respecto. Si estais trabajando para el sector publico se os deberia asignar la categoria de funcionarios y tener los mismos derechos. Si es en el sector privado, habria que invalidar el contrato de obra para por lo menos aseguraros una indemnizacion por despido.

    De todas maneras ya me imagino que estas opciones ya las tendreis desde hace mucho tiempo en cuenta. Siento no ser de mas ayuda, es bastante frustrante ver injusticias como estas.

    Sun saludo.

  7. 13 abril, 2011 de 9:55

    Esto es como con los trabajos precarios, que aun por encima pretenderán que estés agradecido por el enorme favor que te hacen al “dejarte” escribir para ellos…
    De todas formas, hay que puntualizar que intech de open access, a mi lo de las revistas me parece mucho mas sangrante. Las suscripciones cuestan un pastón, si no estas suscrito y quieres bajarte una papela online te cobran una burrada (sobretodo teniendo en cuenta que en esa no gastan ni papel ni correo) y por encima, como ya indicaste, a poco que quieras poner bonita la papela te metes en unos costes de la leche.

  8. Selfish
    13 abril, 2011 de 10:27

    Es muy triste que exista esa precariedad, ojala se valorara realmente vuestro esfuerzo, quizá tendríamos un mundo aún mejor y más avanzado. Mucho ánimo, pienso vuestro trabajo es a pesar de todo, hermosísimo. De hecho era lo que quería ser de pequeño. No pudo ser pero tampoco me quejo 😉

    Saludos!

  9. 13 abril, 2011 de 10:34

    Impresionante. Para que luego venga el ministro de turno a decir que somos unos quejicas victimistas, cuando al final lo único que somos es gilipollas. Dan ganas de coger el cerebro y fugarse, desde luego.

  10. Antonio E.
    13 abril, 2011 de 12:07

    La próxima vez le echaré “volúmenes del libro” al guiso de carne, a ver como queda. XD.

    Lo correecto es pago en especie, no en especias. XD

    http://buscon.rae.es/dpdI/SrvltConsulta?lema=especie

  11. 13 abril, 2011 de 13:27

    Buenas:

    Lamentable, de estos tipos sólo se puede decir la frase que encontré en una vieja historia de Mortadelo y Filemón:

    “si la cara de cemento fuese nubecilla, usted (en este caso los de la editorial) sería la borrasca del Atlántico Norte”

  12. 13 abril, 2011 de 13:37

    Si prefieres el camino de las publicaciones poor review, a lo mejor esto te serviría:

    https://www.createspace.com/Products/Index.jsp

    No tengo idea cuanto hay que pagar, pero si tu trabajo es bueno en una de esas hasta podrías recuperar la inversión.

  13. Leto Atreides
    13 abril, 2011 de 19:51

    Yo llevo pensándolo mucho tiempo y he convencido a algunos compañeros para crear una revista online que no sólo no cobre a los autores sino que les pague. Me parece totalmente injusto que las editoriales científicas se aprovechen de nuestro trabajo de forma tan sangrante sólo porque necesitemos publicar para que se reconozca nuestro trabajo.

    En estos momentos sólo es un esbozo de idea pero nuestro principal obstáculo es encontrar el modo de arrancarnos teniendo en cuenta que también queremos que sea open-access. Una idea es incorporar publicidad como hacen las revistas de divulgación.

    ¿Qué os parece la idea? ¿Se os ocurren otras fuentes de financiación?

  14. Jose Manuel
    13 abril, 2011 de 20:46

    Leto Atreides :
    Yo llevo pensándolo mucho tiempo y he convencido a algunos compañeros para crear una revista online que no sólo no cobre a los autores sino que les pague. Me parece totalmente injusto que las editoriales científicas se aprovechen de nuestro trabajo de forma tan sangrante sólo porque necesitemos publicar para que se reconozca nuestro trabajo.
    En estos momentos sólo es un esbozo de idea pero nuestro principal obstáculo es encontrar el modo de arrancarnos teniendo en cuenta que también queremos que sea open-access. Una idea es incorporar publicidad como hacen las revistas de divulgación.
    ¿Qué os parece la idea? ¿Se os ocurren otras fuentes de financiación?

    Creo que por ahí es por dónde podríais tirar, por la autoorganización para, entre otras cosas, publicar vuestros trabajos a través de Internet, buscando mecanismos de financiación (quizás, no sé, por ejemplo, suscripciones, etc.). Para qué coño recurrir a intermediarios por hacer lo que podríais hacer por vosotros mismos (se nota mi vena anarquista..¿Verdad?).

    Ya sabéis que yo no soy científico ni de coña, pero precario he sido toda mi vida laboral (de 22 años). Y ese camino, si no ponéis solución, sólo acaba donde yo: en el desempleo prematuro, la pobreza y la exclusión social, además de la enfermedad por el estrés soportado debido a la constante incertidumbre y los abusos recibidos. Y eso sólo se puede empezar a revertir con autoorganización para luchar por vuestros derechos y para el apoyo mutuo. La precariedad laboral no es ninguna broma. Es un pozo muy negro, profundo y aterrador que además precariza todo el resto de áreas en tu vida. Es vivir severamente amputado en derechos, libertades y potencial y con un pie permanente en la pobreza. Y eso sólo se rompe a medio y largo plazo con lucha sindical fuerte, independiente y sin intermediarios. Yo no conté con ella, por desgracia y por intrusión de los falsos “sindicatos” burocráticos (CCOO Y UGT, sobre todo).

    Y las publicaciones, insisto en que iniciativas del tipo de la que propone LETO ATREIDES, pueden ser una solución viable y bonita.

    Un saludo y toda mi solidaridad para vuestro castigado colectivo.

  15. 14 abril, 2011 de 1:10

    Fortísimo. No les apoyes, son unos piratas.
    La verdad nos hará libres.
    Saludos.

  16. Darío
    14 abril, 2011 de 3:30

    Lo que me ha parecido sangrante es que esa “espontánea colaboración” significa que si me aceptan el manuscrito que les envíe he de desembolsar 590 euros del ala por la publicación. Negocio redondo, sin duda

    Solamente tengo una palabra para esos infelices: RATAS 😈

  17. m.
    14 abril, 2011 de 9:38

    Para que luego algunos se quejen de los derechos de autor…

  18. Marino
    14 abril, 2011 de 11:53

    Que gracia, justo ayer le estaba comentando esta entrada a mi novia y a ella le había pasado algo similar en su trabajo, en una librería universitaria. Va un profesor universitario, preguntando si tenian un libro, porque resulta que se acababa de enterar de que ya lo habían sacado a la venta y no habían tenido la decencia ni de comunicarselo, a pesar de que habia hecho la revisión/corrección de un capítulo entero. El pobre hombre encargó un par de ejemplares, porque ni pago en especie, ni especias ni en boniatos. Eso si, el libro si te lo cobran en la tienda.

  19. 14 abril, 2011 de 22:38

    Yo no trabajo en la Ciencia (simplemente no trabajo), pero la idea de Leto Atreides me parece bastante buena. Organizaos, usad Internet y os será relativamente fácil llevarla a la práctica.

    Saludoss.

  20. zero0011
    15 abril, 2011 de 6:04

    Yo tampoco me desempeño rn el campo de la ciencia, pero se que es laboralmente difícil, y una publicación online me parece una excelente idea para proteger su propiedad intelectual y de paso solventar su economía.
    Quizá somos pocos los que valoramos su trabajo, pero si no estuvieran aquí, no quiero ni imaginar que seria de este mundo.
    Cuenten con mi solidaridad y apoyo

  21. 15 abril, 2011 de 14:38

    Me dejas de piedra. De todas formas, para una publicación on-line en la que tienes que pagar, mejor subes un PDF al blog que se difundirá igual si no más.

  22. zero0011
    15 abril, 2011 de 17:52

    me refería a una publicación independiente, como la que sugería leto atreides

  23. carlos
    5 julio, 2011 de 17:53

    yo tambien he tenido esta invitación, y intentas sopesar lo que supone curricularmente un capitulo en libro internacional con ISBN, vosotros pensais que es un timo?.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: