Inicio > Ciencia, Microbiología > Viernes procariota: si una bacteria tuviera nuestro tamaño

Viernes procariota: si una bacteria tuviera nuestro tamaño

29 abril, 2011

En anteriores ediciones de esta serie os presenté a Escherichia coli y Pseudomonas putida, dos bacterias muy usadas en Biotecnología. Las imágenes de ambas fueron tomadas por microscopios electrónicos. Pero, ¿qué aspecto tendrían estas bacterias si pudiésemos verlas a tamaño real moviéndose a nuestro alrededor? Pues sería algo así como lo muestra este video:


  1. Selfish
    29 abril, 2011 de 9:49

    Así que son como bichos peludos, son curiosos estos procariotas.

  2. Marino
    29 abril, 2011 de 10:50

    La belleza es algo tan relativo….

  3. 29 abril, 2011 de 13:38

    Impresionante.

  4. Jose Manuel
    29 abril, 2011 de 14:30

    En lo peludo, se parece mogollón a mí.

    Unas preguntas muy básicas, Manuel (si fueras tan amable de contestarlas cuando puedas, porfa!):

    ¿Todas las bacterias tienen esa forma de huso o de cigarro?

    Si es así, ¿A qué se debe esa forma básica?

  5. 29 abril, 2011 de 14:59

    ¿Todas las bacterias tienen esa forma de huso o de cigarro?

    No, las aquí presentadas hasta ahora tienen forma de croqueta, y se le llaman bacilos. Pero también hay cocos, que tienen forma de esfera (como por ejemplo neumococo) o espirilos con forma de sacacorchos (como la bacteria que produce la sífilis) y hay unas cuantas más, ya las presentaré. Las bacterias poseen unas envueltas (llamada pared bacteriana) que les permiten vivir en lugares con presiones osmóticas muy distintas a las que posee su citoplasma. La composición de esa pared determina en gran medida la forma celular. Además, la forma celular no siempre es la misma, depende del estado fisiólogico de éstas. En ocasiones bacterias con formas de bacilos aparecen redondeados (casi como cocos) y los cocos se alargan con forma de bacilo. Pero en condiciones óptimas de crecimiento las bacterias mantienen una forma característica para su especie y en gran parte ésta viene determinada por la composición química de la pared y de estructuras suplementarias (por ejemplo muchos espirilios se enrocan alrededor de una estructura que confiere motilidad).

  6. Jose Manuel
    29 abril, 2011 de 15:02

    Magnífica y clarísima explicación, Manuel.

    Muchísimas gracias!!! 🙂

  7. 29 abril, 2011 de 20:01

    Juer, acojona…

    En estos casos es en los que me alegro de ser un eucariota pluricelular :mrgreen:

  8. persona
    30 abril, 2011 de 3:23

    Vuelvo a estar muy conmocionado al ver que sigues mostrando bacterias impudicamente como el diseño inteligente las trajo al mundo Manuel, ni una triste hoja de parra ni na. Incluso en un fotograma me ha parecido ver un pezon.

    ¿Acaso queremos que este blog se nos llene de pervertidos que solo vengan para ver estas desvergonzadas? ¿Que sera lo siguiente, mostrar la reproduccion del estreptococo? Espero que por lo menos le pongas de fondo musica de peli porno de los 70 (papawah papawah).

    Donde vamos a ir parar…

    Sun saludo.

  9. 30 abril, 2011 de 9:35

    Mmmm… persona 8#, solo para tus ojos:

    https://cnho.wordpress.com/?s=conjugacion

    Niños, por favor, no miréis ese enlace. 😀

  10. persona
    30 abril, 2011 de 14:07

    Ya me lo imaginaba yo… que pozo de perversion esta pagina, la cantidad de tiernos infantes que teneis que estar corrompiendo, vergüenza deberia daros.

    Por cierto, tienes razon, pedazo pilus gasta, tiene que ser el rey de la placa de Petri.

    Sun saludo.

    PS: No aprendia tanto por devocion desde el libro gordo de Petete.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: