Inicio > Biología evolutiva, Ciencia, Medicina, Microbiología > Viernes procariota: Lactobacillus bulgaricus

Viernes procariota: Lactobacillus bulgaricus

6 mayo, 2011

El alargado Lactobacillus bulgaricus

El género Lactobacillus está formado por bacterias Gram positivas de forma bacilar que suelen forman largas cadenas. Estas bacterias tienen diferentes habitats, se pueden encontrar formando parte de la flora normal de las mucosas de la boca o de la vagina, y también se las puede encontrar en la leche. Distintas cepas de Lactobacillus son capaces de fermentar la lactosa (un azúcar) de la leche mediante una fermentación ácida que provoca una bajada del pH (que provoca por ejemplo la coagulación de la leche, mediante la desnaturalización de sus proteínas). De hecho son bacterias acidófilas, crecen mejor en ambientes ácidos.

Lactobacillus bulgaricus, que en la actualidad se le conoce como Lactobacillus delbrueckii subespecie bulgaricus, es una bacteria capaz de fermentar la lactosa de la leche produciendo yogurt. Esta bacteria fue descubierta por vez primera por el microbiólogo búlgaro Stamen Grigorov en 1905. El también microbiólogo y premio Nobel de medicina por sus trabajos en fagocitosis Elie Metchnikoff, se interesó por el yogurt y las bacterias lácticas que lo producían. Metchnikoff dedicó parte de su vida a estudiar envejecimiento humano y tras encontrar una población búlgara donde abundaban las personas centenarias, concluyó que el yogurt era responsable de la elevada longevidad. Esto le llevó a ingerir grandes cantidades de yogurt, pese a lo cual no llegó a ser centenario, murió a la edad de 71 años de un ataque cardíaco.

En la actualidad diferentes cepas de Lactobacillus, así como otras de Streptococcus y de Bifidobacterium han sido propuestas como prebióticos, microorganismos con capacidades saludables. Se ha sugerido que son capaces de proteger frente a infecciones o al estrés oxidativo. Su participación en estos procesos, así como su verdadera eficacia todavía está en un amplio debate dentro de la comunidad internacional, pero eso ya forma parte del tema de otros futuros posts.


  1. Albireo
    6 mayo, 2011 de 9:44

    Pero Manuel, ¡que equivocado estás! ¡Como que amplio debate! ¿Acaso no has visto el anuncio ese de la tv con Pedro Piqueras explicándonos los efectos maravillosos del cojo-yogur?
    Bueno, ahora en serio, te felicito por el post. Muy bueno el texto, pero lo que me ha parecido mejor es la fotografía que lo ilustra, de gran definición. ¡Si parecen “ganchitos al queso”!.
    ¿Que es la superficie perforada sobre la que están los lactobacillus?

  2. 6 mayo, 2011 de 10:09

    ¿Que es la superficie perforada sobre la que están los lactobacillus?

    Es la superficie de la rejilla sobre la que se coloca la muestra. Por si quieres saber algo sobre esas rejillas te dejo este enlace: http://www.2spi.es/catalog/grids/regular_grids_tem.php

  3. Selfish
    6 mayo, 2011 de 11:16

    Muy interesante el post Manuel, como siempre 😉

    Pero estoy deseando ver el post y las opiniones sobre los supuestos beneficios de los yogures enriquecidos con lactobacilus.

    Una de las cosas que menos me convence es que en los anuncios comerciales siempre dicen: A mí me funciona!

    Saludos!

  4. Poldete
    6 mayo, 2011 de 13:48

    Y además lo dice ¡una madre! Ellas saben lo que es mejor para sus hijos, ¿como van a estar equivocadas?

  5. Gregorovius
    6 mayo, 2011 de 15:47

    Fe de erratas: serán “probióticos”.

    Y hacen muy bien en fermentar la lactosa, azúcar indigerible para la gran mayoría de los humanos adultos.

    En tiempos de Metchnikoff no se sabía del efecto del exceso de ácidos grasos saturados. No conviene “consumir grandes cantidades” de ninguna cosa (esto se sabe de siempre, y ahora también con rigor científico).

  6. perronegro
    7 mayo, 2011 de 11:38

    Las muchos laboratorios introducen bacterias probioticas resistentes a múltiples antibióticos, la pregunta del millón sería si existe la posibilidad de una transferencia horizontal de estas resistencias a especies patógenas?

  7. Kenny Medina Chavarría
    9 febrero, 2013 de 1:36

    gracias por informarnos pero quisiera saber que beneficios tiene el tomar el agua fermentada de los lactobácilos alimentados con rapadura de panela.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: