Inicio > Actualidad, Ciencia > Comentario sobre la nueva ley de la Ciencia en Nature Newsblog

Comentario sobre la nueva ley de la Ciencia en Nature Newsblog

11 mayo, 2011


Uno de los blogs adscritos a la versión “on-line” de Nature se hace eco de la nueva ley de la Ciencia que está a punto de ser aprobada. Así se ve esta nueva reforma legislativa allende nuestras fronteras

La ley de la ciencia espera ser aprobada mañana jueves en el Congreso de los diputados, tras ser ratificada por unanimidad en el Senado. Este mes será publicado en el BOE sustituyendo de esta forma la anterior ley de 1986.

En el Senado se produjo un cambio no previsto, aprobándose una petición de la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI): todos científicos, incluyendo los investigadores predoctorales y los técnicos, deberán tener una relación contractual con la entidad a la que pertenecen, no permitiéndose las becas. Y esto es válido tanto para las entidades públicas como privadas.

La ley permite una mayor movilidad de los científicos entre el ámbito público y privado, intenta coordinar las estrategias gubernamentales con las de las autonomías y crea una agencia de investigación estatal con el poder de financiar según sus propios criterios. Sin embargo la Confederación de Sociedades Científicas Españolas (COSCE) está preocupada acerca de que la ley no aclare el grado de independencia de la agencia estatal respecto al gobierno de turno. También se critica que la ley parta sin una memoria económica, como ya viene siendo habitual en leyes relacionadas con educación o ciencia (En cursiva opinión del autor del post).

Los representantes de la campaña Por la dignidad en la investigación, un movimiento que envió una carta abierta al gobierno apoyada por 2.500 científicos, se muestran mucho más escépticos acerca de las bondades de esta ley. Estos investigadores pidieron al gobierno que implementaran un mecanismo de contratación “tenure-track” similar al de muchas instituciones de alto nivel de Europa y EEUU, en las que se ofrece un contrato de 5 años con evaluaciones periódicas y una evaluación final que, en caso de pasarse de forma positiva, implica la estabilización laboral. En lugar de ello la fórmula elegida no obliga a ninguna institución a estabilizar a su personal científico, con lo que la situación de precariedad laboral de los contratados postdoctorales se puede prolongar “sine die”. A esto se une el que la nueva ley de la Ciencia crea un estado de excepción laboral para los científicos, uno de sus artículos explicita claramente que la concatenación de contratos no obliga a la contratación estable, como ocurre en cualquier otra ocupación laboral (la llamada ley Caldera). Por ello algunos representantes sindicales califican este artículo de la ley como anticonstitucional (en cursiva añadido del autor del post).

Tomado de:

Catanzaro, M. (2011) Mixed feeling over Spanish science law. Nature NewsBlog


  1. Mymo
    12 mayo, 2011 de 9:22

    Esta ley es una completa basura. Especialmente lo último que se comenta.

  2. Gregorovius
    12 mayo, 2011 de 14:50

    No estoy seguro de si tiene que ver con este artículo de Mariano Barbacid en El País:
    M. Barbacid: “Descubrir fármacos, una actividad arriesgada”. El País 12/05/11
    De una u otra manera sí que tiene que ver.

  3. 12 mayo, 2011 de 14:56

    Gregorovius algo tiene que ver. Tiene que ver con la correcta gestión de los recursos públicos.

  4. Gregorovius
    12 mayo, 2011 de 15:44

    Nada más y nada menos 😉

  5. 12 mayo, 2011 de 18:01

    Seria muy interesante que publicarais una entrada comentando el caso de Barbacid.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: