Inicio > Ciencia, Escepticismo, Medicina, Microbiología > Vacunas para todos

Vacunas para todos

13 junio, 2011

Las vacunas constituyen uno de los mejores mecanismos que tenemos para inmunizarnos contra enfermedades para los que la medicina actual no tiene tratamiento. Sin embargo hay muchas personas que no vacunan a sus hijos porque creen que las vacunas son inútiles, innecesarias, peligrosas o las tres cosas a la vez; son los conocidos como antivacunas. Criticar a una o varias vacunas por alguno de sus efectos secundarios, su baja efectividad, o pensar que en determinadas circunstancias no es necesario emplear la vacunación no convierte a nadie en antivacunas. Los antivacunas se oponen radicalmente a la vacunación como método sanitario, mezclándolo en muchas ocasiones con otras actitudes new-age. Pienso que esta actitud no es más que fruto de una sociedad donde la educación está en decadencia y los mitos y pensamientos mágicos tratan de arriconar el trabajo que miles de médicos y científicos realizaron en el pasado. En este artículo destaco a alguno de esos ilustres que dedicaron su vida a combatir la enfermedad, pese a ahora algunos intenten ningunear sus hazañas.

Hay que reconocer que vivimos en una época curiosa. Durante los dos últimos siglos gran cantidad de naturalistas, médicos o químicos, han dejado literalmente su vida para encontrar respuestas a la gran de infecciones que producen miles y miles de muertes cada año. La tuberculosis, la viruela, el sarampión, la difteria o la peste diezmaban a la población en todos los continentes. La mejora de las condiciones sanitarias trajo consigo un incremento de la salubridad, pero aún y así operaciones quirúrgicas tan aparentemente sencillas como extirpar el apéndice producían una mortalidad elevadísima, ya que rasgar el peritoneo era síntoma de infección incurable. Igualmente la llegada de plagas y epidemias de forma periódica no salvaba ni a las clases más adineradas y mejor nutridas, como prueba la cantidad de reyes, príncipes y nobles que sucumbieron a esas enfermedades. Cuando en el siglo XIX se empezó a entender la naturaleza de las enfermedades infecciosas, lo trajo consigo las primeras terapias tendentes a combatirlas, la humanidad las contempló con un gran halo de optimismo y agasajó a los médicos que realizaban esas contribuciones con honores propios de jefes de estado.

Sin embargo hoy parece que todo eso se ha olvidado, vivimos en la opulencia, en el aletargamiento cerebral y el cambalache que todo lo mezcla. Esto lleva a acusar de corruptos a descubridores de realidades biológicas de primera magnitud, a tratar igual a un vendedor de hierbajos que al descubridor de una medicina que salva millones de personas o a compara a un honesto investigador que llega a duras penas a fin de mes con un magnate de multinacional que va a mear en jet privado.

Este mismo cambalache, junto una poderosa ignorancia de muchos principios básico de medicina y biología es lo que promueve que algunas personas se posicionen contra terapias de reconocido éxito, como puede ser la vacunación. Las vacunas no son un invento de ninguna gran farmacéutica para lucrarse a nuestra costa, la vacunas son un invento de finales del siglo XVIII, de cuando el médico rural inglés Edward Jenner se percató que determinados ganaderos que sufrían una leve infección después de haber manipulado las vacas se volvían inmunes a la viruela, una enfermedad devastadora en aquella época. Cuando Jenner analizó las vacas comprobó que éstas sufrían una afección dermatológica en sus ubres. Estaba pasaba a los ganaderos cuando éstos entraban en contacto con las pústulas, lo que provocaba una enfermedad leve caracterizada por ligera fiebre y erupciones cutáneas que sanaban al poco tiempo. Lo interesante es que Jenner comprobó que esas personas no enfermaban de viruela siendo incluso contratadas para cuidar a enfermos de ese mal y a mover sus cuerpos en caso de fallecimiento, proceder que costaba muchas muertes en lugares donde no se disponía de esta mano de obra inmune.

Jenner pasó la enfermedad de las vacas a un niño de casi 10 años que, tras pasar la leve “viruela de las vacas”, sanó rápidamente. Al poco tiempo Jenner inoculó fluidos de un enfermo de viruela al niño y éste no enfermó, confirmando su teoría de la inmunización. Hoy ese experimento pondría los pelos de punta de cualquier comité de ética, pero afortunadamente Jenner llevaba razón y acaba de inventar un mecanismo para evitar que las personas sufrieran una de las plagas más devastadoras de la época.

Tras la publicación de los trabajos de Jenner, éstos fueron traducidos a multitud de idiomas y para principios del siglo XIX hubo un gran número de médicos dispuestos a utilizar el método de la “vacuna” para combatir la viruela. En esos momentos la viruela asolaba países de todos los continentes, con lo que el interés por encontrar un mecanismo que evitara el contagio era prioritario. A principios del siglo XIX el método vacunal de Jenner llegó a España y, el entonces rey Carlos IV, autorizó su difusión por el país. Y no solamente en territorio peninsular, sino que también a ultramar.

Nació entonces una sociedad filantrópica, al mando de la cual el rey colocó al médico y militar alicantino Francisco Javier de Balmis, que tuvo como misión extender la vacuna de la viruela por el mundo, haciendo suyo el lema de una vacuna para todos. Distribuir la vacuna en la península fue empresa no muy complicada, ya que era fácil preservar los fluidos vacunos durante los cortos períodos del trayecto peninsular, el problema surgió cuando se trató de hacer llegar la vacuna hasta América y Filipinas, ya que requerían semanas de travesía.

Viaje de Balmis llevando la vacuna contra la viruela

Balmis ideó un sistema de transporte: embarcó 22 niños que se pasarían la “viruela vacuna” en cadena cada cierto tiempo, para asegurar que al final de la travesía llegaban unos pocos infectados de los que tomar fluidos para poder inmunizar a los residentes en Ultramar. Balmis eligió a 22 niños de orfanatos de La Coruña que embarcaron en el navío María Pita rumbo al Nuevo Mundo. Esa vacuna se fue pasando a diferentes hospitales de América, Filipinas y China, junto con un libro que explicaba el método de la vacunación e instrumental para llevarla a cabo. De esa forma se establecía una red sanitaria para combatir la viruela. La campaña fue un éxito y el primer ladrillo de un edificio que concluyó en la década de los 70 del siglo XX, al erradicar la viruela del planeta tras una campaña internacional de gran calado.

Aquello hizo feliz a mucha gente, como también se sonrió en la España del SEAT 124 cuando las campañas de vacunación bajaban la incidencia de graves enfermedades, especialmente entre la población infantil. Por fin la poliomielitis dejaba de producir paralíticos y la difteria no provoca esas caritas violetan terrible síntoma de la hipoxia provocada por la membrana que forman las bacterias sobre el aparato respiratorio. Pero hoy ya somos ricos, o al menos eso se ha creído alguno y olvidan su propio pasado, que es la mejor manera de volver a caer en los errores cometidos antaño. Afirman que los científicos y las revistas cientificas están comprados por las grandes corporaciones, pero cuando Wakefield publicó en una de esas revistas de esas “pagadas”, como es Lancet, que la vacuna triple vírica puede incrementar la posibilidad de sufrir autismo, entonces sí le hicieron caso, porque ese señor cantaba la misma canción que suena en sus cabezas. Pero la historia pone a cada uno en su sitio, y en este caso se ha demostrado que Wakefield, con apoyo de despachos de abogados que querían sacar tajada de las potenciales demandas por efectos secundarios de las vacunas, falseó los resultados. Finalmente se ha tenido que retractar de su artículo, pero esa canción ya no gusta para algunos y la desprecian. Otras personas llenan Internet de vídeos que anuncian un exterminio con la vacuna de la gripe A. Millones de personas han empleado esa vacuna en el mundo, ¿alguien ha notado un holocausto masivo por esa razón?, nadie contesta esa pregunta, ni nadie se lo reprocha a los paranoicos. A pesar de esas bofetazas a sus razonamientos chapuzas y sin ninguna base objetiva que lo sostenga, siguen en su posición inmovilista, esa posición que ha hecho aparecer de nuevo casos de sarampión en los servicios de pediatría de los hospitales españoles. Y no culpemos de ello a la inmigración, son niños nacionales, bien nutridos y con padres que tienen pájaros en la cabeza. En EEUU e Inglaterra han aparecido pequeños brotes de tos ferina que ha matado, sólo en el área de San Diego, a 14 niños. Ninguno de ellos estaba vacunado, en base a modas “new age”, moda a la que no podrán apuntar a sus hijos.

Lástima que haya gente que no sepa valorar el ímprobo y desinteresado trabajo de miles de médicos en su lucha diaria contra las enfermedades infecciosas. Por suerte estatuas a Balmis, Pasteur, Fleming o Koch siguen observándonos desde diversas plazas del planeta, recordando sus logros. Logros obtenidos tras duros trabajos de investigación. que ahora algunos desde la comodidad del sofá de su casa parecen incapaces de reconocer. ¡Qué bajo ha caído nuestro sistema educativo!

Entradas relacionadas:


  1. gatameiga
    13 junio, 2011 de 9:45

    No creo que sea solo problema del sistema educativo sino el nivel al que ha llegado la propia sociedad y las manías personales de sesgar tanto el pasado histórico como la actualidad, extrayendo de la información de la que disponen solo lo que sea consecuente con sus ideas iluminadas. Pero no nos equivoquemos, estamos así porque vivimos en una sociedad muy cómoda, muy fácil y muy segura.
    Como bien se ha dicho a menudo, si muchos niños no se contagian por no estar vacunados no es por ellos mismos sino porque su círculo cercano (Si van a escuelas y otros centros y están en contacto con otros niños de padres no tan radicales) podría decirse que es aséptico. La vacunación y prevención que se sufre a su alrededor permite que las posibilidades de que ellos se contagien sean leves.
    Pero bien que cuando viven en un entorno rodeado de niños en su misma condición, las cosas cambian y se descubre la verdad expuesta arriba: Sin un medio de contención, como son otros individuos vacunados y preparados para enfrentar los patógenos, el ambiente se convierte en un festival de virus y bacterias y los niños se contagian con mucha mayor incidencia.
    ¿Por qué los padres son tan irresponsables, tan ignorantes y tan arriesgados con la salud de sus propios hijos? La única respuesta válida que se me ocurre, como ya he dicho, es porque vivimos en una sociedad muy cómoda.
    Los alimentos que compramos han seguido una rigurosa inspección que permite que lleguen a nuestros mercados (Casi siempre, sino mira la polémica con los pepinos …) libres de patógenos que podrían infectarnos. La higiene tanto personal como de de utensilios de cocina y demás, así como de la ciudad (Retirada de basura, limpieza de calles, sistema de alcantarillado …) permite un medio limpio de muchos patógenos que proliferarían fácilmente si no existiera tal higiene. Nos llega agua potable, si bien no la más deliciosa del mundo y de la que podemos hacer varias quejas, pero al fin y al cabo no mortífera y apta para consumo humano sin causar estragos mayores, con solo abrir un grifo. La alta tasa de vacunación y los medicamentos que frenan síntomas como estornudo, tos y moqueo crea una sociedad capaz de enfrentarse a determinados patógenos (O a retenerlos en mayor medida dentro de su cuerpo) lo que provoca que el ambiente general en oficinas, instituciones y transportes públicos y vía pública no sean un mar de infecciones flotando en el ambiente lo que ayuda a que otros no vacunados no estén tan expuestos a estos peligros.
    Los controles en los aeropuertos y la obligación de ponerte ciertas vacunas para viajar a otros países permite que las enfermedades no salten libremente de un lugar a otro.
    En definitiva, vivimos en una sociedad mucho más aséptica y segura que hace cien años, e incluso me atrevería a decir que en muchos casos, hasta hace cincuenta años.
    Eso, junto a la desacreditación sistemática de la mayoría de trabajos científicos, el socorrido “A mi me funciona” y el desconocimiento total o parcial de nuestra propia historia provoca la falsa (Y peligrosa) sensación de que los remedios naturales son los que evitan que enfermes o llegues a curarte (El agua mágica homeopática cura el resfriado en UNA semana, el agua del grifo, TAMBIÉN. La diferencia está en que si tomas medicamentos acompañando al agua de grifo no mágica, lo más probable es que pases una semana con dolores leves, moqueo y estornudos y sin medicamento la pases en la cama con dolor muscular, mucosidad elevada, fiebre alta y un malestar que pasa de lo aceptable).
    Gracias a una sociedad donde el control metódico de alimentos, higiene pública y control de enfermedades les permite llevar una vida sana sin mayores esfuerzos, una alimentación sana y completa (Gracias a los controles de salud que se hacen para que ésta llegue a nuestras manos) que les garantiza un organismo sano y preparado (Dentro de lo que cabe, el cuerpo no hace milagros) ante pequeños malestares y en definitiva, un lugar cómodo para vivir, les deja mucho tiempo libre para preocuparse de estupideces.
    Hablando en plata.
    Si estuviéramos cien años atrás, sucumbiendo ante enfermedades de lo más variopintas, viviendo en un ambiente de salubridad que deja mucho que desear y la medicina estuviera privatizada, bien que se matarían por tener acceso a la mayoría de medicamentos y a vacunación para sus hijos (Que estarían cayendo como moscas) y para ellos mismos, porque ante ese ambiente, no habría “barrera protectora invisible”, que es la que crea nuestra sociedad con los controles de salud, que les permitiera sobrevivir. Estaría toda la población a merced de cuantos patógenos aparecieran por el horizonte.
    Pero han tenido la inmensa suerte de nacer en esta sociedad, en esta época. Y se creen con el derecho de ser ciegos, sordos y mudos ante el conocimiento, de despreciar, por haber tenido la fortuna de nacer bajo su suerte, a toda la comunidad científica tanto actual como del pasado, que ha permitido que vivan tan cómodamente y libre de muchas enfermedades que estarían ahora mismo mermando la población de no ser por la vacunación.
    Viven en una sociedad tan cómoda, tan fácil, tan segura, que no son capaces de ver la realidad. Vivimos en una sociedad cómoda, fácil y segura gracias a la ciencia, no a la magia.

  2. Daryl
    13 junio, 2011 de 10:06

    En http://www.vacunas.org/component/content/3049/3049?task=view&start=2&showall=1 cuenta la historia previa a Jenner sobre la variolización sobre todo la prácticas y estudios chinos que no aplicaron de forma masiva.

    Tal vez el cientifico más homenajeado sea Fleming sobre todo por los que constataron la verdadera importancia de su hallazgo. Al lado de la plaza de toros de las Ventas en Madrid tiene una estatua pues los toreros saben muy bien la importancia de la penicilina.

    Otro homenaje es curioso. Según cuenta Eslava Galán en un libro sobre la posguerra, cuando la penicilina entró en España en muchos prostibulos adoraban como a un santo (estampita o foto, velas y flores) a Fleming.

  3. 13 junio, 2011 de 10:21

    Daryl, hay una novela histórica titulada “Ángeles custodios” de Almudena Arteaga que relata la expedición de Balmis, centrándose sobre todo en los huérfanos que viajaron en el Maria Pita. En esa novela se habla de los métodos existentes en Oriente de vacunación. Parece ser que los chinos aspiraban las costras machacadas de la epidemis de las vaca. Lo que no sé es si Jenner llegó a pensar en el método de inmunización como una idea propia o si ya conocía lo que se practicaba en Oriente y lo adaptó a Inglaterra.

  4. Steve_oh!
    13 junio, 2011 de 12:34

    Si hablamos de virus podemos observar que hay gente afectada que ha sido portador de un virus x y no ha tenido consecuencias graves para su salud, por ejemplo, Gripe A o Vih. Por tanto depende de la resistencia de tu sistema inmunológico a estos virus. Por ello, el problema no es el virus- eso es lo que nos hacen creer las farmaceuticas- sino tú mísmo.
    Si hablamos de Gripe común, como se ha hablado por aquí, el medicamento paliará los síntomas- si los tienes- que no la infección, por lo que no supondrá ningún beneficio para tu salud pero te permitirá mantener tus movimientos vitales en mayor medida y la infección se te irá en una semana como con homeopatía o agua potable.
    Mientras que si no hubieras tomado nada permetiría que tu cuerpo hubiero eliminado la enfermedad por si solo – igual que antes – en unas condiciones de reposo muy favorable para eliminar la infección y posiblemente salir de ella antes e, incluso, reforzado ya que cuerpo habría peleado sin interferencias externas que lo podrían haber agotado en el esfuerzo de pelear contra la infección y, por ejemplo, el trabajo/jefe/aglomeraciones etc.

    Desde la ignorancia, puede que esté equivocado. De ésto solo te das cuenta cuando tienes 60 años y te sale un cancer a ti o un familiar¿te pregúntas,porqué? si ha hecho caso de todas las recomendaciones médicas. porque el 90% de los medicamentos son paliativos y están enfocados a los síntomas que te han permitido seguir con tu vida sin pensar en la enfermedad que tienes dentro y se ha agotado tu sistema ionmunológico por estrés, entre miles de más cosas. Todo suma. Esto, la genética dicen y otras cosas que no os voy a explicar porque como no son científicas -que no se pueden demostrar porque la ciencia no llega- no las aceptais.
    Gracias por escuchar.
    Un Saludo.

  5. 13 junio, 2011 de 13:09

    Steve, aclaro algunos conceptos:

    – El virus de gripe mata a unas 500.000 personas cada año. Eso una cepa de virulencia normal. La mayoría de los fallecidos son personas de más de 65 años, y la vacunación va dirigida especialmente a ellas. A ellas y aquellas personas que tienen problemas respiratorios crónicos, o cardíacos, o que tratan con potenciales enfermos (médicos, enfermeros, profesores), así no faltan al trabajo ni pasan unos días encamado sudando, todo a cambio de una simple inyección, pero eso ya es decisión personal de cada uno. Además hay cepas del virus de la gripe muy virulentas que provocan gran mortalidad, incluso en personas jóvenes y presuntamente sanas. En esos casos (raros) se recomienda extender la vacunación a toda la población.

    – El virus VIH sólo respeta a un 5% de los afectados aproximadamente, al resto les destruye el sistema inmune y si no se medican pueden morir en pocos años. Aquí el tema de la vacuna causa poca controversia: no existe vacuna contra ese virus.

    – Hay virus que se rien del sistema inmunológico de la gente. Dos ejemplos son el de la viruela (ya desaparecido) o el de la rabia. O estás inmunizado o sufres la enfermedad, y el segundo es mortal en el 100% de los casos.

    – Hay muchos productos paliativos en el mercado cierto, pero es porque la gente los pide. Tú puedes ser un tipo muy duro, pero algunos consideran que no tienen por qué tener dolor de cabeza si con un analségico se les va. Se puede discutir si a las farmacéuticas les interesa invertir más este tipo de fármacos que los curativos, pero ese debate por muy interesante que sea, no está relacionado con el tema de las vacunas, que si algo hacen es evitar una enfermedad. De hecho las vacunas no son el mejor negocio de una farmacéutica, y la prueba la tienes en que muchas de ellas apenas invierten en desarrollar nuevas vacunas.

    – El sistema inmune genera anticuerpos tomes analgésicos o no los tomes, con lo que el catarro se irá sólo en cualquier caso. No por hacerte el duro lo eres, eso sólo pasa en las pelis de Rambo.

    – Antes de criticar hasta donde llega la ciencia te convendría saber hasta donde ha llegado realmente, sólo conociéndola sabrás sus limitaciones. Y eso se consigue estudiando.

    Saludos

  6. Albireo
    13 junio, 2011 de 13:19

    Steve: ya, ya, desde la ignorancia, pero siendo un experto en el origen del cáncer, ¿no?

    Mira, tus argumentos son falaces: hablas del virus de la gripe como si no causase miles de muertos cada temporada, como si no estuviese mas que demostrada la eficacia de la vacunación en personas débiles, ancianos y enfermos crónicos. Hablas del ¡VIH! como de una enfermedad inocua, que cualquier tipo sano puede superar…¿De que vas? ¿De ignorante o de ignorante y malintencionado?

  7. 13 junio, 2011 de 13:33

    Interesantísimo artículo!

  8. 13 junio, 2011 de 14:53

    gatameiga, cuanta razón en tus palabras. Sin peligro aparente no se tiende a tomar precaución y ese es el gran error.

    Steve, hablas del “tú mismo” pero no llegas a la raíz del asunto. Porque igual que tu mismo puedes aguntar mejor o peor una infección, también puedes correr (mejor o peor) un marathon. Pero para ambos es necesario un “entrenamiento”. Si no haces ejercicio frecuentemente dificilmente acabarás el marathon, al igual que si tu organismo vive en una burbuja aséptica (como bien dice gatameiga) cuando te contagies tu organismo le costara curarse (si es que tienes la suerte de conseguirlo).

    Es imposible saber como vencer al enemigo, si éste es desconocido.

  9. Francesc
    13 junio, 2011 de 15:42

    @Alzacon, @Manuel
    Que no hombre, ¿es que no lo véis? Los animales en la naturaleza no enferman -bueno bueno, olvidemos la mixomatosis que seguro que salió de un laboratorio, o el paramixovirus que es producto del estrés de las palomas por vivir en una ciudad. ¿O es que alguien ha visto realmente al virus?
    Lo natural es bueno y la naturaleza es sabia, ¿cómo iba a producir animales que sobreviven matando a otros? Todo es fruto del desequilibrio humano.
    \mode irony off

  10. gatameiga
    13 junio, 2011 de 16:12

    Steve,
    Supongo que la citada ya por Manuel, viruela, y su desaparición (Y que esta desaparición coincida CASUALMENTE con la vacunación metódica y prolongada de la población) no tienen nada que ver con el asunto, ¿No? Igual que la sífilis, que se trata con penicilina, ¿Es también pura y absoluta casualidad que sin ningún tratamiento esa enfermedad provoque unos estragos gravísimos de los que el sistema inmune no sabe defenderse y que sea perfectamente tratable con penicilina?
    ¿Qué tal la antitetánica? ¿Por qué sin ella podemos llegar a morir de tétanos y en cambio, un pinchazo y tan ricos todos? Y además, el tétanos tiene un añadido, ya que no se considera vacuna lo que te inyectan cuando lo has contraído (Vacuna=Prevención, se tiene que poner ANTES de que te enfermes, sino,ya se llama de otra manera), sino serum, porque no produce inmunidad, y como ya he dicho entre paréntesis, se inyecta luego de contraer la enfermedad para la que el serum esté preparado para combatir. Todas las veces que te expongas a la toxina de Clostridium tetani, tétanos al canto, y no importa cuantas veces te haya pasado antes, el sistema inmune con esa no aprende. ¿Qué explicación tiene eso? ¿Por qué si no aplicamos también un serum cuando nos muerde un animal que padece la rabia, morimos irremediablemente? ¿Qué está haciendo el sistema inmune en esos momentos? ¿Pasar del tema?
    Y así podríamos seguir extendiéndonos por párrafos y párrafos acerca de ello.
    El sistema inmune está muy bien pero hay que “entrenarlo” como dice Alzacon. Por supuesto que hay enfermedades que el sistema está preparado para enfrentar sin necesidad de vacunas (Aunque estas sean recomendables), pero eso no quiere decir, por una parte, que podamos hacerle frente a todas las enfermedades, y por otra, que por ende las vacunas sean inválidas.
    En cuanto al último párrafo, sí, hablas desde la más absoluta ignorancia hasta el punto de que nos estamos comunicando en castellano pero tus palabras están vacías de significado.
    Se considera de mala educación hablar con la boca llena, pero no con la cabeza vacía …

    Por cierto, Alzacon, habría que ver como reaccionaría esa gente si tuviera que viajar a un país de alta incidencia de enfermedades contagiosas donde vacunarse está absolutamente recomendado sino es de obligatoriedad … ¿Dirían que es todo una conspiración de los lobbys farmacéuticos para evitar que viajemos o enfermarnos antes de viajar y propagar enfermedades? 😀 La duda me corroe …

  11. 13 junio, 2011 de 16:40

    El caso de la infección por parte del virus de la rabia (lo transmiten perros, gatos, lobos, roedores, murciélagos, zorros y otros mamíferos) es interesante. En caso de infección hay pocas opciones: (i) no hacer nada, pero el virus mata al 100% de los infectados, (ii) vacunar e inyectar además un suero con anticuerpos contra el virus. Es latoso, pero en la inmensa mayoría de los casos funciona, (iii) poner a la persona en coma y a temperatura muy baja esperando que el sistema inmune genere anticuerpos antes de que el virus mate (no menos de 2 semanas). Esto se ha probado con varias personas y hay un médico que afirma haberlo conseguirlo, aunque hay serias dudas de ello. En cualquier caso lo de la hipotermia y el coma inducido no parece un tratamiento suave. ¿Con qué opción os quedáis?

    Y hablando de limpieza a nuestro alrededor, no hay que olvidar que el ganado que comemos está vacunado, y las mascotas que corretean por nuestras ciudades también. Con ello nos quitamos un vector y reservorio importante de patógenos. ¿Los antivacunas también se niegan a vacunar los animales? Otra duda que también me corroe… 😀

  12. Flipágoras
    13 junio, 2011 de 16:53

    No sé de donde viene esa concepción genérica de que el organismo es sabio, y que si lo tratamos bien, nuestras defensas podrán hacerle frente a casi cualquier cosa. A esta idea equivocada se le une otra, muy poco elaborada pero también de gran calado: lo natural es bueno y lo artificial es malísimo. Son ideas, aparentemente simplonas y bienintencionadas, pero falsas precisamente por lo simplonas que son. Para el que es ignorante, y no le apetece aprender, sirven como reglas heurísticas para tomar decisiones.

    Los publicistas conocen muy bien estas tonterias, y en parte las alimentan: “fortalece tus defensas!” grita un anuncio de yogures, o “100% natural sin aditivos” brama otro, curiosamente también de yogures. Lo natural no es malo, no me malentendáis, pero el hecho de que se venda per sé como algo bueno ya nos indica algo, por lo menos que existe un mercado y una demanda de productos naturales (aka: buenos) y que lo mejor que puedes hacer para estar sano es fortalecer tus defensas a base de productos 100% naturales.

  13. 13 junio, 2011 de 16:58

    “Lo natural no es malo..”
    Productos naturales orgánicos: la cicuta, el cianuro, toxina botulínica….
    Productos naturales inorgánicos: mercurio, arsénico, uranio, plutonio, ácido sulfúrico…..

    Generalizar nunca ha sido una buena idea 😉

  14. 13 junio, 2011 de 20:49

    Es un bastante off-topic, pero bueh.

    Será porque lo di antes en la lengua de Shakespeare, pero me gusta más el nombre de la viruela y de “la viruela de la vaca” en inglés, “chickenpox” y “cowpox” respectivamente.

    Un Saludo!

  15. Gregorovius
    13 junio, 2011 de 23:51

    Manuel :
    … ¿Los antivacunas también se niegan a vacunar los animales? Otra duda que también me corroe…

    Tengo serias de sospechas de que gente con ideología vegana que tiene perros administra a sus mascotas esas “pipetas” de piretrinas que matan a las pulgas y a la garrapatas. Y para más contradicción, la muerte de las garrapatas impide la vida libre y feliz de algunas especies de animalitos dentro del cuerpo de perro.

  16. gatameiga
    14 junio, 2011 de 0:13

    Dios, es super offtopicazo, pero que grandes son Les Luthiers, cada actuación es un regalo. Esta ya la conocía, pero la he visto tres veces seguidas igualmente xD Es genial.

  17. Francesc
    14 junio, 2011 de 11:11

    Por cierto, ya que viene al caso, articulillo sobre los negacionistas de las teorías de Pasteur…
    http://scienceblogs.com/insolence/2011/03/gobsmacked_by_germ_theory_denialism_agai.php?utm_source=mostactive&utm_medium=link

  18. 14 junio, 2011 de 13:18

    (iii) poner a la persona en coma y a temperatura muy baja esperando que el sistema inmune genere anticuerpos antes de que el virus mate (no menos de 2 semanas)

    Precisamente acabo de ver en las noticias el caso de una niña contagiada con rabia a la que han curado por ese procedimiento. Segun decian, ha sido la tercera persona en Estados Unidos en recuperarse de la rabia sin vacuna.

  19. Rhay
    14 junio, 2011 de 14:25

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo y con muchos y muchas de las contestantes. Vacunación para todos, humanos y animales. No sabéis lo horrible que es ver a un gato enfermo de leucemia, cuando una simple vacuna lo habría salvado…

  20. Rhay
    14 junio, 2011 de 14:29

    Hablando de la rabia, me he encontrado una página interesante sobre algunos datos que no dejan lugar a dudas:

    http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs099/es/index.html

  21. gatameiga
    14 junio, 2011 de 15:18

    Pues la verdad, Manuel, no tenía ni idea de la tercera opción que comentas para actuar contra la rabia, es un método de todo menos suave como dices. Inducir a una persona a coma e hipotermia no me parece una opción ni siquiera presumible cuando existe la de vacunación y serum, ¿De dónde ha salido esa idea de bombero retirado y por en que casos se aplica esa opción? Porque parece interesante (Y algo peligroso, eso de inducir el coma no suena nada divertido …)
    En cuanto a lo que comentas, Rhay (#19), sí, desgraciadamente sí que lo se. Pertenezco a una asociación animal que se mueve en la red. Mis padres también pertenecen a ella y su casa no solo es casa de acogida para gatos, sino que también alimentamos, vacunamos, esterilizamos y controlamos un par de poblaciones de gatos. Y es muy cruel ver el estado en que llegan alguno de esos animales a las zonas de colonias.
    La mayoría vienen de casas, han sufrido maltrato y padecen enfermedades, que, como tu dices, podrían haber sido evitadas simplemente vacunándolos. Los que nacen en la calle no están mejor. Muchas veces muere la madre en el parto y si conseguimos encontrar las crías a tiempo a veces no duran demasiado. Incluso si la madre sobrevive, la probabilidad de que esas crías lleguen a adultas es muy baja (Atropellos, maltrato, envenenamiento de comida …).
    Se me han muerto gatos en las manos tratando de salvarlos de enfermedades que podrían no haber sufrido si simplemente un dueño irresponsable hubiera castrado a su gata, impedido que se quedara preñada si tanto detestaba a las crías o en última instancia, al menos hacerse cargo de ellas una vez que no hubiera vuelta atrás. Pero prefieren abandonarlas a su merced para que mueran de maneras horribles … Así de cruel es la sociedad en la que vivimos, yo lo veo reflejado todos los días en los casos que llegan al foro de la asociación … Y gracias doy que estoy en un país del primer mundo y “civilizado”. Si estuviera en el tercer mundo estaría demasiado preocupada por sobrevivir yo a esos males como para tratar de ocuparme de otros seres vivos …

  22. Anita
    14 junio, 2011 de 18:03

    Las vacunas son un beneficio indiscutible tanto para humanos como para animales. Tenemos mucha suerte de ser un territorio libre de rabia . Y eso es el resultado, principalmente, de la vacunación (aunque hay algunas Comunidades Autónomas en las que no es obligatoria).
    Y el moquillo no es ni la sombra de lo que era hace años.

  23. juan andre cumpa sandoval
    15 junio, 2011 de 0:25

    olaes emosionante es muy importante lo q nos dices y cosas muy
    importante.
    las vacunas son un beneficio indiscutible tanto tanto como para animales comohumanos

  24. Rhay
    15 junio, 2011 de 9:40

    Lo que dices es totalmente cierto, Gata. Nosotros también tenemos controlada una población gatuna en mi pueblo y es flipante ver cómo de un día para otro aparecen dos gatos que no habías visto nunca, muchos de ellos enfermos o con lesiones horribles de haber sido maltratados, o atropellados y haber sobrevivido. Brutal. Y ahora menos, porque los tenemos más controlados, pero hace un tiempo la epidemia que sufrimos de leucemia y panleucopenia fue brutal… Y muchos de estos gatos tenían dueño, que es lo peor del tema. Lo que pasa que les abrían la puerta, los dejaban darse un garbeo por el pueblo sin haberlos castrado ni haberlos vacunado y tuvimos un gran problema, porque hubo casos de personas cuyos gatos estaban castrados pero sin vacunar porque no salían más allá de la terraza de su casa, y terminaron infectados por estos portadores. Hubo una epidemia del copón. Y es que la gente no se da cuenta de que la leucemia felina es un sida, y por tanto no tiene cura. En fin…

    Por cierto, ¿donde tú vives hay alguna asociación que castre a los gatos de forma gratuita? Es que en Mallorca lo hacemos a través de la Protectora de Animales y sí, te hacen un descuento, pero la castración de cada gata son entre 50 y 70 eurazos…

  25. gatameiga
    15 junio, 2011 de 14:42

    Rhay, es muy triste lo que me cuentas sobre la situación de tu pueblo. Es lo que hace el desconocimiento. La gente en los pueblos, sobretodo la más mayor, suele ser muy dejada con los animales. No tienen conciencia de que estos necesiten tratamientos médicos de ningún tipo, no les parece importante.
    Conozco casos de animales, especialmente perros, que no han visto a un veterinario en su vida. Y así están, los pobres; además de que tampoco les aplican ningún medicamento o prevención contra parásitos, tanto internos, como externos. No quiero ni imaginarme por el sufrimiento que esos animales deben pasar …
    En cuanto a la castración, nosotros hemos tenido suerte y la veterinaria con la que contamos nos realiza las castraciones gratuitamente para los gatos de la colonia, solo nos cobra el precio de la anestesia.
    Pero la asociación a la que pertenecemos (Esa que solo tiene base en la red) sí que trata de pagar las operaciones de colonias donde las personas que las controlan no tienen dinero para ello, además de que hace pactos y acuerdos con veterinarios para tratar que se les haga descuento.
    La protectora de mi ciudad también ha conseguido que se hagan esos descuentos, pero como tu dices, sigue siendo muchísimo dinero cuando lo que tienes no es un gato particular, sino una población entera no solo a castrar, sino a vacunar …
    Las ayudas para mantener las poblaciones animales debería venir de los ayuntamientos, pero el nuestro no solo paga a la perrera cuanto más animales sacrifique (Demencial), sino que hace aproximadamente un año puso en marcha un plan para exterminar todas las colonias de la ciudad, tanto las no controladas, como las controladas. Su único motivo: “Traían malestar e insalubridad a las calles”. Se consiguió parar y ahora está fuera de la alcaldía, pero los nuevos que han subido no tienen pinta de ser mejor. Temblando estamos, esperando que no se den cuenta de la presencia de los pobres animales y los pasen por alto antes de que se decida de nuevo tratar de acabar con todos.

  26. Rhay
    15 junio, 2011 de 15:27

    Es que además, este tipo de decisiones son contraproducentes. A esta gente habría que recordarle que estos animales viven con el ser humano porque tenían un propósito que aún hoy día siguen cumpliendo: controlan muchas poblaciones de muchos animales que serían plagas si no fuera por ellos. Si no fuera por los gatos callejeros, ratas y palomas no estarían infestando. Y de eso no se dan cuenta.

  27. Gregorovius
    15 junio, 2011 de 15:33

    Subvencionar la castración de de perros, gatos … sería muy útil. Conozco mucha gente que no lo hace ni con las hembras, que son las que ponen el problema dentro de casa, por el precio.
    Por una parte, cualquiera que tenga un animales de compañía debería darse cuenta de que necesitan atención, parte de la cual necesita gastos en dinero importantes. Lamentablemente mucha gente tiene a estos animales por debajo de los tamagochis en su particular escala zoológica.
    Por otra parte el control de los animales descontrolados, la subvención de las castraciones y otra muchas cosas cosas está en gran parte en manos de las administraciones públicas, es decir, de “los políticos”. Pero estos curiosos seres están demasiado ocupados en insultarse y en crear problemas ficticios coma para ocuparse de los asuntos de la ciudadanía.

  28. Gregorovius
    15 junio, 2011 de 15:39

    Rhay: Apoyo la defensa de los “gatos callejeros”, con el control apropiado.
    Todos los animales que el ser humano ha adoptado, ha aceptado y ha protegido a lo largo de la historia y la prehistoria tienen un papel fundamental en nuestra supervivencia. También los que están libres, como en el caso ejemplar de las golondrinas.

  29. Rhay
    15 junio, 2011 de 15:42

    Lo que dices es absolutamente cierto, Gregorovius. Mira, yo mañana tengo que llevar a una de mis gatas (mía propia) a que la castren. Pues bien, la broma me cuesta 120 euros más medicamentos. Cada vez que los voy a vacunar, es una media de 80 euros por gato, y sólo en mi casa tengo cuatro propios, con su chip y todo (y eso que no salen de casa, pero nunca se sabe). El desparasitado interno y externo sale a unos 20 euros por gato… Imagínate la pasta que nos gastamos al año sólo con mis gatos. Claro, los de fuera reciben el mismo trato. Te puedes imaginar que a mí no me llega el sueldo…

    Por cierto, ya que estamos hablando de animales, y permitidme el offtopiqueo, tengo tres gatitas nacidas el 14/04/2011 que están en espera de ser adoptadas. Os dejo foto para que las veáis. Todavía son muy pequeñas para desparasitarlas, lo único que he hecho es aplicarles un producto antipulgas, que este año hay muchas.

    Si alguien está interesado, pedidles a los administradores del blog mi mail y concertamos una cita.

    [url=http://imageshack.us/photo/my-images/546/dscn5980.jpg/][img]http://img546.imageshack.us/img546/6654/dscn5980.jpg[/img][/url]

    [url=http://imageshack.us/photo/my-images/835/dscn5982u.jpg/][img]http://img835.imageshack.us/img835/784/dscn5982u.jpg[/img][/url]

    [url=http://imageshack.us/photo/my-images/806/dscn5964.jpg/][img]http://img806.imageshack.us/img806/7352/dscn5964.jpg[/img][/url]

  30. gatameiga
    15 junio, 2011 de 16:33

    Que dulzura de gatos, Rhay. Espero que les encuentres un buen hogar para ellos. Quizás no sirva de mucho porque tenemos a diario gatos tan bonitos y pequeños como esos en adopción, pero si tienes problemas para publicitarlos fuera de tu pueblo o zona prueba en el foro de las Locas Felinas (Espero que esto no se considere publicidad, no es mi intención), tienen dispersión en toda España y con un poco de suerte encuentres a alguien que quiera llevárselos. A veces hay animales con muchísima suerte que se van a países del norte (Puedo asegurarte que allí tratan a los animales casi con el mismo afán y cuidado que trataban los egipcios a los gatos sagrados). Espero que tengan suerte con ello.
    Siguiendo con el tema, a mi lo que me parece es de una irresponsabilidad por parte de toda la sociedad el pensar que no deben hacerse cargo de los animales abandonados. Muchos me vienen con el cuento de “Yo no los he abandonado, no es mi culpa”. Bueno, sí, directamente puede que no, al igual que no es culpa de ninguno de los presentes que esos animales fueran domesticados hace siglos, pero igual que nadie se plantea si se merecen tener derechos laborales, si se merecen la seguridad social que tenemos, el acceso a los medicamentos, un manifiesto por los derechos humanos, una legislación, un ley que (Se supone) nos protege y ampara y muchas otras cosas que van implícitas por vivir en sociedad y por la que ninguno de nosotros ha tenido que luchar, también me parece que es nuestro deber por tanto hacernos cargo de lo que hace siglos unos antepasados nuestros hicieron, domesticar a los animales, y hacen a diario otras personas, abandonarlos.
    Además de que los gatos se encargan de plagas, como habéis dicho. Mucho más ético que gastar dinero en exterminar a esas poblaciones es castrarlas, a todos los individuos. Se acaba con el problema en una generación y no necesitas matar ningún animal. Claro que de eso también acabaríamos notando las consecuencias … Es evidente que no aprendemos de los errores del pasado. ¿Qué ocurrió en la Edad Media, cuando se exterminaba a los gatos por pensarse que eran ayudantes del demonio? Creo que no hace falta decir que la facilidad que tuvieron muchas enfermedades para extenderse por toda Europa fue debida a que esos animales no cazaban a otros animales (Ratas, palomas) que eran vectores de transmisión de esas enfermedades. Pero como siempre, el pasado parece distante y el futuro brillante. Y así nos va …

  31. gatameiga
    15 junio, 2011 de 16:39

    P.D. Rhay, me he tomado la libertad de pedirles a los administradores tu correo para poder seguir esta charla sin hacer demasiado offtopic en esta entrada y así poder hablar también sobre las posibilidades de encontrarle casa a esos animalitos. Espero no te moleste.

  32. Rhay
    16 junio, 2011 de 9:52

    Al contrario, Gata. Soy yo el que está agradecido por haberme dado la dirección de Locas Felinas. Ya está colgado el anuncio.

    ¡Gracias!

  33. quiro
    17 junio, 2011 de 19:48

    Steve, los virus tienen dos tipos de ciclos: lítico y lisogénico. En el primero se manifiesta como enfermedad y en el segundo no (queda en estado lantente). Empezando por ahí, no sólo que desarroles la enfermedad depende de tu sistema inmune.

  34. MR
    18 junio, 2011 de 0:46

    El problema que le veo a las vacunas es que se administra para prevenir daños económicos, es decir, que un trabajador no falte a su puesto.
    Si es alguien joven y sano creo que lo mejor para su salud es no vacunarse de gripe. No es seguro que la pase y si se ahorra la vacuna mejor. En la gran mayoría de casos AQUÍ son unos días mal y se acabó.
    En otros casos es un tema muy distinto, ya sea por colectivos de riesgo, zonas, tipo de vacuna, etcétera. Por ejemplo, la antitetánica me parece obligatoria en el 100% de los casos.

    Aprovecho que el post está relacionado con las magufadas para comentar que una amiga con cáncer y fiel a sus blogs magufos no se va a tratar por la medicina, sólo por el típico magufo cura-todo. Empiezo a hacerme a la idea que no la voy a ver más.
    Odio los magufos.

  35. 18 junio, 2011 de 2:07

    MR, las vacunas se administran para prevenir daños sanitarios. La gente se muere de sarampión, de varicela, de gripe…

    Y no. No sólo depende de que estés “sano”. Fíjate el caso de la gripe H1N1 o de la gripe española, los más afectados fueron adultos jóvenes y sanos. Es un poquito más complicado que eso.

  36. 18 junio, 2011 de 2:08

    Por cierto, siento lo de tu amiga. Espero que su familia y amigos la podáis hacer entrar en razón.

  37. MR
    18 junio, 2011 de 9:41

    Javi, en el tema de la gripe común he opinado sin tener datos. No soy capaz de encontrar una estadística de mortalidad de la gripe común en colectivos que no son de riesgo. Siempre se habla de niños y mayores, esto me hace suponer (no afirmar) que en jóvenes y sanos es insignificante.
    Lo que sí he leído más de una vez son artículos de estadísticas de horas de trabajo perdidas por la gripe común.

    Del resto de vacunas no digo nada, son importantes.

    Lo de mi amiga es lo que hay. Se morirá encerrada en el engaño. He intentado varias veces hablar con ella del tema magufo y no se puede tener un diálogo.
    No se puede hacer nada contra los magufos con la actual legislación. He hablado con más de uno sobre esta gentuza y les ampara la libertad de expresión.

  38. 18 junio, 2011 de 13:17

    MR, un subtipo de virus de la gripe no muy invasiva produce especial mortalidad en personas de riesgo, niños menores de 3 años y personas mayores de 65 años. A ellos se les aconseja la vacunación. De tanto en tanto, aparecen variantes muy peligrosas del virus de la gripe que afectan mayoritariamente a individuos jóvenes. Se pensaba que esta predilección se debía a que las personas de mayor edad ya se habían expuesto a este tipo de variedades y eran inmunes. Se ha visto que a eso se añade que estas cepas tienen la capacidad de producir una respuesta inmune muy severa, tanto que produce inflamaciones respiratorias muy graves (a menudo letales), y esto ocurre precisamente en aquellos que tienen un sistema inmune potente. Cuando aparece una de esas variantes es cuando se extiende la recomendación de vacunar a todo el mundo, pero eso ocurre cada ciertas décadas, no cada año.

  39. Herbert West
    18 junio, 2011 de 23:51

    Flipágoras.

    En general estoy de acuerdo contigo, aunque como apunta Manuel lo natural no es bueno necesariamente ni malo necesariamente. Simplemente es natural, algunas cosas buenas y otras malas. (anda, como lo artificial)

    Sólo queda añadir, para los que creen que la naturaleza es buena y el sistema inmune nos protege de todo, que los patógenos también se defienden, precisamente de nuestro sistema inmune.

    Esto es una carrera armamentística y cada uno mira por su supervivencia.

  40. 24 octubre, 2011 de 7:26
  41. Rhay
    24 octubre, 2011 de 11:40

    ¿Sabes lo que me encantaría con esto, Manuel? Que algún padre demandara a los padres de un niño sin vacunar por intento de homicidio. Verías lo que iban a cambiar las cosas.

    Perdón por ponerme en esta tesitura, pero con cosas como éstas, ¡no puedorrr, no puedorrr!

  42. gatameiga
    24 octubre, 2011 de 12:32

    Lo único que se puede decir en este caso: La han liado parda xD

    No, ahora en serio. Es grave, pero podría ser peor. Estaría bien que esto sirviera como un toque de aviso y a partir de ahora se regularan esas cuestiones mejor, porque con esa noticia y esos hechos se está demostrando que la negligencia de unos pocos puede acatar daños a la población en su totalidad, y eso no es permisible si vivimos en una sociedad.

  43. 17 enero, 2014 de 9:14

    Otro gran ejemplo de la eficacia e importacia de las vacunas: http://www.fogonazos.es/2014/01/mira-como-desaparece-la-polio-del-mundo.html

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: