Inicio > Actualidad, Ciencia > ¿Hacia una nueva edad de hielo?

¿Hacia una nueva edad de hielo?

16 junio, 2011

No conocemos con total seguridad de que manera la actividad humana esta modificando el clima terrestre, pero todos los indicios parecen mostrar una influencia que empuja al complicado sistema climático de nuestro planeta hacia un calentamiento global. También desconocemos en gran medida la forma en la que el principal protagonista de nuestro clima, el Sol,  cambia con el tiempo y afecta a esta pequeña pelota azul.

Nuestra estrella no presenta una actividad constante; todo lo contrario, varía de forma sensible en ciclos de 11 años de duración. Una mayor actividad se traduce en mayor cantidad de radiación que llega a la Tierra, mientras que una baja actividad solar significa un descenso de la misma.

Resultaría paradójico o mejor dicho frustrante, que todos nuestros esfuerzos por no alteral el clima terrestre se fueran al traste debido a un capricho estelar. Sin embargo, algunos especialistas consideran que tal posibilidad existe.

Científicos del Nacional Solar Observatory (NSO), y del Air Force Research Laboratory (AFRL) estadounidenses, consideran que el Sol se dirige hacia un ciclo de baja actividad, lo que podría ser comparable con el período de 1645 a 1715, conocido como la «Pequeña Edad de Hielo» y donde las temperaturas medias del planeta llegaron a bajar hasta 10ºC de media. Estas conclusiones, presentadas en el congreso anual de la Sociedad Astronómica Americana, se basan en estudios que abarcan la dinámica del interior, de la superficie y de la corona solares. Éstos han mostrado un descenso en las manchas  de nuestra estrella y una menor actividad electromagnética en los polos.

Sin embargo, no todos los especialistas están de acuerdo en tales conclusiones. Otros científicos opinan que el descenso de actividad solar apenas podría suponer una bajada de 0,3ºC, a todas luces insuficiente para equilibrar el calentamiento global.

No obstante, es importante puntualizar que una bajada de las temperaturas, con el consiguiente aumento de los hielos y descenso del nivel del mar, no representaría tampoco un escenario paradisiaco: al aumento de las sequías y a la disminución de la superficie cultivable, se uniría a un mayor consumo energético debido al descenso térmico.

No se si a todos los lectores estas noticias les provocan lo mismo que a mi: un sentimiento de fragilidad e impotencia ante los fenómenos naturales que no hace más que recordarnos nuestra insignificacia en el cosmos.

Fuente: ABC Ciencia

  1. 16 junio, 2011 a las 16:54

    Si es que al final contra los caprichos del universo nada se puede hacer. Aunque por muy frustrante que sea, debemos seguir cuidando el ecosistema, ya no solo porque la bajada no compense, sino por la biodiversidad y nuestro propio futuro, ya que si nos cargamos nuestro planeta ¿dónde viviremos?

    Me gusta

  2. Xurxo Xabaril
    16 junio, 2011 a las 17:34

    Bueno, qué grado de credibilidad tiene el Air Force Research Laboratory? porque no es que me sume a corrientes conspiranoicas, pero no olvido que en Irak supuestamente había armas de destrucción masiva y que éste es el país de Jesús, y que es el gobierno que pone trabas a las medidas de control del cambio climático, ¿no será una forma de solución homeopática del tema?
    Saludos

    Me gusta

  3. José Juan
    16 junio, 2011 a las 18:26

    Sin duda hay mucho que conocer aún acerca de nuestro sol. Nuestra historia es muy corta para darnos cuenta de los cambios que ocurren en nuestro planeta y las probables consecuencias para la vida, a raíz de nuestro sol.

    Me gusta

  4. Albireo
    16 junio, 2011 a las 18:42

    Cuando en otro hilo hablábamos del cambio climático, puse en duda que los del IPCC estuvieran teniendo en cuenta todos los posibles factores a la hora de confeccionar sus (catastrofistas) predicciones. Pues bien, esto puede ser un ejemplo de lo que dije.

    Además de la actividad solar, existen mas mecanismos naturales que afectan al clima que considero mas poderosos que la contaminación antropogénica.

    Un ejemplo de ellos pueden ser los ciclos orbitales que estudió Milankovitch.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Variaciones_orbitales

    También los periodos de alta actividad volcánica han afectado intensamente al clima.

    Me gusta

  5. 16 junio, 2011 a las 18:56

    @Albireo, en el caso no demostrado de que se de una disminucion de la actividad solar que provoque una bajada de temperaturas (que como has podido leer en la entrada no seria suficiente para compensar el calentamiento global), seria un fenomeno transitorio. En unos años la actividad solar vuelve a su estado normal y nosotros con los pantalones bajados «porque el IPCC no esta teniendo en cuenta todos los factores». Con las epocas de alta actividad volcanica, pasa tres cuartos de lo mismo, aparte del hecho de que la actividad volcanica no ha crecido.

    En cuanto a los ciclos de Milankovitch, como puedes ver en el enlace que das ya se conocen y sus variaciones son a muuuucho mas largo plazo, por no mencionar que pueden afectar tanto calentando, como enfriando el planeta. Pero eso es a una escala de decenas de miles de años, no de apenas unos cientos.

    Me gusta

  6. 16 junio, 2011 a las 19:01

    no hace más que recordarnos nuestra insignificacia en el cosmos
    Mas que insignifcancia, es que somos absolutamente indiferentes al universo, se mueve sin contar con nosotros, pero … nosotros no lo podemos ignorar, aunque de hecho así sea.

    Me gusta

  7. Albireo
    16 junio, 2011 a las 19:24

    Bueno, Javi, yo creo que una posible bajada de 10º si que compensaría, con creces, el calentamiento antropogénico. Además, los 70 o mas años que puede durar el evento darían para que, en el ínterin, los humanos recapacitemos y mejoremos en nuestras “costumbres”, cosa que el planeta no hará.

    Me gusta

  8. Bender
    16 junio, 2011 a las 21:21

    Hace un tiempo pusieron un documental en la 2 sobre cómo el calentamiento global paradojicamente podría producir otra edad de hielo. El deshielo de los polos haría que una gran cantidad de agua dulce se vertiera en el océano, lo que podría interrumpir la corriente del golfo, lo que haría que Europa se congelara, lo que haría que la Tierra reflejara más calor… O algo así.

    Me gusta

  9. 16 junio, 2011 a las 21:22

    Si claro, ¿Y tu sabes lo que haria falta para una bajada de 10 grados? Por cierto, es un error del articulo, la bajada de temperatura de la PEH fue de 1-1.5 grados, no 10.

    Ademas, si la gente no se pone las pilas cuando hay calentamiento, ¿cual crees que sera su actitud si deja de haberlo? ¿De verdad te crees que quien niega el calentamiento global va a mover un dedo porque «los modelos del IPCC» predigan que en 20 o 30 años volvera a haber calentamiento?

    Ademas, a cuento de los modelos del IPCC «que no tienen en cuenta todos los factores», la evolucion de las temperaturas ha seguido la trayectoria prevista, asi que ya me diras lo que se les ha olvidado.

    Me gusta

  10. 16 junio, 2011 a las 22:16

    Tanto el IPCC como la ciudadanía en general deben afrontar un sencillo principio de utilidad: todos los datos que tenemos nos inclinan a pensar en que el riesgo de un calentamiento global es real. Es posible que no estemos en lo cierto, y no porque «pueda que no tengamos en cuenta todos los factores», sino porque es completamente seguro que no tenemos en cuenta todos los factores, ya que los desconocemos. Ahora bien, cuando los conozcamos (si llegamos a hacerlo alguna vez), lo que «puede» es que sea demasiado tarde. Normalmente, esa es la situación con la que se suele trabajar en ciencia; tener la certeza absoluta es un lujo que no solemos disfrutar.

    Reducir las causas antropogénicas que «pueden» originar un calentamiento global es útil, lo miremos por donde lo miremos: si finalmente -como así parece- lo estamos provocando, la utilidad es obvia; pero además, una gestión energética más racional es positiva en sí misma, una disminución de las emisiones, de la contaminación, de los vertidos, de los resíduos, una explotación agrícola más sostenible y un freno definitivo a la desforestación lo único que nos van a proporcionar es un mejor futuro, haga un poco más de calor o un poco más de frío.

    Evidentemente, si el Sol se apaga o nos cae encima una piedra de 70 km de diámetro, le pueden ir dando a los vehículos híbridos, pero no se puede vivir destrozando la casa porque mañana pueda haber un terremoto.

    Me gusta

  11. José Juan
    16 junio, 2011 a las 23:42

    Estoy de acuerdo, hay que hacer lo que esté a nuestro alcance. De lo que no tenemos injerencia, lo único que podemos hacer es medir las consecuencias en el peor de los escenarios.

    Me gusta

  12. Albireo
    17 junio, 2011 a las 8:57

    La modificación artificial del clima es un concepto que todos podemos entender como positivo. En las novelas de ciencia ficción futuristas suelen tratarlo como un avance de la humanidad, ya que plantea múltiples ventajas a la sociedad.

    Evidentemente la contaminación atmosférica que se está produciendo en la actualidad dista mucho de lo que podríamos considerar como un control inteligente del clima. Sin embargo, yo creo que a pesar de todo, existen aspectos positivos en el suave calentamiento que se está produciendo en las últimas décadas.

    Hay muchos que creen que las condiciones climáticas que nos han tocado vivir son las mejores ¿por qué?. Resulta que si echamos un vistazo al pasado, las condiciones ambientales del planeta han fluctuado muchísimo (de forma natural) y se sabe que estas variaciones han condicionado incluso la evolución, aparición y extinción de numerosas especies.

    Por otra parte, las necesidades de nuestra civilización también van cambiando, por ejemplo por la creciente población humana que requiere cada vez mas cosechas para garantizar su alimentación. Es decir, incluso si el clima actual hubiera sido el óptimo para que el ser humano apareciese en la sabana africana (que mas bien creo que no), actualmente ya no tendría porqué seguir siendo nuestro óptimo.

    Me gusta

  13. 17 junio, 2011 a las 9:55

    Albireo :

    La modificación artificial del clima es un concepto que todos podemos entender como positivo. En las novelas de ciencia ficción futuristas suelen tratarlo como un avance de la humanidad, ya que plantea múltiples ventajas a la sociedad.

    Por supuesto, pero cuando es controlada, y no es el caso. Ahora no estamos haciendo de relojeros ajustando un preciso mecanismo, sino de niños golpeando el reloj contra una pared. Puede que lo arreglemos a golpes por puro azar, pero las probabilidades de romperlo del todo son exorbitantemente mayores.

    Albireo :

    Por otra parte, las necesidades de nuestra civilización también van cambiando, por ejemplo por la creciente población humana que requiere cada vez mas cosechas para garantizar su alimentación. Es decir, incluso si el clima actual hubiera sido el óptimo para que el ser humano apareciese en la sabana africana (que mas bien creo que no), actualmente ya no tendría porqué seguir siendo nuestro óptimo.

    Precisamente a eso nos refereimos con sostenibilidad. Hasta que no seamos capaces de alterar el clima en la dirección y cantidad que deseemos y con el más absoluto control del mismo, es una barbaridad pretender «adaptar» el planeta a nuestras necesidades. Más bien, y hasta que nuestro conocimiento avance lo suficiente, convendría «adaptarnos» a las características del planeta o, insisto, cuando sepamos como enfriar o calentar la atmósfera quizá sea demasiado tarde.

    Hoy por hoy no tenemos la tecnología necesaria como para garantizar un nivel de vida digno a una población en constante aumento exponencial. No podemos evitar la contaminación producida por nuestra actividad y no somos capaces de dejar de perder biodiversidad y cobertura forestal a raudales. Tenemos dos opciones: seguir por ese camino confiando en encontrar soluciones a tiempo (y a contrareloj) o cortarnos un poco y buscar unos modos de explotación menos agresivos, al menos hasta que seamos capaces de asumir otros modelos.

    Saludos.

    Me gusta

  14. Albireo
    17 junio, 2011 a las 11:29

    El hecho de ser mas de 6.000 millones de personas, y con una proyección al doble en pocas décadas, es algo muy por encima de lo “natural”. Hay que ser consecuentes y realistas: 10.000 millones de humanos no pueden mantener el planeta intacto. Mas bien al contrario, necesitamos campos de cultivo en lugar de selvas, industrias en lugar de talleres artesanos, presas, autopistas, ferrocarriles, centrales eléctricas, etc. También es realista contar con que el necesario desarrollo de los pueblos y países actualmente subdesarrollados va a elevar el nivel de contaminación que tenemos hoy, por muchos esfuerzos que hagamos. Es que, además, sería lo justo: no podemos negar a nadie lo que nosotros hemos podido hacer en el pasado.

    En ese escenario (no necesariamente catastrófico) ¿necesitamos agoreros que nos recuerden todo el mal que estamos causando a la naturaleza, o mas bien gente responsable que se preocupe de aprovechar los cambios y planificar el futuro inmediato?

    Me gusta

  15. Fleischman
    17 junio, 2011 a las 15:19

    Hola:
    He entrado para comentar que lo de los 10 grados «de media» es una barbaridad. Quizá se refiera a «algunos sitios», pero ya lo ha aclarado Javi.
    Ya que estoy, solo comentar que lo de adaptarnos al planeta para ser sostenibles es una frase muy bonita, pero supondría (en los países ricos, claro está) una bajada brutal del consumo y una modificación del nivel de vida que (casi) nadie quiere asumir. Claro que como dice Jared Diamond en Colapso (donde por cierto se exponen algunos ejemplos del nivel máximo de población que puede haber, de forma sostenible, en un país), al final es el entorno el que hace que nos tengamos que adaptar sí o sí (por las bravas, vaya).
    Por ejemplo, ahora estoy escribiendo esto utilizando un PC y electricidad, que no son inocuos precisamente…

    Me gusta

  16. 17 junio, 2011 a las 21:15

    Sin embargo, yo creo que a pesar de todo, existen aspectos positivos en el suave calentamiento que se está produciendo en las últimas décadas.

    Ya. Eso cuentaselo a los que sufren las consecuencias del aumento de sequias o del numero de huracanes. Tu actitud es como si dejas aparcado el coche en una cuesta sin echar el freno de mano y cuando alguien te dice que el coche se esta moviendo dices «bueno, se esta moviendo despacio», sin pensar a la velocidad a la terminara al final de la cuesta.

    ¿necesitamos agoreros que nos recuerden todo el mal que estamos causando a la naturaleza, o mas bien gente responsable que se preocupe de aprovechar los cambios y planificar el futuro inmediato?

    Sin alguien que investigue los efectos de nuestras acciones, nadie podra planificar nada con sentido.

    Me gusta

  17. Cristian Rios
    20 junio, 2011 a las 0:04

    Hola, me parece que esta información está desactualizada, porque según la NASA en este año estamos entrando en un período de máxima actividad Solar, y hasta ahora ya se han producido bastantes erupciones solares. Otra cosa, es que después de leer la información de ABC y la de la NASA, es que creo que la conclución de ABC puede referirse a una confusión (o por apresurarse) ya que el período de inactividad Solar que hubo (2008-2011) antes del ciclo 24 (2011 en adelante), fue muy largo y de muy poca actividad. La información detallada en el siguiente link:

    http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/14apr_thewatchedpot/

    [ Esta es la última que me llegó sobre el tema, y hay más, pero buscar entre las 335 que tengo es… Complicado ]

    Me gusta

  18. Fleischman
    20 junio, 2011 a las 8:16

    Precisamente este finde he estado leyendo un libro sobre la Pequeña Edad de Hielo (uno de Brian Fagan) y, por lo que se dice ahí:
    – La temperatura bajó de media 0.3º aprox., con periodos de hasta 0.5º (coincidiendo con grandes erupciones volcánicas).
    – Justo antes hubo un periodo cálido de unos cinco siglos de duración (800 d.C. – 1300 d.C., aprox.) en el que no se produjeron las grandes catástrofes que nos profetizan Al Gore y compañía. Al contrario, fue un periodo de bonanza en el que la producción agrícola era mayor que nunca (podía cultivarse a mayor altitud y latitud, había viñedos en Inglaterra, cereales en Escandinavia, los vikingos pudieron vivir en Groenlandia…). Precisamente la gran mortandad que se produjo al comenzar la Pequeña Edad de Hielo se debió, en parte, a la superpoblación que había provocado este periodo cálido. Así que quizá tengan razón Lomborg y compañía en que un suave calentamiento tiene más ventajas que inconvenientes…

    Me gusta

  19. Albireo
    21 junio, 2011 a las 10:40

    @Javi: “Sin alguien que investigue los efectos de nuestras acciones, nadie podra planificar nada con sentido.”
    Fíjate que yo en absoluto he rechazado que se investigue nada. La ciencia debe tratar de medir (que no aventurar) los efectos del incremento de co2 en la atmósfera. Pero una cosa es la investigación científica y otra considerar que se tiene la verdad y la moral cogidas por una pata.

    @Fleischman. Posiblemente tienes razón y el dato de 10º de la entrada sea erróneo. Sobre el efecto que tuvo el suave calentamiento medieval, es indiscutible que este fue beneficioso para el desarrollo de la humanidad, como no podía ser de otra manera (calor y humedad, ¿quien necesita mas?). Y si ahora se vuelve a calentar el clima, aunque sea de forma antropogénica ¿porqué no iba a ser igual de beneficioso o mas?.

    Temas como las islas de plásticos en los océanos, los vertidos incontrolados en los ríos, la gestión de los residuos, el consumismo, el hambre, la enfermedad, la ignorancia ¿no son temas tan o mas acuciantes que el cambio climático? ¿se están destinando los mismos fondos a paliarlos? ¿salen tanto en la prensa? ¿dan para tantos “papers”, congresos, cumbres, etc?

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: