Inicio > Actualidad, Ciencia > Ni conocimiento libre, ni gaitas…

Ni conocimiento libre, ni gaitas…

17 junio, 2011

Si el otro día nos animaba la noticia sobre la oferta pública y gratuita y por parte de la National Academic Press sobre sus ediciones, hoy otro titular emborrona la alegría: “El 20% de los genes humanos están patentados”, reza un artículo de The Guardian (vía Guizmodo). Una de cal y otra de arena…

El dato es tan duro como parece: una quinta parte del genoma humano es propiedad de unas cuantas empresas privadas. Esto quiere decir que para trabajar con esos genes, por ejemplo para cualquier investigación sobre terapia génica, hace falta pagar por ello al empresario de turno. De nuevo, confundimos propiedad intelectual con “derechos [económicos] de autor”. Y en este caso el agravante es que ni siquiera son  los derechos del autor, sino del descubridor,  o del que se lo ha comprado al mismo (vamos, como si los americanos aún estuvieran pagándole un alquiler a D. Cristóbal por descubrir para occidente aquellas tierras).

Es lo que tiene el libre mercado: comenzamos pagando a un empresario por un libro cuyo autor está criando malvas y terminamos apoquinando royalties por nuestro propio ADN.

Craig Venter

Craig Venter, fundador de Celera Genomics

Esta historia particular comenzó a principios de los 90 del pasado siglo, cuando un consorcio científico internacional desarrollaban el Proyecto Genoma Humano, encaminado a decodificar el ADN completo de nuestra especie. Liderado por los Institutos Nacionales de Salud de los EEUU, la Fundación Wellcome Trust británica y dirigido por el codescubridor de la dóble hélice James Watson, se trataba del proyecto público de mayor emvergadura de la historia de la biología.  Sin embargo, poco se tardó en pretender patentar los genes que se iban descubriendo, propuesta encabezada por el americano Craig Venter. Al desbaratarse la propuesta, Venter abandonó el Proyecto y creó su propia empresa: Celera Genomics, con la intención de continuar el proyecto de forma privada (y lucrativa, claro está). Celera Genomics tomó la delantera y finalizó en primer lugar la secuenciación completa. Aunque no se podía patentar el genoma completo, una excepción permitía hacerlo con aquellos genes que tuvieran una función conocida, algo que no se hizo esperar. Hoy día a Celera Genomics y los consorcios oficiales, se han sumado numerosas empresas biotecnológicas que poseen centenares de patentes de genes humanos.

Pero patentar nuestros genes no representa una aberración simplemente teórica, sino que es un modo más de seguir marcando las diferencias entre aquellos que pueden pagar un medicamento y los que se encuentran condenados por su nivel de subdesarrollo a sufrir y morir de enfermedades curables, pero con remedios demasiado caros para sus paupérrimos bolsillos.

Hablando de utopías, nos quedamos con los  Artículos 1 y 4 de la Declaración Universal sobre el Genoma Humano de la UNESCO: 1. El genoma humano es la base de la unidad fundamental de todos los miembros de la familia humana y del reconocimiento de su dignidad intrínseca y su diversidad. En sentido simbólico, el genoma humano es el patrimonio de la humanidad. 4. El genoma humano en su estado natural no puede dar lugar a beneficios pecuniarios.

No se si ya lo he dicho, pero el Conocimiento debería ser libre y gratuito 😉

Gracias a Dani por pasarnos la noticia


  1. 17 junio, 2011 de 7:40

    El conocimiento es libre, ha sido así y lo seguirá siendo. Otra cosa es que atendamos a los privilegios administrativos concedidos por una oficina en cosideración a los derechos de propiedad intelectual que deberían llamrse derechos de simpiedad intelectual.
    Ver el articulo 53 y ss de la ley sinde o Ley 2/2011, donde los derechos de autor, son expoliados a favor del pagador de nóminas.
    Que les den.

  2. 17 junio, 2011 de 7:53

    No se de que os quejais tanto. Yo ya me he patentado el genoma del grano en el culo. Todos estos me van a tener que pagar una pasta!

  3. Mike
    17 junio, 2011 de 8:56

    Triste relacion entre los cientificos y los empresarios… pero como todo, el mayor avance cientifico se hace con motivacion y una buena motivacion es el dinero.

  4. KC
    17 junio, 2011 de 10:50

    Mike :
    Triste relacion entre los cientificos y los empresarios… pero como todo, el mayor avance cientifico se hace con motivacion y una buena motivacion es el dinero.

    Que va, Mike, eso no es así. Te explico: Venter dedicó todo ese tiempo al genoma únicamente para defender el conocimiento libre y gratuito. Para los medios que necesitaba estuvo dos años pidiendo diariamente en la calle a ver si algún defensor del conocimiento libre y gratuito le donaba para su investigación. Finalmente, después de pedir en las esquinas de los supermercados de varias ciudades, consiguió, gracias a todos los defensores del conocimiento libre y gratuito, la inversión necesaria para acceder a los medios necesarios, pues el Estado le dio poco más que para pipas. Con estos diez millones de dólares que consiguió de los defensores del conocimiento libre y gratuito invirtió en todo lo necesario, pero al no quedarse con nada, ya que es un defensor del CLYG, en breve le embargan la casa. Su conocimiento es libre y gratuito, y ahora todo el mundo lo disfruta, menos él. Pensaba que podría pagar sus facturas dando charlas en la Universidad sobre el genoma, pero prefirieron pagarle 30.000 euros a la hija de Sarah Palin por defender cosas que ni ella misma cumple.

    Si vamos más allá de mezclar churras con merinas nos damos cuenta de que las patentes son modalidades que alguien pensó para poder amortizar todo el gasto que conlleva una inversión, que ya de por si es complicada de conseguir. Esto no existiría de darse el caso de que el Estado fuera quien se hubiera encargado de subvencionar estas investigaciones. El Estado no se encarga y prefiere legalizar patentes como forma de mortivar trabajos privados. ¿Es bueno que alguien pueda trabajar privadamente en estos asuntos? ¿Son lo mismo estos asuntos que otros?Esto es lo realmente criticable, no si Venter tiene una patente o no, que es algo así como estar delante del Guernica y mirar el soporte. También sería criticable cuanto tiempo se supone que dura la patente, ya que estamos hablando de algo intrínsecamente importante para todos y de valor público, por lo que no puede ser igual que los derechos vitalicios que se dan por algún tipo de arte, por ejemplo.

    Lo mejor que podrían hacer para que la ciencia avance en este apartado del genoma es dejarle el trabajo a los defensores del conocimiento libre y gratuito. Seguro que en un año o así tenemos hasta el genoma del diplodocus. O mejor, se lo podríamos dejar a los banqueros, que ellos ya consiguen dinero por hacer prácticamente nada y se deben de aburrir. Es buena idea, ¿no?

    Saludos.

  5. Marino
    17 junio, 2011 de 10:53

    Hasta donde llega esa “propiedad”?
    Por ejemplo, por culpa de esa patente, aunque yo tomase un adn humano y lo descodificase de nuevo, como si no lo hubiese hecho nadie nunca antes, no podría usar esa información en publicaciones o para elaborar medicamentos sin pagar antes royalties?
    O el tema se limita a que si yo les pido esa info me pueden cobrar por ella?

  6. Marino
    17 junio, 2011 de 11:09

    Perdon por doblepost, pero el post de KC apareció después de publicar yo lo mio.

    Está claro que no se puede pretender nadar y guardar la ropa. No podemos pretender que el conocimiento sea libre y no desembolsar un duro por el, porque al revés de lo que muchos piensan, no existe el árbol del dinero (y bueno, si existiese no arreglaría mucha cosa, temas de inflacción y tal…) y cuando se quiere conseguir algo, ese algo cuesta.
    Claro que no es lo mismo, a efectos de la humanidad, diseñar un nuevo aparato que el descubrimiento de algo. De hecho, yo creía que no se podían patentar ese tipo de cosas.
    Entiendo que si una farmafiaceutica quiere usar la info del ADN pague por ello. A fin de cuentas, se va a lucrar. Pero creo que sería correcto que esa info estuviese disponible de forma libre para investigación (aunque si de esa investigación se derivase rendimiento económico, luego tuviesen que pasar parte). Vamos, algo parecido a lo que pasa con los programas con licencia gratuíta doméstica o de pago para empresas o soluciones similares.

    Me surge la duda de si, por ejemplo, los herederos de Einstein reciben o recibió él en su momento dinero cuando las aplicaciones del efecto fotoeléctrico comenzaron a usarse en aparatos y sistemas.

  7. KC
    17 junio, 2011 de 11:28

    Vamos, algo parecido a lo que pasa con los programas con licencia gratuíta doméstica o de pago para empresas o soluciones similares.

    Cada caso concreto requiere una solución concreta, por el evidente hecho de que no es lo mismo un navegador, por decir algo, que los genomas.

    No deberían poder patentarse, como bien dices, pero es que del ser al deber ser no sólo está Heiddeger.

    Lo que no podemos esperar es que si el Estado no se encarga de esto, no lo haga nadie.

    Saludos.

  8. KC
    17 junio, 2011 de 11:53

    Sobre Einstein, también tenía curiosidad:

    http://bit.ly/jXiDwl

    Si eso es cierto, supongo que Einstein donaría su imagen a esa Universidad bajo testamento. No sé cuánto tiempo corresponde legalmente y para qué casos concretos se utiliza. De todas formas, no sé si se incluye su obra, que sería lo realmente importante, no el tema de la imagen.

    Saludos.

  9. Gregorovius
    17 junio, 2011 de 13:06

    Este historia de patentar genes comenzó con la agricultura, donde hace tiempo que se utiliza la ingeniería genética. Se han patentado también especies de plantas, hace ya bastante tiempo. Al compás del avance de la ciencia y de las tecnologías genéticas era de esperar que se llegara también a patentar los genes humanos.

    Si alguna des estas honradas empresas de “inver-stigación” consigue analizar el genoma de alguna población humana aislada (“no contactada”), puede patentar a toda la tribu en su conjunto, y ser su dueño, como en la Edad Media.

    Que se llegue a cobrar derechos de autor por tener hijos todavía suena a broma, pero si la historia sigue este camino, no me parece nada improbable. También como en la Edad Media con el “derecho de pernada’, pero en postmoderno neoliberal.

  10. Mike
    17 junio, 2011 de 13:51

    Gracias KC por la aclaracion, tienes toda la razon, yo solo queria hacer un punto simplista de la situacion, los temas en biologia son un asunto delicado.

  11. KC
    17 junio, 2011 de 16:13

    Gregorovius, neoliberal no significa querer recuperar el gasto de una inversión y obtener algún beneficio bien distribuido y fiscalizado, que es totalmente lícito y sin lo cual no habría ni inversión, ni desarrollo ni resultado ni nada. Neoliberal es, por ejemplo, superar ilógicamente la cantidad de años necesaria para recuperarla y convertirlo en abuso, o bloquear otras investigaciones de otros proyectos relacionados indirectamente, o patentar exclusivamente la genética de poblaciones aisladas como dices, o mucho peor, dar una patente o licencia a quien no se la merece porque de alguna forma se va a beneficiar quien discreccionalmente la otorga. Cosa que traspasada a otros ámbitos ha ocurrido y ocurre con las adjudicaciones que las Administraciones tienen que dar tras CONCURSO (que en vez de concurso podría llamarse DEDO). Neoliberalidad, antes que un concepto económico es un concepto psicológico.

    Queréis criticar un sistema y no sabéis ni las diferencias. Pensáis automáticamente que el dinero es malo y no os dais cuenta de que es sólo una herramienta, un objeto sin conciencia ni pensamiento, para el funcionamiento de un sistema que en su base teórica podría funcionar, pero que con la parte corrupta de la manzana que es el neoliberalismo sin límites es imposible. El dinero no es ni mejor ni peor, son las personas que lo manejan quienes lo son y quienes pervierten el sistema porque para ellos no es un sistema, sino una distracción caprichosa sobre la que únicamente buscan un beneficio personal, ni empresarial, ni social ni nada. Que yo te pague por un trabajo es justo, que alguien que tiene 400 millones de patrimonio, la mitad en paraísos fiscales, le salga la renta a devolver no lo es. El sistema no funciona porque cada vez se ha ido pervirtiendo más gracias a la mierda de leyes de todo tipo que algunas brillantes mentes han hecho o dejado de hacer -seguramente condicionados-, no porque su base teórica sea mejor o peor.

    En cuanto a lo de derechos de autor por tener hijos, lo que sucede es más bien lo contrario, en algún país debes pagar por tener más de uno, y ya sabemos lo que ha ocurrido estos últimos treinta años con las niñas a raíz de esa “brillante” medida.

    En resumen, el problema no es tanto el sistema, sino qué se hace con él por estar mal regulado y por no poner límites dónde debería haberlos. Y por supuesto está mal regulado porque ha interesado que sea así.

    Saludos.

  12. KC
    17 junio, 2011 de 17:11

    Esto también es neoliberalismo:

    http://is.gd/wTAAB3

    No, no he trucado el vídeo. Lo siguiente es preguntarse por qué esto ocurre.

    Saludos.

  13. Gregorovius
    17 junio, 2011 de 18:05

    KC: “neoliberal no significa querer recuperar el gasto de una inversión y obtener algún beneficio bien distribuido y fiscalizado
    Por eso escribí neoliberal, no “capitalista”. Estando tú en el hilo ya tuve cuidado. 🙂

  14. 18 junio, 2011 de 0:23

    No puedo creer que sea cierto… malditos hijos de p*ta. Así se pudran.

  15. David D
    18 junio, 2011 de 6:14

    Por otro lado están las farmaceuticas indias y chinas que se pasan las patentes por el forro, para bien o para mal. Aunque si les preguntas a los africanos VIH+ que están recibiendo retrovirales de bajo coste seguro que te dirán que para bien.

  16. 18 junio, 2011 de 10:55

    Un poco más de neoliberalismo:

    http://is.gd/vxGazr

    http://is.gd/cLDDDk

    http://is.gd/Si97xF

    Eso no tiene nada que ver con un sistema económico que aspire políticamente a (re)distribuir justamente los recursos entre la mayoría de la población, que es el fin de cualquier sistema económico que se tenga por serio. Es sencillamente un juego de hilos, contactos, amiguismos, engaños, maquillajes y favores que sólo benefician a unos pocos que por diferentes motivos están próximos al poder.

    Confundir una cosa con otra es no tener absolutamente la menor idea.

    Saludos.

  17. KC
    20 junio, 2011 de 0:03

    Al biohacker Hernández (broma):

    http://is.gd/1XuDdQ

    Sus integrantes quieren sacar la biotecnología de las grandes corporaciones y, desde sus garajes, llevar los beneficios de la ingeniería genética a toda la humanidad.

    Y yo quiero la solución efectiva del cáncer en todos los casos, pero ¿por qué nadie habla de los posibles perjuicios? Por otro lado, también Apple salió de un garage y me parece que ahora es una corporación que además tiene bastantes problemas con la propiedad industrial.

    “Hasta el momento, no ha tenido éxito. Pero, para ella, el éxito entendido como un producto terminado es algo incidental. Yo diría que su éxito está en el mismo proceso de hacerlo y en la reivindicación del derecho a hacerlo”, dice Wohlsen.

    Como éxito personal desde luego, como éxito práctico poco le veo.

    “Cada una de estas personas intenta que la ciencia de la vida y la biotecnología sean más accesibles y factibles para más gente. Esa es la mejor definición que se me ocurre para el biohacking”

    Me parece excelente, es una cosa muy digna y admirable. Yo también me apunto a eso. Pero también estaría bien adelantarnos al biocracking (espero que se entienda la diferencia).

    Han surgido decenas de empresas que secuencian por encargo. Los biohackers “podrán sentarse en casa casi sin ninguna infraestructura y hacer sus experimentos”

    Hernández, en breve nos pedimos el Geneticnova… seguro que nos lo traen.

    Para responder a esa pregunta, me decidí a construir mi propio laboratorio. Hasta ahora, he encontrado que muchas piezas valen de diez a cien veces lo que cuesta fabricarlas

    ¿Este señor espera que la fábrica se ponga en funcionamiento para venderle las piezas a valor de coste? ¿De dónde saca entonces el fabricante valores para que los empleados sigan haciendo piezas? Ah, perdone usted, que no había contado que los empleados dan de comer a sus hijos de su defensa del conocimiento libre y gratuito. Pero, ¿ha pensado este señor que no todos los científicos van a querer gastar su tiempo en fabricar piezas y que algunos experimentos que no sean plantar un guisante necesitan piezas complejas y de cierto conocimiento ingeniero especializado que también tiene un coste? Sí, a mí también me parece que 100 veces el valor monetario de lo que cuesta es una exageración -neoliberalista-, y eso critico, pero eso no hace que piense que deban regalármelas o en las alternativas surrealistas que propone. Volvemos a mezclar churras con merinas.

    El alma de esta mezcla de biología, informática e ingeniería es el idealismo

    Sí, pero el irracional, no el racional. Yo también me considero un idealista en amplios ámbitos y no por ello dejo que se me despeguen los pies del suelo, ni pastoreo sin saber cuáles son las churras y cuáles las merinas.

    Pero, para muchos de ellos, la forma en que universidades y empresas han institucionalizado la ciencia está inhibiendo esa energía en vez de liberarla.

    En eso llevo insistiendo más años que pelos tengo en las cejas, pero eso no quiere decir que mañana diga que soy dentista y me ponga a sacar muelas. Eso es comúnmente denominado mezclar churras con merinas, cosa que parece que está de moda.

    “Creen que la innovación podría prosperar mediante la democratización y la domesticación de la biotecnología, poniéndola en las manos de más gente, que puede que no tengan un título, pero sí buenas ideas”

    Pues seguramente, además suena bien, pero no me atrevería yo a poner en manos de cierta gente según qué biotecnología, por muy buenas ideas que tengan y muy buenos que vayan a ser.

    Biología fuera de la ley

    ¡¡Te hemos pillado, Hernández!! ¡¡Sal del garage!!

    Saludos.

  18. 20 junio, 2011 de 23:08

    Cagontó, ya me decía mi santa madre que se pilla antes al mentiroso que al cojo…

    Ahora a trasladar todo a otro garage antes de que lleguen las fuerzas neoliberales de seguridad, ains…

  19. Darío
    20 junio, 2011 de 23:33

    Para responder a esa pregunta, me decidí a construir mi propio laboratorio. Hasta ahora, he encontrado que muchas piezas valen de diez a cien veces lo que cuesta fabricarlas

    Ah, perdone usted, que no había contado que los empleados dan de comer a sus hijos de su defensa del conocimiento libre y gratuito. Pero, ¿ha pensado este señor que no todos los científicos van a querer gastar su tiempo en fabricar piezas y que algunos experimentos que no sean plantar un guisante necesitan piezas complejas y de cierto conocimiento ingeniero especializado que también tiene un coste? Sí, a mí también me parece que 100 veces el valor monetario de lo que cuesta es una exageración -neoliberalista-, y eso critico, pero eso no hace que piense que deban regalármelas o en las alternativas surrealistas que propone. Volvemos a mezclar churras con merinas.

    Recuerdo haberle leído algo parecido a Gates.

  20. KC
    21 junio, 2011 de 0:18

    ¿Estás seguro, Darío? ¿No sería Carlitos Slim? Si lo dices por mi patrimonio no llego al 0′(gúgol de ceros)1% de ninguno. Ahora, si eres tan amable, explícame tu propuesta para una genética sostenible en la que las piezas necesarias para un experimento que no sea plantar un guisante puedan tener la especialidad que se requiere. Y añade la variable de que el Estado no quiera encargarse. Y si tienes algún ejemplo de éxito mediante el sistema arriba expuesto haz el favor de pegarlo.

    Saludos.

  21. 22 junio, 2011 de 17:45

    Primero mi cartera y despues la salud humana

    Hooray por la moral de algunos u_u

  22. KC
    27 junio, 2011 de 10:44

    ¿Por qué empezó a programar con código abierto?

    Es sencillo. Si tenemos a mucha gente trabajando en una idea, será más fácil saber por qué algo no funciona y encontrar una solución. Si yo uso un programa de Microsoft y no me funciona, lo único que haré será enfadarme más y más. Yo empecé a trabajar en código abierto porque me ganaba la vida como científico y programar era una de mis tareas. Si hacía accesible mi trabajo a todo el mundo, tendría a miles de personas ayudándome. Si lo hacía en privado, sin embargo, mi trabajo no se extendería.

    ¿Recomendaría a todo el mundo programar con código abierto?

    No. La única razón por la que el código abierto es posible es porque los que lo utilizan tienen otras fuentes de ingresos. La gente que escribe software tiene que ser pagada y, si todo el mundo lo hiciera en código abierto, ¿cómo se ganarían la vida los programadores?

    Vaya, alguien que programa en código abierto aconsejando lo contrario. Debe de estar loco este hombre. ¡A la hoguera! ¡Viva el conocimiento libre y gratuito!

    http://bit.ly/m4znUQ

  23. KC
    27 junio, 2011 de 10:59

    Se me olvidaba… ¡Capitalista!

  24. KC
    28 junio, 2011 de 9:24

    Hernández, explícale al señor escultor que debe hacer con su estatua.

    http://is.gd/HBExVQ

    No sé como no se le ha ocurrido donarla… Debe ser un capitalista. ¡A la hoguera con él!

  25. 28 junio, 2011 de 9:30

    KC, ayer pensé en enviar este enlace a alguno de los artículos sobre el cachondeo de la justicia, pero como ando con la cabeza en otro sitio no lo hice. Me parece lamentable que un juzgado no haya embargado al ayuntamiento, la corporación municipal y a sus miembros para pagar a este señor. Deja de pagar 1.000 euros a hacienda y verás lo que te pasa. Haz un trabajo para la administración, ésta no te paga y te han jodido la vida.

  26. KC
    28 junio, 2011 de 9:41

    Lo de la relación laboral entre Administraciones y empresas o autónomos privados ha sido una ESTAFA LEGAL en toda regla (en este y en otros países). Es una de las regulaciones más mal hechas que he visto en toda mi vida y en las que no era de esperar que este tipo de cosas pasara. Si no recuerdo mal intentaron arreglar la chapuza acortando los tiempos de pago, pero ya estaba la bola de nieve hecha. Y aún hay empresas con más trabajadores en los que el impago ha sido aún peor y han afectado a muchas más personas. Y lo que es peor, deja muchas veces las manos libres para que alguien sobrevalore una adjudicación y el sobrante sea malversado… entre otras cosas porque no se han regulado las herramientas necesarias para fiscalizar bien esos temas, ni tampoco ha interesado.

    Como anécdota diré que uno de los peores profesores de Derecho que he conocido en mi vida era catedrático de Derecho Administrativo y estuvo en el Consejo de Estado.

    Saludos.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: