Inicio > Ciencias Sociales, Científicamente incorrecto > Momentos antes de la barbarie

Momentos antes de la barbarie

18 junio, 2011

Siempre me han fascinado los momentos de la historia en los que la humanidad se desliza hacia un cataclismo sin ser plenamente consciente de ello, algo así como los danzantes que disfrutaban de la música de la orquesta del Titanic, que bailaban sin ser conscientes de que en pocos minutos se enfrentarían a una enorme tragedia. De igual manera me interesa los momentos previos a la desaparición de la humanidad en beneficio de vaya usted a saber qué ideales, como en la época de la ascensión del nazismo en Alemania, del estalinismo en la Unión Soviética o la guerra civil en España. Momentos en los que personas, aparentemente normales se transforman (¿o siempre lo fueron?) en monstruo, seres anodinos se pasan a ser héroes o “gallos de pelea” que se transforman en seres viles y cobardes. Enigmas de las relaciones humanas sobre las que a mí me interesa leer.

La imagen que os muestro a continuación fue tomada en la terraza del ya desaparecido café Negresco, en la madrileña calle de Alcalá, junto al Circulo de Bellas Artes. Corría el año 1936 y faltaban pocas semanas para que Madrid se convirtiera en el campo de batalla de una cruenta guerra civil que convirtió de la noche a la mañana en enemigos a amigos, hermanos y padres e hijos. Pero eso no parecía intuirlo nadie en esa terraza, ahí estaban ajenos a un futuro sobre el que nadie qué nos deparará.

Terraza del café Negresco, 1936. Fuente: ABC


  1. 18 junio, 2011 de 15:36

    Deseo realmente no ocurra nada en España y que logren encontrar soluciones sin llegar a la violencia. Desafortunadamente aquí en México estamos inmersos en la barbarie total.

    Gente que antes eran vecinos, amigos, familiares es decir en alguien que podías confiar, se convierten en las peores bestias donde el asesinato con saña es algo común. Incluso, espero que sirvamos como ejemplo, de lo peor que puede pasar cuando rebasamos el límite de la tolerancia y queremos imponernos, por medio de las armas y el terror.

    En nuestro país, al final tal vez termine todo. El gobierno probablemente saldrá a anunciar la victoria, pero creeme que nadie habrá ganado nada, solo habremos perdido la tranquilidad y nuestras heridas y rencores van a dejar cicatrices muy difíciles de borrar.

  2. 18 junio, 2011 de 18:40

    Buena reflexión, a mi también me suele pasar cuando veo fotos o videos de situaciones similares.

    Y algunas veces me pasa en el presente, que me pregunto si no está punto de llegar la enorme “onda expansiva” de un evento ineludible e imprevisible que destruirá mi existencia!! Por suerte no lo pienso muchas veces jeje

  3. zero0011
    18 junio, 2011 de 20:11

    Estoy seguro de que las cosas aquí en México pueden mejorar, pero sin embargo pienso que el verdadero reto constistira en lo que pase despues, ya que Al Final de cualquier conflicto,se respira profundo y se da cuenta de que no se ha ganado nada, luego, todos se percatan de que lo único que queda atrás es sangre derramada, y heridas difíciles de cerrar, y es entonces cuando caes en cuenta de que tu lucha todavía no ha terminado

  4. 20 junio, 2011 de 10:24

    Creo que en este caso la orquesta del Titanic es la prensa.

    Bastaria echar un vistazo a los periodicos que en esas fechas leia esa gente de la terraza.

    Respecto a la crisis en la que estamos, la prensa a estado haciendo de orquesta del Titanic, con toda esa patulea de pseudoperiodistas y “lideres de opinion” predicando el neoconismo, favoreciendo que los que condujeron el barco contra el iceberg copen autonomias y ayuntamientos.

  5. 20 junio, 2011 de 10:26

    Donde puse “a estado” debí haber puesto “ha estado”.

  6. 20 junio, 2011 de 10:40

    Muy buena reflexión.
    Ironía on
    Además esta fotografía muestra claramente lo mal que estaba todo, y lo necesaria que era una guerra para que todo el mundo hiciera las cosas como Dios manda!
    Ironía off.

  7. 20 junio, 2011 de 12:14

    Un detalle curioso. En esa imagen nadie se rie.

  8. Daríop
    23 junio, 2011 de 0:16

    La barbarie tiene responsables: quienes la iniciaron, quienes la ejecutaron, quienes se beneficiaron con ella. Tanto en España en 1936 como en México ahora: cuestión de abrir bien los ojos y los oídos y querer ver las cosas como son, por desagradables y duras que sean.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: