Inicio > Actualidad > ¡El hijo del pudiente a la universidad!

¡El hijo del pudiente a la universidad!

23 junio, 2011

Si afirmara que la herencia genética condiciona los resultados escolares tanto o más que el entorno socioeconómico y la inversión en educación, apostillando que la incorporación masiva de la mujer a las labores docentes es una de las causas del descenso en la calidad de la enseñanza, imagino de lo que me tacharíais de forma inmediata.

Si además empleara estos “argumentos” para justificar una enseñanza segregada, menos fondos para educación,  la competición entre centros públicos y concertados o la implantación del cheque escolar, estoy seguro que sumaría unos cuantos calificativos más.

Aún con riesgo de defraudar a algunos, debo decir que no comparto tales afirmaciones o -al menos- la mayoría de ellas. Sin embargo, podéis dirigir vuestros improperios a los verdaderos autores de tales opiniones: la CEOE. La organización que agrupa a los grandes empresarios españoles vierte éstas, junto a otras inestimables joyas, en un informe presentado ayer en el Instituto de Estudios Económicos.

Mientras tanto, me vais a permitir que yo me deshaogue con mis propias descalificaciones.

Lo primero que cabría preguntarse es que narices pinta la cúpula de la empresa española opinando y dando consejos sobre política educativa. Tras demostrar que ni siquiera son capaces de hacer lo que se supone que saben hacer (mantener un sistema económico estable), se permiten orientar al resto de los mortales sobre gestión educativa, pontificando sobre los factores de los que depende el rendimiento escolar.

Pero no quiero caer en una falacia ad hominem, así que veamos directamente los “argumentos” de estos señores:

Heredabilidad de la inteligencia y CI

Todos nosotros estamos formados por una serie de características determinadas en nuestros genes y por la modulación y alteraciones que el ambiente realiza sobre estas “condiciones de partida”.

Sería poco razonable negar que, al igual q1ue ocurre con el carácter, la personalidad o incluso las aficiones, no existan factores genéticos que se encuentren directa o indirectamente relacionados con el nivel de inteligencia. De igual forma, sería una completa barbaridad afirmar que el entorno no tiene influencia en el desarrollo de esa inteligencia potencial. Así somos: mezcla de genes y ambiente.

Ahora bien, ¿como podemos medir la inteligencia? Esta es una pregunta que se lleva discutiendo durante décadas, sin que hayamos conseguido alcanzar todavía un acuerdo razonable. Algunas tentativas, incluso muy populares como la medición del Cociente de Inteligencia mediante test psicológicos son puestas en duda por gran parte de la comunidad científica especializada en temas cognitivos. Y si la consiguiéramos medir, ¿cómo saber si estamos midiendo la inteligencia innata o la inteligencia adquirida por nuestra interacción con el medio ambiente? Hoy por hoy, siguen siendo preguntas sin respuesta.

No obstante, imaginemos por un momento que descubrimos los genes que predisponen a una mayor inteligencia. Imaginemos que podemos detectarlos mediante un sencillo análisis en la infancia y, gracias a ello, saber que niños tienen una mayor potencialidad, facilitarles el acceso a escuelas de calidad, becas y todo tipo de educación de alto nivel para aprovechar su fortuna genética. Todos sabemos como se llama eso: eugenesia; y eugenesia de la mala.

Conocer la predisposición genética a determinados eventos vitales puede ser muy útil como remedio para solucionar o minimizar los problemas de una persona y conseguir para ella una mejor calidad de vida; nunca para seleccionar a los más aptos y cubrirlos de parabienes mientras los menos afortunados en el sorteo nucleótido quedan relegados. Que algo sea posible no significa que debamos hacerlo, ni mucho menos que sea ético (aunque a muchos les cueste comprenderlo, que la naturaleza se rija por una selección darwiniana no hace que los biólogos evolutivos tengamos que ser darwinistas sociales).

También está fuera de toda duda el que no todos los estudiantes sirven para todo. Alguien puede tener especial torpeza para las matemáticas, peor “oido” para la música o insuficiente concentración y pulso para la cirugía. Sin embargo, una sociedad que se precie de serlo debe ofrecer alternativas para todas las capacidades y no establecer una criba social basada en las diferentes aptitudes. Una sociedad digna de ese nombre debe conseguir que cada ciudadano tenga las mismas oportunidades para elegir, basándose en sus preferencias y capacidad, ocupaciones igualmente dignas y útiles, independientemente del “nivel académico” que tanto se abandera como éxito social.

Así pues, pretender basar un sistema educativo en la predisposición genética no sólo es una perversión ética, sino una verdadera barrera para alcanzar una sociedad justa y solidaria.

Y es que de esto va el tema: de justicia, de solidaridad y de pasta. Por eso la CEOE se mete en tales berenjenales; es una cuestión de pasta. Si solamente tenemos que educar a los hijos de familias “inteligentes”, en realidad estaremos educando a los hijos de familias acomodadas, donde las condiciones socioculturales (el entorno) permiten obtener unos buenos resultados en los dudosos “test de inteligencia”. Por mucha base genética positiva de la que disponga, difícilmente una familia pobre y sin formación podrá competir con los retoños del Liceo Francés, por cruzados que lleven los genes.

La inversión pública, la competencia y el cheque escolar

Lo que se desprende del resto del dicurso es clásico en cualquier argumento segregacionista: es inútil invertir cifras millonarias en intentar educar a tontos; es contraproducente mezclar torpes y listos (o pobres y ricos, mejor dicho) en las mismas aulas. Lo más óptimo es establecer centros elitistas para los buenos y corrales ocupacionales para los malos. Y que mejor forma que el cheque escolar: paguemos de las arcas del estado a los colegios privados, para que con nuestro dinero puedan establecer unos criterios selectivos para continuar la casta. Eso sí, para pagar impuestos, los tontos si son útiles.

De nuevo, se trata de otra falacia que únicamente puede mantener alguien empeñado en conseguir una sociedad clasista, donde la cultura y la consecuente libertad esté reservada a la élite (económica). Lo importante en una sociedad es el nivel de todos sus ciudadanos, no el de un equipo escogido y nada representativo. Por mucho campeón que tengamos en las olimpiadas, no seremos una comunidad deportista si el deporte no se encuentra en la calle. De igual forma, no seremos una sociedad culta y libre por tener un premio Nobel, sino por poder hablar de literatura francesa con el panadero.

Por otro lado, tampoco está nada claro que una educación selectiva y elitista obtenga mejores rendimientos para la sociedad. En los tiempos que corren, hacen más veinte equipos de investigación normalitos que un genio sólo y bien subvencionado.

Y solo los listos, nada de listas

Cualquier persona con un mínimo de sensibilidad y sentido de la justicia analizaría el caso de la mujer trabajadora de una forma muy clara: la mujer se ha ganado a pulso el derecho a trabajar… el doble.

A pesar de unos tímidos inicios de mejoría, la mujer es la que sigue llevando como norma general la organización de la casa y el cuidado de los hijos. Legiones de mujeres trabajadoras vuelven al hogar para enfrentarse a la lavadora, a la cena y al baño de los niños, cuando no ha debido llevarlos y recogerlos del colegio, hablar con los profesores y acompañarlos a un par de actividades extraescolares. Para colmo, y aunque pueda compartirse el permiso post-parto, el embarazo sigue siendo carga exclusiva del sexo femenino, esta vez por motivos biológicos. Y del machismo imperante en el mundo laboral, mejor ni hablamos.

Pues bien, ante tal tesitura, la CEOE concluye que son las mujeres la causa de la baja calidad docente de nuestro sistema educativo. Se piden demasiadas bajas, reducen la jornada y la agrupan, obligando a otras mujeres (la CEOE debe suponer que el hombre debe estar viendo el fútbol) a alterar sus horarios porque no coinciden con la “holgada” jornada de las maestras. Curioso, por cierto, que bajas y reducciones de jornadas solo afecten a las educadoras, y no al resto de madres trabajadoras que no saben que hacer con sus hijos.

El transfondo, velado ante datos supuestamente objetivos, al menos a mí me queda bastante claro.

Resumiendo: la pasta para los de siempre, o la continuidad del desequilibrio

Como la Iglesia, los grandes empresarios saben muy bien donde está el peligro: en la igualdad de opciones y en la libertad de elección o, al fin y al cabo, en la igualdad y la libertad a secas. Y también saben muy bien cuáles son las mejores herramientas para conseguirlo: una educación de calidad sin distinción y sin desigualdades que forme un pueblo capaz de pensar racionalmente.

Como decía el Dr. Sagan: “El escepticismo tiene por función ser peligroso. Es un desafío a las instituciones establecidas. Si enseñamos a todo el mundo, incluyendo por ejemplo a los estudiantes de educación secundaria, unos hábitos de pensamiento escéptico, probablemente no limitarán su escepticismo a los ovnis, los anuncios de aspirinas y los profetas. Quizá empezarán a hacer preguntas importantes sobre las instituciones económicas, sociales, políticas o religiosas. Quizá desafiarán las opiniones de los que están en el poder. ¿Dónde estaremos entonces?


  1. 23 junio, 2011 de 6:05

    Muy buen artículo, saludos!

  2. 23 junio, 2011 de 6:30

    Completamente de acuerdo.

    En mis anos de estudio y el poco tiempo que vengo ejerciendo como medico, he notado que para alcanzar un diagnostico y tratamiento adecuados no necesitamos de eminencias como Dr. House, sino de medicos empenosos y preocupados por el bienestar de su paciente.

    Habiendo entendido esto, es facil comprender que el acceso a la educacion no debe ser un privilegio de unas pocas mentes superdotadas, sino un derecho universal. Cada persona tiene un enorme potencial, aunque su IQ sea muy bajo.

  3. Persona
    23 junio, 2011 de 8:05

    Muy buen artículo J.M. Me imagino que habrás leido Un mundo feliz o habras visto la película Gattaca. Me vais a disculpar si alguien se ofende cuando afirmo que el sistema educativo español es de pandereta, así se entiende como España resulta ser un país de pandereta.

    En otros paises, como por ejemplo en el que me he visto obligado a emigrar Australia, el estado en colaboración con las entidades financieras y seguros de salud privados configuran un sistema de préstamos a bajo interes y pagaderos en concidiones de un mínimos ingresos, la garantía de una educación básica de calidad, un sistema de pensiones privado obligatorio compartido por empresario y trabajador que garantiza una pensión digna, una seguridad social universal en la que tener un seguro privado desgrava y por supuesto unas condiciones laborales que no transforman al individuo en un esclavo de su trabajo.

    Cuando se le garantizan unas condiciones al ciudadano para poder concentrarse en su porvenir y el de los suyos y no en llegar a fin de mes se produce un auténtico progreso, no asegurando un futuro en el que sólo las castas privilegiadas tendran acceso a la oportunidad de decidir por el resto.

    Luego nos preguntamos, o se preguntan algunos, como puede ser que los ciudadanos españoles e incluso España como nación este tan infravalorada y se nos ningunee con tanto desparpajo por el resto del primer mundo al que supuestamente pertenecemos.

    Os dejo un enlace del NSW Technical and Further Education Comission para que os hagais una idea del sistema educativo australiano, teniendo en cuenta que ni siquiera son estudios de formacion universitaria.

    https://www.tafensw.edu.au/

    Sun saludo.

  4. Persona
    23 junio, 2011 de 8:10

    “préstamos para formación universitaria a bajo interés” No es que den préstamos hipótecarios a bajo interés y pagaderos cuando uno pueda, eso ya seria la rehostia (con perdón).

    Sun saludo.

  5. xxx
  6. Persona
    23 junio, 2011 de 8:33

    Perdon por otro off-topic de los mios, mira que cosas se encuentra uno por ahi. Lo que impresiona es de donde salen estas afirmaciones.

    http://forocurasdemadrid.org/documentos/losmecenasderouco.htm

    Sun saludo.

  7. 23 junio, 2011 de 8:35

    En este país hay un sector ultraconservador que le fastidia en grado sumo que cualquiera con aptitudes llegue a la universidad y se licencie, que las mujeres no estén en casa haciendo la casa a todas horas y que la gente pasee los domingos por la calle en vez de estar llenando los templos católicos . Siguen con la mente de la España de la Formación de Espíritu Nacional. Y todavía se extraña de que nos “indignemos”.

    Coincido Persona, somos un país de pandereta donde la educación, el desarrollo tecnológico y la innovación se ningunea. Por eso cuando las cosas vienen mal dadas y aparecen menos turistas o no se puede especular con el ladrillo o cualquier otra chorrada, la economía se viene abajo. Y los indicadores que tenemos nos hacen creer que vivimos en el país de jauja. Por ejemplo, el 92% de los alumnos españoles aprobaron este año selectividad. Gran noticia si no fuera porque el nivel del examen me recordó al de los primeros cursos del antiguo bachillerato y porque la mayoría de esos alumnos no saben ni de lo que les hablas en primer curso de carrera universitaria.

  8. 23 junio, 2011 de 8:37

    A veces dudo de si estos disparates los dicen para aparecer en los medios, como cualquier personaje casposo de la prensa rosa, o como Rouco Varela. Pero no, lo peor de todo esto es que se lo creen; que el dinero que se gastan en la educación de sus retoños altera su ADN.

    Lo que me extraña de esto es que nadie haya puesto el grito en el cielo, porque tiene tela la chorrada…

    Un gran artículo, enhorabuena.

  9. Mike
    23 junio, 2011 de 8:40

    Muy buen post… pero podrias dejar el link para leer dicho informe…?

    Me encantaria leer esto y despues leer revisar otra vez tu post 🙂

  10. Katxu
    23 junio, 2011 de 8:54

    “Somos un país de pandereta donde la educación, el desarrollo tecnológico y la innovación se ningunea”. Y aquí va un ejemplo:
    Recorte en educación en la Comunidad de Madrid: 40 millones de euros.
    Coste de la visita del papa a la Comunidad de Madrid: 50 millones de euros.
    http://www.attacmadrid.org/?p=4795
    ¿Prioridades?

  11. 23 junio, 2011 de 9:45

    katxu, para justificar eso, te dirán que la visita papal llevará tropocientos millones a la ciudad, como hicieron en Santiago hace un año. Que luego eso sea en base a datos inventados o directamente tergiversados, da bastante igual. Todos sabemos lo facil que se propagan y se repiten cientos de metiras a diario.

    Muy buena la entrada, JM.

  12. Arbolito
    23 junio, 2011 de 10:18

    Un artículo genial. Me ha encantado lo de hablar de literatura francesa con el panadero.

  13. José Ángel
    23 junio, 2011 de 11:47

    ¡Qué viva la liberta de opinión y la información contrastada! No recoges en tu artículo más que topicazos y falacias (lo mismo de lo que acusas a los Sres. de la CEOE). Podría desmontar todos tus argumentos, uno por uno, no tienen fondo ninguno. Y ojo, no quiero decir con esto que esté de acuerdo ni con la CEOE ni contigo, simplemente que la virtud, y la REALIDAD, está en el término medio…

    Ah, por cierto, el mismo conocimiento y derecho (igual un pelín más) tiene la CEOE para opinar acerca de este tema que un cura, un médico, un panadero, un dentista o, incluso, un bloggero.

    Un abrazo,
    José Ángel

  14. 23 junio, 2011 de 13:28

    Muy buen articulo, pero ¿que podemos esperar de un pais en el que una solucion temporal como son los colegios concertados se han convertido en la norma?

    Sin embargo, yo si creo que a los estudiantes que demuestran mayores aptitudes (independientemente de su situacion socioeconomica), como a los superdotados, se les debe potenciar. Por supuesto, el mayor esfuerzo educativo se debe hacer en los normales, que son el grueso de la poblacion.

  15. Xurxo Xabaril
    23 junio, 2011 de 13:41

    Un buen test que sería deseable conseguir es el de hijoputez, o como dicen por allí malaleche, a lo mejor es mas importante que el de inteligencia para obtener logros sociales.

  16. 23 junio, 2011 de 14:12

    Buenísima la entrada, nada que añadir.

  17. 23 junio, 2011 de 14:39

    Me adhiero.
    Firmo aquí, y donde haga falta con la identidad que me corresponde en el registro civil, en la agencia tributaria y en la policía nacional.
    Se me ocurren oras cosas, las que se me ocurren siempre que oigo o leo algo de la extrema derecha o como se le quiera llamar. Pero son cosas viscerales, nada pragmáticas, e inmorales.
    «Ahí están, ahí están … »

  18. zero0011
    23 junio, 2011 de 14:50

    Concuerdo con javi, el talento debe apoyarse, pero centrarse en el grueso de la población, pues es esta la que impulsa a toda la sociedad.aquí en México el sistema educativo no da de si, hace un par de años quedo incluso a la vista (en los exámenes enlace) que el 80% de los alumnos de secundaria no pueden manejar operaciones básicas de forma eficiente. Solo 21% de los estudiantes que cursan una carrera universitaria la terminan. A la hora de ver el nivel de cultura general la situación es igual, por ejemplo: se estima que el ciudadano promedio lee menos de 5 libros al año, y 40% jamás ha puesto un pie en una libreria. Pero eso si, tonterías hay para aventar para arriba, entre adivinaciones, santerias, religiones varias, fantasmas,tarotistas y otros tantos que pupulan en todas partes, incluso al prender la televisión cualquier día de la semana, no hay un programa sin su dosis paranormal o religiosa , yo al menos, si aguardo con esperanza el día que pudiese hablar de literatura francesa con el panadero.

  19. Manuel Abeledo
    23 junio, 2011 de 15:11

    José Ángel, a mí me gustaría ver cómo “desmontas” todos esos argumentos, uno por uno.

    También me gustaría saber cómo es eso de que la “realidad” sea una cuestión de medias. ¿Si yo digo una mentira y una verdad resulta que la verdad es la suma de ambas? No me cuadra.

  20. Manuel Abeledo
    23 junio, 2011 de 15:18

    Por cierto, es difícil ponerse en contra de semejantes declaraciones cuando uno ha nacido en el seno de una familia pudiente. Natural…

  21. 23 junio, 2011 de 15:26

    De lo mejor que he leido, Gracias.

  22. Darío
    23 junio, 2011 de 15:33

    José Ángel :
    ¡Qué viva la liberta de opinión y la información contrastada! No recoges en tu artículo más que topicazos y falacias (lo mismo de lo que acusas a los Sres. de la CEOE). Podría desmontar todos tus argumentos, uno por uno, no tienen fondo ninguno. Y ojo, no quiero decir con esto que esté de acuerdo ni con la CEOE ni contigo, simplemente que la virtud, y la REALIDAD, está en el término medio…

    Qué tú y yo o los demás aquí tengamos opiniones es nuestro derecho. Pero cuando dice estas tonterías una organización de peso en una situación en donde un gobierno entreguista está dispuesto a desaparecer hasta donde le sea posible los derechos de toda la población para que los ricos sigan ganando, aquello dejan de ser opiniones.

    Me gustaría ver cómo desmontas los comentarios de JM y cual es el fondo que tú tienes, por qué hasta donde yo alcanzo a ver, solamente hay dos opciones: o apoyas las tarugadas que los intelectuales orgánicos de la patronal vierten en su estudio, o defiendes el derecho a la educación de todos dentro de una sociedad incluyente que valore a las personas. No hay más.

    José Ángel :
    Ah, por cierto, el mismo conocimiento y derecho (igual un pelín más) tiene la CEOE para opinar acerca de este tema que un cura, un médico, un panadero, un dentista o, incluso, un bloggero.
    Un abrazo,
    José Ángel

    El derecho de hablar no está cuestionado, más algunos de los que lo ejercen deberían de saber que existirán respuestas y hacerse cargo de ellas, y no andar mandando gente que trate de rebatir lo que no quiere o no le conviene entender..

  23. 23 junio, 2011 de 15:51

    El imbécil, además de Premio Nobel, James Watson es un tío honesto y honrado al lado de estos desgraciados mentales (solo hay que conocer a un par de estos personajes para conocer qué es de lo único que saben). Cuando él decía que los negros son intelectualmente inferiores a los blancos debido a su genética, y que una mujer debería tener derecho al aborto si sabe que su hijo va a ser homosexual, al menos lo decía como genetista empedernido que desconoce todos los ámbitos de las ciencia sociales (sí, se puede ser Nobel en biología y un auténtico ignorante en todo lo demás). Pero es que lo de la CEOE es como si se ponen dos toreros a debatir sobre física cuántica… Básicamente dicen gilipolleces y se quedan tan panchos. A esta chusma no les queda lo más mínimo de vergüenza, o están peor de lo que yo pensaba. Eso no tiene que ver con la derecha, esto tiene que ver con la parte derecha de la derecha que, como digo, básicamente dice lo que dice un torero hablando de física cuántica. En fin, ya se pudo ver cómo se las gastan algunos de sus componentes en cuanto a conocimientos empresariales…

    Saludos.

  24. luchogonzales
    23 junio, 2011 de 15:54

    Excelente artículo J.M., cuando leo este tipo de notas no puedo evitar preguntarme cómo será el futuro de nuestros hijos, tomando en cuenta lo rápido que cambian los sistemas educativos en nuestras sociedades “globalizadas” pero en el que muchos reaccionariamente se esfuerzan en preservar diferencias sociales a todo nivel y con argumentos absurdos como has expuesto.
    Una iniciativa interesante se ha tomado en mi pais, cuyos frutos no se han hecho esperar. A solo un año de la fundación del Colegio Mayor (el cual agrupa como internado a los primeros puestos de colegios públicos de 3ro, 4to y 5to de secundaria de todo el Perú), un grupo de alumnos ha ganado el primer puesto del Campeonato Abierto Europeo de Robótica imponiéndose a 56 paises del mundo.
    Estos chicos si saben lo que quieren y aprovechan la oportunidad. Solo espero que luego tengan la oportunidad de retribuir al país la inversión que todos con impuestos hacemos en esta “élite”.

  25. 23 junio, 2011 de 16:22

    hace un par de años quedo incluso a la vista (en los exámenes enlace) que el 80% de los alumnos de secundaria no pueden manejar operaciones básicas de forma eficiente.

    Ese es el autento gran problema de la sociedad. Que por muy instruida que este la “elite”, el grueso de la poblacion es incapaz de comprender lo que significa firmar una hipoteca a interes variable a 40 años (ya estamos viendo las consecuencias de eso), le parece que la afirmacion de que el mundo se creo en 6 dias y el hombre surgio por arte de magia es tan “respetable” como la teoria de la evolucion, no saben los minimos rudimentos de Historia, etc. lo que les convierte en carne de cañon para demagogos de todos los colores.

  26. 23 junio, 2011 de 16:36

    Algo dije hace unas semanas respecto a un post de Manuel:

    La Universidad: ¿Competitiva o solidaria?

  27. 23 junio, 2011 de 16:39

    Esos Bart y Lisa de aquí se parecen a los niños que salen en este documental: http://www.diosesimaginario.com/index.php/2010/documental-50-pruebas-de-que-dios-no-existe/

    Estoy de acuerdo con los objetivos del autor, pero creo, con sumo respeto, debe darles una mejor defensa. Así como están, son refutables:

    “De igual forma, no seremos una sociedad culta y libre por tener un premio Nobel, sino por poder hablar de literatura francesa con el panadero”. ¡Ja ja ja! ¿Qué adornos pomposos y esnobs son estos? La cultura no se busca para esta ridícula presunción, sino principalmente para fines utilitarios.

    “En los tiempos que corren, hacen más veinte equipos de investigación normalitos
    que un genio sólo y bien subvencionado”. Aurea mediocritas. Se “va a crear un centro especifico para alumnos excelentes: Mal. Los deportistas de élite tienen centros de alto rendimiento: bien. WTF? Existe un culto a la democratización de la educación que no es normal. Tenemos que asumir que existen alumnos con altas capacidades igual que existen otros con menos capacidad. Y estos alumnos también necesitan atenciones especiales, necesitan ser alentados y motivados. Todo lo que se salga de la media por arriba lo consideramos elitista cuando no es más que atención a la diversidad. Luego nos quejaremos de que no tenemos grandes investigadores, ni científicos punteros y hasta tenemos políticos ineptos que no hablan inglés”. http://amazings.es/2011/04/07/tengo-una-discapacidad-soy-listo/

    Los empresarios o los tontos útiles de ellos, se pueden pegar de esto, para seguir con sus fascistas medidas.

    Es obvio que lo demás que no critico, es porque creo tiene una defensa impecable, como el asunto de las mujeres.

  28. 23 junio, 2011 de 17:23

    La dirección a la que nos mandas no dice nada de lo que tu cuentas, pero me fío de que es eso lo que dicen, y no te lo estás imaginando.

    Pienso que si estos sesudos empresarios son ineficaces en los negocios, quizá se deba a que de jóvenes recibieron una malísima educación escolar y universitaria.

    Acabo de leer que en diez años los chinos han multiplicado por diez el numero de tesis doctorales. Esto demuestra por sí mismo que la aptitud para los estudios no es un problema de genes, sino de ambiente. Cuando en España los políticos sean gente instruída, apreciarán la educación y harán recortes a los sueldos de los parlamentarios y no a la Investigación Científica (Recuerda el cartelito: !!La ciencia no necesita tijeras¡¡¡).

    Es difícil medir la inteligencia, a base de tests de inteligencia, pero ocho años en el cole dan una clara muestra de las capacidades del chaval. Chaval que a lo mejor es un genio, pero un vago de siete suelas.

    El Nivel Académico, pues, debería ser un índice indispensable para orientar los estudios de los chavales. La educación la pagamos entre todos, y lo hacemos encantados si va a resultar efectiva, pero si el estudiante no rinde adecuadamente y suspende, los caprichos que se los paguen sus padres.

    Si hablamos de deporte de élite, porqué no hablar de educación de élite: Una educación elitista, (cuando el elitismo atienda a la inteligencia y no al dinero), me parece imprescindible para que salgamos adelante en un mundo en el que no podemos ya ser competitivos por precios o sueldos. Imagina que no hubiera elitismo en el deporte, y enviáramos a las Olimpiadas a competidores medianejos y poco esforzados. Estoy segura que algún comentarista la triste forma de gastar el dinero de todos en la formación de los deportistas.

  29. 23 junio, 2011 de 19:40

    Magnífico artículo. Un análisis muy claro y completo.

    Yo también quedé perpleja de las observaciones de la CEOE sobre educación… Que además digo yo, que podrían dedicarse a tratar de arreglar el tejido empresarial, que son empresarios, y dejarse de meter la cuchara en ollas ajenas.

  30. 23 junio, 2011 de 20:54

    José Ángel :

    ¡Qué viva la liberta de opinión y la información contrastada! No recoges en tu artículo más que topicazos y falacias (lo mismo de lo que acusas a los Sres. de la CEOE).

    Lo jodido es cuando un “topicazo” de esos llega a convertirse en ley. Y si no, que se lo digan a los que quitan el impuesto sobre el patrimonio y le meten descuentos a las pensiones. ¿Falacias? claro, claro, el que haya gente que piense que si la mujer se quedara en casa fregando y los inmigrantes en su país habría trabajo para todos, es una falacia…

    José Ángel :
    Podría desmontar todos tus argumentos, uno por uno, no tienen fondo ninguno.

    Pues empieza, que promete.

    José Ángel :
    Y ojo, no quiero decir con esto que esté de acuerdo ni con la CEOE ni contigo, simplemente que la virtud, y la REALIDAD, está en el término medio…

    Pues permíteme discrepar. La virtud no tiene porqué estar en el término medio, y la realidad tampoco. Eso sí que es un topicazo del tipo “los extremos no son buenos”. Pues mira, prefiero que la gente sea extremadamente buena que “un término medio”.

    José Ángel :

    Ah, por cierto, el mismo conocimiento y derecho (igual un pelín más) tiene la CEOE para opinar acerca de este tema que un cura, un médico, un panadero, un dentista o, incluso, un bloggero.

    Por supuesto, y el mismo derecho tengo a decirles que no se metan donde no les importa que el que tu tienes a decírmelo a mí 😉

    La libertad de expresión no es abstenerse de criticar, amigo. Todo lo contrario: es permitir todas las opiniones y todas las críticas a éstas.

    Saludos.

  31. 23 junio, 2011 de 21:01

    tu anciana abuela :

    Si hablamos de deporte de élite, porqué no hablar de educación de élite: Una educación elitista, (cuando el elitismo atienda a la inteligencia y no al dinero), me parece imprescindible para que salgamos adelante en un mundo en el que no podemos ya ser competitivos por precios o sueldos. Imagina que no hubiera elitismo en el deporte, y enviáramos a las Olimpiadas a competidores medianejos y poco esforzados. Estoy segura que algún comentarista la triste forma de gastar el dinero de todos en la formación de los deportistas.

    Sinceramente, no tengo muy claro para qué sirve el deporte de élite, salvo como realización de una minoría y divertimento de los aficionados (bueno, quizá con esto último baste para justificarlo). El valor del deporte no está en conseguir medallas para tu país, eso es circo. El deporte es un excelente instrumento para mantenerse en forma, mejorar la salud, divertirse y relacionarse. De poco sirve si para conseguir estos objetivos lo único que hacemos es promocionar a un tenista para que el resto de la población lo vea desde el sofá.

    ¿El objetivo prioritario no debería ser que cada vez más gente practicara deportes más que obtener mayor número de medallas?

  32. zero0011
    23 junio, 2011 de 21:17

    No estoy de acuerdo con la educación elitista, a mi me parece mas importante fomentar el ejercicio del intelecto en la población en general, estoy de acuerdo en que las sociedades compiten entre si, pero también hay que percatarse de que lo hacen de forma diferente a una competencia convencional, tomando esto en cuenta, salta a la vista que aun teniendo un grupo de auténticos eruditos, estos no podrían beneficiar a una población que no los entiende, por lo tanto, reitero que me parece mas provechoso. elevar el nivel general de educación de todos en general, obteniendo así una sociedad mas inteligente, en vez de un grupo dirigiendo un montón de borregos

  33. 23 junio, 2011 de 21:33

    Hom Invi :

    “De igual forma, no seremos una sociedad culta y libre por tener un premio Nobel, sino por poder hablar de literatura francesa con el panadero”. ¡Ja ja ja! ¿Qué adornos pomposos y esnobs son estos? La cultura no se busca para esta ridícula presunción, sino principalmente para fines utilitarios.

    ¿Utilitario? ¿Que la gente sepa y disfrute de la literatura francesa no es utilitario? ¿No habrás querido decir económico?. Precisamente ese es uno de los grandes problemas de la educación en este país, y en muchos otros: se enfoca exclusivamente como una formación profesional. Y claro, se empieza buscando utilidad y se acaba considerando esnob el pretender que un panadero sea culto. Así se nos desmontan las licenciaturas en filología aramea y otros estudios “poco útiles”. Pues no todos estamos de acuerdo con eso. La cultura es algo más que aprender una profesión. La cultura y la educación es la que nos permite analizar el mundo desde un punto de vista racional y no bajo la penumbra de la ignorancia. Si se lo negamos a un panadero, estamos perpetuando lo que denuncio que prentende la CEOE: el clasismo.

    Hom Invi :

    “En los tiempos que corren, hacen más veinte equipos de investigación normalitos
    que un genio sólo y bien subvencionado”. Aurea mediocritas. Se “va a crear un centro especifico para alumnos excelentes: Mal. Los deportistas de élite tienen centros de alto rendimiento: bien. WTF?

    En absoluto, nunca he dicho eso. De hecho, afirmo lo contrario en un comentario más arriba.

    Hom Invi :
    Existe un culto a la democratización de la educación que no es normal. Tenemos que asumir que existen alumnos con altas capacidades igual que existen otros con menos capacidad. Y estos alumnos también necesitan atenciones especiales, necesitan ser alentados y motivados. Todo lo que se salga de la media por arriba lo consideramos elitista cuando no es más que atención a la diversidad.

    La democratización de la educación es esencial. Eso quiere decir, ni más ni menos, que queremos educación para todos. La atención a la diversidad también es esencial, tanto por arriba como por abajo de la media. Ahora bien, elegir a los sobresalientes para volcarse en ellos y ofrecerles una mejor calidad de enseñanza no es atender la diversidad, es discriminación. La calidad, los medios y el esfuerzo en educación debe ser similar para todos. Lo que debemos permitir a un alumno brillante es que pueda desarrollar su pontencial, de igual forma que debemos permitir a otro menos brillante que desarrolle el suyo.

    Me explico: si establecemos una educación de pago y becamos a los alumnos brillantes, o bien creamos dos tipos de centros: normales y de “élite”, estaremos discriminando; solo podrán estudiar los que tengan pasta o los que sean especialmente inteligentes. Con esto, no estaríamos negándole a un chaval normalito alcanzar un Premio Nobel, lo que le estaríamos negando es el acceso a unos estudios que le permitirían ser un excelente profesional sanitario, docente o mecánico, para ninguno de los cuales es necesario ser un superdotado. Y lo que es peor, debido a nuestro enfoque utilitarista, le estaríamos negando una formación que le inclinara hacia la racionalidad, le estaríamos negando cultura, le estaríamos negando libertad de elección y de oportunidades, independientemente de su profesión.

    Por el contrario, si establecemos un sistema educativo gratuito con la misma calidad, permitiendo que la finalización de los estudios dependa exclusivamente del rendimiento académico y no del dinero, de la obtención de becas o de pertenecer a una élite, no estaremos discriminando. Pero es que además, para obtener los Nobel que no tenemos, para descubrir los remedios contra el cáncer o el alzheimer que tanto necesitamos, lo que debemos hacer es ofrecer después una política de incorporación a la investigación en condiciones, dotar de recursos a institutos y centros de investigación, dar personal y oportunidades de carrera científica. Tendremos así una legión de investigadores de todos los pelos: medianitos, buenos y excelentes, y los resultados de cada uno aportarán su grano correspondiente, sea este más pequeño o más gordo.

    Resumiendo: atender a la diversidad es abrir puertas, pero sin cerrárselas a los demás. Permitir que un alumno excelente no se quede bloqueado, pero también que un alumno mediocre no sea marginado. Oportunidades para todos, y a su medida, no solo para los mejores. Una educación igualitaria no le cierra el paso a los brillantes ni a nadie; una educación elitista y segregada sí se lo cierra a muchos.

    Hom Invi :
    Luego nos quejaremos de que no tenemos grandes investigadores, ni científicos punteros.

    Porque en España, para llegar a una plaza de investigador no solo hay que ser brillante, sino masoca 😉

    Saludos.

  34. 23 junio, 2011 de 22:01

    “Sinceramente, no tengo muy claro para qué sirve el deporte de élite”

    Totalmente de acuerdo contigo. Yo tampoco. A mi me aburre de muerte. Llevo fatal eso de que las emisoras dediquen 15 minutos de sus telediarios de media hora, al deporte.

    También llevo muy a mal que malgasten carburante en entrenamientos y carreras de Formula 1. Me sienta fatal que me hayan bajado el límite de velocidad para ahorrar mientras este deporte tiene cada día mas protagonismo.

    Y se me llevan los demonios cuando los verdes no dicen ni pío sobre el tema.

    Pero no parece que sea ese el sentir de la mayoría, y parto de la base de que a lo mejor soy yo la que no tiene razón..

    A lo mejor tienes un día tiempo para hablar del tema…

  35. 23 junio, 2011 de 23:17

    ¡Gracias señor Hernandez por la aclaración! Sin embargo el primer punto, considero sigue débil. Reitero que yo como usted, no estoy de acuerdo con las medidas fascistas del organismo CEOE. Sin embargo, gústenos o no, la educación debe ser practica, pues vivimos en tiempos que exigen mucha especialización, por eso lo mejor es impartir una educación que le dedique tiempo a responder a las necesidades económicas de la sociedad.

    Otra aclaración: Que un panadero o un científico nuclear no sepan literatura francesa, no quiere decir que no sean cultos. Puede ser que simplemente no les guste, o que no han tenido tiempo para ello y lo han dedicado a otras cosas. No hay tiempo para todo. Y menos con el desarrollo actual que inevitablemente exige especialización. Ponga usted a un científico nuclear a hacer un pan francés y muy probablemente no pueda hacerlo bien, o ni podrá hacerlo. Muy probablemente lo mismo le sucederá al panadero si trata de explicar, por ejemplo, la teoría de la relatividad.

  36. 23 junio, 2011 de 23:33

    Realmente no se que se puede esperar de un sistema educativo universitario donde en la Politécnica de Madrid (U. publica), a mas de un profesor le he visto preguntar al alumno donde había estudiado, y mostrando gran sorpresa ante todos lo que decían que venían de un bachillerato público, y llegando a soltar incluso a los de los colegios concertados frases tipo “Puff, pues para venir de un concertado, muy bien has salido..”

    Los propios profesores parecen depreciar la educación pública, a veces uno se siente dentro de un esperpento.

  37. 23 junio, 2011 de 23:53

    Me adhiero otra vez.

    Ahora a los comentarios del autor del artículo (#31) y de “tu anciana abuela” (#34) sobre el circo deportivo.

  38. luchogonzales
    24 junio, 2011 de 0:03

    Creo que sería positivo si un educador pudiera tomar la palabra. Cuáles son las tendencias pedagógicas que pueden obrener la mejor respuesta de los niños y adolecentes.
    Por un lado la educación inclusiva permite que un niño border line se inserte en un grupo de alumnos promedio lo cual tiene cosas positivas. Pero por otro lado también es importante una educación diferenciada en la cual los educadores detecten tempranamente las singularidades de cada alumno para potenciarlas o reforzarlas. Cuál debe ser la política del estado.

    Por ahí lei que la cultura tiene un caracter utilitario, no estoy de acuerdo. Creo que la cultura nos define, somos lo que comemos y definitivamente yo no busco ser ni me considero utilitario. La cultura no es un software que debe instalarse en las personas para lograr que seamos competentes en un trabajo. La cultura abarca mucho más que conocimientos científicos, modifica nuestros emociones y nos sesibiliza con nuestro entorno. El hombre no es sólo una buena máquina para solucionar problemas.
    Alguna vez leí que el “éxito” de la persona depende en un 80% de la inteligencia emocional y en 20% de las otras inteligencias, y lo pongo entrecomillado porque el concépto “éxito” para mí no es del todo claro. Pero lo que si me es claro es que la cultura entendida en el más amplio sentido de la palabra permite conocernos y entendernos, porque dota a nuestra inteligencia emocional de la información que necesita para procesar el entorno que nos rodea, redundando finalmente en la felicidad de la persona, al margen de ser un superdotado o alguien con sindrome de down.
    Por eso considero que es importante motivar desde la edad preescolar inclusive a los niños en artes como la música, pintura, escuchar y/o leer cuentos y poesias, danza, aprender a valorar su pasado, etc. En la medida que se nutran y hagan propia esta información podrán desarrollar la inteligencia emocional que a su vez permita potenciar equilibradamente cada una de sus facultades cognositivas.
    Saludos,

  39. Persona
    24 junio, 2011 de 0:17

    Hom Invi, si me permites te dire que estas quedando con la capa mas superficial del mensaje. No se discute que la educación tenga que ser especializada, con ese fin he enlazado la página del TAFE australiano, para que te hagas una idea de la diversidad de estudios especializados que se pueden estudiar fuera de España. Se trata de conseguir que esta educación sea de calidad y accesible para todo el mundo y no sólo para el que se la pueda permitir.

    En cuanto al ejemplo del panadero y al científico nuclear, el mensaje de fondo es que deberiamos tener una cultura general lo suficientemente rica como para dominar más materias que las meramente profesionales y eso se consigue con una educación básica de calidad con el objetivo de conseguir una población culta con herramientas para poder analizar aspectos fuera del ámbito de su campo profesional.

    De todas maneras, el problema de la educación no sólo atañe al MEC. Cuando algunos afirman que proporcionar acceso a la educación superior sería para detrimento de aquellos con verdadero potencial no tienen en cuenta cuanto potencial se pierde en el camino cuando los chavales no es que no accedan a la universidad por sus costes, sino que tienen que abandonar los estudios para sustentar una familia.

    La situación ideal sería que la formación académica básica y secundaria fuera de calidad y flexible, que los educadores pudieran ser además orientadores, que las generaciones que son las que van a sostener el mundo que les dejamos tuvieran un abanico de posibilidades tal que estudiaran por vocación y no por accesibilidad y que en definitiva, el panadero tuviera más opciones en caso de no poder ejercer su vocación de panadero.

    Sun saludo.

  40. nanowires
    24 junio, 2011 de 1:05

    tu anciana abuela :
    También llevo muy a mal que malgasten carburante en entrenamientos y carreras de Formula 1.

    Estoy de acuerdo con lo de que, el entrenamiento de élite no sirve para nada, de hecho, normalmente, los que llegan al máximo en su especialidad, al cabo de unos años acaban teniendo problemas de salud (lo cual no deja de ser irónico). Pero en esta frase discrepo, aunque sea una excepción de la regla. La formula 1 provoca inversiones en mejorar los coches, para poder ganar la carrera, que a la larga, esa tecnología se podrá aplicar en los coches de a pie, como fue el ABS, el control de tracción, y puede que en un tiempo, el KERS

    Mientras sea una excusa para mejorar el nivel de vida de la gente, genial.. se podría hacer de otro modo, sin las carreras de por medio.. pero por ahora es como la democracia, el “menos malo”..

  41. 24 junio, 2011 de 1:51

    @Hom invi, por muy especializado que sea tu trabajo “profesional”, todos tenemos otro trabajo para el que necesitamos una educación igual de intensa: ciudadanos. Un país en el que sus ciudadanos no están formados, acaba siendo un país de pandereta donde la gente compra casas al triple de su precio normal, vota siempre a los mismos partidos que han demostrado no ser dignos de ello, son incapaces de cambiar de trabajo porque aprender otra cosa es muy difícil o se gastan más dinero en la entrada para un partido de fútbol que en libros para un año. ¿Te suena de algo esa situación?

  42. zero0011
    24 junio, 2011 de 3:54

    Coincido con los ultimos comentarios, en cuanto al la mención al panadero: hombre, es solo un ejemplo, uno que alude a la importancia que debería darsele a la cultura para una formación completa. Como bien dice luchogonzales, no solo somos solo buenas maquinas para resolver problemas, y el conocimiento general es parte de nuestra formación como individuos y como parte de la sociedad, como ya había dicho antes, esto puede consegirse elevando el nivel de la formación básica de las personas, quienes con bases solidas de formación académica, tendrían mayor campo de elección para encaminar sus estudios, y la iniciativa para ver mas allá de su campo de especialización, o simplemente de conocer mas. Me atrevo a decir entonces, que resultaria enriquecedor que mas allá de su formación profesional un cientifico disfrutara del buen pan, o un panadero de la obra de Einstein

  43. Francesc
    24 junio, 2011 de 7:45

    Cuando oí esto anoche me empezó a hervir la sangre, es una agradable sorpresa ver que no soy el único!

    Solo añadir que la CEOE, además de interesada, además de haber puesto primero las conclusiones y luego buscar un apoyo de éstas, es imbécil.

    Porque no olvidemos que sus hijos no van a ser físicos ni químicos ni biólogos (mucho menos historiadores o filósofos), sus hijos van para economistas, ADE o derecho, los raros a médico. Alguien tendrá que hacer la investigación y el trabajo real en este país, ¿no? ¿O es que renunciamos y nos quedamos solo con el turismo?

  44. 24 junio, 2011 de 10:51

    Excelente artículo!

  45. 24 junio, 2011 de 13:31

    Solo un apunte, #38 luchohonzalez. Ser borderline no es tener deficiencias intelectuales, es un trastorno de la personalidad que nada tiene que ver con las aptitudes académicas, salvo por su repercusión en la estabilidad emocional de la persona.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_l%C3%ADmite_de_la_personalidad

  46. 25 junio, 2011 de 0:46

    Magnífico post, felicidades! Indicar además que hay diferentes tipos de inteligencia (según Howard Gardner, hay 9) que el test de CI no es capaz de abarcar.

    Hay un estudio japonés de hace unos pocos años sobre genética de poblaciones que habla de qué dos genes están relacionados con la inteligencia y cómo, y se sabe que las poblaciones que los poseen en mayor grado son algunas asiáticas (recordemos que una población no es sinónimo de país). A ver si lo puedo localizar y te lo posteo.

    De momento sólo he encontrado el que hace referencia al gen dysbindin-1 (DTNBP1) del Instituto Feinstein de Nueva York, del 2006.

  47. 25 junio, 2011 de 0:50

    En cuanto al sistema de enseñanza, es cierto que se tienen que replantear nuevos modelos adaptados a esta era, la digital, porque ya no nos valen las estrategias de antaño. Te recomiendo escuchar hablar del tema a Pilar Lacasa.

  48. Herbert West
    25 junio, 2011 de 2:05

    Homo Invi y J.M.

    Me parece que, aunque con los mismo nombres, habláis de cosas distintas.

    Homo Invi habla de la formación para un trabajo, que lógicamente debe ser utilitaria y enfocada a las necesidades de la sociedad.

    Pero J.M. habla de la educación a niveles más básicos, donde hay que enseñar la cultura y distintas ramas de conocimiento para que no seamos sólo un físico nuclear que no sabe nada de música o de literaturan o un panadero (por seguir con el ejemplo) que sólo sabe de distintas clases de panes.

    En cualquier caso, como creo que ya se ha dicho en este blog, hay que intentar que las oportunidades de acceder sean las mismas sea cual sea el nivel económico. Lo que no quiere decir que tenga que entrar todo el mundo.

  49. 25 junio, 2011 de 11:45

    Puedes poner el nombre del informe de la CEOE? (Y un link directo?)

  50. 25 junio, 2011 de 12:35

    Herbert West, exacto, pero las oportunidades no sólo deben ser independientes del nivel económico, han de estar reforzadas por una buena cultura educativa. Dan Cole, en Las Claves del Talento, habla de la importancia de “los susurradores de talento”, esos educadores que, a pesar del ambiente, son capaces de incentivar a los alumnos (explica el caso, por ejemplo, de una maestra de un barrio pobre de USA). Os dejo el link a la entrevista a Dan Cole en La Vanguardia que subí a Open Science: http://cienciaoberta.wordpress.com/2009/11/19/el-club-de-fans-de-la-mielina/

    En ella se habla de la importacia de la mielina, la lipoproteina aislante de los axones que permite la sinápsis, y de la relación con el aprendizaje y el talento, y de cómo cultivarla (que no depende tanto de los factores genéticos)

  51. 25 junio, 2011 de 13:14

    Bueno, la mielinización también depende bastante de factores genéticos (ver por ejemplo Chiang et al, 2009).

    El tema es que ambos factores influyen, la genética y el ambiente. Tan absurdo es pretender que nuestros genes son los únicos factores que marcarán nuestro desarrollo intelectual como lo contrario.

    Lo realmente importante no es mantener que todos podamos ser igual de inteligentes, ni falta que hace. Lo importante es que el ambiente nos permite modular la potencialidad que ofrecen los genes, y dentro del abanico en que nos enmarca nuestra conformación genética, podemos desarrollar la inteligencia hacia el extremo superior.

    Por eso, no digo que basar una selección educativa en la predisposición genética no obtenga buenos resultados con los elegidos. Lo que digo es que (i) hoy por hoy resulta muy difícil -por no decir imposible- medir esa predisposición genética al desarrollo intelectual, por lo que podemos estar midiendo en realidad otros factores tales como el nivel socioeconómico de los estudiantes y (ii) que, aunque pudiéramos hacerlo, no veo como deseable el seleccionar a una élite de mejor dotados, sino en explotar la potencialidad -sea cual sea- de toda la ciudadanía.

    A mi modo de ver, es preferible una sociedad instruida y educada que una comunidad de palurdos con unas cuantas figuras obtenidas a base de selección genética.

  52. 25 junio, 2011 de 13:34

    Ciència Oberta :

    Puedes poner el nombre del informe de la CEOE? (Y un link directo?)

    Lamentablemente, la CEOE no está por el conocimiento libre y gratuito 😉

    “Reformas necesarias para potenciar el crecimiento de la economía española”

  53. 25 junio, 2011 de 15:32

    ¡Muchas gracias señor Persona por su aclaración! ¡Y señor Javi también gracias, de hecho creo que lo que usted escribe, ademas de aclarar, agrega y refuerza lo que he manifestado!: “por eso lo mejor es impartir una educación que le dedique tiempo a responder a las necesidades económicas [y políticas] de la sociedad”.

  54. Herbert West
    25 junio, 2011 de 22:59

    Ciència Overta.

    Coincido totalmente. La educación básica debe ser gratuita y universal (en mi opinión) y luego cada uno, cuando se epecialize, que tienda hacia donde quiera y pueda (poder en cuanto a capacidades, no a dinero).

    El que quiera ser panadero, genial, hacen falta buenos panaderos (si, sigo con el mismo ejemplo) y el que quiera ser físico teórico, genial, que también hacen falta. A mi los que no me gustan son los que, como pagan los padres, se eternizan en la carrera, perdiendo el tiempo y copando una plaza (tengan los ingresos que tengan, que de todo hay en todos lados)

  55. 26 junio, 2011 de 17:05

    “Coincido con los ultimos comentarios, en cuanto al la mención al panadero..”

    Hay en alicante un pueblito a 9 Km. de benidorm, que perdió parte de sus preciosos paisajes por culpa de la urbanización enloquecida, que perdió su explotación de la almendra (años ha) por culpa de los frutos secos traídos de turquía, que está perdiendo su explotación de cítricos por culpa de las naranjas de Marruecos…

    …pero sigue teniendo el mejor pan DE TODO EL REINO DE VALENCIA…

    y que es el proveedor de pan y bollitos de los hoteles de benidorm…

    ..y es la única industria pujante del pueblo.

    Para ser capaz de crear riqueza y dar puestos de trabajo, no hace falta ser físico nuclear; hay que ser el mejor en lo suyo, tener fe en uno mismo, y ganas de arriesgarse.

  56. KC
    26 junio, 2011 de 17:42

    Para ser capaz de crear riqueza y dar puestos de trabajo, no hace falta ser físico nuclear; hay que ser el mejor en lo suyo, tener fe en uno mismo, y ganas de arriesgarse.

    Se te olvida un hecho que solemos olvidar, y que son las condiciones que el Estado debe regular para que ese riesgo del “ganas de arriesgarse” sea minimizado y no se convierta únicamente en imposibilidad totalmente ruinosa. Por mucho que se cumplan los elementos que dices, si las circunstancias son totalmente adversas, poca riqueza vas a generar y con ello pocos puestos de trabajo vas a crear, porque, como digo, las circunstancias, que muchas veces responden a malas regulaciones, no te van a dejar. O si podrás, pero no saldrá rentable y acabarás feneciendo empresarialmente. Con el pan sí es posible que suceda lo contrario, porque es algo que tiene que ver con la calidad directa de su sabor, pero cuando es otro tipo de servicio que no tiene que ver con el paladar no se le da la importancia necesaria a la calidad. Lo que es surrealista es que alguien pretenda que la calidad general subsista a menores medios. Digo surrealista por no decir gilipollez, claro.

    Saludos.

  57. 26 junio, 2011 de 18:02

    KC:

    de acuerdo contigo, mientras escribía sobre el panadero de alicante, pensaba en la falta de seguridad jurídica que tenemos los propietarios de viviendas y terrenos en las zonas turísticas de alicante.

    Pensé hablar de lo que tu dices, de “malas regulaciones” y “circunstancias adversas”, por no hablar de corrupción pura y dura. Ante todo, total y absoluta falta de seguridad jurídica.

    Lo que pasa es que no quise enollarme.

    Por cierto, a cada cual lo suyo; el colegio público de este pueblito tiene una calidad de enseñanza que para sí quisieran muchos colegios privados de ringo-rango. ahí es donde debiéramos enterrar nuestro dinero, y no en costosas campañas electorales.

  58. KC
    26 junio, 2011 de 18:15

    Por cierto, a cada cual lo suyo; el colegio público de este pueblito tiene una calidad de enseñanza que para sí quisieran muchos colegios privados de ringo-rango.

    La calidad de la escuela pública, y la universidad, siempre va a ser mejor que la privada, en cualquier parte del planeta, porque obedece a criterios realistas, libres, no manipulados, más objetivos y generalmente mucho más cercanos a la vocación que a otro tipo de cosas. Además, lo que tú englobas en “calidad de enseñanza” tiene muchas variables, en la que también entran los alumnos. Y aun en el caso de que en algún centro concreto esto no fuera así, en ella se aprende mucho más sobre aspectos extraescolares que en la privada. Tampoco es lo mismo la calidad resultado de un servicio empresarial nomal, que generalmente sólo tiene fiscalizaciones internas, que la de un servicio educacional, que aparte de internas, las tiene externas (como pueda ser el sanitario).

    De todas formas, yo escribíaen términos generales, no concretos.

    Saludos.

  59. 26 junio, 2011 de 20:21

    Lo siento, KC, te lo has ganado: Las mejores frases de nuestros lectores

  60. KC
    26 junio, 2011 de 20:55

    Poca gracia me hace, como te podrás imaginar, JM, pero se agradece que no sea Un Profeta Aneuronado. De todas formas, lo que ahí escribo no quiere decir que la educación pública española sea una maravilla actualmente, pero sí si la comparamos con la educación privada. En resumen, lo que quiero decir es que lo fundamental es que la mejor educación sea la pública. Y actualmente pienso y me alegro de que así sea, por varios motivos. Pero, por supuesto, seguiré criticando a la pública cuando siga pensando que baja la guardia.

    Saludos.

  61. 26 junio, 2011 de 22:21

    ¿has preguntado dónde llevan los políticos a sus queridos niños?

    “Anna Hernández, confiesa en una biografía autorizada de su esposo, el presidente de la Generalidad, José Montilla, que dos de sus tres hijos solo estudian una hora en catalán a la semana en el Colegio Alemán en el que cursan sus estudios. “Prefiero que sepan alemán”, ha remachado”.

    Mariano Rajoy, …tiene dos hijos, Mariano y Juan, y estudian en el Instituto Británico de Madrid, donde comparten pupitre con los hijos del ministro de Fomento, José Blanco.

    Miguel Ángel Moratinos, ha llevado a sus hijos al Liceo Francés.

    Cristina Garmendia, ha optado por llevar a sus hijos al Colegio San Patricio, en La Moraleja,

    Bibiana Aído, hasta los 14 años estudió en el Beaterio de Jesús, María y José de Alcalá de los Gazules, Cádiz.

    (Sacado de: http://www.malditoinsolente.com/index.php/brain-damage/putos-politicos/1151-a-colegios-publicos-los-hijos-de-los-politicos)

    Desengáñate, la escuela pública está bien para el pueblo soberano, pero no para le élite política. ¡hasta ahí podíamos llegar!!!

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: