Inicio > Biología evolutiva, Magufadas > El diseñador poco inteligente X: Escombros poco útiles

El diseñador poco inteligente X: Escombros poco útiles

15 julio, 2011

Si usted fuera arquitecto y le encargaran proyectar un campo de tenis cubierto, recurriría sin duda a deterinados elementos estéticos, aunque fueran poco útiles. Sin embargo, no tendría la feliz ocurrencia de situar dos columnas jónicas en el centro de la pista de juego.

De igual forma, si usted fuera un ingeniero y tuviera que construir un puente, no dudaría en combinar estética, funcionalidad y seguridad. Obviamente, esto le impediría situar un arco romano en honor al emperador Constantino en mitad de la calzada, reduciendo así la circulación en ese punto a un único carril.

O quizá sí se le ocurrieran tan molestos e ineficaces ornamentos, pero entonces no sería muy probable que volviera a obtener un contrato de tales características. Por sorprendente que parezca, también sería posible que ciertas personas aplaudieran su estrambótica forma de concebir la funcionalidad y le proclamaran como el arquitecto pefecto. ¿Lo considera improbable? acérquese entonces a cualquier discurso sobre «diseño inteligente».

Si concibiéramos la estructura y función de los seres vivos como algo diseñado, encontraríamos que el diseñador se ha entretenido en añadir extraños ornamentos que no sólo son inútiles y de dudosa estética,  sino que provocan tantas molestias como unas columnas jónicas en mitad de un campo de tenis.

Por el contrario, utilizando nuestros conocimientos en anatomía comparada y biología evolutiva, podremos comprender el porqué de estas estructuras sin función (y en ocasiones muy molestas); a lo largo de la hisoria evolutiva han surgido multitud de órganos en las diferentes líneas filogenéticas que posteriormente, y debido a la contínua adaptación al entorno cambiante, perdieron su utilidad reduciéndose hasta desaparer con el tiempo.

Llegados a este punto, es necesario recordar que el momento actual solamente es una foto fija de una larguísima película en movimiento. Los seres vivos siguen cambiando y adaptándose hoy día, aunque nuestra corta existencia nos impida presenciar el proceso completo. De esta forma, muchos órganos que perdieron su función han desaparecido, pero otros aún están en pleno proceso y se mantienen como órganos vestigiales en diferentes estados de reducción.

El apéndice vermiforme es un órgano vestigial que parece presentar únicamente molestias e incluso, riesgo para la vida.

El apéndice vermiforme es un órgano vestigial que parece presentar únicamente molestias e, incluso, riesgo para la vida.

Nuestra propia especie posee varias de estas inútiles, costosas, molestas y vestigiales estructuras. A ello obedece la existencia de las «muelas del juicio», que están todavía perdiéndose durante la adaptación evolutia que supone el acortamiento de nuestra mandíbula. O el apéndice intestinal que, a pesar de sus variadas candidaturas glandulares, parece carecer finalmente de función significativa, siendo un simple remanente de un ciego mayor que sirvió a nuestros ancestros herbívoros en la digestión de celulosa. El pliegue semilunar de la conjutiva, vestigio de la membrana nictitante de otros animales o el coccix, restos atrofiados de la cola de nuestros antepasados,  son otros ejemplos de este tipo de estructuras en los seres humanos.

Lógicamente, muchos otros animales presentan órganos en proceso de desaparición, siendo innumerables los casos que podrían citarse. Desde los vestigios de extremidades en algunos reptiles como el eslizón, los pequeños restos de la pelvis de los manatíes y cetáceos o las alas posteriores de las moscas, reducidas a unos pequeños balancines o halterios.

Eslizón tridáctilo ibércio (Chalcides striatus)

Eslizón tridáctilo ibércio (Chalcides striatus)

.

Un paso más allá, podemos encontrar ciertos comportamientos o procesos relacionados con estas estructuras en desaparición, que vienen a confirmar la importancia que tuvieron en un pasado. En el caso del ser humano, la “piel de gallina” representa un reflejo vestigial que se dispara en situaciones de frío o de tensión. Actualmente representa una reacción completamente inútil, pero está dirigida a erizar el pelo corporal para conseguir una mayor cámara de aire o aumentar la impresión de tamaño, según nos enfrentemos a bajas temperaturas o a un posible enemigo, respectivamente. El problema es que el Homo sapiens ha perdido casi totalmente la cubierta pilosa que cubría la piel de sus ancestros, pero aún mantiene el inútil sistema pilomotor de erección del vello.

Otro caso muy llamativo es el de los cormoranes no voladores de las galápagos (Phalacrocorax harrisi). Estas aves, al igual que gallinas, avestruces y kiwis, presentan unas alas no funcionales para el vuelo, presentando además en esta especie un tamaño mucho menor que en sus congéneres voladores. Lo curioso es que el cormorán de las galápagos ha conservado el típico comportamiento de secado de alas extendiéndolas al sol, cuando no le es necesario en absoluto. Un vestigio de un comportamiento que representa una prueba de evolución rápida y que es explicado por el biólogo británico Richar Dawkins en el siguiente vídeo:

.

.

La realidad supera a cualquier ejemplo y así, un supuesto «diseñador inteligente» realmente no colocaría columnas jónicas en mitad de una pista de tenis, sino simples ruinas cuya única utilidad es recordar el explendor artístico del Mar Egeo. Eso sí, a costa de morir de apendicitis o de padecer dolores de muelas insoportables.

.

Entradas relacionadas:


  1. Sweradan
    15 julio, 2011 en 2:36

    Una hermosa paradoja de todos los seres vivos: tan perfectos y a la vez tan erróneos.

  2. stop
    15 julio, 2011 en 4:18

    gran texto.

    Tengo una duda respecto a los organos vestigiales.
    por lo que se de evolucion un organo vestigial que ha perdido su funcion y que no se usa ,realmente no tiene una relevancia en el proceso evolutivo ( es decir que no provoca ni beneficios ni problemas a la supervivencia del individuo ) no tiene por que desaparecer de una especie, si no que a lo largo de generaciones una variacion en “genes” controladores del organo no serian importantes , no es asi?
    es decir cuando dices que perderemos la muela del juicio u otros organos, se puede asegurar?

    y otra duda , si los humanos no hubiesemos descubierto la medicina etc.. en X(ya sea 100 ya sean 100.000) generaciones habria desaparecido el apendice debido al proceso de supervivencia de los no afectados por apendicitis?

  3. pol
    15 julio, 2011 en 4:24

    Qué tontería hablar de “diseño inteligente” comparándolo con la inteligencia de un diseñador humano…

  4. Felipe Aizpún
    15 julio, 2011 en 4:58

    No sé si servirá de mucho, pero a lo mejor a base de explicarlo una y otra vez alguien de la audiencia lo termina por entender.
    El Diseño Inteligente no postula ningún tipo de fijismo como parece invocar JM. Típica estrategia de hombre de paja. El DI es perfectamente compatible con la descendencia común. Lo que dice el DI es que los errores o los cambios fortuitos no pueden generar complejidad y novedades biológicas funcionales; así lo más razonable es pensar que la emergencia de formas biológicas complejas necesita de alguna justificación, en especial a la vista del carácter prescriptor de la información genética.
    Cordiales saludos.

  5. nicolas
    15 julio, 2011 en 6:25

    Felipe, dices que los errores o cambios fortuitos no generan complejidad ni estructuras funcionales, pero la complejidad es un concepto subjetivo, no tienes mas que consultar con un estudiante de bachillerato y te dira que el analisis matematico es muy complejo, mientras que para alguien que lo haya entendido y ejercitado suficiente sera simple. Calificar algo de complejo o simple es hacer juicios de valor, y no hay lugar para ellos en la ciencia. Y estos cambios no generan estructuras funcionales con mucha frecuencia. Es mas comun que se produzcan cambios no compatibles con la vida que ni siquiera permiten el desarrollo completo y nacimiento del feto, o que nazca pero no pueda funcionar con el entorno. Insisto en que el problema de DI es basarse en ideas subjetivas como la complejidad. Desde ya el nombre, afirmar que un objeto, una idea o un diseño son inteligentes es poner opiniones propias, pueden servir de elogio, pero no de evidencia cientifica.

  6. Felipe Aizpún
    15 julio, 2011 en 6:55

    Nicolás, te entiendo.
    Quiero decir que entiendo que cuando no existen argumentos para justificar la emergencia fortuita de las estructuras funcionales complejas lo mejor es negar la mayor. Si no podemos explicar el origen del diseño, pues decimos que no hay diseño y ya está. Imagino que esta reflexión alcanza también al famoso reloj de Paley.Creo que es lo último que me quedaba por oir.

  7. Felipe Aizpún
    15 julio, 2011 en 6:57

    En vez de reincidir sobre comentarios tan manidos y tantas veces refutados y puesto que esta es una página científica seguro que la audiencia agradecería un poco de debate científico actualizado, por ejemplo ¿qué tal el último libro de James Shapiro?
    http://www.amazon.com/Evolution-View-Century-James-Shapiro/dp/0132780933/ref=sr_1_1?ie=UTF8&s=books&qid=1308013465&sr=8-1

    Claro que algunos parecen estar anclados en el curioso espectáculo de Dawkins haciendo giras para sacar dinero y escribiendo un libro tras otro sin el menor valor científico. Me recuerda a los últimos años de Buffalo Bill montando espectáculos circenses.
    http://www.royalalberthall.com/tickets/richard-dawkins/default.aspx

  8. 15 julio, 2011 en 7:15

    Completamente de acuerdo Pol, pero es que hay gente que tiene la manía de “antropizar” la naturaleza y buscar en ella comportamientos, inteligencias y destinos. A algunos les provoca vértigo imaginar un universo que se mueve de forma independiente a nuestra presencia y por ello tienen que justificar que todo está hecho para nuestro goce. De ahí que luego busquen inteligencias y esas zarandajas.
    En resumen, creo que tu comentario se puede acortar en un Qué tontería hablar de “diseño inteligente”, para mí sigue teniendo el mismo sentido.

  9. Manuel Abeledo
    15 julio, 2011 en 7:41

    A ver si me entero.

    Resulta que un tipo que da validez al DI es “científico”, pero quien lo niega no. Resulta que quien escribe un libro metiendo el DI con calzador para atraer a fundamentalistas e ignorantes varios es respetable, pero otro que divulga lo contrario es un charlatán. Resulta que el primero no escribe ni da conferencias por dinero, mientras que el segundo sí.

    ¿Lógica elemental? ¿Hola?

    Y eso sin tener en cuenta que Dawkins ha acudido a multitud de universidades y colegios pagándoselo de su bolsillo, que, por suerte, no es un tipo necesitado…

  10. Caradeajco
    15 julio, 2011 en 8:05

    Si fuera a un arquitecto al que le encargaran proyectar un campo de tenis cubierta, éste rápidamente acudiría a un ingeniero, con lo que estaríamos en un caso parecido al segundo.

  11. 15 julio, 2011 en 9:02

    visitando el enlace del señor Aizpún, veo que la conferencia del Señor Dawkins cuesta 20libras.
    Es mucho menos de lo que valen los tikets para ver las magufos de exopolitica, y demas sandeces!

    Y os aseguro que es mucho menos de lo que yo pagaria por asistir a una conferencia de Richard.

    Estoy dispuesto a hacer entrega de TODOS los organos y apendices que “el diseñador inteligente” me ha dado y no sirven para nada mas que provocar problemas.

  12. Bender
    15 julio, 2011 en 9:13

    Felipe Aizpún :

    El Diseño Inteligente no postula ningún tipo de fijismo como parece invocar JM. Típica estrategia de hombre de paja. El DI es perfectamente compatible con la descendencia común. Lo que dice el DI es que los errores o los cambios fortuitos no pueden generar complejidad y novedades biológicas funcionales; así lo más razonable es pensar que la emergencia de formas biológicas complejas necesita de alguna justificación, en especial a la vista del carácter prescriptor de la información genética.
    Cordiales saludos.

    Ah, o sea que lo IDiots ahora creéis que todas las formas de vida descienden del mismo ancestro, solo que en vez de la selección natural, los cambios los hace “a mano” el famoso diseñador. ¿es eso?

    Quiero decir que entiendo que cuando no existen argumentos para justificar la emergencia fortuita de las estructuras funcionales complejas lo mejor es negar la mayor.

    Esta frase así, aislada, tiene sentido, aunque signifique exactamente lo contrario de lo que quieres decir: efectivamente, la evolución niega la emergencia “fortuita” de estructuras. La mutación es fortuita, la selección de las mutaciones ventajosas es lo más opuesto posible a “fortuita”. Lo que funciona le da una ventaja a su dueño. El que tiene ventaja tiene más éxito y se reproduce trasnmitiendo esta característica a su descendencia. Es una explicación elegante, sencilla, e infinitamente más verosímil que un misterioso “diseñador”.

    Si no podemos explicar el origen del diseño, pues decimos que no hay diseño y ya está.

    En realidad los expertos en “y ya está” sois vosotros: si no queremos aceptar la evolución, decimos que “algún diseñador”, “de alguna forma”, diseñó todas las formas de vida. Y a eso lo llamamos “explicación”, Y YA ESTÁ. Y si alguien señala que nada indica que haya ningún diseño, decimos que la “evolución no puede producir complejidad”, aunque eso sí que haya sido refutado hasta la saciedad. Y YA ESTÁ. Y si alguien señala que el resultado final del “diseño” demuestra que no está causado por nada remotamente inteligente, decimos que “no comprendemos la intención del diseñador”, Y YA ESTÁ.

  13. IK
    15 julio, 2011 en 10:40

    Felipe Aizpún :
    No sé si servirá de mucho, pero a lo mejor a base de explicarlo una y otra vez alguien de la audiencia lo termina por entender.
    El Diseño Inteligente no postula ningún tipo de fijismo como parece invocar JM. Típica estrategia de hombre de paja. El DI es perfectamente compatible con la descendencia común. Lo que dice el DI es que los errores o los cambios fortuitos no pueden generar complejidad y novedades biológicas funcionales; así lo más razonable es pensar que la emergencia de formas biológicas complejas necesita de alguna justificación, en especial a la vista del carácter prescriptor de la información genética.
    Cordiales saludos.

    El que no lo entiende eres tú.

    Como me explicarías tú entonces que un diseñador inteligente no haya eliminado los músculos bestigiales de las orejas? Estamos ablando de una mutación arcaica de los mamíferos que movían las orejas para enfocar el sonido. Los descendientes de los humanos no tiene orejas móviles diría que desde el eoceno. Ese diseñador inteligente pudo casi eliminar el bello corporal aumentarnos el cerebro erguirnos etc.… y sin embargo no fue capaz de eliminar totalmente un rasgo evidente mente inútil para nosotros como son ese músculo. La evolución lo explica fácilmente. Tener o no tener esos músculos en las orejas no representan una ventaja por lo que única mente desaparecerán por que la evolución no se “esfuerza” en conservarlos. Cuando coincida que un individuo con una mutación beneficiosa que se reproduzca mas, no tenga esos músculos. El porcentaje de población sin esos músculos será mayor y como los que los tienen no tendrán ninguna ventaja, la evolución no los recuperara y lenta mente tendera a encogerse asta finalmente desaparecer. Pero claro eliminarlos no representa ninguna ventaja así que mas bien se eliminan por “desidia” de la evolución. Esto incluiría el cóccix y los demás ejemplos del artículo.
    Como siempre he dicho no existe defensores del DI sino vagos que no quieren entender la evolución.
    CD: Y espero que me respondas a por que tu diseñador imaginario no es capaz de eliminar los vestigios. Por que como ves la evolución si puede.

  14. 15 julio, 2011 en 11:39

    Pero claro, es que el Diseñador lo que persigue claramente es hacernos creer que su diseño es misteriosísimo. Somos simples humanos y no podemos entender SUS designios…
    En fin…
    Buenísimo el artículo.

  15. 15 julio, 2011 en 11:42

    Felipe Aizpún :
    No sé si servirá de mucho, pero a lo mejor a base de explicarlo una y otra vez alguien de la audiencia lo termina por entender.

    Tienes razón Felipe, no lo entendemos. No lo entendemos porque la base de la explicación es errónea. El DI (creacionismo enmascarado) en erróneo. Utilizáis el DI como premisa de vuestra hipótesis para justificar un ente diseñador inteligente. Nosotros utilizamos la observación, la experimentación y los hechos para llegar a una consecuencia evidente que llamamos LEY de la evolución.

    Lo que dice el DI es que los errores o los cambios fortuitos no pueden generar complejidad y novedades biológicas funcionales;

    Y como el DI dice (como premisa inicial cierta) que eso tiene que ser así, es así y punto pelota. Ahora vamos a ver como podemos justificar esto, aunque todas las pruebas digan lo contrario. ¿Que vas a creer, lo que yo te digo o lo que ven tus ojos? Lo que tú me digas, por supuesto.

    así lo más razonable es pensar que la emergencia de formas biológicas complejas necesita de alguna justificación, en especial a la vista del carácter prescriptor de la información genética.

    Pues no justificas no. Como no hay justificación posible te quedas con “lo más razonable es pensar….”. Pues no, lo más razonable es seguir buscando, y si llegas a una reducción al absurdo (los hechos rebaten tu premisa inicial), pues dices que la premisa es errónea (como ocurre con la supuesta complejidad irreductible del flagelo).

    En fin, que podéis darle todas las vueltas que queráis al DI/creacionismo, pero no cuela, y los Escombros poco útiles son una magnífica prueba de ello.

    Saludos

  16. 15 julio, 2011 en 12:07

    Pregunta:

    ¿A estos como Felipe los mandan buscar por los blogs científicos para meter sus películas de disney, a ver si cuela, o lo hacen por amor al diseñador inteligente? No se, tipo mormones puerta a puerta…

    Es que macho, de la tercera entrada no falla, ¡zas! escribe un amigo de campanilla y demás hadas responsables del porqué de las cosas…

    Luego eso sí, el debate es como para ponerse una palomitas y disfrutar de una peli de Bud Spencer, ¡qué mamporros!

    Saludos,

  17. Luis J.
    15 julio, 2011 en 14:06

    Felipe Aizpún :
    Nicolás, te entiendo.
    Quiero decir que entiendo que cuando no existen argumentos para justificar la emergencia fortuita de las estructuras funcionales complejas lo mejor es negar la mayor. Si no podemos explicar el origen del diseño, pues decimos que no hay diseño y ya está. Imagino que esta reflexión alcanza también al famoso reloj de Paley.Creo que es lo último que me quedaba por oir.

    Por supuesto que hay maneras mediante las cuáles los cambios drásticos de complejidad pueden suceder. No hay nada “inteligente” en ello. Sólo genes reguladores y cambios en los procesos del desarrollo embrionario. Me parece que el que se tiene que poner al día es otro.

  18. 15 julio, 2011 en 14:58

    Jejeje. En cuanto leí el artículo me dije: seguro que ya hay algún DI-defensor dándole la vuelta a todo, los comentarios van a ser divertidos. Y así ha sido. Además, lo curioso es que ahora empiezan a acusarnos de usar falacias como la del hombre de paja y tal. Se ve que han aprendido de nuestros argumentos lógicos e intentan devolvernos el golpe! Buena entrada, J.M.

  19. 15 julio, 2011 en 15:06

    Excelente articulo como siempre, me recordaste una conversacion que sostuve con un amigo hace poco en la que me negaba que el Coccix fuese un remanente de una cola, me decia que su abuela se lo habia fracturado y habia pasado meses en cama, su razonamiento era que si algo causaba tanto dolor no podria ser prescindible XD. Yo lo unico que le pregunte fue que habia hecho cuando se le inflamó el apéndice, y que si le hallaba alguna utilidad, lo malo del asunto es que es compañero de profesion en el ramo sanitario, asi estan las aguas. 😦
    Por cierto una pequeña errata “recurriría sin duda a deterinados elementos estéticos”.
    Saludos.

  20. 15 julio, 2011 en 18:17

    Daiko :
    su razonamiento era que si algo causaba tanto dolor no podria ser prescindible

    Que caña, menudo razonamiento mas depravado… Solo le falta apostillar “si causa tanto dolor, debe ser bueno!”

    Pero en fin, de que me sorprendo, si hay algunos por ahi que se hacen llamar Conocimiento que estan permanentemente vomitando fuego azufre muerte y destrucción en nombre de jesusito y su second coming. Dolor, odio y el cristianismo para algunos es otro 3 en 1 que sumar a sus misterior misteriosos.

  21. Sweradan
    15 julio, 2011 en 20:17

    Otro ejemplo de Diseño inteligente son los cetáceos y tortugas marinas, a los que se les concedieron pulmones que respiran aire, perfectamente adaptados a la respiración acuática, al igual que las branquias.

    Los DI siempre critican el mismo aspecto, con las mismas ideas y las mismas alegorías, de la ensalada, los monos que imitan a Shakespeare: la mutación. pero parecen olvidarse adrede de que hay un segundo paso encargado de mejorar la especie a partir de ese azar: la selección natural.

    No todas las mutaciones sobreviven, solo las que le dan a su dueño directa o indirectamente una mayor capacidad reproductiva lo hacen. Lo que hace que la población no mutante sea reemplazada paulatinamente por la población con la nueva mutación beneficiosa, transformando a la especie, evolucionandola ¿Tan difícil de entender es eso?

  22. jubeca
    15 julio, 2011 en 20:58

    Alguien de la audiencia sabe para qué diantres sirve el dedo meñique del pie?…los míos son prácticamente un muñón.

  23. 15 julio, 2011 en 21:48

    “Alguien de la audiencia sabe para qué diantres sirve el dedo meñique del pie?…los míos son prácticamente un muñón.”

    Gran pregunta… para la cual no tengo respuesta 😀 , eso sí, siempre cabe decir que el mío parece más bien una broma de mal gusto, un una suerte de muñon, pero a lo grande, tendra unos 3,5 cm. bien puestos(que para mis 14 años es demasiado a mi parecer, y sigo hablando del dedo meñique del pie, malpensados)

  24. Cristian
    15 julio, 2011 en 21:54

    Sin mencionar los larguísimos conductos deferentes de nosotros, los hombres. Son conductos tan largos que en realidad no se puede apreciar ninguna ventaja biológica de ellos.

  25. 15 julio, 2011 en 22:22

    Existe un procedimiento que se esta utilizando para pacientes de artritis reumatoide con caracteristicas deformantes que tienen los ortejos (dedos de los pies) desviados o contraidos por efecto de la AR.
    Sin entrar en tecnicismos, consiste en taladrar las articulaciones de los ortejos y “estirarlos” de modo que quedan rectos, inertes y sin movimiento disminuyendo el dolor causado por la deformidad. La primera vez que vi este procedimiento me hizo pensar un buen rato sobre si en realidad son tan necesarios.

  26. AvA
    15 julio, 2011 en 22:42

    Y ya váis por la décima entrega. Genial como siempre. 😉

  27. 16 julio, 2011 en 0:13

    Hombre Felipe, parece que tienes un detector de textos críticos hacia el creacionismo 😆

    Sinceramente, amigo, ¿no te cansas? Es que eso de que alguien hable de mitocondrias y tu contestes “el DI dice que los cambios fortuitos no producen complejidad”, luego alguien habla de alas atrofiadas y tu: “el DI dice que los cambios fortuitos no producen complejidad”, y al día siguiente, a un cometario sobre el resultado de la última liga de fútbol tu repitas “el DI dice que los cambios fortuitos no producen complejidad”, debe cansar un poco.

    Tranquilidad, hombre, que no por mucho repetir eslóganes estos se vuelven verdaderos. Y es ese el punto de la cuestión: el DI solamente utiliza eslóganes, sin ninguna prueba empírica y sin base teórica alguna. Se repiten machaconamente como los versículos del Corán y se espera que se crean por aburrimiento.

    Pues no. Lamentablemente aquí no cuela. O presentas pruebas, o nadie te va a tomar en serio. Esto no es la Iglesia.

    De lo que habla la entrada es de como poder justificar que un diseño planificado por una entidad inteligente puede permitir que nos revienten las muelas en la boca por no caber en ella, o cómo podemos morir porque un saco inútil se rompa desparramando su fétido contenido entre nuestras vísceras.

    Así que, o pasas a justificarlo con datos, demostraciones empíricas y teorías consistentes, o te puedes -como siempre- ahorrar la homilía 😉

    Saludos.

    P.D. Por cierto, no he atribuido fijismo alguno al DI, sino la postulación de una inteligencia planificadora del diseño. Vigila a tus fantasmas.

  28. Felipe Aizpún
    16 julio, 2011 en 17:57

    Bueno, parece que es más rentable seguir contestando sin argumentos que darle cara a los avances de la ciencia. Así que me animaré a daros un poco más de información sobre el último libro de Shapiro:
    La reseña editorial (en mi propia traducción) dice lo siguiente:
    “Evolution: A View from the 21st Century” de James A. Shapiro propone un importante y nuevo paradigma para comprender la evolución biológica. Shapiro demuestra por qué la perspectiva tradicional es inapropiada para explicar la evidencia más reciente y presenta una convincente alternativa. Su enfoque está basado en una visión sistémica e informacional, integrando los avances en simbiogénesis, epigenética, elementos genéticos móviles, y apunta hacia una síntesis emergente de las ciencias física, biológica y de la información. (énfasis añadido)

    Y el autor lo presenta con estas palabras:
    “La mayoría de los debates sobre la evolución suenan como si los últimos cincuenta años de investigación en biología molecular no hubiesen tenido lugar. “Evolution: A View from the 21st Century” se propone familiarizar al lector con aspectos de la biología celular y la genómica bien documentados y moneda corriente hoy día, pero que en el pasado hubiesen parecido “inconcebibles”.
    Este conocimiento preparará al lector para la inevitable sorpresa en la ciencia de la evolución que nos deparará el presente nuevo siglo.
    La capacidad de los organismos vivos para alterar su material hereditario es innegable, y nuestras ideas sobre la evolución precisan incorporar este dato básico de la vida. El genoma no es solo un sistema de memoria de lectura (ROM, read-only memory) sujeto a cambios accidentales tal como lo contemplaba la teoría convencional. Ahora percibimos el genoma como un conjunto de organelos capaces de almacenar información para ser leída o escrita (RW, read-write) y eso en toda la escala del tiempo desde la célula más elemental a lo largo de los eones de la evolución.
    El concepto contemporáneo de organismo viviente como seres capaces de auto-modificarse coincide con el cambio de perspectiva en biología desde un modelo mecanicista a un modelo basado en la información y la concepción sistémica de las funciones vitales. Las ciencias de la vida han convergido con otras disciplinas para enfocarse en cuestiones en torno a cómo adquirir, procesar, y transmitir información para garantizar la operación correcta de complejos sistemas adaptativos.
    Hoy pugnamos por comprender cómo surgieron las nuevas capacidades vitales en el curso de la evolución a lo largo de los, al menos, 3.500 millones de años de tumultuosa historia de la Tierra. Dos amplias líneas de investigación han hecho posible formular una nueva visión del proceso evolutivo. Una se refiere a cómo las células regulan la expresión, reproducción, transmisión, y reestructuración de sus moléculas de ADN. La otra comprende los avances en el estudio de hibridación entre especies, simbiogénesis, epigenética, transferencia genética horizontal y elementos genéticos móviles. La ciencia de la evolución del siglo XXI explica eventos abruptos en el genoma y en el registro fósil. Más aún, este nuevo marco de pensamiento contemporáneo hace posible imaginar itinerarios realistas hacia complejas innovaciones evolutivas.”

    Lo primero es ver cuál es el punto de partida que la ciencia nos ofrece. Luego vendrán las conclusiones filosóficas en términos de causalidad. Y parece que el punto de partida no tiene nada que ver con el que se nos ha venido vendiendo durante siglo y medio.

  29. 16 julio, 2011 en 18:20

    Y parece que el punto de partida no tiene nada que ver con el que se nos ha venido vendiendo durante siglo y medio.

    Ya, pero eso sólo es porque tú, con formación en derecho, no has seguido la “evolución de la evolución”, y de sus mecanismos. Si en vez de acudir a un despacho de abogados acudieses a un congreso internacional de biología evolutiva, las palabras de Shapiro te habrían sorprendido muy poco.

  30. 16 julio, 2011 en 19:21

    Felipe:

    Lo primero es ver cuál es el punto de partida que la ciencia nos ofrece. Luego vendrán las conclusiones filosóficas en términos de causalidad. Y parece que el punto de partida no tiene nada que ver con el que se nos ha venido vendiendo durante siglo y medio.

    El problema que tienes, inútil, es que lo único que presentas es una reseña de un libro que para empezar tú ni siquiera te has tomado la molestia de leer, tal y como puede verse en tu blog, inclusive, y que repites en la cita que pones en este espacio. Y traer citas un libro que se conoce de segundas referencias y pretender armar una polémica con ello me pone a pensar que estoy tratando de razonar con un tipo que está intoxicado, como es tu caso.

    Y bájate de tu nube, cuando tú en mismo en múltiples participaciones que has tenido en este blog te has desaparecido sin contestar ninguna de las preguntas que se te han formulado. Quien ha pretendido vender filosofía barata haciendola pasar por ciencia eres tú.

    Y ya que andas por aquí, y para que los que no te conocen vean lo bien que manejas conceptos como información, termodinámica y anexas, y aprovechando la reseña que nos pones, ¿podrías darme una respuesta a la siguiente pregunta? Estoy seguro que ya la conoces:

    ¿Puede crearse más información por eliminación? O sea: si xyz es una cadena de símbolos, ¿es posible que xy contenga más información? Fundamenta tu respuesta, por favor.

    Solicito que de momento no conteste otra persona esto.

  31. 16 julio, 2011 en 19:27

    Me parece estar leyendo el clasico discurso introductorio cuando intentan hacer pasar algún menjurge como la panacea para la mayoria de las enfermedades. Siempre iniciando con el tono sensacionalista: “La mayoría de los debates sobre la evolución suenan como si los últimos cincuenta años de investigación en biología molecular no hubiesen tenido lugar.”
    Ergo: Cincuenta años han estado investigando montones de cientificos pero solo YO he dado con las respuestas correctas.
    despues define muybien el publico al que quiere captar:
    “Evolution: A View from the 21st Century” se propone familiarizar al lector con aspectos de la biología celular y la genómica bien documentados y moneda corriente hoy día, pero que en el pasado hubiesen parecido “inconcebibles”.
    Claro, como en la comunidad cientifica no cuela el librito, busquemos a la gente de pie, a fin de cuentas, la clasica formula de modificar ligeramente un dato por aqui, otro por alla, e imprimirle un toque subjetivo a conveniencia del autor y de la religion/producto en turno que promueva es mas que suficiente para captar uno que otro incauto que con eso su trabajo ya esta hecho.
    Y por supuesto siempre esta al punto el palero dispuesto a alabar todo lo que salga de su congregacion y si es posible agregandole de su cosecha:

    “Y parece que el punto de partida no tiene nada que ver con el que se nos ha venido vendiendo durante siglo y medio.”
    Disculpenme pero cincuenta años (que es lo que menciona el autor del libro) no son siglo y medio, lo que me deja que una de dos.
    O el Sr. Felipe ya leyo el libro y el autor miente arbitrariamente en su declaracion, o el Sr. Felipe ni siquiera ha leido el libro y esta haciendo promocion por fé de algo que no tiene NPI lo que no sería la primera vez. Habria otra opcion, que el Sr. Felipe desconozca cuantos años hay en siglo y medio. 🙂
    Un saludo

  32. 16 julio, 2011 en 21:01

    Y lo curioso es que cuando afirmo La otra comprende los avances en el estudio de hibridación entre especies, simbiogénesis, epigenética, transferencia genética horizontal y elementos genéticos móviles. La ciencia de la evolución del siglo XXI explica eventos abruptos en el genoma y en el registro fósil., palabras que por cierto recogen observaciones del siglo XX (lo de la simbiogénesis, epigenética y transferencia génica es conocidos desde hace más de dos décadas), en debates con seguidores del DI o creacionistas me siguen diciendo de todo.

    Pero bueno, algo hemos ganado. Por fin leo las palabras “ancestro común” y “mecanismos de variación genética a gran escala” en el discurso de alguien que apoya el DI. Todo un avance 😉

    Ahora ya sólo falta que entienda cómo esos mecanismos mencionados hacen saltar la “complejidad irreducible” por los aires.

  33. Gregorovius
    17 julio, 2011 en 0:43

    Leí poco muy rápido los comentarios, pero entiendo que según el DI de Felipe Aizpún, una cosa compleja tiene que haber sido diseñada por UN diseñador, y con una finalidad concreta.

    Es que ni siquiera en la tecnología humana es así. Hubo muchos diseñadores y mucha selección de la utilidad de los inventos. Para ejemplo de vestigial tecnológico una tecla que tengo delante con el logotipo de M$-Window$, o, de manera más general, el orden del alfabeto en el teclado.

    UN diseñador que diseña TODO no tiene ni pies ni cabeza ni hay por donde cogerlo. Después dirá que en lugar de la mutación, la recombinación y la transferencia horizontal de genes se trata de angelotes y querubines que al jugar a la comba con las moléculas de ADN las dejan un poco estropeadas, y de ahí vienen las variaciones.

  34. Bender
    17 julio, 2011 en 9:17

    Gregorovius :
    Leí poco muy rápido los comentarios, pero entiendo que según el DI de Felipe Aizpún, una cosa compleja tiene que haber sido diseñada por UN diseñador, y con una finalidad concreta.

    Sí, eso es básicamente el diseño inteligente. A esos lumbreras no se les ocurre que en tal caso el diseñador tendría que ser necesariamente más complejo que la cosa que está diseñando, por lo que a su vez necesitaría otro diseñador. Y ese a su vez necesitaría otro, y otro, etc. Pero por alguna razón, los IDiots, que recordemos, no son religiosos ni nada de eso, son “científicos serios”, se paran en el primer diseñador.

  35. David D
    17 julio, 2011 en 9:42

    Es como lo del homúnculo pero mirando hacia arriba ¿no? Algo así como un “aumentismo al absurdo”.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Hom%C3%BAnculo

  36. 17 julio, 2011 en 11:38

    Felipe, por lo que más quieras! ¿Cambio de paradigma? ¿Reconocer la epigenética? Que estamos en el 2011, hombre de dios.

    Que a tí te suene a “moderno” y “revolucionario” no significa que lo sea. Como dice Manuel, acércate a un congreso de Biología Evolutiva o a algunas revistas del gremio. Por cierto:

    https://cnho.wordpress.com/entendiendo-la-evolucion/

    Ahora bien, vayamos a lo concreto: ¿Como explica la epigenética, la regulación de la expresión o la transferencia horizontal de genes la existencia de un diseñador inteligente?

    Te lo puedo ir contando: de ninguna manera.

    La biología evolutiva avanza, como cualquier ciencia, y los nuevos conocimientos se integran modificando y ajustando teorías o postulando otras nuevas. El problema lo tenéis los religiosos que pensáis que un científico se basa en un libro sagrado (en el caso de la Biología Evolutiva, “El origen de las especies”) y que demostrando que el libro es inexacto, la disciplina se desmonta.

    Pero no es así. No hay biblias en la ciencia. Los biólogos evolutivos le damos al Origen de las Especies la importancia que tiene: un importante hito en el avance del conocimiento. Pero 150 años despues, no “creemos” en él versículo a versículo. Al contrario, sabemos que es inexacto, que tiene muchos errores y que está superado por los conocimientos y explicaciones surgidas en estos 150 años.

    No nos cuentas nada nuevo.

  37. Felipe Aizpún
    17 julio, 2011 en 17:00

    La idea de que nos enfrentamos a un nuevo paradigma y no a una simple “extensión” (The Extended Synthesis”) del modelo neo-darwinista es rotunda en la presentación del libro de Shapiro, quien ha llegado a calificar al modelo neo-darwinista de “idelogía trasnochada” (out of date ideology). Es una pena que estas cosas os las tenga que contar un profesional del derecho en vez de hacerse eco de ellas un blog “científico” como el vuestro.
    Por supuesto que la epigenética, la endosimbiosis o la TGH no son descubrimientos recientes. Lo que Shapiro defiende es que el modelo gradualista de innovación biológica por acumulación de pequeñas variaciones es un fiasco. Simplemente es falso.

    Por supuesto la idea de que las novedades biológicas han emergido de forma saltacional y abrupta sobre la base de transformaciones inverosímilmente afortunadas (de origen desconocido y mecanismos sin determinar) es todavía más increíble que el evolucionismo gradualista de Darwin como cualquier persona con un poco de sentido común puede comprender. No hace falta recordar que Shapiro es un detractor severo del DI. No es por lo tanto alguien que busque derrumbar el modelo naturalista sino todo lo contrario; el problema es que los descubrimientos científicos van haciendo cada vez más difícil explicar la evolución como un proceso accidental y carente de propósito.
    El reconocimiento ya generalizado de la necesidad de incluir y explicar la existencia de información genética prescriptiva y de procesos semióticos en los organismos vivos añade una complicación adicional al recuento puramente naturalista del proceso.
    Por supuesto cada uno que haga lo que quiera, uno puede enrocarse en su discurso ideológico trasnochado. O simplemente puede avanzar con la ciencia en busca de respuestas. Yo me apunto a la ciencia.

  38. 17 julio, 2011 en 17:04

    Yo me apunto a la ciencia.

    Falso, tú ya tienes el resultado antes de hacer el experimento. Dices “el proceso tiene propósito ergo existe creador”. La ciencia dice “no se ha encontrado ningún propósito”. Quien lo encuentre que lo muestre. Mientras no se muestre no se puede asumir su existencia. Eso es ciencia lo demás filosofía.

    Científicos que no apoyan el modelo neo-darwinista hay unos cuantos, incluso entre los biólogos evolutivos. Pero ellos hacen ciencia, publican trabajos, y por tanto pasan del DI que ya tiene las respuestas por “línea directa con el Espíritu Santo”.

    Insisto, deja el despacho y pásate por un congreso internacional de biología evolutiva. Ayuda a pensar 😉

  39. Felipe Aizpún
    17 julio, 2011 en 18:12

    No quisiera abusar de la condescendencia de los administradores de este blog pero creo sinceramente que vale la pena aclarar el alcance de la propuesta de Shapiro.
    Por ejemplo en pg 146, casi al final, nos dice:
    “A shift from thinking about gradual selection of localized random changes to sudden genome restructuring by sensory network-influenced cell systems is a major conceptual change. It replaces the “invisible hands” of geological time and natural selection with cognitive networks and cellular functions for self-modification. The emphasis is systemic rather than atomistic and information-based rather than stochastic”.
    Reconocer que las células son organismos cognitivos y sintientes (pag 143) y que las funciones biológicas son gobernadas por alguna forma de información encriptada en la maquinaria celular supone desde luego una perspectiva muy alejada de las simplezas de Dawkins sobre el gen egoísta y el monte improbable y cosas así.
    Lo que ahora se trata de explicar es cómo, de forma abrupta, una reorganización profunda del genoma de no se sabe quien hace emerger la jirafa de cuello largo (o cualquier otra estructura funcional compleja) como una forma viva nueva y perfectamente armónica en el “diseño” de todas sus partes y funciones. Información dice Shapiro, pero información funcional, y más concretamente información prescriptiva, no descriptiva. Explicar cómo la información que prescribe una forma biológica puede anteceder a la idea de dicha forma resulta un desafío apasionante. ¿alguna idea?

  40. Felipe Aizpún
    17 julio, 2011 en 18:19

    Manuel, la ciencia no encuentra propósito porque no lo busca. El mecanicismo consiste en limitar la ciencia al estudio de la realidad desde la perspectiva de las causas eficientes y abandonar la perspectiva formal y la finalista. La ciencia así se autolimita en su posibilidad de conocimeinto de la realidad. Pero pretender que la teleología no existe porque hemos decidido arbitrariamente no ocuparnos de ella es de risa. por supuesto la finalidad o el propósito de un proceso no se puede “demostrar” por el método ceintífico, pero eso no quiere decir que quede fuera del alcance del conocimiento racional. Salvo que queramos reducir el conocimiento humano a sólo aquello que puede ser medido y pesado, a la res extensa de Descartes.
    Algunos pensamos que el conocimeinto racional incluye precisamente, y por su propia naturaleza, la capacidad de inferir más allá de lo que la ciencia puede experimentar.

  41. 17 julio, 2011 en 18:37

    Es falso decir que la ciencia no busque propósitos. La ciencia trata de responder todas las preguntas que los investigadores se hacen, y como sabes hay muchos científicos creyentes que se han planteado la búsqueda de esos propósitos y sus huellas. Sin éxito (1).

    Lo que tú llamas la capacidad de inferir más allá de lo que la ciencia puede experimentar podría ser cierto si fueras capaz de describirme un método que dé resultados tan válidos como la ciencia para conocer la naturaleza. ¿Lo conoces? Hasta ahora eso “otro método” que conozco es la filosofía, y ésta depende tremendamente de la cultura, con lo que contamos con multitudes de respuestas para una pregunta.

    A la cuestión “¿cuál es el origen de la biodiversidad de nuestro planeta?” la ciencia dice: la evolución. Esa misma cuestión en manos de los sistemas de creencias o de la filosofía depende del área del planeta donde la hagas.

    A la cuestión “¿cuál es el origen del universo?”, la ciencia dice: aún no lo sé, seguimos en ello. Y no se le caen los anillos por ello. De nuevo esta pregunta tiene multitud de respuestas cuando te sales del ámbito científico.

    Y el problema es que esas respuestas no tienen sistema de verificación, si se aceptan es por creencia, un sistema poco fiable por depender tremendamente de la subjetividad de nuestra especie.

    (1) Por ejemplo se plantearon dos preguntas.
    – ¿pueden aparecer mutaciones que den capacidad selectiva ANTES de que aparezca el agente de selección? La respuesta fue sí.
    – ¿la polimerasa introduce errores al azar al duplicar el DNA o hay algo que induzca esos errores? Puede haber errores al azar.
    Hay más ejemplos, pero no quiero cansar. Si hubiera ejemplos que indujeran a pensar que hay alguien guiando u orientando en algún sentido me gustaría conocerlos.

  42. Kugkug
    17 julio, 2011 en 21:14

    Este es el último texto que me han censurado en el blog de humor de Darwinodi, lo pongo aquí para que no logren esa censura que tanto les gusta.

    Genesis

    Todo lo que has escrito es nada.
    Lo único que tienes que contestar, si puedes, es exactamente esto :

    Los defensores del DI dicen observar en la vida complejidad irreductible solo explicable con el concurso previo de un diseñador inteligente.

    1.- Si el supuesto diseñador está vivo, su diseño podrá ser la explicación del origen de la vida que él ha diseñado, pero nunca será explicación del ORIGEN ABSOLUTO DE LA VIDA, pués no puede ser explicación del origen de la vida del propio diseñador.

    2.- Si el supuesto diseñador no está vivo, y se insiste en que él es el origen de la vida, se está afirmando que el origen de la vida fué abiótico.
    (Esta opción obliga a explicar cómo algo sin vida puede tener la capacidad de diseñar con inteligencia).

    Y eso es todo.
    Lo demás , es sólo más de lo mismo…palabrería barata de creatas trasnochados…

    Al menos, los creyentes en algunas religiones tienen una opción a ello…su creador es TODOPODEROSO, y consecuentemente hace lo que le da la gana, incluso invalidar las conclusiones de la lógica.
    De forma que quien quiera defender al diseñador inteligente y no quedar como un tonto negando la lógica más básica, ya sabe lo que ha de hacer…a misa a darse golpes de pecho, y dejar el cerebro colgado en la entrada. No sea que le estorbe mientras reza.

    Pertenece al hilo sobre Shapiro.

  43. 17 julio, 2011 en 22:10

    Felipe Aizpún :
    Reconocer que las células son organismos cognitivos y sintientes (pag 143) y que las funciones biológicas son gobernadas por alguna forma de información encriptada en la maquinaria celular supone desde luego una perspectiva muy alejada de las simplezas de Dawkins sobre el gen egoísta y el monte improbable y cosas así.

    Vamos a ver. Si defines cognición como la capacidad de procesar información recibida del exterior y “sintiente” como la capacidad de reaccionar ante esa información, no estás describiendo nada nuevo. Por otro lado, el que las funciones biológicas son gobernadas por alguna forma de información encriptada se descubrió a mediados del siglo pasado, y se han ido añadiendo nuevos conocimientos sobre este tipo de “información codificada”. Es decir, correcto, pero conocido y asumido. Multitud de pruebas lo avalan.

    Si, por el contrario, atribuyes a los términos “cognitivo” y “sintiente” algún tipo de inteligencia o valoración subjetiva, y pretendes que esa “información encriptada” es algo desconocido que se oculta en la célula sin que tengamos noticia de ello, es una magufada como un piano de cola, lo digas tú, Shapiro o el Papa de Roma. Ni una sola prueba apoya tales hipótesis.

    Felipe Aizpún :
    Lo que ahora se trata de explicar es cómo, de forma abrupta, una reorganización profunda del genoma de no se sabe quien hace emerger la jirafa de cuello largo (o cualquier otra estructura funcional compleja) como una forma viva nueva y perfectamente armónica en el “diseño” de todas sus partes y funciones. Información dice Shapiro, pero información funcional, y más concretamente información prescriptiva, no descriptiva. Explicar cómo la información que prescribe una forma biológica puede anteceder a la idea de dicha forma resulta un desafío apasionante. ¿alguna idea?

    Sí, algunas: estudiad un poco, utilizad la ciencia y no la teología.

    El que surja una jirafa de cuello largo, sea de forma más gradual o más abrupta no supone prescripción alguna. Ese es un prejuicio que caracteriza al DI: presupone que hay diseño, pero no se demuestra que hay diseño.

    Por otro lado, lo de “perfectamente armónica” es una cantinela que no por mucho repetir va a colar. Precisamente esta serie de “El diseñador poco inteligente” muestra varios ejemplos de que esa armonía no es tan perfecta. Y esas imperfecciones no pueden explicarse mediante un plan prescrito por una entidad inteligente (a no ser que sea un chapucero o un sádico), pero sí se puede desde un punto de vista evolutivo, sacudíendose el lastre del prejuicio religioso.

    Saludos.

  44. Flipágoras
    17 julio, 2011 en 22:13

    Felipe Aizpún :
    El mecanicismo consiste en limitar la ciencia al estudio de la realidad desde la perspectiva de las causas eficientes y abandonar la perspectiva formal y la finalista. La ciencia así se autolimita en su posibilidad de conocimeinto de la realidad.

    ¿Podrías poner un ejemplo de “abandono” de la perspectiva formal? Porque que yo sepa, la teoría celular encaja en esa antiquísima noción de causa formal respecto a la célula. En cuanto a la perspectiva finalista… “las causas finales” de Aristóteles, tampoco es cierto que la ciencia las obvie, puesto que yo puedo explicar que es un macrófago aludiendo a su propósito en varios contextos determinados y su procedencia filogenética. Lo que tú no admites es que no exista un vínculo concreto entre su causa final y su causa eficiente: el diseñador. Eso háztelo mirar porque es problema tuyo. Existe vínculo entre una y otra causa, pero no el que tú quieres que exista.
    En el fondo tu plan no es muy distinto a lo que pretendieron hacer otros, como Santo Tomás:

    http://es.wikipedia.org/wiki/V%C3%ADa_de_la_causa_eficiente

    Salvo porque esta vez, la estrategia es esta:
    1) Encontrar en las cosas sensibles un orden de causas finales.
    2) No es posible que esas causas finales procedan del azar y la selección natural (no pueden ser causa eficiente), que es todo el rollo ese de la complejidad especificada y la complejidad irreducible –> principal problemón porque esto es más falso que un euro de madera.
    3 y 4) Es necesario que exista una causa eficiente primera distinta del azar y de la selección natural, una causa que no es causada, y que no es efecto de nada. Esta causa primera es Dios (llámalo diseñador si no quieres salir del armario).

    Se te debería caer la cara de verguenza al decir cosas como que estás con la ciencia y con el pensamiento racional.

  45. 17 julio, 2011 en 22:45

    Felipe:

    La idea de que nos enfrentamos a un nuevo paradigma y no a una simple “extensión” (The Extended Synthesis”) del modelo neo-darwinista es rotunda en la presentación del libro de Shapiro, quien ha llegado a calificar al modelo neo-darwinista de “idelogía trasnochada” (out of date ideology). Es una pena que estas cosas os las tenga que contar un profesional del derecho en vez de hacerse eco de ellas un blog “científico” como el vuestro.

    Y sigues de necio queriendo encontrar ideología pero incapaz de presentarnos un solo modelo de experimentación que cuestione la teoría sintética. Si el tal Shapiro escribe eso que tú dices pues será muy científico pero en este caso está realizando filosofía barata, la cual es muy del gusto tuyo y de tu círculo de iluminados. ¿Propuestas experimentales del autor o tuyas? Ninguna. ¿Retórica barata y mala filosofía de tu parte? Toda: que, vamos, hasta tienes que aventar tu profesión por delante como si eso te diera patente de corso para decir y escribir idioteces. Y tus comillas en la palabra científico, son de pena ajena.

    Felipe:

    El reconocimiento ya generalizado de la necesidad de incluir y explicar la existencia de información genética prescriptiva y de procesos semióticos en los organismos vivos añade una complicación adicional al recuento puramente naturalista del proceso.

    Lo que demuestra desde mi perspectiva es que tu ideología de creacionismo edulcorado hace que confundas modelo de explicación con realidad: ¿confundes signo y objeto y esta confusión pretendes llamarla significado? Vas bien.

    Felipe:

    Por supuesto cada uno que haga lo que quiera, uno puede enrocarse en su discurso ideológico trasnochado. O simplemente puede avanzar con la ciencia en busca de respuestas. Yo me apunto a la ciencia.

    De ciencia te apuntas un carajo: haces filosofía barata que pretendes que se te compre como ciencia. Ve a marear a otros con esta tontería.

    Felipe Aizpún :
    Manuel, la ciencia no encuentra propósito porque no lo busca. El mecanicismo consiste en limitar la ciencia al estudio de la realidad desde la perspectiva de las causas eficientes y abandonar la perspectiva formal y la finalista. La ciencia así se autolimita en su posibilidad de conocimeinto de la realidad. Pero pretender que la teleología no existe porque hemos decidido arbitrariamente no ocuparnos de ella es de risa. por supuesto la finalidad o el propósito de un proceso no se puede “demostrar” por el método ceintífico, pero eso no quiere decir que quede fuera del alcance del conocimiento racional.

    Antes de que hables de mecanismos, empieza por decirnos cual es tu definición de propósito, causa eficiente y conocimiento racional. Porque para engañar a los que no te conocen en tu retórica, pretendes hacerle creer al respetable que método científico y conocimiento racional son equivalentes. Si bien es cierto que la metodología científica necesita de la racionalidad (capacidad humana que permite pensar, evaluar y actuar de acuerdo a ciertos principios de optimidad y consistencia. Wikipedia) no es cierto que todo razonamiento (facultad humana que permite resolver problemas, extraer conclusiones y aprender de manera consciente de los hechos, estableciendo conexiones causales y lógicas necesarias entre ellos. Wikipedia) conlleve metodología científica: ejemplo de esto último son los matemáticos estilo Dembski y Cia. que pretenden hacer creer que la matemática niega la imposibildad de la Teoría Sintética haciendo caso omiso de los experimentos y mucho menos proponiendo uno al menos. Se pueden obtener fastuosos y atemorizantes escritos matemáticos llenos de ecuaciones que hacen que el no conocedor se haga a un lado creyendo que el autor está diciendo algo importante. Pero, en pocas palabras: es pura paja en su mayor parte y ejercicios sin sentido.

    Como es pura paja en su mayor parte y filosofía barata lo que escribes sobre la teleología de la ciencia. Tu razonamiento, incluso aunque sea impecablemente lógico (no es el caso, no te emociones) no demuestra algo que valga la pena ya que sencillamente eres incapaz (no es insulto, es un hecho que no depende de ti. Ya sabemos que eres un inútil pero en este caso no es tu responsabilidad) de presentar un solo experimento científico (ni en biología, pero ni en física ni en química ni en algo que sea ciencia real) que avale que la ciencia tiene algún principio directivo. Pero nadie puede. Ni convocando a Aristóteles, a la que tú y tu pandilla son muy dados a sacar venga a cuento o no. olvidando que Aristóteles menciona que no podemos conocer el propósito del Primer Motor y que bajo ninguna circunstancia el dios aristotélico es el Dios cristiano (o de cualquier religión, para el caso: Por otra parte, este motor no es de modo alguno Dios bajo la jerga cristiana, como sugiere Santo Tomás de Aquino. A diferencia de un Dios cristiano, el Primer Motor aristotélico no conoce el mundo sublunar (la Tierra), sino sólo realiza la actividad más perfecta: pensar, conocer. Y sólo puede conocer lo más perfecto que es él mismo. De esta manera no hay lugar para los hombres o el universo en el pensar del Primer Motor, es más al Primer Motor no le interesa conocer algo que no sea él. De aquí se siguen dos rasgos importantes, que el Primer Motor no es providente y tampoco nos conoce .Además no es de ningún modo infinito, recordemos que los griegos repudiaban la idea del infinito (cfr. Metafísica II,2). Esto último responde a que el conocimiento es finito (conocer es justo poner límites a la realidad) y el conocimiento de algo ilimitado, al no poder ser fijado, acaba por no ser conocimiento. (Wikipedia).

    Vaya manera de decirnos que le valemos sorbete al Primerísimo :mrgreen:

    En suma: Ni por qué tú y tu peña de alucinados intente hacer colar el término telelogía (A teleological argument, or argument from design attributes the existence of order and direction in nature to some kind of purpose, thereby essentially proving the existence of God. (The word “teleological” is derived from the Greek word telos, meaning “end” or “purpose”.) More generally, teleology is the supposition that there is purpose or directive principle in the works and processes of nature.) la ciencia y los científicos actuales tienen que buscarla. Y aplican mucho mejor que ustedes, defensores del creacionismo barato. la racionalidad, como, efectivamente. Descartes lo propuso desde su Discurso del Método. Aunque te pese, aunque les pese.

    Felipe:

    Algunos pensamos que el conocimeinto racional incluye precisamente, y por su propia naturaleza, la capacidad de inferir más allá de lo que la ciencia puede experimentar.

    ¿Inferir? Una inferencia es una evaluación que realiza la mente entre expresiones bien formadas de un lenguaje, (EBF), que, al ser relacionadas intelectualmente como abstracción, permiten trazar una línea lógica de condición o implicación lógica entre las diferentes EBFs. De esta forma partiendo de la verdad o falsedad posible (como hipótesis), o conocida (como argumento) de alguna o algunas de ellas puede deducirse la verdad o falsedad de alguna o algunas de las otras EBFs. Pues sí, pero no hay expresiones bien formadas en tu lenguaje. Y por estar haciendo haciendo inferencias sobre tus absurdas ideologías (y luego nos acusas de lo que tú haces) aquí estamos. Si como infieres la filosofía y la ciencia ejerces el Derecho, recuerden, niños, de no contratar los servicios del litigante :mrgreen:

    Y de mi pregunta, pues ya traje mi silla para esperar tu respuesta, aunque veo que será inútil de mi partre esperar un debate por ahí. Otra pregunta mía que dejas sin contestar. Te es más fácil piratear las ideas de libros que no has leído que escribir lo que tú sabes y luego venir a escribir que tú eres mas papista que el papa. En fin.

  46. joselito
    17 julio, 2011 en 23:40

    Hola a todos, la verdad es que me parece muy interesante el debate que se ha planteado en este tema. No obstante, antes de hacer mi aportación, deciros a todos que calificar de “inútil” o hacer juegos de palabras con “IDiots” me parece la forma más sencilla de desacreditar los comentarios que hacemos, aunque el contenido sea de lo más aceptable. En mi opinión, creo que Felipe Aizpún está defendiendo su postura y es evidente que de momento nadie más comparte su opinión, pero creo deberíamos evitar las descalificaciones porque no conseguiremos más que descalificarnos a nosotros mismos. Tratamos de convencer, no de vencer.

    Siendo el caso que queremos convencer y dado que Felipe es abogado, seguro que coincidirá conmigo en que la carga de la prueba debe recaer sobre quien afirma o acusa. En el caso del Diseño Inteligente, creo que recae sobre los defensores del mismo, en este caso Felipe, el demostrar que efectivamente los seres vivos son consecuencia de ese diseño inteligente. Personalmente opino que los órganos vestigiales son una prueba bastante contundente contra el diseño inteligente, aparte de los defectos en los “órganos perfectos” que tenemos y que compartimos con la mayoría de los mamíferos. Esos ejemplos deberían ser adecuada y científicamente refutados por el “Diseño Inteligente” y hasta la fecha no ha sido posible de forma convincente.

    Respecto a tus planteamientos, el tema de la aparición “fortuita [y abrupta] de órganos complejos” ya ha sido refutada en este blog. No obstante, comentarte brevemente sobre esa frase:

    1º) Cuando te refieres a “fortuita” obviamente te refieres a “casualidad” cuando en realidad se trata de fenómenos aleatorios que, con suficiente tiempo, se producen siempre. Es decir, cuando tiramos un dado la probabilidad de sacar el número 1 es de una sexta parte, lo que para ti sería una casualidad conseguirlo. Sin embargo, el fenómeno aleatorio nos dice -en realidad nos asegura- que todos los números saldrán, más tarde o más temprano, con idéntica probabilidad, especialmente si hacemos 3.000 millones de lanzamientos. Tú hablas de conseguir algo por casualidad, tirando una vez el dado, pero la evolución se basa en fenómenos aleatorios, que invariablemente ocurrirán sobre todo si tenemos miles de millones de años -salvo que dudes de esa extensión de tiempo, que ese es otro tema-.

    2º) Cuando se habla que un determinado órgano o fósil aparece de forma abrupta o repentina, hablando en tiempos geológicos podemos estar hablando de 1 millón de años. Lo que es casi instantáneo en términos geológicos. De esto ya habló Stephen Jay Gould con el “equilibrio puntuado” y demás. Nada que ver con que aparezcan instantáneamente en un momento dado. Otro asunto a dejar claro es que la selección natural es un mecanismo evolutivo, que Dawkins y otros consideran el mejor mecanismo que explica la evolución, pero hay otros mecanismos, como la selección sexual, que pueden explicar la aparición de algunas características de los organismos. Es decir, que evolución o más bien “la herencia con modificación” no es lo que se debate en la comunidad científica, porque es un hecho, lo que se debate es el mecanismo por el que se produce la evolución. Además, eso es lo propio que tiene que ocurrir en una comunidad científica escépticamente sana. Ningún evolucionista sigue hoy día al pie de la letra el libro “El origen de las especies”, como se sigue la Biblia por los creyentes. No obstante, creo que Darwin -y Wallace- revolucionaron la ciencia.

    3º) Respecto a la aparición de órganos complejos, adición de información por mutación, etc., lo primero es matizar que las mutaciones no son “errores”, son modificaciones que la gran mayoría son neutras. Las deletéreas provocarán que el organismo muera sin descendencia o deje menos descendencia que las mutaciones beneficiosas que, por selección natural y otros mecanismos evolutivos, provocarán que el organismo portador de la misma viva más o se reproduzca más, lo que hará que, con el tiempo y en términos estadísticos, esa mutación se traslade al conjunto de la especie.

    Respecto a la adición de información por mutación, resulta muy interesante el artículo de Lensky y Travisamo, publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciences”, 91, 1994, págs. 6808 – 6814, en el que se hizo un experimento con 12 linajes independientes de bacterias E. Coli durante veinte años, produciendo en total 45.000 generaciones de esa bacteria. Una de las conclusiones más interesantes fue que en todos los linajes las bacterias consiguieron aumentar de tamaño, por medios distintos, para conseguir mejorar la captación de alimento (glucosa) del matraz. Pero lo más interesante del experimento es que en uno de los linajes, las bacterias consiguieron, además, una mutación por la que podía alimentarse de citrato del matraz, aparte de la glucosa, por lo que dicho linaje consiguió una mejora en su densidad de población a partir de la generación 20.000. Adicionalmente, parece que dicha mejora se consiguió por adición de 3 mutaciones independientes pero necesarias al mismo tiempo. En definitiva, se consiguió añadir una mutación que permitió una nueva función compleja -adicionar el citrato como fuente de alimento- y era algo que ocurrió como fenómeno aleatorio -en todos los linajes se dieron las dos primeras mutaciones, pero no la tercera al mismo tiempo que las dos primeras, solo en una de ellas-. Está claro además que hubo una selección de dicha mutación, al tratarse obviamente de una mejora, que con las generaciones se pasó a toda la población de ese linaje de bacterias.

    En términos humanos 45.000 generaciones sería como un millón de años ¿Qué podría conseguir la selección natural y otros mecanismos evolutivos en 3.700 millones de años? La respuesta está frente a vuestras pantallas y alrededores.

  47. Herbert West
    18 julio, 2011 en 1:54

    Digo yo, en mi ingenuidad.

    Para hablar de diseño inteligente, primero habrá que probar que existe diseño ¿o no?

    Por lo demás, gran post, JM, y, si se admiten sugerencias, propongo uno dedicado a los compuestos esenciales como la vitamina C (que muchos animales pueden sintetizar y al diseñador se le olvido que nosotros pudieramos) o el ácido linoléico.

    Seguid así

  48. Felipe Aizpún
    18 julio, 2011 en 7:08

    Lamento no tener todo el tiempo que necesitaría para contestar a todos los comentarios que ha suscitado mi intervención.
    Sólo puedo ofrecer algún apunte.
    La existencia de diseño en los seres vivos es un dato de la realidad, como lo es la finalidad inmanente de los mismos. Esa finalidad inmanente ha sido el rompecabezas imposible de solucionar en clave naturalista desde Aristóteles hasta nuestros días, pasando especialmente por la aporía kantiana. No sólo eso, el reconocimiento de su finalidad intrínseca es la base de la teoría darvinista de la evolución: la lucha por la vida.
    A partir de ahí la inferencia más razonable es que debería de existir una causa inteligente que lo justifique.
    La carga de la prueba recae sobre quien pretende que se puede explicar el diseño sin diseñador (Ayala: Design witout Designer (2007)) mediante mecanismos fortuitos y no dirigidos a propósito alguno.
    Nadie ha demostrado tal cosa hasta el momento, y el intento más celebrado hasta la fecha, el mecanismo gradualista darviniano se va reconociendo cada vez más claramente como un intento fallido.

    Otra cuestión; por favor no se me imputen afirmaciones ni discursos que nunca he hecho. Comprendo que es una táctica muy eficaz cuando no se tienen argumentos sólidos pero por respeto a la audiencia creo que conviene refrenarse en este aspecto. En concreto me refiero a que jamás he escrito una línea de apología de creencias religiosas. También debo aclarar que la causa inteligente que propongo no se corresponde por supuesto con ninguna deidad religiosa sino que es una idea puramente metafísica de corte aristotélico que no implica ninguna conclusión trascendente sobre el destino futuro de la vida ni sobre las intenciones de la misma hacia los seres humanos.

    Los órganos vestigiales no prueban la inexistencia de diseño ya que, repito, el DI no propone un diseño de novo y un escenario fijista. Simplemente recuerda que necesitamos una teoría de la forma que justifique la complejidad de los seres vivos y el que tal complejidad y diseño no pueden surgir como mera consecuencia de las fuerzas naturales conocidas, en especial la información prescriptiva es una realidad formal que gobierna la fisicalidad y no que emana de ella.

  49. 18 julio, 2011 en 7:23

    Felipe, es una pena que no tengas tiempo para contestar ni una de las cuestiones planteadas, pero sí para lanzar un largo comentario. Está bien, nos muestras como operáis en los debates, escapáis de las preguntas comprometidas y lanzáis alegatos cercanos al proselitismo. Es fácil de comprender por qué perdéis todos los juicios en los que el DI participa, donde no hay forma de escapar de las preguntas que plantean los letrados.

    Sólo voy a comentar esta frase: La carga de la prueba recae sobre quien pretende que se puede explicar el diseño sin diseñador (Ayala: Design witout Designer (2007)) mediante mecanismos fortuitos y no dirigidos a propósito alguno.

    Eso es una falacia. La carga de la prueba recae por igual en ambas partes. Ambos han de demostrar el origen de la biodiversidad. La ciencia explica muchos de los procesos que producen esa biodiversidad (algunos tú mismo lo relataste) y ha sido incapaz de encontrar en esos ningún propósito. Los seguidores del DI son muy heterogéneos van desde los creacionistas de la Tierra joven hasta los que aceptan una evolución apoyada y diseñada por una divinidad o un ente extraterrestre. Los primeros sólo aceptan como mecanismo la creación de hace 6.000 años y los últimos aceptan diferentes mecanismos. Pero ninguno de ellos ha demostrado propósito pese a aceptarlo como acto de fe. ¿Ves la diferencia? La ciencia no acepta aquello para lo que no ha encontrado evidencias, el DI acepta sus conclusiones sin aportar evidencias.

  50. Manuel Abeledo
    18 julio, 2011 en 8:00

    Volvemos a lo de siempre: “esto es así porque es autoevidente”.

    Toma ya.

  51. 18 julio, 2011 en 9:23

    A ver Felipe, ¿tanto defender el DI y no sabes leer entre líneas?

    “La carga de la prueba recae sobre quien pretende que se puede explicar el diseño sin diseñador (Ayala: Design witout Designer (2007)”

    Traducción: NO HAY DISEÑADOR. El que defienda un diseño, que lo demuestre.

    Saludos.

  52. umberto
    18 julio, 2011 en 13:08

    “La carga de la prueba recae sobre quien pretende que se puede explicar el diseño sin diseñador ”

    Eso es invertir completamente la carga de la prueba. Está claro que quien habla de diseñador debe aportar pruebas de él y no al revés.

    jamás he escrito una línea de apología de creencias religiosas”
    .
    Yo veo todo lo contrario

  53. 18 julio, 2011 en 15:07

    necesitamos una teoría de la forma que justifique la complejidad de los seres vivos

    Justificar? La complejidad no tiene por qué justificarse, o se observa o no. Lo que se busca es una teoría que explique, a partir de premisas a un nivel más fundamental, como se alcanzó esa complejidad. ¿Cual es la propuesta del DI? “No sé, lo hizo alguien”. No te ofendas, pero eso no es una explicación, es una idiotez y un insulto a cualquiera con un poquito de idea de cómo funciona la ciencia.

    y el que tal complejidad y diseño no pueden surgir como mera consecuencia de las fuerzas naturales conocidas

    En realidad es esto lo que te interesa, encontrar una manera de, ahora sí, justificar que hay una mano inteligente que creó la vida, porque eso implica justificar tu religión y dogmas idiotas que esta sostiene. Con esto estás dejando muy claro que no te interesa la ciencia en absoluto, ni mucho menos conocer cómo es el mundo realmente.

  54. KC
    18 julio, 2011 en 15:10

    “La carga de la prueba recae sobre quien pretende que se puede explicar el diseño sin diseñador (Ayala: Design witout Designer (2007)”

    No me creo que Ayala haya dicho eso. Enlace y página, por favor.

    Saludos.

  55. Herbert West
    18 julio, 2011 en 22:52

    Felipe Aizpún :La existencia de diseño en los seres vivos es un dato de la realidad

    ¿Esa es toda la prueba de diseño? Algo flojo ¿no crees?

    debería de existir una causa inteligente que lo justifique.

    Ante esto sólo se me ocurren tres preguntas ¿por qué necesita justificarse? ¿Por qué necesita que la justificación sea una causa inteligente? Y entonces ¿qué justifica la causa inteligente?

  56. 19 julio, 2011 en 1:54

    Felipe:

    Lamento no tener todo el tiempo que necesitaría para contestar a todos los comentarios que ha suscitado mi intervención.

    Provocador inútil 😛

    La existencia de diseño en los seres vivos es un dato de la realidad, como lo es la finalidad inmanente de los mismos. Esa finalidad inmanente ha sido el rompecabezas imposible de solucionar en clave naturalista desde Aristóteles hasta nuestros días, pasando especialmente por la aporía kantiana. No sólo eso, el reconocimiento de su finalidad intrínseca es la base de la teoría darvinista de la evolución: la lucha por la vida.
    A partir de ahí la inferencia más razonable es que debería de existir una causa inteligente que lo justifique.

    Finalidad inmanente=Finalidad intrinseca=inferencia más razonable=Alucine barato tuyo. 😛

    Para lo que sirves, hasta otra.

  57. Gregorovius
    19 julio, 2011 en 2:32

    Un poco de humor, en el estilo de la primera foto del artículo:
    O mundo sem engenheiro
    Algunos de los ejemplos son lo máximo que he visto jamás en diseño “poco inteligente”.

  58. 19 julio, 2011 en 10:53

    Gregorovius :
    Un poco de humor, en el estilo de la primera foto del artículo:
    O mundo sem engenheiro
    Algunos de los ejemplos son lo máximo que he visto jamás en diseño “poco inteligente”.

    😀 😀 😀

  59. KC
    20 julio, 2011 en 12:09

    Aún estoy esperando que alguien me diga la página dónde Ayala dice lo de la prueba de la carga… Y si estuviera en un enlace de Google Books ya sería la repera.

    Saludos.

  60. Kugkug
    20 julio, 2011 en 12:42

    Tras escribir aquí mi respuesta al blog Darwin o di, imagino que se sintieron avergonzados y publicaron ellos también mi comentario.
    Pero tras replicarlo la censura ha vuelto y de nuevo no me dejan postear…es curioso teniendo en cuenta que uno de los administradores escribió :

    Mario A. Lopez14 julio, 2011 a las 2:06 PM Kugkug,

    Solo somos dos los que administramos el blog. La acusación de que estamos censurando tus respuestas/argumentos no tiene base. Porque no presentas tu argumento y ya. Te daré la oportunidad de escribir lo que tú quieras sin moderación. Por favor no pongas escusas.

    El foro es tuyo.

    ¿Curioso verdad?

    Bueno, pues mientras pueda seguire escribiendo aquí mis respuestas.

    Habrá que congratularse. Ilan ha sido capaz de entender que el origen (absoluto) de la vida no puede ser algo vivo.
    Ahora sólo necesita comprobar que en mi segunda intervención ya pregunté exactamente eso y nadie me contestó. (Ni siquiera él). Pero él que ha tardado varios días en darse cuenta, me acusa a mi de no ser capáz de distinguir entre ambas cosas….
    Al menos, ahora ya sabemos que Ilan afirma que el DI pretende sólo explicar el origen de la vida en la tierra”…y no el origen absoluto de la vida.
    Lo que sucede es que eso ya lo admitió Dawkins en una entrevista, diciendo que el no negaba “.. la posibilidad de que una civilización extraterrestre hubiera dado inicio a la vida en la Tierra….sólo que ella misma tuvo que tener necesariamente un origen abiótico…”.
    ¿Cuál es entonces la novedad que introduce el DI?

    Bueno, es que las cosas, no son exactamente así, Ilan anda un poco perdido, y aunque ahora, a él mismo le parezca una gansada, hay quien defiende que la vida en el Universo fué diseñada inteligentemente por un ente (curiosamente ya vivo).
    Efectivamente, no todos los que defienden aquí el DI opinan igual que él.
    Mario A. Lopez dijo en una intervención anterior que mi argumento era válido, sólo sí : “… la causalidad inteligente a la que se refiere Ilan es causa contingente. Es decir, una causa que depende de otras causas ad infinitum”.
    O lo que es lo mismo, si el diseñador inteligente no depende de causa alguna, es eterno y su “vida” sencillamente ES, sin principio……..pero, un momento, ¿Eso no es tanto como decir que la vida, (la primera), no tuvo inicio?
    No es acaso eso equivalente a decir que la “vida” en la Tierra tuvo un inicio, en otra vida que no lo tuvo….es decir, que la vida puede existir sin inicio.
    Pero….entonces….
    Es fácil, nos sacamos de la manga un ser increado y eterno…
    Y para redondear, podemos tomar esto de la intervención de Felipe :
    “…un espíritu puro, una inteligencia inmaterial no está vivo. Ni muerto. Simplemente ES.”
    Y todo ello conforma claramente un claro alegato en favor de lo que afirma pretender este foro.
    “…buscar la verdad a la luz de la EVIDENCIA CIENTÍFICA actual y al avance de la INVESTIGACIÓN BIOLOGICA”. Y , sobre todo, ALEJADO DE CREENCIAS RELIGIOSAS.
    Ya sólo falta leer a Ilan calificando de “juego de palabras” a lo que no es, sino, un silogismo lógico.
    En definitiva, para reirse hasta caer en el paroxismo.
    Realmente éste (Darwin o DI) es un fantástico foro de humor…porque esto no puede ser sino una performance ¿Verdad?

  61. 20 julio, 2011 en 15:52

    En cuanto al DIos del DI, que lo mismo da que exista como que no y que por tanto, lo fácil es que no exista, yo me pregunto, ¿qué tiene que ver con cualquiera de los dioses de cualquiera de las religiones? Nada, puesto que no “participa” activamente en nada. Hace como si no existiera. Curioso Dios omnipotente que además necesita que lo adoren. Esto es monstruoso, como un niño malcriado, necesita aprobación y adoración por la fe .
    Curioso.

  62. 20 julio, 2011 en 18:02

    @Kugkug meditar e investigar sobre nuestro inicio y el inicio de todo siempre es fascinante. Basta con ver las grandes filas que se hacen para obtener el más reciente iphone, todos desearían tener el primero jajajaja.

    El origen de la vida en nuestro planeta puede remontarse casi al inicio del mismo, pero incluso es muy probable que la vida no sea privativa de la tierra e incluso puede ser muy abundante no solo en el sistema solar, sino en el universo entero.

    La vida es el diamante que deslumbra y que atrae toda nuestra atención, sin embargo debido a esto en ocasiones dejamos pasar la belleza y perfección que tiene el anillo que lo porta. En el cosmos podemos encontrar interacciones entre los sistemas y eventos tan deslumbrantes como la vida misma. Colisiones estelares, supernovas, galaxias en formación, soles binarios, etc.

    El misticismo que tiene la vida es la energía que anima a los cuerpos y que es capaz de modificar su entorno. Pero incluso en la tierra los fenómenos naturales derivados de la interacción con nuestro sol o la gravedad nos dan un espectáculo de energía al extremo.

    Tendemos a interpretar que la creación fue solo para nosotros como hombres y mujeres, de esta manera es muy común descalificar el origen divino de las cosas al pensar que de nuestra vida depende la existencia de Dios. Pero las rocas, el agua, las montañas, los planetas, ¿no necesitan también una explicación para su existencia?, podrá haber un cambio en su constitución física y por lo tanto el termino de su apariencia, pero siempre subsistirá la materia que las constituye.

    Si existiera un final para el universo, ¿sería el final de Dios?

  63. Cronopio
    20 julio, 2011 en 22:55

    Un hombre sin religión es como un pez sin bicicleta (Santo Tomás**). Hace dos años leí esta frase en mi breviario. al día siguiente diseñé dos bicicletas adaptadas al tamaño y aletas de mis peces gracias a mi doctorado en mecánica cuántica y bricolage de la Yuniversity Unified of Manjatan International (YUMI). Dos años en que los peces no han hecho ni puñetero caso a las bicicletas. Actualmente estoy escribiendo una tesis:
    Estudio de la supremacía del cerebro de Carassius auratus sobre el de Homo credulus. (van ganando 8-0 y no he pasado del material and methods).
    No discuto con mis peces. ellos nadan y yo les doy de comer. No discuto con los DI. Ellos nada y yo dont feed the troll.

    ** Lo dijo y punto. Que alguien demuestre que no es cierto.

  64. Herbert West
    21 julio, 2011 en 22:47

    Cronopio :No discuto con mis peces. ellos nadan y yo les doy de comer. No discuto con los DI. Ellos nada y yo dont feed the troll.
    ** Lo dijo y punto. Que alguien demuestre que no es cierto.

    Juas, juas, juas.

    ¡Que jrande!

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: