Inicio > Actualidad, Escepticismo > J.M. Mulet: “Lo ecológico no es más sano ni más bueno para el medio ambiente”

J.M. Mulet: “Lo ecológico no es más sano ni más bueno para el medio ambiente”


JM Mulet, autor de 'Los productos ecológicos ¡vaya timo!

JM Mulet, autor de 'Los productos naturales ¡vaya timo!

Si tuviéramos que buscar unos antagonistas dignos de los conflictivos productos transgénicos, sin duda alguna estos serían los “productos ecológicos”. El escenario más difundido entre la población presenta claramente esta dualidad: lo transgénico es artificial, malo y peligroso; lo ecológico es natural, bueno y positivo.Sin embargo, como casi todo, las cosas no son ni tan categóricas, ni tan necesariamene reales como se acepta popularmente.

En este caso concreto, muchas voces desde diferentes disciplinas no solo critican semejante simplificación, sino que advierte de que el escenario real pueda ser el contrario. Un ejemplo de estos científicos críticos con los productos llamados “ecológicos” es el Dr. Mulet, Profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia y autor del libro “Los productos naturales ¡Vaya timo!” (Ed. Laetoli).

Recientemente, en una entrevista publicada en “La Vanguardia.com” y titulada J.M. Mulet: “Lo ecológico no es más sano ni más bueno para el medio ambiente”, el especialista en biotecnología señala acerca de los productos naturales que llevar “la etiqueta de ecológico no quiere decir que sean más sanos, más buenos o más beneficiosos para el medio ambiente. Solamente se ajustan a la ley de producción ecológica, nada más“. Preguntado sobre las aportaciones de la agricultura ecológica, el Dr. Mulet afirma que “no aporta nada tecnológicamente, al contrario. Es una especie de renuncia a la tecnología. Es una cosa muy mística que no se hace en otros aspectos de la vida: nadie renuncia a un teléfono móvil o a internet pero si se renuncia a que la alimentación sea sin tecnología“.

Tampoco tiene pelos en la lengua para hablar sobre las campañas anti-transgénicos, indicando que “La amenaza de los transgénicos que está llevando la campaña de Greenpeace te puedo asegurar que es rotundamente falsa. Alguien que tenga un mínimo de conocimiento ve que están metiendo la pata“.

Podéis leer completeta esta interesante y polémica entrevista en LAVANGUARDIA.COM.


  1. Abisal
    21 julio, 2011 a las 19:14

    Y así es como se dice a pleno pulmón que es lo mismo comerse un animal hormonado de uno que no lo está, o fruta de un manzano bañado en pesticidas de otra que no. Y tan pancho. Qué va a saber alguien que cree que la agricultura ecológica es algo que sigue la línea de los Amish, renunciando a la tecnología, qué va a saber ese de un tipo de agricultura que SÍ usa los conocimientos actuales para conseguir alimentos más sanos y mejores para el medio ambiente. Y que van a saber los que lo publican y le dan cancha a sus negaciones, que están a la altura de las de los creacionistas, por poner un ejemplo cualquiera, por negar lo obvio a nada que uno se informe. Pero nada, sigue Manolo dándole vueltas al torno, aún hay quién se empeña en ver lo ecológico a la altura de las pulseritas magnéticas o la curación con la vibración de cuencos tibetanos.

    Me gusta

  2. 21 julio, 2011 a las 19:16

    Que se haya abusado comercialmente del término natural, no quiere decir que lo natural no tenga cabida en la naturaleza. Por lo que usar la misma palabra para para cosas distintas no da valor a las alegaciones de J.M. Mulet, que por suerte para él, ve el mundo desde su laboratorio.

    En oposición a los postulados del Dr. Mulet, Naciones Unidas, ha propuesto a través de su relator especilal: Olivier De Shutter un nuevo término: agroecología, que se puede consultar en:
    http://www2.ohchr.org/english/issues/food/annual.htm
    y en español http://www.srfood.org/index.php/es
    que está basado en la ausencia del derecho de propiedad intelectual o en palabras llanas, en la no patentabilidad de los seres vivos, con éxitos contrastado en Africa.

    Sobre lo artificial, en los Estados Unidos de América, tiene serios problemas con las malas hierbas y la poli-resistencia a los herbicidas, mientras que aún no se ha encontrado ninguna mala hierba resistente al arado. Arado, que desde luego, no es natural, sino artificial.

    Me gusta

  3. 21 julio, 2011 a las 20:48

    Por si alguien no lo conoce permitirme por una vez hacer publicidad de un blog, concretamente el de J.M. Mulet: http://www.losproductosnaturales.com/. Hace tiempo que lo sigo y es siempre interesante.

    Me gusta

  4. 21 julio, 2011 a las 23:49

    Un punto importante.

    ¿Y por qué gana adeptos el mensaje?
    En su mayoría por buena intención. Asustar siempre vende, las iglesias llevan haciéndolo 5.000 años. …

    El arma más poderosa del universo, el miedo.

    Es desconcertante como crecen los ecopacotillas, o ecologistas según se hacen llamar, y que no conocen de la misa la media y van tan felices soltando sus medias verdades.

    Me gusta

  5. Gregorovius
    22 julio, 2011 a las 0:40

    Decir que la agricultura ecológica es una renuncia a la tecnología es una falacia. Decir que es «una cosa muy mística» es insulto.
    Puede haber desorientación en la gente sobre qué es la agricultura ecológica y qué son los cultivos transgénicos, puede haber sectores «misticos» creando confusión … Pero al generalizar de esa manera, ese señor profesor se manifiesta como un obseso, un resentido y un fanático.

    Por supuesto que hay mucho engaño con los adjetivos «natural» y «ecológico», para evitarlo es para lo que se habrá hecho la ley de producción ecológica que cita, y la normativa de etiquetado. Y esas leyes y normativas tendrán errores, como todo.

    Pero si a partir de ahí ese señor profesor pretende descalificar el movimiento de la agricultura ecológica en general y el ecologismo en general, ese señor será profesor y sabrá mucho de biotecnología, pero se está portando como un payaso.

    Me gusta

  6. Herbert Wst
    22 julio, 2011 a las 4:00

    Gregorovius.

    Leyendo el blog de J.M. Mulet no me da la sensación de que pretenda descalificar el movimiento de la agricultura ecológica, si no poner las cosas en su sitio, explicando los errores, y señalando las falacias que algunos cometen en este tema.

    Me gusta

  7. 22 julio, 2011 a las 9:20

    @ Herbert,
    Mulet, declara en su blog como agricultura ecológica el caso de los brotes de soja en Hamburgo, cuando la germinación de la soja, no es agricultura, ni es ecológico, como tampoco es agricultura, ni ecología el malteado de la cebada. Son procesos agroindustriales, no agricultura.
    Lo que nunca cita, es que las variedades de gran rendimiento y rápido crecimiento, agotan el terreno, sin aportar ni mas nutrientes ni mejores a lo alimentos.
    Me reafirmo, el uso del arado, no es natural, pero si es sostenible.
    Recomiendo la conferencia del Profesor Nicolás Olea Serrano, sobre pesticidas, plásticos y salud:

    Quiero agradecer al Dr. Mulet su esfuerzo, ya que solamente desde la confrontación de discursos, el diálogo y la conversación se pueden llegar a conclusiones útiles para todos.

    Me gusta

  8. Katxu
    22 julio, 2011 a las 9:39

    El debate muchas veces cae en el reduccionismo “ecológico SÍ”, “ecológico NO” y como todo reduccionismo, nos dará una visión simplista del asunto. Los alimentos transgénicos son rechazados automáticamente por los ecologistas por pertenecer a la categoría “ecológico NO”. Pero si rompemos las barreras reduccionistas podemos encontrar propuestas muy interesantes, como por ejemplo usar semillas transgénicas en agricultura ecológica. Ya sé que más de uno se llevará las manos a la cabeza con esta postura “eco-transgénica”. Pero es posible. Si no se quieren usar pesticidas ni fertilizantes químicos (una postura muy respetable al querer minimizar el impacto medioambiental) nos podemos servir de la ingeniería genética para tener plantas más resistentes a plagas, con mayor producción, etc., y cultivarlos así de forma ecológica. http://bit.ly/p2fYjH . A mi me parece una idea muy atractiva, pero claro si partimos de la premisa: sólo lo natural es bueno/el transgénico no es natural/luego el transgénico no es bueno, entiendo que no se comparta este punto de vista. De ahí la importancia que veo en huir del reduccionismo en tema.

    Me gusta

  9. Gregorovius
    22 julio, 2011 a las 14:20

    Puntualización a mi comentario anterior:

    Cuando lo escribí el comenterio #2 de JL Salgado no estaba publicado, estaría pendiente de aprobación por tener dos enlaces.

    Ahora me siento más acompañado, por decirlo así.

    @ Herbert Wst: J.M. Mulet, en su blog, no pone las cosas en su sitio, las pone del lado del neoliberalismo, de los neocon, que no es el sitio de nada bueno. Aparte de que miente y tergiversa todo.

    @ Katchu: Tienes razón, no es cuestión de SI o NO. Cualquier tecnología se puede utilizar para bien o para mal, y la biotecnología no está fuera de eso. Y se puede criticar a los ecologistas obcecados, en este caso en el NO.
    Pero la cuestión es que el discurso de J.M. Mulet es propaganda neoliberal disfrazada de divulgación científica y escepticismo. Tiene «perlas» que se merecerían muchas bocarranas en El Profeta Aneuronado, alguna está en este mismo artículo.

    Me gusta

  10. Gregorovius
    22 julio, 2011 a las 14:32

    Lo de “comenterio’ es una errata, y lo de ‘Katchu’ por ponerlo de memoria sin comprobar. Que no se interprete mal. Désolé! 😳

    Me gusta

  11. 22 julio, 2011 a las 16:53

    Gregorovius, Mulet no se pone en ningun sitio al lado del neoliberalismo, ni de ninguna otra tendencia politica, sino que critica, y con fundamento, el pseudoecologismo que, hoy por hoy, es poco mas que una religion o una tendencia politica y que no tiene nada que ver con el ecologismo autentico, que no es el que afirma “naturaleza buena, artificial malo”, sino el que, antes de realizar una afirmacion, busca los hechos cientificos que la apoyen (o desmienta).

    El hecho de no usar fertilizantes, pesticidas y demas practicas de la agricultura “no ecologica”, hace que los rendimientos de los cultivos sean mucho menores. Y si produces menos por hectarea ¿como consigues producir lo suficiente? Pues aumentando el numero de hectareas cultivadas, a costa de bosques, marismas, o lo que haya alrededor.

    Me gusta

  12. Gregorovius
    22 julio, 2011 a las 17:49

    la naturaleza no es más que una competencia despiadada por los recursos

    Esto es neoliberalismo, es igualito que la justificación del darwinismo social.

    Si solo criticase el pseudoecologismo simplón estaría bien, pero está criticando la agricultura ecológica, que sí se basa en hechos científicos, y que sí utiliza tecnología, pero otra, no la que este hombre «vende».

    El segundo párrafo del comentario de Javi es copia de la séptima respuesta de la entrevista. Y es falso. Es, como él dice, un mesaje muy facilón. El tema es mucho más complejo que lo de la producción por hectárea.

    En general todo el discurso del señor Mulet en la entrevista y en su blog es simplón y tendencioso. La lectura del blog me lleva a la conclusión de que no sabe nada fuera de lo que hace en su laboratorio, ni siquiera de biología. Supongo que más que ser un ignorante es un tergiversador cegado por sus obsesiones y su ideología.

    Me gusta

  13. 22 julio, 2011 a las 18:42

    Cuando refuten el contenido de las palabras científicas con argumentos reales podre admitir que clamen sus manifiestos. Hasta entonces dejar de tomar datos científicos para maquillar vuestras medias verdades. Ecologismo no es lo mismo que ecología.

    JL Salgado, si quieres poner en evidencia al señor Mulet con la conferencia de un catedrático en medicina que usa el dato estadístico de la esperanza media de vida como si fuese una promesa incumplida, punto en el que tuve que dejar de ver el vídeo si no quería que me confundiesen con una lechuza, !apaga y vamonos!

    Ya estamos con el neoliberalismo y manipulación de las industrias, si desde donde más manipulación hay es del lado de los “liberadores”, esos martir que empeñan su vida para crear confusión y hacer caja. Esos iluminados que quieren liberar nuestro alma de ataduras invisibles que sólo ellos han sido capaces de vislumbrar. Que sean reconocidos en su trabajo, no quita que se “equivoquen” y sean unos oportunistas que se aprovechan de la gente inocente que se asombra en cuanto oye las palabras mágicas: nanotecnologia, cuántica, “nosecuantos” natural y ecólogico, espiritus, …

    Me gusta

  14. 22 julio, 2011 a las 18:47

    Esto es neoliberalismo, es igualito que la justificación del darwinismo social.

    Eso no es ni neoliberalismo ni nada. Es una constatacion de un hecho. El que la naturaleza sea de una determinada manera no tiene (o no deberia) tener ninguna implicacion moral. La naturaleza es absolutamente amoral.

    Si solo criticase el pseudoecologismo simplón estaría bien, pero está criticando la agricultura ecológica, que sí se basa en hechos científicos, y que sí utiliza tecnología, pero otra, no la que este hombre «vende».

    ¿En que “hechos cientificos” se basa la agricultura ecologica.

    El segundo párrafo del comentario de Javi es copia de la séptima respuesta de la entrevista. Y es falso. Es, como él dice, un mesaje muy facilón. El tema es mucho más complejo que lo de la producción por hectárea.

    ¿Es cierto o no es cierto que el rendimiento de la agricultura ecologia es menor que la convencional? Antes de contestar te recomiento que eches un vistazo a los “hechos cientificos”:

    Rendimientos de cereal:

    Convencional=5.2kg DM/ha
    Ecologica=3.4kg DM/ha

    Rendimientos de patata:

    Convencional=8.1kg DM/ha
    Ecologica=6.9kg DM/ha

    Me gusta

  15. Alfredo Pérez
    22 julio, 2011 a las 20:47

    Mulet, por si el dato es desconocido, es consultor (cobrando, claro) de al menos dos multinacionales de la biotecnología.

    Me gusta

  16. Gregorovius
    22 julio, 2011 a las 22:35

    Podeis ir leyendo lo que viene en el sitio de Greenpeace,y sus enlaces, por ejemplo:
    http://www.greenpeace.org/international/en/campaigns/agriculture/
    Aunque seguramente todo es rotundamente falso, pues se trata de una organización mística que pretende meter miedo a la humanidad para conseguir que se autoinmole al abandonar la competencia despiadada por los recursos.

    Las cuatro cifras de Javi me han dejado desarmado para seguir por mi mismo 😯

    Me gusta

  17. 23 julio, 2011 a las 11:07

    Sobre agricultura ecológica, una opinión cualificada: La de Miquel Porta, experto en compuestos tóxicos persistentes (CTP)
    http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/urbano/2010/01/02/190246.php
    ¿Cuáles son los principales agentes que provocan estos compuestos?
    La contaminación interna que más hemos estudiado es la causada por la acumulación en el interior del organismo humano de contaminantes químicos como plaguicidas, residuos industriales o metales pesados. Entre esos contaminantes están el DDT, los hexaclorociclohexanos (como el lindano) y el hexaclorobenceno, los policlorobifenilos (PCB) o las dioxinas. Puesto que las grasas de los alimentos son la mayor vía de exposición a los CTP, evitar en la medida de lo posible su ingesta y alimentarse con productos biológicos es una opción razonable.
    ¿Es también un m´sitico de Greenpeace?

    Me gusta

  18. 23 julio, 2011 a las 18:14

    Los productos naturales ¡vaya timo! ¡VAYA TIMO!”

    Sinceramente, compré el libro “Lo productos naturales ¡vaya timo!” para conocer el planteamiento de la editorial Laetoli y de la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC) sobre la irrupción en el mercado y en la publicidad de los mal llamados productos “verdes”: Coches ecológicos, ecobolas, productos de higiene, iones negativos, etc., debido a la creciente sensibilización del consumidor/a respecto a los problemas medio-ambientales.

    Pero cuál sería mi sorpresa cuando comencé a leer las cinco primeras palabras de su introducción: La cuestión es estar asustado (p 9). Y así, 40 líneas, en las que el autor minimizaba los problemas medio-ambientales del planeta, tildando a los ecologistas de nuevos jinetes de la Apocalipsis, mientras comparaba sus visiones catastrofistas con las amenazas sobre el fin del mundo y el castigo eterno que predicaban las diferentes religiones hace unos siglos. Fue entonces cuando comprendí que había que hacer algo para defender el verdadero pensamiento crítico, contra un libro que parecía beber en sus fuentes y, de paso, devolver al movimiento ecologista la racionalidad que el autor le estaba arrebatando desde el principio.

    (…)

    documento completo:
    http://www.scribd.com/fullscreen/60529909?access_key=key-2gcqx4sl0v2jznw7m8r4

    Todos estos comentarios se resumen en una CONCLUSIÓN y una RECOMENDACIÓN:

    CONCLUSIÓN:

    El libro “Los productos naturales ¡vaya timo!” es un panfleto antiecológico y antiecologista. Ofrece información sesgada, no tiene en cuenta los conocimientos derivados de la Ecología ni de las Ciencias Ambientales y maneja anécdotas y argumentos ad hóminen de forma tendenciosa, para desprestigiar al adversario y justificar la agricultura basada en los OMGs. Es, por otra parte, una “patada en el trasero” a la Educación Ambiental, ese ámbito transversal que parte del lamentable estado en el que se encuentra el planeta, como consecuencia de los impactos medio-ambientales y del derroche consumista de una pequeña parte de la población, para tratar de propiciar actitudes y conductas más responsables en nuestra relación con el planeta y los demás seres humanos.

    Mi crítica se dirige al autor, obviamente, pero sobre todo a la editorial Laetoli, por propiciar esta publicación bajo el paraguas del pensamiento crítico de la colección ¡Vaya Timo!

    RECOMENDACIÓN

    A pesar de todas estas críticas, recomiendo su lectura. Aunque puedo prestarlo, si alguien quiere ahorrarse los 16 € que cuesta este cúmulo de razones para justificar la inquina casi enfermiza del autor hacia los conservacionistas. Pero quien me lo pida, que sepa que tiene anotaciones por toda su geografía.

    Obviamente es una recomendación con trampa. Lo que persigo es que el lector aprenda por experiencia propia cómo no debe ser un libro que pretende utilizar el pensamiento crítico como herramienta para formar conciencias, para divulgar los avances científicos y para luchar contra las pseudociencias.

    Me gusta

  19. Albireo
    23 julio, 2011 a las 21:23

    Gregorovius: no estaba mal tu argumentación, aunque algo falta de datos. Pero el haber puesto el enlace a la pág de Greenpeace me ha defraudado del todo.

    Esta página de Greenpeace (en español)

    http://www.greenpeace.org/espana/es/Trabajamos-en/Transgenicos/

    es de lo peorcito que he visto por varios motivos: (i) usa lo de os/as (agricultor-agricultora), recurso sólo propio de la oratoria de politicastros pseudoenrrollados izquierdosos de contenido hueco (ii) no aporta ni una prueba, dato, cita a estudios científicos serios, etc para sostener sus opiniones y (iii) incluso se contradice (analiza los dos primeros puntos de su argumentario)

    En fin, que busques por ahí otras fuentes mas solventes…

    Me gusta

  20. Albireo
    23 julio, 2011 a las 21:29

    @Alfredo Pérez: ¿Y?

    El que sea consultor lo único que me dice es que seguramente será un buen profesional

    Me gusta

  21. 23 julio, 2011 a las 22:39

    Las cuatro cifras de Javi me han dejado desarmado para seguir por mi mismo

    Esas cifras están sacadas de “A comparison of environmental, soil fertility, yield, and economical effects in six cropping systems based on an 8-year experiment in Norway”Agriculture, Ecosystems & Environment. Volume 90, Issue 2, July 2002, Pages 155-168

    Un artículo científico que, al revés que la página de Greenpeace, dice de dónde ha sacado sus datos y los ha sometido a revisión de expertos.

    Me gusta

  22. Gregorovius
    24 julio, 2011 a las 1:00

    Casimiro Jesús Barbado López lo ha expresado muy bien en el comentario #18. Y ha leído el libro.

    Yo no he leído el libro, pero he leído el blog de J.M. Mulet entero y he llegado a las mismas conclusiones que Casimiro. Si el libro está publicado en una colección de pensamiento crítico, a la editorial se le ha colado un troll.

    @ Albireo: No miré la página de Greenpeace en español, el enlace es a la página en inglés. Tampoco leí gran cosa de la página en inglés sobre agricultura, conozco muchísimas fuentes solventes sobre el tema. Puse lo de Greenpeace porque el señor Mulet insulta a esa organización en la entrevista, y de manera muy maleducada, prepotente y engreída.

    @ Javi: Gracias por la referencia. Así se ve que se trata de datos de UN estudio.

    De todas maneras no pretendo discutir en esta conversación sobre Greenpeaceen general ni sobre agricultura en general. Solo pretendo decir a los lectores de este blog que las opiniones de J.M. Mulet en la entrevista y en su blog me parecen una m…, tal como he explicado.

    Me gusta

  23. Gregorovius
    24 julio, 2011 a las 1:19

    Pero bueno, por si alguien no lo conoce aún dejo este cortometraje sobre la producción de alimentos, que utilizo para la educación ambiental.

    Deja muy buen rollito.

    Me gusta

  24. 24 julio, 2011 a las 5:42

    @ Javi: Gracias por la referencia. Así se ve que se trata de datos de UN estudio.

    ¿Tienes tú datos de “UN” estudio que respalde tus afirmaciones?

    Si te parece tan raro que sólo te ponga un estudio, te puedo poner más:

    “Soil Fertility and Biodiversity in Organic Farming” Maeder P. et al. Science 31 May 2002:
    Vol. 296 no. 5573 pp. 1694-1697

    En este se dice que la producción orgánica es un 20% menor que la de la agricultura convencional.

    Si quieres puedo poner más. ¿Y tú?

    Me gusta

  25. Albireo
    24 julio, 2011 a las 9:44

    Hombre, Gregorovius, desde luego la versión en inglés no se lía con los géneros, pero esta es la única diferencia. El contenido científico-técnico no es mejor en un caso o en otro, como no podía ser de otra manera, al tratarse de la misma organización.

    Poniendo el enlace a Greenpeace has evidenciado que Mulet tiene razón al decir (¿insultar gravemente?) que no hacen mas que tratar de asustar con datos no contrastados y tendenciosos.

    Me gusta

  26. Rhay
    24 julio, 2011 a las 11:58

    Hola, chicos.

    Qué interesante este hilo.

    Yo voy a intentar dar mi opinión, que como os podéis imaginar es personal y ni pretende sentar cátedra ni ser la verdad absoluta ni nada parecido. Detrás de la agricultura ecológica no sólo hay un afán por no usar pesticidas sintéticos; detrás de este tipo de agricultura hay todo un modo de vida, en el que prima el consumo de proximidad, prima el minifundio sobre las grandes explotaciones latifundistas, y prima la variedad de cultivo sobre el monocultivo. Igual podemos decir de la ganadería ecológica, donde las gallinas destinadas a poner huevos viven en libertad y no enclaustradas en grandes fincas de explotación intensiva, por poner un ejemplo. Además, este tipo de agricultura está recuperando muchas variedades vegetales autóctonas que se estaban perdiendo o que se habían perdido, por lo tanto su labor de conservación varietal ha hecho que muchos productos que eran o más feos o menos productivos no se perdieran definitivamente. ¿Qué es más ecológico, la almadraba o la pesca con red de arrastre? Porque según este señor la almadraba es una papanatada ecologistoide y retrógrada… Es decir, ni todo es blanco ni todo es negro. En medio hay una gama casi infinita de grises.

    Dicho esto, yo estoy de acuerdo con Gregorovius en que muchas veces cuando se ataca a la agricultura ecológica lo que está haciendo implícitamente es defender un modelo de consumo ultraliberal que prima la productividad por encima de la sostenibilidad, y que ve la alimentación como el gran negocio mundial al que pegarle el mordisco.

    Javi, los papers que has puesto son muy interesantes, pero cabe destacar que cuando dicen que la producción es un 20% menos efectiva, deberías poner por qué, porque el paper informa que es debido básicamente a que en esas explotaciones el fertilizado de la tierra se ha reducido en un 53%. Además, en ese mismo paper (que me ha costado dios y ayuda encontrar) se dice que las producciones ecológicas son menos productivas, pero que consumen menos recursos, como el agua, por ejemplo. Te pongo un ejemplo rápido: si yo tengo una variedad de melón autóctona mallorquina, que durante generaciones se ha acostumbrado a ser regada una vez a la semana y la sustituyo por otra variedad china que la tengo que regar tres veces por semana y además tengo fertilizar la tierra, pues probablemente el melón chino sea más productivo, ¿pero es más sostenible? Creo que no.

    Sabéis que esto llevo mucho tiempo gritándolo a los cuatro vientos: el ser humano tiene que empezar a entender que los recursos naturales son factores limitantes, y que no se pueden pedir peras al olmo. No se pueden explotar los acuíferos hasta su destrucción por un afán de mayor producción agraria; no se puede explotar el mar hasta su colapso porque nos guste mucho el atún rojo y las gambas en la paella; y no se pueden hormonar a los animales que nos comemos hasta la extenuación porque eso luego pasa factura (cuando queráis os paso una fotografía de mi ginecomastia y una copia del estudio endocrinológico donde se determina que dicha ginecomastia tiene su origen en el consumo de carne, sobre todo de pollo). Por lo tanto, a lo mejor nos deberíamos plantear que la solución no son especies más productivas, sino especies más sostenibles, y en este aspecto la tecnología no está reñida con la ecología. Este doctor, que no dudo que sea una eminencia en su campo, puede tildar de papanatada y de gilipollez la almadraba, el arado o el barbecho, me parece genial, pero la Historia, en tanto que ciencia social y única referencia que tenemos del pasado, nos cuenta que se equivoca. Sería interesante plantearnos que no todo lo tradicional es improductivo, anticientífico y retrógrado, y estaréis de acuerdo conmigo en que la producción ecológica defiende muchas de estas técnicas tradicionales.

    Me gusta

  27. 24 julio, 2011 a las 12:06

    Rhay :
    Hola, chicos.
    Qué interesante este hilo.
    Yo voy a intentar dar mi opinión, que como os podéis imaginar es personal y ni pretende sentar cátedra ni ser la verdad absoluta ni nada parecido. Detrás de la agricultura ecológica no sólo hay un afán por no usar pesticidas sintéticos; detrás de este tipo de agricultura hay todo un modo de vida, en el que prima el consumo de proximidad, prima el minifundio sobre las grandes explotaciones latifundistas, y prima la variedad de cultivo sobre el monocultivo. Igual podemos decir de la ganadería ecológica, donde las gallinas destinadas a poner huevos viven en libertad y no enclaustradas en grandes fincas de explotación intensiva, por poner un ejemplo. Además, este tipo de agricultura está recuperando muchas variedades vegetales autóctonas que se estaban perdiendo o que se habían perdido, por lo tanto su labor de conservación varietal ha hecho que muchos productos que eran o más feos o menos productivos no se perdieran definitivamente. ¿Qué es más ecológico, la almadraba o la pesca con red de arrastre? Porque según este señor la almadraba es una papanatada ecologistoide y retrógrada… Es decir, ni todo es blanco ni todo es negro. En medio hay una gama casi infinita de grises.
    Dicho esto, yo estoy de acuerdo con Gregorovius en que muchas veces cuando se ataca a la agricultura ecológica lo que está haciendo implícitamente es defender un modelo de consumo ultraliberal que prima la productividad por encima de la sostenibilidad, y que ve la alimentación como el gran negocio mundial al que pegarle el mordisco.
    Javi, los papers que has puesto son muy interesantes, pero cabe destacar que cuando dicen que la producción es un 20% menos efectiva, deberías poner por qué, porque el paper informa que es debido básicamente a que en esas explotaciones el fertilizado de la tierra se ha reducido en un 53%. Además, en ese mismo paper (que me ha costado dios y ayuda encontrar) se dice que las producciones ecológicas son menos productivas, pero que consumen menos recursos, como el agua, por ejemplo. Te pongo un ejemplo rápido: si yo tengo una variedad de melón autóctona mallorquina, que durante generaciones se ha acostumbrado a ser regada una vez a la semana y la sustituyo por otra variedad china que la tengo que regar tres veces por semana y además tengo fertilizar la tierra, pues probablemente el melón chino sea más productivo, ¿pero es más sostenible? Creo que no.
    Sabéis que esto llevo mucho tiempo gritándolo a los cuatro vientos: el ser humano tiene que empezar a entender que los recursos naturales son factores limitantes, y que no se pueden pedir peras al olmo. No se pueden explotar los acuíferos hasta su destrucción por un afán de mayor producción agraria; no se puede explotar el mar hasta su colapso porque nos guste mucho el atún rojo y las gambas en la paella; y no se pueden hormonar a los animales que nos comemos hasta la extenuación porque eso luego pasa factura (cuando queráis os paso una fotografía de mi ginecomastia y una copia del estudio endocrinológico donde se determina que dicha ginecomastia tiene su origen en el consumo de carne, sobre todo de pollo). Por lo tanto, a lo mejor nos deberíamos plantear que la solución no son especies más productivas, sino especies más sostenibles, y en este aspecto la tecnología no está reñida con la ecología. Este doctor, que no dudo que sea una eminencia en su campo, puede tildar de papanatada y de gilipollez la almadraba, el arado o el barbecho, me parece genial, pero la Historia, en tanto que ciencia social y única referencia que tenemos del pasado, nos cuenta que se equivoca. Sería interesante plantearnos que no todo lo tradicional es improductivo, anticientífico y retrógrado, y estaréis de acuerdo conmigo en que la producción ecológica defiende muchas de estas técnicas tradicionales.

    Estoy de acuerdo.

    Me gusta

  28. Rhay
    24 julio, 2011 a las 12:22

    Albireo, puede que este lenguaje sea cosa de “politicastros pseudoenrrollados izquierdosos de contenido hueco”, es posible. O puede ser que sea lenguaje de gente que está hasta las gónadas del machismo patriarcal. A lo mejor deberíamos empezar a comprender que lo masculino no incluye a lo femenino. Una señora que se licencia en Ingeniería Industrial tiene todo el derecho del mundo a que se le reconozca como “Ingeniera industrial”, y esto hoy en día no pasa; una “perito mercantil” tiene todo el derecho del mundo a que se le reconozca como “perita mercantil”, y una “jueza” debe poder tener todo el derecho del mundo a que no se cuestione constantemente si se le debe decir “señora juez” o “señora jueza”. A ti esto te podrá parecer cosa de “politicastros pseudoenrrollados izquierdosos de contenido hueco”; a mí me parece que es un hecho más de discriminación por razón de sexo, y un estigma más del patriarcado que nos gobierna. Pero vamos, que tú mismo. Si eres de los que piensa que el feminismo es algo que viene a destruir a los hombres, a lo mejor deberías leer más sobre este movimiento, y deberías leer más sobre el impacto del patriarcado en la sociedad en la que vivimos. Fliparás. No digo que tú seas así, ojo, quiero que se me entienda.

    Por lo tanto, si uno de los fallos más gordos que has encontrado en la página de Greenpeace es este, a lo mejor es que no es tan mala página. No obstante, y rebatiendo también el punto 3 que expones, te diré que no es cierto que los dos primeros puntos se contradigan. Copio/pego:

    “- Sólo diez multinacionales controlan casi el 70% del mercado mundial de semillas lo que significa que los y las agricultoras tienen poca capacidad de elección.
    – Los cultivos transgénicos no alimentan al mundo. El 99,5% de agricultores y agricultoras no los cultivan.”

    Lo que está diciendo es que el 70% de las semillas las controlan diez multinacionales, pero en el primer punto no habla en ningún momento de que sean transgénicas, habla de semillas en general. En el segundo punto sí habla de transgénicos, y creo que hay un error de redacción, porque habla de personas que se dedican a la agricultura, pero no dice que ese 99.5% controla un porcentaje de tierra cultivable muy reducido, porque los grandes latifundios están en poder del otro 0.5% de productores que sí cultivan transgénicos. Por lo tanto es un dato incorrecto decir que los transgénicos no alimentan al mundo, y mucho menos en esos porcentajes. Sólo hace falta ver los latifundios de maíz o soja en América para darse cuenta de que no cuadra.

    Me gusta

  29. 24 julio, 2011 a las 15:09

    Rhay, estas confundiendo las cosas.

    Una cosa es la agricultura o ganaderia industrial y otra la tradicional, en la primera la explotación es intensiva en la segunda no. También hablas de consumo de proximidad, me surge una duda tu compras los productos en el supermecardo o mercados (con genero “industrial”) o lo compras a un agricultor directamente o en su defecto a un frutero que recibe el producto de una explotación tradicional. No sé porque me da por pensar que compras los productos de la industria ecologista, porque de ecólogica no tiene nada, ya que utilizan los estudios de que tu hablas para aprovecharse de la marca “eco”. Si quieres consumo de próximidad, la solución es plantar tu propio huerto ya sea de manera individual o colectiva. Que los tomates “industriales” no saben a nada y son pastosos no es porque sean de las explotaciones conveccionales y las ecologicas (también industriales), se debe a que los recogen cuando estan empezando a madurar, es decir mucho antes del momento ideal. Si los recoges en el momento debido los tomates son sabrosos y jugosos.

    Industrial y tradicional no es lo mismo que “ecológico” o no, son cosas diferentes y no excluyentes. Porque como dices el problema más bien está en la agricultura intensiva o industrial, no en lo que los ecologistas tratan de vender como ecológico.

    Repito un ecologo no es lo mismo que un ecologista. Un ejemplo de ello:
    [quote]Cambio de modelo económico y productivo hacia una economía realmente sostenible, [b]baja en carbono,[/b] que reduzca la huella ecológica y tenga por objetivo el bienestar humano y la equidad social.[/quote]
    Una propuesta de un partido ecologista.

    Tengo una más increible de una candidata a una alcaldia que hablo del “[b]verde sostenible[/b]”, yo aún sigo buscando ese color.

    Basta con analizar las frases para deducir que no tienen el minimo conocimiento de ecología, lo suyo es puro populismo.

    Me gusta

  30. 24 julio, 2011 a las 15:15

    @Rhay, por supuesto que el motivo de la menor productividad de los cultivos ecológicos es la fertilización, y los pesticidas, y los herbicidas. Es que eso es lo que los diferencia, en que la agricultura convencional hace uso de la tecnología (a veces de forma errónea) para aumentar la productividad. La alternativa es clara y es la que expone Mulet: o usas fertilizantes y pesticidas y toda la tecnología necesaria para producir mucho en poco terreno o te tienes que comer muchos más bosques, praderas y humedales. No hay más tutía.

    En cuanto a lo de los minifundios y el consumo local, ya lo hemos discutido en otra ocasión y sabes mi opinión. Lo que propones es simplemente una fórmula para el desastre. Si todos nos limitamos a consumir local, aparte de empobrecer nuestra dieta (ya me dirás cuántos plátanos se cultivan en Baleares), lo que consigues es que los agricultores sólo cultiven para el mercado local. ¿Y qué ocurre cuando hay una sequía o una plaga? ¿De dónde sacas la comida si en todo el mundo la gente se limita a cultivar para el mercado local? Si echas un vistazo a las últimas noticias sobre Somalia te harás una idea, igual que si lees un poco sobre la Historia de la Europa Medieval. A pesar de todos sus defectos, uno de los efectos de la globalización ha sido la seguridad alimentaria (al menos para los países que se han integrado en esa globalización). Si hay una sequía en Baleares y se arruinan los cultivos se trigo, pues se trae trigo de Castilla, y si no, de Ucrania. Y eso sólo es posible porque se cultivan latifundios (que ya no son como los latifundios de principios de siglo) donde se produce mucho más de lo que se consume en los alrededores y se pueden exportar los excedentes.

    Por otro lado, estás confundiendo la explotación eficiente de los recursos naturales con la sobreexplotación y el uso de métodos no higiénicos. Te pongo tu propio ejemplo de las gallinas hormonadas. Evidentemente es perjudicial para la salud hormonar a los animales, pero ahí tienes el ejemplo que pone Mulet del peligro de que las gallinas en libertad se contaminen con plomo. ¿Quieres ser realmente ecológico? Pues nada de agricultura ni ganadería, volvamos a la época de cazadores/recolectores. Eso es lo realmente ecológico. La agricultura en sí misma es una alteración de la naturaleza.

    Me gusta

  31. Albireo
    24 julio, 2011 a las 15:57

    Rhay, encajo tu comentario de forma positiva. Te aclaro que disto mucho del machismo. No todos a los que nos molesta este tipo de lenguaje redundante e innecesario somos machistas.
    “Juez” carece de género, como “presidente”, por lo que usar “jueza” o “presidenta” es, a mi modo de ver, incorrecto, además de innecesario. Si no cortamos ya con esta tendencia, nos vamos a llenar de “periodistos” o de “turistos” o de cualquier otro disparate lingüístico que se quieran inventar determinados colectivos para hacerse notar.

    Observa quienes son los que están siempre con el dichoso “compañeras y compañeros” y sobre todo, cuando utilizan este lenguaje. Si, si, siempre son los mismos y siempre lo hacen en mítines o panfletos propagandísticos. Son inconfundibles.
    Si tu eres de los que necesitan oír esa insufrible cantinela, pues lo siento, yo no lo soporto.

    En cuanto al contenido que creo contradictorio, te agradezco tu innecesaria aclaración, ya que creo que lo había entendido por mi mismo.

    Contradicciones:

    No se puede sostener simultáneamente que hay un problema y que no lo hay. ¿Hay demasiados cultivos transgénicos en el mundo o no?

    Las multinacionales de las semillas ¿no son las mismas que desarrollan los cultivos transgénicos?. Creo que Greenpeace está diciendo que sí, al situar esta idea la primera en el capítulo de transgénicos. ¿O solo es manipulación informativa?

    Para tu bucólica y pastoril realidad, te recuerdo que ya somos mas de 7.000 millones de individuos (as) con una proyección a 10.000 millones (as) dentro de 15 años(as).

    También te recuerdo algún método de producción agrícola masiva aunque no neoliberal: los kolhoses

    http://es.wikipedia.org/wiki/Kolj%C3%B3s

    También te tengo que decir que la pesca y la agricultura, aunque en España compartan ministerio no tienen nada que ver y es tendencioso compararlas para argumentar daños al medio ambiente.

    Saludos

    Me gusta

  32. 24 julio, 2011 a las 18:57

    Finìsimo Doctor Mulet:Ya somos muchos mas de 6,500,000,000 de humanos que talamos 300 millones de arboles para producir papel al año, repito al año, con ganados para alimentar a tantos que con esto lo contaminamos todo, pero viendo con lupa lo que los comerciantes y especuladores han hecho con la alimentacion es insospechado por tanto daño para tantos y todo disimulado por “el crimen organizado” que conforman los banqueros, los periodistas propiciadores desde laTV y los periodicos de una subcultura de desinformacion y engaños de las masas en Europa, USA y el resto del mundo desde hace mucho y como los alimentos no alcanzan (hoy mismo hay 2,000, 000, 000 de personas con riesgo de morir de hambre se crea o no se crea, PERO estoy con usted “Lo ecològico no es mas sano ni mas bueno para el medio ambiente” y menos para una subcultura del telefono movil todo el dia en el oido a escasos 4 centimetros del cerebro, de los ojos del oido, de la pituitaria de lo unico que facilmente se radìa cancerigenamente y solo falta consumir azucares industrializados para multiplicar internamente por billones las celulas alteradas para estar al borde de un tumor cerebral y si ademàs fumas, y miras la TV compulsivamente entonces por favor no hablemos mas….Respetuoso saludo y buen post que despierta a mas de uno.

    Me gusta

  33. Rhay
    24 julio, 2011 a las 19:04

    Javi, no es verdad que la globalización haya traído la seguridad alimentaria. Perdóname pero eso es una falacia. De los casi 7.000 millones de personas que somos en el Mundo, ¿cuántas viven en situación de pobreza extrema y pasan hambre? La globalización ha servido para que los países del Primer Mundo tengan asegurado su suministro alimentario rapiñando todo el planeta y dando salida a los productos de deshecho -muchos de ellos en mal estado- hacia el Tercer Mundo, como por ejemplo la harina de soja transgénica que nadie quiere y que se enchufa a toneladas en el África subsahariana, mientras unos cuantos americanos y europeos se hacen de oro con su cacao. Léete los informes de la FAO al respecto que no dejan lugar a dudas. Cuando yo defiendo el consumo de proximidad no estoy defendiendo que no se consuman productos de fuera de tu comarca, sino que se den prioridad a los productos que tengas más cerca, que es diferente. Esto no es cuestión ni de chauvinismo nacionalista ni regionalista: es una cuestión de ahorro energético. Para que un producto llegue de una punta del mundo a la otra, tiene que ir en medios de transporte que consumen recursos. Cuanto más lejos esté, más consumo, es una regla de tres simple. Si yo vivo en Mallorca, no tengo por qué consumir cordero neozelandés. ¿Es que no hay corderos aquí? ¿En Argelia, en Francia, en España?… Pues pasaros por el Mercadona y mirad la procedencia del cordero congelado. Esto es la globalización, no lo que tú dices. Lo que tú expones es lo que debería ser la globalización, pero no lo es, seamos honestos.

    Alzacon, me parece que estás confundiendo la gimnasia con la magnesia. Yo no tengo nada en contra de la industria agrícola, siempre que ésta provoque el menor impacto posible en la zona donde se encuentre, que toda la producción no esté concentrada en una sola mano y que me garanticen que el producto que estoy comprando ha tenido el menor consumo de recursos posible. Te diré que yo no soy un comprador compulsivo de productos ecológicos, y que normalmente compro los productos vegetales en el mercadillo que se hace en mi pueblo los domingos directamente a los productores, con lo que me ahorro los intermediarios y el precio es bastante más barato que en cualquier supermercado teniendo la misma calidad. Fíjate que yo no digo que sea mejor, digo que es la misma. Yo tengo la suerte de poder hacer esto, entiendo que no todo el mundo tiene la misma suerte. También te diré que he vivido muchos años en Londres y te diré que los fines de semana cogíamos el coche y nos íbamos a las afueras de la ciudad donde por un módico precio tú mismo podías recoger tus fresas, tus tomates o tus lechugas directamente de la tierra en campos de cultivo de agricultores independientes que sufragaban sus gastos directamente con estas visitas. Y no éramos los únicos que lo hacíamos, ni el único campo que usaba este método: los fines de semana los campos de las afueras de toda la ciudad se llenaban de londinenses. Y en Manchester, Southampton, Edimburgo y muchas otras ciudades hacen exactamente lo mismo. Por lo tanto, incluso viviendo en una gran ciudad se puede perfectamente consumir producto de proximidad. Consumo huevos de producción ecológica no porque sean mejores que los de producción intensiva, sino porque donde se suelen criar estos huevos hay menos concentración de animales, y por tanto hay menos hay menos concentración de excrementos, y por ende hay menos posibilidades de que los purines acaben contaminando los acuíferos subterráneos, como ha pasado en mi pueblo, por ejemplo. Todo en escala reducida es mucho más sostenible, no olvides nunca esto.
    Con respecto a lo de la agricultura intensiva y la tradicional: si te das cuenta yo no hablo en ningún momento de que la agricultura ecológica sea más mejor, lo que defiendo es que no todo lo tradicional es retrógrado, que es diferente. Evidentemente la agricultura ecológica comparte muchos aspectos con la agricultura tradicional: el barbecho, la temporalidad, el uso de fertilizantes de origen animal tales como la caca de la vaca mezclada directamente con la tierra, el no uso de pesticidas, la selección de variedades autóctonas… Efectivamente, no todo lo tradicional es ecológico ni todo lo ecológico tradicional, pero seguro que encontramos más similitudes entre estos dos conceptos que comparándolos con el concepto “agricultura intensiva”. Por lo tanto a mí no me compares con el político profesional que no sabe de qué está hablando, porque al menos yo he tenido la delicadeza de leer un poco sobre el tema y enterarme de qué va esto, de hablar con los productores y de informarme de cuáles son los procesos que se llevan a cabo.

    Albireo, te agradezco que lo hayas tomado de forma positiva, sabes que no pretendía insultarte en ningún momento, porque entiendo que tú no eres así. Con respecto al papanatismo, estoy de acuerdo contigo: a mí también me pone de mala hostia escuchar el palabro “miembra” de boca de una ministra. Pero una cosa no quita la otra. Que a mí me chirríe “presidenta” no implica que lo masculino tenga que incluir a lo femenino, que son cosas distintas. En el caso de “juez”, la palabra es de género masculino, así lo recoge el DRAE, y creo que las juezas tienen todo el derecho del mundo a ser tratadas con una apelativo femenino. Igual que las “ingenieras”, las “peritas mercantiles” o las “registradoras de la propiedad”, profesiones todas ellas que no admiten el femenino a día de hoy. No es que yo necesite oír esa “insufrible cantinela”, es que es de justicia hacerlo, es de reconocimiento de derechos civiles hacerlo, y mientras no entendamos que la mitad del mundo es femenino y tiene el mismo derecho que la mitad masculina a visibilizarse, estaremos como estamos. Acuérdate que el lenguaje es una de las armas de sometimiento más poderosas que existen. Si quieres hablamos de por qué empezó la matanza de Soweto en 1975, por ejemplo…

    Dices “Las multinacionales de las semillas ¿no son las mismas que desarrollan los cultivos transgénicos?” Y la respuesta es no. Hasta ahora la única empresa que produce transgénicos es Monsanto. Evidentemente no será la única, pero por el momento es así. A partir de ahí el problema viene de que la producción mundial está concentrada en muy pocas manos. Lo que pasa es que el que ha escrito el artículo en Greenpeace no tiene ni idea de redactar, en eso estoy totalmente de acuerdo contigo.

    Mi realidad no es ni tan bucólica ni tan pastoril como tú te crees. Soy yo el que está diciendo constantemente que nos tenemos que concienciar que los recursos naturales se tienen que considerar factores limitantes, y esto implica, por mucho que nos duela, y por muy crudo que nos parezca, que somos nosotros los que nos tenemos que adaptar al medio y no el medio a nosotros, y que sobramos más de la mitad de los seres humanos. Así de cruel es, fíjate lo bucólico y pastoril que soy. Debería haber límites de procreación a generaciones enteras en todo el planeta, y hacer esto de forma alterna con las siguientes generaciones, para intentar controlar la población mundial. Si ahora estamos viviendo una crisis que es prácticamente insostenible, no os quiero ni contar lo que ocurrirá cuando seamos 10.000, 12.000 o 15.000 millones de personas en el Mundo. Toma visiones bucólicas.

    Y por último, no es tendencioso comparar agricultura con pesca para argumentar daños al medio ambiente, siempre que consideres las dos cosas recursos naturales. Yo no estoy en contra de las piscifactorías, al contrario. Creo que se debería investigar más para poder criar más especies en cautividad y dejar de tirar del mar, o al menos así poder dejarlo descansar durante unas cuantas generaciones para que se vayan recuperando. No sé tú, pero yo quiero seguir comiendo boquerones en vinagre, a lo mejor la solución pasa por que la anchoa se críe en cautividad, no sé…

    Me gusta

  34. 24 julio, 2011 a las 20:11

    Javi, no es verdad que la globalización haya traído la seguridad alimentaria. Perdóname pero eso es una falacia. De los casi 7.000 millones de personas que somos en el Mundo, ¿cuántas viven en situación de pobreza extrema y pasan hambre?

    ¿Cuantas personas viven en extrema pobreza y pasan hambre? Las que no pueden acceder a alimentos de otras regiones. Muchas menos que en la Edad Media, donde esa situación afectaba al 100% de la población.

    La globalización ha servido para que los países del Primer Mundo tengan asegurado su suministro alimentario rapiñando todo el planeta y dando salida a los productos de deshecho -muchos de ellos en mal estado- hacia el Tercer Mundo

    No he dicho que la situación sea ideal, pero desde luego es muchíiisimo más complicado que “Primer Mundo malo, Tercer Mundo bueno”. Incluso en el Tercer Mundo la situación es mil veces mejor que la que había en los países más ricos en la Edad Media.

    como por ejemplo la harina de soja transgénica que nadie quiere y que se enchufa a toneladas en el África subsahariana, mientras unos cuantos americanos y europeos se hacen de oro con su cacao.

    ¿Ves como el pseudoecologismo no hace más que repetir mantras sin una base real? Resulta que el 93% de la soja consumida en EEUU es transgénica. No tengo ni idea de cuánta soja transgénica se manda a África, pero desde luego, no es es soja “que nadie quiere”. Y en cuanto al cacao, qué quieres que te diga. Eso es un problema del sistema capitalista, no de la globalización. La explotación del cacao por los europeos empezó poco después de la llegada de Colón a América, así que difícilmente se lo puedes achacar a la globalización.

    Cuando yo defiendo el consumo de proximidad no estoy defendiendo que no se consuman productos de fuera de tu comarca, sino que se den prioridad a los productos que tengas más cerca, que es diferente. Esto no es cuestión ni de chauvinismo nacionalista ni regionalista: es una cuestión de ahorro energético. Para que un producto llegue de una punta del mundo a la otra, tiene que ir en medios de transporte que consumen recursos. Cuanto más lejos esté, más consumo, es una regla de tres simple.

    Pues no. No es una regla de tres simple. Resulta que cuando instalas una industria, o una explotación agrícola existe una cosa llamada “costes fijos” que son los costes en los que incurres por el simple hecho de crear la explotación. Cuando cultivas un campo, te tienes que comprar a la fuerza un tractor (al menos), una cosechadora (al menos), instalar un sistema de riego, etc. Y eso antes de empezar a producir nada. Por eso una plantación de dos hectáreas es mucho más eficiente que dos plantaciones de una hectárea, y es por eso por lo que resulta más barato y eficiente traer un cordero neozelandés (que es un ejemplo muy rebuscado y un poco falaz) de una explotación de miles de corderos que tener una explotación pequeña cerca de tu casa y los neozelandeses cambien su explotación enorme por otra pequeñita sólo para ellos.

    Me gusta

  35. 24 julio, 2011 a las 20:15

    Rhay, fíjate en esto que dices:

    También te diré que he vivido muchos años en Londres y te diré que los fines de semana cogíamos el coche y nos íbamos a las afueras de la ciudad donde por un módico precio tú mismo podías recoger tus fresas, tus tomates o tus lechugas directamente de la tierra en campos de cultivo de agricultores independientes que sufragaban sus gastos directamente con estas visitas.

    Y no éramos los únicos que lo hacíamos, ni el único campo que usaba este método

    ¿Te das cuenta del enorme consumo de gasolina que representa eso? ¿Que crees que sería más eficiente, cientos de coches yendo a recoger cada uno dos o tres kilos de tomates o un sólo camión que recoja varias toneladas y las deje en el supermercado donde puedes ir andando?

    Has puesto el ejemplo perfecto de por qué el “ecologismo” tal y como lo entiende actualmente la mayoría de la gente es lo menos ecológico del mundo.

    Me gusta

  36. Ana
    24 julio, 2011 a las 22:31

    Veo que muchos comentáis que al ser la agricultura ecológica menos productiva habría que echar mano de bosques tropicales, prados y no sé qué más para compensarlo. Muchísima parte de la producción de la agricultura industrial, intensiva, o como queramos llamarlo, se desperdicia, así que realmente no sería necesario igualar sus cifras, sino que estuviese mejor repartidito. Por otra parte no hay más que mirar a nuestro alrededor (por lo menos en mi tierra, Galicia) para ver muchos terrenos sin cultivar, así que lo de deforestar las selva amazónica para cultivar berenjenas no sería la primera opción.

    Comentan además que la agricultura ecológica rechaza la tecnología, no me parece correcto. Las metas y objetivos de un tipo de agricultura y otra son diferentes. La intensiva intenta por todos los medios más producción con menor coste, y cuando se fijan en el alimento en sí es únicamente para mejorar su aspecto de cara a la venta o en características como que resistan mejor el transporte. La ecológica prima ante todo que sea un alimento lo más sano posible, tanto para nuestro cuerpo como para el medio ambiente, simplemente. No rechazan la tecnología, simplemente lo que a uno les vale a otros no.

    Cierto que en algunos aspectos es fácil pecar de poco realistas con algunos planteamientos del movimiento ecologista, sin embargo eso de que la única forma de alimentar el mundo mediante pesticidas, fertilizantes químicos y herbicidas es mucho hablar. Empezamos a usar esos productos hace unas décadas, y son una opción en la producción de alimentos, pero no la única.

    Me gusta

  37. Gregorovius
    24 julio, 2011 a las 23:08

    Enlace a una organización de politicastros que se dedica a promocionar el buen rollito en cuestiones místicas sobre la despiadada competencia por los recursos y que coincide con las opiniones de Rhay en #26:

    http://www.fao.org/ag/save-and-grow/es/4/index.html

    @Javi: No me interesa entrar en una guerra de datos y cifras aquí. El problema no son los datos cuantitativos, sino que se ignoran la mayoría de los factores que son esenciales en la agricultura, dejando todo en una discusión dual y simplona.

    @Albireo: ¿Greenpeace asusta o advierte? Hay miles de ejemplos de catástrofes que se hubieran podido evitar si se hubiera hecho caso a personas que «asustaron» al personal advirtiendo del peligro. Se me ocurren ahora un par de ejemplos: Bhopal (India, accidente industrial), Armero (Colombia, avalancha de barro provocada por la actividad volcánica) …
    Hay que distinguir entre «asustar» y «advertir».

    Me gusta

  38. 25 julio, 2011 a las 0:44

    Rhay, mi suposición sobre ti parece errónea, pero el resto del comentario sigue siento tal cual.

    Insisto en que yo sólo digo que no es real que esa etiqueta “ecológica”. Y yo en ningún momento pongo en tu boca que una es mejor que otra, pero tu tampoco puedes hacerlo conmigo. Sólo te digo que esa etiqueta no es únicamente en favor del medio ambiente, más bien es otra estratagema de la mercadotecnia como es la etiqueta “caser@”. Me gustaría que te respondieras unas cosas sobre tus visitas a huertas de los alrededores de Londres: ¿Definian sus dueños como (simples) huertos o huertos ecológicos? ¿Tenías constancia de que no usaban ningún producto “dañino”? ¿o sólo tienes las pruebas y palabras que te brinda la parte interesada, los dueños del huerto? Con tu información por parte de los agricultores ¿Has pensado que ellos inconsciente o conscientemente te pueden haber omitido información que no les interesa o importa? Ellos también son parte interesada, si tienen una plantación de X siempre van a hablar bien de su cosecha.

    Gregorovius, no es cuestión de datos o no datos, es cuestión de buena información. Si se omiten parte de los datos por cualquiera de las dos partes, está claro que es un tira y afloja, pero si además de dar datos no se completan como es debido viene a ser mezclar churras con merinas y admitir como bueno por tratarse de ovejas. Y cuantas advertencias hay que no se han producido. A mi me pueden advertir que si cojo el coche puedo morir en un accidente y si ocurre hay estarás diciendo: “te lo dijeron, te lo dijeron,…”. ¿Hay algo seguro en está vida además de su fin? Espero que me adviertan de que si compro lotería me puede tocar, a ver si así consigo que me toque alguna vez…

    Me gusta

  39. Rhay
    25 julio, 2011 a las 9:52

    Sí, Alzacon, pero hay advertencias y advertencias. Es evidente que si agarras el coche todos los días hay una posibilidad de que te peques una piña y te mates, pero entiendo que un coche es una máquina diseñada por un ingeniero y que tiene ciertas medidas de seguridad, y además cualquier persona que toma un coche al menos ha tenido que pasar un examen que determina que sabe manejarlo. Los ejemplos que te ha puesto Gregorovius son distintos, ya no por el hecho en sí del accidente, sino de cómo se trataron después. Pero yo te pongo uno más: ¿tú construirías una central nuclear en la confluencia de tres placas tectónicas con una actividad sísmica constante? ¿A que no? Pues en el Japón no pensaron igual y nos construyeron Fukushima. Seguro que los ingenieros que la construyeron lo hicieron con todas las medidas de seguridad posibles, no me cabe duda, pero contra, si me la estás construyendo en un terreno inestable, tarde o temprano terminarás teniendo un accidente, y el problema es que la magnitud de dicho accidente se escapa al control humano.

    Con respecto a lo de mis escapadas al campo de Londres, voy a matizar una cosa, que creo que no se me ha entendido. Yo he dicho que cogíamos el coche, es verdad, pero también se podía ir en metro, tren o autobús, por lo tanto la mayoría de la gente que va a estos campos lo hace en transporte público. Quiero insistir, además, en que yo no vengo aquí a defender la producción ecológica, sino la producción tradicional, de proximidad y de temporada, que en muchos casos y cosas coincide con la producción ecológica, que es muy distinto. Yo no sé si el agricultor de las afueras de Londres usaba abonos químicos, aunque más de una vez les he visto repartiendo bostas de vaca por doquier, pero lo que sí tengo claro es que no era un gran latifundio, que no podía ir a buscar fresas en agosto, porque sencillamente no había, y que la maquinaria que usaba era mancomunada con muchos otros agricultores de la zona. Esto hace que tener pequeñas propiedades sea rentable. Creo que esto sirve también para contestar a Javi. Las cosas pueden tan complicadas como nosotros queramos que sean, ni más ni menos. Yo insisto en que no voy mirando si el producto es ecológico o no, sino si el origen del producto que estoy comprando, y si puedo evitar comprar cordero neozelandés, que es un ejemplo extremo pero no falaz, Javi, porque tengo cordero de la zona donde yo viva, lo haré, y no por chauvinismo nacionalista, insisto, sino por simple ahorro de recursos. Te puedo asegurar que un barco, y más en esas distancias, contamina al año muchísimo más que 30 millones de camiones.

    Con lo que hablas de la soja en los USA estoy totalmente de acuerdo contigo. Añadiría que algo parecido pasa con el maíz. Por eso no me cuadran los datos que da Greenpeace.

    Dices

    ¿Cuantas personas viven en extrema pobreza y pasan hambre? Las que no pueden acceder a alimentos de otras regiones.

    Esto sí que es una falacia, Javi. Las personas que están en situación de hambre no lo están por que no puedan acceder a alimentos de otras regiones, el problema es que no pueden pagarlos, que es distinto. Cuando quieras podemos hablar de la repartición de alimentos gratis o por debajo de coste para aniquilar la pequeña producción local, y una vez aniquilada, empezar a cobrar los productos a precio de oro. Esto se hace en el África subsahariana, en el Sudeste asiático, en algunas partes de América Latina, etc. Y esto sí que es consecuencia de la globalización, la cual a su vez es producto directo del capitalismo, a ver si ahora resulta que hemos descubierto la cuadratura del círculo… Pero es que además esta gente tiene un problema añadido: no disponen de tierras para cultivar porque los campos de cultivo están en manos de multinacionales que explotan esos recursos para el Primer Mundo. Y esto es algo fácilmente demostrable. De hecho, yo ya puse en alguna otra discusión datos y documentos de la FAO y de la Agencia Española de Cooperación hablando precisamente sobre estos asuntos. Esto no es cuestión de “Primer Mundo malo, Tercer Mundo bueno”, porque lo que se hace con esta frase es reducir un problema serio al absurdo, pero para que un sistema capitalista tal y como hoy lo conocemos funcione es preciso que haya una región del planeta altamente desarrollada con un estado del bienestar bien asentado, la cual explote al resto del planeta para satisfacer su propio consumo. Y esto es así, no es que yo me lo invente. Para que nosotros en Europa podamos mantener nuestro nivel de vida hace falta que haya una zona del planeta que las esté pasando putas, y la prueba la tienes que cuando algunas zonas del planeta tradicionalmente usadas como productoras de materia prima han levantado un poco la cabeza (como el Brasil o la India), en Europa y los Estados Unidos nos hemos resentido, porque tal y como está planteado el capitalismo es totalmente insostenible mantener un estado del bienestar a nivel global.

    Me gusta

  40. 25 julio, 2011 a las 13:18

    @Javi: No me interesa entrar en una guerra de datos y cifras aquí. El problema no son los datos cuantitativos, sino que se ignoran la mayoría de los factores que son esenciales en la agricultura, dejando todo en una discusión dual y simplona.

    ¿No te interesan los datos? Pues apañados vamos. ¿En que nos basamos entonces para determinar que practicas son menos perjudiciales?

    Es cuando se ignoran los datos cuando se deja todo en una discusion simplona, y lo que es peor, pseudorreligiosa.

    Me gusta

  41. 25 julio, 2011 a las 13:55

    Yo he dicho que cogíamos el coche, es verdad, pero también se podía ir en metro, tren o autobús

    Sigue siendo un desperdicio de energia y gasolina, ya que no estas transportando solo la fruta, sino a varios cientos de personas. Es decir, cientos o miles de kilos de carga que no haria falta mover y que mueves, encima, dos veces, una para ir y otra para volver. Por mucho que lo matices, lo que hacias en Londres era antiecologico, mucho mas antiecologico que dejar que un camion recogiera toda la carga y la dejara en el supermercado mas cercano a tu casa.

    Y como con eso, pasa con muchas otras practicas pseudoecologicas.

    Esto hace que tener pequeñas propiedades sea rentable.

    Ahora eres tu el que esta defendiendo el neoliberalismo. ¿El que sea rentable significa que sea efectivo? Los minifundios son rentables porque venden mas caro. Y tienen que vender mas caro porque son menos eficientes. Lo siento, pero es asi.

    sino por simple ahorro de recursos. Te puedo asegurar que un barco, y más en esas distancias, contamina al año muchísimo más que 30 millones de camiones.

    Pues mira, esto ya te lo he comentado en otra discusion y parece que no te lo crees, el transporte por camion consume y contamina 6 veces mas que el transporte por mar. Asi que no, no contamina mas.

    Con lo que hablas de la soja en los USA estoy totalmente de acuerdo contigo. Añadiría que algo parecido pasa con el maíz. Por eso no me cuadran los datos que da Greenpeace.

    Me temo que Greenpeace empezo muy bien, pero lleva ya bastante tiempo que perdio el rumbo.

    Esto sí que es una falacia, Javi. Las personas que están en situación de hambre no lo están por que no puedan acceder a alimentos de otras regiones, el problema es que no pueden pagarlos, que es distinto.

    No es distinto, no pueden acceder a alimentos de otras regiones por multitud de motivos, uno de ellos (y no precisamente el mas importante) es el no poder pagarlos. A eso le tienes que añadir las faltas de infraestructuras o la guerra (como en Somalia). El caso es que, por h o por b, no pueden acceder a ellos.

    Cuando quieras podemos hablar de la repartición de alimentos gratis o por debajo de coste para aniquilar la pequeña producción local, y una vez aniquilada, empezar a cobrar los productos a precio de oro. Esto se hace en el África subsahariana, en el Sudeste asiático, en algunas partes de América Latina,. Y esto sí que es consecuencia de la globalización, la cual a su vez es producto directo del capitalismo, a ver si ahora resulta que hemos descubierto la cuadratura del círculo

    Eso no tiene nada que ver con la globalizacion. Tiene que ver con practicas desleales que han ocurrido a lo largo de toda la Historia. Siempre, el que ha tenido una posicion dominante la ha usado para intentar arruinar a la competencia. Ya durante la Republica Romana los pequeños campesinos se arruinaban porque no podian competir con los precios que imponian los grandes terratenientes, que acababan comprandoles sus tierras por una miseria.

    Como ves, lo que describes es algo mas viejo que el hilo negro y no tiene nada que ver con la globalizacion. Si a los pequeños productores de esas zonas no los arruinaran los Europeos, los arruinarian sus vecinos terratenientes.

    Pero es que además esta gente tiene un problema añadido: no disponen de tierras para cultivar porque los campos de cultivo están en manos de multinacionales que explotan esos recursos para el Primer Mundo.

    Y antes estaban en manos de terratenientes locales… Nada nuevo bajo el sol, y sin ninguna relacion con la globalizacion.

    y la prueba la tienes que cuando algunas zonas del planeta tradicionalmente usadas como productoras de materia prima han levantado un poco la cabeza (como el Brasil o la India), en Europa y los Estados Unidos nos hemos resentido

    ¿Tienes alguna prueba de que la mejora en la economia de Brasil ha provocado algun tipo de problema en las economias europeas o estadounidense o es otra de esas cosas que hay que creerse en la que, como dice Gregorovius, los datos no importan?

    porque tal y como está planteado el capitalismo es totalmente insostenible mantener un estado del bienestar a nivel global.

    Exacto. Pero ese es un problema del capitalismo, no de la globalizacion. La globalizacion lo que ha hecho ha sido aminorar los problemas del capitalismo. Si el mundo no estuviera globalizado, todo lo que has descrito te pareceria el paraiso.

    Me gusta

  42. 25 julio, 2011 a las 13:55

    Co***, ya la lie con las citas.

    Me gusta

  43. Gregorovius
    25 julio, 2011 a las 22:46

    @Javi: No he dicho en ningún sitio que no me interesen los datos.
    En la página de la FAO que dejé antes hay muchos datos. Están en forma de gráficas y con dibujitos, supongo que con intención didáctica.

    http://www.fao.org/ag/save-and-grow/es/hojas/index.html

    Continúo con el tema de que la FAO tiene criterios bastante diferentes de los de Mulet, no hace falta hacer discursos facilones ni pseudorreligiosos. A no ser que la FAO también se dedique a asustar a la gente con la reducción de los plaguicidas, el control biológico, la preservación de los cultivares tradicionales …

    Quizás sea que la FAO también está dominada por reptiles extraterrestres (sin acritud, va de humor).

    Me gusta

  44. 26 julio, 2011 a las 1:37

    @Gregorovius, pues mira lo que dice la FAO sobre el cultivo intensivo:

    Se considera que la Revolución Verde, especialmente en Asia, es la responsable de haber impulsado las economías, reducido la pobreza rural, salvado grandes áreas de tierras frágiles de la conversión a la agricultura extensiva y ayudado a evitar una catástrofe maltusiana en cuanto al crecimiento de la población mundial.

    O (y esto va también por Rhay):

    La proporción de personas subnutridas con respecto a la población mundial total descendió del 26% al 14% entre 1969-1971 y 2000-20029.

    Evidentemente, el sistema tiene fallos, pero lo que propone la FAO en el enlace que pones no es renunciar a herbicidas y fertilizantes, sino no abusar de ellos. Hay una diferencia.

    De hecho, la FAO estima que hay que aumentar el rendimiento de las tierras cultivadas actuales, lo cual no es posible con la agricultura pseudoecológica primermundista.

    Quizás sea que la FAO también está dominada por reptiles extraterrestres (sin acritud, va de humor).

    Yo más bien creo que son parte de la conspiración roja judeo-masónica :p

    Me gusta

  45. Carmen
    29 julio, 2011 a las 11:59

    Sólo quería apuntar un aspecto diferente respecto al tema. Estoy deacuerdo en la mayoría de aspectos que planteáis respecto a lo denominado “ecológico”.

    Respecto al tema de las plantas transgénicas permiten numerosos avances respecto a la consecución de mejoras en el cultivo, que tiene una visión humanitaria que normalmente se les olvida a sus detractores, como es permitir tener cosechas resistentes a plagas, (que a los que pasan hambre, les vendría bien), y permitiría reducir el uso de plaguicidas que pueden resultar peligrosos, en ocasiones para el medioambiente. También, permite la generación de alimentos con cualidades nutricionales adicionales, como el arroz productor de carotenos para evitar la ceguera debida al déficit de vitamnia A, que sufren personas en países cuya base alimentaria es, precisamente, el arroz, e incluso la producción de medicamentos, como anticuerpos monoclonales, vacunas, etc, …

    Por otro lado, creo que se debería añadir el posible efecto respecto a la transferencia de genes, aunque de momento, es imposible prever las consecuencias ecológicas que este tipo de transmisiones genéticas podría causar a largo plazo, por lo que creo que que quizá sea necesaria más investigación sobre el tema antes de generalizar el cultivo de estas plantas, que por otro lado tienen innumerables ventajas.

    Finalmente, quería apuntar algo sobre la ganadería ecológica. No es cuestión de algo místico ni nada por el estilo. Sólo me gustaría plantear algo positivo al respecto, ya que creo que es más respetuosa en el trato de los animales productores de huevos, leche y para carne. En este punto, creo que sí deberíamos tomar conciencia respecto al sufrimiento y el estrés producido en estos animales durante su cría que sienten y padecen el uso abusivo como mercancía que hace el ser humano de ellos. No hablo del tratamiento con antibióticos ni que se les alimente con piensos naturales y todo eso, me refiero a la cría de animales en una relativa libertad en lugar de pasar su vida enjaulados. Creo que el como se trata a los débiles dice mucho de la ética y humanidad de las personas…

    Me gusta

  46. Helena Gómez
    29 julio, 2011 a las 12:05

    Siempre he creido que un producto que se vendia en una bandeja de plástico no podia ser ecológico, pero lo cierto es que en el supermercado al que voy hay este tipo de productos.

    Me gusta

  47. Jose Almunia
    2 agosto, 2011 a las 8:55

    Sólo hay una cosa peor que un blog conspiranoico, un blog AconspiraNOICO.

    Me gusta

  48. Manuel Abeledo
    2 agosto, 2011 a las 10:52

    Esto es como decir que sólo hay una cosa peor que la fe ciega, y es el racionalismo.

    Me gusta

  49. Tristán
    2 agosto, 2011 a las 18:23

    A pesar de que mis comentarios no van con el post principal, me gustaría dar mi opinión sobre algunos comentarios. Ahora bien, si se considera que no enriquece el post porque se va demasiado, entenderé que lo borréis.

    Gregorovius:

    “Esto es neoliberalismo, es igualito que la justificación del darwinismo social.”

    Buena comparación, en mi humilde opinión, pero creo que en este contexto te equivocas. Porque la naturaleza sí es competencia. Otra cosa es que hoy en día nos repudie ese planteamiento tan poco altruista. No hay nada más natural que que el débil perezca.

    Javi:

    “La explotación del cacao por los europeos empezó poco después de la llegada de Colón a América, así que difícilmente se lo puedes achacar a la globalización.”

    Oye, que la globalización explotó ahí, eh. Que por globalización no se entiende sólo que en Sri Lanka escuchen a Lady Gaga. Quizá te interese Wallerstein y el sistema-mundo.

    Por otra parte, no sé quienes dijeron exactamente esto:

    “porque tal y como está planteado el capitalismo es totalmente insostenible mantener un estado del bienestar a nivel global.”

    “Exacto. Pero ese es un problema del capitalismo, no de la globalizacion. La globalizacion lo que ha hecho ha sido aminorar los problemas del capitalismo. Si el mundo no estuviera globalizado, todo lo que has descrito te pareceria el paraiso.”

    pero sería conveniente señalar que sin globalización no hay capitalismo. No pueden desligarse, ya que dicho sistema económico comporta una expansión, pues se basa en el crecimiento continuo, ora sea aquella expansiva -globalización propiamente dicha, imperialismo en otras etapas- o intensiva -consumismo-. Si no hay crecimiento, hay crisis. Son fenómenos históricos paralelos que se necesitan el uno del otro, por así decirlo.

    Rhay:

    “Acuérdate que el lenguaje es una de las armas de sometimiento más poderosas que existen”

    Tienes muchísima razón, pero que un tío como Chomsky, que no es precisamente alguien proclive al sometimiento, fuera uno de los que comenzaran a desestabilizar el determinismo lingüístico…
    Yo estoy a favor de convertir al femenino todas las palabras con las que no se indique, a las claras, tal sexo -esto es, que si es una mujer quien preside el tribunal de justicia, se le llame jueza- a pesar de que la palabra juez sea común, por la RAE, a ambos sexos, cosa que está hecha para que se note esa intencionalidad igualitaria al ser nombrados/denominados indistintivamente del sexo -aunque se vea justamente al revés-. Te pongo ese ejemplo porque a día de hoy, juez es un nombre común y en este enlace puedes consultarlo:

    http://buscon.rae.es/draeI/SrvltObtenerHtml?LEMA=juez&SUPIND=0&CAREXT=10000&NEDIC=No

    Sin embargo, con lo de chicos/as, o chic@s… con eso no puedo. Lo veo una estupidez: el lenguaje es eficiente, de ahí que las palabras más usadas -ordinariamente, claro- sean cortas, o de ahí que triunfen los refranes y los aforismos, o de ahí que la expresión “damas y caballeros” se de en unos determinados contextos y no en otros; y, en castellano, cuando hay masculino y femenino, lo correcto es usar el masculino ante la ausencia de un género neutro -fruto, eso sí y sin duda, del patriarcado-.

    Me gusta

  50. 23 agosto, 2011 a las 14:57

    Declaración de Nyeleni por la Soberanía Alimentaria (para Europa, paro más o menos valdría para todo el mundo)

    @Admin: Me ha llevado una hora poner este comentario, cuidadlo bien.

    Me gusta

  51. 23 agosto, 2011 a las 15:15

    Gregorovius :
    Declaración de Nyeleni por la Soberanía Alimentaria (para Europa, paro más o menos valdría para todo el mundo)
    @Admin: Me ha llevado una hora poner este comentario, cuidadlo bien.

    Me imagino que era “pero”…
    Los 12 puntos me parecen utópicos, es el problema con las cuestiones politicas, todo es bonita palabrería hasta que alguna empresa que empieza a ver la catástrofe en el futuro da el consabido soborno y alguna ley no se vota o simplemente no llega a discusión, o ensu defecto se vota y las empresas de mayor influencia se la pasan por el arco del triunfo sin mayor problema… 😦

    Me gusta

  52. Esthertje
    6 septiembre, 2011 a las 0:07

    Me ha gustado mucho esta discusión. No conocía a este autor, pero me queda apuntado.
    En cuanto al supuesto buenismo de la agricultura ecológica me gustaría añadir que éste exige la no utilización de productos de síntesis industrial como pestifidas e insecticidas, pero se pueden utilizar aquellos naturales, como la nicotina. Por otro lado el cultivar al tierra de una u otra manera no solamente tiene un efecto sobre las cosechas y sus producciones y no solo sobre la cadena alimentaria. También está el efecto sobre el suelo desde todos los puntos de vista: químico, físico, biólógico y ecológico. Y precisamemte la agricultura ecológica, al menos hasta hace poco, según tengo entendido, permitía el uso de técnicas de labrado del suelo que no eran precisamente amigables con el medio. Suelos que eran labrados a la manera tradicional y luego cultivados ecológicamente, con las consecuentes pérdidas físicas del suelo.
    Actualmente existen otras tecnologías mas conservadora del medio y que pueden combinarse con la agricultura orgánica como es la agricultura de conservación, que en algunos casos tiene iguales rendimientos que la tradicional.
    http://www.agriculturadeconservacion.org/
    Por otro lado y dentro del paquete de cultivos de tipo ecológico se incluyen algunos que estrictamente lo son, pues creo qe cumplen las normativas, pero que incluyen otras “cosas” http://es.wikipedia.org/wiki/Agricultura_biodin%C3%A1mica#Preparados_biodin.C3.A1micos
    ver el apartado preparados biodinámicos, por ejemplo.
    Saludos

    lreci

    Me gusta

  53. 13 noviembre, 2011 a las 22:32

    Más contra las falacias de Mulet

    Olivier De Schutter, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación:

    [8 de marzo 2011] GINEBRA – Hoy, el Relator Especial presenta su nuevo informe “La agroecología y el derecho a la alimentación” ante el Consejo de Derechos Humanos. Este informe, elaborado a partir de una exhaustiva revisión de la literatura científica más actual, demuestra que las explotaciones agrícolas campesinas pueden duplicar la producción de alimentos en zonas críticas a través del uso de métodos ecológicos.

    El informe exhorta pues a los Estados a que dirijan sus esfuerzos hacia la agroecología para poder así satisfacer las necesidades alimentarias de su población al tiempo que plantan cara a los desafíos que presentan el clima y la pobreza.

    Se puede leer el informe en PDF desde aquí:

    Informe: La agroecología y el derecho a la alimentación

    Me gusta

  54. 13 noviembre, 2011 a las 22:36

    Se me olvidó la “/” para cerrar el “blockquote” …

    Me gusta

  55. J.M.
    13 noviembre, 2011 a las 22:44

    Hecho 😉

    Me gusta

  56. Herpes simplex
    13 noviembre, 2011 a las 23:29

    Totalmente de acuerdo, desde Córdoba

    Me gusta

  57. 13 noviembre, 2011 a las 23:42

    Casimiro, no es necesario que cambies de nombre cada vez que te conectes a esta página 😉

    Me gusta

  58. 28 enero, 2012 a las 19:45

    Vaya! uno termina aprendiendo tanto de las discusiones!! yo como siempre creo que ninguna posiciòn extrema es buena y siempre hay que leer ambas campanas y sacar uno sus propias conclusiones.

    Me gusta

  59. Uri
    29 enero, 2012 a las 18:10

    Creo que hay una confusion. No es lo mismo el ecologismo que el papanatismo por lo “Natural” en contraposición con lo “No natural”.
    Que exista un grupo de fanaticos de lo natural que tengan sus huertos y/o compren productos sin hacer uso de tecnologia (o renunciando a una parte importante de ella) y que se han atribuido el concepto de “Agricultura Ecologica” no significa que los procesos que utilizamos hoy dia (agricultura tradicional o agricultura intensiva, ganaderia tradicional o industrial, pesca de arrastre…) no puedan ser mas ecologicos y sostenibles.

    Cierto es, que para esa optimización parece imprescindible el uso de transgenicos puesto que siempre será mas ecologico tener cultivos geneticamente resistentes a plagas y enfermedades que utilizar pesticidas contra esas plagas.
    Ahora bien siendo Mosnsanto el principal productor de semillas transgenicas tal cosa no parece posible. No por la Transgenia en si, sino por las política que sigue la empresa (por no llamarle Cartel) y por las instituciones o poderes que se lo permiten.

    Como último apunte decir que puede parecer muy lógico y razonable tener en cuenta el dinero para saber si algo es sostenible. Pero desde el punto de vista ecológico, esto no debe por fuerza ser así. Se nombró el ejemplo del consumo de proximidad en contraposición a la rendibilidad y eso no es cierto.
    Si bien es verdad que es mas rentable comprar naranjas a paises que tengan grandes cultivos, no es menos cierto que es esencialmente estupido quemar grandes cantidades de combustibles para transportar naranjas a un sitio en donde puedan ser cultivadas, porque una naranja es esencialmente agua y no es muy inteligente gastar combustible para trasladar agua en donde ya la hay y en donde ademas es posible cultivar naranjas. Es mas barato. pero no mas sostenible (que significa exactamente eso, que X proceso se pueda sostener en el tiempo), al menos si el sostenible lo aplicamos al medio ambiente.

    Me gusta

  60. 3 febrero, 2012 a las 4:34

    Javi :

    Javi, no es verdad que la globalización haya traído la seguridad alimentaria. Perdóname pero eso es una falacia. De los casi 7.000 millones de personas que somos en el Mundo, ¿cuántas viven en situación de pobreza extrema y pasan hambre?

    ¿Cuantas personas viven en extrema pobreza y pasan hambre? Las que no pueden acceder a alimentos de otras regiones. Muchas menos que en la Edad Media, donde esa situación afectaba al 100% de la población.

    Eso no es cierto, primero porque en la edad media no existia la enorme cantidad de gente que existe hoy…por lo tanto, obviamente, hoy hay mas gente que muere de hambre que en el siglo XII, es una cuestión de números. Por otro lado, no hay punto de comparación, la edad media era un sistema feudal donde cada campesino trabajaba para sí mismo y para el señor feudal. De lo que sembraba tenia a su disposición una pequeña parte para comer él y su familia y para comerciar, la mayor parte era para el sr. feudal. La peste y las guerras mataban mas gente que la hambruna….al menos era una muerte rapida. Pero hoy los millones de niños con estómagos inflamados que se mueren de hambre en áfrica mueren lentamente. En la edad media a nadie le importaba Africa más alla de Egipto, nadie conocía América, y poco se sabía de Asia. Por lo tanto no aparecían “ejercitos de salvación” a querer imponer la Democracia en paises extranjeros, no se intervenía el desarrollo propio de un país o de todo un continente como se hace hoy. Las políticas nacionales de cada pais del globo se dirigen desde la Casa Blanco o desde la Unión Europea. Parte de esa política es que América y Africa sean continentes desde donde se extraen recursos y materia prima. En la edad media los africanos podian correr libremente detras de las gacelas sin que nadie se los impidiera y los indigenas americanos vivian libremente como se les daba la gana comiendo carne de guanaco. Hoy en día donde no existe un “apparteit” existe una política de “mirar hacia otro lado”. Miles de paises tienen gobierno titeres con dirigentes politicos “democraticos” que solo piensan en su propio provecho y terminan beneficiendo más a extrangeros que a su propio pueblo.
    La edad media era más verídica, más real. Si alguien quería arrebatarte lo que era tuyo, era fácil saber quien era, al menos daba la cara, tenía nombre y apellido. Hoy viene una empresa multinacional con 200 responsables desconocidos tras un titulo de sociedad anónima y saquean el país, secan la tierra con soja transgenica y se esfumas como buenos fondos buitres que son. Al país no le queda nada y todo se va a otras partes para alimentar la industria de los biocombustibles. Nadie sabe quienes son los responsables, no hay nombres, no hay acusados ni juzgados, no hay responsables y nadie se hace cargo. Lo digo yo que vive en uno de esos paises tercermundistas que “dan y dan” regalando sus propios productos a diestra y siniestra. La edad media era relativamente simple, uno sabia que podía suceder, cualquiera podía vagar por el mundo a lomo de burro si se le daba la gana. Dime tu si hoy en día tienes esa libertad. Lo que la modernidad nos ha traído: guerras nucleares, globalización idiota que atenta contra la identidad propia de cada país, destrucción del medio ambiente, políticas basadas únicamente en necesidades económicas y no en necesidades humanas, una enorme cantidad de gente poblando un planeta que no da para más, una especie de hormiguero tecnológico. Si claro, tambien nos ha dado internet, televisión, vacunas, la llegada a la luna,etc, etc. La pregunta es ¿Prefieres una larga vida comoda o una vida corta pero intensa? Pues la modernidad con todos sus dones se puede ir al carajo, prefiero vivir en un mundo con 20 millones de personas como máximo, con pestes y arreando ovejas en una casa de piedra y morir ensartado con una flecha a los 30 años que vivir eternamente en esta prisión tecnológica donde cada vez estamos mas apretados y donde mientras te distraen con una televización de futbol desde tu propio gobierno elegido por tí mismo te vacían los bolsillos dia a día, y donde la única esperanza que queda es vivir trabajando para que tus hijos o tus nietos puedan tener una vida mejor….que en realidad no es mas que producir, producir y producir..pero sentados detrás de un escritorio amplio en una oficina lujosa. La linea historica de una vida se reduce a= nacer, ir al colegio, luego ir a la universidad, luego trabajar, luego jubilarse…y es entonces cuando tienes el tiempo para disfrutar del fruto de tantos años de trabajo, pero entonces viene el gobierno y dice que te lo distribuirán en pequeñas porciones a largo plazo, cosa que no te alcance ni para comprarte los 30 frascos de pastillas y la dentadura que necesitas para seguir viviendo….por vivir. Porque ese es el sentido de la vida hoy: vivir por vivir. Suicidarse es un delito, ayudar a otro a morir dignamente es un delito…extrañamente el aborto esta siendo legalizado, que contrariedad que te no te dejen morir en paz pero ahora no nacer también es un derecho ¿?!. En la edad media, si eras un esclavo, al menos sabias que lo eras, te trataban como tal, y tambien habia posibilidades de convertirte en un hombre libre. Hoy en día 6mil millones viven esclavos y no lo saben….grandiosa modernidad.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: