Inicio > Ciencia, Escepticismo, Humor, Magufadas > La ciencia contada en la barra de un bar

La ciencia contada en la barra de un bar

13 septiembre, 2011


Los esotéricos y “new age” creen estar en posesión de una información privilegiada, exclusiva y revolucionaria. Se comparan por sus ideas y por la repercusión que tienen en los ambientes científicos con Galileo, Copérnico o Wegener, pero olvidan que esos grandes científicos basaron sus revoluciones en información manejada por otros, en conocimientos establecidos y consolidados. Newton revolucionó la física y dijo humildemente “Si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes”, dando a entender que tuvo que basarse en otro grandes científicos y en su método para llegar a sus resultados, sin ello difícilmente habría llegado tan lejos.

Pero claro, algunos creen en la sabiduría infundida en su cerebro durante una buena siesta, de forma que tras la misma se creen capaces de revolucionar todos los conocimientos actuales de la ciencia (esa cosa inmovilista y reaccionaria). Curiosamente esa revelación suele ir acabar en un aparatejo o un potingue cura-todo que está al alcance de cualquier crédulo por un módico (o no tanto) estipendio. ¿Probarlo siguiendo los cánones establecidos por el método científico? Jamás, eso es cosa de antiguos, y uno es el nuevo Galileo, un visionario, ¿no os habéis dado cuenta, retrógrados?

Pero la ciencia funciona de otra forma. De manera sencilla, tal y como lo contaría a un colega tomando unas cañas sería algo así: De golpe (por decir algo), tras mucho estudiar (tener muchos conocimientos en el tema importa “un pelín”) y dejarse las cejas en el laboratorio te viene una idea: “otia, y si funcionara…..”. Se prueba, nada un experimentillo, para “verle la pinta”. Y de golpe “otia que ha salido”.

La cosa se pone seria, hay que repetir el experimento con montones de controles, varias veces y en diversas condiciones, pensando aquello de…”seguro que se pasó algo por alto”. Repites el experimento y…”otia que sí, que sale”. Lo primero que piensas, hay que contarlo, esto lo tiene que saber todo el mundo. Y escribes el artículo de turno para una revista de revisión por pares, esa que más te mola.

El editor lee tu trabajo y lo primero que piensa es “¿pero que moto me está intentando vender este?”. Luego lo lee con calma y dice “otia, pues puede que funcione”. Así que llama dos colegas de confianza y les dice, “tengo algo gordo, leerlo y dadle caña, aquí hay gato encerrado pero no lo encuentro, parece todo correcto”. Así que los otros colegas esperan con el cuchillo entre los dientes la llegada del escrito para despedazarlo. Lo leen, le dan vueltas, consultan los datos, los análisis, las interpretaciones, la bibliografía, “leche esto está bien”. Los tiburones avisan al editor “esto es la leche, pero pídele un par más de controles, para asegurarnos que no se columpia”.

Al poco recibes eso de “me ha gustado, te voy a publicar tus resultados, siempre y cuando hagas más experimentos, los que dicen mis colegas”. Los haces y “otia, si sigue saliendo”. Contestas al editor y el trabajo finalmente ve la luz. Mientras la prensa te lanza flores, te hace entrevistas, te ponen una calle en tu pueblo (si eres del norte de los Pirineos, aquí como mucho sales en el Muy Interesante), tus colegas han sacado todo el arsenal termonuclear para destruir tu trabajo, y varios laboratorios se dedican a repetir los experimentos para lanzarte a las catacumbas. Pero no, “otia, a ellos también les funciona”. Y así con el paso del tiempo se va aceptando esa idea revolucionaria o modesta, porque aquí tan importante es el método como el resultado.

Puede que algún día alguien mucho más inteligente o avispado diga “pues no funciona”, y para demostrarlo tenga que volver que andar todo ese camino, porque esa es la forma de llegar a resultados de la máxima certeza posible. Hay pequeñas modificaciones para depurar aún más el proceso, pero en líneas generales, este es un proceso normal que se sigue a diario en todos los laboratorios del mundo.

Pero hay quienes desde el sofá de su casa sin tener conocimientos en la materia y sin hacer el menor trabajo experimental dicen un día “otia funciona” y espera que la humanidad se rinda a sus pies. Y cuando se le pide una fracción ridícula de lo que se le pediría a cualquier científico se lo toman como un ataque hacia su persona y hacia su capacidad intelectual. A muchos eso no les importa porque con una pequeña proporción de la población le crea y pague por ello se da por satisfecho.


  1. Escapista Loco
    13 septiembre, 2011 en 18:19

    Hostia es con h.

  2. Jose Manuel
    13 septiembre, 2011 en 18:41

    ¡Muy bueno y muy bien explicado, Manuel, otia! 😀

    También están aquellos iluminados que han realizado experimentos sobre sí mismos y los dan por buenos universalmente, sin someterlos a todo ese largo y anticuado proceso de control, revisión y verificación independiente y machacón que describes. Es muy usual entre los de las “terapias y medicinas alternativas”.

  3. Rowena
    13 septiembre, 2011 en 18:44

    Olé Manuel, mejor explicado imposible.
    A ver si así, por fin entiende la gente como funciona el tema de la investigación, la revisión por pares y la publicación de los estudios.

  4. cubeleg
    13 septiembre, 2011 en 18:59

    enhorabuena por un explicacion tan clara y concisa de lo que es la ciencia y su metodo.

    “te viene una idea: “otia, y si funcionara…..”. Se prueba, nada un experimentillo, para “verle la pinta”. Y de golpe “otia que ha salido”.”

    Esta cita es para enmarcarla, porque creo que no se me ocurre una forma mas clara y simple de explicar como se siente uno cuando todo cuadra en un experimento y encima…. es algo nuevo!

  5. Cronopio
    13 septiembre, 2011 en 19:33

    Tonterías. Estoy arto de que tanto paleto con licenziaturas aprobadas por recomendación a base de asignaturas marías pretendan decir lo que es balido.
    Yo que soy Master del Universo cuántico por varias universidades y tengo patentes a nivel mundial y tambien a nivel de sistema solar, os digo que sóis unos peleles vendidos a la farmafia de mentes cerradísimas.
    Por tanto la homeopatía funciona.

    ( Lo cual digo para ahorrar trabajo a las mentes pensantes despiertas que estarán preparando la reunión Rafapaliana del día 25. Hala ya os he hecho el curro)

  6. JC
    13 septiembre, 2011 en 20:17

    Tu máster a nivel del sistema solar no servirá para nada cuando llegue el rayo cósmico sincronizador desde el centro de la galaxia en la alineación del 21 de Diciembre de 2012 y automáticamente pasemos a un estado de vibración superior en el que os daréis cuenta de que vuestros años de esfuerzo y estudio no valen un cagarro porque este universo lo creamos nosotros con nuestros deseos y vuestras licenciaturas del mierda no serán más que asignaturas de libre elección en el plan cósmico y encima escribiremos con comas.

  7. 13 septiembre, 2011 en 20:41

    Nada, nada, que unas decimas de segundo antes que el rayo nos impacte sucedera el rapto y seremos ascendidos al trono del señor y entonces navegaremos libres de planeta en planeta y ya no habra preguntas sin respuestas y todos seemos zientificos… :mrgreen:

  8. Uno
    13 septiembre, 2011 en 22:22

    Sobre la frase de Newton, leí en algún sitio o creo que fue en las clases de Sanchez Ron, que seguramente se refería a los grandes matemáticos de la Antigüedad (Pitágoras etc), no a compañeros contemporáneos suyos, por los que en general sentía bastante desprecio y desconfianza (las primeras cartas que intercambia con Leibniz parecen escritas por un frenopático)

  9. 13 septiembre, 2011 en 22:42

    La frase de Newton ,constatada documentalmente, la parafraseó de Bernardo de Chartres. . A pesar de que Newton fue un gran científico, algunos dicen que el mejor de la historia, por encima de Einstein, tenía bastante mal genio y, según cuentan, era misógino. Lo uno no quita lo otro.

    No, Uno. Él se refiere a Copérnico, Galileo, Kepler, etc; y ,por extensión, a los matemáticos boloñeses de la alra edad media y de la antigüedad (griegos y romanos).

  10. 13 septiembre, 2011 en 22:45

    […] “de la alra”, de la alta, quise decir…

  11. J.M. Hernández
    13 septiembre, 2011 en 23:14

    Genial, Manuel, se puede contar más alto, pero no más claro. Sólo se te ha escapado que el “otia, que funciona” suele pasar con una de cada 100 ideas (tirando por lo alto…) :mrgreen:

    Escapista Loco :

    Hostia es con h.

    Hostia, sí, pero “otia” es sin h :mrgreen:

  12. 14 septiembre, 2011 en 1:05

    Hay que hacer todo lo posible para que esa pequeña parte de la poblaciòn que todavìa le compra la basura a esos alucinados zientìficos tienda progresivamente a cero y esos inùtiles se vuelvan una singularidad matemática….

    Otia que en este momento me estoy tomando una cerveza y celebro que puedas decir tanto en tan poco espacio :mrgreen:

  13. 14 septiembre, 2011 en 1:20

    Una cosa es buscar el conocimiento y otra buscar el dinero. Adquirir y generar conocimiento siempre exige mucho esfuerzo. Adquirir dinero en general también es terriblemente esforzado, pero en el caso del dinero existen atajos pestilentes que la gente sin escrúpulos es capaz de recorrer sin repugnancia.

    Además, el ansia de conocimiento es una tendencia natural del ser humano desde la más temprana infancia. Pero buscar explicaciones válidas es algo más que poner un huevo en una bañera y decir Eureka.

    @Cronopio (#5): Hunibersidad es con b.

  14. Katxu
    14 septiembre, 2011 en 8:12

    ¿Habéis visto esto? http://bit.ly/pK2RRq

  15. 14 septiembre, 2011 en 9:10

    Me ha encantado, este artículo es para enmarcarlo, Manuel 😀

  16. Marino
    14 septiembre, 2011 en 9:49

    Cronopio :
    Tonterías. Estoy arto de que tanto paleto con licenziaturas aprobadas por recomendación a base de asignaturas marías pretendan decir lo que es balido.

    Desde luego, los seguidores rafapalianos saben bien qué es el balido XDD

  17. Manu
    14 septiembre, 2011 en 11:25

    Otia, que post más bueno !!!!! 🙂

  18. Tinejo
    14 septiembre, 2011 en 14:00

    Explicado para que cualquiera de esos vendedores ambulantes de crecepelos y tónicos varios entienda que se refiere a ellos, embusteros. Conseguir un resultado aprovechable, en cualquier campo humano, exige trabajo, precisión, paciencia…. no superchería.

    (Enlace editado)

  19. J.M. Hernández
    14 septiembre, 2011 en 17:38

    Katxu :

    ¿Habéis visto esto? http://bit.ly/pK2RRq

    Rizewind es coleguita 😉 (y además cita la fuente)

  20. Miguel
    14 septiembre, 2011 en 20:16

    ¡¡¡También sale en amazings!!!!

    http://amazings.es/2011/09/14/la-ciencia-que-resiste-patadas-la-buena-ciencia/

    Un artículo buenísimo, normal que tenga tanto eco.

  21. Untipo
    14 septiembre, 2011 en 20:36

    El artículo esta muy bien pero (me acabo de dar cuenta que todos los post que escribo son bastante tocapelotas…) da la impresión de ser una idealización de lo que debería pasar si el método de publicación en revistas de revisión por pares y el propio método científico se aplicaran en el país de los caramelos y las hadas,en la publicación de este articulo que hacen en
    “Las penas del agente Smith” hay algunos comentarios muy interesantes pero nada extensos sobre el mamoneo y el nepotismo en estas publicaciones…
    Pero es un buen articulo y me encanta el “otia” (he conocido a gente que lo pronuncia asi,y vivo en Madrid!!)

  22. Rhay
    14 septiembre, 2011 en 21:11

    ¡Grande, Manuel! (insertar emoticono de ovación, dos orejas y rabo en salida por la Puerta Grande, por favor).

    Aunque estoy con José Manuel: ¿qué más pruebas necesitas que el “pues a mí me funciona”? Retrógrados, inquisidores… ¡Viva Galileo!… uh…

  23. J.M. Hernández
    14 septiembre, 2011 en 23:42

    Untipo :

    El artículo esta muy bien pero (me acabo de dar cuenta que todos los post que escribo son bastante tocapelotas…) da la impresión de ser una idealización de lo que debería pasar si el método de publicación en revistas de revisión por pares y el propio método científico se aplicaran en el país de los caramelos y las hadas,en la publicación de este articulo que hacen en
    “Las penas del agente Smith” hay algunos comentarios muy interesantes pero nada extensos sobre el mamoneo y el nepotismo en estas publicaciones…
    Pero es un buen articulo y me encanta el “otia” (he conocido a gente que lo pronuncia asi,y vivo en Madrid!!)

    Obviamente, el sistema de publicación científica no es siempre tan ideal y tan limpio como debiera, y nadie podría negar el mamoneo que existe en diferentes niveles. De hecho, la famosa publicación fraudulenta aquella de la memoria del agua ocurrió precisamente por saltarse el proceso que relata Manuel.

    Pero cuidado, que tampoco es que lo descrito sea el ideal que no ocurre nunca.

    Sin intentar defender para nada este mamoneo -que ciertamente se da en muchos casos- también es muy típico el “no me han admitido mi truño de artículo con una metodología de chichinabo y unas conclusiones que no hay por donde cogerlas, porque no soy del circulo de poder de los editores“.

    Como digo, hay de todo…

  24. 15 septiembre, 2011 en 5:47

    Que cierto JM !! y que maravilloso relato de lo que es un método científico! Mis felicitaciones por tan lindo artículo que ya está entre los top de wordpress!!. Un jefe mío solía decir que las publicaicones de un artículo científico dependían del nombre dle último autor (en relación a lo que comentas de los editores) jejeje. Pero como dices hay de todo
    Saludos

  25. rr7
    15 septiembre, 2011 en 6:17

    Untipo :
    El artículo esta muy bien pero (me acabo de dar cuenta que todos los post que escribo son bastante tocapelotas…) da la impresión de ser una idealización de lo que debería pasar si el método de publicación en revistas de revisión por pares y el propio método científico se aplicaran en el país de los caramelos y las hadas,en la publicación de este articulo que hacen en
    “Las penas del agente Smith” hay algunos comentarios muy interesantes pero nada extensos sobre el mamoneo y el nepotismo en estas publicaciones…

    Cierto. Pero me parece que esas “omisiones” de las que hablan en esos comentarios tienen poca o ninguna relevancia para el propósito de este artículo.

    Y sí, hay de todo. Incluso diría que no todos los que publican artículos científicos son realmente científicos. También están los vividores de la ciencia, que cada tanto intentan publicar cualquier basura intrascendente para justificar sus subvenciones. Todos parecen estar genuinamente convencidos de que sus delirios son dignos de ser publicados.

    No digo más…

  26. MereGlass
    15 septiembre, 2011 en 10:31

    ¡Cuánta razón tienes! Y qué bien lo has expuesto, sin ataques directos y sin ridiculizar a nadie. HIstóricamente “Cualquier metodología científica parte de la continua y sencilla observación” ya era solida premisa del arduo trabajo de campo de naturalistas y sus colegas de la Royal Society. A falta de constatación, las revelaciones gratuitas fruto de un sagrado trance no pasarían de meras ideas peregrinas tan efímeras como oportunistas.

  27. 15 septiembre, 2011 en 23:31

    Escapista Loco :
    Hostia es con h.

    Hostia, con significado de “puerta” y, figurativamente, “puerta al cielo” es con H; ostia con significado de golpe o extraño es sin H

  28. Amador
    15 septiembre, 2011 en 23:53

    Otia, tienes que escribir el mismo post en versión evangélico-creacionista o evangélico negador del cambio climático antropogénico

  29. alguien
  30. 16 septiembre, 2011 en 7:47

    alguien, manda a algún periodista de investigación a que lo averigüe 😉

  31. 16 septiembre, 2011 en 9:52

    Muy bien explicado, felicidades!!!. Aunque lo peor de las pseudociencias no es que no quieran seguir el método científico, es cuando lo siguen y te dicen “¿ves?, lo que digo tiene base científica”. Obviamente, estos “datos” son todos argumentaciones “ad hoc” o no pasarian una falsación ni por asomo… No quieren ver que la experimentación científica es muchísimo más que “me ha salido una vez, así que es verdad”… A más de un defensor de la homeopatía o del creacionismo lo pondría de cara a la pared leyendo a Popper…

  32. Rhay
    16 septiembre, 2011 en 10:58

    torrevilctor :

    Escapista Loco :
    Hostia es con h.

    Hostia, con significado de “puerta” y, figurativamente, “puerta al cielo” es con H; ostia con significado de golpe o extraño es sin H

    hostia.

    (Del lat. hostĭa).

    1. f. Hoja redonda y delgada de pan ácimo, que se consagra en la misa y con la que se comulga.

    2. f. Cosa que se ofrece en sacrificio.

    3. f. vulg. malson. Golpe, trastazo, bofetada.

    ostia.

    (Del lat. ostrĕa).

    1. f. ostra.

  33. 16 septiembre, 2011 en 13:09

    alguien :
    Quien ha fusilado a quién????
    http://rinzewind.org/archives/2011/09/14/asi-se-hace-y-no-de-otra-manera/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=asi-se-hace-y-no-de-otra-manera

    Se han compartido los enlaces, incluso abajo viene una mención del articulo original que es este…
    ¿Que creías? ¿Que todo el mundo tiene la desvergüenza de un freelance?

  34. Jon
    16 septiembre, 2011 en 14:13

    Felicidades por el artículo, Manuel.

    Voy a recomendar su lectura a una persona que conozco y que tiene el dudoso récord de haber utilizado todos y cada uno de los mantras y falacias de los magufos, aunque no se dedique a ello, ni gane nada con ello.
    Si después de que lo lea no cambia nada en su mente la daré por perdida. 🙂

    Saludos.

  35. Milú el Bárbaro
    22 septiembre, 2011 en 16:30

    Un aplauso enorme

  1. 14 septiembre, 2011 en 1:38
  2. 14 septiembre, 2011 en 15:47
  3. 14 septiembre, 2011 en 22:21
  4. 16 septiembre, 2011 en 1:48
  5. 16 septiembre, 2011 en 4:00
  6. 16 septiembre, 2011 en 6:01
  7. 16 septiembre, 2011 en 6:04
  8. 18 septiembre, 2011 en 15:15
  9. 28 septiembre, 2011 en 9:20
  10. 11 octubre, 2011 en 11:53
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: