Inicio > Actualidad, Humor > Lo de ir al cine a pensar ya no se lleva

Lo de ir al cine a pensar ya no se lleva

20 septiembre, 2011

¿Recuerdan el cine llamado de “Arte y Ensayo”? Pues este cartel muestra que ya no está muy de moda eso de ir a pensar al cine.

Cartel visto en un cine estadounidense que exhibe “El árbol de la vida”

Visto AQUÍ


  1. Axsisel
    20 septiembre, 2011 a las 14:27

    A partir de ahora solo entrare en un cine estadounidense, cuando el que aparezcan dinosaurios y la evolución en una película no sea motivo de polémica, espero que alguno de vosotros este de acuerdo…

    Me gusta

  2. güevoduro
  3. KC
    20 septiembre, 2011 a las 14:51

    Desgraciadamente, una película así sólo está al alcance mental un porcentaje reducido de personas (no porque estemos tontos, sino porque no sabemos sentir emociones). Viendo algunos fotogramas que ha seleccionado el director ya se puede adivinar su estilo, su métrica y su fin. Una puede ir a verla y solo verá a al actor, otros verán a la protagonista, otros dirán qué cojones tiene que ver unos dinosaurios con la narración y es muy probable que otros se aburran y se larguen en la primera media hora. Pero es que el mejor violinista del mundo (o eso dicen de Joshua Bell) también tocó en una estación para hacer un experimento y solo una persona se paró a escuchar cómo tocaba un Stradivarius de 17xx. http://is.gd/5upVXp

    Es decir, que parece ser que o te dicen que es el mejor violinista del mundo o no tienes ni puta idea de lo que estás escuchando. Yo no la he visto, pero me puedo imaginar por dónde la lleva Malick y estoy seguro de que hablará de muchas cosas de las que se han escrito en este mismo blog. Eso sí, o te va a encantar o la vas a aborrecer. Y si alguien cree que puede hacer algo mejor, ya sabe, a coger la cámara y a ponerse a grabar.

    Lo mejor de todo es que si dijeras que Malick es alguien que hace películas por hacer… pero es todo lo contrario.

    Otra cosa que habría que comentar es que, para hacer este tipo de películas, o te llamas Terrence Malick o los productores saben perfectamente que pocos resultados vas a tener y, por tanto, lo mejor sería escribir otro Torrente. O sea, que para las pocas películas de autor que nos llegan, casi

    Saludos.

    Me gusta

  4. KC
    20 septiembre, 2011 a las 14:52

    Casi que habrá que ir a verla, quería decir.

    Me gusta

  5. Sergio
    20 septiembre, 2011 a las 15:09

    Bueno, eso no es tan raro. En los cines CinemesFullHD de Cornellá, han colocado un cartel que dice literalmente:

    “El director de esta película, Terrence Malick, es muy odiado o muy admirado. Si la película le resulta aburrida, por favor, no moleste a los demás y salga antes de transcurrir 30 minutos. Le daremos gratuitamente una entrada para cualquier otro título”. Visto en la edición de hoy de El Periódico de Catalunya.

    Y ni son estadounidenses ni nada, fíjate. A ver si es que la película es de mucho, mucho pensar.

    (Cornellá, ciudad del área metropolitana de Barcelona)

    Saludos

    Me gusta

  6. Sergio
  7. 20 septiembre, 2011 a las 15:52

    Vi la película el fin de semana que se extrenó en Inglaterra, y como una persona racional a la que le gusta pensar, voy a hablar de lo que opino de esta película.

    La película tiene cosas salvables, como la música o la imagen. Ambas cosas están muy logradas… tiene una parte gracias a la cual muchos pueden decir que es salvable, pero si tomamos la película como una unidad completa e inseparable, es completo es un bodrio intragable.

    No se trata de una película para pensar, por mucho que el cartel que ponéis quiera traslucir eso. Se trata de una patraña pseudo-religiosa basada únicamente en un misticismo que ni siquiera tiene los cojones de definir.

    Sólo diré que fui a una de esas salas acostumbradas al cine independiente y prácticamente un 10% de la sala se fue en menos de media hora, y los que aguantamos hasta el final (un 80%) terminamos riéndonos de cómo este director se había burlado en la cara de todos.

    Me gusta

  8. Rhay
    20 septiembre, 2011 a las 15:59

    A mí me parece una soberana gilipollez que te devuelvan el dinero si la peli no te gusta, la verdad. Yo no recuerdo haber reclamado que se me devolviera el dinero después de haberme tragado un truño inmenso como “Volavérunt”, mojón infumable donde los haya y para mi gusto peor película de todos los tiempos… Simplemente me fui a mi casa y me juré a mí mismo que jamás volvería a pagar por ver una película de Bigas Luna.

    Me gusta

  9. 20 septiembre, 2011 a las 16:19

    “El director de esta película, Terrence Malick, es muy odiado o muy admirado. Si la película le resulta aburrida, por favor, no moleste a los demás y salga antes de transcurrir 30 minutos. Le daremos gratuitamente una entrada para cualquier otro título”

    Hubiesen cambiado la ultima parte…
    “Le daremos gratuitamente una entrada para una pelicula de Mr. Bean donde no necesitara paensar para divertirse”
    XD Yo no me perdería la cara de los que fueran a reclamar su pase…

    Me gusta

  10. 20 septiembre, 2011 a las 16:21

    Upss “pensar”… 😳

    Me gusta

  11. Marino
    20 septiembre, 2011 a las 16:50

    Rhay, imagino que será un mal menor para curarse de espantos. Si con lo malita que está la cosa (si nos fiamos de lo que dicen los afectados) llegan a eso, será para evitar cosas peores XD
    KC, sobre la noticia que pegaste, por un lado estoy de acuerdo con que a muchos les sonaría mejor si supiesen que el stradivarius del tipo vale muchos millones, que el es un crack, etc, pero coincido con los que piensan que quizás no fuese el mejor sitio para experimentar. Seguro que eso mismo lo hacen una tarde por la zona vieja de Santiago lo petan. Ahi te digo yo que saca mas de 150 leuros.

    La pelicula no la vi, pero le tengo ganas. Y no se, tratándose de Malick, yo no me atrevería a decir que a quien no le guste es porque es un tarugo que solo disfruta de “colega donde está mi coche” y similares… Es como cuando hablas de Jonze, Aronofsky, Gondry o Wong Kar-Wai. Creo que hacen a veces cosas tan peculiares que nadie debería atreverse a categorizarte como gañán porque no las aprecies. Y eso lo digo a pesar de que esos cuatro me gustan mucho. Pero es que entiendo que no todas las creaciones artísticas tienen porqué gustarles a todos, lo mismo que no a todo el mundo tienen porqué gustarles las chuletillas de cordero…

    Me gusta

  12. KC
    20 septiembre, 2011 a las 20:36

    Marino, es posible, aunque supongo que el experimento también juega con la idea de ver si las personas se pueden detener ante algo tocado por el mejor violinista del mundo con uno de los violines más sonoros del mundo aunque tengan que coger el metro. Es decir, en el experimento jugaban con el condicionante de que el estrés de la vida cosmopolita (que se ve reflejada en el metro), nos afecta de forma que la percepción no está tan abierta como pueda estarlo un domingo soleado con el helado en Las Ramblas (hay algún enlace por ahí que desarrollaba mucho más la noticia sobre el experimento, es cuestión de buscarlo). La idea era ver si un día normal, con algo excepcional, la gente se detenía para darle valor a lo que escuchaban, lo cual fue más bien que no, al menos ese día y en ese espacio. Habría que volver a hacer el experimento en varias ciudades para comparar resultados.

    Milhaud, pseudo-religioso o no, Malick siempre trata las cosas con un toque poético y/o filosófico que normalmente es mucho más complicado de lo que nos puede parecer. Por el lado poético, estoy seguro de que se habrá dejado un pastizal en “carretes” hasta obtener la mejor fotografía. De todas formas siento decirte que el amigo Malick es tirando a panteísta, lo cual tú puedes confundir con “pseudo-religioso”, así que ya sabes, a leer un poco más o a coger una cámara y a hacer películas, porque no debes haber entendido mucho. Otros “pseudo-religiosos” fueron o siguen siendo Einstein, Spinoza, Carl Sagan o S. Hawking.

    Una burla fue El Proyecto de la Bruja de Blair, por ejemplo, que fue llamado cine experimental porque realmente no había más medios y no daba para más. Lo único que triunfó de aquello fue la promoción sobre el cuento de que la historia era real y poco más. Lo que hace Malick o te gusta o no te gusta, pero dudo que haya directores más comprometidos que él con su trabajo (alguien que en toda su carrera hace 6 películas es porque en cada obra pone mucho de sí, y al revés ya sabemos lo que pasa).

    Pero es que Malick se graduó en Filosofía en un par de universidades conocidas, así que supongo que la influencia es esa. Y supongo que si se hubiera licenciado en Bellas Artes sería otra.

    Por otro lado, yo voy a proponer a mi peluquero que cuando me corte el pelo me devuelva el dinero, a mi abogado que cuando no gane también me lo devuelva y a mi médico que si me muero me pague una indemnización por perjuicios.

    Además, siempre nos quedará Harry Potter para iluminar la senda del racionalismo.

    Saludos.

    Me gusta

  13. 20 septiembre, 2011 a las 21:57

    @KC, según hablas creo que no has visto la película (corrígeme si me equivoco). Sólo decirte que me gustaría saber tu opinión una vez la vieses.

    Sobre lo de mandarme a leer, estate tranquilo que yo ya me cultivo día sí y día también, así que permíteme que de unos apuntes sobre lo que has mencionado. Desconozco si Malick es panteísta, lo cuál no desentonaría en exceso con lo que he dicho de pseudo-religioso, pero meter en un saco panteísta sin más a todos los que mencionas, me hace saltar las alarmas.

    Primero deberías establecer una diferencia entre los panteístas de la rama mística y los panteístas de la rama racional. Si haces eso, y metes a Spinoza en la rama mística, a Hawking y Sagan en la rama racional y a Einstein en el medio te lo podría aceptar, pero sin matices, es burda demagogia.

    Ahora, también te digo que un licenciado en Filosofía no necesariamente ha de ser un buen filósofo con unas ideas bien definidas. Son simplemente unos exámenes aprobados, ser filósofo es mucho más que eso.

    Me gusta

  14. KC
    21 septiembre, 2011 a las 0:50

    Milhaud, te acepto barco porque me equivoqué al meter a Spinoza, que aún siendo panteísta es verdad que tirara más hacia su versión mística (debido a su época). De todas formas, lo suelo nombrar porque el mismo Einstein lo pone de ejemplo en una de sus cartas cuando quiso negar la creencia sobre un dios personal.

    Vuelvo a repetir que confundir panteísmo con algún tipo religión, sea pura o pseudo, es bastante confusión, pues el panteísmo proviene antes que nada de la filosofía. Ni siquiera es un tipo de ateismo como he leído por ahí. Es simplemente una sensación metafísica en el sentido de saber que todo es unitario, y todo sale del mismo sitio: Naturaleza. No tiene nada que ver con iglesias, dioses ni preceptos religiosos.

    Ahora, también te digo que un licenciado en Filosofía no necesariamente ha de ser un buen filósofo con unas ideas bien definidas.

    Cierto, lo que quise decir es que si alguien ha estudiado Filosofía y después hace películas, inevitablemente el estilo va a ser uno y no otro. Que te pueda gustar o no ya depende de otras cosas.

    Esta película será un gran tostón para alguien de 15 a 25 años y será probablemente mucho mejor para alguien de 50 a 75, por muy diferentes motivos relacionados con la Psicología, la filosofía personal de cada uno y la experiencia vital. Pero de ahí a decir que sea un bodrio me da que pensar que pocos bodrios habrás visto tú…

    Saludos.

    Me gusta

  15. MonEsVil
    21 septiembre, 2011 a las 9:04

    Mensaje del cartel, una vez quitada la paja: «esta película es tan buena que usted no va a entenderla» (!) y «no le devolvemos el dinero».

    Yo no he ido a verla, lo confieso. No tengo la menor intención (parece que hay que «confesarlo» también). Suelo ver mucho cine, y de muchos tipos, y no recuerdo haberme salido de ninguna película, salvo de una: La Delgada Línea Roja, también de Mallick. Es verdad que quizás fuera porque era apenas un adolescente (tendría 15 o 16 años cuando fui a verla). Pero después de más de una hora dentro del cine, sin enterarme de qué iba la película, y sin la menor esperanza de empezar a hacerlo, decidí abandonarlo. Si se trata de impericia del director, o de inutilidad mía, es algo que ya cada uno habrá decidido a estas alturas.

    Me gusta

  16. Martillo
    21 septiembre, 2011 a las 9:07

    Yo no voy a ver una película al cine que no haya costado unas 14 millones de veces
    más que mi entrada. “oh, horror”,”¡Anatema!”, “¡bestia!”, “¡insensible!”.

    Si tengo que conducir 10 km en coche, y gastarme 7 euros en una entrada, más
    vale que sea para ver algo para lo que sea casi imprescindible una pantalla de
    un “gritón” de pulgadas, un dolby que te pueda dejar sordo, y un argumento que
    se pueda seguir entre el ruido de las palomitas y maíces que me estuviere metiendo
    a puñados en la boca. Llamadme cafre, pero para apreciar el cine de autor prefiero
    mi casa (no culo con culo con un tío en sandalias que me aproxima el queso al cruzar la piernas) y para pensar prefiero un libro (que además te lo quedas para siempre).
    Lo que no entiendo es que la gente vaya al cine sin tener ni guarra de lo que
    va a ver, vamos que luego te llevas un susto porque resulta que Herzog no ha
    metido en su última peli ni un solo robot zombie gigante (aunque tiempo al tiempo).

    Y en cuanto a lo del stradivarius en el metro, depende del día y de la hora. Porque
    un lunes a las 20:00 en la parada de mi casa, ya pueden estar Eduard Punset
    haciendo break dance, Stephen Hawkings rapeando y Jesucristo
    de human-beatbox que ni me entero. Entonces solo quiero cenar y quitarme los pantacas.
    Que los brutos no nacen, nos fabrican.

    Me gusta

  17. Martillo
    21 septiembre, 2011 a las 9:11

    aunque seguro que la peli está mu bien.

    Me gusta

  18. Rawandi
    21 septiembre, 2011 a las 15:58

    el panteísmo es simplemente una sensación metafísica en el sentido de saber que todo es unitario, y todo sale del mismo sitio: Naturaleza. No tiene nada que ver con iglesias, dioses ni preceptos religiosos.

    KC, estás confundiendo el ‘naturalismo’ con el ‘panteísmo’ (vocablo religioso que contiene a “dios”). El naturalismo es la concepcíón atea según la cual no existe nada más allá de la naturaleza impersonal. Los cuatro pensadores que has citado (Spinoza, Einstein, Sagan y Hawking) no son auténticos panteístas sino que son naturalistas ateos.

    Spinoza, en concreto, consideraba que todas las religiones eran supersticiones. Y no tenía nada de “místico”, ya que fue el primer europeo con una mentalidad plenamente racionalista, que le llevaba a defender tanto la ciencia como las libertades democráticas. Pero Spinoza vivía en el ambiente intolerante del siglo XVII, por lo que no le quedaba más remedio que camuflar su ateísmo con el célebre truco del ‘Deus sive natura’ (traducido: “Dios, o lo que es igual, la naturaleza”). Cada vez que Spinoza afirma en alguno de sus libros la existencia de “Dios”, en realidad lo único que está afirmando es la existencia de la naturaleza impersonal, algo que todos los ateos suscribimos.

    Me gusta

  19. KC
    21 septiembre, 2011 a las 18:35

    Rawandi, en este mismo blog se ha criticado a menudo por qué Hawking o Ayala no critican a Dios en su máxima exponencia. Es decir, por qué no niegan tajantemente su existencia diciendo: “Dios no existe” y sí algo tipo “Dios no es necesario”. Es posible que todo quede al “porque no queda más remedio” que yo también he defendido alguna vez, pero yo creo que realmente es que lo más loable sobre un concepto indeterminado es tal y como han actuado justamente estas personas, no por miedo a nada, sino por respetar a la misma Ciencia, que dice que no puedes dar por algo por absoluto si no tienes las pruebas necesarias (otra cosa es que las pruebas sean imposibles).

    El debate de lo que tú llamas “confusión” ya lo he tenido demasiadas veces. Que etimológicamente Pan-theismo tenga la palabra Dios no dice nada de que haya que creer en un dios personal ni nada que se le asemeje, pues la clave es el concepto que se le dé a Dios. Yo no soy militante ateo porque, a diferencia de ti, yo no sé si Dios no existe. Repito, NO SOY ATEO PORQUE NO SÉ SI DIOS NO EXISTE (bueno, yo ni nadie, al ser un concepto indeterminado). Tampoco diría que soy agnóstico porque no estoy pensando siempre en la duda de si Dios existe o no, que es algo que me da bastante igual. Pero si hay un concepto de Dios que yo tengo en mente ese se acerca a la Naturaleza. Llámame budista, naturalista o panteísta, me da exactamente igual.

    El mismo Einstein dice profesar “la religión de Spinoza”, y “que NO es ateo y CREE QUE NO puede considerarse panteísta, pero que admira el panteísmo de Spinoza”. ¿Entonces dónde metemos a alguien que luego dice “admirar las leyes del Cosmos, la estructura del Universo como forma dadora de vida?” a alguien que ni es ateo, ni panteísta, ni religioso adoctrinado? Pues en la parte panteísta “religiosa”, que difiere de la panteísta filosófica (que yo creo que es la parte que más se asocia al naturalismo material ateo del que hablas, pues el panteísmo se escinde en varios caminos, como cualquier concepción).

    De todas formas, tienes cientos de artículos, textos y demás conjuntos de letras dónde verás que no me acabo de inventar la asociación entre panteísmo y los nombres que dije. Es cuestión de buscar. En cuanto a lo de Spinoza, me referí de forma poco certera al término “místico” en el sentido de que, como decía Milhaud, tampoco sería justo meter en el mismo saco las diferentes concepciones. De todas formas, decir que Spinoza no tenía atribuciones místicas es ser demasiado radical. Haz una búsqueda asociativa por Internet a ver si obtienes algún resultado o no.

    Saludos.

    Me gusta

  20. KC
    21 septiembre, 2011 a las 18:40

    Monesvil, pues yo puedo decirte que con que sea la mitad de buena que La delgada línea roja, me conformaría, porque el hecho de que alguien pudiera extraer de una película bélica algo “poético” me pareció espectacular.

    Como anécdota decir que he leído por ahí que la fotografía tiene demasiada luz y tal… supongo que entonces se da cuenta uno de hacer entender que el lenguaje audiovisual es distinto en los estilos y que hacer poesía visual es realmente complicado. Pero ya digo, que al que no le guste este tipo de películas tiene otras. Es tan sencillo como elegir otra sala.

    Saludos.

    Me gusta

  21. KC
    21 septiembre, 2011 a las 18:58

    Es verdad que quizás fuera porque era apenas un adolescente (tendría 15 o 16 años cuando fui a verla).

    No me había fijado en esto, pero desde luego tiene mucho que ver con lo que escribía arriba. De todas formas, no quiero ser yo el que quedé como defensor de Malick. Aquí hay unas cuantas críticas sobre lo que fue aquella película en concreto.

    http://is.gd/6KCYTE

    Saludos.

    Me gusta

  22. KC
    21 septiembre, 2011 a las 19:03

    Sin embargo tiene muchas contradicciones, por ejemplo afirma que “la guerra convierte a los hombres en bestias”…es decir que la naturaleza que el presenta es pura estética, ya que su mensaje es antropocéntrico y desea elevar al hombre muy por encima de su contexto biológico convirtiéndolos en nuevos Cristos, es decir en dioses, es el cristianismo subconsciente que está presente en todos los progresistas.

    Aprovecho para decir que uno lee ciertas críticas y entonces entiende las gilipolleces que se pueden llegar a decir.

    Saludos.

    Me gusta

  23. KC
    21 septiembre, 2011 a las 19:13

    Para Rawandi (ahora sí, ya no escribo más):

    1.”Creo en el Dios de Spinoza, que nos revela una armonía de todos los seres vivos. No creo en un Dios que se ocupe del destino y las acciones de los seres humanos “.

    2. “La emoción más hermosa que podemos experimentar es lo misterioso. Es la emoción fundamental que está en la cuna de todo verdadero arte y ciencia. Aquel a quien esta emoción le es ajena, que ya no puede maravillarse y extasiarse en reverencia, es como si estuviera muerto, un candil apagado. Sentir que detrás de lo que puede experimentarse hay algo que nuestras mentes no pueden asir, cuya belleza y sublimidad nos alcanza sólo indirectamente: esto es la religiosidad. En esto sentido, y sólo en este, soy un hombre devotamente religioso”.

    3- No soy un ateo. No creo que pueda llamarme panteísta. El problema implicado es demasiado vasto para nuestras mentes limitadas. Estamos en la posición de un niño pequeño entrando en una gran biblioteca llena de libros en muchos idiomas. El niño sabe que alguien debe haber escrito esos libros. No sabe cómo. No entiende los idiomas en que están escritos. El niño tenuemente sospecha que hay un orden misterioso en la ordenación de los libros pero no sabe cuál será. Esta es, me parece, la actitud de incluso el humano más inteligente hacia Dios. Vemos el universo maravillosamente ordenado y obedeciendo ciertas leyes, pero sólo tenuemente entendemos estas leyes.

    4- Los ateos fanáticos son como esclavos que aún sienten el peso de las cadenas que arrojaron tras un duro esfuerzo. Son criaturas que en su pleito contra la religión tradicional como opio de las masas, no pueden escuchar la música de las esferas”.

    A.Einstein.
    Saludos.

    Me gusta

  24. KC
    21 septiembre, 2011 a las 19:16

    También estas:

    La palabra Dios no es más que la expresión y el fruto de la debilidad humana, y la Biblia, una colección de honorables leyendas primitivas, las cuales, no obstante, son bastante pueriles.

    Para mí, la religión judía, como las demás, es una encarnación de las supersticiones más infantiles. Y el pueblo judío, al que estoy contento de pertenecer y con el que tengo una profunda afinidad, no es diferente del resto.

    No puedo concebir un Dios que premia y castiga a sus criaturas, o que tiene voluntad, tal como la tenemos nosotros. Tampoco quiero ni puedo concebir que un individuo sobreviva a su muerte física: Dejad a los espíritus débiles atesorar estos pensamientos, movidos por el miedo o absurdo egoísmo.

    He dicho muchas veces que Einstein es uno de los filósofos menos reconocidos de la Historia. Cada vez que lo leo lo pienso.

    Saludos.

    Me gusta

  25. 21 septiembre, 2011 a las 20:00

    Yo vi la película, el día de los abuelos, … se vació media sala y tengo que dar larazón, toda la razón y nada mas que a Milhaud #7

    Se trata de una patraña pseudo-religiosa basada únicamente en un misticismo que ni siquiera tiene los cojones de definir.

    Me gusta

  26. KC
    22 septiembre, 2011 a las 0:31

    Salgado, lo de que se vacíe la mitad de la sala es absolutamente normal, pero no por mala, más bien por los motivos que a continuación alguien relata. Voy a pegar una crítica de la película que, sin verla, vendría a describir lo que pasó con La delgada línea roja, que a día de hoy está calificada en Filmaffinity con un 7 con 48000 y pico votos. La firma un tal Lucien, de Los Ángeles. Es la primera crítica de la película y viene a decir lo que arriba tenéis escrito sobre Malick:

    Título : Las barricadas misteriosas: o por qué pueden odiar este film

    La propuesta que Malick trae en esta ocasión es para pocos paladares. Pocas veces he visto tanta gente dejando el cine o despotricando de una película. El común de los mortales ODIA LA PELICULA.

    ¿Y esto por qué? Bueno en mi opinión son tres los motivos: 1) Es una película construida sin diálogos, planteada a forma de retazos, discontinua. Las imágenes son las que hablan. El espectador ha de hacer un enorme esfuerzo mental para entender lo que sucede. Por ejemplo, (cortado por mí). 2) Es una película construida en forma de poema no en forma especialmente narrativa. Cada imagen es una metáfora: el mar, la chispa de la vida, la espuma. Sin una formación literaria especialmente poética, el espectador medio no se enterará de nada. 3) Aquí en EEUU otro de los problemas ha sido la cuestión religiosa. Increíble o no, todo el largo preludio sobre el universo y la evolución resulta un problema (la evolución no está en la Biblia, recuerdo) ; la pregunta a Dios para el creyente es sentida como una osadía. Entre quienes lo entendieron y vieron en esto una ofensa religiosa y quienes simplemente fliparon al ver dinosaurios, no es díficil imaginar las razones por las que el film no es para todos.

    Quiero detenerme, sin embargo, en la música nada casual. El tema central de la película es una pieza de Couperin que se llama “Las Barricadas Misteriosas”, nunca más a propósito. Esa barricada misteriosa es la vida. Todo el film es una aproximación sobre la cuestión de la vida y la muerte.

    Para concluir, señalaré que el film es sólo apto para poetas (verdaderos poetas, no soplagaitas con versillos en un pañuelo de moquear), para amantes del gran cine (Bergmann, Antonioni, Tarkovsky, Dreyer) y para filósofos. Si sólo quieres ver una película, pasar el rato, éste no es tu film. Este film es para aquellos que preguntan por lo que hay detrás de las barricadas misteriosas y pueden digerir tres horas de cine llevados por el poder de la metáfora.

    En definitiva, nada que no se haya dicho ya. Una pena que la poesía haya muerto y no nos hayamos dado ni cuenta.

    Supongo que esta otra película será otra mierda para muchos de vosotros. Yo, sin embargo, os la recomiendo como película poéticamente visual.

    http://is.gd/c7oZrt

    La última vez que leí de alguien es que era una mierda, la vi y me impresionó. En Filmaffinity tiene una votación de 7’8. Si es una mierda no sé por qué al final tiene tantos votos positivos.

    Saludos.

    P.D.: me quedo con Si sólo quieres ver una película, pasar el rato, éste no es tu film. Y supongo que deberíais haber elegido otro. Es como si yo suelo leer a David Foster y al final decido leerme un libro de Dan Brown. Normal que al final diga que es un bodrio si a mí lo que me gusta es David Foster..

    Me gusta

  27. KC
    22 septiembre, 2011 a las 0:34

    El ejemplo era al revés, claro: Dan Brown es el bodrio y no al revés 😛 Esta puñetera dislexia…

    Saludos.

    Me gusta

  28. KC
    22 septiembre, 2011 a las 0:50

    Luego tenemos otro tipo de críticas, que parece que se basen en que la película es una tomadura de pelo porque les considera “tontitos”. Yo me pregunto, ¿no puede hacer uno una película arriesgada, sobre cosas que no sean disparos, drogas, sexo y rock and roll y que alguien no crea que le están tomando por tonto? A ver si al final va a resultar que este tipo de críticas son solo destructivas…. Por ejemplo:

    Ya lo han dicho algunos usuarios: mucha poesía y belleza plástica pero le queda grande el traje. Y lo peor: que unos cuantos que van aquí de “resabiados” tratan de explicarnos que si no nos ha convencido es ¿porque no hemos sido capaces de entender y valorar la belleza plástica, filosófica y artística???? Amos a ver, Sres. Listillos. Bájense de la nube en la que van cual abuelito de Heidi y, hablemos claro. Somo perfectamente capaces de valorar y admirar la belleza de unos 30 minutos de documental sobre la creación del Universo. Somos perfectamente capaces de intuir la metáfora trascendente de ciertas escenas (demasiadas) basadas en imágenes oníricas colmadas de belleza. Somos plenamente capaces de entender que es una idea semi-nueva pero… ¿y si pese a ello no nos gusta el experimento? ¿Y si pensamos que un poco gusta y lo mucho aburre?? ¿Y si a pesar de no ser tontitos, como parece ser que se nos considera, hubiéramos preferido que se desarrollara la historia de una manera más convecional, sin tanto abuso de recurso literario, poético pedante?? Se hace una carga insoportable, soporífera y, lo peor de todo>>> te saca absolutamente de la cinta y, te decepciona. Reitero lo que sabiamente ya se ha comentado por aquí: si quiero ver sucesiones estéticas, sin necesidad de conexión, expresión plástica por el puro arte y gusto de la misma, lo veo pero, no apetece encontrármelo mezclado con una historia sobre las devenires de la vida o, de cualquier otra cosa. Hay documentales exquisitos, incluso infinitamente mejores que este (que no está mal) pero, son eso: documentales, ensayos o reflexiones. Además, ha jugado mezquina y descaradamente con el nombre del elenco para llevarnos a ver este experimento en el que, dicho sea de paso, las interpretaciones, son lo de menos, puesto que apenas hay 20 minutos reales de guión propiamente dicho. ¿Valiente? NO, HJO NO>> Valiente habría sido limitarse a hacer la parte documental y, haber tratado de generar la misma expectación y, de atraer a la misma cantidad de público sin hacer la trampa de hacernos creer que íbamos a ver UNA PELÍCULA interpretada por Pitt, Penn y el resto. ¡Qué cara más dura!!! ¿No será que le interesaba más la pasta??? Un fiasco.

    A lo que me queda decir……

    😀

    Lo siento, soy un pretencioso. Y seguramente caigo hasta mal. Pero es lo que me suele pasar cuando leo gilipolleces de este calibre. ¿Por qué me salta el detector de gilipolleces? Entre otras cosas porque Malick es todo lo contrario a hacer una película “por la pasta”, pero bueno, supongo que es lo que hay que decir para argumentar algo contra esta panda de millonarios ladrones que no son artistas ni son ná

    Mamma mía lo que queda por llegar…

    Saludos.

    Me gusta

  29. Pedro Lucas Mateo Marcos
    22 septiembre, 2011 a las 2:00

    jajajajaaja, esta ha sido mi reacción al ver este post!!
    Por qué? Pues porque me pasó algo muy parecido con “La fuente de la vida” (The Fountein, 2006), de Darren Aronofsky.
    La vi al poco tiempo de salida con amigo, y jamas me ha perdonado haberle hecho ver entera esa película!! xD
    Yo realmente hice esfuerzo por seguirla, intentar entenderla. Al contrario de mi amigo, si me gustó, me resultó interesante, bueno más bien tengo recuerdo que fue así, pero ya hace tanto que no la recuerdo en detalle.
    Por cierto la recomiendo, al menos es algo distinto, y conocerla no viene mal 😉 (eso si, con predisposición jaja)

    Me gusta

  30. Tojeiro
    22 septiembre, 2011 a las 11:27

    El problema creo yo, es que este tipo de peliculas al ser tan viscerales (en el sentido de “viaje interior”) en el momento en el que desconectas y te alienas un poco de los sentimientos que en ella se desarrollan quedas huerfano y deja de ser una historia escrita para tí. Dicho de otro modo, en el momento en que no conectas o te mojas emocinalmente … pasas a no tolerar las ideas que en ella se tratan y toda esa “sensibleria” pasa a tocarte los cojones (XD, perdon por la expresión) mas que a envolverte e introducirte en el hilo argumental.

    Me gusta

  31. Rawandi
    22 septiembre, 2011 a las 16:12

    si hay un concepto de Dios que yo tengo en mente ese se acerca a la Naturaleza.

    KC, el truco pueril de ‘Dios=Naturaleza’ debemos perdonárselo al judío apóstata Spinoza porque él se jugaba la vida al exponer su filosofía racionalista en una sociedad de cristianos fanáticos. Pero ese truco no es tolerable en quienes gozan de las libertades garantizadas por una democracia moderna, porque “Dios” y la “Naturaleza” son cosas radicalmente distintas: Dios es una persona sobrenatural mientras que la Naturaleza es el conjunto de materia-energía y espacio-tiempo. Por tanto, igualar ambos conceptos es sencillamente descabellado.

    Tengo la impresión de que tú (y por lo visto a Einstein le ocurría igual) sólo concibes una forma de ateísmo: el ‘ateísmo dogmático’. Pero mira por donde mi ateísmo no es ‘absoluto’ sino ‘provisional’. Yo niego a Dios igual que niego, por ejemplo, al dragón invisible del garage: ‘de modo provisional’, es decir, que estoy dispuesto a cambiar de opinión en cuanto aparezcan pruebas que respalden la existencia de esos seres invisibles.

    Me gusta

  32. Rawandi
    22 septiembre, 2011 a las 16:18

    En otras palabras, yo estoy abierto a la posibilidad de convertirme en (pan)teísta o en (pan)draconista, pero antes de dar ese paso necesito prubebas.

    Me gusta

  33. Rhay
    22 septiembre, 2011 a las 16:39

    Pues yo hoy voy a ir al cine a verla. Ya os contaré.

    Me gusta

  34. KC
    22 septiembre, 2011 a las 19:14

    Rawandi, tu eres un teórico de la religión demasiado estricto. Tu concepto de Dios es el mismo que el de un dios personal y el concepto del “dios” panteísta se acerca mucho más a la inexistencia de algo superior ni sobrenatural, porque lo natural es, justamente, lo “divino”. Ya te digo que la clave de este debate es el significado que cada cual le da a Dios, el cual, tradicionalmente, como bien dices, se aproxima al dios personal juzgador y moral que todos conocemos. El panteísmo es simplemente “alabar” la propia Naturaleza, pues todo reside en ella. A eso se llega por diferentes caminos, pero más que una creencia es una sensación. Una sensación que, por seguir con el hilo cinematográfico, es lo más parecido a salir de Matrix.

    Lo último que quiero comentar sobre esta película es que hay muchísimos foros, blogs e incluso críticas en páginas de cine diciendo que la película es un canto a la religión, e incluso algunos dicen que al catolicismo profeso de Malick………………………………………….

    Sinceramente, es lo más increíble que he leído en años. Si existiera una escala en el bonito arte de mezclar churras con merinas, estos señores obtendrían un 20 de una escala de 0 a 10.

    Por poner un ejemplo, a mí me parece bien lo que escribe este señor del enlace, que esa sea su interpretación, porque estoy seguro de que Malick, como en todas sus películas, deja un amplio margen interpretativo, pero me parece de un desconocimiento tal que sólo se me ocurre llamarle inocente. Decir que Malick es un ferviente cristiano solo me produce carcajadas. Es de traca. Evidentemente, el amigo no ha leído esta entrada antes de escribir la suya, y por supuesto desconoce absolutamente de dónde proviene Malick.

    http://is.gd/n4Z8Mz

    Saludos.

    Me gusta

  35. 22 septiembre, 2011 a las 23:29

    No he visto la película, pero sí he leído todos estos comentarios.

    No sé si la película me gustará o no. Lo que sí sé que no me gusta es esta prepotencia gafapasta que no acepta que una película pueda no gustarte, y que no tengas que ser un subnormal profundo por eso.

    Parece que si no captas la poesía o la metáfora narrativa, el problema es tuyo, y no del que intenta transmitírtelo. De la belleza poética a la paja mental hay un buen trecho, aunque algunos intenten lanzar puentes.

    Me gusta

  36. Sergio
    23 septiembre, 2011 a las 9:12

    ¿Cuántos de los que aquí han opinado han visto realmente la película? Me refiero a los que opinan sobre si hay que ser un paleto ignorante para no apreciarla…

    Me gusta

  37. Marino
    23 septiembre, 2011 a las 9:27

    KC :
    Luego tenemos otro tipo de críticas, que parece que se basen en que la película es una tomadura de pelo porque les considera “tontitos”.

    Será que a veces las verdades duelen? Por qué esa manía de algunos a tildar de “pretencioso que intenta llamarme tonto” a las cosas que no entiende/no le gustan?

    Me gusta

  38. KC
    23 septiembre, 2011 a las 12:26

    Marino :

    KC :
    Luego tenemos otro tipo de críticas, que parece que se basen en que la película es una tomadura de pelo porque les considera “tontitos”.

    Será que a veces las verdades duelen? Por qué esa manía de algunos a tildar de “pretencioso que intenta llamarme tonto” a las cosas que no entiende/no le gustan?

    He leído alrededor de 85 críticas diferentes de personas sobre la película y hay muchas más de las que pensaba que van en esa dirección. Repito, si uno no quiere creer que le están tomando el pelo porque no le va la profundidad, la música clásica y la poesía visual, CAMBIA de sala. Pero no vayas diciendo por ahí que crees que Malick es un prepotente porque intenta hacer la gran película filosófica y tal, porque alguien de casi 70 años que ha estudiado Filosofía, que hizo o estuvo a punto de hacer una tesis sobre Heidegger y que estuvo enseñando unos años filosofía, raramente hará una película típica.

    Para películas típicas hay 20.000 opciones más.

    Mik2b, aquí nadie dice que si no te gusta seas subnormal profundo. Pero que nadie diga que la película es mala si no tiene ni puta idea de poesía visual, metáforas, filosofía ni mucho menos literatura, porque la pelícua, como todas las de Malick, tienen mucho de eso.

    Para películas malas ya hay auténticas bazofias “fast-food”. Si alguien dice que esta película es mala, yo te aseguro que no ha visto suficiente cine o no ha ido en su vida a los antiguos vídeoclubs, dónde se podían encontrar con auténticos bodrios comerciales. Lo mismo, lo mismo, se dijo de La delgada línea roja y te aseguro que ahora está en el “altar” de mucha gente.

    Saludos.

    Me gusta

  39. 23 septiembre, 2011 a las 14:03

    A mí me extraña mucho que Malick se haya vuelto devoto cristiano. Aunque es curioso que esta película sea alabada en ciertos blogs cristianos (católicos, claro).

    Personalmente me ha resultado muy útil una crítica que aparece en el mundo:

    http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/elvientosopladondequiere/2011/09/19/desarbolando-a-malick.html

    Ahí el autor comenta que Malick es panteísta (como dice KC) y que esa ultrarreligiosidad de la película es solo aparente. De todas formas la crítica no es demasiado buena, aunque tengo muchísima curiosida por verla. De hecho lo haré lo antes posible.

    Por cierto, me encantó La delgada línea roja, entre otras cosas por ser una película bélica distinta, más profunda que la mayoría del género.

    Eso sí, al hilo de que no todos pueden apreciar la belleza de ciertas cintas, tengo que decir que no soporto Stalker de Tarkovsky. Esa sí me parece una patraña religiosoide, triste y monótona. Los tres personajes recorriendo La Zona parecen magufos buscando ovnis.

    Saludos

    Me gusta

  40. KC
    23 septiembre, 2011 a las 15:08

    Selfish, esa crítica la leí ayer y es, de lejos, la más profesional que he leído, entre otras cosas porque habla perfectamente de lo que es Malick. Aún así, hay un par de cosas que según mi punto de vista son bastante pueriles, como decir esto:

    Pero son imágenes icónicas, imágenes ya gastadas que han perdido toda su pureza.

    Las imágenes no pierden ni su esencia ni su pureza, quien las pierde son el espectador y su irremediable subjetividad, que es algo relativo a la experiencia, el tiempo y el conocimiento. Decir lo contrario es únicamente estar mirándose a sí mismo.

    Saludos.

    PD: los devotos cristianos, en su largo entendimiento, creen ver que Malick, al referirse a ciertos temas religiosos, ha hecho una película religiosa, entendiendo religiosa como aquella creencia o sensación en un ser superior personal, cosa absolutamente equivocada. Pero es que estos señores suelen equivocarse en todo. Sus interpretaciones están hechas con otra cosa bastante distinta al cerebro.

    Me gusta

  41. 23 septiembre, 2011 a las 16:04

    KC: Por supuesto que alguien que no sea un experto en poesía visual o metáforas ni haya dedicado su vida a eso tiene todo el derecho a decir que la película es mala (sobretodo cuando han pagado por ella).
    Ese es el problema del arte, y es por donde se cuelan verdaderas bazofias rellenas de metáforas surrealistas. El objetivo del arte es transmitir, y si tienes que tener 5 másters y 2 doctorados para poder entender qué demonios te transmite, es que algo falla: entonces esa obra de arte queda reducida a mera anécdota entre colegas.
    En mi opinión, vaya.

    Me gusta

  42. KC
    23 septiembre, 2011 a las 22:01

    Tienes razón, ahora que lo dices El Padrino, Ciudadano Kane y La lista de Schlinder me parecieron bastante malas. Menos mal que no pagué por ellas.
    Y ahora que me lo recuerdas, hace poco dijo Coppola que cuando él estrenó Apocalipse Now uno de los críticos escribió en un diario importante que “era lo peor que Hollywood había hecho en 40 años”. Seguramente también tenía razón.

    Por cierto, siguiendo el hilo cinematográfico, siento deciros que la última foto de Scarlett no es suya, aunque algunos diarios se hayan hecho eco de la noticia y se estén inventado cosas (como no).

    Saludos.

    Me gusta

  43. Cronopio
    23 septiembre, 2011 a las 23:30

    Una cosa no me queda clara KC. ¿Has visto la película?

    Me gusta

  44. 24 septiembre, 2011 a las 11:10

    KC: Entonces, siguiendo tu irónico razonamiento, cualquier chorrada artística también será una grandísima obra de arte, porque si no te gusta es, simplemente, porque no lo has entendido o porque no tienes ni idea de poesía metafísica artística. Caray, cómo me gusta el techo de la ONU de Barceló…

    Me gusta

  45. Sergio
    24 septiembre, 2011 a las 12:16

    Bueno, dado que no me considero un experto en poesía visual, metáforas, filosofía ni mucho menos literatura casi mejor no voy a verla, no vaya a ser que no me guste y quede como un patán. Es un magnífico razonamiento por cierto, si no te gusta es porque no estás a la altura, claro que eso vale para todo, ¿no?

    Saludos

    Me gusta

  46. Rhay
    24 septiembre, 2011 a las 15:09

    mik2b :
    KC: Entonces, siguiendo tu irónico razonamiento, cualquier chorrada artística también será una grandísima obra de arte, porque si no te gusta es, simplemente, porque no lo has entendido o porque no tienes ni idea de poesía metafísica artística. Caray, cómo me gusta el techo de la ONU de Barceló…

    Perdona, pero la cúpula de Barceló es una maravilla. Que no te guste no implica que no lo sea. Conozco a mucha gente que cuando ve un Miró o un Rothko pone cara de rodaballo. Pues ese es su problema. Dices más arriba que la función del arte es transmitir. Te equivocas: la función del arte es expresar, que no es lo mismo. Puede que el artista consiga o no transmitir la emoción, pero eso no quita validez a lo que expresa, que es un sentimiento subjetivo y no tiene por qué ser entendido por el resto del planeta. El arte no se concibe para ser entendido, sino para ser disfrutado. La gente ve un cuadro de Picasso y dice “no lo entiendo”, en cambio ve el estampado de una cortina y dice “me gusta” o “no me gusta”. No se pregunta por el significado del estampado ni se para a pensar si lo entiende o no lo entiende. Simplemente dice “me gusta” o “no me gusta”. Y yo he visto estampados en cortinas que son verdaderas obras de arte.

    Me gusta

  47. 24 septiembre, 2011 a las 23:28

    Rhay: Bien, entonces, ¿cómo distingues una obra de arte de lo que no lo es? ¿Si alguien dice que ‘eso’ es una obra de arte, pasa a serlo? ¿Hay que tener algún estudio concreto para decidirlo? ¿Cortarse el pene en públio es una obra de arte?

    Me gusta

  48. 24 septiembre, 2011 a las 23:40

    El argumento es siempre el mismo, que si me permites que te cite:
    “Perdona, pero la cúpula de Barceló es una maravilla. Que no te guste no implica que no lo sea.”
    ¿Por qué en un sentido sí, y en el inverso no? Tú dices que la cúpula es una maravilla, aunque a mí puede que no me guste. Yo podría decir que es una paja mental y un despilfarro, por mucho que a ti te guste.
    ¿Dónde se pone la línea que separe la verdadera obra de arte de la magnánima gilipollez?
    Por eso hay quienes se aprovechan, y te dicen aquello de “que a ti no te guste un vómito en un lienzo es tu problema, pero es una obra de arte”. Pues estamos apañados.

    Me gusta

  49. Rhay
    25 septiembre, 2011 a las 0:20

    El día que entendamos que el arte no hay que “entenderlo”, sino “disfrutarlo”, el ser humano habrá dado un gran paso evolutivo.

    Me gusta

  50. KC
    25 septiembre, 2011 a las 15:27

    Rhay :
    El día que entendamos que el arte no hay que “entenderlo”, sino “disfrutarlo”, el ser humano habrá dado un gran paso evolutivo.

    De hecho es un gran error bastante común en los críticos ácidos con respecto a la película. Ellos creen que hay que entenderla, y que alguien les está diciendo que si no la entienden son una especie de cortos de miras. No, no, lo que hay que hacer con esta película es sentirla. Si no puedes tampoco pasa nada, pero no digas que los demás no van a sentir aquello que tú no puedes, porque es, sencillamente, mentira.

    Sobre lo de la objetividad vs subjetividad en el arte, yo paso del debate que ya he gastado demasiada saliva/huellas digitales. Hay miles de libros al respecto; a quién le interese que se lo busque, se lo compre y se lo lea como hizo el menda hace años. Y el que no que se vea esta secuencia a ver si mejora su criterio.

    http://bit.ly/q96XmE

    Saludos.

    Me gusta

  51. 25 septiembre, 2011 a las 18:43

    De nuevo, seguimos con el mismo razonamiento: el criterio de KC es el válido, el del resto no (y debemos mejorarlo).
    El principio es el mismo para ‘disfrutar’: si yo no disfruto la película (o cualquier otra expresion de arte) el problema es mío, porque ES una obra de arte porque tú sí la has disfrutado. No me parece un razonamiento válido.
    Yo puedo disfrutar viendo un cuadro con defecaciones pegadas en él (cosa que he visto), pero eso no lo convierte en obra de arte (más bien a mí en un degenerado).
    Así, cualquier cosa es una obra de arte, porque siempre habrá quien lo disfrute y a quien eso le transmita algo. Sólo falta apostillarlo con un “porque todo ha sido creado por el Señor”.

    Me gusta

  52. KC
    25 septiembre, 2011 a las 19:44

    Yo puedo disfrutar viendo un cuadro con defecaciones pegadas en él (cosa que he visto), pero eso no lo convierte en obra de arte (más bien a mí en un degenerado).

    No lo hubiera descrito mejor. Ahora dale la vuelta.

    si yo no disfruto la película (o cualquier otra expresion de arte) el problema es mío, porque ES una obra de arte porque tú sí la has disfrutado. No me parece un razonamiento válido.

    Si crees que ese es mi razonamiento, no has entendido una defecación. Simplemente deja que los demás sientan lo que tú no puedes sentir. Te lo repetiré de forma sencilla: si no te gusta ese estilo de arte, no vayas a verlo; pero no hagas lo contrario, siga sin gustarte y luego vengas aquí a echar tu bazofia pestilente.

    Saludos.

    Me gusta

  53. KC
    25 septiembre, 2011 a las 19:58

    Hay una cosa llamada cánones artísticos que acotan las composiciones de lo que podría denominarse una obra artística y no una gilipollez cualquiera. Esos cánones se abren o se cierran dependiendo del estilo del artista y del segmento artístico del que se hable. No todo es arte objetivo, pero sí puede serlo subjetivo. El Arte es una generalización que se cuenta en cientos de códigos y lenguajes distintos, pero como cualquier otra profesión, con el tiempo se establece una especie de ciencia que sabe diferenciar entre una auténtica bazofia y una buena película que no todo el mundo va a disfrutar. Si a ti lo que te gusta es el Heavy y vas a ver una ópera sin tener ni pajolera de por qué, cómo y cuándo apareció la ópera, no es que la ópera sea mala, es que tú no tienes ni puta idea de ópera. Pero deja que a los que les guste la ópera, sigan pudiendo disfrutarla. A mí no me acaban los westerns tipo Aliens Vs Cowboys, prefiero otro tipo de westerns, y seguramente habrá alguien para el que éste sea mejor que cualquiera de Sergio Leone. Pues oye, qué se le va a hacer. Para gustos colores, que dicen por ahí.

    Para más información:

    http://libros.mysofa.es/libro/historia_del_arte_la

    Saludos.

    Me gusta

  54. KC
    25 septiembre, 2011 a las 20:12

    Para quién tenga tiempo, un imprescindible.

    http://bit.ly/rmfzVF

    Me gusta

  55. 25 septiembre, 2011 a las 20:14

    Esta discusion me recuerda en una ocasion que estuvimos como voluntarios en una comunidad rural afectada por un huracan, entre las donaciones habia varias latas de salmon noruego enlatado que la gente nos lo regresaba, y nos pasamos tres dias comiendolo. Obvia decir que estaba delicioso, pero les aseguro que al tercer dia tambien nos tenia asqueados. Mucha miel empalaga y el gusto se rompe en generos.
    Saludos.

    Me gusta

  56. KC
    25 septiembre, 2011 a las 20:17

    En mi comentario #53, y antes de que se me adelanten, cierto es que la ópera podría ser mala (desde un punto de vista cuasiobjetivo), de la misma forma que hay mejores y peores, lo que pasa es que cuando alguien al que le gusta el heavy sale de una ópera diciendo que le ha parecido una bazofia, cuando sus elementos de análisis son “es una mierda porque no me ha gustado y es mucho mejor el heavy”, evidentemente no es como para que se le pueda tomar muy en serio. Es decir, el criterio que se usa para hacer una crítica no puede ser: “me parece mala porque a mí no me gusta y creo que no la entiendo”.

    Ahora bien, si el heavy cree que sabe más de ópera que el mismo director, con 35 años a la espalda, conocedor de su historia, sus trucos, sus formalidades y demás, pues oiga, a tiempo está de cambiar de vida y asombrar al mundo con sus formas de hacer.

    Lo mismo es válido para un seguidor de ópera que va a un concierto de heavy.

    Saludos.

    Me gusta

  57. KC
    25 septiembre, 2011 a las 20:22

    Daiko, lo que yo tengo claro es que si no me gusta el salmón noruego (que por cierto no me gusta), no lo pido. Pero no le digo al camarero: “oiga, póngame un platito a ver si hoy sí me gusta, y si no me gusta si eso se lo come usted”.

    Vamos, que para mí esto es básico, pero igual me estoy volviendo loco.

    Saludos.

    Me gusta

  58. 25 septiembre, 2011 a las 22:16

    Te insto a hacer lo mismo, dale la vuelta: Puede ser que quien vea y le guste Aliens Vs Cowboys, o cualquier película realmente mala que se te ocurra, te diga lo mismo: “que a ti no te haya gustado no significa que no sea una obra de arte”.

    No estamos hablando de gustos, si no de una calificación de algo que generalmente es demasiado genérica (aunque sólo en ciertos ámbitos). No, Aliens Vs Cowboys no es ninguna obra de arte, del mismo que no lo es un estornudo en un lienzo por mucho que pretenda ser una crítica social en forma de gargajo. Quizás pretenda ser una obra artística que pueda gustarle a alguien, pero está lejos de ser una obra de arte como se presume que es.
    Con todo esto, sea dicho de paso, no me estoy refiriendo a la película en sí.

    Me gusta

  59. Rhay
    26 septiembre, 2011 a las 0:28

    Insisto: el día que comprendamos que el arte no se “entiende”, sino que se “disfruta”, habremos dado un gran paso. No tengo más que decir.

    Me gusta

  60. Manlio
    26 septiembre, 2011 a las 15:07

    No basta con disfrutar algo para que sea arte, tampoco para convertirlo en algo bueno. No pretendo seguir la discusión implícita de qué es arte o qué no lo es, sobre todo en el mundo de relatividad intelectual en el que vivimos, sin embargo, los que aquí debatís, parecéis estar de acuerdo en que cada disciplina tiene sus cánones, su código, su lenguaje. Pues bien esta película, como otras, no respeta el lenguaje del cine. Cuando esto ocurre, suele ser por impericia, o por nicho comercial, o por vanidad, o por todas a la vez.

    Me gusta

  61. 26 septiembre, 2011 a las 15:23

    KC :
    Daiko, lo que yo tengo claro es que si no me gusta el salmón noruego (que por cierto no me gusta), no lo pido. Pero no le digo al camarero: “oiga, póngame un platito a ver si hoy sí me gusta, y si no me gusta si eso se lo come usted”.
    Vamos, que para mí esto es básico, pero igual me estoy volviendo loco.
    Saludos.

    El punto era que ahi no habia quedado comida…
    El agua se la llevo toda y viviamos, o mejor dicho sobreviviamos (rescatistas incluidos) de las donaciones que nos llegaban. En esas condiciones los habitantes locales nos rechazaban el salmon noruego a sabiendas de que eso reducia su ración diaria asignada. Incluso con el tiempo he llegado a sospechar que algunos nos lo regresaron porque escucharon a otros decir que “sabia feo” lo que nos agrega el dilema de la influencia de terceros en el criterio de las personas que aun no comprueban las cosas por experiencias propias. Y si concuerdo, la subjetividad entre mas de dos personas es para volverse loco…
    Un saludo.

    Me gusta

  62. Cronopio
    26 septiembre, 2011 a las 20:56

    KC no me respondiste a #43

    Me gusta

  63. Marino
    27 septiembre, 2011 a las 9:18

    Rhay :
    Insisto: el día que comprendamos que el arte no se “entiende”, sino que se “disfruta”, habremos dado un gran paso. No tengo más que decir.

    Estando de acuerdo contigo, y por eso yo defiendo que a veces el “me gusta o no me gusta” de los estampados de las cortinas es también aplicable a magnas obras de arte que nadie pondrá en duda, creo que de todas formas en el arte hay mucho que entender, y muchas veces solo conociendo el trasfondo, las conexiones con otras obras, iconos o ideas, o las implicaciones que se pueden derivar (sin grandes pajas mentales filosoficas) de algunas obras de arte, se da un paso muy grande hacia un mayor disfrute. Valga como ejemplo una charla que tuve una vez con alguien sobre 2001 Odisea en el espacio. Película que a mis 12 años catalogué como mierda infumable (estúpido de mi) y que gracias a que se puede rectificar recuperé mas tarde para situarla en un lugar mucho mas digno. Explicando cosas varias de la película hice ver a alguien que mirando con otros ojos, la cosa podía mejorar muchos enteros. Y así pasa muchas veces. Porque claro, el arte figurativo no necesita mucha explicación, es facil llegar al “mira que realista parece la Vieja friendo huevos, sólo de mirar el cuadro me apetecen unos huvos con patatas cosa mala”. Pero cuando entramos en el campo abstracto, creo que para disfrutarlo plenamente, el comun de los mortales necesitamos un bagaje anterior. Que no tiene que ser puramente académico, puede llegar con una cultura general extensa y un rodamiento en el campo. Pero entendimiento, a fin de cuentas.

    Me gusta

  64. KC
    27 septiembre, 2011 a las 10:57

    Cronopio :
    KC no me respondiste a #43

    Comencé el post sin haberla visto, fui a verla y fue exactamente lo que esperaba. Nada me sorprendió, supongo que por dos cosas:

    1) Sabía quién era Malick antes de ir.

    2) Me informé de qué iba la película antes de ir.

    Saludos.

    Me gusta

  65. 27 septiembre, 2011 a las 13:22

    KC :

    Cronopio :
    KC no me respondiste a #43

    Comencé el post sin haberla visto, fui a verla y fue exactamente lo que esperaba. Nada me sorprendió, supongo que por dos cosas:
    1) Sabía quién era Malick antes de ir.
    2) Me informé de qué iba la película antes de ir.
    Saludos.

    ¿Entonces hay que “entender” o sólo “disfrutar”?
    Lamento que no te sorprendiera la película.

    Saludos.

    Me gusta

  66. KC
    27 septiembre, 2011 a las 14:01

    Manlio :
    Pues bien esta película, como otras, no respeta el lenguaje del cine. Cuando esto ocurre, suele ser por impericia, o por nicho comercial, o por vanidad, o por todas a la vez.

    Me gustaría que me explicaras brevemente cuál es el lenguaje del cine, y si te suena y qué crees que es el estilo (no el relacionado con la moda, no).

    Lo del nicho comercial vamos a tomarlo a broma (porque llamar comercial a esta película es sencillamente argumentar por argumentar, ser un imbécil o estar como un cencerro) y lo de vanidad… Malick hace años que no ofrece una entrevista ni se deja ver en ningún tipo de “festival”, así que no sé dónde ves tú vanidad, a no ser que sea por hablar en sus películas de algo que no sea fútbol, el mundo rosa o similares. Vanidad es la que tiene alguien que en su puñetera vida se ha leído un libro de filosofía y se pone a hablar de Nietzsche. Pero si alguien ha dado clases de filosofía en el MIT, probablemente hablará de filosofía allá por dónde vaya. Esto creo que algunos cazurros no lo habéis acabado de entender. Déjale la vanidad a las mierdas prefabricadas que os coméis todos los días, pero no manches el nombre de alguien que no está en ese saco con la primera gilipollez que se te viene a la cabeza.

    Que no, que no es que Malick os quiera tomar el pelo ni se piense que es más inteligente o más bello, o el elegido o un ente superior a cualquiera de los mortales. Que alguien que tiene esa biografía no sabe hacer otra cosa ni puede tener otro estilo. Si esto no lo entiendes, ya te digo: a leer que hay miles de libros que explican este asunto de lujo.

    Yo creo que tú haces comentarios sin tener ni puta idea, y creo que dices cosas que has oído a tu primo o al vecino. Vamos, no es que lo crea, es que te puedo asegurar que es así. Pero si tu eres más feliz diciendo haciendo comentarios tan “espectaculares” como el de arriba, me alegro.
    Supongo que son modos distintos de ver las cosas.

    Cualquier día me pondré a hablar de la obra de Walter Gropius para probar que se siente (de la cual no tengo ni puta idea, más allá de haber visto un par de fotografías).

    En resumen, aquí el único que demuestra cierta vanidad, aparte de otras cosas, es el que puede hacer un comentario como el de arriba y quedarse tan ancho.

    Eso sí que es vanidad (aparte de más cosas).

    Saludos.

    Me gusta

  67. KC
    27 septiembre, 2011 a las 14:06

    mik2b :

    KC :

    Cronopio :
    KC no me respondiste a #43

    Comencé el post sin haberla visto, fui a verla y fue exactamente lo que esperaba. Nada me sorprendió, supongo que por dos cosas:
    1) Sabía quién era Malick antes de ir.
    2) Me informé de qué iba la película antes de ir.
    Saludos.

    ¿Entonces hay que “entender” o sólo “disfrutar”?
    Lamento que no te sorprendiera la película.
    Saludos.

    Tú puedes hacer lo que quieras con la película que sea; para eso has pagado, como decías en uno de tus comentarios. La próxima vez ajústate a tus gustos y no tendrás problemas de entendimiento ni de disfrute. Es más, para que no te pase, lo mejor sería no ir al cine.

    Saludos.

    Me gusta

  68. Manlio
    27 septiembre, 2011 a las 15:11

    No pretendía ofender a nadie, ni resultar tan soberbio como para llegar a suscitar hostilidades. Lo siento y lo lamento. Prefiero no explicarme, no soy tan vanidoso como para soportar, sin que me afecte, que me insulten.

    Me gusta

  69. KC
    27 septiembre, 2011 a las 17:40

    Manlio :
    No pretendía ofender a nadie, ni resultar tan soberbio como para llegar a suscitar hostilidades. Lo siento y lo lamento. Prefiero no explicarme, no soy tan vanidoso como para soportar, sin que me afecte, que me insulten.

    Los artificieros suelen decir que si no quieres que te explote algo en la cara lo mejor es que no enciendas la mecha. Si la esencia de tu anterior comentario era para dar la sensación de que al responderte tal tontería acabara pareciendo que soy un maleducado y tal, he de decirte que yo ni escribo para tener amigos ni para tener razones. Escribo en la medida que pienso que algo puede ser objetivo (aunque a veces seguramente no lo será).

    Repito que el anterior comentario es no tener la menor idea de lo que se habla, pero si a a ti te parece que sí, y te hace más feliz, puedes decir lo que quieras. La felicidad es lo más importante.

    Saludos.

    Me gusta

  70. 27 septiembre, 2011 a las 19:49

    Claro ejemplo de lo que es vanidad, KC.

    Por cierto, he tenido profesores y colegas que también impartían clases en el MIT. Parece que con eso presupongas una calidad extraordinaria en todo lo que hace Malick.
    También hay filósofos malos, profesores malos en el MIT, gente que ha dedicado toda su vida a algo y que aún así no se les da bien, gente con grandes trayectorias que a veces la “pifian”, etc.

    Y por cierto también, un director que no concede entrevistas me parece bastante vanidoso.

    Pero vaya, que tú tienes la razón y el resto somos unos cazurros que no tenemos ni idea de arte, ni de poesía ni sentido común y que estamos todo el día tragando mierda rosa.

    Saludos.

    Me gusta

  71. Uri
    27 septiembre, 2011 a las 21:35

    Discutir que es o que no es arte es un debate valdio.Se lleva haciendo desde hace siglos y todavia no hay una definicion clara de lo que es arte o que condiciones debe de tener una creacion (o accion o acto) para ser considerado arte.
    Y creo que la solucion esta en las cortinas:Te gustan o no.
    No hay que tener ningun complejo en ir al museo Van Gogh y si te parece una mierda decirlo.
    Y si no te gusta Picasso,pues no te gusta.
    Miles Davis y John Coltrane estan considerados de los mejores y mas visionarios musicos de Jazz y sin embargo al oirlos a mi me dan ganas de reventarme los timpanos con un lapiz afilado.
    Woody Allen y Pedro Almodovar son dos grandes directores de cine y yo no soporto mas de 4 o 5 minutos de metraje de sus peliculas sin tener ganas de saltar por el balcon.
    El problema tal vez sean los complejos de la gente.

    En cuanto a la pelicula,ni la he visto ni creo que la vea.
    ¿Por que?
    Simple question de gustos.Para cierto tipo e argumentos prefiero los libros o los documentales.En mi caso el cine lo tomo como entretenimiento y no busco un calado intelectual ni nada de eso.

    Sol hacer una simple reflexion:El arte personal es aquel que hace uno mismo para expresar sus inquietudes y como se hace para uno mismo y sin vision comercial se puede ser tan personal como se quiera.
    El arte comercial es aquel del que debe salir un rendimiento economico y en el caso del cine (las peliculas no son baratas de hacer) una inversion alta que hay que recuperar.

    Para mi existe una gran hipocresia en aquel autor que hace obras muy particulares y se queja de que tiene poco seguimiento.

    Asi que,como suele decirse,para gustos los colores y si un autor hace una obra dificil,tambien tiene que ser consciente de que tendra poca repercusion,y no pasa nada.

    Yo en lo personal estoy harto de estos “artistas” que se creen visionarios y que creen que la mayoria del publico es imbecil porque no aprecia sus obras.Y nunca se paró a pensar que sus obras pudiesen ser una mierda.

    Me gusta

  72. KC
    28 septiembre, 2011 a las 9:05

    Uri, supongo que por esa misma regla de tres, cuando alguien pasó por delante del mejor violinista del mundo en el experimento de Washington también pudo pensar: “vaya mierda”. Me parece correcto si a uno no le gusta los violines, pero lo que no puede hacer es decir: “menuda mierda de violinista”, si no tiene ni puta idea de violinistas. Más cuando todo el ecosistema de los violinistas y músicos especializados dicen que ese es el mejor del mundo.

    No sé si se aprecia la diferencia, pero creo que es bastante importante.

    En el caso de Malick, está ya bastante claro que de “artista” tiene poco y que más bien es un ARTISTA. ¿Por qué? Bueno, para eso mira todas sus películas y mira a ver qué dicen de él los críticos ESPECIALIZADOS (supuestamente profesionales). Ahora bien, si para nuestro criterio nos basamos en el que nos cuenta el vecino en el ascensor, mal vamos.

    Saludos.

    Me gusta

  73. Chanri666
    28 septiembre, 2011 a las 12:47

    Yo debo ser un bicho raro, pues disfrute tanto de Cowboys and Aliens como del Arbol de la vida. La direrencia esta en que la primera la vi, me rei, y la olvide, y de la segunda aun me siguen asaltando la memoria sus imagenes y la musica, aunque tambien debo decir que no me parece la mejor pelicula de Malick, sigo prefiriendo La delgada linea roja.

    Como decia un critico de cine comparandolo con la gastronomia un dia te apetece comer en el Bulli y otros te conformas con una hamburguesa.

    Me gusta

  74. Uri
    28 septiembre, 2011 a las 12:51

    Veras KC yo no hablaba de Malik en concreto porque no he visto la pelicula en cuestion.Si que vi “La delgada linia roja” y he de decir que me gusto..
    Me referia mas bien a que en el arte no hay absolutos sino que la question de los gustos es imprescindible en ese campo.
    Por eso puse el ejemplo de Miles Davis.
    Yo estudie Musica y se que Davis es un musico incomensurable un genio en lo teorico y un virtuoso en la interpretacion.Pero yo lo aborrezco profundamente.Entonces si tengo que clasificarlo,personalmente hay muchisimos musicos que segun mi gusto estan muy por encima de el porque se musica me llega y me transmite cosa que no hace Davis.
    Y no es que no lo entienda,porque no es el caso.Entiendo sus partituras,entiendo la parte harmonica,la melodica y la ritmica.Y se tambien el contexto en que fueron compuestas esas canciones y la filosofia que tenia el musico.
    Es decir,lo entiendo,porque tengo los conocimientos suficientes para ello.Y sin embargo,sigue sin gustarme.
    O sea que,en mi calsificacion personal,es (o era) un musico con un gran conocimiento y una tecnica impecable.Pero para mi la mayoria de sus composiciones son perfectas en composicion y ejecucion pero suenan como el culo.
    Y esa filosofia la aplico a cualquier forma de arte.
    Un artista no es un cientifico.Cuando un cientifico descubre una particula nueva,postula una teoria valida,sintetiza una vacuna nueva…ese logro no depende de los gustos personales.Es un logro objetivo.
    Pero en el arte,el gusto adquiere un importancia vital y seria muy dificil para mi calificar,por ejemplo,una cancion como gran obra de arte cuando la detesto profundamente.
    Digamos que alguien que diga que no cree en la evolucion porque no le gusta,es un necio,pues los hecho no dependen de los gustos personales.
    Pero en el arte,una obra es buena o mala segun su aceptacion.
    Como dije antes una cosa es el arte personal que uno realiza por propia motivacion y sin vision comercial.Pero cuando una realiza arte para ganarse la vida la opinion del publico debe tener algun valor.
    En definitiva,que cuando alguien realiza arte para el gran publico,su arte es otro producto tan criticable como cualquier otro.
    El hecho de discutir sobre la pelicula en si me parece un acto baldio.
    De la misma manera podriamos estar 15 años discutiendo el porque a mi no me gusta el color rosa y a otro si y el porque esa obra en tonos rosados me parece horripilante y en cambio a otro le parece una obra maestra.

    Me gusta

  75. Uri
    28 septiembre, 2011 a las 13:02

    Y otra cosa KC,en lo relativo a la ciencia nunca he dudado en asesorarme.
    Pero en el terreno artistico yo recelo profundamente de los criticos y mas de los especializados,por que,con toda sinceridad,un critico musical que jamas compuso una cancion o que ni tan siquiera es musico no puede segun mi punto de vista ser competente para criticar obras de gente que si son musicos y si componen canciones.
    Lo unico que transmiten los criticos es su propio gusto personal.
    Asi que si quiero saber si algo me gusta o no lo veo o lo leo y despues emito mi opinion no necesito la opinion de otros.Porque tengo mis propios oidos para decidir si una cancion me gusta o mis propias papilas gustativas para saber si el sabor de algo me gusta o no.
    Y francamente me cansan los especialistas en temas que pretenden postular lo que es bueno o malo.
    Para mi Torrente puede ser una mierda pero para otros es una gran obra.Y no hay una discusion real.Porque ambos tenemos razon,para mi no vale nada y para el otro es una obra imprescindible.

    Me gusta

  76. Julipopi
    28 septiembre, 2011 a las 13:43

    Mireusté,  me  importa un huevo de pato que Terence Malick diera 3, 30 o 300  años de filosofía en el MIT, estoy hasta las gónadas de que profesores de filosofía, e ingenieros técnicos industriales se dediquen a hacer cine. ¿Lo próximo que será? ¿El médico de familia, el arquitecto, el logopeda, el churrero del barrio o que?
     
    Me importa un pito que haga cine contemplativo y que con la poderosa belleza de sus imágenes no pretenda narrar una historia, sino hacerte reflexionar sobre tu propia vida y existencia. O sea, que tengo yo que encontrar en mi mismo el mensaje de la película ¡Vaya, es el colmo de la puta pereza! Vamos que sueltas un montón de evocadoras imágenes envueltas en un guion banal, de puro intelectualoide (véase la delgada línea roja),  y soy yo el que tengo que encontrar el sentido del mensaje. Claro, el sentido es de cada uno, el sentido nace en ti a través de la subjetividad de tu percepción ¡Qué lírico!… ¡Que esto es cine copón! ¡No es un poema! Por mucho que habléis del cine-arte, del cine  ensayo, del cinema verité, el dogma,  y de todas esa putas zarandajas. Aquí cuatro productores avispados han convertido el arte de narrar en un jodido convencionalismo: “esto es cine comercial, esto cine independiente, y esto cine de autor”. Ale, a venderlo. Y los gafapastas de turno se topan con un bodrio denso y duro como un muro de cemento, que ni dios le coge el sentido,  y se ponen a aplaudir con las orejas de puro gozo porque ellos sí que lo entienden.”¿No lo veis ahí? ¡Ahí mismo! ¡Ahí! Es la virgen maría, ahí, ahí,  en las zurraspas de mis calzoncillos”.
     
     Luego hay que aguantar que eres un burro, y un bruto, que no tienes ni idea de cine, ni de arte, ni de filosofía, ni de nada, porque el supuesto cuento, relato, o película (os suena la pregunta “¿pero qué película me estás contando?”), no la entiendes y ¡ojo! No has hecho el esfuerzo por entenderla ni por sensibilizarte ante su belleza. Si no oyes a Dios es porque no lo escuchas o porque eres tonto del culo, que decían los curas. Es la monda…  Esto no es un cuadro, no es una sucesión de imágenes bellas, no es un buen sonido, no es una buena banda sonora, no es un buen guión, no es ritmo narrativo, no es montaje,  no son buenas actuaciones, no es una buena historia… ¡No! ¡el cine es todo eso a la vez! Y un director es quien consigue dar coherencia a todo ello, el que consigue sinergia en la suma individual de esos talentos. Y Mallick no lo logra, os pongáis como os pongáis, y no lo logrará jamás porque, no flipéis, no es (como se han usado de ejemplos) ni Herzog, ni Haneke, ni Kubrick.  Es un profe de filosofía que se entretiene haciendo lo que le sale de la punta del pito (véase el nuevo mundo con pocahontas). Pero no pasa nada, porque “le dará  ceguera histérica  mientras rueda su próxima película, fracasará en USA, pero será considerado un genio por los franceses”.
     
     Lo que pasa es que si no os gusta la peli, o bien sois unos cafres o es que el proyeccionista a metido lámparas de 6000º kelvin en vez de 5400º,  y claro le ha quedado el asunto muy deslucido. Ya lo dice el humilde Mallick “La correcta proyección de las películas se está convirtiendo, rápidamente, en un arte olvidado” (una cartita que mandó a los exhibidores “perdónenme ustedes, yo no quiero faltar, pero recomiendo que dejen de ser  unos incompetentes, especialmente con mi peli, y la proyecten bien” es básicamente lo que dice).
     
    Cuando salga en Blueray, el formato de los cineastas pobres, igual me  manda un email  recomendándome como tengo que poner el brightness/contrast de mi tele. Porque el arte de ver una peli en tu casa tocándote la webada se ha perdido.  Sí, tocarse la webada también es arte, y aquí soy una autoridad, no admito críticas, cada cual que elija su disciplina y a venderla.
     
    Tiene huevos la cosa, no, que no es vanidoso el nene porque no sale en los festivales  y no concede entrevistas. Pobre,  no vaya a ser que alguien le inquiera por el tostón de kilo y medio que se cocina cada vez que se pone tras una cámara. El gurú que recomienda a los exhibidores como proyectar la peli y que desecha en montaje actuaciones de gary oldman (y pone a Adrien brody, santa madre de dios) y que se esconde del mundo porque no está preparado para su genio. Habla de tu criatura, oh padre nuestro, que a los productores bien que les metes el trabuco de cine de autor por el ojete cada cierto tiempo. No, no, nada de cine comercial, no os equivoquéis. Se proyecta en todos los cines del mundo, con brad pitt y Seann pean pero no, todo por amor al arte. El ARTE con mayúsculas, del difícil, del que “si no compra, usted señora, es porque no ha catao arte der weno weno superior ¡que esto es como el cordero, si no te gusta es porque no has probado uno bien hecho! ¡Que eres un muerto de hambre  tol día comiendo pollo!
     
     Pues ale a disfrutar con Mallick, que algún día igual os hace una peli con Christian Bale, uno de esos actores desconocidos con los que suele trabajar, haciendo de Einstein. Ya estoy viendo la escena: Albert con 21 años  preguntándose, mientras mira un diente de león, si el complejo  equilibrio ignoto del universo es la perfecta significación del concepto de divinidad, o si el concepto de divinidad es la increíble relación de caos y orden del universo. El diente de león, mecido por el viento, acaba por llevárselo una ráfaga de aire, y mientras la cámara hace un travelling hasta un imponente plano cenital, vemos un grupo de baile a lo bollywood que se unen a Einstein para danzar al son del temazo de Hans Zimmer  “We  are  pantheistic scientists” (quizás otro plagio de Holst) y todos nos moriremos, de pura catarsis intelectual, entre eyaculaciones colosales.

    Me gusta

  77. 28 septiembre, 2011 a las 21:57

    KC :
    Uri, supongo que por esa misma regla de tres, cuando alguien pasó por delante del mejor violinista del mundo en el experimento de Washington también pudo pensar: “vaya mierda”. Me parece correcto si a uno no le gusta los violines, pero lo que no puede hacer es decir: “menuda mierda de violinista”, si no tiene ni puta idea de violinistas. Más cuando todo el ecosistema de los violinistas y músicos especializados dicen que ese es el mejor del mundo.
    No sé si se aprecia la diferencia, pero creo que es bastante importante.
    En el caso de Malick, está ya bastante claro que de “artista” tiene poco y que más bien es un ARTISTA. ¿Por qué? Bueno, para eso mira todas sus películas y mira a ver qué dicen de él los críticos ESPECIALIZADOS (supuestamente profesionales). Ahora bien, si para nuestro criterio nos basamos en el que nos cuenta el vecino en el ascensor, mal vamos.
    Saludos.

    Exacto: y como yo entiendo de cine, puedo decir: pues menuda mierda de director de cine.
    No soy filósofo y no lo critico como tal, pero sí puedo criticarlo como director de cine.
    Y vaya, si tenemos que empezar a basarnos en lo que dicen los críticos en vez de hacernos una opinión propia, estamos apañados. Una vez les hice caso y vi Magnolia, y menudo tostón.

    Julipopi, me ha encantado tu post.

    Me gusta

  78. 28 septiembre, 2011 a las 22:06

    KC :
    Uri, supongo que por esa misma regla de tres, cuando alguien pasó por delante del mejor violinista del mundo en el experimento de Washington también pudo pensar: “vaya mierda”. Me parece correcto si a uno no le gusta los violines, pero lo que no puede hacer es decir: “menuda mierda de violinista”, si no tiene ni puta idea de violinistas. Más cuando todo el ecosistema de los violinistas y músicos especializados dicen que ese es el mejor del mundo.
    No sé si se aprecia la diferencia, pero creo que es bastante importante.
    En el caso de Malick, está ya bastante claro que de “artista” tiene poco y que más bien es un ARTISTA. ¿Por qué? Bueno, para eso mira todas sus películas y mira a ver qué dicen de él los críticos ESPECIALIZADOS (supuestamente profesionales). Ahora bien, si para nuestro criterio nos basamos en el que nos cuenta el vecino en el ascensor, mal vamos.
    Saludos.

    Exacto, y como yo entiendo de cine puedo decir: pues menudo director de cine de mierda.
    No lo critico como filósofo, pero por supuesto que puedo criticarle como director de cine.
    Y vaya, si tenemos que empezar a fiarnos más de la crítica “especializada” que no ha rodado una película en su vida más que de hacernos una opinión propia, mal vamos. Una vez les hice caso y me tragué el tostón de Magnolia…

    Julipopi, me ha encantado tu post.

    Me gusta

  79. 28 septiembre, 2011 a las 22:07

    No se me había subido el post, lo vuelvo a redactar y veo que sí se ha posteado.
    Mea culpa!

    Me gusta

  80. 13 octubre, 2011 a las 10:44

    Lo poco que he visto hasta ahora de El Árbol de la Vida, me ha encantado, es de una belleza sobrecogedora. Sólo por las imágenes y la música merece la pena. La cita bíblica al principio me extraña bastante y al principio no parece que Malick quiera dar un mensaje muy panteísta, pero ya sé por donde va y estoy deseando terminar de verla.

    Supongo que es cuestión de gustos o de expectativas o incluso de estado de ánimo. personalmente no creo que a los que no les gusta son brutos, ni tontos ni nada de eso. Pero el caso es que es una película muy currada y que desde mi punto de vista, merece mejores críticas.

    Saludos

    Me gusta

  81. Alejandra Isadora
    21 octubre, 2011 a las 2:09

    Jajajajaja…Malick religioso (o seudo-religioso).
    La pelicula es una belleza, tanto en si imagen como en su contenido, y quienes consideran que es religiosa significa que no entendieron nada (Malick no es un director para interpretar, como podria ser Haneke, por tanto no se aplica la idea de “yo no creo que haya querido decir eso”).

    Y si, para mentes limitadas (sin ofender, me refiero a que estan acostumbradas a un tipo de cine = pop corn) la encontraran lenta y mala.

    Pero para mi, verla fue una experiencia….. hermosa pelicula.

    Me gusta

  82. KC
    22 octubre, 2011 a las 15:27

    Julipopi, después de echar la pota podrías coger una videocámara, unos colegas y algo de atrezzo y hacernos disfrutar con tu capacidad artística.Tú debes de ser como ese crítico que dijo que Apocalypse Now era lo peor que se había hecho en Hollywood en 40 años (sí, incluso peor que una de las de Supermán, como comentaba Coppola). O también como ese pase de prensa que criticó una película desconocida llamada Blade Runner y sobre la cual lo mejor que se dijo fue que era “filosofía barata”. Es curioso que algunos periodistas pseudofilósofos catalogaran aquella película de “filosofía barata” y filosofos reconocidos por sus estudios, lecturas y escrituras calificaran la película de “belleza filosófica”.

    Ya te puedes imaginar en qué parte de la película estás tú, ¿no?

    Si quieres escribir algo sobre cine, primero lee. Y si quieres escribir sobre cine poético, primero lee poesía. Y si quieres hablar sobre Malick, primero lee filosofía. Y si no quieres ir al cine a ver a Malick, cambia de pasillo, que tienes al menos otros 10.

    Porque de otra forma, aunque delante de tus colegas seas el gran cinéfilo, delante de otros lo único que estás haciendo es el ridículo.

    Saludos.

    Me gusta

  83. Persona
    23 octubre, 2011 a las 7:12

    Hacía mucho tiempo que no me reía tanto hasta que he leido la entrada de Julipopi. La verdad es que de cierta manera entiendo su punto de vista, lo mismo opino yo de la obra de Lars von Trier, y a lo mejor a el le pone todo humedo, pero eso es cuestión de que el arte es subjetivo, y en alusión a Uri y KC, el arte se define por su estilo y su ejecución, te pueden gustar una de las dos, las dos o ninguna, de esta manera si eres un fanático de la bandurria el mejor de los violinistas te puede parecer lo más soporifero que ha parido madre, luego está la educación a la hora de demostrar su opinión sobre el tema, pero desde luego KC lo que no se puede hacer es imponer gustos. A lo mejor si se pudiera iriamos mejor, no tendríamos que tragar carros y carretas que producción mediocre todo el santo dia, pero me da que no va a ser así.

    Que no haya mercado para este tipo de obra… ese es otro cantar, pero ese debate pertenece más al (mi tema favorito) sistema educativo deplorable que no enseña a asimilar y reflexionar sino a memorizar y ejecutar. Si te quieres encabronar KC, hazlo con el público, que al fin y al cabo es el que paga las entradas, las cuales dan dinero a las salas de cine, los cuales pueden pagar a… bueno, creo que puedes seguir el desarrollo del planteamiento tu solo.

    Sun saludo.

    Me gusta

  84. KC
    23 octubre, 2011 a las 15:03

    Persona, si crees que aquí soy yo el que impone gustos, creo que no te has enterado de la película, nunca mejor dicho…

    Para mí es 0 entendible el hecho de que hayan personas que se quejen de algo que no le gusta pero que además van a ver, como por una especie de extraño morbo en el que lo que realmente les gusta es criticar por criticar y decir la primera gilipollez que se le pasa a uno por la cabeza.

    Vamos, lo de los gustos y los colores ya lo sabemos todos. Pero por eso, si a mí no me gusta el verde, cojo otro pincel y no me pongo a decir imbecilidades cuando además no tengo ni zorra de ese color.

    Que a ti eso te parezca más o menos “encabronarse”, me es indiferente, como comprenderás.

    Saludos.

    Me gusta

  85. Rhay
    23 octubre, 2011 a las 16:45

    Yo creo que no estáis entendiendo a KC, sinceramente. Si ya conoces a Mallick y sabes que no te gusta, no vayas al cine a ver una película suya. A mí me repugna Bigas Luna, por lo tanto, no voy al cine a ver una película suya. Me voy a la sala de al lado que seguro que hay algo que me guste más.

    El post de julipopi es muy divertido, pero no dice nada de nada. Básicamente está ejerciendo de ese crítico intelectualoide que tanto le repugna para denostar el trabajo de un cineasta. Pues muy bien, pues me alegro mucho por él. Pero está en el mismo saco que esos a los que ataca sin piedad.

    Y con respecto a si para cierto tipo de arte hay que tener una formación, no estoy del todo de acuerdo. El arte es cuestión de transmisión emocional, y como las emociones son subjetivas, lo que a mí me parece una obra cumbre a otro le puede parecer un truño de dimensiones bíblicas. ¿Por qué me encanta Miró, y en cambio me repugna Tàpies? Si los dos son abstractos, los dos forman parte del surrealismo mágico, a los dos se les cataloga dentro del onirismo plástico, los dos son catalanes, los dos se han formado en París… Pues porque Miró me transmite cosas que Tàpies no me consigue transmitir. Y nada más. ¿Eso convierte a Tàpies en un intelectualoide que sufre erecciones cada vez que acaba una obra? No. Le convierte en un artista que a mí, personalmente, no me gusta. Ya está. Si tuviera una cantidad de pasta indecente, probablemente trataría de comprarme un Miró, un Rothko o un Pollock, que me encantan. Probablemente no daría ni un duro por un Tàpies o un Chagall, que me repugnan.

    Me gusta

  86. Persona
    24 octubre, 2011 a las 1:36

    Kc, creo que tu estás viendo el vaso medio lleno y yo medio vacío o viceversa. Al final del día esta gente que entra a una sala de cine o una galería de arte y paga su entrada está contribuyendo a la obra del autor, y están en su derecho a disentir. Luego, como ya he dicho, está la educación de cada uno a la hora de expresar dicha disension. Mientras la sangre no llegue al río y no vayan con antorchas y horcas a los cines, se quemen libros o piezas de arte estamos en nuestro derecho a criticar salvando los márgenes del respeto.

    Y ahora directamente te pregunto ¿cual de estas dos actitudes te parece mejor, criticar una obra o criticar tus gustos? Sinceramente tu decisión de optar por un determinado gusto me parece muy respetable, de hecho la afirmación de la personalidad se basa en la constancia en el seguimiento de ciertos patrones, pero hazte un favor, no taches de imbecilidades las opiniones sobre un tema subjetivo, porque tu opinarás que eso no es imponer tus gustos, pero denigrar la opinión de otra persona en pro de la propia… te lo digo como consejo, no como crítica, más que nada por instinto de autoconservación, me caztas? Si alguien te provoca con comentarios inflamantes como ha hecho Julipopi, por favor, no te rebajes a su nivel hombre.

    Rhay, estoy de acuerdo contigo, pero es que si quieres podemos llegar más allá: te puden gustar etapas de Picasso y otras no, o ciertas obras de una etapa y otras no, o ciertas técnicas y otras no, así como a mi me pueden gustar ciertas peliculas de Coppola y otras no, o así mismo, me puede gustar una edición de una de sus películas y otra no. Estamos todos de acuerdo que la percepción del arte varía según la persona, por eso demos una oportunidad a cada uno de tener criterio propio. Si aparece un Julipopi poniendo a un autor como Mallik a caer de un burro poniéndolo de ejemplo desde su punto de vista de comercialización del cine de arte y ensayo no te lo tomes a título personal por tus gustos personales, hazle entender según tu punto de vista las razones por las que crees que está equivocado.

    Y para finalizar KC, respeto el valor o su carencia que le puedas dar a mis opiniones pero yo valoro las tuyas, así como las de Rhay y el resto de los habituales por eso si creo que puedo hacer algo por mejorarlas lo haré, si consideras mi aportación erronea me parece la más respetable de las opiniones, pero lo que no voy a hacer es quedarme indiferente por lo que ya he dicho, una afirmación correcta se puede matizar para hacerla mas accesible o mas precisa si hay cabida.

    Sun saludo.

    Me gusta

  87. 24 octubre, 2011 a las 10:47

    Rhay, quizás no sea tanto que haga falta formación para disfrutar cierto tipo de arte, como que ayude a apreciarlo a mas niveles. Tu por ejemplo aborreces de Chagall y de Tapiés pero te encanta Miró. Para llegar a eso no has necesitado formarte? Entiendase claramente que no me refiero a formación reglada, que no se si es tu caso. Pero el hecho de que distingas entre unos y otros ( no me refiero a que seas capaz de decir de quien es un cuadro con solo mirarlo, si no a que sepas que a ti te “estimulan” unos y otros de manera bien distinta) como minimo implica que has visto bastante obra de cada uno de ellos, y eso no deja de ser formación.
    No hace falta formación, ya que a mi me encantan Kandinsky y Rodchenko y no apostaria ni dos euros a ver si soy capaz de distinguir con un porcentaje alto de aciertos entre cuadros de la escuela idealista y la constructivista, ni siquiera podría nombrar a mas de un par de cada lado. Y por supuesto, ni siquiera podría expresar con palabras muy certeras el porqué me gusta una cosa y la otra. Pero estoy convencido de que si supiese mas, lo disfrutaría mejor.

    Yo no puedo estar mas de acuerdo con KC, y parecerme mas chorras el post de juli, aunque podría llegar a hacerme reir si fuese como monologo del club de la comedia.
    Quien como crítica diga cosas del estilo “Y los gafapastas de turno se topan con un bodrio denso y duro como un muro de cemento, que ni dios le coge el sentido, y se ponen a aplaudir con las orejas de puro gozo porque ellos sí que lo entienden” tiene mucho que mirarse en el psicologo. Porque sinceramente, es como decir que la teoría de las supercuerdas es una gilipollez inventada por cuatro fisicoides, que ni ellos mismos la entienden y que lo unico que han hecho es usar un simulador de frases con palabros raros y largos para joder al personal y quedar de listos. Y todo eso poprque tu no lo entiendes.

    Asúmelo, muchacho. A veces hay cosas a las que no llegas, no pasa nada. Los que lo entienden y lo disfrutan probablemente, como hacía Rick, no te desprecian porque ni siquiera se paran a pensar en ti. El director no hace la pelicula para reirse de ti, porque a fin de cuentas, en tu mano está el ir a verla o no.
    Y prueba a cambiar el discurso, lo encontrarás mas productivo y realista. Te propongo, para que empieces a pensar en ello, un cambio básico. En vez de “es una puta mierda, no lo entiende nadie y es pretencioso” prueba “no me gustó”. Es sencillo, y de verdad, ya está muy pasado lo del supuesto desprecio de los intelectuales a los que no alcanzan su gusto refinado. Eso queda muy obrero, pero poquitos son los que así actúan, y de verdad, al igual que con lo de la película, en tu mano está el no frecuentar esos ambientes. Si esa opción no te va, pues solo quedan dos posibilidades. Idiotez o masoquismo.

    Me gusta

  88. Rhay
    24 octubre, 2011 a las 11:34

    Al hilo de lo que dice Marino, me viene a la cabeza que a Mozart se le tenía por un compositor mediocre y escatológico para las altas cúpulas de la Corte de Austria, mientras que arrasaba en los teatros del pueblo llano con sus óperas. Dudo mucho que nadie al que le guste la música considere hoy en día “El sueño de una noche de verano” una astracanada, y en cambio en la Corte del siglo XVIII así se consideraba. “Don Giovanni” no llegó a estar en cartelera ni un mes, y “Las bodas de Fígaro” estuvo censurada por subversiva. Con esto quiero decir que no siempre los “entendidos” tienen el gusto lo suficientemente refinado como para determinar si una obra es una genialidad o por el contrario es una mierda enorme.

    Estoy de acuerdo contigo, Marino, en que es verdad que para distinguir un cuadro de otro hay que haber visto muchos, o haber leído algo sobre sus autores. Pero independientemente de la formación que se tenga, o el cuadro te llega, o no te llega. ¿Por qué me gusta Miró y Tàpies no? Pues por los colores, por las formas, por las asimetrías… Por su conjunto, quizás. O porque a lo mejor a mí me parece una tomadura de pelo llamar “arte” a salir a la calle y pegar en un lienzo el primer escombro que te encuentres al doblar la esquina, y eso lo vendas por una millonada. No lo sé… El caso es que uno me transmite, y el otro no. Y esto entronca con lo que he dicho siempre: el arte se disfruta, no se entiende, porque el único que sabe el significado real de una obra es el propio autor. El resto son interpretaciones que pueden estar más o menos lejos del significado real, pero nada más. Y es que tiene que ser así, porque si el artista creara su obra pensando en lo que va a decir el público en lugar de usarlo como una forma de expresión subjetiva, probablemente no tendríamos ni el 1% de las obras que tenemos hoy en día. ¿Alguien se piensa que si García Lorca hubiera pensado en el público al escribir “La casa de Bernarda Alba” sería tan espectacular como es? No, es evidente, porque el autor se habría encontrado con una cortapisa a su propia creatividad artística. Esto se puede trasladar a cualquier artista. Cuando Nijinsky y Diáguilev presentaron el ballet del “Prélude a l’après-midi d’un faune”, en la Ópera de Paris, casi los corren a gorrazos, porque en la coreografía se incluía una masturbación figurada. Si hubieran pensado en el público, esa parte se habría cortado, y el ballet hoy en día no tendría sentido. Con todo esto, lo único que pretendo decir es que el arte es una expresión subjetiva que puede o no llegar al público, pero no porque no llegue al público de repente se convierte en algo “intelectualoide hecho con la intención de reírse del público” ni queda reservado para “los gafapastas de turno que se topan con un bodrio denso y duro como un muro de cemento, que ni dios le coge el sentido, y se ponen a aplaudir con las orejas de puro gozo porque ellos sí que lo entienden”. Pues bien por ellos, que lo han entendido y han conseguido que esa obra les transmita algo. A mí personalmente me parece una tomadura de pelo mucho mayor cualquier filme tipo “scary movie” y sucedáneos, y no voy por las calles pregonando que son una mierda del tamaño de los anillos de Saturno. Pues mira, si hay gente que le apetece ir al cine a desconectar durante un rato de la realidad mientras ve un truñito de estos, ¿quién soy yo para mirarlos por encima del hombro? ¿Qué pasa, que como a mí me encanta John Ford o me corro con Fellini soy más mejor que ellos?

    Persona, llevas toda la razón. No todas las obras de un mismo artista te llegan de la misma manera, o te gustan igual. De todas maneras, no me tomo como algo personal comentarios de nadie. Mallick no necesita defensa, su defensa es su trabajo artístico. Habrá quien lo considere un coñazo, y quien lo considere un genio. Yo personalmente no me encuentro ni entre los primeros ni entre los segundos. Creo que un cineasta tiene películas mejores y películas peores, y eso no lo convierte de repente ni en gurú del arte ni en un gafapasta insoportable. Recordemos que Peter Jackson es autor de “El Señor de los Anillos”… pero también de “Mal Gusto”. Pues mira.

    Me gusta

  89. KC
    24 octubre, 2011 a las 12:39

    Hombre, no es que quiera ir de víctima, pero si aquí hay alguien a quien se le está negando su afición a un determinado tipo de cine es a mí. Soy yo el que ha defendido en esta misma entrada que cada uno puede tener su gusto, que como ya hemos dicho es un concepto bastante subjetivo y particular, que además puede ser variable a una serie de circunstancias.

    Que sí, que me parece muy bien que a alguien no le pueda gustar Mozart, o Einstein, o Hawking, o Dalí, o Tapies, o Malick, o Lennon o Nadal, o el estilo del Milán de fútbol, pero eso no da licencia para decir que eso sea “malo”. Sobre todo, y ya me cansa el repetirlo, cuando uno no tiene ni zorra de por qué la obra de Dalí es considerada de las más importantes de la historia del Arte contemporáneo. Que sí, que también habrá cuadros que te gustarán más o menos, pero la cuestión es que Dalí era un artista como la copa de un pino, por mucho payaso que sin saber de arte diga que le parecen “cuadros raros”. O que algunos cuadros de Picasso le parecen garabatos que podría hacer su hijo de 14 años (es decir, confundir un estilo técnico determinado con la mayor o menor destreza de ese autor, cosa que se ha hecho en esta entrada a menudo).

    Decir que Malick es un mal director es tener una noción de las cosas bastante patética.Uno puede decir que no le guste Mozart, pero no puede decir que fuera mal músico, porque con toda seguridad, y esto no lo digo yo, sino el director de cualquier filarmónica, eso sería básicamente una gilipollez tan grande como la catedral de Sevilla, porque ya ha quedado demostrado, por diferentes motivos, su capacidad.

    Básicamente sería una gilipollez tan grande como decir que la película de Malick es mala porque es “demaisado lenta”, cosa que hace que me pregunte cómo debería ser una película poética y filosófica para evitar ese problema. Es como si yo digo que Terminator me pareció una película de demasiada acción. Vamos, es que me río sólo de escribirlo, sinceramente.

    Pues mira, si hay gente que le apetece ir al cine a desconectar durante un rato de la realidad mientras ve un truñito de estos, ¿quién soy yo para mirarlos por encima del hombro? ¿Qué pasa, que como a mí me encanta John Ford o me corro con Fellini soy más mejor que ellos?

    Rhay, esta especie de paranoia mental que tenéis algunos no acabo de entenderla, supongo que porque yo no me dedico a ver películas para luego dármelas de nada. Es más, y aunque parezca lo contrario, cuando salgo a la calle no me pongo a hablar del cine de Malick. Tengo varias cosas mejores que hacer. Creo que deberías empezar a distinguir entre alguien que va a saborear una obra intelectual y el que tiene carencias psicológicas y cree que todo el mundo le toma el pelo o que todo el mundo hace como él: ver dos películas e ir de intelectual.

    Te doy la razón en lo que dices, faltaría más. Pero lo que yo quiero decir es que si uno está generalmente acostumbrado a ver películas del tipo Scary Movie, luego que no venga diciendo gilipolleces sobre Ford o Fellini, porque no tiene el sentido crítico suficiente para valorar ese tipo de películas que NO TIENEN NADA QUE VER.

    Hoy, más que nunca, uno se puede informar de una obra antes de consumirla. Tiene cientos de medios, desde foros, hasta revistas, webs especializadas, etc. Lo que no puede ser es esperar que, si a ti no te gusta ACDC, vayas a ver un concierto esperando lo contrario y que cuando salgas, además, digas que ACDC es un grupo malo porque el estilo te parece una mierda y además su técnica musical no te parece acorde. Eso, para mí, es ser un pobre desgraciado que no entiende nada. Básicamente.

    No pasa nada por ser un desgraciado, yo también lo soy muchas veces en muchos ámbitos. Eso sí, intento mejorar y cuando veo que no tengo nada que decir, prefiero callarme y dejar sonar el silencio del cual se aprende muchas veces.

    Persona, quería decir que me es indiferente la calificación psicológica con la que crees que yo escribo estos posts. No sobre el contenido en sí de tus comentarios. La diferencia es bastante importante.

    Saludos.,

    Me gusta

  90. Rhay
    24 octubre, 2011 a las 13:24

    KC :lo que yo quiero decir es que si uno está generalmente acostumbrado a ver películas del tipo Scary Movie, luego que no venga diciendo gilipolleces sobre Ford o Fellini, porque no tiene el sentido crítico suficiente para valorar ese tipo de películas que NO TIENEN NADA QUE VER.

    Efectivamente. A eso me refería exactamente. Si estás acostumbrado a las novelas de Corín Tellado, a lo mejor Tolstoi o Stendhal te parecen un peñazo, pero eso no implica que realmente lo sean.

    Me gusta

  91. Rhay
    24 octubre, 2011 a las 13:34

    KC :
    Rhay, esta especie de paranoia mental que tenéis algunos no acabo de entenderla, supongo que porque yo no me dedico a ver películas para luego dármelas de nada. Es más, y aunque parezca lo contrario, cuando salgo a la calle no me pongo a hablar del cine de Malick. Tengo varias cosas mejores que hacer. Creo que deberías empezar a distinguir entre alguien que va a saborear una obra intelectual y el que tiene carencias psicológicas y cree que todo el mundo le toma el pelo o que todo el mundo hace como él: ver dos películas e ir de intelectual.

    ¿Esto lo dices por lo que yo escribo? Porque si es así, no has entendido nada de lo que he escrito hasta ahora, KC. Estoy diciendo precisamente todo lo contrario, que el cine, como cualquier arte, es subjetivo, y que hay gustos para todo, y nadie somos nadie para censurar el gusto de nadie. Esto es, en resumen, lo que yo propongo. A mí, como a ti, los que van de intelectuales porque han visto una peli de Kiarostami y otra de Kusturica y se creen ya en posesión de la verdad para determinar qué es bueno y sublime y qué es una mierdecita inmunda, me caen bastante mal, la verdad. Fíjate si lo sé distinguir.

    Por cierto, yo tampoco voy hablando por la calle de Mallick, ni dándomelas de nada. Te aseguro que como tú, tengo cosas más importantes que hacer en la vida.

    Me gusta

  92. Uri
    24 octubre, 2011 a las 15:44

    El arte es subjetivo,por tanto.que sea bueno o malo depende del sujeto que lo percibe.
    Tal vez lo que sea incorrecto sean los adjetivos “bueno” y “malo”,tal vez debieramos referirnos a ello como si nos ha llegado,nos ha transmitido,nos ha comunicado o nos ha entretenido.
    En ese sentido,si no te gusta Malik,lo justo seria decir precisamente eso ya que si ha hecho varias peliculas con exito no puede ser “malo” desde el punto de vista tecnico,es decir,no puedes considerarlo un mal cineasta,pero desde el punto de vista artistico no te parece bueno.
    Y la comparacion con “Scary Movie”,es injusta es como comparar un coche con un barco (estan hechos para cosas distintas).Y “Scary Movie” es una obra sincera,dudo que nadie la haya ido a verla sin saber que iba a ver.
    Es todo lo que en justicia se le puede pedir a una obra,que sea sincera y que no te engañe.
    Y en ese sentido quien va ver “Scary Movie” sabe a lo que va y quien va a ver a Malik tambien (o debiera).

    Me gusta

  93. Persona
    24 octubre, 2011 a las 23:58

    Antes de nada, no jodas Rhay, KC no se refería a ti, vamos, es lo que he entendido yo. El tema en general es que en cuanto a la percepción del arte, en este caso si es democrático, tenemos que desconectar un poco el chip que usamos para lo referente a ciencias exactas, y esto lo podemos trasladar a las ciencia sociales, lo que a uno le puede parecer correcto (ya no bueno o malo) no tiene porque parecerselo a los demás. En este tema si cabe la autocrítica y si uno piensa que algo se puede hacer mejor está en su derecho de expresarlo, luego estan los Julipopis que por hacer un post gracioso se pasa por falta de respeto, pero en lineas generales está expresando su opinión.

    En el caso particular de esta película, la fotografía es muy buena (se nota para que tipo de salas está pensada), así como la música, el ritmo me parece el acertado para el desarrollo de lo que se pretende transmitir y el mensaje que envia, si te pilla en un momento receptivo, invita a la reflexión, pero no es una película perfecta, lo cierto es que muy pocas lo son, también tiene sus fallos. En mi opinión, Brad Pitt y Sean Penn no son los actores que mejor encajan en esos papeles, pero es una apreciación personal. Puedo entender lo que dice Julipopi a propósito de la elección del reparto, no es tan descabellado lo que dice y no es de extrañar que desde un punto de vista negativista llegue a la conclusión de que pueda ser un intento de comercialización del cine de ensayo.

    En todo caso, intentemos (yo incluido) no ser hooligans del arte. El arte es una expresión íntima de la personalidad y así es como se debe de interpretar, intentemos no politizarla para afianzar nuestras afirmaciones. En fin, que no nos tomemos todo tan a pecho, por lo menos mira, podemos discutir sin lanzarnos los trastos.

    Sun saludo.

    Me gusta

  1. 20 septiembre, 2011 a las 20:10
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: