Inicio > Ciencia, Escepticismo, Magufadas > La magufería contada en la barra de un bar

La magufería contada en la barra de un bar

10 noviembre, 2011


El término magufo se ha construido a partir de las palabras magos y ufos y hace referencia en sentido estricto a los que apoyan que los extraterrestres nos están visitando o que existen fenómenos mágicos a nuestro alrededor. De forma genérica se aplica a aquellos que aluden a causas esotéricas para interpretar fenómenos desconocidos o, simplemente inventados. Este término es considerado peyorativo por algunas personas ya que piensan que muchos aspectos de la ciencia que hoy damos por válidos fueron considerados una magufada en su momento. Para poder explicar con detalle que no es exactamente así tendría que recurrir a narrar muchos momentos de la historia de la ciencia y aludir a cómo los grandes descubrimientos han venido tras un trabajo experimental riguroso y no por una ocurrencia con la que se han llenado páginas, sin haberse tomado la molestia de comprobarla.

De eso hablaba el otro día con unos colegas que me pidieron que les explicara de una forma sencilla cómo operaba un magufo, qué diferencias podía haber entre ese comportamiento y el de un científico que explora nuevas vías de conocimiento. Teniendo en cuenta que muchos de mis contertulios no tienen una formación científica no quise extenderme con términos muy técnicos acerca de cómo opera la ciencia y busqué un símil más mundano. Les dije:

Imaginad que un día acudís a las carreras de caballos y a la entrada del hipódromo alguien os regala 10 euros con la condición de que debéis gastarlo en una apuesta. Cuando os acercáis a la taquilla para preguntar sobre los caballos el empleado os comenta: en la próxima carrera correrán 5 caballos, pero no irán numerados del 1 al 5, sino que su numeración podrá ser cualquier número entre el 1 y el 1.000. Hasta 5 minutos antes de que empiece la carrera no se sabrán los números asignados a cada caballo. ¿Qué hace una persona prudente, uno de eso que algunos llaman escépticos? Pues se espera a que se asignen los números y entonces hace la apuesta. Pero también podría ocurrir que mientras esperáis se os acerque alguien y diga: “esta carrera la va a ganar el caballo número 428”. Entonces si le preguntas cómo lo sabe, te dirá que se sabe desde hace tiempo, pero que los dueños del hipódromo no lo quieren contar para ganar más dinero. De nuevo preguntáis “ya, ya, eso está muy, pero ¿cómo sabes el número si aún no ha salido?”, entonces puede haber enfados que pueden acabar en algo personal si se te ocurre preguntar por la fuente de la información que asegura que el 428 es uno de los números elegidos.

Esa es la forma estándar de operar del magufo, soltar una ocurrencia y esperar que todo el mundo le crea. Y si os dais cuenta puede que acierte, pero tiene 1/1000 posibilidades de que sea así pero, ¿alguien se pondría en manos de los manejan la realidad de esta forma?

Imagen tomada de La tasca del número 16


  1. KC
    10 noviembre, 2011 de 9:27

    ¿Y a los que defienden que se recorten también los proyectos científicos (entre los que entran estudios contra enfermedades, seguridad en los vehículos, medidas para contaminar menos, entre otras)? ¿A esos cómo se les puede llamar?

    http://mun.do/rVdmnA

    Saludos.

  2. KC
    10 noviembre, 2011 de 9:31

    El 38%, es decir, 1741 personas en el momento en que pongo la encuesta creen que los recortes deben afectar también a los proyectos científicos. Supongo que luego son los que se quejan de que la Ciencia no avanza y tal.

    Saludos.

  3. KC
    10 noviembre, 2011 de 9:33

    Me pregunto cuál sería el resultado si en vez de “proyectos científicos” fuera la retransmisión del Mundial que viene.

  4. 10 noviembre, 2011 de 9:49

    Manuel:

    O nos invitas una ronda de esos bares a los que vas o me dejas citar tu ejemplo mañana viernes que tengo una reunión en un bar, por qué eso de nada más leerlo como que no va :mrgreen:

    Y ya en serio: se nota que eres un buen maestro. Saludos.

  5. Persona
    10 noviembre, 2011 de 10:08

    Me da que ese 38% votaría lo mismo si en vez de investigación pusiera educación KC.

    En relación al artículo, en mi opinión a los magufos se les puede aplicar el dicho de que hasta un reloj parado parado da la hora correcta dos veces al día, lo que significa 1 entre 43200 de sus chorradas. Es lo que tiene el meseocurre, que no requiere esfuerzo.

    Sun saludo.

  6. Nanowires
    10 noviembre, 2011 de 10:48

    yo a mis amigos siempre les digo que cuando les salte la “alerta magufa”, le pregunten al susodicho “-y eso como funciona?”. En algún momento dirá un “no se”, y ahí tienes que cortarle y decirle que lo demás son especulaciones.

    “-Vi una luz moviéndose en el cielo que no sabia que era, así que deben ser extraterrestres en una nave espacial… no hijo, el punto y final tienes que ponerlo después del “no sabia que era”

    Lo malo es que arraigan mucho.. ayer un amigo me pregunto si el doctorado que voy a hacer es sobre los ataques del HAARP y los ruidos que esta haciendo en distintas partes del mundo..

    …si hijo si.. de eso mismo..

  7. David D
    10 noviembre, 2011 de 11:44

    Manuel, es muy probable que cuando pidas fuentes “fiables” de que tal número va a salir te contesten:
    -“Lo dice en la biblia. Fijate, si restas 3/4 de un tiempo de los siete tiempos mencionados en el libro de Daniel a los tres días que jesus estuvo muerto y luego se lo sumas al número de páginas que tiene el libro de revelaciones (versión reina valera) se puede ver “sin ningún género de dudas” que el siguiente caballo será el 428, y además será rojo como el caballo de la guerra del libro de revelaciones”.
    Ante eso, yo personalmente casi prefiero tomarme otra cerveza que ponerme a “razonar”.

  8. pocose
    10 noviembre, 2011 de 20:31

    Todos podemos y debemos desmontar las magufadas siempre que tengamos ocasión de ello.
    Pero lo tenemos difícil cuando los magufos ya disponen de importantes recursos económicos, pues entonces no tienen ningún problema en utilizar todos los recursos incluidos los científicos y tecnológicos, no para demostrar la veracidad de sus postulados, sino para mejorar y perpetuar su rendimiento económico.
    Muy de agradecer la labor de este y otros magníficos blogs al respecto.

  9. juanjose
    10 noviembre, 2011 de 23:35

    Francamente, yo apostaria al 428.

    Mas que nada porque existe una posibilidad de una vez salgan los numeros de los caballos, uno de ellos lleve el 428, apueste a otro caballo, y gane el 428.

    Y aunque semejante posibilidad sea estadisticamene justificable y altamente improbable, prefiero perder los diez euros de entrada a arriesgarme a tener que soportar la cara de satisfaccion del que venia con el soplo.

  10. iris
    14 noviembre, 2011 de 1:01

    Otro símil sería el de los (antiguos) vendedores de mapas de tesoros. Hay que tener en cuenta que la víctima ideal del magufo es la misma, alguien que espera lograr con atajos su objetivo o alguien al que su deseo de creer le nubla el espíritu crítico.

  11. 9 enero, 2012 de 18:35

    Cuidadín con el nuevo “fin del mundo-2012-todosevalamierda-losreptilianosnosgobiernan” que me acabo de encontrar…

    http://es.noticias.yahoo.com/blogs/cuaderno-de-ciencias/el-supervolc%C3%A1n-dormido-bajo-alemania-153131680.html

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: