Inicio > Ciencia, Escepticismo, Magufadas > Palabra de Nobel

Palabra de Nobel

19 diciembre, 2011


En ciencia el argumento de autoridad debe tener poco valor, su fortaleza debe residir en la carga de la evidencia. Es cierto que los conocimientos y la experiencia son muy importantes, pero los argumentos han de estar apoyados en resultados experimentales y las teorías científicas han de estar construidas a partir de observaciones y datos recogidos por la comunidad científica. Es por ello por lo que no debemos tomar un discurso como válido simplemente porque proceda de un eminente científico, aunque éste sea un premio Nobel. Si bien es cierto que se ha de mantener el reconocimiento y la educación que merece la opinión de alguien que ha demostrado su validez en el mundo de la ciencia, también hay que considerar que todos somos humanos, y podemos equivocarnos en un momento dado.

La ciencia tiene muchos sistemas de autoprotección , uno de ellos es aquel que dice que los datos experimentales dictan sentencia, los presente un científico predoctoral o un eminente catedrático. Y las controversias y disidencias deben a su vez estar basadas en otros datos experimentales, no en elucubraciones ni ocurrencias, por muy ilustre que sea quien las proponga.

Porque ya hemos sido testigos en varias ocasiones de cómo premios Nobel se han introducido en sendas y opiniones no apoyadas por el rigor experimental, pasando la tenue franja que separa la ciencia de la pseudociencia. Recordaré alguno de esos ejemplos:

El bioquímico estadounidense Kary Mullis, Nobel en Química en 1993 por su invento de la técnica de PCR (Polymerase Chain Reaction). Mantiene dos curiosas opiniones, por un lado afirma que el VIH no es el responsable del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), y por otro que los clorofluorocarbonos (CFC) tengan relación alguna con la destrucción de la capa de ozono. Hasta el momento, hasta donde yo sé, y pese a la vehemencia de sus afirmaciones, no se le conoce ninguna publicación científica o trabajo experimental firmado por el señor Mullis que permitan apoyar sus palabras.

James D. Watson, biólogo estadounidense galardonado en 1962 con el Nobel en Fisiología o Medicina por resolver la estructura de la molécula del DNA afirmó que “Los negros no tienen por qué poseer la misma inteligencia que los blancos”, mostrando de esta forma una opinión basada más en prejuicios racistas que en resultados experimentales.

Su acompañante a la hora de recoger el Nobel, Francis Crick, no le anduvo a la zaga cuando se hicieron públicas cartas en las que Crick se mostraba a favor de la eugenesia positiva, una idea desterrada a principios del siglo XX, y cuyos presuntos resultados positivos no han sido demostrados.

El doctor en farmacología estadounidense Louis Ignarro recibió en 1998 el premio Nobel en Fisiología o Medicina al establecer el papel del óxido nitroso en la regulación de la presión sanguínea. Poco después de recibir el premio desarrolló un suplemento alimenticio, al que llamó Niteworks, que vendió a la empresa parafarmacéutica Herbalife, que se dedica a la nutrición y control de peso. Nadie ha demostrado que ese producto funcione, y la empresa ya ha sido sancionada en alguna ocasión por afirmaciones engañosas y venta piramidal.

En definitiva, la opinión de una autoridad no es suficiente, por muy cualificado que esté quien la sostiene: se deberá fundamentar con razones y con pruebas, teniendo que pasar los mismos controles de calidad que cualquier otra afirmación sostenida en el campo de la ciencia.


  1. KC
    19 diciembre, 2011 a las 13:43

    Sobre el perfecto desgraciado mental de James Watson decir que es bastante risible ver a un genetista hablando de inteligencia como si supiera algo sobre Psicología, sobre la cual ya dejó bastante patente que no tenía ni la menor idea. Como no podía ser de otra forma, él se refería a una generalidad poblacional y no a sujetos individuales, los cuales no siguen el patrón que él parece indicar, y por supuesto omitiendo la gran influencia del medio social en la historia de las dos poblaciones referidas. No es que Watson dijera únicamente que los negros no tienen por qué ser igual de inteligentes que un blanco (que podría serlo si hablamos de sujetos y no de poblaciones, donde es evidente que influyen otros elementos como el medio social, a diferencia de lo que pueda ser la altura, por hacer una comparación de asignación puramente genética), sino que sus sus palabras exactas para confirmar su tesis fueron las siguientes:

    Existe un deseo de igualdad, pero quienes tienen empleados negros saben que no es así

    Es decir, en resumen podríamos decir que es perfectamente compatible ser un absoluto gilipollas ignorante y además tener un Premio Nóbel. Pero vamos, que esto está a la orden del día, comenzando por un par de catedráticos de Derecho que he tenido la desgracia de conocer.

    Saludos.

    P.D.: a Crick también le dio por hablar sobre la panspermia dirigida, que básicamente consiste en lanzar una nave espacial con formas elementales de vida hacia un planeta para que surja otra vez la vida (supongo que en su concepción incluso la misma vida que aquí). Sería una teoría interesante, más allá de degradar la idea de la panspermia natural, si no fuera porque nunca explicó cómo sería posible que una nave espacial esquivara los límites físicos que impone el Universo (incluso aunque los neutrinos superen la velocidad de la luz). Supongo que pasa cuando un genetista habla sobre física….

    Con todos mis respetos, menudo par de gilipollas se llevaron el Nóbel, y la pobre Rosalind Franklin fallecida prematuramente posiblemente por sus trabajos sobre clistalografía, entre ellas la del ADN, que posteriormente usaron de una forma un tanto sospechosa estos dos en connivencia con el superior de Franklin, sobre la famosa Fotografía 51 (http://es.wikipedia.org/wiki/Fotograf%C3%ADa_51) Al menos una mención podrían haber hecho, pero así se hace la gloria de algunos, a base de plagios, atropellos y gilipolleces varias.

    El problema de este mundo, entre otros, es que confundimos gilipollas con conocimiento con sabios y sabios con gilipollas con conocimiento.

    Me gusta

  2. juanlarra
    19 diciembre, 2011 a las 13:49

    Buen artículo, Manuel. Te felicito.
    Debemos desmantelar ese concepto que tenemos en la sociedad sobre que cuando un Nobel habla, lo que dice es ley. Como si “lo dijo un Nobel” desacreditaría por completo alguna idea que yo tenga (no soy racista, por ejemplo, como este Mullis), como si a través de la mismísima boca de esta persona viniera la verdad universal.
    Las leyes que nos las cuenten en trabajos científicos de unas cuantas hojitas, con unas bonitas demostraciones, y que se reproduzcan luego por otros científicos con iguales resultados.
    Saludos!!!

    Me gusta

  3. juanlarra
    19 diciembre, 2011 a las 13:56

    Perdón, me olvidé de comentarles el datito de que ya sabemos que hay premios Nobel no tan excelsos como es el caso de Al Gore (demandado actualmente por estafa justamente el motivo por el cual fue galardonado con dicho premio, su movimiento ambientalista), y Barack Obama. Personalmente, yo lo veo como una tomada de pelo. Ahora sí, saludos!!

    Me gusta

  4. Odiseo Blabla
    19 diciembre, 2011 a las 22:01

    “la opinión de una autoridad no es suficiente, por muy cualificado que esté quien la sostiene: se deberá fundamentar con razones y con pruebas”

    Un buen principio, para aplicar en la vida, no solo en la ciencia.

    Me gusta

  5. rfernandez
    19 diciembre, 2011 a las 22:30

    Que casualidad, acabo de leer hace poco el libro “ADN El Secreto de la Vida” de James D. Watson y me sorprenden esas declaraciones.
    .
    Mas que nada porque el primer capítulo entiendo que ofrece una opinión radicalmente distinta (anti-racista).
    .
    Por otro lado, en el mismo libro reconoce ampliamente el trabajo de Rosalind Franklin sobre quien dice que, de haber seguido viva, debería haber obtenido el premio Nobel.
    .

    Me gusta

  6. KC
    20 diciembre, 2011 a las 0:32

    rfernandez :
    Por otro lado, en el mismo libro reconoce ampliamente el trabajo de Rosalind Franklin sobre quien dice que, de haber seguido viva, debería haber obtenido el premio Nobel.
    .

    Debería usted informarse con algo más que un libro escrito por Watson y verá qué clase de comentarios hacía él sobre Franklin.

    El hecho de un reconocimiento escrito posterior no exime de las gilipolleces dichas por este papanatas en innumerables ocasiones. De hecho, vendría a ser como si yo mañana robo un banco a mano armada y dentro de diez años digo que me arrepiento de haberlo hecho. No, hombre, no, que ya somos mayorcitos…

    Está ya bien comprobado por la Historia que Watson y Crick no vieron la foto de casualidad. Eso sí, cuando Pauling pidió poder ver el trabajo que se estaba haciendo con las fotografías, he aquí la respuesta:

    http://bit.ly/sZqf9V

    Lo dicho, una panda de cuatreros.

    Saludos.

    P.D.: tal vez fuera casualidad, pero habría que recordar que por aquella época el Nobel tenía una norma en su reglamento, -que por cierto solo a un pocas luces se le puede ocurrir-, de que el Premio no pudiera ser compartido por más de tres personas. En este caso comentado se lo llevaron los 3 ya sabidos y Franklin no obtuvo ni una mísera mención.

    Me gusta

  7. javi
    18 junio, 2012 a las 14:28

    Respecto a la inteligencia, tuve que estudiar en la carrera algo así como que la inteligencia heredeada no era mayor al 30% de la inteligencia que poseemos en la edad adulta , el resto vine en función de factores ambientales. Si esto fuese así los negros pueden ser (estadísitcamente) más, igual o menos inteligentes que otros sectores de población en función de esos factores ambientales.

    Puede ser que el Nobel que se cita no se refiriese a estos factores ambientales si no a alguna especie de tesis supremacista, no lo sé.

    Me gusta

  8. JORGE GASTALDI
    23 junio, 2012 a las 1:05

    SI ENTENDÍ BIEN, SE LE CENSURA A wATSON HABER DICHO QUE LA *INTELIGENCIA DE LOS NEGROS NO TIENE PORQUÉ SER IGUAL A LA DE LOS BLANCOS* ¿ES QUE ACASO DE ESA FRASE SE DESPRENDE QUE DEBE SER INFERIOR?

    Me gusta

  9. Darìo
    23 junio, 2012 a las 1:48

    Jorge:

    se cuestiona a Watson que diga esto por què, efectivamente, dentro del esquema històrico del desarrollo de la esclavitud, su frase: a) puede derivar en esto, en esclavitud, debido al poder que su imagen tiene como cientìfico, y b) no presenta absolutamente prueba alguna que vincule el color de la piel con la inteligencia o su falta de esta. Y nunca ha proporcionado pruebas.

    No hay necesidad de darles a los enemigos de la racionalidad y la ciencia armas para los antirracionalistas, màs cuando vienen de frases dudosas, por muy noble que las diga. Y tampoco hay necesidad de darles elementos para fastidiar a los racistas.

    Y no hay necesidad de gritar.

    Me gusta

  10. KC
    23 junio, 2012 a las 1:52

    Gastaldi, el temita es que no, no has entendido bien. Una frase suele ir acompañada de otras que generan un contexto. Como tú tienes una información sesgada, tú pregunta también lo es. Te diría lo que significa eso en pocas palabras, pero me voy a abstener diciéndote que antes de hacer una pregunta deberías leer más sobre la cuestión en sí para poder formar un criterio válido.

    ¿Qué te parece esta afirmación del señor James Watson que está en #1 (parece ser que no lees del todo, así es normal que te falte información). Te la pego, porque pareces ser de lectura más bien vaga.

    Existe un deseo de igualdad, pero quienes tienen empleados negros saben que no es así

    Todo un ejemplo de experimentación científica dicha por todo un Premio Nobel que en la vida real fue lo más parecido a Mr. Burns de Los Simpson (incluso físicamente), Supongo que según tu interpretación el señor Watson se refiere a que quien tiene empleados negros sabe que no son iguales a los blancos porque los primeros están mucho mejor cualificados.

    Otra de las famosas frases de Watson: “Si una mujer supiera que su hijo va a ser homosexual debería tener el derecho a abortar”.

    Supongo que para ti la frase anterior es humorística y se refiere al amor de Watson para con los homosexuales.

    Entonces te diría que debes leer un poquito más para entender la realidad. Te doy una pista: se puede ser Premio Nobel y un perfecto gilipollas.

    Saludos.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: