Inicio > Ciencia, Ciencias Sociales, Medicina, Microbiología > “En Colombia la mitad de los seropositivos están sin atención alguna”

“En Colombia la mitad de los seropositivos están sin atención alguna”

9 febrero, 2012

Aviso médico

Autor: Marco

Soy Marco, tengo 21 años y vivo en Bogotá, Colombia. Soy seropositivo desde los 17 años. Actualmente mis niveles de CD4 están bastante bien (más de 800), ya que llegaron a estar por debajo de los 300, y en el último examen por PCR no detectaron el virus, es decir, está en un estado de latencia. Tomo actualmente Efavirenz y Lamivudina/Zidovidina, que si bien no son los medicamentos más efectivos en el mercado, me han resultado bastante bien y son los que suministra el sistema de salud en Colombia. La violencia en Colombia es en todos los niveles, en septiembre del 2008, algunos paramilitares asesinaron a mi padre, y un mes después ante mi negativa de abandonar mis denuncias al respecto, fui abusado sexualmente; de ese modo contraje el virus. El diagnóstico se confirmó dos meses después del hecho, con una segunda y tercera confirmación unos 5 meses después, ante diversos síntomas que presenté como una anemia crónica y algún blanqueamiento de las uñas de las manos y algunas inflamaciones. Me hicieron un total de tres exámenes para confirmar la presencia del virus, y me mantuve relativamente estable durante dos años, tiempo en el que mis niveles de CD4 bajaron de 300 y por ende debía empezar a medicarme con los antiretrovirales: uno al despertar, uno 12 horas después y uno antes de dormir. El cumplimiento en los horarios y en la toma de los medicamentos, hacer deporte y comer sanamente son la clave para que los seropositivos podamos llevar una vida perfectamente normal. Hasta ahora no he tenido absolutamente ningún inconveniente, ni he tenido que ir una sola vez a la Clínica y de hecho he tenido menos gripas que antes. Otra clave es sencillamente el control riguroso con un médico de confianza, preferiblemente un infectólogo especializado en VIH.

La información es otro aspecto muy importante. Conocer si el medicamento ataca las proteasas del virus, si constituye de tres medicamentos como en mi caso (evidentemente es menos probable que el virus desarrolle resistencia a tres medicamentos que a uno) y conocer los avances médicos internacionales respecto al tema. Soy estudiante de Maestría en Ciencias Biológicas, evidentemente conozco del tema y confío plenamente en las recomendaciones de los profesionales médicos que me han atendido durante estos casi 4 años. Mi mayor frustración al tener VIH, es no poder decirlo, tanto por la estigmatización social muy presente, como por contar el modo en el que contraje el virus (que acá acarrea ciertos riesgos), y también el hecho de las amplias restricciones internacionales para los seropositivos viajeros. He asistido a algunos congresos internacionales de Ecología, Evolución y otros temas, pero al tramitar la visa, es exclusivamente por un tiempo máximo de uno o tres meses en la gran mayoría de los países. En algunos ni siquiera puedes hacer escala. Éste es quizás una de las discriminaciones más grandes que haya sufrido, además de que por ser afro descendiente y colombiano te revisen exhaustivamente y por horas en aeropuertos estadonidenses y europeos. Conozco otros compatriotas, estudiantes y profesionales seropostivos que deseamos capacitarnos en otros países, pero nos ha sido muy difícil por las grandes restricciones que al respecto existen. Países como Dinamarca, Brasil y otros son bastante tolerantes y se constituyen en buenas opciones para un Ph.D. para los seropositivos latinoamericanos. La información al respecto está AQUÍ.

Afortunadamente mi sistema de salud me cubre el tratamiento, pero se calcula que en Colombia la mitad de los seropositivos (100 mil) están sin atención alguna o sin saber que están infectados, y por ende en un gran riesgo. Respecto al negacionismo y la incidencia de la religión, si bien Colombia es aproximadamente 85% católica y 10% evangélica, dicho negacionismo y terapias alternativas, al menos para el VIH no han proliferado (aunque si para el cáncer). El VIH hace mucho dejó de ser mortal, ahí está Magic Johnson de prueba, de hecho, la ciencia avanza mucho más rápido que la tolerancia estatal y social hacia los seropositivos.

NOTA DE LOS ADMINISTRADORES:

En este espacio se pretende dar voz a personas seropositivas, sin embargo hemos de advertir varios puntos:

1. Los administradores no somos responsables de las historias aquí contadas. No conocemos personalmente a las personas que dan su testimonio por lo que no podemos garantizar la veracidad de las mismas. Simplemente confiamos en la buena fe de quien comparte su experiencia.

2. Esta sección no pretende ser un consultorio de salud, por lo que estas experiencias no deben ser tomadas como guías de tratamiento. La única recomendación de salud que efectuamos desde aquí es que los afectados consulten con un médico que les proporcione confianza.

3. No pretendemos organizar debates sobre las causas, detección o tratamientos del SIDA, simplemente conocer historias y experiencias. En ese sentido pediría que se abandonasen las críticas a los autores de estas historias y a su visión de la enfermedad. Hay otros artículos en este blog donde hablar de esos temas.

.

Entradas relacionadas:


  1. 9 febrero, 2012 de 10:39

    Amigo Marco, todo mi apoyo desde Mallorca. Tu caso es doblemente doloroso, porque al estigma que supone ser seropositivo, se une el hecho de que lo contrajeras mediante una violación. Supongo que, y conociendo algo Colombia como la conozco, no habrás denunciado por miedo a que la policía encima se ría de ti, lo cual estigmatiza más todavía… Bendito mundo este en que vivimos…

    De todas maneras, sí me gustaría hacer un pequeño comentario aprovechando que hablas de la situación política que arrastra tu bellísimo país. Colombia es el claro ejemplo del daño que hace el imperialismo del Norte en América Latina, con unos gobernantes que durante décadas han sido poco menos que lacayos de los Estados Unidos y han dado la espalda a cualquier intento de una unión internacional fuerte de los Estados de América Latina contra la injerencia del Norte y de Europa. Y de aquellos polvos, estos lodos. A mí, personalmente, me parece sorprendente que los distintos gobiernos colombianos hayan hecho lo imposible por llevarse bien con el Tío Sam, y en cambio no tengan reparo alguno en tensar las relaciones diplomáticas con vecinos como Venezuela o Ecuador, hasta el punto de crear verdaderos conflictos. Y esto, más allá de lo mejor o peor que nos caigan Chávez o Correa. Y es que la solidaridad, muchas veces, es más fácil obtenerla del vecino que de alguien que te ve como un granero, e incluso de alguien que habla tu propia lengua, que de alguien para con quien poder comunicarte precises de un traductor.

  2. Herbert West
    9 febrero, 2012 de 15:35

    Vaya, no sabía que había restricciones de circulación internacional a los seropositivos. Me parece despreciable que prohíban la escala o la permanencia en un país por ello.

    Por lo demás todo mi apoyo, y mis mejores deseos para tu futuro. Y a ver si llegamos a conocer un mundo libre de discriminación y miedo a los seropositivos.

  3. Jon
    9 febrero, 2012 de 18:40

    Quisiera hacer 3 comentarios y/o preguntas:

    1) Cuando Marco habla de que el virus se encuentra en estado de latencia. ¿Se le puede llamar exactamente así a este estado, dado que esa inactividad se debe a la acción de los medicamentos, o habría que usar otro término?

    2) Mandarle mi apoyo y ánimo, y decirle que no desespere en su deseo de formarse en el extranjero ya que, aunque lentamente, las cosas van cambiando a mejor y si no recuerdo mal hace poco China ha eliminado las restricciones de entrada a seropositivos.

    3) En relación a la manera en que contrajo el virus y los referidos comentarios acerca de la inestable situación político-social de Colombia, me viene a la memoria una anécdota que nos contó en clase un eminente profesor de estadística. Resulta que viajó a dicho país para participar en unas conferencias y fue acuchillado por la calle, supongo que en un intento de robarle, estando a punto de perder la vida.
    Después de escuchar aquella historia me creo casi cualquier cosa y sólo espero que la situación de aquel país mejore cuanto antes.

    Saludos.

  4. 9 febrero, 2012 de 19:33

    Cuando Marco habla de que el virus se encuentra en estado de latencia. ¿Se le puede llamar exactamente así a este estado, dado que esa inactividad se debe a la acción de los medicamentos, o habría que usar otro término?

    Jon, has hecho una de las preguntas del millón ya que, hasta donde yo sé, sólo existe en estos momentos una respuesta parcial a la misma. El virus, tras infectar los linfocitos puede pasar a macrófagos y a otras células desde ellos. Existe una invasión lenta, y una proliferación que no es exponencial. Hasta que en un momento determinado, y por razones que no se acaban de entender empieza a matar linfocitos provocando la inmunodepresión. El tiempo que puede llevar esto es variable. Se sabe que algunas cepas son extraordinariamente virulentas, en pocos meses destruyen el sistema inmune, otras son mucho más lentas y pueden tardar años en manifestarse. ¿Juega algún papel el sistema inmune, se puede retrasar ese ciclo más allá de los antirretrovirales? Eso son temas de investigación en marcha. Lo que se sabe es que los ARVs evitan una rápida proliferación manteniendo la carga viral en valores muy bajos o nulos.

  5. juanmanuel2
    10 febrero, 2012 de 0:50

    Primero saludar a Marco y darle mis felicitaciones por animarse a contar su historia.

    Tengo un pequeño aporte para hacer que me lo recordó esta parte del relato:
    “Respecto al negacionismo y la incidencia de la religión, si bien Colombia es aproximadamente 85% católica y 10% evangélica, dicho negacionismo y terapias alternativas, al menos para el VIH no han proliferado (aunque si para el cáncer).”
    Hace un tiempo, mandé un mail al “Dr.” Roberto Giraldo (es médico, desconozco que sea doctor), colombiano él, radicado en San Pablo (Brasil). Dice que cura el SIDA con terapias alternativas, dieta, y todas las chorradas que ya sabemos. Por ahí leí que se tuvo que ir de Colombia por fraude y engaño, pero esto es información que no verifiqué la verdad. Remarcando lo que cuenta Marco (suena como una redundancia jeje), parece que no proliferó en su país la “terapia” que ofrece, pero claro estoy hablando solamente de un caso en particular, no puedo extrapolar conclusiones y decir que así pase en toda Colombia.
    Volviendo, en el texto que envié me hice pasar por una persona VIH positivo, porque sinceramente no podía creer lo que vi en su página web (chequeen los precios de las consultas, que bárbaro):
    tenía que corroborarlo personalmente.
    He aquí mi mail y la contestación:

    Hola, le escribo Dr. para saber como puedo contactarme personalmente con ud., ya que tengo entendido segun su pagina en internet que ud. reside en colombia, y yo vivo en la argentina; entre otras cosas me gustaria saber si tiene pensado hacer conferencias en mi pais o por algun motivo estara proximamente aqui en estas tierras, y si es posible consultarlo. Vi en su pagina web que existe la posibilidad de la consulta telefonica, pero no se bien como es que funciona ya que no encuentro ningun numero telefonico. soy vih positivo, hace 2 meses me hice el test y la verdad no confio de la medicacion que me proponen y me gustaria probar sus metodos. estoy dispuesto a pagar el monto que sea necesario, tengo un buen pasar a decir verdad. tengo planeado un viaje a colombia en las proximas semanas por otras causas y quisiera saber la direccion de su consultorio y hacer todo alli directamente (es otra posibilidad). bueno eso es todo por ahora, un gran saludo.

    ——————–
    Juan:
    Muchas gracias por su mensaje. Vivo en San Pablo, Brasil desde hace 5 anos, pero estare en Medellin, Colombia del 13 al 27 de diciembre. El 125 de diciembre hare una conferencia y lanzare mi ultimo lobro “SIDA y estres oxidativo”. Estara en Colombia en esas fechas?

    Le sugiero comenzar por estudiar TODOS los articulos de pagina para hacer la consulta personal o telefonica mas efectiva.

    Cordialmente,

    Roberto Giraldo, M.D.
    Psicanalista Integral
    Pesquisador Independente de Imunodeficiências
    Conselheiro para a Saúde Natural
    Associação Stop a Destruição do Mundo
    São Paulo – SP, Brasil
    Tel: +55 11 3032-3616
    Tel: +55 11 3814 0618
    (enlaces editados)

    ——————–
    Dan ganas de irse corriendo hasta San Pablo y… dejémoslo ahí, ¿verdad?. Indignante. Comuniqué el fraude a YouTube (sitio donde tiene alojado varios videos), y al National Institute of Allergy and Infectious Diseases, sin resultados positivos (un poco inocente de mi parte, debo confesar).
    Bueno la intención del comentario es más que nada “denunciar” a este personaje que me vino a la mente con el relato de Marco, alertar si alguien casualmente da con esta persona y cree que es verdad lo que propone.
    Manuel (o cualquier administrador) si te parece que no va aquí, me lo borrás y lo pongo en otro lado.
    Marco te saludo nuevamente, y coraje hermano!!.

  6. 10 febrero, 2012 de 9:02

    Juamanuel2 te he editado los enlaces. Más que nada para ir en igualdad de condiciones. Mira lo que escriben en una web negacionista sobre las normas de uso de la misma:

    Los blogs están reservados para noticias e información de interés, en esta red no compartimos la información oficial sobre el vih-sida, es decir, no admitimos contenidos que hagan apología del vih, o de los fármacos tóxicos usados, contenidos que fomenten el miedo o que creen malestar en el clima de esta red, serán eliminados sin necesidad alguna de aviso por parte de la los responsables de la administración de esta red, al igual que las supuestas “curas del sida” o “tratamientos naturales para el vih”.

    OK, pues por aquello de la “igualdad” procedamos de la misma forma con los enlaces que llevan a sus páginas.

    PD: Y no pienses bien de lo de las curas del sida, porque no se hablan de vacunas o de ARVs (sólo de dejarlos), pero bien que se habla del MMS, de Matthias Rath o de R. Giraldo.

  7. juanmanuel2
    10 febrero, 2012 de 17:07

    Me di cuenta luego de comentar lo de los enlaces, supuse que los ibas a editar 🙂 Entiendo perfectamente, saludos!

  8. juanmanuel2
    10 febrero, 2012 de 17:08

    Fijate Manuel que también están los teléfonos.

  9. 14 febrero, 2012 de 21:04

    Vaya, me impresiona mucho la capacidad de salir adelante después de lo sucedido.

    Comparto con Marco la nacionalidad y es muy noble al hablar del sistema de Salud de esta pútrida y decadente pocilga gobernada por magufos y anticientíficos.

    Colombia no solamente da tristeza en materia política y económica, sino también social, la gente todavía tiene pensamientos supersticiosos y místicos conforme al tratamiento de las enfermedades, yo si he escuchado sobre búsqueda de burradas alternativas sobre el tema del VIH, con relación al Cáncer lo viví con un ser cercano que murió debido a ello, pero todo eso se da en la medida en que la población prefiere ir a la iglesia que acudir al especialista, rezar que investigar, etc.

    El negacionismo aquí no está tan organizado ni tan polémico pero si es igual de ridículo y conspiranoico, obviamente como dice Marco la inmensa cantidad de población religiosa lleva a las personas a desconectarse de la Ciencia y del cuidado de la salud, en poblaciones pequeñas (como donde vivo) la gente se aloja más en chamanes, brujos, magos y demás a la hora de buscar curas o tratamientos, es triste pero es algo que hasta el gobierno valida.

    También mis respetos para Marco que después de sufrir ese abuso de esos criminales belicosos y analfabetas, pudo seguir adelante y estudiar, a pesar del peligro y la amenaza que causa la ignorancia armada encarnada en grupos ilegales.

    la ciencia avanza mucho más rápido que la tolerancia estatal y social hacia los seropositivos.

    Ahí le doy toda la razón y es que la Ciencia avanza pero para que aquí se sepa y se investigue falta muchísimo tiempo y recorrido.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: