Inicio > Actualidad, Ciencias Sociales, Escepticismo > Como destruir un Imperio en pocas generaciones

Como destruir un Imperio en pocas generaciones

26 febrero, 2012


Cuando los imperios se consolidan buscan posibles amenazas a su poder fuera de sus fronteras, hacen crecer y expanden sus ejércitos a otros continentes y extienden su cultura por todas las tierras a su alrededor. Pero cuando uno mira cómo han caído muchos de los grandes imperios se da cuenta que el enemigo no viene de fuera, sino que está en su interior: la incultura, el nepotismo, la corrupción, la intransigencia, el fundamentalismo o el totalitarismo son algunos de los rasgos de un imperio en declive.

Ahora mismo la capital del imperio se encuentra en Washington, o mejor dicho en Wall Street, y una parte muy importante del mismo ve con muy buenos ojos a un tipo llamado Rick Santorum, alguien que ve demonios (de forma literal) por todas partes como podía hacer un druida del siglo V y es capaz de declaraciones como esta:

“I understand why Barack Obama wants to send every kid to college, because of their indoctrination mills, absolutely … The indoctrination that is going on at the university level is a harm to our country.”
Traducción: Comprendo porqué Barack Obama quiere enviar a los chicos a la universidad, por su capacidad de adoctrinar…. El adoctrinamiento que se produce en los niveles universitarios es un peligro para nuestro país.

De nuevo la retórica de pastor evangélico fundamentalista que odia la cultura y las personas instruidas que podrían hacer preguntas incómodas a una doctrina que debe ser admitida dogmáticamente. Como Nerón cuando pedía aplauso por sus estúpidos versos mientras miraba como ardía Roma. Que no vayan a buscar enemigos a Afganistán, los tienen en su propia casa.


  1. julia
    26 febrero, 2012 a las 18:19

    Este Profeta, y además santo-rum, que pretende que todos estemos igual de Aneuronados que él, debería ir derechito a la sección del idem.

    Me gusta

  2. Axsisel
    26 febrero, 2012 a las 18:44

    Este ( intento de ) político no era el que decía que si te violaban era un regalo de dios y que no podías abortar, y que el quería prohibir el sexo oral?

    Me gusta

  3. 26 febrero, 2012 a las 18:50

    Si este tío consigue llegar a la Casa Blanca, el mundo será un lugar mucho más inseguro…

    Me gusta

  4. Ashgam
    26 febrero, 2012 a las 19:25

    muy cierto rhay,lo mismo se despierta un dia con la revelacion divina de erradicar con fuego a los herejes.

    Me gusta

  5. Rawandi
    26 febrero, 2012 a las 19:40

    “De nuevo la retórica de pastor evangélico fundamentalista”

    Santorum es católico, católico reaccionario de los de toda la vida.

    Me gusta

  6. 26 febrero, 2012 a las 20:45

    Pero el problema es que TODOS los candidatos republicanos y la mayoría de su electorado son fervorosos literalistas religiosos

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2011/11/el-servilismo-religioso-de-los.html

    además de profundamente anticientíficos

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2012/01/el-partido-republicano-estadounidense.html

    por lo que aspiran a convertir los EEUU en una pseudoteocracia cristiana que no tendría nada que envidiar a la república islámica de Irán.

    Me gusta

  7. Anarel
    26 febrero, 2012 a las 21:10

    Qué miedito… y pensar que estoy acabando de editar y corregir una novela de ciencia ficción en la que USA está dominada por una teocracia ultraconservadora y represora… Espero que no se cumpla, aunque con semejante tipejo y los idem que pueblan el partido republicano, el electorado y en general, los altos cargos y puestos de poder en los USA, nunca se sabe.

    Me gusta

  8. 26 febrero, 2012 a las 23:32

    Como dicen mas arriba, Santorum es fundamentalista cristiano…. catolico. De hecho, se le considera cercano al Opus Dei, aunque esto no se si entra en la propaganda negra.

    Ha tenido precisamente problemas por su condicion de catolico (aunque extremista) en algunos estados del sur, donde la iglesia catolica es casi tan odiada como el partido comunista. Por lo demas, dentro de los catolicos americanos, que muchas veces son moderados, esta en el ultramontanismo mas extremo.

    Me gusta

  9. rene
    27 febrero, 2012 a las 2:40

    jajaja, amigos los candidatos que mencionan son todos ultraconservadores,sirvientes del consumismo desatado y para rematar racistas clasistas y odian a los latinos,asiaticos,negros etc.se les quedo en el tintero a RON PAUL.

    Me gusta

  10. GMichelis
    27 febrero, 2012 a las 4:00

    Realmente el problema que tienen en Estados Unidos con la cuestión religiosa es sumamente preocupante. Tal vez alguien con mas cultura general pueda iluminarme al respecto, pero hasta donde se, es el único país que tiene la cuestión de colar religión dentro de la enseñanza regular, no como una materia aparte.
    Desconozco a fondo la realidad de EEUU (Igualmente, alguien sabrá desasnarme), pero desde mi óptica, este tipo de acciones, como fue el tema del creacionismo en Indiana (Recogido por este mismo blog), responde a cuestiones puramente electoralistas o de tipo populista, porque mas allá de hacer retroceder la educación una gran cantidad de casillas, no se me ocurre otro impacto minimamente positivo.

    En cuanto a la novela de ciencia ficción…por un lado, me temo que una vez mas, la realidad superara a la ficción 😛

    Me gusta

  11. 27 febrero, 2012 a las 6:03

    Los EEUU están (estamos) gobernados de facto por el complejo militar industrial y financiero que ha asaltado el poder real desde décadas. Es la dictadura que domina el mundo actualmente.
    ¿Algún historiador que recuerde si hubo esta magnitud global con semejante poder de dominio total del planeta antes?

    Me gusta

  12. 27 febrero, 2012 a las 6:13

    Anarel :Qué miedito… y pensar que estoy acabando de editar y corregir una novela de ciencia ficción en la que USA está dominada por una teocracia ultraconservadora y represora… Espero que no se cumpla, aunque con semejante tipejo y los idem que pueblan el partido republicano, el electorado y en general, los altos cargos y puestos de poder en los USA, nunca se sabe.

    Anarel, me temo que tu novela no es ficticia…

    Me gusta

  13. 27 febrero, 2012 a las 9:38

    La última de Santorum: http://www.huffingtonpost.com/2012/02/26/santorum-church-and-state_n_1302246.html

    “La separación entre Iglesia y Estado me hace vomitar”. Supongo que la Constitución de los EEUU le causará problemas gástricos a este señor.

    Me gusta

  14. 27 febrero, 2012 a las 10:43

    Pues que tome Primperán y que nos deje tranquilos, coño…

    Me gusta

  15. Rawandi
    27 febrero, 2012 a las 16:31

    Manuel :La última de Santorum: “La separación entre Iglesia y Estado me hace vomitar”. Supongo que la Constitución de los EEUU le causará problemas gástricos a este señor.

    Pues quizá no, Manuel. Porque de hecho la Primera Enmienda constitucional de EEUU únicamente se refiere al “Congreso”, o sea, que, contrariando los deseos del gran Thomas Jefferson, únicamente establece la separación entre la religión y el Estado ‘federal’. En consecuencia, la Constitución permitía de hecho a las cámaras de los Estados aplicar políticas confesionales, como por ejemplo las leyes antievolucionistas de principios del siglo pasado. Fue el Tribunal Supremo el que cambió esta tradición desde mediados del siglo XX, cuando empezó a emitir diversas sentencias (entre ellas las que abrogaron las leyes antievolucionistas) en las que daba por supuesto que la separación entre ciencia y religión ‘también’ debía regir para las instituciones públicas de los Estados y no sólo para las instituciones federales.

    Me gusta

  16. 28 febrero, 2012 a las 0:49

    Puede que este tal Rick sea un fanático religioso, y eso es un gran problema, pero tan mal encaminado no va…
    http://www.johntaylorgatto.com/chapters/
    (en inglés- 300 páginas)
    Pero hay una buena traducción en español de Juan Leseduarte aquí:
    http://historiasecretadelsistemaeducativo.weebly.com/indicegeneral.html
    Un libro imprescindible, de verdad!

    Me gusta

  17. perronegro
    28 febrero, 2012 a las 8:24

    Me parece que debemos revisar un poco mas la historia reciente, y darle al Cesar lo que es del Cesar, y no asociar al partido democrata con el humanismo, la democracia y la defensa de los derechos civiles (cuando tooodos sabemos que no es asi) y asociar a los religiosos con la ignorancia, el facismo, la intolerancia y el partido republicano.

    Puesto que tenemos ejemplos de personajes como Martin Luther King Jr y otros de profunda vocacion humanista y de activismo en favor de los derechos civiles tambien conocidos por su afiliacion religiosa. en pocas palabras no debemos generalizar y desestimar al mismo tiempo la contribucion a la democracia de quienes hicieron de nuestro mundo un mejor lugar para vivir solo por sus ideas sobre la vida despues de la muerte

    Me gusta

  18. 28 febrero, 2012 a las 9:21

    Moxi, me da la impresión que la revolución que le gustaría al autor del libro que enlazas está muy lejos del pensamiento de Santorum. La constitución de EEUU le dan ganas de vomitar, Thomas Jefferson le debe producir un coma momentáneo.

    Me gusta

  19. Miguelón
    28 febrero, 2012 a las 13:29

    Perronegro, que yo sepa aquí estamos criticando actitudes hacia cuestiones mucho más mundanas que la creencia en una vida después de la muerte. Y desde luego, ni Rick Santorum es Martin Luther King, ni lo que se está moviendo ahora en el partido republicano es historia.

    Me gusta

  20. 28 febrero, 2012 a las 13:33

    Bueno, las sentencias de un Tribunal Supremo tienen un rango especial, y son de obligado cumplimiento, además de no admitir modificaciones una vez dictadas. Quiero decir que normalmente una sentencia de un TS es inapelable en ninguna otra instancia, por lo que si las sentencias son así, y habida cuenta de que el máximo órgano interpretativo de la Constitución de los Estados Unidos es la propia Corte Suprema, al carecer de una figura como el Tribunal Constitucional de otros países, lo que diga ésta sobre cualquier tema que afecte a la Carta Magna tiene rango constitucional. Y aquí, ni Santorum, ni Rita la cantaora. Estas sentencias no son apelables, y son como si fueran “enmiendas” a la Constitución…

    Perronegro, yo creo que aquí nadie está hablando ni del humanismo, ni de la libertad religiosa de las personas. Se está hablando de fundamentalismo, que es cosa distinta. Tampoco nadie ha dicho que el Partido Demócrata sea la hostia en serventesios endecasílabos y que el Partido Republicano sea Satanás travestido. Efectivamente todos sabemos que Lincoln era republicano, y que hasta los años 60 del siglo XX contaron con la simpatía de los negros de todo el sur, pero a partir de ese momento la deriva de este partido hacia posiciones de ultraderecha fundamentalista religiosa, racista, machista y homófoba lo han situado donde está. Y esto es innegable. Las Sarahs Pallin, los Santorum y demás caterva están en el partido del elefante, y el “Tea Party”, promotor de muchas de las acciones de intervencionismo de la religión en la vida civil, es parte del Partido Republicano.

    El Partido Demócrata tenía el pasado que tenía, pero supo adaptarse a los tiempos, supo mutar y entender qué era aquello de los derechos civiles, haciéndose con la parte del pastel que corresponde a la izquierda ideológica de los Estados Unidos, con un posicionamiento progresista innegable. Al Partido Demócrata se le deben la pensión de jubilación y el salario mínimo, por ejemplo.

    Si miras por grupos de minorías, verás que el Partido Demócrata es apoyado por los negros (entre el 90 y el 95%), el movimiento LGTBI (70%), los hispanos (77%, en este caso a excepción de los cubanos, que son mayoritariamente republicanos), los nativos americanos (cerca del 90%), los musulmanes americanos (85%), los judíos (68%), los ateos y agnósticos (67%) y los cristianos protestantes negros, que cumplen el mismo porcentaje que de afroamericanos, además de la mayoría de católicos, que suelen representar a italianos, irlandeses y otras nacionalidades, más allá de los grupos como el Opus Dei, que es abiertamente republicano.

    Y si lo haces por grupos de población, te encuentras con que el 72% de los estudiantes universitarios se declara demócrata, el 55% de profesores universitarios igual, frente a un 32% que se declaran independientes, y sólo un 6% que se declara republicano; el 66% de las personas entre 18 y 29 años votan demócrata, y así como el 41% de las mujeres frente a sólo un 25% que se declara republicana.

    Un partido sustentado en esto es un partido abiertamente progresista. Tiene un pasado, evidentemente, pero su presente es el que es. El partido del asno es el único que tiene senadores abiertamente gays (como Barney Frank por Massachussets) o congresistas abiertamente ateos (como Pete Stark, por California).

    Mientras, el Partido Republicano ha ido recogiendo toda la carcunda que encontraba en cada rincón, y se ha ido llenando poco a poco de gente iletrada (como Sarah Pallin), fundamentalista (como el propio Santorum), machista (como John Ashcroft) y homófoba (como Stacey Campfield o Roberto Arango), así que no se pueden quejar de la imagen que dan…

    Me gusta

  21. 28 febrero, 2012 a las 13:35

    Y ojo, que no estoy haciendo ni defensa de uno, ni ataque contra otro, porque la verdad es que tanto uno como otro me producen acidez de estómago. Lo que digo es que en muchas ocasiones hay que mirar el presente y lo que se hace en cada momento. Si nos atuviéramos sólo al pasado, el PSOE seguiría siendo un partido de izquierdas…

    Me gusta

  22. Rawandi
    28 febrero, 2012 a las 16:24

    “el máximo órgano interpretativo de la Constitución de los Estados Unidos es la propia Corte Suprema”

    Correcto, Rhay, pero yo quería indicarle a Manuel que el principio de aconfesionalidad en sentido fuerte (o sea, no limitado al Congreso nacional) no aparece en la Constitución estadounidense sino que es una interpretación que el Tribunal Supremo empezó a hacer bastante tarde, concretamente en la segunda mitad del siglo XX. Y lo preocupante es que en el Tribunal Supremo actual ya casi son mayoría los magistrados ultraconservadores partidarios de volver por distintos vericuetos a alguna variante de la interpretación antigua.

    Me gusta

  23. 28 febrero, 2012 a las 17:18

    Ah, vale. Entonces estoy de acuerdo contigo, Rawandi.

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: