Inicio > Ciencia, Escepticismo, Medicina, Microbiología > ¿Es efectiva la vacuna aquí presentada?

¿Es efectiva la vacuna aquí presentada?

2 marzo, 2012

Datos que permiten calcular la efectividad de una vacuna sobre una muestra de 11.000 personas

El tema de la vacunación ha saltado a las agencias de prensa, sobre todo desde que se observa la reaparición de enfermedades que creíamos olvidadas a causa dejadez de algunos padres que ya no vacunan a sus hijos. Evidentemente estas personas creen actuar de la mejor forma para sus hijos (de la sociedad no les oigo hablar) afirmando que las vacunas son tóxicas e ineficaces. ¿Saben realmente de lo que hablan cuando aluden a la efectividad o repiten mensajes colgados en la red como autómatas?, ¿realmente sabe la gente cómo se calcula la efectividad de una vacuna?

Para comprobarlo os dejo este “sencillo” problema. ¿Alguien me puede decir si una vacuna que refleje los resultados de la tabla superior es efectiva?, ¿cuál es su efectividad? Estaría bien si además del dato presentáis el razonamiento que os ha llevado a dar ese resultado. De aquí a una semana daré la respuesta correcta.


  1. Ana
    2 marzo, 2012 de 9:46

    Creo que está mal expresado lo de que no vacunan a sus hijos por dejadez. Eso no es dejadez, son decisiones que se han tomado previamente, quizás sin informarse lo suficiente. (respecto a la vacuna, por dejadez no voy a calcular nada 🙂 pero a ojos no expertos como los míos le parecen muy eficaz)

  2. 2 marzo, 2012 de 10:37

    Ana, tienes razón, quizás el término “dejadez” no sea el más adecuado. Pero bueno, si están bien informados (en los mensajes que nos envían con mucha frecuencia, así lo comentan) no deberían tardar en darnos el dato solicitado.

  3. 2 marzo, 2012 de 10:59

    La eficacia con esos números será de un 88%. Básicamente es la diferencia en probabilidad de infección (60% contra 7%), dividido por la probabilidad de infección de la población sin vacunar.

    La verdad es que la fórmula está en la wikipedia, y con los datos que has dado no se me ocurre nada más que contabilizar.

    Lo que ya no sé es si un 88% de inmunidad en la población sería suficiente para el efecto de inmunidad de grupo, supongo que eso depende mucho de la enfermedad en cuestión y de cómo se contagie, no?

  4. 2 marzo, 2012 de 11:00

    La tasa de infección sin vacuna es del 60%, en los vacunados del 7%, a mi me parece significativo.

  5. Katxu
    2 marzo, 2012 de 11:10

    Yo creo que es una eficacia del 93%, que es la probabilidad de no enfermar habiendote vacunado ¿no? Maldita estadística, siempre fue mi cruz!!

    Y aprovecho para recordar que la estadística es esa ciencia que te dice que si tu vecino tiene 2 coches y tu no tienes ninguno, ambos tenéis un coche 😉

    Saludos.

  6. Lucien
    2 marzo, 2012 de 11:36

    La estadística dice que entre los dos teneis dos coches

  7. 2 marzo, 2012 de 12:23

    ¿Es que no sabéis que las vacunas provocan autismo? Si es que… :mrgreen:

  8. Katxu
    2 marzo, 2012 de 12:39

    Gracias Lucien, veo que no te ha gustado mucho el chiste…. la verdad es que es bastante malo, pero de tanto oirlo en la carrera me he llegado a creer yo mismo que era bueno. :-*)

  9. Orayo
    2 marzo, 2012 de 16:50

    Sin vacunar enferman el 60% (600/1000). Vacunados enferman el 7% (700/10000). Desconozco como se calcula la efectividad.

    Buen ejercicio para demostrar lo mucho que hablamos algunos sin entender.

  10. 2 marzo, 2012 de 17:09

    La enfermedad afecta al 60% de la población (enferman 600 de los mil individuos sin vacunar). Así que de los 10000 vacunados se esperaría que enfermaran 6000, pero solo lo hacen 700. Por lo tanto, hay 5300 de los 6000 que están protegidos por la vacuna, y esto es:

    5300/6000 * 100 = 88,33%

  11. Matías
    2 marzo, 2012 de 17:33

    Habría que hacer un test de chi-cuadrado. Los razonamientos anteriormente planteados son algo parecido al test. No basta con que haya una diferencia (aunque sea relativamente alta), esta tiene que ser estadíticamente significativa.
    Saludos!

  12. Domingo
    2 marzo, 2012 de 19:22

    pregunto: alguien conoce a un (por lo menos uno) consumidor de magufadas varias que ante pruebas fehacientes de este tipo reconsidera su postura?
    o mejor algún sujeto que haya querido/intentado entender lo que se le está explicando?

    he vivido en mis carnes (ex-mujer enferma oncológica) tratamientos a base de cartílago de tiburón, homeopatía, flores de bach, reiki, limpiezas de aura y rituales de los mas variados. a su favor tengo que decir que nunca dejó los tratamientos de quimio y radio, pero muchas han sido las discusiones con el tema vacunas de nuestro hijo.

    doy gracias a la transmisión genética que el chaval (con solo 12 años) tiene la capacidad lógica para refutar teorías como la de la memoria del agua y las hiperdiluiciones, pero sigue tomando homeopatía:
    – papa, lo se que solo es agua, pero si tomo las gotitas ella está contenta…

    ya solo por el crack, tengo razones para seguir haciendo la puñeta a los magufos.

  13. pocose
    2 marzo, 2012 de 19:40

    Esta vacuna sería util solo para el 53% de la población, siempre que no pertenezcan a un grupo de riesgo y los efectos secundarios de la vacunación sean despreciables.
    Puede ser el caso de la vacuna de la gripe normal.
    (De los 10,000 vacunados 4.000 no enfermarían y a 700 la vacuna no los librará de la enfermedad luego la vacuna solo ha sido util para 5.300 de los 10.000)
    Claro que puedo estar equivocado, la estadística siempre se me atragantó.

  14. 2 marzo, 2012 de 21:03

    pocose, yo tampoco soy un crack de la estadística, pero si de 10000 vacunados, 700 enferman, quiere decir que hay 9300 que no enferman… Por lo tanto la efectividad sería de un 93%.

    ¿De dónde sacas la cifra de 4000? Yo no la veo por ningún sitio…

  15. Uri
    2 marzo, 2012 de 21:32

    Eso solo es si no tienes en cuenta el grupo de control.
    Si solo cojes a los que han sido vacunados te da un 93% pero para saber la efectividad de la vacuna debes saber que tambien en los no vacunados hay muchos que no enferman (mas de la mitad) asi que eso corrige ese 93%.
    Eso si no tengo ni idea de que correciones se hacen enbase al grupo de control.

  16. Kronos
    2 marzo, 2012 de 21:56

    Creo que la vacuna tendría una efectividad demostrable de “sólo” el 56% siempre que supongamos que han estado expuestas a la enfermedad el mismo porcentaje de personas entre las vacunadas que entre las no vacunadas. Ahora bien, se deberían tener en cuenta otros factores como por ejemplo las personas vacunadas expuestas a la enfermedad por otras no vacunadas y que, de haber vacunado al 99,9% de la población, habrían quedado protegidas por la inmunidad de grupo, lo que habría aumentado considerablemente la efectividad real de la misma, o el hecho de que quienes se saben inmunizados por una vacuna dejan de tener un cuidado que, en muchos casos, los no vacunados observan escrupulosamente y que el grupo de vacunados proporciona una protección adicional a los no vacunados. En definitiva, que un porcentaje de no vacunados inferior al 10% afecta sensiblemente a la efectividad de una vacuna pero al mismo tiempo, el hecho de que un 90% de la población esté vacunada protege a una parte importante de los que no están inmunizados.
    Creo que, en el caso que se expone, no sólo es efectiva, sino altamente efectiva pues la incidencia de la enfermedad es casi diez veces superior entre los no vacunados y más si se tiene en cuenta la inmunidad de grupo de la que gozan sin haberse vacunado.

  17. Cronopio
    3 marzo, 2012 de 1:05

    Dado que la enfermedad afecta a un 60% de la población no protegida (extrapolados de la muestra control), los 700 que enfermaron a pesar de estar vacunados, representan el 60% de individuos a los que la vacuna no protegió. El número total de individuos no protegidos en los 10000 vacunados fue de 1166,66 y la efectividad estimada de la vacuna en porcentaje: 100*(10000-1166,66)/10000= 88,33%
    Habría que usar un análisis estadístico más completo para calcular el grado de confianza dados los tamaños de las muestras y las probabilidades de los sucesos estudiados….pero la estadística se me oxidó hace algún tiempo 🙂

  18. pocose
    3 marzo, 2012 de 11:09

    Rhay:
    Ya te he dicho que puedo estar equivocado. En el grupo de los 1.000 no vacunados (grupo de control) no enferma 400 osea el 40% de la población, que si extrapolamos a 10.000, nos dan 4.000 que sin vacuna no habrían enfermado. Ha de suponerse que toda la muestra ha sido expuesta al contagio en las mismas condiciones.

  19. 3 marzo, 2012 de 12:31

    Ya, pero no se pude medir extrapolando los datos de los no vacunados. Entiendo que la efectividad tiene que ir acorde con el número de vacunados que acaban enfermando, y no al revés…

    De todas maneras, creo que Cronopio ha dado con la solución…

  20. Cronopio
    3 marzo, 2012 de 15:34

    Releyendo los comentarios, me parece que la solución aportada por moigarenmoi es matemáticamente equivalente a la que propongo. En caso de ser acertada, moigarenmoi lo dijo antes.
    pocose, confundes la efectividad con el impacto en la población. Imagínate que 10 personas de entre 6000000000 mueren electrocutadas porque se les cae la tostadora de pan en la bañera mientras se estaban preparando el desayuno y se bañaban simultáneamente en su baño/cocina. Imagínate que invento un dispositivo que corte la corriente inmediatamente y evite que la persona sea electrocutada. Imagínate que ese dispositivo funciona siempre en estos casos. Su efectividad es del 100% o es del 1,66E-7 %?
    Nota: he ido a patentarlo y me han dicho que se llama interruptor diferencial….y que también llego tarde 😦

  21. 3 marzo, 2012 de 19:52

    Creo que falta una muestra mas grande de gente no vacunada para sacar un resultado mas exacto acerca de los no vacunados.

  22. pocose
    4 marzo, 2012 de 9:06

    Correcto. No se como se calcula la eficacia. La vacuna le ha sido util al 53% de los vacunados me parece bastante eficaz e imprescindible si se trata de una enfermedad grave o la inmunidad es permanente.

  23. Zutanito
    4 marzo, 2012 de 11:41

    Efectivamente, como algunos ya han comentado, parece que las diferencias en las proporciones de infectados entre el grupo control (60%) y el grupo de tratamiento (7%) son compatibles con la hipótesis que defiende que la vacuna es efectiva. Pero creo que habría que someter los datos a algún tipo de análisis estadístico inferencial (un contraste de hipótesis sobre proporciones independientes o algo así) para analizar el efecto del azar y del tamaño muestral. En ese sentido, me llama la atención la extremada diferencia de tamaño de la muestra del grupo control (1000) y del grupo de tratamiento (10000), igual eso podría restarle fiabilidad a la comparación (el tamaño muestral siempre es esencial para determinar la calidad de un muestreo). Pero los conocimientos de estadística de este pobre psicólogo metido a informático ya están muuuuuuy oxidados. Mis neuronas agradecen al autor de este artículo que las hayan hecho trabajar un poco ;).

  24. Justo
    4 marzo, 2012 de 12:02

    Veamos: 4o% de los no vacunados no enferman. Si restamos ese 40% al total de vacunados, nos queda un 60% (6.ooo) de posibles candidatos a contraer la enfermedad . De esos 6.ooo candidatos solo enferman 700, es decir, 7 de cada 60. El cociente 60/7 nos indicaría la eficacia de la vacuna.
    Otra posibilidad pudiera ser relacionar el número de los que no han enfermado en ese grupo (5.300) con el número total de posibles candidatos a contraer la enfermedad (6.000), es decir 5.300/6.000.

  25. Kronos
    4 marzo, 2012 de 20:50

    Zutanito :
    En ese sentido, me llama la atención la extremada diferencia de tamaño de la muestra del grupo control (1000) y del grupo de tratamiento (10000), igual eso podría restarle fiabilidad a la comparación (el tamaño muestral siempre es esencial para determinar la calidad de un muestreo). .

    En este punto, Zutanito, creo que el grupo de control debe ser lo más parecido posible a un escenario real para poder estudiar como se comportará la vacuna cuando sea distribuida masivamente. Si nos fijamos en la distribución de la triple vírica, el porcentaje de gente vacunada es mucho más elevado. Por eso pienso que el grupo de control es correcto aunque, a primera vista, pueda no parecerlo.

  26. 4 marzo, 2012 de 23:22

    Acabo de ver en RTVE (Documentos TV) un estupendo documental sobre vacunas. Os dejo el enlace: http://www.rtve.es/television/20110207/documentos-tv-guerra-vacunas/402095.shtml

  27. Katxu
    5 marzo, 2012 de 8:58

    El documental estuvo genial. Me dio bastante pena ver los esfuerzos de ese colectivo de padres (encabezados por Jim Carrey y una antigua Playboy de la que no recuerdo el nombre) que empleaban todos sus recursos en que el mundo supiera que las vacunas provocaron autismo en sus hijos. Y digo pena porque todo ese tiempo y sufrimiento empleado en demostrar una equivocada atribución causa efecto (vacuna- autismo), de sobra demostrada errónea con estudios epidemiológicos, (entre vacunados y no vacunados; y entre niños vacunados con Thimerosal y niños vacunados cuando éste se eliminó de las vacunas) es un esfuerzo inútil del cual ni ellos, ni sus hijos, se van a beneficiar nunca. El autismo es un trastorno del desarrollo muy complejo, que implica altos niveles de sifrimiento para la familia, todavía muy desconocido y con un pronóstico nada alentador (serán personas dependientes de por vida). Por eso sus reivindicaciones y campañas de concienciación social deberían ir encaminadas en un sentido radicalmente opuesto.

    Me llamó también especialmente la atención una curiosa paradoja. Resulta que la eficacia de las vacunas es de algún modo causa de dejar de vacunar: como las vacunas funcionan , la incidencia de la enfermedad decrece considerablemente hasta el punto de convertirse en una enfermedad prácticamente desconocida para los padres de la generación a la que ahora toca inmunizar. Al ser una enfermedad prácticamente sin incidencia estos padres no entienden por qué se han de vacunar sus hijos de una enfermedad que ya casi no existe. ¡Curiosísimo!

    Los que lo vimos anoche y hemos seguido los artículos de este blog sobre la vacunación y la no-vacunación, pudimos apreciar la calidad de ambas informaciones: casi todo lo dicho anoche en el documental lo hemos podido leer ya por aquí. Una información muy útil, coherente y sin lugar a la duda, de la cual los padres que estamos en pleno proceso de vacunación de nuestros chiquillos, como es mi caso, nos podemos beneficiar.

  28. 5 marzo, 2012 de 9:22

    El documental es muy bueno y varios de los comentarios son de primera. Cuando queda más que demostrado por varios estudios en todo el planeta que no se puede asociar el timerosal, ni la triple vírica con el autismo, muchos de los que habían luchado años contra esas vacunas por el tema del autismo, lo siguen haciendo. Aquí aparece un componente emocional que va por encima de los resultados científicos. Como alguien dice: “no se puede hacer nada con argumentos científicos, estas personas no confían en la ciencia porque no saben lo que es la ciencia”.

    Si recordáis la historia de Ryan Wayne, la escuela no lo aceptó, ni siquiera con los últimos informes científicos, pero otra escuela del mismo estado (sin ninguna relación con el muchacho) lo aceptó sin problemas. En la primera escuela se había establecido un vínculo emocional que les impedía volver atrás. Reconocer que uno está equivocado es tremendamente difícil, muchos prefieren ponerse las anteojeras, como los caballos, y tirar para adelante. Eso mismo les ocurre a muchos negacionistas. En la década de los 80, cuando aún no se disponían de muchos datos, se creó un vínculo entre ellos, que no se ha roto, a pesar de los muchos datos científicos de los que hoy disponemos. De hecho algunos han muerto de SIDA sin reconocer que se estaban muriendo de esa enfermedad.

  29. KC
    5 marzo, 2012 de 10:02

    Manuel :
    Aquí aparece un componente emocional que va por encima de los resultados científicos.

    Has dado en la clave del asunto. Para eso ya hay otra ciencia (por mucho que para un matemático sea una pseudociencia). Se llama Psicología y explica el comportamiento humano desde muy variados tipos de vista.

    Saludos.

  30. KC
    5 marzo, 2012 de 10:05

    […] desde muy variados tipos de vista.

    Con eso me refiero a tantos como circunstancias moldean lo estados anímicos. No a que la Psicología no tenga un método claro.

    Lo digo por las chapuceras interpretaciones ya de sobra conocidas…

    Saludos.

  31. Katxu
    5 marzo, 2012 de 10:43

    En relación a lo que dice KC: http://bit.ly/ydzQfM

    Yo creo que el componente emocional va después de la errónea atribución causal, por eso creo que el problema principal radica en dicha atribución. El componente emocional es lo que retroalimenta el mantener esta postura. Se presentan dos eventos en proximidad temporal: 1) la administración de la vacuna; 2) la primera sintomatología autista. Así se establece una equivocada relación causa-efecto, del tipo (y siguiendo el ejemplo que ilustraba el documental) el gallo canta, sale el sol, luego el sol sale porque el gallo ha cantado.
    Ahora se empiezan a ver los primeros síntomas de los hijos/as y finalmente le diagnostican de autismo. Eso crea en los padres un comprensible y tremendo dolor. Bien, pues como ese dolor no puede ser en vano, como ha de tener una razón y esa razón ya la han encontrado (mediante un sesgo cognitivo que les dice que la vacuna es la causante), la postura se insataura, persiste y debido a ese intenso componente emocional, se hace terriblemente resistente al cambio.
    Pero sin ese error de atribución, no habría emoción negativa, y por tanto la “conducta antivacuna” ni se daría ni se mantendría en el tiempo.

    Saludos.

  32. KC
    5 marzo, 2012 de 11:59

    Me parece una explicación muy sensata, Katxu.

    Yo lo veo más así:

    1) Se produce un hecho “anormal” e inesperado que produce dolor (siguiendo tu tesis).

    2) Para curar ese dolor hay que buscar causa, independientemente de que sea o no válida.

    3) El criterio de atribución de causas se ve condicionado por un estado anímico y pierde fiabilidad/objetividad.

    4) La psicología condicionada del individuo influye en su criterio de forma que cualquier comprobación queda a su subjetiva interpretación.

    Según mi perspectiva, el error de atribución surge condicionada por la emoción negativa, y no al revés.

    Alguien lo explicaba con en la primera estrofa de una canción. Una de esas canciones que solo un genio puede escribir (y no me refiero a cualquiera de los pseudomúsicos de ahora). Incluso se permitió el lujo de repetirlo dos veces, para quienes no lo captaran a la primera. Creo que no hace falta explicar quién mató al genio, por cierto (cuya psicología entraría dentro de la explicación anterior).

    Saludos.

  33. 5 marzo, 2012 de 12:25

    La verdad es que el documental está bastante bien.
    Una de las razones de los antivacunas, que nunca había oido, y que de verdad me resulta extraño que pueda esgrimir alguien con un minimo de inteligencia es la de “hace 40 años, cuando yo era pequeño, solo me pusieron 3 vacunas. Ahora a mis hijos les ponen 15, que barbaridad”. Es de un absurdo tal que no me da ni para intentar responderla.

  34. Katxu
    5 marzo, 2012 de 12:35

    Interesante también tu razonamiento KC. Yo mantengo que es la cognición la que condiciona a la emoción (cognición que ,como bien dices, puede ser acertada o no).

    Es de noche y oyes un fuerte ruido en la ventana en el piso de arriba. Si tu interpretación cognitiva (modulada por diversos factores como las expectativas, los prejuicios, la experiencia previa, el aprendizaje observacional, el nivel intelectual…) es que se ha colado alguien en casa, la emoción (el miedo), su activación psicofisiológica (temblor, palpitación, sudoración, contracción del diafragma…) y tu conducta (huir, armarte, pedir ayuda…) serán muy diferentes a si la interpretación hubiera sido “vaya, ya ha vuelto el aire a abrir la ventana”, con lo que tranquilamente subirás y la cerrarás.

    Siguiendo esta línea (1.cognición-2.emoción-3.conducta) y volviendo al tema de las vacunas, no habría “conducta antivacuna”, si no fuese por una emoción (rabia, ira, resentimiento, impotencia…) derivada de un sesgo cognitivo (que dos sucesos presenten relación temporal no implica que haya relación causal).

  35. KC
    5 marzo, 2012 de 13:02

    En realidad hablamos prácticamente de lo mismo, Katxu, solo nos separa un momento.

    Diría que esto que escribes:

    no habría “conducta antivacuna”, si no fuese por una emoción (rabia, ira, resentimiento, impotencia…) derivada de un sesgo cognitivo

    Y lo que escribí yo más atrás, es básicamente lo mismo:

    Según mi perspectiva, el error de atribución surge condicionada por la emoción negativa, y no al revés

    Yo creo que ese sesgo cognitivo al que te refieres se produce justamente por la fuerza de la emoción primaria (el miedo hace que en vez de pensar que pueda ser la ventana, sea un negro homosexual y ateo que quiere venir a robarme), lo cual hace que interpretemos las cosas subjetivamente. Es decir, yo interpretaría “vaya, ya ha vuelto el aire a abrir la ventana” si mi emoción generada por el acontecimiento es indiferente -o mi psicología personal diera como para saber contenerla-, pero si no lo es, interpretaría otra cosa.

    Por tanto, yo diría que la línea es:

    1) Acontecimiento fáctico.

    2) Posible emoción (debido a la misma psicología del sujeto) ante el acontencimiento fáctico, que origina/condiciona una interpretación cognitiva (que podría, además, sesgarla).

    3) Interpretación cognitiva (sesgada o no por la emoción).

    4) Razonamiento/Conducta en base a ese razonamiento.

    De todas formas, para abordar mejor esta cuestión necesitaríamos experimentos y entrevistas a individuos. Lo digo porque igual hay algún matemático/físico que como ve que aquí 1+1 no es igual a dos es posible que crea que hablamos de lo primero que “meseocurre”. No, señor matemático/físico (que a veces ni eso), la misma realidad de la Psicología hace que no pueda ser tan exacta como una suma.

    Saludos.

    P.D.: por otro lado, el supuesto de hecho que propones es relativo, porque sí podría darse el caso de que hubiera un negro, homosexual y ateo que hubiera venido a matarme (dependerá de la casuística). No es el caso de las vacunas, dónde de momento no se ha demostrado que los resultados queden a ese “azar” que sí podría haber en el otro caso que hemos analizado.

  36. KC
    5 marzo, 2012 de 13:10

    4) Razonamiento/Conducta en base a ese razonamiento.

    Ahí hay un fallo. Quería decir en base a esa interpretación cognitiva del 3).

    Saludos.

  37. KC
    5 marzo, 2012 de 13:44

    Vamos a usar la cita de Lennon, Katxu:

    “Dios es un concepto para medir nuestro dolor”

    1) Dios es un concepto (cognitivo) para medir nuestro dolor (emocional).

    2) Queremos “medir” (explicar) nuestro dolor mediante algo (el dolor -emoción- es anterior al concepto que buscamos), justamente porque queremos saber la causa.

    3) Generamos una interpretación cognitiva en base a nuestro dolor -emocional- (que no es la mejor herramienta para interpretar nada). Algo que sea capaz de explicar nuestro dolor, que le dé sentido, que explique el origen.

    En el caso de las vacunas:

    1) Me comunican que mi hijo tiene autismo/Dolor emocional/Emoción primaria.

    2) Tiene que haber alguna causa para que algo así pueda pasar. Necesito alguna causa para no sentirme culpable (Negación de la realidad).

    3) “Probablemente sean las vacunas” (Distorsión de la realidad en base a una interpretación cognitiva adulterada/condicionada por la emoción primaria (1).

    Saludos.

  38. 5 marzo, 2012 de 14:43

    Resultado cuestión vacunación:

    Lo que se precisa saber es cuántos enfermos se habrían producido si no existiera una vacuna y cuantos casos se han evitado gracias a la vacuna. Si la gente se ha vacunado al azar, la proporción de enfermos debería haber sido la misma que entre los no vacunados: 600 de cada 1.000, 6.000 de cada 10.000. De los 6.000 casos esperados, sólo se han producido 700, y por tanto se han evitado 5.300, el 88.3%: La vacuna tiene una eficacia del 88.3%; evita el 88% de los casos en sujetos vacunados.

    Expresado en la forma matemática habitual, primero se calcula el riesgo relativo, que es el riesgo de enfermar entre los vacunados dividido por el riesgo de enfermar entre los no vacunados. La eficacia es 1 menos el riesgo relativo:

    Riesgo entre los vacunados: 700/10.000 = 0.07
    Riesgo entre los no vacunados: 600/1.000 = 0.6
    Riesgo relativo: 0.07/0.6 = 0.117
    Eficacia: 1 – 0.117 = 0.883 y en tanto por ciento: 88.3%

    Esto es válido para un estudio de cohortes (grupo controlado), pero no una población total donde no se conoce el número total, sino sólo de una muestra poblacional. Entonces se ha de usar la “razón de ventaja”. La “ventaja” es un término (el correcto es “odds ratio”, y es complejo de traducir) usado en las apuestas. Es la probabilidad de obtener un resultado dividida por la probabilidad de no obtenerlo. Por ejemplo, la probabilidad de obtener el 3 si lanzo un dado es 1/6, y la probabilidad de no obtenerlo es 5/6; la “ventaja” sería 1/5. Las apuestas irían 5 a 1. En este caso, la ventaja de vacunarse es la probabilidad de enfermar si te vacunas, dividida por la probabilidad de no enfermar si te vacunas. Luego se calcula la ventaja de no vacunarse, y finalmente se dividen.

    Probabilidad de enfermar si te vacunas: 700/10.000 = 0.07
    Probabilidad de enfermar si no te vacunas: 9300/10000 = 0.93
    “Ventaja” de vacunarse: 0.07/0.93 = 0.075
    Probabilidad de enfermar si no te vacunas: 600/1000 = 0.6
    Probabilidad de no enfermar si te vacunas: 400/1000 = 0.4
    “Ventaja” de no vacunarse: 0.6/0.4 = 1.5
    Odds ratio = 0.075/1.5 = 0.05
    Efectividad: 1 – 0.05 = 95%

    Enhorabuena a los que habéis acertado.

    Cuestión sacada de: “En defensa de las vacunas” Carlos González Ed. Temas de hoy

  39. KC
    6 marzo, 2012 de 1:48

    Katxu, añado al debate una web en el que se habla del tema:

    Hacia finales del siglo XX el Dr. Antonio Damasio propuso un cambio esencial en esta concepción: La cognición y las emociones no solo están estrechamente entrelazadas, sino que además, la emoción es el primer mecanismo para la racionalidad.

    http://www.neuroclassics.org/EMOCION/EMOCION.htm#DIF_EMOySENT

    Por cierto, se explica muy por encima la diferencia entre emociones y sentimientos que preguntaban el otro día.

    Por cierto, acabo de ponerle cara a nuestro “ladrón y potencial asesino”. La pena es que quería ser sacerdote… Lo suyo hubiera sido que fuera ateo.

    http://blogs.elpais.com/africa-no-es-un-pais/2012/03/el-primer-presidente-gay-de-%C3%A1frica.html

    Hubiera sido la víctima perfecta para la acusación. Una pena que haya querido ser religioso.

    Saludos.

  40. KC
    6 marzo, 2012 de 1:49

    Que conste que la última frase es sarcástica. Yo no me atrevería a negar a nadie sus sensaciones con respecto a nada. Lo que no estoy dispuesto es que no hagan lo mismo.

    Saludos.

  41. KC
    6 marzo, 2012 de 2:02

    Según el texto:

    La emoción dispara los recursos cognitivos de nuestro cerebro, activando determinados circuitos cerebrales relacionados con aquella emoción. Estos circuitos incluyen las estructuras neurales, que antes hemos mencionado (A, CPFVM, CCA, IA). A su vez, estas estructuras ponen en marcha determinados recursos cognitivos, como la información almacenada en la memoria y el conocimiento de determinadas estrategias de actuación etc.

    El estado emocional determina un estilo cognitivo, que caracteriza la actuación de una persona inmersa en aquella emoción. Por ejemplo, cuando una persona experimenta miedo, su estilo cognitivo cambia de acuerdo con esta emoción y ello hace que esté atenta a determinada información mientras ignora otros aspectos que también están presentes en el ambiente.

    La última frase sería lo que tú bien definías como “sesgo cognitivo”, que por supuesto se produciría, como decíamos. Ese sesgo es el que realmente induce al error, pero no podemos olvidar que está motivado por esa emoción primaria que genera de por sí un falso mecanismo de elección entre todos los elementos cognitivos que tenemos cuando se produce el hecho.

    Saludos.

  42. KC
    6 marzo, 2012 de 2:09

    Katxu, por último comentarte que las referencias son de textos de Antonio Damasio, que se dedica a estos temas. Si te interesa, hay un libro buenísimo:

    Damasio AR. En Busca de Spinoza: Neurobiología de la emoción y los sentimientos. Ed. Crítica. Barcelona, 2005.

    Es de lo mejor que yo haya leído en cuanto al nicho temático que comentamos. Totalmente recomendable.

    Saludos.

  43. Katxu
    6 marzo, 2012 de 9:29

    Ok, gracias KC, le echaré un vistazo.

    Sigo manteniendo que para el caso que nos ocupa, el sesgo cognitivo disparará una emoción que traerá como consecuencia la conducta antivacuna. Y sí, es perfectamente lógico tu punto de vista, incluso complementario al mio. Sintetizando ambos sería:

    1.diagnóstico de autismo
    2.emoción (desesperanza)
    3.Búsqueda de razones
    4.Sesgo cognitivo
    5.Emoción (ira, sentimiento de injusticia…)
    6. Conducta (movimiento antivacuna).

    Yo acepto que, como tú dices, la emoción que deriva del diagnóstico lleve a buscar las razones. Pero insisto en que si tras esa búsqueda, se concluye que las vacunas causan autismo, va a dar lugar a una nueva emoción que no se daría con otra conclusión distinta como: “no se conocen las causas del autismo y se ha demostrado que es falso que sea causa de la vacunación”. Todos los padres, cuando su niño es diagnosticado de autismo, pasarán necesariamente por las fases 1, 2 y 3. Y sólo los que, tras buscar las causas concluyan erróneamente (4), pasrán por las fases 5 y 6.

    Esto es mi punto de vista, pero con esto no quiero decir con esto que SIEMPRE la cognición preceda a la emoción. Si vas cruzando la calle y de repente ves un coche venir hacia tí a toda leche, nuestro sistema de alarma (miedo) será quien te haga apartarte como buenamente puedas, sin que la cognición interceda en ello. Hubiera sido evolutivamente muy costoso si tuvieramos que razonar primero y actuar después. Si nuestros antepasados primates se hubieran parado a calibrar su actuación ante el ataque de un león hambriento, seguramente no estaríamos aquí. Hoy día ya no son leones hambrientos si no “taraos” en los coches los que nos ponen en riesgo, pero nuestras emociones si que funcionan de la misma manera.

    Saludos

  44. Katxu
    6 marzo, 2012 de 9:33

    “Esto es mi punto de vista, pero con esto no quiero decir con esto que SIEMPRE” edición de comentarios YA!!

  45. Lucien
    7 marzo, 2012 de 14:50

    Hablo sin saber, porque no es precisamente el tema de las vacunas mi especialidad. Me acaba de llegar un correo de mi facultad alertando de que ha habido dos casos de sarampión. Por lo que dice el email, por lo visto la vacuna contra el sarampión es una de las que te ponen con la Triple Vírica (a los 12 meses y 6 años). Con lo que deduzco que son dos papanatas antivacunas (o con padres que eran antivacunas) los contagiados, ¿no?

  46. 7 marzo, 2012 de 14:55

    Lucien, con tan pocos datos no puedo saber si es cosa de no vacunarse o no. Cuando conozcas la historia completa nos la cuentas 😉
    Por cierto, ¿los enfermos son alumnos?, ¿de qué universidad?

  47. jc
    7 marzo, 2012 de 18:10

    Hola a todos. Hola Manuel.
    Hola a todos, hola Manuel.

    Muy interesante el ejercicio que nos proponias y las discusiones paralelas que se han organizado.

    Solo quería comentar que el libro de Carlos González del que sacas el tema, es de hecho muy importante para la causa provacunas. Este Sr. por razones varias es muy, pero que muy “querido y respetado” por el heterogeneo mundo de los que apoyan lo que llaman “crianza natural” y cosas similares. Sin entrar en detalles, destaco lo de heterogeneo, porque sin ser mayoría, si que hacen mucho ruido dentro de ese movimiento los antivacunas. La publicación de este libro puede suponer en España un importante antidoto al fenómeno de la antivacunación. Creo que ha hecho pensar a muchos saber que González no está con ellos.

  48. jhacky
    8 marzo, 2012 de 11:06

    Es un hecho bien documentado que la incidencia y mortalidad de enfermedades infecciosas como sarampión, tos ferina, paperas y rubeola cayó un 90% antes de las vacunaciones masivas.
    En EEUU, cuando se probó la primera vacuna inyectable contra la polio (Salk) en, aproximadamente 1.800.000 niños de Estados Unidos en 1954, en el transcurso de 9 días se produjo una enorme epidemia de polio paralítica en los niños vacunados y en algunos de sus padres, además de en otras personas que habían estado en contacto con los niños. Para maquillar este fracaso las autoridades cambiaron la definición de los diagnósticos. Según la Dra. Viera Scheibner eliminaron de las estadísticas el 90% de los casos de poliomelitis de 3 formas:
    1) Se aumentó de 20 a 35 el número de casos necesarios para declarar una epidemia. 2) El requisito para ser incluido en las estadísticas de parálisis se cambió de síntomas de 24 horas de duración a síntomas de 60 días de duración (la parálisis de muchas víctimas de polio era temporal. 3) Se separaron los casos de meningitis viral y aséptica, que tienen síntomas similares a los de la polio, y que se diagnosticaban y archivaban como polio antes de la introducción de la vacuna
    Así, oficialmente la poliomelitis sí había disminuido drásticamente después de la introducción de la vacuna y desde entonces, cuando una persona vacunada contra la polio contrae la enfermedad no se le diagnostica polio, sino meningitis viral o aséptica.
    Lo mismo ocurrió no hace mucho con la “pandemia” de la gripe A, donde se redefinió lo que era una pandemia para que la gripe A pudiese encajar. El mayor beneficiado, la empresa de Donal Rumseld, que se forró vendiendo millones de sus tamiflus, muchos de los cuales acabaron en la basura.

  49. 8 marzo, 2012 de 12:03

    Jhacky, gracias por demostrarnos de qué vas. Has pasado de alguien que ha probado el MMS (todavía no me has explicado por qué lo has elegido) a un negacionista de las vacunas, de la medicina científica y amante de los vende humos y terapias alternativas que jamás han demostrado su eficacia. El mantra que colocas contra las vacunas ha sido refutado mil veces, pero a vosotros jamás os convencerán los datos científicos porque ni sabéis la ciencia ni estáis dispuestos a hacer el menor esfuerzo por entenderla. Las páginas sobre conspiraciones imaginarias son más divertidas que las aburridas páginas de estadística. Además tienen la ventaja de que siempre quitan la culpa a los ciudadanos de que la cosa vaya mal, la culpa siempre es de ese oscuro poder en la sombra que lo controla todo. Para qué protestar si todo está controlado ¿verdad? Una forma muy sutil de quitar poder al ciudadano de a pie, desde casa y con una simple página web.

    Personas de tu opinión llenaron páginas y páginas web con las palabras de la monja Forcades diciendo que la vacuna de la gripe A mataría a millones de personas. Eso se ha demostrado como una gran mentira. Alguien con espíritu crítico habría llamado al orden a la tal Forcades y habría pedido disculpas por dar la brasa con algo falso. Pero eso no entra en el terreno de la pseudociencia. Igual ocurre con la correlación autismo-triple vírica, a pesar de haberse demostrado las falsa acusaciones de Wakefield, todavía se sigue repitiendo lo mismo. Y cuando se presenta la demostración científica de que eso es falso, huida por un periodo de tiempo y vuelta con otro mantra demostrado como falso unos años antes. ¿Por qué se actúa así? Eso es algo que nos tendréis que explicar algún dia.

    Mientras dejo los datos epidemiológicos en España, que cada cual saque sus conclusiones: https://lacienciaysusdemonios.com/2010/10/12/la-eficacia-y-los-efectos-secundarios-de-las-vacunas-en-cifras/

  50. jhacky
    8 marzo, 2012 de 12:22

    Me gustaría poder creerte y espero aprender algo, pero el enlace que aportas corrobora lo que digo. El truco está en sacar estadísticas sólo de los últimos años. Si vas más atrás en el tiempo, verás que desde mucho antes de aplicarse la vacunación masiva, ya disminuía de igual forma la incidencia de la mayoría de enfermedades, probablemente por la mejora de las condiciones de vida. Yo podría sacar un gráfica igual que esas y afirmar con la misma convicción que, desde que el Real Madrid ganó su primera copa de europa, ha bajado la enormemente la incidencia de ciertas enfermedades.

  51. 8 marzo, 2012 de 12:22

    Pues no, jhacky, no. No hubo ninguna epidemia de polio paralitica entre los vacunados. El 1.800.000 niños de los que hablas no fueron vacunados, sino que intervinieron en las pruebas clinicas de la vacuna de Salk. De ellos, 440.000 fueron vacunados, 210.000 recibieron placebo y el resto no fue vacunado y actuo de grupo de control. La vacuna resulto efectiva al 70% contra la polio tipo 1 y mas del 90% contra el resto de tipos.

    Antes de la introduccion de la vacuna de Salk, habia alrededor de 20.000 casos anuales de polio, menos cuando habia epidemias, como en 1952, con mas de 50.000 casos. En 1957 los casos habian caido a menos de 6.000 y en 1961 apenas hubo 160 casos.

    Anormales como tu os mereceriais que vuestros padres no os hubieran vacunado y os enfrentarais de verdad a las consecuencias de la polio.

  52. jhacky
    8 marzo, 2012 de 12:35

    Osea que al final es cuestión de creer a unos o a otros. ¿Por que de que fuente sacas esos datos, Javi? ¿Y que hay del cambio de definición de la polio? Porque eso explicaría que bajasen los casos.

  53. 8 marzo, 2012 de 13:00

    Claro, y la desaparición de la viruela en el mundo fue consecuencia de que por fin hemos conseguido que todos los paises del planeta tengan una alimentación y un sistema sanitario cojonudo. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

  54. jhacky
    8 marzo, 2012 de 13:08

    Manuel, yo estoy aquí para debatir, compartir información y compararla, no para descalificar. Eso se lo dejamos a los tertulianos de la tele, que para eso les pagan y tienen tanto éxito. Dame argumentos, te aseguro que estoy dispuesto a escuchar y aprender. ¿Puedes decir lo mismo?

  55. 8 marzo, 2012 de 16:08

    Por supuesto que estoy para debatir. En exceso, según muchos lectores de este blog. Recibo críticas vuestras por no ser tolerante y críticas de la otra parte por ser demasiado tolerante, permitiendo que la basura pseudocientífica campe por este blog. Al final creo que la mayoría (que aunque a veces pique para alegría de los pícaros) se da cuenta de quien está intentando de timar a quién.

  56. 8 marzo, 2012 de 17:09

    jhacky :
    Osea que al final es cuestión de creer a unos o a otros. ¿Por que de que fuente sacas esos datos, Javi?

    ¿De que fuente? Pues mira, aqui tienes algunas fuentes:
    “Understanding viruses” de Teri Shors.
    “Polio’s legacy: an oral history” de Edmund Sass.
    “Patenting the Sun: Polio and the Salk Vacine” de Jane Smith
    “Landmark perspective: Mass vaccination against polio” Hinman A . JAMA 251 (22): 2994–6.
    “History of Vaccines Website – Polio cases Surge”. College of Physicians of Philadelphia.

    Ahora responde tu. ¿Cuales son tus fuentes?

    ¿Y que hay del cambio de definición de la polio? Porque eso explicaría que bajasen los casos.

    No hay cambio de definicion de polio. Se diagnostica polio cuando en un cultivo de una muestra del paciente se detecta el virus de la polio.

  57. 8 marzo, 2012 de 17:11

    ¿Se ha ido mi contestacion a moderacion o a spam?

  58. 8 marzo, 2012 de 17:58

    Impresionante… O este muchacho no sabe leer, o ni se pasa por los enlaces que le dan… El comentario 8 del hilo que le linka Manuel tiene una cacho de gráfica gigante con los casos de poliomielitis en España ¡desde 1949!, y teniendo en cuenta que la vacunación masiva comienza en 1963, creo que no hay más que decir.

    Mira, jhacky, hemos tenido la oportunidad de erradicar la polimielitis del mundo, tal y como hicimos con la viruela, y gracias a gobernantes supersticiosos y muy mal aconsejados por magufos de medio pelo no se ha conseguido, y en cambio se han conseguido epidemias como las siguientes:

    http://www.who.int/csr/don/2010_11_04a/es/index.html

    ¿Quieres saber sobre la poliomielitis? Lee aquí:

    http://www.polioeradication.org/

    Y si quieres saber el repunte de enfermedades que estaban prácticamente erradicadas en el Primer Mundo, como la tos ferina o el sarampión, lee este otro artículo, y sobre todo quédate con los datos objetivos y contrastados que aporta:

    https://lacienciaysusdemonios.com/2012/01/25/campanas-de-vacunacion-amenazadas-por-la-irracionalidad-el-fundamentalismo-religioso-y-las-guerras/

    Todos aquellos que ponéis en duda las vacunas, porque suena súper-progre-guay-que-te-cagas-tía, y súper-new-age-zen-budista-crudivegano-alternativo, no sois más que una panda de inconscientes muy peligrosos que está poniendo en serio riesgo la salud de nuestros hijos. Si crees que las vacunas son malas y decides no vacunar a tus hijos, haznos un favor a los demás: cómprate un atolón en el Pacífico y lárgate a vivir allí, lejos de una sociedad a la que puedes perjudicar seriamente.

  59. Cronopio
    8 marzo, 2012 de 23:11

    jhacky, o aportas pruebas documentales y fuentes para lo que afirmas (y por favor que no sean del TBO) o vas a quedar como un completo gilipollas.
    Yo apuesto por gilipollas. ¿Alguien cubre la apuesta? ¿Rhay? ¿Darío? ¿Manuel?….Cobardes…

  60. 9 marzo, 2012 de 0:27

    JAJAJAJAJAJA

    va mi resto

  61. 9 marzo, 2012 de 1:35

    ¡Envido! :mrgreen:

  62. jhacky
    9 marzo, 2012 de 10:53

    Al escribir aquí sólo pretendo contar mi experiencia con el MMS y participar en un foro donde la gente piense diferente, porque creo que puede ser enriquecedor, aunque mi mujer afirma que sembrar en tierra infértil, supone un gasto inútil de energía. De momento, no he sacado nada en claro, lo más que he leído han sido insultos y descalificaciones.
    Contestaré a lo que más me ha llamado la atención:
    – Al que dijo que seguro que nunca había pisado una universidad, decirle que no va mal encaminado. Me licencié con notable en empresariales, pero casi nunca iba a clase, me limitaba a fotocopiar los apuntes del compañero de piso y mirarlos una o dos noches antes del examen.
    – Al que comenta que la policía local es en general chapucera tampoco se lo voy a negar, pero no es mi caso. Cuando yo entré en atestados de la policía local de Vitoria hace 15 años, ya hacíamos los planos de los accidentes en Autocad, cuando la guardia civil aun los hacia a mano. Eso se puede confirmar, al igual que el hecho de que se hacen informes periciales de velocidad en los accidentes. Las veces que he tenido que escuchar a los abogados, cuando no les interesaban nuestras conclusiones, que nosotros acudíamos al juzgado simplemente como testigos y que nuestras conclusiones no tenían carácter pericial como las suyas.
    – Al que afirma que la gente que no vacuna a los niños pone en peligro a los demás, pues pedirle que me lo explique. ¿Como es posible que el 5% que no vacuna a los niños ponga en peligro al resto? ¿No se supone que están inmunizados y a salvo? ¿No será más bien al revés?
    Las fuentes a las que me remito se pueden encontrar en internet, también tengo la opinión cercana de algún pediatra y homeópatas conocidos:
    -Lo que no nos han explicado de las Vacunas. Ponencia del presidente de la Liga para la libertad de vacunación, Dr. Xavier Uriarte, sobre información de la realidad de las vacunas, presentada en el V Congreso “Ciencia y Espíritu”, Barcelona, 20-21 de noviembre de 2010.
    -Campanas por la gripe A La Dra. Teresa Forcades, doctora en Salud Pública y monja benedictina de Montserrat, expone una síntesis de los datos científicos sobre la gripe A, enumera las irregularidades relacionadas con el tema, explica las consecuencias de la declaracion de Pandemia y las implicaciones políticas que de ello se derivan, haciendo una propuesta para mantener la calma, junto a un llamamiento urgente para activar los mecanismos legales y de participación ciudadana en relación a este tema.
    -Operación Pandemia Un documental de Julián Alterini sobre la fabricación mediática de la gripe A, desde la gripe aviar a la gripe porcina.
    -Vacuna VPH – Verdades y mentiras Conferencia del presidente de la Liga para la libertad de vacunación, Dr. Xavier Uriarte, sobre la vacuna del virus del papiloma humano, realizada en Girona el 14 de diciembre de 2008 en la Fira Eco-Sí.
    -Mitos de la gripe A Exposición televisiva de los mitos y las realidades de la grupe A por el Dr. argentino Juan Carlos David, docente encargado de cátedra (Unidad Docente de Medicina de la U.N.R), de las Cátedras de: Pediatría, Medicina Preventiva y Social, y Enfermedades Infecciosas.
    -Vacunación: La Verdad Oculta: Documental australiano en el que la Dra. Viera Scheibner (investigadora PhD) junto a cinco médicos y otros investigadores, revelan lo que realmente ha pasado y está pasando en relación con las enfermedades y las vacunas, poniéndolas en cuestionamiento.
    -Dr. Máximo Sandín – La Lucha contra bacterias y virus: una lucha autodestructiva

  63. 9 marzo, 2012 de 12:40

    Jhacky, para que no vuelvas a escurrir el bulto te planteo la pregunta por tercera y última (espero que entiendas por qué va a ser la última) vez: ¿por qué no se ha dado ningún caso de viruela en el mundo desde que llevó a cabo la campaña de vacunación?

    Y de paso hago otra: ¿qué opinas de vacunar mascotas o animales de granja?

    ¿Como es posible que el 5% que no vacuna a los niños ponga en peligro al resto? ¿No se supone que están inmunizados y a salvo?

    Por dos motivos:
    (1) Los niños de menos de un año no tienen su sistema inmune desarrollado. Un niño enfermo le supondría un peligro. Para evitarlo se intenta crear lo que se llama inmunidad de la comunidad, pero veo que eso no entra dentro de los parámetro de aquellos que tienen un egoísmo tan grande que les impide vivir de igual a igual en la sociedad.

    (2) Los padres son responsables de la salud de sus hijos, pero no son dueños de esa salud. Igual que el estado indemniza cuando alguien sufre un efecto secundario por una vacuna en mal estado, los padres que hagan peligrar la vida de sus hijos por mantener conductas irresponsables deberían ir a la cárcel.

    Las fuentes a las que me remito se pueden encontrar en Internet

    Y ese es uno de los problemas actuales: voceros que tienen ni idea de lo que hablan y lectores que no entienden lo que leen. Y así nos va.

    Dr. Xavier Uriarte, sobre información de la realidad de las vacunas, presentada en el V Congreso “Ciencia y Espíritu”;

    Gran referencia: un grupo de vendedores y chamanes que pretenden desacreditar la medicina científica, magnificando los errores y los efectos secundarios y silenciando los tremendos éxitos de ésta, para poder vender ellos sus productos. Cada nuevo descubrimiento de la ciencia a favor de la salud supone un cliente menos. Y el tal Xavier Uriarte ha sido refutado montones de veces. Por ejemplo por Carlos González en su obra “En defensa de las vacunas”. Léelo que no muerde.

    Campanas por la gripe A La Dra. Teresa Forcades

    ¿Te refieres a la montó la campaña diciendo que habría millones de muertes por culpa de la vacuna? Todavía espero que pida disculpas, ya que ha habido millones de vacunados y no se han producido esos decesos anunciados. Y si no pide disculpas, al menos que los que se tragaron sus infumables presentaciones tengan la vergüenza de volver usarla como argumento.

    En fin, para que seguir con la colección. Sólo te han faltado Rafapal y Starviewer.

    PD: Ah, y dile a tu mujer de mi parte, que si tan mal le caen páginas como esta, lo tiene muy fácil. Con no visitarnos tiene bastante 😉

  64. jhacky
    9 marzo, 2012 de 13:49

    Lo de la viruela no lo se amigo, yo no soy un experto, REPITO sólo quiero aprender e intercambiar información.
    ¿Si los niños no tienen el sistema inmune desarrollado, como es posible que desarrollen anticuerpos para luchar contra todos los virus que se le meten a la vez, a parte de otros tóxicos que llevan las vacunas?
    Yo aun no he vacunado a mi peke, que tiene 4 meses, y no tengo claro que hacer, porque hay cosas que no me cuadran. De momento hasta que no vaya a guardería (lo cual retrasaré todo lo que pueda, por lo menos 1 o 2 años) no veo la necesidad de vacunarle de nada. Ni si quiera se ha contagiado del catarro que tiene mi mujer. Esta super sano y espabilado y no veo motivo para introducir enfermedad en su cuerpo.
    Ustedes dirán que son los que saben (espero que no sepan sólo insultar), yo estoy dispuesto a escuchar y rectificar mi decisión si me convencen sus argumentos.

  65. jhacky
    9 marzo, 2012 de 14:55

    Me cuenta un lector y es fácil comprobarlo que hasta hace unos días el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) publicaba en su web su evidente conflicto de intereses con el laboratorio farmacéutico y fabricante de vacunas GlaxoSmithKline. Hoy –quizás por las numerosas referencias a ello en este y otros blogs y a la campaña de marketing del miedo que lleva a cabo dicha institución sanitaria para aumentar las vacunaciones infantiles con motivo del aumento de casos de sarampión– han decidido ocultar al público esta importantísima información, se supone que con la “sana” intención de que el público les conceda una credibilidad que no se merecen.

  66. 9 marzo, 2012 de 15:15

    Lo de la viruela no lo se amigo, yo no soy un experto, REPITO sólo quiero aprender e intercambiar información.

    Eso es falso, muchos han pasado por aquí exactamente con la misma actitud (de hecho no sé si es tu caso, pero muchos vuelven con diferente alias y siguen dando la brasa). Les importaba un rábano todas las afirmaciones que hagamos. De hecho el blog está lleno de información científica que contesta muchas de las preguntas que hacéis una y otra vez (y curiosamente muchas preguntando cosas que ¡están contestadas en el mismo artículo!). Lo que venís a hacer es propaganda (ya he leído 7 veces que el MMS en tus mensajes). Lo grave es que cuando se cuestiona vuestra postura os negáis a hablar, contestar, eludís el debate directo, como mucho copiáis largos textos y dais enlaces de vendedores de medicina de eficacia no demostrada. No queréis que quede claro que estáis haciendo largo discursos sobre fármacos y terapias, pero que no tenéis ni idea del origen de cualquier enfermedad trivial. Si os critico por ello decís que estoy agrediendo vuestra libertad de expresión. Pero analízalo desde el otro lado: teniendo en cuenta que esto no es un consultorio sino un lugar donde la gente viene a opinar, ¿tú qué aportas?

    ¿Acaso me crees tan iluso como para pensar que te voy a hacer cambiar de opinión? Eso es imposible, nos estás demostrando que tus decisiones no lo haces en base a conocimiento (la razón) sino en base a sentimientos (la fe). Y contra eso no hay argumento que valga. Así que o bien haces un esfuerzo por contestar e intentar mantener el debate o corto de raíz tus intervenciones.

    Dices que no sabes lo de la viruela porque no eres experto, pero bien que te has puesto la toga de experto para criticar la vacunación de la polio. ¿Por qué? Porque hay información en Internet que se adapta a tu ideología y te quedas con ella. Sin embargo en la red también encontrarás por qué ya no hay viruela: sin ir más lejos: https://lacienciaysusdemonios.com/2010/06/18/la-erradicacion-de-la-viruela-como-paradigma-del-exito-de-la-vacunacion/ Pero la información que eso contiene igual no te complace, porque no entra en tu creencia. Contra eso no puedo hacer nada.

    ¿Si los niños no tienen el sistema inmune desarrollado, como es posible que desarrollen anticuerpos para luchar contra todos los virus que se le meten a la vez, a parte de otros tóxicos que llevan las vacunas?

    Los niños cuando nacen sólo tienen la protección de los anticuerpos que le ha pasado la madre (que no es poco). Pero con el tiempo esos anticuerpos se diluyen, compensándose con el desarrollo de su sistema inmune. La vacunación empieza a los primeros meses y continua los siguientes con dosis de recuerdo de forma paralela al desarrollo de su sistema inmune. Empezará a tener una protección leve, y con las dosis de recuerdo cada vez mayores. Pero la vacuna no produce la enfermedad, el patógeno sí. Una vacuna en un bebé de menos de un año le obliga a empezar a producir anticuerpos. Un patógeno contra el que no tenga protección puede hacer enfermar al bebé.

    Yo aun no he vacunado a mi peke, que tiene 4 meses, y no tengo claro que hacer, porque hay cosas que no me cuadran.

    Mira, dudo que tengas un peque (por aquí sólo falta que pase alguien que diga que tiene un dinosaurio en el jardín), pero no quiero que hagas nada en función de lo que yo diga. Esto no es una consulta médica. Mi única recomendación es que acudas a un pediatra de confianza y que sigas sus recomendaciones. Eso sí, no te será fácil encontrar guardería y colegio sin la cartilla de vacunaciones al día. Y me parece normal.

    y no veo motivo para introducir enfermedad en su cuerpo.

    Este es tipo de frase que delata claramente de qué vas y qué vienes a vender.

  67. 9 marzo, 2012 de 15:18

    Jhacky, supongo que para tí debatir es sinónimo de bombardear con textos de otros y vídeos de YouTube. Lo siento, ese no es concepto que manejamos en este blog. A partir ahora cuando quieras saber algo sobre salud lo buscar aquí: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed

  68. jhacky
    9 marzo, 2012 de 15:27

    Ok, mensaje entendido, creo que no escogí el sitio adecuado para debatir y compartir información. Sigan ustedes pues con su discurso de siempre y yo buscaré otro sitio donde estén dispuestos a escuchar otras alternativas y explicaciones
    Les deseo suerte a todos.

  69. 9 marzo, 2012 de 15:35

    Jhacky, espero que entiendas aquí no has debatido en absoluto. Si piensas que lo hecho deberías volver a repasar lo que significa este concepto. Espero que encuentres ese lugar. En la mayoría de los sitios blog que opinan como tú, me han censurado en cuanto he presentado datos cientificos y estadísticas oficiales. Tendría que haber probado con mi experiencia personal 😉

  70. 9 marzo, 2012 de 17:45

    Las fuentes a las que me remito se pueden encontrar en internet, también tengo la opinión cercana de algún pediatra y homeópatas conocidos:

    Ah, o sea, que lo has leído en una página escrita por alguien que no sabes quién es, ni de dónde ha sacado eso. Aparte de un homeópata, que es como si nos dices que te lo ha dicho el brujo de la tribu.

  71. 9 marzo, 2012 de 20:13

    En fin…

    El problema no es que los policías locales de Gasteiz usarais el Autocad antes que la Guardia Civil, el problema es que quien maneja el Autocad en las policías locales es, en líneas generales, un zote que no sabe hacer la o con un canuto, y por eso los letrados no tenemos en cuenta en muchos casos los informes periciales de las policía local. No siempre, y no en todos los casos, el local es un zote, pero el porcentaje de ellos es bastante más alto que en cualquier otro cuerpo de seguridad, por dos motivos principales: 1) Las oposiciones son mucho más sencillas y 2) piden, como mucho, la ESO (http://www.canaloposiciones.com/ultimas_oposiciones_policia_local_alava-idpu3idpr1ap1.htm). ¿Por qué no se ponen en duda los informes periciales de la Guardia Civil? 1) porque no hay conflicto de intereses, cosa que con las locales puede ocurrir, y 2) (y más importante), porque quien maneja el Autocad en la Guardia Civil es un ingeniero, y un informe hecho por un ingeniero basado en cálculos matemáticos correctos no se puede rebatir. Por eso no se ponen en duda.

    Segundo: lo de las vacunas ya te lo han explicado. E insisto en que si consideras que vacunar es peligroso, te pido, por el bien de la Humanidad, que te vayas a vivir a una isla desierta, en donde sea imposible que si tienes el sarampión, se lo puedas contagiar a alguien.

    Si de verdad tienes vocación de aprendizaje, cosa que no me creo, y cuyo argumento se basa en toda la basura propagandística que haces en cada uno de tus posts, lo primero que tienes que hacer es leerte la información que te dan, y si no entiendes algo, preguntar, que te van a responder encantados. Lo que ocurre es que la gente está muy harta de perder el tiempo con gente que viene aquí a pontificar, y cuando le asfixian con la cordillera de datos de que disponemos, entonan el cántico de la libertad de expresión y la censura, y se quejan de que los “insultan”, demostrando que tienen la piel más fina que el pellejo de una mierda. Raro es que a estas alturas de la película no hayas mentado ni a Galileo, ni a Copérnico, ni a Giordano Bruno… ¿Te has parado a pensar cómo se siente alguien que lleva trabajando treinta años con virus y bacterias, intentando desarrollar vacunas, antibióticos, o simplemente estudiando su fisiología, cuando viene cualquiera que no sabría distinguir un parvovirus de una ensaïmada, y se pone a cuestionar su trabajo? ¿Tú sabes lo que jode que a alguien le digan asesino en su cara? Pues esto es lo que hacéis cada vez que venís a blogs como éste y decís las barbaridades que decís. Y si somos duros, es porque a nosotros, y a diferencia vuestra, nos preocupa la salud humana.

    Pero vamos, que tú mismo, que es mejor que te vayas a un blog de esos que te censuran en cuanto les muestras una prueba que desmonta su chiringuito a contar tus batallitas. Obtendrás lo que creo que andas buscando, que te traten como a un héroe incomprendido por los poderes fácticos…

    Estoy de acuerdo con tu mujer, sembrar en tierra estéril (yo prefiero usar un término que exista) supone un gasto inútil de energía. Analiza cuánta energía nos has hecho gastar inútilmente a nosotros…

  72. Cronopio
    9 marzo, 2012 de 22:46

    Cronopio :
    jhacky, o aportas pruebas documentales y fuentes para lo que afirmas (y por favor que no sean del TBO) o vas a quedar como un completo gilipollas.
    Yo apuesto por gilipollas. ¿Alguien cubre la apuesta? ¿Rhay? ¿Darío? ¿Manuel?….Cobardes…

    ¡Gané!

  73. 9 marzo, 2012 de 22:51

    :mrgreen: presumido, juegas con cartas marcadas …

  74. Herbert West
    10 marzo, 2012 de 4:05

    Cronopio, eso era apostar sobre seguro.

    Lo curioso es que a pesar de haberse prodigado sobre las bondades de la lejía como refresco de verano, no contesto a ninguna de las dudas médicas que le planteé. Pero claro el venía a intercambiar información.

  75. 10 marzo, 2012 de 13:34

    ¿A mí sabéis lo que más me preocupa? Que este tío sea realmente policía local de Gasteiz… Es decir, ¿bajo qué criterio pone este tío las multas de aparcamiento, si luego se pasa por el forro de los cojones las recomendaciones del Ministerio de Sanidad? ¿Este hombre no se ha enterado que es DEBER de la policía cumplir y hacer cumplir la ley? En fin…

  76. Cronopio
    10 marzo, 2012 de 16:06

    Es poco coherente, si usa el MMS para la salud, porqué no usa la güija en vez del Autocad para los atestados o un péndulo para las pruebas de alcoholemia?.

  77. Herbert West
    9 agosto, 2012 de 10:27

    luis :
    La farmacéutica Pfizer, la número uno en el ranking mundial, ha acordado con la autoridades estadounidenses pagar una multa de 15 millones de dólares, así como el reembolso de 26,3 millones de dólares en beneficios, antes que se emprendan procesos criminales contra ella por sobornar a médicos.

    Pues poco me parece.
    Tendrían que castigar más a las empresas que incumplen las leyes y la ética. Se llame Pfizer o Boiron o Instalaciones Electricas Monegriles,

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: