Inicio > Ciencia, Medicina, Microbiología > Historia del SIDA IV: las nuevas terapias contra el virus

Historia del SIDA IV: las nuevas terapias contra el virus

7 marzo, 2012

Tasa de mortalidad por VIH/SIDA total y por sexos, 1981-2008. Fuente: Registro Nacional de Mortalidad. INE. Elaborado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III

En la década de los 90 del siglo pasado ya se era consciente de que había emergido una nueva enfermedad infecciosa para la cual no había cura. Solamente se disponía de un tratamiento, el AZT, que presenta muchos efectos secundarios y era ineficiente a largo plazo, ya que aparecían resistencias al mismo por parte del virus. Pero esa misma década sirvió para entender mejor tanto la biología molecular del virus y su ciclo vital, pieza clave para el desarrollo de nuevos tratamientos.

Tras conocerse que el VIH tenía una elevada velocidad de mutación quedaba claro que una terapia centrada en un único compuesto antirretroviral estaría encaminada al fracaso en poco tiempo. Es por ello que fue necesario diseñar diversos compuestos contra diferentes dianas del virus. La secuencia del genoma del VIH permitió conocer las proteínas codificadas en el mismo, ya sólo quedaba entender el papel de cada una de esas proteínas en el ciclo infectivo del VIH. Estudios de microscopia electrónica permitieron observar el ciclo completo, desde la infección, formación de partículas, hasta la salida de nuevas viriones de las células (Goto et al., 1998; Nakai y Goto, 1996).

La infección (ver vídeo para explicación gráfica) consta de diversos pasos, para los cuales se empezaron a diseñar sustancias que lo inhibieran.

Terapia antiviral frente las distintas etapas del ciclo del VIH. Fuente: Luis Carrasco. “El virus del SIDA. Un desafío pendiente”. Editorial Hélice

.

Los primeros antirretrovirales estaban diseñados para bloquear la transcriptasa inversa del VIH, pero pronto aparecieron inhibidores de la proteasa, que impiden la maduración del virus, o de la integrasa que impiden que la copia a DNA del genoma del virus se integre en el genoma del huésped. En el año 1996 se empezó a dispensar una combinación de 3 antivirales en lo que se llamó en español TARGA (Terapia AntiRetroviral de Gran Actividad) o HAART en inglés (Highly Active AntiRetroviral Therapy). El efecto positivo fue inmediato, se empezó a producir el “efecto Lázaro”, enfermos que estaban prácticamente desahuciados, con unas condiciones que pronosticaban una muerte a corto plazo se recuperaron y volvieron a hacer vida normal en pocas semanas. Las cifras de mortalidad por SIDA empezaron a disminuir de forma importante, al menos en aquellos países donde esta terapia llegaba, cosa que por desgracia no ocurre ni siquiera hoy en día. La reducción de la toxicidad fue muy importante, aunque todavía no están exentos de efectos secundarios. El beneficio de su ingesta es muy superior al riesgo a no hacerlo, tal y como ha sido demostrada en diversas ocasiones (Moyle y Gazzard, 1999; Palmisano y Vella, 2011; Palella et al., 1998; Palmer et al., 2008; Marin et al., 2009).

En el año 2006 apareció la fórmula Atripa, en la que se combinan en una sóla pastilla 3 antirretrovirales, como por ejemplo Efavirenz (600 mg), Tenofovir (300 mg) y Emtricitabina (200 mg). Esto eliminó la tediosa pauta de un alto número de pastillas al día, evitando así muchos errores de dosificación.

Pero todavía quedan dos problemas pendientes: el virus sigue mutando y muchas personas no toleran alguno de los compuestos de la terapia. Eso ha impulsado a los investigadores a diseñar nuevos fármacos, con el fin de poseer todo un arsenal con el que combatir la replicación del VIH. Este esquema resume 30 compuestos antirretrovirales que ya han sido aprobados por la FDA:

Fármacos aprobados para combatir al VIH. Fuente: Palmisano y Vella, 2011

.

A día de hoy el SIDA sigue siendo un problema no resuelto, una enfermedad sin curación. Hemos aprendido a inhibir la replicación del virus, ni a evitar que nos infecte (Palmer et al., 2008). Es por ello por lo que se trabaja en nuevas terapias, entre las que se estudian diversas vacunas. Pero eso formará parte de una nueva historia.

.

Entradas relacionadas:

.

Referencias:


  1. 7 marzo, 2012 en 11:12

    Tengo entendido que si Freddy Mercury hubiera podido sobrevivir un poco mas, hubiera llegado a las nuevas terapias y seguramente estaria vivo.

  2. writehere
    7 marzo, 2012 en 13:29

    ¿Alguien puede explicarme como en ese gráfico la mortalidad total es menor que la mortalidad de hombres?

  3. 7 marzo, 2012 en 14:51

    Evidentemente es un error en la leyenda; la curva mayor es el total, después va la de los hombres y la inferior es la de las mujeres. Cuando tenga acceso a la gráfica original lo corrijo. Gracias por el apunte.

  4. 7 marzo, 2012 en 19:12

    Yo creo que la gráfica está bien: hay un número, aproximadamente, igual de hombres y mujeres, y mueren más hombres que mujeres de SIDA; la curva de la mortalidad total debe estar debajo de la de los hombres y arriba de la de las mujeres. El detalle, me parece, está en que la grafica representa el total de muertes por cada 100.000 habitantes.
    Saludos.

  5. elpep
    7 marzo, 2012 en 20:31

    Lo que el joven Rata ha dicho, es tasa de mortalidad

  6. 7 marzo, 2012 en 20:38

    Gracias por el apunte Rata. Esta gráfica la he tomado de un artículo que escribí ya hace tiempo (https://lacienciaysusdemonios.com/2010/10/25/el-combate-contra-el-sida-los-antirretrovirales/) y casi ni me acordaba de ella. Efectivamente es una tasa de mortalidad, y los datos son correctos. No he de corregir nada.

  7. Katxu
    23 marzo, 2012 en 8:50

    “¡Oh marihuana, verde neumónica, Cannabis índica et babilónica!” http://bit.ly/GNnfGE

  8. maria
    11 septiembre, 2012 en 19:39

    el nombre del fármaco no es Atripa sino Atripla. Es un combo de tres fármacos que hace posible la dosificación de una vez al día.

    ciao
    maria

  9. Roni
    16 abril, 2013 en 22:43

    Miren esto por dios alguien entiende algo de esto, nos estamos volvienfo locos

    http://www.pantel.com.pe/m/24horas/salud/118527-ee-uu-nina-vence-leucemia-inyectarsele-virus-vih-modificado

  10. 17 abril, 2013 en 7:43

    Roni, miráte esto para empezar a entender el tema sobre el que hablas: https://lacienciaysusdemonios.com/2011/10/23/el-vih-como-herramienta-de-terapia-genica/

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: