Inicio > Actualidad, Biología evolutiva > Es duro recuperarse de una extinción masiva

Es duro recuperarse de una extinción masiva

28 mayo, 2012

Desde que la vida comenzó en nuestro planeta, hace unos cuatro mil millones de años, ha estado a punto de extinguirse en varias ocasiones. Conocemos cinco episodios de extinción masiva, aunque no es descartable que hayan ocurrido algunos más.

De todas ellas, la más catastrófica ocurrió hace 250 millones de años, y marcó el final del Pérmico y el comienzo del Triásico. En esta ocasión desaparecieron más del 90% de las especies marinas y aproximadamente el 70% de las especies terrestres. Las causas de este cataclismo no se conocen con seguridad, barajándose diversas hipótesis como la caída de un meteorito, un período de gran y violenta actividad volcánica o una acidificación masiva de los océanos. En cualquier caso, a la vida le faltó muy poco para sucumbir, y no era la primera ni la última vez que ocurría.

Como podemos imaginar, recuperarse de una catástrofe de esta magnitud es un proceso extremadamente duro. La forma de detectar una gran extinción es mediante la desaparición brusca de los fósiles a partir de un estrato determinado. Los que se encuentran inmediatamente por encima, y presentan continuidad con los anteriores, son los supervivientes; los que no vuelven a aparecer son los grupos extintos. Tras la extinción pérmico-triásica, la ausencia de fósiles es espectacular. El planeta debió convertirse en algo muy parecido a un páramo desierto.

Una de las grandes preguntas que generan estos períodos es cómo pudo la vida rehacer una biosfera poblada tras un cuello de botella de tal envergadura. Algunas teorías apostaban por un rápido rebrote tras el desastre, de forma que aunque fuera de forma muy simplificada, los ecosistemas fueran reestableciéndose tan solo unos cientos de miles de años después.

Sin embargo, los resultados de un estudio realizado por Zhong-Qiang Chen, de la Universidad de Geociencias China y Michael J. Benton, de la Universidad de Bristol, muestran que la catástrofe fue aún mayor, y la recuperación mucho más larga de lo que se pensaba. Estudiando las sucesiones sedimentarias del sur de China, los autores han deducido a partir de los cambios físicos y bióticos detectados que diferentes crisis ambientales estuvieron repitiéndose al lo largo de unos cinco millones de años tras el evento principal. Esta sucesión encadenada de desestabilizaciones y desastres naturales impidió la continuidad en la recuperación de los ecosistemas, cuyo incipiente crecimiento se veía frenado por nuevas catástrofes ecológicas. Los investigadores estiman que los ecosistemas no alcanzaron un nivel equivalente al previo a la extinción, lo cual tuvo que esperar entre 8 y 9 millones de años.

Pero no debemos pensar que estas extinciones representan solamente un frenazo en la historia de la vida. Al contrario, y por irónico que pueda parecer, resultan ser períodos cruciales para entender la biodiversidad actual, dado que la extinción de la mayoría de las formas predominantes abre el paso a la evolución de nuevos grupos que marcarán la historia de la vida futura. En el caso del Pérmico-Triásico, tras la lentísima recuperación, emergieron, entre otros,  los cangrejos y los reptiles marinos primitivos, que definieron las formas de vida posteriores.

ngeo1475-f3

a: ecosistema marino previo a la extinción, en el Pérmico tardío. Poca abundancia y una alta biodiversidad, dominada por braquiópodos, corales, crinoideos y foraminíferos fusiformes (escala: 10 cm). b: Ecosistema dominado por microorganismos inmediatamente después del cataclismo (escala: 10 cm). c: Ecosistema del  Induense (Triásico temprano), dominado por especies oportunistas; alta abundancia y baja diversidad (escala: 5cm). d: Ecosistema de finales del Triásico temprano dominado por organismos blandos (escala: 6cm). e: Ecosistema benctónico del Anisiano medio  (Triásico medio), mostrando una baja abundancia y alta diversidad dominada por braquiópodos y crinoideos (escala: 8cm). f: Ecosistema del Anisiano medio-tardío dominado por peces y reptiles, mostrando la recuperación de los grandes predadores (escala: 10 cm). Ilustraciones © John Sibbick

Fuente:

.

Entradas relacionadas:


  1. 28 mayo, 2012 en 23:26

    Muy interesante entrada, con conclusiones bastante lógicas al fin y al cabo. En tales episodios imagino que la vida no lo tendría fácil para recuperarse…

    barajándose diversas hipótesis como la caída de un meteorito, un período de gran y violenta actividad volcánica o una acidificación masiva de los océanos.

    Con cosas como esta me da por pensar en: una caída de un meteorito, cuyo impacto desató una actividad volcánica desenfrenada, con el consecuente aumento a rabiar de dióxido de carbono en la atmósfera debido a la actividad volcánica, el cuál a su vez acidificó los océanos… 🙄

  2. 28 mayo, 2012 en 23:27

    Sobre todo es duro para los que se han extinguido

  3. 29 mayo, 2012 en 7:55

    Cada vez que leo sobre extinciones en masa me planteo cómo sería nuestra biosfera si éstas no hubiesen ocurrido. ¿Son necesario eventos de este calado para que surjan nuevos grupos biológicos, son realmente estos eventos los responsables de que se hayan generado tantas ramas en el árbol evolutivo?

  4. Iván
    29 mayo, 2012 en 9:09

    El artículo excelente como siempre pero creo que hay un pequeño error

    “Pero no debemos pensar que estas extinciones “simplemente solamente” un frenazo en la historia de la vida.”

    ¿No falta un conector o algo que le de sentido a la frase?

    Es una lastima que una entrada tan interesante de leer sea desprestigiada por un fallo así de pequeño solo lo digo por ayudar ^^*

    ¿Cuanto creéis que nos queda en la tierra hasta que nos extingamos?

    Gracias por hacer de internet un lugar mejor.

  5. 29 mayo, 2012 en 10:48

    Lo que parece claro es que este tipo de extinciones masivas reconduce a la evolución hacia caminos insospechados y quizás imposibles de realizar en ausencia de estos cataclismos planetarios tal y como planteaba el fallecido S. Jay Gould en su ya antiguo pero todavía muy interesante libro La Vida Maravillosa.

  6. 29 mayo, 2012 en 11:46

    Este tema es apasionante. Sería muy intersante conocer por qué unas especies sobreviven y otras no, aunque supongo que eso es casi imposible.
    Junto a las numerosas y formidables formas de vida invertebradas que surgieron en el cámbrico, aparecieran los primeros cordados, que más tarde evolucionarían hacia peces, etc. De todos esos diseños que aparecieron en la explosión cámbrica, es la de esos pequeños cordados la que condicionó cómo somos ahora.
    A finales del Pérmico se extinguieron los trilobites, y sin embargo los nautilus y ammonites sobrevivieron a esa extinción masiva. Incluso los nautilus ahí siguen…
    Lo dicho, apasionante.

  7. Guillermoe
    29 mayo, 2012 en 12:16

    Manuel :
    ¿Son necesario eventos de este calado para que surjan nuevos grupos biológicos, son realmente estos eventos los responsables de que se hayan generado tantas ramas en el árbol evolutivo?

    Yo creo que sí. Lo cual, en cierta forma, los vuelve eventos emocionantes. Alguna vez leí (en Vida en Evolución, de Apezteguía y Ares) que los períodos entre extinciones masivas se caracterizan por la pérdida de la biodiversidad que se genera inmediatamente después de la extinción. No se si esto ha sido confirmado en todos los casos, pero sí es notorio desde la última extinción masiva, según estos autores.

  8. 29 mayo, 2012 en 12:22

    ateo666666 :

    Lo que parece claro es que este tipo de extinciones masivas reconduce a la evolución hacia caminos insospechados y quizás imposibles de realizar en ausencia de estos cataclismos planetarios tal y como planteaba el fallecido S. Jay Gould en su ya antiguo pero todavía muy interesante libro La Vida Maravillosa.

    Oh! La contingencia de la historia que tanto gustaba a Gould. Tanto vale para la historia de la humanidad como para la de los seres vivos, donde pequeños detalles o grandes eventos tienen consecuencias impredecibles. En ese sentido, las grandes extinciones, al dejar al globo vacío de toda forma de vida, deja tantos nichos y posibilidades abiertas a los supervivientes, que es imposible predecir quien va a ocupar dicha vacante y de qué forma.

    Por cierto, grandísimo el Libro de La Vida Maravillosa, aunque una pena que haya quedado un poco desactualizado 🙄

    Acerca de la extinción del Permo-Trias, un vídeo que ví hace tiempo:

  9. Lucien
    29 mayo, 2012 en 16:13

    Bueno, sin el meteorito que se cargó a los dinosaurios aun seríamos ratitas cavando madrigueras, y el filosorraptor sería una broma de mal gusto xD.

    Un detalle que me llama la atención es que la vida comenzó en la tierra hace 4.000 millones de años, y en todo ese tiempo, de las millones de especies que han pasado por aquí, solo una (nosotros) desarrolló inteligencia de forma masiva. El universo solo tiene 14.000 millones de años empiezo a pensar que estamos más solos de lo creía…

  10. Iván
    29 mayo, 2012 en 18:20

    Lucien :
    Bueno, sin el meteorito que se cargó a los dinosaurios aun seríamos ratitas cavando madrigueras, y el filosorraptor sería una broma de mal gusto xD.
    Un detalle que me llama la atención es que la vida comenzó en la tierra hace 4.000 millones de años, y en todo ese tiempo, de las millones de especies que han pasado por aquí, solo una (nosotros) desarrolló inteligencia de forma masiva. El universo solo tiene 14.000 millones de años empiezo a pensar que estamos más solos de lo creía…

    Ten en cuenta que el cerebro ha ido evolucionando desde entonces. Es decir que esos primeros ratoncitos de los que venimos heredaron el cerebro de los reptiles, creo (Afirmando esto con poco rigor para que engañar a nadie) que el cerebro ha ido evolucionando siempre desde esos reptiles a nosotros desarrollándose más con los mamíferos. A parte eso de “inteligencia” es según la definición que le des. Si ponemos como definición “capacidad para resolver problemas” nosotros no hacemos nada más que crear un montón de problemas en lugar de resolverlos no se yo como de inteligentes somos.

  11. gatameiga
    29 mayo, 2012 en 21:29

    El problema de la inteligencia ha sido que hasta hace relativamente poco se cometía la negligencia científica de definirla plenamente en torno a una única especie, la nuestra, y de ese modo no hay manera de catalogar “inteligencia” en ninguna otra especie o grupo. Pero no solo pasa con la inteligencia, cualquier otra estructura, sea simple o compleja, a no ser que se presente en un único grupo, como los cnidocitos de los cnidarios, debe ser definida acorde con unas generalidades dependiendo de los grupos que las presenten, y no definidas solo en un único grupo.
    Por ejemplo, si definiéramos “Ala” solo basándonos en la estructura que presenta el gorrión común os puedo asegurar que por mucho se que asemejara, no encontraríamos otra estructura IGUAL en todo el reino animal. No busquéis, no la encontraréis.
    Con la inteligencia ocurrió lo mismo. No hay ninguna inteligencia IGUAL a la humana en el reino animal, lo que no significa que no haya inteligencia. Del mismo modo que no hay un ala igual a la del gorrión común en todo el reino animal, lo que no significa que muchos tengan no tengan alas.

    Definir inteligencia sigue siendo complejo, pues todos estamos de acuerdo en que no ha existido un desarrollo como el de los humanos, pero debemos llevar cuidado al tratar esos temas, porque son bastante complejos, y es difícil saber dónde está la línea que separa la inteligencia de la carencia de ella, pues no es algo definido, sino una idea difusa dependiendo de a qué parámetros atiendas.

    Y eso, yéndome de madre, para decir que no creo que debamos darnos tanta prisa en descartar una inteligencia similar o superior a la nuestra en alguna parte del universo, aunque no seamos capaces de realizar ningún contacto con ella.

  12. Blueoriol
    29 mayo, 2012 en 23:32

    No podemos saber que hubiese sucedido de no haber existido la extinción masiva de hace 65 millones de años. Peró pensar que la inteligencia superior se hubiese dado igualmente no es ninguna estupidez.
    Primero porque parece que en ese suceso solo se extinguieron los dinosaurios y sabemos que no es así. Es decir sabemos que se extinguieron muchas especies que no eran dinosaurios y por otra parte sabemos que en realidad los dinosaurios no se extinguieron (en mas medida que otras especies).
    Tambien existian mamiferos mas grandes que una musaraña, podian ser como castores, mapaches, perros. Sucede que igual como en los dinosaurios no sobrevivió ninguno mayor que un palmo (en tierra, no en el mar).
    Se suele ver como la sucesión del reinado animal de dinosaurios a mamiferos, pero eso es bastante engañoso.
    Imaginemos que se diera ahora una extinción masiva. Si imaginas algun tipo de animal con muchas posibilidades de sobrevivir, ese tipo son los pajaros: Hay gran cantidad de especies pequeñas (elemento esencial para sobrevivir a una extinción masiva) y una gran cantidad de especies se alimenta de animales que sobrevivirian a una extincion masiva (insectos, pequeños roedores…) así que despues de una extinción masiva quedarina pajaros seguramente (y tiburones y cocodrilos, ya que estos bichos parecen sobrevivir a todaas las extinciones masivas).
    Así que despues de esta supuesta extinción empezaria de nuevo la lucha por ocupar los nichos vacios. Y las aves son mas rapidas para eso. En fin, una especulación como otra…

    Però de no haberse dado la extinción de hace 65 millones de años podria haberse dado alguna otra especie inteligente. Entonces los raptores eran bastante inteligentes ( por eso todavia sobreviven), así que no es descabellado que en millones de años pudiesen haber desarrolado una inteligencia como la nuestra. Otra especulación…

    En fin, los animales extintos, siempre son un tema apasionante. Sobretodo porque permiten ver la evolución en acción. Como actua la selección natural.
    A mi modo de ver, se ve demasiado a esas extinciones masivas como algo positivo (por principio antropico) pero muchos de esos sucesos estuvieron a punto de esterilizar la tierra, así que, son positivas porque nos permitieron evolucionar en lo que somos hoy dia pero estuvieron muy cerca de extinguirnos para siempre.

  13. Lucien
    30 mayo, 2012 en 0:09

    No digo que no se hubiera podido producir, digo que tardó en producirse 4.000 millones de años, que no es poco precisamente.
    Y por “especie inteligente” lo dejaré en cualquier animal o vegetal capaz de crear un blog en internet, si así os aclarais más con lo de “inteligente”.

  14. 30 mayo, 2012 en 0:18

    Alguien dice en un comentario “En tales episodios imagino que la vida no lo tendría fácil para recuperarse…”
    La vida lo tiene siempre fácil para recuperarse; en realidad, no tiene que recuperarse porque nunca desaparece. Lo que desaparecen son especies o incluso grandes grupos biológicos enteros. A veces se dice que la especie humana podría acabar con la vida en el planeta, pero no es cierto. Siempre quedarían los microorganismos, que ocupan todos los hábitats imaginables; incluso lugares donde cuesta creer que pueda haber vida, como los hielos de la Antártida o rocas profundas, a casi 3km de la superficie de la Tierra. El 85% de la historia de la vida en la Tierra ha sido microbiana.

  15. 30 mayo, 2012 en 0:22

    Reblogged this on Espacio de Enterailla.

  16. Rhay
    30 mayo, 2012 en 0:53

    JM, como siempre, sublime.

    Hay una serie de documentales que hipotetiza sobre las grandes extinciones que ha sufrido la Tierra, y por lo visto hay una teoría que tiene que ver con una serie de megavolcanes predecesores de la primera desmembración de Pangea como responsable de la extinción pérmico-triásica…

    Por cierto, una duda que tengo… He leído en algún sitio que se han encontrado fósiles de dinosaurio por encima de la línea K-T, ¿es verdad?

  17. Iván
    30 mayo, 2012 en 8:37

    (Solo es por picar no tengo otra pretensión) Lucien “especie inteligente” lo dejaré en cualquier animal o vegetal capaz de crear un blog en internet, si así os aclaráis más con lo de “inteligente”.

    Acabas de decir que ni mi padre ni mi madre ni un gran número de personas que conozco son inteligentes. xD

  18. 30 mayo, 2012 en 8:42

    @Ivan, con esa definicion, nuestros abuelos no eran inteligentes, e incluso hoy en dia, el 80% de las personas no lo son :p

  19. 30 mayo, 2012 en 8:43

    Perdon, el comentario era para Lucien.

  20. Rhay
    30 mayo, 2012 en 10:10

    Pero Lucien habla de “especie”, no de “individuo”… Podríamos decir, ampliando lo que dice Lucien, que podemos considerar “inteligente” cualquier especie animal o vegetal cuyos individuos tengan capacidad de aprender a crear un blog, escribir una novela de ficción, o practicar una colostomía, y q

  21. Rhay
    30 mayo, 2012 en 10:15

    (Perdón, las morcillas que tengo por dedos dieron donde no tocaba…)

    Decía… podemos considerar “inteligente” cualquier especie animal o vegetal cuyos individuos tengan capacidad de aprender a crear un blog, escribir una novela de ficción, o practicar una colostomía, y que tengan capacidad intelectual, cultural y creativa autónoma…

    A lo mejor esta definición de “especie inteligente” se ajusta más a la realidad del ser humano, no lo sé…

    Independientemente de eso, estoy de acuerdo con Gata, en el sentido de que el concepto “inteligencia” debería reconsiderarse, puesto que hay otras especies animales que demuestran rasgos que, supuestamente, hasta ahora sólo se daban en humanos. Como por ejemplo el uso de herramientas de nuestros primos los chimpancés, de las nutrias o incluso de algunas aves…

  22. Iván
    30 mayo, 2012 en 11:11

    Una ocurrencia. Si el tiempo es relativo y depende de la “posición” en el espacio. ¿No puede haber planetas donde la vida haya tenido más tiempo? Se que esta pregunta en si es tonta pero quiero que me entendáis, hay parajes del universo donde la vida sucede en periodos de tiempo larguíííííííííííííííísimos pues depende de las reacciones que la generan quizá algunos seres vivos inteligentes (que alguno de ellos pueda hacer algo equivalente a una colonoscopia, blog, que tengan consciencia de si mismos) en alguna parte del universo y que su tiempo de vida equivalente en la tierra (Me lo acabo de inventar) sea de un año, segundos, siglos, milenios.

    ¿Creéis que hay alguna posibilidad de que lo que digo no sea una soberana tontería?

    ¿Y por que en época de exámenes la creatividad y el pensamiento se dispara en campos que no tienen que ver nada con las asignaturas estudiadas?

  23. 30 mayo, 2012 en 13:53

    Rhay :
    JM, como siempre, sublime.
    Hay una serie de documentales que hipotetiza sobre las grandes extinciones que ha sufrido la Tierra, y por lo visto hay una teoría que tiene que ver con una serie de megavolcanes predecesores de la primera desmembración de Pangea como responsable de la extinción pérmico-triásica…
    Por cierto, una duda que tengo… He leído en algún sitio que se han encontrado fósiles de dinosaurio por encima de la línea K-T, ¿es verdad?

    Sí, http://dinotoyforum.proboards.com/index.cgi?board=dinos&action=display&thread=3816 pero no es concluyente. (Enlazo al foro y no al artículo original directamente porque en él hay comentarios interesantes).

    Un saludo.

  24. Lucien
    30 mayo, 2012 en 14:04

    Bueno, si os empeñais en que el arbol no nos deje ver el bosque vale, podemos discutir sobre inteligencia, pero creo que está bastante claro lo que quería decir.
    4.000 millones de años, millones de especies evolucionando, y solo ha salido una capaz de poner en peligro a todas las demás a sabiendas.

  25. J.M.
    30 mayo, 2012 en 18:30

    Uiiiisss… si no incluyes el “a sabiendas”, te machacan durante otros 10 o 20 comentarios :mrgreen:

  26. Blueoriol
    30 mayo, 2012 en 18:52

    Si, pero no todos esos 4 eones son iguales en cuanto al desarrollo de la vida se refiere. Parece que es muy dificil alcanzar cierto punto, pero una vez alcanzado se recupera relativamente rapido de esas extinciones masivas.
    En cuanto a inteligencia en si, si la dividimos en partes (memoria a corto largo plazo, percepcion espacial, resolución de problemas, planificación…) nos damos cuenta que el ser humano no posee ninguna capacidad única e incluso en algunos puntos concretos el ser humano es superado. Es solo que globalmente (como media) el ser humano a desarrolado esas capacidades mas que el resto de especies.
    Pero esas capacidades existen al margen del ser humano, por tanto, si este se hubiese extinguido o no se hubiese desarrollado como lo ha hecho, entonces otra especie ocuparia su lugar.

  27. DR6
    30 mayo, 2012 en 19:29

    Lucien :
    Bueno, si os empeñais en que el arbol no nos deje ver el bosque vale, podemos discutir sobre inteligencia, pero creo que está bastante claro lo que quería decir.
    4.000 millones de años, millones de especies evolucionando, y solo ha salido una capaz de poner en peligro a todas las demás a sabiendas.

    Lo de que lo hacemos “a sabiendas” es bastante discutible en realidad. Para empezar, no nos enteramos hasta los… 80? (por aquel entonces yo no estaba, hablo desde la ignorancia). Y hay niveles de consciencia o inconsciencia, pero lo que dudo que haya es gente que diga “sé que esto destruye el ecosistema, pero voy a hacerlo porque soy chupiguay”.

  28. J.M.
    30 mayo, 2012 en 22:40

    DR6 :

    pero lo que dudo que haya es gente que diga “sé que esto destruye el ecosistema, pero voy a hacerlo porque soy chupiguay”.

    Ojalá fuera así. Sustituye “porque soy chupigüay” por “porque me la pela”, y tendrás millones de ejemplos.

    Y en cuanto a la inteligencia, siempre he pensado que se trata de un carácter cuantitativo, con discontinuidades, por supuesto, pero cuantitativo.

    Quizá la única diferencia cualitativa o al menos tan discontínua que parece cualitativa es la del lenguaje conceptual y la capacidad de lectoesctritura (y el primero no está tan claro). Eso es lo que ha hecho que ahora nosotros tengamos internet y los delfines no.

  1. 30 mayo, 2012 en 3:05
  2. 3 junio, 2012 en 7:31
  3. 4 junio, 2012 en 1:38
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: