Inicio > Ciencia > Sapien Scientia, o como vivir de gorra con el trabajo de los demás

Sapien Scientia, o como vivir de gorra con el trabajo de los demás

1 junio, 2012

Logo del blog copión

Es un tema que se repite en la red una y otra vez: páginas web que se dedican a plagiar artículos de otros y mostrarlos como suyos. Hoy estamos con otra variante: la del portal Sapien Scientia , el cual se puede describir como una de las formas de ganar dinero sin hacer prácticamente nada (algo que tan español que sus referencias aparecen marcadas en nuestra literatura en las grandes obras de Cervantes, Quevedo o Góngora). Todo un clásico.

En este morro-portal aparecen artículos completos tomados de muchísimos blogs (un ejemplo). Pero no podemos saber de cuáles, porque por ningún lado aparece el origen, ni el verdadero autor del artículo. La mayoría de los enlaces que pudieran dar pistas de ello te envían a anuncios de todo tipo de productos. Imagino que esa búsqueda es lo que pone la máquina registradora en marcha.

Tampoco hay que confundirse, nosotros estamos encantados de compartir los contenidos de este blog. No nos inspira ningún ánimo de lucro, no ganamos absolutamente nada con nuestros artículos, salvo unos pocos euros al año por la publicidad impuesta (hay que pagar para eliminar) por WordPress, que repercutimos en mejoras del propio blog. Lo que sobra apenas da para que todos los administradores nos tomemos una caña de cerveza (sin tapa). La prueba de que nos gusta compartir nuestros contenidos es que lo hacemos continuamente. El contenido de muchos de nuestros artículos aparece en páginas de centros de educación secundaria, en otros blogs que copian parte de algún artículo para estimular interesantes debates, en portales de divulgación de ciencia, etc. Nos sentimos muy orgullosos de ver que nuestros artículos son útiles a personas que quieren ampliar su conocimiento científico. En estos casos sólo pedimos que se cumplan las reglas del juego: citar al autor del artículo y enlazar al blog de origen. Es un pacto entre caballeros.

Pero no sólo es un pacto entre caballeros, es un requisito legal. Todos nuestros artículos están bajo licencia Creative Commons, una licencia que estimula el intercambio de contenidos en la red. Pero de nuevo con dos condiciones: que no se pierda la autoría, ni que ese contenido se emplee para obtener beneficios económicos. Eso lo rompe la página Sapien Scientia, incurriendo además en una ilegalidad al no respetar la licencia del artículo. Y eso es lo que denunciamos aquí. Y lo hago aquí porque el citado blog no presenta una dirección donde poder reclamar, y porque los comentarios quedan en moderación “ad infinitum”. No sólo eso, el botón que presuntamente debería enlazar con comentarios te envía de forma tramposa a una presentación publicitaria.

Este post, no elude el que adoptemos en el futuro otro tipo de medidas legales si dicho portal continúa comportándose tal y como hace ahora. Es posible que lo hagamos. A la vez animamos a todos aquellos que han visto que sus artículos han sido abducidos por Sapien Scientia a unirse a esta reclamación.


  1. Albireo
    1 junio, 2012 a las 8:00

    Manuel, independientemente que esta página, aparte de pelín cutre en su diseño, carece de identificación de su(s) autor(es) y de forma de comunicarse con el (ellos), SI que, a su modo, identifica la procedencia de sus artículos fusilados. Si te fijas en el ejemplo de los proboscídeos, existe un enlace a su origen (este blog), situado justo antes de las referencias, en un cuadro blanco en el que pone “cirrosis”.

    Desde luego muy claro no lo ponen…pero lo ponen

    Me gusta

  2. Miolo
    1 junio, 2012 a las 8:06

    En los “Terms of service” de su servicio de hosting dice:
    “Members will be held legally responsible for the contents of their web pages including but not limited to use of copyrighted material without the permission of the author […]”
    Podéis informarlos aquí: http://www.000webhost.com/report-abuse

    Me gusta

  3. 1 junio, 2012 a las 8:10

    Albireo, pues en mi ordenador no veo el enlace del que hablas (tomo como ejemplo este artículo: http://sapienscientia.site88.net/2012/05/erase-una-vez-2-los-proboscideos-elefantes-y-mastodontes-ii/). Hay un montón de enlaces: a artículos de revista, a artículos de periódicos, a otros artículos de CyD, al origen de las imágenes… Si pincho en cualquiera de esos enlaces me envía a un anuncio. Incluso el enlace de la Wikipedia me lleva a un anuncio.

    Me gusta

  4. Albireo
    1 junio, 2012 a las 8:19

    Debe tener un problema, porque ahora vuelvo a pinchar en el cuadro y efectivamente me lleva a un anuncio. Sin embargo, el link del anuncio si dice algo de lacienciaysusdemonios.com (está como sobreescrito)

    Me gusta

  5. 1 junio, 2012 a las 8:49

    Como dice Miolo, yo presentaria una queja a la empresa que provee el hosting.

    Me gusta

  6. 1 junio, 2012 a las 8:56

    Gracias Miolo, la reclamación está presentada. Voy a presentar otra a Support de WP, porque está alojado en dicho servidor.-

    Me gusta

  7. Anónimo
    1 junio, 2012 a las 11:11

    he seguido el enlace a la pagina y, ¡oh, sorpresa, esta entrada aparece publicada en ese blog! es decir que se han suscrito a las entradas de “la ciencia y sus demonios y las publican automáticamente”! sto significa que no hay ningun administrador moderando realmente el contenido, sino que es una aplicación automatizada y los administadores se ocupan solo de hacer caja…

    Por otra parte el firefox chirría cuando entra a la pagina porque ésta manda de todo para capturar datos y a mi firefox eso no le gusta nada jajajaja.

    Me gusta

  8. gatameiga
    1 junio, 2012 a las 11:19

    Han publicado también este artículo en su página -_-u
    No hay quien los entienda.

    Me gusta

  9. gatameiga
    1 junio, 2012 a las 11:23

    Perdón por el doble post, pero me acabo de dar cuenta de que, si al final de cada artículo le das a “Comentarios” (Donde pone el número de comentarios) después de remitirte a una página de publicidad que yo no veo porque tengo bloqueador y darle a “Saltar anuncio” te lleva a los comentarios de la página original. El problema es con los artículos que no tienen esa opción al final (Supongo que porque en la página original no tienen comentarios), que no hay manera de llegar a ellos.
    Sigue siendo una falta, grave a mi consideración. Para acceder a la página original de los contenidos, que ni siquiera está definida como tal, sino que llegas de rebote por los comentarios, tienes que pasar por una publicidad que les da dinero a ELLOS.
    Menudos caraduras, en serio, no entiendo como no les da vergüenza!

    Me gusta

  10. 1 junio, 2012 a las 11:41

    Hasta sale un permalink a esta entrada… Alucino pepinillos…

    Me gusta

  11. Albireo
    1 junio, 2012 a las 13:04

    O sea, que si haceis una entrda diciendo que son tontos del culo, van y la publican…vaya, vaya.

    Me gusta

  12. 1 junio, 2012 a las 13:17

    Efectivamente esa gente, no conoce la vergüenza. Bueno, por sugerir algo, ¿no se podría poner un encabezado en cada artículo con un autolink o algo así? De todas formas esa página es un coñazo con toda la porquería de publicidad que tiene, y es muy fea. Los que entren por casualidad y acaben descubriendo esta, la original, se quedarán aquí para no regresar a esa página inmunda. Estas cosas tienen que dar rabia…

    Saludos

    Me gusta

  13. Nu
    1 junio, 2012 a las 13:19

    ¡Joder que chasco! imagino que habrá alguna manera de ¿denunciar?

    http://whois.domaintools.com/site88.net (registrado por godaddy)

    Tiene toda la pinta de ser de una empresa (como no de eeuu), a lo mejor como son de “Tejanos” podrían darle más caña al creacionismo jaja, a ver si así leen los artículos y les de por no seguir copiando :mrgreen: .

    Invoco a Rhay 😛 a ver si tiene alguna idea sobre el tema.

    Me gusta

  14. KC
    1 junio, 2012 a las 13:22

    Vamos a ver, esto forma de la nueva forma de ver la economía que tiene Internet. Explico el modelo de negocio por si no sabéis cómo funciona, que me da que no:

    1) Hago un logotipo y abro un blog.

    2) Me da igual de que sea, provengo de foros donde este tipo de nuevos “empresarios” saben que montando varios blogs se puede vivir de la publicidad (yo me muevo en esos foros). Hay gente que gana hasta 10.000 euros al mes.

    3) Mi primer mandamiento es posicionar el blog como sea, para que la gente llegue hasta él.

    4) Según Google (que ahora mismo domina el mercado al 95%, hasta que caiga por su propio peso), el primer mandamiento para posicionar un blog es ofrecer buen contenido.

    5) Yo quiero ganar dinero, y cuanto antes mejor. ¿Qué hago?

    6) Tengo dos opciones: o decirle a alguien que me escriba artículos y pagarle (generalmente un céntimo por palabra, esto es: 3 euros por artículo de 300 palabras.

    7) Si no quiero pagar, ya que así es todo para mí, ¿qué hago? Pues lo que hace este tipo de blogs: copio el artículo en dos segundos y lo pego en mi blog, ahorrándome la media hora o más que haya costado su elaboración.

    8) Si mi blog está mejor posicionado, Google ofrecerá incluso antes el artículo en mi blog que en el original, con las posibilidades potenciales de que los usuarios me visiten a mí y por tanto haya mayores probabilidades de que alguien pinche en la publicidad y me genere unos beneficios, que es lo único por lo que he montado el blog .

    9) Me paso por el forro la propiedad intelectual de quien sea, porque según Internet, y su nueva concepción, eso es lo de menos.

    10) El blog al que se hace referencia es posible que lo haya montado alguien de 17 años al que se la trae al pairo este tipo de cosas.

    11) En la misma estructura de negocio se han basado las webs de descargas de todo tipo de archivos.

    12) A todo el mundo le da igual, hasta que se den cuenta de que todo es una mera forma de ganar dinero a costa de los demás, como ya se ha venido denunciando. Eso solo genera dos cosas: que el que escribe originalmente deje de hacerlo o, lo que es lo mismo pero en otro plano, que el que invierten en algo deje de hacerlo.

    13) Y luego tienes que escuchar/leer a determinados gilipollas alabando al dueño de Megaupload y semejantes.

    14) Cuando no haya fuentes originales no sé de qué van a vivir estos señores.

    Me gusta

  15. kc1994
    1 junio, 2012 a las 13:32

    sto significa que no hay ningun administrador moderando realmente el contenido, sino que es una aplicación automatizada y los administadores se ocupan solo de hacer caja…

    Efectivamente, el modelo es automatizar los artículos desde una serie de soportes, con la única intención de generar un contenido sin tener que hacer nada y enlazándolos a todo tipo de publicidad (cada vez que se abre un enlace con el acortador de enlaces esta persona gana algo, ya que ese acortador de enlaces paga a los suscriptores por acortar los enlaces desde allí. Esta es la nueva tendencia económica: la automatización y el ganar de varios sitios con unas pocas horas de inversión.

    Ahora trasladadlo a una empresa que paga nóminas, gastos e impuestos y miremos quién le sale rentable al Estado y quién no. Poco futuro le veo a este país de catetos cuando nadie se entera de cómo funciona la película.

    Tenemos lo que vamos sembrando, ni más ni menos.

    Saludos.

    Me gusta

  16. 1 junio, 2012 a las 14:15

    No sabeís como entiendo la rabia que os provoca que la gente / blogs usen artículos própios en sus páginas. Como fotógrafo he tenido que pelearme con infinidad de personas por el uso indebido de mis imágenes…
    Es triste que no tengán el afan de buscar su própia inspiración o de formarse para poder ofrecer contenidos de calidad y si que esten dispuestos a sustraer el fruto de nuestro trabajo…
    ANnimo chicos y seguid con vuestro fantástico trabajo

    Me gusta

  17. Blueoriol
    1 junio, 2012 a las 15:27

    “13) Y luego tienes que escuchar/leer a determinados gilipollas alabando al dueño de Megaupload y semejantes.

    14) Cuando no haya fuentes originales no sé de qué van a vivir estos señores.”

    Si bien es cierto, resulta un tanto confuso.
    Obviamente que en el caso de Megaupload, se trata de un señor que se lucra en base a la distribución sin respetar los derechos de autor. Nada que decir en ese sentido.
    Pero me da la sensación de que en realidad desaprovecharon una oportunidad. Creo que el mayor problema en ese sentido es el intercambio de archivos y el cierre de Megaupload no ha hecho sino darle un gran empuje.
    En lugar de cerrar Megaupload hubiese sido mejor regular este tipo de actividad cobrando tasas (ya que los usuarios pagaban), de esta manera se hubiesen podido recoger parte de esos beneficios generados por derechos de autor. Con el intercambio de archivos no recogeran nada y con los sistemas de distribución (ya desfasados) que utilizan todavia menos.
    Creo que el problema es que al usuario en relidad no le importa pagar al autor, pero no està dispuesto a pagar por intermediarios que no son necesarios a dia de hoy. No necesito para nada a una discografica (en el sentido tradicional) porque no necesito para nada su tecnologia para poder oir el disco, solo necesito que el autor componga y grabe.
    Es lo mismo con la literatura, el cine, televisión…
    La tecnologia cambió el negocio, y no es la primera vez, cuando empezo a registrarse la musica, muchos musicos temieron que aquello acabaria con la musica o al menos con los musicos, y no fue ni una cosa ni la otra, en realidad fue espectacularmente positivo.
    Y hoy tenemos multitud de ejemplos de gente que se ha adaptado a esta nueva tecnologia y les va muy bien.
    No hace tanto tiempo algo como este blog era impensable e incluso cuando lo piensas hoy impresiona. ¡5 millones de visitas son muchas! y en todo momento hay 30,40 o 50 personas leyendolo.
    Para lograr algo similar sin la red, uno (como usuario) debiera desembolsar cierta cantidad de tiempo y dinero.
    Es solo que los tiempos cambian y mientras el sector tradicional habla de gravar cd’s y discos duros ya hay un tipo que distribuye ese material y ¡cobra por ello!, es decir, encontró el medio para cobrar con esta tecnologia…
    No se cual sera el metodo final que encontraran, pero apostaria que va a tener que ser muy parecido en cuanto a acessibilidad y precio porque sino el usuario siempre tiene la opción gratuita del intercambio de archivos.
    O sea, que va a cambiar el señor gordo que ganaba el dinero, pero la cosa va a terminar mas o menos igual en ese sentido.

    Me gusta

  18. Griselda Jiménez Juárez
    1 junio, 2012 a las 17:25

    A demandar a quien se aprovecha del trabajo de otros.

    Me gusta

  19. 1 junio, 2012 a las 21:28

    Je je, yo no puedo ni entrar a dicha página, mi antivirus/firewall la tienen bloqueada y no dejan que ningún navegador cargue ese sitio o_O

    Me gusta

  20. 1 junio, 2012 a las 21:35

    Lamento Manuel que les esté pasando esto!! es de terror. Espero que todo se solucion y que puedan denucniar a los “chorros” que hacen estas cosas. Si puedo ayudar en algo …pues aquí estoy. Saludos

    Me gusta

  21. J.M.
    1 junio, 2012 a las 22:51

    Gracias a todos por los comentarios. No es que se trate de una afrenta como para rasgarse las vestiduras, es más el detalle de indecencia que supone. Nosotros somos partidarios de la libre difusión del conocimiento. En el caso del conocimiento científico, ya pagan nuestros gobiernos por nuestro trabajo, y consideramos que los textos que modestamente escribimos deben estar (y por eso tenemos un blog) al alcance de cualquiera, sin excepción y gratuitamente.

    Como bien dice Manuel en el artículo, no solo no nos molesta que nos copien los artículos, sino que nos encanta; cuanto más nos copien, mejor. Pero nos joden dos cosas: que no citen la fuente (algo que no produce beneficios, solo un digno reconocimiento) y que se empleen para algo que odiamos con ganas: la generación de negocios de humo que no aportan nada, que no contribuyen al avance de la sociedad ni del conocimiento, sino que únicamente sirven para que su propietario viva del cuento.

    Los profesionales de la venta de humo son unos de los grandes responsables de la patética situación social que vivimos en Europa; parásitos que sacan beneficio del trabajo ajeno, incluso de aquellos que no cobran por él (como es nuestro caso). Gentuza que no produce absolutamente nada, y cuya mejor contribución al planeta sería desaparecer anónima y silenciosamente.

    No nos indignamos porque nos plagien, nos indignamos porque nos utilicen para un modelo de sociedad que detestamos.

    Y, al enemigo, ni agua…

    Me gusta

  22. 2 junio, 2012 a las 5:25

    Gracias a aquellos que nos indicásteis el camino a seguir. Hemos tramitado la denunciado y el webmaster la ha atendido eliminando el blog. A otra cosa mariposa. :mrgreen:

    Me gusta

  23. Rhay
    2 junio, 2012 a las 11:44

    …Y se hizo Justicia.

    Enhorabuena, chicos. ^^

    Me gusta

  24. Terribilis
    2 junio, 2012 a las 15:13

    Albricias chicos.. pero ya sabéis que matando al perro, no se termina con la rabia..

    Saludos con gusto

    Me gusta

  25. Herbert West
    2 junio, 2012 a las 22:52

    Ha sido visto y no visto.

    Me gusta

  26. KC
    3 junio, 2012 a las 2:05

    En lugar de cerrar Megaupload hubiese sido mejor regular este tipo de actividad cobrando tasas (ya que los usuarios pagaban), de esta manera se hubiesen podido recoger parte de esos beneficios generados por derechos de autor. Con el intercambio de archivos no recogeran nada y con los sistemas de distribución (ya desfasados) que utilizan todavia menos.

    El tema es que el creador (o posterior adquiriente) tiene todo el derecho del mundo a hacer lo que quiera con su obra, ya que es su inversión de tiempo o dinero. Sería una posibilidad que un tercero pactara con los propietarios de derechos sobre la distribución de una obra, pero habría que tener en cuenta un par de cosas con respecto al caso Megaupload:

    1) Es imposible hacer competencia a un chiringuito en el que están TODAS (o la mayoría de obra de todo tipo de ámbitos -literatura, cine, música, etc.). Es decir, yo puedo bajar los precios de mi disco, película, libro o ensayo científico, pero no puedo competir contra alguien que usa archivos ajenos a modo de barra libre en el que por una tarifa plana puedes tener TODAS las obras que quieras (teniendo en cuenta que esa plataforma no tiene costes de creación, ni siquiera tiene muchos costes). Es decir, cualquiera va a preferir pagar 10 euros al mes por tener cualquier obra que los 10 euros que podría costar determinado libro.

    2) Los usuarios pagaban esas tarifas planas porque evidentemente no son tontos. Pero eso no significa que ese modelo de distribución sea rentable para las empresas adquirientes de derechos intelectuales o sus creadores. Al menos no esas. Y si el tema no es rentable, pocos libros vas a leer. No porque no haya gente que escriba, sino porque no te van a llegar los que realmente te interesen.

    Creo que el problema es que al usuario en relidad no le importa pagar al autor, pero no està dispuesto a pagar por intermediarios que no son necesarios a dia de hoy. No necesito para nada a una discografica (en el sentido tradicional) porque no necesito para nada su tecnologia para poder oir el disco, solo necesito que el autor componga y grabe.

    Eso creía yo, pero por mucho que han bajado los precios, la actividad sigue igual, porque todos nos hemos acostumbrado. Otro problema es que el autor es un autor y no un experto en todo tipo de cosas. Y para grabar un disco se necesita alguien que sepa, no solo saber tocar un instrumento. De la misma forma, para hacer una película relativamente seria se necesitan unos medios que no todo el mundo tiene en su casa. En el caso de la literatura, un escritor relativamente serio necesita un dinero para poder sobrevivir mientras escribe.

    No me voy a alargar más en este tema, pero hay que estar muy ciego para no ver que el hecho de lucrarse con creaciones o inversiones ajenas no es el mejor modelo de producción de una sociedad. Y sí, ya sé que la tecnología es imparable y que todo cambia. Eso no me dice nada para no insistir en lo que acabo de decir.

    También sé cómo funcionan los modelos de negocio tipo “descarga aquí” cuando en realidad no es un link de descarga, sino una web de publicidad. Que es para lo único que alguien sube un archivo ajeno. Lo de “lo hago por el conocimiento libre” te aseguro que queda muy lejos. Pero queda muy bien decirlo.

    Saludos.

    Me gusta

  27. J.M.
    3 junio, 2012 a las 3:00

    El problema es que no están compitiendo dos modelos diferentes y alternativos, sino un modelo obsoleto y otro modelo parásito no sostenible.

    Quiero decir con esto que la solución a la distribución de obras de cualquier tipo no es vender una porquería de CD con una carátula de papel por 60€, pero tampoco es distribuirlo gratis desde el primer momento.

    Yo no tengo la solución, porque cada uno debe dedicarse a lo que sabe (aunque sea poco), y no a teorizar sobre sistemas que desconoce. Sin embargo, estoy seguro de que existen fórmulas -o somos capaces de inventarlas- para permitir que un autor viva dignamente de su trabajo sin que los consumidores sean acribillados a sablazos.

    Me gusta

  28. Blueoriol
    3 junio, 2012 a las 16:09

    Yo no soy defensor de nadie, solo resaltar que las circumstancias cambiarón. Ya con la salida del cassete grabable la gente empezo a copiar cintas originales de un amigo y con las fotocopiadoras se empezaron a copiar libros y con las cintas de videos grabables, los mismo. La gente empezo a intercambiarse este tipo de producto artistico o intelectual entre amigos y conocidos.
    La red ha hecho que este circulo se toda la comunidad mundial y los programas de intercambio de archivos hacen posible tecnicamente ese intercambio global que no tiene ningun animo de lucro.
    Bien, esto no se puede detener, los sucesos que se han dado nos lo confirman. Cerraron Napster, ¿y que…?, aparecieron e-donkey, bit-torrent y la cosa se multiplicó, ya no solo eran archivos de musica (mp3), sino cualquier tipo y ademas ya no tienen una estructura conocible puesta que esta esta formada por los propios usuariuos que comparten y por tanto no se puede cerrar nada ni es posible cobrar por ello.
    Y luego aparecieron las paginas de streaming y de descarga.
    Y cerraron Megaupload ¿y que…?
    Siguen existiendo esos servicios Rapidshare, Fileserve, Filesonic, Mediafire…y decenas de ellos que no podran cerrar porque estan en paises donde su actividad es legal.
    El efecto mas notable fue que cerrando Megaupload tambien cerraron Megavideo, el servidor de streaming asociado a Megaupload, y eso se ha podido notar en pagina como SeriesYonkis o parecidas.
    Pero con el tiempo ese alojamiento esta migrando a nuevos servidores de straming y ahora mismo ya apenas se nota la falta de Megaupolad y Megavideo.

    A I-Tunes parece irle bastante bien con este tipo de modelo y los autores reciben su parte, en algunos casos superior a lo que recibian de las discograficas.
    Existen grupos que ceden su obra desde su propia pagina y ganan mas con la publicidad que lo que antes les pagaba la discografica. Y encima tienen mas conciertos.
    Con la aparición del e-book, encontramos libros por 1€.

    “Y para grabar un disco se necesita alguien que sepa, no solo saber tocar un instrumento. De la misma forma, para hacer una película relativamente seria se necesitan unos medios que no todo el mundo tiene en su casa. En el caso de la literatura, un escritor relativamente serio necesita un dinero para poder sobrevivir mientras escribe.”

    Cierto. Pero no del todo. Realmente hay gente que graba sus discos en su casa (creeme la tecnologia lo permite) con resultados excelentes (no tanto como en un estudio).
    Pero de acuerdo, no todo el mundo el mundo pose el material y conocimiento necesario. Y existen los estudios de grabación. Tu vas grabas tu disco y pagas. ¿Es caro? Hombre si vas a usar el estudio dos meses mucho. La gente (con pocos posibles) suele usar el estudio 1 dia y normalmente les permite poner el dinero entre los miembros del mismo grupo. Pero en muchos casos ni eso.

    Mi reflexion en este caso es:
    ¿Cuanto recibe un autor por cada disco o libro que vende?
    En el sistema tradicional muy poco y en segun que casos nada.

    Si por libro vendido a coste de 15€ el autor se lleva 2.75€, esa es la cantidad que estoy dispuesto a pagar, no mas.

    Si estoy de acuerdo que en casos como el cine, las series, los videojuegos, la creación implica un numero muy grande de gente y de inversión previa y evidentemente si la gente no paga por ellos, dejaran de existir. Pero por el momento y pese a sus lamentos ni Paramount ni Metro parecen especialmente afectadas, sus directivos siguen siendo multimillonarios así como los directores y actores de las peliculas que se piratean mayormente.

    No se cual sera el sistema, pero hoy dia el usuario lo quiera ¡YA!.
    Cuando quiere ver o descargar una pelicula lo quiere en el momento. Por eso las plataformas tienen que ser generalistas tipo I-TUNES, donde pueda encontrar TODO en la musica y en 0 segundos.
    El audiovisual debe ser eso tambien. Algo como Megavideo/Megaupload, pero en legal (como I-TUNES).
    No parece muy dificil de conseguir, lo que sucede es que en este cambio mucha gente pierde su trabajo (no solo los ricachones del sector, sino todo el sector) porque este ya no es necesario. Esto a pasado, pasa y seguira pasando mientras exista progreso.

    La actitud actual de esos sectores es John Henry. Un intento desesperado de competir contra la tecnologia que solo puede significar la derrota y la muerte por muy épica que esta pueda parecer.

    Me gusta

  29. Rhay
    3 junio, 2012 a las 19:37

    Yo creo que aquí se está olvidando un tema que es importante, y es que, a día de hoy, en España sigue existiendo el derecho de copia privada, es decir, el derecho que tenemos todos a que un colega nos deje un disco del cantante “X” y nos hagamos una copia para nosotros. En este derecho se basan casi todas las páginas de intercambio p2p, motivo por el cual no se pueden cerrar, porque es un simple intercambio de archivos entre particulares.

    No sé, yo creo que hay modelos de negocio que funcionan, y modelos de negocio que son obsoletos y están condenados a la extinción. El caso de las distribuidoras discográficas es evidente. Yo personalmente creo, y lo digo como autor, que los autores debemos poder tener derecho a decidir sobre nuestra obra, incluyendo el derecho a cobrar por ella, pero tampoco estoy muy de acuerdo en que alguien viva de una obra toda su vida, que es lo que suele ocurrir con muchos de los que se desgañitan evocando el derecho de propiedad intelectual. La propiedad es una facultad de las cosas tangibles, si tienes la propiedad de un coche y te lo roban, te quedas sin propiedad, pero si alguien se descarga tu disco o tu libro de internet, no te está robando la propiedad de éste. No sé si me explico…

    Me gusta

  30. 3 junio, 2012 a las 20:26

    Hola Rhay, cuanto tiempo 🙂

    Esto lo comento solo para ver si me entero, no para argumentar ni a favor ni en contra. Disculpadme, pero es que ando un poco espeso estos días.

    Rhay :

    La propiedad es una facultad de las cosas tangibles, si tienes la propiedad de un coche y te lo roban, te quedas sin propiedad, pero si alguien se descarga tu disco o tu libro de internet, no te está robando la propiedad de éste. No sé si me explico…

    Te estás refiriendo a que la propiedad como tal solo afecta a entidades físicas y palpables, cosa que no pasa con un disco en internet, ya que es “virtual”. ¿No? Ahora pregunto, que estoy bastante pez en estos temas, ¿lo mismo se aplica a entidades “no virtuales” que existen como cosas físicas y palpables pero que pueden ser duplicadas?, por ejemplo, el famoso top manta o la vieja copia de cassettes o VHS ¿¿??

    Me gusta

  31. kc1994
    3 junio, 2012 a las 21:27

    Rhay, te explicas perfectamente, lo que no llego a entender es qué tiene que ver el derecho de un autor a proteger su obra con el de que viva de ella durante toda su vida o incluso el derecho a cobrar por ella. El autor cobrará, ni más ni menos, si hay alguien que está dispuesto a pagar por alguna de sus creaciones.

    Pero, como comprenderás, lo que no se puede, o mejor dicho, no se debe, es vivir de las obras ajenas (sin permiso), porque entonces se pervierten muchas cosas, directa e indirectamente. Es decir, solo faltaría que aquí el que no cobrara fuera el autor de algo, que es quien “sacrifica” su tiempo y sí un tercero directa o indirectamente. Si esa idea se convierte en dogma, te aseguro que no tendremos de qué preocuparnos en mucho. Por tanto, el autor tiene todo el derecho del mundo a quejarse de cómo, quién, cuándo y dónde se distribuye su obra (sobre todo si no ha cedido sus derechos). Ahora bien, si el autor decide ceder su obra con o sin condiciones/reservas, pues perfecto. Ahí sí se podrá hacer con ella lo que se quiera.

    El manido discurso de la propiedad, lo tangible y lo intangible y demás va muy bien para argumentar falacias cínicas y poco más. Si a ti te roban un coche, está claro que te roban un coche, no una idea. Pero ese coche te lo has ganado con una inversión de tiempo que asignaste a una actividad económica (comúnmente denominado trabajo y que es la base de un sistema que quiera tener un mínimo de bienestar). Siguiendo argumentaciones cínicas, podríamos decir que si para quien trabajaste no te pagó el mes que toca, no te está robando porque todavía no te dio el dinero. Con lo cual tú no tendrías coche y aquí no ha pasado nada porque nadie te ha robado. Eso sí, tú has “perdido” tu tiempo y el tercero se ha beneficiado de ello. Si ese es buen sistema, me parece que no tenéis muy claro un par de cosas.

    Como ves, se pueden decir muchas tonterías en aras de defender lo que nos interesa, pero si nos basamos en el funcionamiento objetivo de las cosas, se llega a conclusiones diferentes. A mí esto me la repampinfla bastante. Lo que me toca bastante las pelotas es el cinismo ese al que se recurre por parte de algunos con el tema de “me encanta compartir” (cosas ajenas, por supuesto). Si te gusta tanto compartir, sacrifica tu tiempo para hacer cosas propias, pero no uses las de otros y luego vayas de una especie de filántropo por la vida.

    El modelo de Megaupload y semejantes no tiene ni pies ni cabeza si no hay un pacto entre quienes hacen la inversión y la plataforma; de hecho, ahora muchos de esos contenedores sólo dejan descargar a quienes subieron, eliminando la opción de “compartir” (la de gilipolleces que se tienen que leer con lo del verbo “compartir” y su interpretación. Es tal el nivel de cinismo, que en determinados foros se felicita por su trabajo a los uploaders -antiguamente pagados por las páginas de contenedores tipo Megaupload-, como si costara más subir una obra que crearla.

    Lo de la copia privada existe porque viene de un modelo legislativo en el que no existía Internet y la copia se la podías dejar a tu hermano, tu primo, etc. Sí, bien, ya sabemos que se hacían fotocopias, y que se grababan cintas de casette…. ¿¿¿¿Y???? La diferencia con respecto a ahora es que después se inventó una cosa llamada Internet, que tiene que ver bastante con la comunicación, y que te permite “compartir” algo con 100.000 personas. Si no entendéis esta diferencia me parece que no conocéis el potencial poder que tiene Internet, tanto para lo bueno, como para lo malo.

    Todo lo que digo no tiene nada que ver con productoras, editoriales, etc. Que ya sé que están “gobernadas” por dinosaurios incompetentes la mayoría de los cuales tienen mucho más que ver con el mundo de la contabilidad que con el del arte.

    Pero ese es otro tema.

    Saludos.

    Me gusta

  32. kc1994
    3 junio, 2012 a las 21:34

    Cnidus, el término propiedad tiene la misma validez y definición tanto en elementos físicos como en intelectuales, porque los dos tienen un valor que es susceptible de protección.

    El que trabaja haciendo una mesa tiene el derecho a la propiedad de esa mesa, basada en el tiempo invertido, los materiales que tuvo que comprar, etc.

    El que trabaja formando ideas tiene el mismo derecho a la propiedad, porque están basadas en los mismos elementos: inversión de tiempo y/o dinero propio.

    Lo que yo creo que sucede con estos temas es que cuando uno habla de propiedad piensa en el sistema neoliberal que vemos ahora mismo en la tele y pensamos de forma peyorativa. Eso es, básicamente, no tener ni puta idea de historia económica, con todos los respetos. Relacionar el término propiedad con los mentecatos neoliberalistas es haber leído bastante poco. La propiedad es simplemente un concepto jurídico-económico, que luego se haya desvirtuado como le haya interesado a unos u otros no es más que una deformación política que evidentemente ha estado muy influida por la psicología y la política.

    Saludos.

    Me gusta

  33. 4 junio, 2012 a las 1:04

    Si me permitís compartir mi opinión (libre de royalties) va a hacer falta replantearse toda la infraestructura de distribución de bienes derivados de la propiedad intelectual, llámalo libros, música, fotos, pintura, películas o videojuegos, porque de cinco a diez años con la evolución de la tecnología 4G, tal vez la 5G para entonces, si los antiantenas lo permite claro está, la transmisión de dichos bienes va a ser más eficiente y en consecuencia más rentable que el actual modelo de distribución basado en papel, lienzo o soporte óptico.

    A esto se le suma tecnologías que ya no son tan del futuro, como el descendiente de las tarjetas SD y miniSD, el Solid State Drive o el e-Paper, cuyas aplicaciones no se reducen al medio escrito. Va a llegar un momento en que no se va a tratar solamente de los royalties que se lleva el autor o las comisiones que se llevan las distribuidoras, es que el proceso de fabricación va a convertirse en insostenible en comparación.

    Ya se pueden dar de tortas por temas legales, que el primero en proveer estos servicios de manera económica y sostenible va a imponer el ritmo del mercado. Los días de ir a comprar un libro, una película, un disco de música o un videojuego están contados.

    Sun salud☼.

    Me gusta

  34. Blueoriol
    4 junio, 2012 a las 1:40

    No se si me explique bien.
    No es que justifique o alabe el hecho del intercambio de archivos, me limito a señalar que existe y que hasta donde se, ese acto no es ilegal.
    Entonces, así como antes, se podia elegir copiar todos los cassets o cd’s de tus amigos, ahora es un sistema abierto, así que el usuario puede elegir no ser honesto y no pagar por ese producto que consume mas facilmente.
    No digo que sea bueno, sino que es inevitable.

    Por ejemplo, las radios pagan derechos de autor en relación a lo que emiten, las televisiones lo mismo. Bien, creo que el futuro esta en servicios como Megaupload o Megavideo que paguen derechos de autor y creo que ya existen iniciativas en ese sentido.
    Pero el sistema tradicional ya no vale. ¿Quien necesita un ciene hoy dia? Existen televisores con alta definicion, sonido envolvente, 3 D…
    Y si es triste, mucha gente perdera su trabajo, pero eso no va a hacer que acuda al cine a ver una pelicula cuando en mi casa puedo hacerlo con mayor comodidad sin aguantar espectadores ruidosos o absurdamente altos.

    Y si vamos al fondo del tema y sin entrar en temas legales (eso lo dejo para vosotros que entendeis) si que tiene importancia la intangibilidad del producto puesto que si yo pienso que el Golf GTI es muy caro no tengo otra opcion que renunciar a el o robar uno, pero si yo pienso que tal disco o tal libro es demasiado caro no necesito renunciar a el. Aunque el hecho se tan “robar” como el robar el coche existe un abismo de distancia entre un acto y otro. Porque cuando robo el coche impido que su dueño pueda sacar beneficio de el nunca mas y así pierde toda la inversión aparte de los daños que pueda causar a su establecimiento o persona.
    Con una canción, un libro o una pelicula, es distinto porque no hay nada material que el afectado, el “robado”, eche en falta y ademas el robo se produce en circumstancias llamemosle placidas, el usuario no entra de noche en la tienda, rompiendo los cristales para llevarse libros y DVD’s.
    Así pues el usuario no se siente eticamente demasiado culpable por hacerlo. En algunos casos porque si quisiera hacerlo legalmente no podria por falta de dinero.
    Intentare explicar esto sin que parezca que lo justifico.
    Imaginemos al señor Z. El señor Z tiene muy pocos recursos economicos. El señor Z es como tantos ciudadanos de este pais, quizas tenga trabajo pero podria ser que no, en cualquier caso no anda nada sobrado o directamente esta apuradisimo. Como a tantos le gusta leer, las peliculas, las series.
    El señor Z sabe que descargando archivos no esta siendo del todo honesto pero piensa que no perjudica al autor ya que caso de no hacerlo, simplemente no veria la pelicula o no escucharia la canción o no leeria el libro (porque no podria pagarlo) así que el autor no se beneficiaria de esa honestidad.

    Yo de estudiante, cuando tenia poca pasta, copiaba tantos cd’s, peliculas o videojuegos de mis colegas como podia así como coger prestados libros o comics o revistas. No me sentia culpable por hacerlo.
    En un principio descargaba de la red cosas que me resultaba entre muy dificil o imposible encontrar en tiendas.

    Hoy dia, entre que para comprar un libro o disco o videojuego o pelicula o lo que fuere deberia despazarme almenos 1 hora en coche y que encima cuando lo hago (no 1 hora de cohe porque ya si me pongo voy hasta Barcelona) me cuesta encontrar lo que busco y en muchos casos no lo consigo y tampoco lo puedo pedir o encargar.
    Y como tampoco voy muy sobrado de pasta ahora mismo lo que consumo en cuanto a musica,literatura,audiovisuales, videojuegos…lo descargo de la red. Se que no soy muy honesto puesto que debiera pagar por ello y no lo hago pero suponiendo que pudiera encontrar y comprar lo que busco sin tener que ir muy lejos tampoco podria pagar la mayoria.
    Como te lo diria, me acostumbré a leer mas de lo que puedo pagar.

    Es ciertamente deshonesto, así que para limpiar mi conciencia me aficione a los autores muertos en la medida de lo posible. Se que tendran herederos, pero que se jodan.

    Actualmente las compañias telefonicas andan preocupadas. Parecia una idea cojonuda poner Internet a los mobiles pero claro, ahora se dan cuenta que hay usuarios espabilados que con la tarifa minima y usando What’s Up y Skype y Messenger…, ya no usan ni las llamadas ni los mensajes SMS. Una tecnologia sustituye a la otra.

    Simplemente hay sectores que se niegan a aceptar esa realidad y no entran en el presente. Otros que si entran se aprovechan de eso ocupando ese “nicho vacio” que dejan esas empresas conservadoras (¿que paso con Nokia?¿no eran tan buenos?).
    Es mas que nunca, renovarse o morir. Llamemosle selección natural.

    Me gusta

  35. 4 junio, 2012 a las 8:02

    Ya me parecía a mí que no iba a ser tan fácil: http://sapienscientia.allalla.com/2012/los-virus-que-matan-las-bacterias-una-alternativa-a-los-antibioticos/

    ¿Alguna sugerencia sobre el siguiente movimiento a hacer?

    Me gusta

  36. 4 junio, 2012 a las 8:58

    Los de Sapiens Scientia tienen un morro que se lo pisan. He vuelto a denunciar la nueva página web, y la han vuelto a cerrar, informándome eso sí que era nueva, que habían abierto otra diferente. Así que parece que jugaremos al gato y al ratón, yo abro una página, te copio artículo, tu me denuncias y me la cierran. Mundo 😦

    Me gusta

  37. Miolo
    4 junio, 2012 a las 9:05

    Manuel :
    ¿Alguna sugerencia sobre el siguiente movimiento a hacer?

    Parece que alguien ya ha hecho ese movimiento, me sale “Server not found” 🙂

    Me gusta

  38. Miolo
    4 junio, 2012 a las 9:07

    Perdón, no había visto tu comentario.

    Me gusta

  39. Rhay
    4 junio, 2012 a las 11:29

    Se me ocurre que si sabemos el origen de la página (si es española, vaya), se podría interponer una demanda por plagio. Y se acaban las tonterías.

    Aprovecho para decir que estoy totalmente de acuerdo con Blueoriol. Por mucho que la ley establezca el concepto de “propiedad” para bienes tangibles e intangibles, eso no significa que sea una barbaridad que una idea tenga concepto de “propiedad” al mismo nivel que algo tangible.

    Entiendo que aquí estamos hablando de gente normal de la calle que está en su casa y usa el emule o el vuze para bajarse cosas, no hablamos de las mafias que se dedican a lucrarse con el trabajo de los demás, ni de las redes de falsificadores. En el primero de los casos no hay ánimo de lucro, por lo que no hay delito, por mucho que nos encabronemos.

    Cuando yo me bajo una película, no estoy perjudicando al autor, sino al intermediario. Pues que lo jodan. Si yo me bajo una película de Benito Zambrano, por poner un ejemplo, y me gusta, lo más probable es que cuando me vaya al Alcampo a hacer la compra del mes, si veo la peli me la compre, y lo más seguro es que cuando este director estrene nueva película, me vaya al cine a verla. Se puede decir lo mismo con un cd, con un videojuego, o con cualquier otro soporte. Un músico, donde realmente gana dinero, es en sus conciertos, porque la gran parte del pastel que cuesta un cd en la calle se lo lleva la productora, no el autor. Por lo tanto, si yo quiero que el autor gane pasta, me iré a un concierto suyo, y su disco, a lo mejor me lo bajo, y si me gusta, a lo mejor me lo compro. Y esto no es deshonestidad, es pragmatismo puro y duro.

    Mientras yo no me lucre con el trabajo de otra persona, no estoy cometiendo ningún delito, se pongan como se pongan los de la SGAE, o cualquier otra asociación por el estilo.

    Me gusta

  1. 1 junio, 2012 a las 6:09
  2. 1 junio, 2012 a las 15:59
  3. 1 junio, 2012 a las 18:04
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: