Inicio > Actualidad, Ciencia > Carmen Vela, ¿por qué lo llamas excelencia cuando quieres decir recortes?

Carmen Vela, ¿por qué lo llamas excelencia cuando quieres decir recortes?

7 junio, 2012

Carmen Vela, Secretaria de Estado de Investigación

Corría el año 2006, el gobierno Zapatero declara como prioridad el desarrollo del sistema I+D nacional y la necesidad cambiar el sistema productivo, dando mayor importancia al desarrollo tecnológico, que al modelo del ladrillo, que tal jugosos réditos estaban dando a unos cuantos. Es entonces cuando el Secretario de Estado de Investigación Carlos Martínez, afirma que “se requiere la incorporación de 50.000 nuevos investigadores” para ponernos al nivel de los países punteros en ciencia de Europa. Era época de vacas gordas y se podía dedicar el dinero a aeropuertos, grandes centros culturales, líneas de AVE por doquier, y mira por dónde también se podía dedicar algo a la ciencia.

Pero una economía basada fundamentalmente en cemento y chiringuito playero no puede durar eternamente. La burbuja inmobiliaria se pincha, los bancos pierden dinero (que están dispuestos a recuperar a toda costa) y la economía nacional se tambalea. Es hora de ajustes y de apretarse el cinturón. Y vaya si se aprieta, tanto que difícilmente entra aire en los pulmones. Y la ciencia no queda exenta de esos recortes. Pese a que el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, afirma que nuestra economía debe basarse en la investigación y el desarrollo, la tijera entra a saco con un recorte sin precedente: un 22.5%.

Esa medida supone diferentes respuestas por parte de los investigadores. Por un lado se toman medidas de “economía de guerra”. Ahorro a todos los niveles: centros de investigación que cerrarán en fines de semana y durante el período vacacional para ahorrar luz, apagar el aire acondicionado o la calefacción a determinadas horas (los experimentos de muchas horas deberán adaptarse a las condiciones ambientales) y toda una serie de ajustes para optimizar el ahorro al máximo. Pero esta es una situación que no puede alargarse si queremos seguir produciendo a alto nivel, que es lo que se le exige a un país del nivel de desarrollo de España. Es por ello que se adoptó la segunda medida: dar a conocer a la opinión pública qué significa exactamente reducir la inversión en I+D.

El I+D no es una industria en sí misma, pero de ella se nutre el tejido empresarial y productivo de un país. Los inventos y las patentes suponen dividendo contante y sonante. Desarrollar tecnología o fármacos propios supone dejar de ser dependientes del mercado externo y capear con garantías las crisis económicas. Si miramos a nuestro alrededor, los países de mayor desarrollo apuestan por la I+D de forma muy sería, con fuertes porcentajes del PIB dedicados a ella. Esa canción la están entendiendo países que crecen a un ritmo rápido, como pueden ser China o Brasil. El riesgo de perder el carro del desarrollo por abandonar la apuesta por la I+D constituyó el eje central de cartas publicadas en Nature, así como de manifiestos por parte de la COSCE, que reúne a un buen número de sociedades científicas de nuestro país. Me sorprendió mucho que, a diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones, esta vez el ministerio dio la callada por respuesta. Hasta hoy.

Un “artículo/carta” firmado por la Secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela, y que lleva por título “Turn Spain’s budget crisis into an opportunity” publicado en la revista Nature, ha conseguido revolver el desayuno en el estómago de muchos investigadores españoles. Y a juzgar como respira la blogosfera, la indignación es elevada.

Esta carta contempla algunos aspectos de lo que va a suponer el recorte durante el 2012. Se estima que el recorte en subvenciones a proyectos rondará los 475 millones de euros, un 22.5% de total. También comenta que lo supondrán esos recortes en cuanto a incorporación de investigadores con experiencia: la oferta en el programa Ramón y Cajal se estima en 175 plazas (por las 250 ofertadas en 2010), mientras que en los programas Torres Quevedo y Juan de la Cierva se reducirá la oferta a 700-800 contratos por los 960 concedidos en 2011.

¿Qué ha sido de esa necesidad de 50.000 investigadores manifestada por el anterior gabinete? Se ha esfumado en los orificios arcillosos de nuestros ladrillos patrios. Son tiempos de dedicar 50.000, pero esta vez en forma de millones de euros, a sanear la banca española. Para que no quede ninguna duda, Carmen Vela, nos indica en su carta que nuestro país no puede soportar el “elevado número” de investigadores que hay en la actualidad, y que habrá que recortarlo. Todo ello, eso sí, para incrementar la eficacia y la excelencia. Dejo el “deleite y disfrute” personal de esta carta para cada lector, añadiendo el enlace al artículo de Nature al final de esta nota. Pero dejadme hacer unos comentarios a algunas de las “perlas” que en ella existe:

Look around and don´t be fooled. We must now stop talking about the importance of science, and instead commit ourselves to the need for excellence in science.

La excelencia en ciencia solo acontece en sociedades que entienden la importancia de la ciencia. Cuando una sociedad entiende eso, cuando entiende lo importante que es dedicar parte de sus impuestos a la investigación, cuando muchos (y buenos) estudiantes ansían incorporarse a líneas de investigación, cuando los empresarios entienden la importancia de la inversión a largo plazo (en lugar del rápido rédito de la especulación), entonces es cuando se alcanza la excelencia en ciencia. Sociedades que entienden eso piden a sus políticos que inviertan más (y no menos) en ciencia; esas mismas sociedades expulsan de sus parlamentos a los partidos que no son capaces de ver eso. Pero todo empieza desde abajo: educación, concienciación, inversión. Sin los dos primeros seguiremos anclados en las protestas de unos pocos científicos y en las réplicas de los políticos de turno.

To strengthen the research system in our country we must slim it down, but is important to cut back on quantity, not quality. This process will be complex and unpopular: after all, nobody likes cuts or readjustments. Under the changes that I announce here, only those scientists who can demonstrate that they are pushing the frontiers of our knowledge will be allotted resources.

Primero las formas: ¿qué es eso de anunciar una reducción de investigadores en una revista científica?, ¿qué falta de respeto es ese? Falta de respeto a los investigadores y falta de respeto al Parlamento. Estas medidas se presentan en sede parlamentaria y se explican ante las sociedades científicas y los centros de investigación, no mediante una carta en una revista británica. Seguimos anunciando las medidas de calado desde más allá de nuestras fronteras. Y segundo el fondo: se dice en la carta que no sólo no hacen faltan más investigadores, sino que sobran. O alguien comete errores de bulto (recordemos que en la Secretaria de Estado de Investigación siguen trabajando muchas personas que ya estaban en el gobierno socialista), o nos están intentando tomar el pelo. Por no hablar de “aquellos investigadores que no demuestren su excelencia”. Llevamos años viendo emigrar a excelentes científicos, de esos que traspasan las fronteras del conocimiento, y también las fronteras entre países. Y todo por la falta de apoyo personal y material para desarrollar su investigación aquí. Nuestros países aliados/competidores no están agradecidos por el excelente regalo de personas que desarrollan esos países. Según una reciente encuesta, más de 40.000 investigadores se están planteando hacer las maletas. La carta de Nature es lo más parecido a la invitación a tomar el próximo avión para esas personas.

Currently, there is a biotechnology research centre or a science park in almost every Spanish region.

Eso en sí mismo esta información no dice nada. En el área que rodea la ciudad de Boston puede que haya más centros de biotecnología que en toda España. Esos centros son una riqueza para quienes lo posean. Ahora bien, si en alguno hay deficiencias, no se produce adecuadamente, o la inversión no revierte en la sociedad, habrá que proceder de alguna manera. Pero dar ese dato a secas es demagógico, da la impresión de que se dilapida en dinero, cuando no es cierto. Hay instituciones brillantes donde se realiza investigación de primera calidad y donde muchos científicos extranjeros quieren venir a formarse a contribuir en las líneas de investigación existentes.

La carta termina con una frase de Albert Einstein. Es lo peor que me podía encontrar. No porque no sienta respeto ni admiración por Einstein. No, que va, pero los que sois lectores habituales de este medio habréis visto en multitud de ocasiones cómo los vendedores de humo que intentan articular un discurso científico siempre incluyen una cita de Einstein o una referencia a Galileo. Encontrarme ese epílogo ha sido demasiado para mi cuerpo.

  • Noticia de El Confidencial: aquí.

.

Entradas relacionadas:

  • Entrevista. Rubens López. “Los políticos españoles tienen una terrible ignorancia sobre lo que representa la ciencia

  1. 7 junio, 2012 de 17:19
  2. 7 junio, 2012 de 17:54

    Los políticos son magufos, no hay otra: creen que to’quisqui va a tragar con lo que digan. Yo por ahora me estoy deleitando los comentarios de la noticia (que lo que dice la Vice, para la gente normal no cuela, vamos).

  3. 7 junio, 2012 de 18:03

    Esta carta es el colofón final a la sentencia de muerte de la ciencia en España.

    Y este es el problema de poner al frente de la ciencia a una investigadora proveniente de la llamada industria del I+D, que sólo piensa en el cortoplacismo y en los rendimientos inmediatos. No entiende que para tener algunos grupos o centros de excelencia hay que haber tenido y cuidado durante décadas muchos grupos y centros de investigación buenos de donde ir promocionando a los mejores. Los buenos científicos no aparecen de la nada, se crean dentro de un entorno adecuado. Es la misma disyuntiva del fútbol. Si quieres tener un buen equipo sólo hay dos opciones:

    1.- O la de los grandes clubs mundiales tipo Real Madrid, Barcelona o Bayern de Munich que tienen dinero a espuertas y pueden atraer y comprar a cualquier jugador del mundo a base de talonario. En ciencia sería EEUU, Alemania, Suiza, etc pero claramente España no entra dentro de esa categoría.

    2.- O bien puedes invertir a largo plazo en la cantera, con muchos chavales que luego irás promocionando en la medida de sus aptitudes para, con mucho esfuerzo, tesón, planificación y bastante suerte, llegar a tener años después uno o varios cracks futbolísticos.

    Pero pensar que recortando y recortando año tras año vas a seleccionar a los mejores, además de suicida es tomarnos a los investigadores directamente por imbéciles. La gente se va desanimando viendo como caen poco a poco buenos compañeros científicos. Y si al menos viviéramos en una sociedad aislada tipo la antigua isla de Pascua pues todavía, te aguantas y sigues. Pero con un mundo de posibilidades a unas pocas horas de avión pagando cuatro duros por un pasaje aunque sea en RyanAir, lo que va a ocurrir es que muchos de nosotros, antes de seguir con esta agonía del juego de las sillas en donde cada vez tenemos que dar vueltas más rápidas para ir eliminado a candidatos para que al final solo vaya a quedar uno como en la película Los Inmortales, haremos las maletas y al extranjero.

    Porque no nos engañemos, cualquier buen científico español con un CV decente (bien de primer o de último autor) puede encontrar trabajo en cualquier país civilizado donde se tiene de verdad en cuenta la ciencia. Por supuesto que si no tienes artículos de los llamados “top” (Nature, Science, Cell) no te van a contratar en Harvard o en el MIT, pero existen infinidad de universidades y centros de investigación ahí fuera llenos de científicos buenos con CVs similares a los de muchos de los investigadores españoles y que además trabajan en mejores condiciones que aquí. Yo tengo varios amigos en el extranjero que aunque tienen CVs similares o incluso inferiores al mío, en cambio su situación profesional y la financiación que reciben en estos centros de investigación “normales” es infinitamente superior a la que yo tengo en España. Así que cada vez que hablamos, se me hace la boca agua con sólo pensar lo que yo podría estar haciendo con esos recursos.

    En resumen, con esta política lo único que va a conseguir nuestra ministra-like es que en España los científicos seamos o sean (depende de si me quedo o me marcho) una especie en peligro de extinción con menos ejemplares que linces ibéricos, que ya es decir.

    Desesperanzados saludos a todos

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/02/algunas-reflexiones-sobre-la.html

  4. Miolo
    7 junio, 2012 de 19:35
  5. Darío
    7 junio, 2012 de 20:35

    ¿No estará alcoholizada? 😎

    Digo, aquí cuando algunas autoridades dicen que se han creado 600 mil empleos anuales o que la población mexicana tiene el médico asegurado, muchos piensan en los gustos etílicos de algunos de nuestros gobernantes: si antes con el alcoholismo veías elefantes rosas ahora ves hospitales. A la mejor ustedes no se han dado cuenta: la Ministra ya no ve elefantes rosas, sino muuuuuuuuuuuuuchos científicos. Puede que esta sea la razón por la cual escribió lo que escribió, y entonces todo se resuelve con algunas pastillas y algo de comer para la resaca…

    ¿Qué no? 😎

  6. 7 junio, 2012 de 23:31

    Le disen La Motosierra …

  7. MOL
    8 junio, 2012 de 4:55

    Mirad el daño que ya han hecho recortes pasados:

    http://2012elblog.com/noticias/puerta-dimensional-en-yemen-stargate

  8. 8 junio, 2012 de 7:01

    MOL, si el administrador del blog que enlazas tiene más de 15 años, tiene un problema.

  9. KC
    8 junio, 2012 de 8:55

    Un ejemplo del buenhacer español en pro de la Justicia y los valores:

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/06/07/galicia/1339097383_593845.html

    De eso a un trilero cualquiera no hay nada. Lo que pasa es que cuando uno es un banco, en vez de un trilero, parece que tiene como mayor solemnidad. Pasa lo mismo con determinados jueces que luego cargan sus gastos al erario público, aunque sean miserias de 13,000 euros.

    Y pasa lo mismo, como ya he dicho en múltiples ocasiones, con determinados profesores de Derecho de la Universidad española, auténticos mentecatos que nadie entiende cómo están ejerciendo la docencia.

    Menos mal que la mierda, tarde o temprano, flota.

    Recuerdo un post sobre el engaño como estrategia competencial entre animales y lo que se me dijo cuando escribí que determinados políticos hacían lo mismo….

    En fin, voy a venderle un algún producto financiero a alguna abuela, que si no me echan.

    Saludos.

  10. Terribilis
    8 junio, 2012 de 9:19

    “¿por qué lo llamas excelencia cuando quieres decir recortes? ”

    Bah, está chupáo: Porque el hombre se descubre cuando se mide contra un obstáculo; Porque se trata de hacer más con menos; Porque crisis es oportunidad. entonces seamos excelentes en el recorte; Porque hay que ser cauto, ya se sabe que sólo cuando baje la marea, sabremos quién estaba nadando desnudo; Porque no podemos resolver problemas de la misma manera que cuando los creamos; Porque contra la crisis, innovación, tenacidad, liderazgo, apertura, agilidad, reto, .. Ufff, no tengo la respuesta, pero tengo más frases. Vamos chicos no son recortes, es ausencia de la misma cantidad de dinero.

    Esperemos un nuevo amanecer, como lo dice la ínclita y famosa Tigresa del Oriente…del Perú :mrgreen:

    Saludos Fraseados 😆 😆
    Por cierto MOL, ese del enlace que diste ¿Sabes si come hongos de Huautla de Jiménez,, Oaxaca? De esos que usaba María Sabina.

  11. Rata de Cloaca
    8 junio, 2012 de 9:28

    “nuestro país no puede soportar el “elevado número” de investigadores que hay en la actualidad..”

    Pero al parecer si puede soportar el “ínfimo y minusculo” numero de politicos, corruptos, defraudadores, especuladores y demás fauna que puebla nuestra geografía.

  12. Pantumatic
    8 junio, 2012 de 12:26

    Pues siguiendo el enlace de Miolo en #4 he llegado hasta esto:

    http://www.mallorcadiario.com/sociedad/la-ministra-de-trabajo-cree-que-la-virgen-del-rocio-nos-sacara-de-la-crisis-100598.html

    …. me he quedado a “cuadraditos” 😦

    salut!

  13. kc1994
    8 junio, 2012 de 13:14

    Esto es mucho peor:

    http://www.elplural.com/2012/05/31/el-dragon-que-esconde-divar/

    Una de las frases de postín que suele usar el Presidente del Tribunal Supremo, a la vez que Presidente del Consejo General del Poder Judicial es: “gracias a Dios…”

    Esa fue su frase final en relación a la, a día de hoy, eliminada convocatoria al acceso judicial y fiscal de este año (cosa que no sucedía en tiempo): “Gracias a Dios, todo se resolverá”. Pues no, no se resolvió y este año no habrá ni jueces ni fiscales, y por supuesto una mucho mayor carga para los mismos, con todo lo que ello conlleva para la seguridad jurídica y el motor de un país, que evidentemente irá mucho peor.

    De hecho, es bastante risible, por no decir otra cosa, que alguien se encomiende a una especie de justicia divina siendo jurista. Pero así son las cosas de la Historia.

    En fin, voy a ver si le hago firmar a un analfabeto que tengo en la oficina antes de que me echen, que hoy solo llevo 4 y me piden 5 al día.

    Saludos.

  14. 8 junio, 2012 de 14:44

    Pues el ta Dívar lo va a tener difísil, porque se nos está acabando el dinero para pagarle las juergas. Se rumorea que está comenzando a reinar la desconfianza en ciertos mercados de Marbella …

  15. J.M.
    8 junio, 2012 de 17:35

    Iglesia española:
    79.739 religiosos (frailes, monjas y curas) + 80.000 profesores de religión-> 6.000 millones de euros
    Ejército español:
    130.000 militares -> 6.316 millones de euros
    Ciencia española
    170.000 investigadores -> 6.400 millones de euros (incluyendo investigación militar)

    Coño, como no va a hacer falta reducir el número de investigadores, si casi hay tantos como meapilas y rambos!!!

    Pues nada, nada, que den clase los curas y que investiguen los militares…

  16. 8 junio, 2012 de 17:59

    Pues nada, nada, que den clase los curas y que investiguen los militares…

    No des ideas, no des ideas…..

  17. thetuzaro
    9 junio, 2012 de 11:10

    El otro día cuando leí la carta, no pude evitar pensar dos cosas. La primera fue a partir del título: pensé que iban a mandar ejemplares de “¿Quién se ha levado mi queso?” a todos los centros de investigación. La segunda fue que todo esto de que los recortes pueden redundar en excelencia me resultó familiar. Entiendo que lo que Carmen Vela dice es que si antes se contrataban 1000 tíos al año, y ahora sólo se contratan a los 500 más listos de entre esos 1000.. ¡hey, ahora en promedio estamos contratando a gente más lista! Me recuerda esto a aquel email de hace años, el de que cuando te emborrachas matas a las neuronas más lentas y débiles con lo que tu inteligencia, en promedio, sale fortalecida…

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: