Inicio > Actualidad, Magufadas > ¡Danger: Politipufo en activo!

¡Danger: Politipufo en activo!

14 julio, 2012

Su nombre era Ramón “Raimond” Pérez, modesto inventor, ya que diariamente debía ingeniárselas para sacar adelante su pequeña empresa familiar. Aquellas navidades fue al “Barrio Chino“, un Mercachina de notable éxito, regentado por un sabio abuelo y su pícaro y joven nieto. Allí “Raimond” Pérez encontró el regalo de Navidad ideal para su hijo; no estaba a la venta, pero el ingenio del muchacho del local le permitió comprarlo. Era una monísima criatura, pero que tenía tres instrucciones: 1) Nunca debe darle la luz de la honradez, la luz de la honradez lo mataría. 2) No debe tocar el dinero, si toca el dinero, se multiplicará a rabiar. 3) Y lo más importante, nunca, nunca debes votarle después de medianoche. Todo fue bien… hasta que las dos últimas reglas no fueron cumplidas.

.

Ciudad XVII. Año 2102. Segundo siglo del Murciélago Frugívoro.

Bajo un inquietante cielo de negras nubes, como una enorme y oscura montaña de escombros, se elevaba Ciudad XVII sobre el horizonte. Sus grandes edificios, moles híbridas de metal y ladrillos, de cables poco tensos que chisporroteaban como respuesta a la gris lluvia, regían una imagen de tiniebla y constante lucha. Una ciudad protegida por elevadas murallas de hormigón, acero y roca, con atrincheradas oquedades desde las que crecían cañones antiaéreos y ametralladoras, así como su más importante arma: focos emisores de honratus lux, una onda electromagnética que ni tostaba ni quemaba a los mortíferos enemigos de la humanidad, sino que los convertía en una especie de sopa foto-química.

En un despacho oscuro de paredes desgarradas, auspiciado por una librería añeja y reinado por una mesa llena de papeles, cálculos, análisis, estudios y mil informes, el general Menthera Ciönal estudiaba la situación actual de la ciudad. El general Ciönal era un antiguo héroe del antiguo y fracasado movimiento de resistencia contra la invasión de politipufos, criaturas de vil corazón que arrastraron a la civilización a su decadencia actual y a la pérdida de toda esperanza. Los pocos ciudadanos supervivientes se convirtieron en parias de su propia tierra. Desde los últimos años, por votación y clamor popular y a costa de su voluntad, el general Ciönal era el regente de la última oportunidad de la humanidad contra los politipufos, Ciudad XVII.

En aquel momento alguien golpeó la puerta. El general Ciönal concedió el permiso para entrar. Era su mano derecha, el Dr. Soypen Sante, doctorado en psicología, estudioso de la historia especializado en el mundo jurídico, además de ser un genio con muy buenas mañas para la gestión.

– Señor… ¡estamos hasta el cuello! Y no se por dónde empezar…

– ¿Cómo va ese politipufo que atrapamos? Ese que pretendía blanquear el dinero negro con lejía y que nuestras lavanderas agarraron a base de escobazos

– Señor, precisamente tenemos un problema con ese mismo politipufo

– Me sorprendes Doc, ¿solo un problema? Já… Déjeme adivinar, ¿a qué todavía no ha soltado prenda?-

– No señor, no desvela nada ni de casualidad, se niega a decirnos dónde se llevaron los suministros de comida que nos robaron y dónde residen quienes se lo han llevado, solo nos ha llamado payasos y nos ha mandado a la mierdaDOS VECES

El sargento Ciönal sacó un puro de su bolsillo… – ¿Algo más?

– Bueeeno… – Respondió Sante, – Ha dicho que van a saquearnosotra vez, después de la anterior y tras aquella otra, sin olvidar el chanchullo del otro día

– ¿Entonces no ha soltado nada nuevo? – Preguntó el sargento

– No señor- respondió su allegado – La cíclica historia de siempre aunque… lo teníamos atrapado pero se ha fugado como siempre hace todo politipufo, señor.

El Doctor Soypen Sante tomó aire… – además ha atacado a civiles, incluso ancianos; ha logrado burlar toda resistencia y aunque no de los nuestros consiguió agarrarle, lo han dejado para el arrastre

Ciudad XVII. Año 2102. Un día de verano.

.

El general Ciönal se guardó el puro en el bolsillo de su chaqueta. Meditó, saboreó y sepultó la cantidad de improperios que acudían a su mente. Luego ojeó momentaneamente a su subalterno, se le notaba realmente preocupado.

– De acuerdo- dijo el general – Eso no es todo, algo va muy mal, ¿cierto? Y tiene que ver con el Informe de Hidroponía y Cultivos, ¿me equivoco? Es decir, los politipufos nos han robado inimaginables cantidades de nitrato potásico necesarios para los cultivos que alimentarán a nuestro pueblo, ¿estoy en lo correcto?

– Señor… Es mucho peor. Entre burlas y escarnios, los politipufos han destruído por completo nuestro sistema de cultivos hidropónicos ¡vamos a perder toda la cosecha y lo saben! ¡el hambre será cuestión de tiempo!

– ¡¿Qué?! Oh demonios del averno… A saber qué han hecho. Ya agujerearon nuestro sistema de suministro de agua, pero logramos parchearlo más o menos; destruyeron los laboratorios de mejora vegetal pero conseguirmos readaptar las instalaciones aunque en condiciones penosas; apalean a nuestros investigadores una y otra vez cada vez que salen a los exteriores a recoger muestras, los politipufos se burlan, se mofan y les escupen en la cara, pero sobrevivimos; luego envenenaron los pozos y… en fin, eso nos está condenando. Dime Doc, ¿qué han hecho esta vez?

– ¡Han dinamitado el trasvase! ¡Y hay muchos heridos graves! ¡E irán a peor!

El general Ciönal se llevó una mano a la cara, “es imposible, no pueden ir tan lejos“, pensó – ¡Mil diablos! – Gritó – ¡Imposible! ¡No termino de entenderlo Doc! Es sabido que los politipufos disfrutan con el caos y la destrucción, pero viven del robo continuo y el chanchulleo, ¡no les conviene esquilmarnos! ¡no sacarán tajada! ¡y es contraproducente!

– Disculpe mi señor, pero ya sabe lo que dijo el sabio: “la capacidad de hablar no les hace  inteligentes“, de hecho es cuestionable reconocerlos como seres pensantes, mi señor. Nuestros heridos comentan que mientras estallaba nuestro único suministro de agua se estaban partiendo de risa y lanzando aplausos… Es bien sabido que lo llevan en los genes; son malvados y peligrosos por naturaleza, mi señor

– Y mi señor, uno de ellos nos ha gritado “jodeos” mi señor, ese es de los chungos, si me permite la expresión y… Y Oh! Los más cobardes intentan ocultar sus pufosnos toman por idiotas señor

Ciudad XVII. Año 2102. Un día de primavera.

.

– ¡Hasta aquí hemos llegado!- Gritó el general Menthera Ciönal – Vamos a ver al viejo Windar, con o sin su ayuda vamos a dar un paso que no hemos tomado en décadas.

Ambos salieron del tenebroso despacho y se adentraron en las sucias y destrozadas calles de Ciudad XVII, donde el caos y los escombros, la herrumbre y el óxido, gobernaban por causa de la labor de los politipufos. Pocas veces una raza de criaturas ha hecho tanto daño en tan poco tiempo.

Mas no fue un trayecto sencillo, ya que el general Ciönal era querido y valorado, la gente que se cruzaba en su camino le pedia solución a múltiples problemas y él rápidamente tomaba nota mental de todo ello. Ciönal no olvidaba. Ciönal tomaba cartas personalmente en todo asunto.

Calmó a la señora Halepensis, su hijo y su marido habían salido a recoger piñas  y nunca volvieron, los Recortadez temen por el futuro de sus hijos, a la señora Dominic los politipufos vendieron su futuro

Y recordó, recordó familias esclavizadas por los politipufos, recordó a los ciudadanos obligados a mantener a quienes los destruyen, recordó a los débiles aniquilados sin compasión, recordó a los politipufos abusando de poder, recordó a los politipufos lanzando enormes fuerzas sin precedentes que solo causaban dolor y miseria. También recordó a aquellos que osaron poner freno a la locura de los politipufos, terminaron desamparados y sin poder hacer nada.

Somos una raza sin derechos. Somos una raza sin libertades. Meditaba Ciönal, además, quedaba ese ambiente… Ese olor del punto de quiebre, sabe que algunos ciudadanos no aguantan más, también reconoce el miedo de los politipufos a que nosotros los humanos reconozcamos nuestro verdadero poder, por ello los politipufos prefieren no hablar de ello. Los politipufos también tienen buen olfato, deben empezar a estar asustados.

Se detuvieron ante las puertas del laboratorio & habitación & hogar del viejo Windar, el general sacó su puro. Momento en el que sonó el comunicador del Dr. Sante.

– Oh, vaya… – Dijo el doctor -¿Qué sucede? – Preguntó el general mientras jugueteaba con su puro.

– Dos buenas noticias, creo… ha llegado uno de los cabecillas de la tribu de los Bankarroñeros, dice que nos pide perdón por sumirnos en la miseria, señor –

– ¿Han devuelto algo de lo robado? ¿Han dejado de atacarnos? ¿Se han rendido? ¿Han dejado de cobijarse bajo la sombra del politipufo?

– Nada de ello, señor

– Lo imaginaba, mmm, entonces envía la siguiente orden: que le corten la cabeza a ese cabecilla y se la devuelvan a su líder en una cajita de cartón.

– Como usted pida, señor

– Y de paso… se la envías adornada con algunas preferentes

– ¡Señor eso es demasiado!-

– No te preocupes Doc, por cierto, ¿cuál era la otra noticia?

– Los politipufos nos envían un mensaje, dicen que nos van a robar un poquitín menos

– ¡Gilipolleces Doc! Robar un poco menos sigue siendo robar a manos llenas… Santo Espaguetti que era nos ha tocado vivir.

Visitando al viejo Dr. Windar

.

Finalmente alcanzaron el laboratorio del viejo Dr. Windar, el que fue el mejor etólogo de los últimos siglos y un experto en el comportamiento de los politipufos. En aquellos días sus investigaciones alcanzaban tal nivel que todas las esperanzas de la humanidad residían en que encontrara el punto débil de aquellas criaturas… Pero una tarde todo cambió, fue el día en el que logró desvelar hasta el último secreto de la verdadera naturaleza del politipufo. Se dice, se cuenta, que lo que descubrió fue de tal magnitud que prefirió creer que en realidad estaba loco y que sus hallazgos eran fruto de un ataque de locura, a aceptar que podían ser verdad. Así que se hizo recluir y llevando la locura por bandera, la vida se le hizo más llevadera.

– ¡Eh Viejo! ¡Soy el general Ciönal! ¡¿Está ahí?!

Una vieja y chirriante puerta de metal, oxidada y semidestrozada, se abrió con un molesto y agudo sonido, desvelando a su paso a un hombre anciano y semidesnudo, con poco más que un taparrabos y larga barba blanca.

– ¡Hola viejo! ¿Cómo le va? –

El viejo Windar le miraba atentamente. Mascaba algo. Mejor era no saber qué era.

– Siempre tan hablador… Oye, ¿qué es ese ruido?

– Grillos, señor – Respondió el Doctor Sante

– ¡¿Grillos?!

– Heraldos de la Conciencia y las Buenas Artes – Respondió con voz tranquila y sosegada el viejo – Alojan potencial para extirpar tamaño Azote que nos Asola –

– Claro viejo… Oye, necesito saber cómo van las mejoras de nuestro sistema defensivo. Desde que descubrieron el crédito, las trampas cebadas se volvieron inútiles.

– Cierto resulta ser, han aprendido a consumirlo todo, pero edificaremos una Fortificación que nos custodie diseñada con micrófonos… No he hallado la causa etológica de ello, pero huyen con presteza ante ellos.

– No termino de entenderlo Windar – Dijo Sante – Podría ser un caso aislado, es de conocimiento popular que la cámara y el micro atrae a los politipufos

– Joven, razón será por la que nostra Fortificación extendida será tras un Foso lleno de grillos, de la Conciencia también huyen tamañas Alimañas-

– De acuerdo viejo… ¿Algo más que pueda interesarnos?

– A los politipufos les encantan las chuches

– Claro Windar, pero también las drogas, lo que explica sus problemas de memoria

– Y el alcohol, les gusta mucho, muchísimo, lo indecible, pero… ¿a dónde quieres llegar viejo? – Añadió el general con el puro en la boca, sin encenderlo.

– Llenar gran local de cine con chuches, drogas y alcohol, exterminadores de la Razón y Salud, dar inicio del filme añejo Blancanieves y los Siete Enanitos, para dar vida al Fuego Purificador que nos libre de tan grotesca especie Invasiva y Depredadora-

Típica estampa otoñal de Ciudad XVII.

.

Media hora después ya estaban de nuevo bajo la gris lluvia.

– No ha sido lo que esperaba- Dijo el general Menthera Ciönal con voz apagada, mientras las gotas se deslizaban sobre su traje. Tomó su puro y volvió a guardárselo en el bolsillo, ahora empapado.

– No estoy de acuerdo, señor. Las granadas y el hiper-haz de honratus lux son prometedores ¡Y por fin tenemos los primeros retrovirus con el pack génico de la honradez aislados! – Respondió animado su mano derecha, el Doctor Soypen Sante.

– Eso es cierto, Sante ¡pero no tenemos tiempo para desarrollarlas! Necesitaríamos años y nuestro plazo es de semanas…

– La idea del cine es tentadora, señor… Oh, mire, está amainando la lluvia.

Anochecía. La dulce noche se desnudaba, la pálida luna y su séquito de tristes estrellas surgían tras el vestido de nubes. También se oían las ametralladoras y los fogonazos de honratus lux iluminaban las murallas. El general Ciönal suspiró – Cada noche nos saquean un poco más-

– Quiero que mañana convoques a todos los ciudadanos. Referendum de emergencia.

– ¿Señor?

– Siéntelo, compañero. Estamos al límite. Debemos actuar para arreglar todo el daño causado antes de que sea tarde, pero para conseguirlo… ¡antes hemos de extinguir al politipufo! Hemos tolerado la miseria que han lanzado contra nosotros durante demasiado tiempo, es momento que los ciudadanos tengamos nuestra última palabra.

– Señor, ellos son más fuertes

– Entonces hagamos que sea épico ¡Qué los ecos de nuestra lucha resuenen en todo el mundo y no lo olviden jamás! Estamos condenados, Sante, pero tenemos la libertad de elegir cuando adelantar el cierre del lazo de la horca. Aunque quien sabe, si tenemos mucha suerte tal vez consigamos romper la cuerda.

– Quizás tenga razón… Oiga señor, ¿Puedo preguntarle algo?

– Faltaría más, adelante

– ¿Por qué siempre está jugueteando con su puro y nunca lo enciende?

El general Ciönal sonrió – Es la Tentación, estimado compañero, mientras pueda jugar con ella e incluso llevármela a la boca, sin caer en sus garras… significa que todo estará bien.

– Por cierto – Añadió el general Ciönal – Le tengo dicho que no me llame “señor”, Doc-

– Lo sé mi señor – Respondió el Doctor Sante – Pero ya sabe que soy bastante borde, mi señor-

Rieron a la luz de la pálida y triste Luna. Y brindaron con las últimas gotas de lluvia por la esperanza y el buen filo de la guillotina. Ambos sabían lo necesarias que iban a ser ambas cosas durante los próximos meses.

Actualización 14/07/12 – 13:00. El viejo Doctor Windar lo confirma: los politipufos venderían su abuela a cambio de cuatro tragaperras.

.

Actualización 14/07/12 – 16:00.

Las subvenciones reguladas en las presentes bases tienen por objeto la financiación a las fundaciones y asociaciones dependientes de partidos políticos con representación parlamentaria de ámbito estatal para la ejecución de actividades relacionadas con la promoción de la democracia y la consolidación de los sistemas de partidos políticos.

[…]

La resolución de convocatoria establecerá el importe de las dotaciones económicas, conceptos y formas de pago, que podrán ser en especie, correspondientes a cada tipo de subvención con arreglo a las disponibilidades presupuestarias, y que en ningún caso podrán superar la cantidad de 500.000 euros por actividad, así como la posibilidad de efectuar pagos anticipados o abonos a cuenta

Fuente: BOE – Jueves 12 Julio 2012

.
Entradas relacionadas:

.

BONUS TRACK. Subnorcracia – El Reno Renardo (2011)


  1. 14 julio, 2012 a las 5:39

    Impresionante!! Eres la ostia!! Lo voy a postear y twittear hasta que internet diga basta!!!

    Me gusta

  2. 14 julio, 2012 a las 13:16

    La alegría del día… Nos dijeron: “Que se jodan“.

    Ahora repiten la jugada: pulsad aquí.
    Vale… nos la han intentado colar aprovechando el cabreo ¬¬¡

    Oh, bueno, y algo de información de primera mano: Salvados, “triunfan los oportunistas, se imponen los mediocres y de ahí viene el desastre de la democracia

    Me gusta

  3. 14 julio, 2012 a las 17:53

    ¡Ge-nial! (en dos palabras)
    Gracias.

    Me gusta

  4. 14 julio, 2012 a las 20:59

    No os perdáis la entrevista a Hollande con motivo de la fiesta de la patria francesa. Mañana estará en todos los medios: no recortará en educación, sanidad, justicia…., lo básico de un país. Los Pirineos cada vez los veo más altos.

    Me gusta

  5. 14 julio, 2012 a las 21:13

    Si realmente lo cumple, tendrá un +10 por mi parte.

    De alguna forma u otra he terminado cotilleando en un foro de la Guardía Civil: acá.

    Y me alegro de no ser Guardia Civil… trabajo jodido, chivo expiatorio de las “reformas”, obligados a defender a los políticos corruptos que nos han llevado a esta situación y encima con voto de silencio. Buf… Eso sí, también acojona ver tanto GC cabreado.

    Me gusta

  6. 14 julio, 2012 a las 21:29

    José Enrique Rodríguez Ulla ha sido el comisario general más breve de la policía. El pasado 13 de enero tomó posesión de su cargo al frente de la poderosa Policía Judicial y solo cinco meses después ha sido relevado. […] ¿Cómo se explica que el Gobierno nombrase en enero a Ulla y solo cinco meses después decidiera prescindir de él y encargar “una profunda remodelación” a otro comisario? En realidad, tal remodelación encubre la decapitación de Ulla por ordenar una investigación secreta y oficial sobre un ático de lujo de Marbella que usa Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid

    Fuente: El País

    En serio, me dan ganas de montar un “Politipufo’s Hall of Fame” donde entre lo que vayáis encontrando vosotros y lo que vaya encontrando yo, ir recopilando todas las salvajadas de nuestra casta…

    Me gusta

  7. Terribilis
    14 julio, 2012 a las 21:49

    Río para no llorar……”Andrea Fabra define su expresión de “poco afortunada e impropia” pero no dimitirá” Siga el enlace en donde se ve a ella con su orgulloso padre. En el mismo enlace se ven noticias que constatan lo maravilloso que es el progenitpr de la Diputada Andrea… de tal palo tal… no sé….. http://www.20minutos.es/minuteca/carlos-fabra/

    Saludos con cabra

    Me gusta

  8. 14 julio, 2012 a las 22:52

    Tal y como no podía ser menos, la prensa gubernamental se hace eco de la entrevista de Hollande a su manera. Destaca las tonterías de las alusiones a la selección española de fútbol y del asunto del Twiter de su mujer, y silencia cómo va a llevar a cabo los recortes: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/07/14/internacional/1342279509.html De pena.

    La “misma” noticia contada de otra forma: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/07/14/actualidad/1342273529_378100.html

    Me gusta

  9. 15 julio, 2012 a las 15:17

    Lo encontré. La peineta que intentó colarnos el “diario” Público resulta que es del año pasado: aquí.

    Pero igual tenemos otra de ayer mismo: acá, podríase confirmar en este enlace. Y a la espera de que otros medios recojan la notica en condiciones…

    Estos nos están buscando las cosquillas y las van a encontrar :mrgreen:

    Me gusta

  10. 15 julio, 2012 a las 16:06

    El problema de esta panda de gilipollas es que su cerebro está manipulado de forma totalmente endogámica desde su más “tierna” infancia. La reproducción humana puede llegar a límites insospechados, lo suficiente como para creerse las gilipolleces que uno tiene que decir para seguir con su status familiar. Nade que no explique la sociobiología.

    Si a ello le añadimos que cuando están los otros gilipollas también se acomodan a la poltrona, tenemos el resultado de que quienes manejan los hilos ni se mueven ni, en una gran parte de casos, tienen la menor idea de lo que están haciendo (resultado de la dedocracia y mediocracia hespañolas).

    Eso sí, creo que no hace falta explicar cuál de los dos lados tiene un mayor catálogo de gilipollas y un índice de gilipolleces por palabra más alta. De hecho, podríamos decir que es una suerte que sea Rajoy el actual Presidente del Gobierno y no otros del mismo club.

    Cnidus, sobre la política que se hace en Castellón te ha faltado añadir este enlace, con una grabación que le hicieron a Fabra en el que reconoce lo siguiente: http://bit.ly/PWp6MC

    Es tal cual lo dice. Y evidentemente, no creo que suceda solo en Castellón. Es el voto cautivo, también conocido como votar con la barriga.

    Saludos.

    Me gusta

  11. 15 julio, 2012 a las 17:08

    Artículo 9.2 de la Constitución Española:

    Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

    http://bit.ly/PWxbBb

    Me gusta

  12. 15 julio, 2012 a las 17:40

    Buen aporte KC, vaya elemento. Su caso es excesivo, llevan en su sillón más de un siglo…

    La olla está muy calentita.

    En una asociación de la Policía Nacional están cabreados: (aquí).
    En una asociaciación de la Guardia Civil están cabreados: (aquí).
    En una asociación de las Fuerzas Armadas Españolas no son excepción y están cabreados: (aquí).

    No hay duda, nuestro Gobierno es tan enormemente inepto que ni siquiera sabe cubrir sus propias espaldas. Veremos por donde peta.

    Me gusta

  13. 15 julio, 2012 a las 18:13

    Es la paradoja de esos palabreros de la marca Hespaña (antigua España): que comienzan a darse cuenta de que por Ley todo el funcionariado es igual, independientemente de que seas mayor o menor salvapatrias. A todos nos van a llegar los recortes, a todos nos van a llegar las hostias, mientras directivos, altos cargos y demás siguen aumentando (por no haber tenido una previsión sostenible que limitara según qué obscenidades).

    El Gobierno va a petar en cuanto llegue septiembre, la engañosa mejoría del paro estacional pase, además suba el IVA otra vez (el trauma económico de tener hace poco un 16% y pasar al 21% va a ser espectacular), las empresas serias no inviertan, los dirigentes de empresas ladronas se sigan llevando el dinero a cualquier isla y el desempleo vuelva a crecer.

    Saludos.

    Me gusta

  14. Herbert West
    15 julio, 2012 a las 21:10

    Cnidus :
    En serio, me dan ganas de montar un “Politipufo’s Hall of Fame” donde entre lo que vayáis encontrando vosotros y lo que vaya encontrando yo, ir recopilando todas las salvajadas de nuestra casta…

    Eso eso, y lo llamas “También Aneuronado, pero no Profeta” 😀

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: