Inicio > Ciencia, Escepticismo, Humor > “Bobadas homeopáticas”

“Bobadas homeopáticas”

8 agosto, 2012

Curioso texto del pintor y escritor Santiago Rusiñol escrito en 1915 en la revista satírica “L’Esquella de la Torratxa” acerca de las creencias en terapias alternativas. En dicho texto Rusiñol ironiza de forma sarcástica de las propiedades curativas de las aguas sulfurosas, profetizando que en el futuro esas aguas serían vistas como bobadas de su época. Pero lo que más me llama la atención es que en un texto de principio del siglo XX ya se utiliza a modo de tomadura de pelo del pasado tanto a las sangrías como a la homeopatía. Hoy por menos de eso te ganas una demanda de Boiron o te acusarían de vendido a la industria farmacéutica.

El texto al que hago diferencia apareció en un artículo de Joseph Playà Mases en “La Vanguardia.”

En el futuro, cuando les expliquen que para curar una enfermedad en la que no convenía la humedad, los enviaban a remojar; que pudiendo tomar un baño en casa, donde podían tirar el azufre que quisieran, iban a unos lugares como hospicios, con bañeras para hacer el tonto en comunidad, dirán lo que ahora decimos de los que creían en sangrías o bien en la homeopatía; que la tontería humana ha tenido hitos sin frontera, y de que de enfermo a bobo solo hay un paso.
Santiago Rusiñol

.
Entradas relacionadas:


  1. 8 agosto, 2012 en 16:56

    Ambrose Bierce también se pitorreó del asunto en su célebre “Diccionario del Diablo”.

  2. 8 agosto, 2012 en 17:47

    Esto demuestra que en todas las épocas ha habido personas racionales y multitud de incautos a merced de ávidos estafadores. Lo que me hace pensar de forma pesimista que por mucho que tiempo que pase no nos podremos librar nunca de la superstición.
    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/10/homeopatia-y-multinacionales.html

  3. Alfredo
    8 agosto, 2012 en 22:00

    Vuelvo sobre el tema. Ya he dejado comentarios sobre homeopatía. Lo que me sigue llamando mucho la atención, es qué tanto molesta la homeopatía, cuando sabido es que a nadie le causa daño, Ni menoscabo económico (lejos de los costos alopáticos, por cierto), y si en verdad es superchería y a nadie cura, tampoco es ninguna droga, como sí lo son las medicinas alopáticas, de consecuencias colaterales muchas veces.
    Si tanto molesta, me mueve la curiosidad por saber el por qué.
    Ya lo he dicho, personalmente he comprobado los beneficios que a mi salud me ha traído la homeopatía. Sobre todo por esto es que siento la obligación de contestar lo que negativamente se dice de ella.
    Por otra parte a nadie engaña. Prácticamente puede decirse que no existe propaganda o publicidad a favor de la homeopatía, o para conseguir pacientes. No existe promoción ninguna para conseguir pacientes. Todos los que conozco que se tratan con homeopatía, lo hacen porque han sido informados por gente que ha encontrado soluciones para su salud con la homeopatía.
    Tal vez quienes tanto se oponen, debieran acercarse a conocerla más cercanamente. Para hablar con mayor conocimiento de causa y tener una opinión profunda, seria y confiable, es necesario conocer los asuntos con la mayor amplitud posible.
    achasi.

  4. Cachicamo
    8 agosto, 2012 en 22:18

    Ambrose Bierce;

    Homeópata, s. -Humorista de la medicina.

    Homeopatía, s. -Escuela de medicina que está a mitad de camino entre la alopatía y la Ciencia Cristiana. Esta última es muy superior a todas las otras, pues puede curar enfermedades imaginarias, cosa que resulta imposible a las demás.

  5. Juan de terzas
    9 agosto, 2012 en 0:00

    “el enfermo imaginario” de moliere… en todo tiempo ha habido quien no se deja timar fácilmente y quien pide a gritos que le timen.

  6. green genes
    9 agosto, 2012 en 12:47

    Alfredo :
    Vuelvo sobre el tema. Ya he dejado comentarios sobre homeopatía. Lo que me sigue llamando mucho la atención, es qué tanto molesta la homeopatía, cuando sabido es que a nadie le causa daño, Ni menoscabo económico (lejos de los costos alopáticos, por cierto), y si en verdad es superchería y a nadie cura, tampoco es ninguna droga, como sí lo son las medicinas alopáticas, de consecuencias colaterales muchas veces.
    Si tanto molesta, me mueve la curiosidad por saber el por qué.
    Ya lo he dicho, personalmente he comprobado los beneficios que a mi salud me ha traído la homeopatía. Sobre todo por esto es que siento la obligación de contestar lo que negativamente se dice de ella.
    Por otra parte a nadie engaña. Prácticamente puede decirse que no existe propaganda o publicidad a favor de la homeopatía, o para conseguir pacientes. No existe promoción ninguna para conseguir pacientes. Todos los que conozco que se tratan con homeopatía, lo hacen porque han sido informados por gente que ha encontrado soluciones para su salud con la homeopatía.
    Tal vez quienes tanto se oponen, debieran acercarse a conocerla más cercanamente. Para hablar con mayor conocimiento de causa y ener una opinión profunda, seria y confiable, es necesario conocer los asuntos con la mayor amplitud posible.
    achasi.

    Si tanta curiosidad tienes acerca de porqué hay tanta gente que critica la homeopatía, bastaba con leer algunos de las varias docenas de textos colgados en este mismo blog desgranando este tema, empezando por los que aparecen en las entradas relacionadas. Si de verdad te interesara el asunto, igual ya estarías familiarizado con algunos conceptos básicos de química orgánica que ponen a esta mal llamada medicina alternativa en serios aprietos. Si de verdad estuvieras bien informado, ya sabrías de las prácticas mafiosas llevadas a cabo por empresas de productos homeopáticos y te habrías dado cuenta de que su halo de beneficencia no es más que un mito.

    Pero, claro, eso de leer y aprender cosas cuesta demasiado. Es más fácil entrar y dejar la cagadita de turno ¿verdad?

  7. Luis TxN
    9 agosto, 2012 en 13:09

    Alfredo :Vuelvo sobre el tema. Ya he dejado comentarios sobre homeopatía. Lo que me sigue llamando mucho la atención, es qué tanto molesta la homeopatía, cuando sabido es que a nadie le causa daño, Ni menoscabo económico (lejos de los costos alopáticos, por cierto), y si en verdad es superchería y a nadie cura, tampoco es ninguna droga, como sí lo son las medicinas alopáticas, de consecuencias colaterales muchas veces.Si tanto molesta, me mueve la curiosidad por saber el por qué.Ya lo he dicho, personalmente he comprobado los beneficios que a mi salud me ha traído la homeopatía. Sobre todo por esto es que siento la obligación de contestar lo que negativamente se dice de ella.Por otra parte a nadie engaña. Prácticamente puede decirse que no existe propaganda o publicidad a favor de la homeopatía, o para conseguir pacientes. No existe promoción ninguna para conseguir pacientes. Todos los que conozco que se tratan con homeopatía, lo hacen porque han sido informados por gente que ha encontrado soluciones para su salud con la homeopatía.Tal vez quienes tanto se oponen, debieran acercarse a conocerla más cercanamente. Para hablar con mayor conocimiento de causa y tener una opinión profunda, seria y confiable, es necesario conocer los asuntos con la mayor amplitud posible.achasi.

    Aquí veo varias imprecisiones:
    1. “Es sabido que a nadie le causa daño”. Falso. Lo que sí es sabido es que hay casos de muertes por haber intentado curarse dolencias graves de verdad con homeopatía.
    2. “Ni menoscabo económico”. Falso nuevamente. Dado que la homeopatía no puede curar enfermedades de verdad, hay personas que retrasan un tratamiento eficaz mientras toman homeopatía. Para cuando deciden confiar en la medicina de verdad la enfermedad se ha agravado, por lo que el coste del tratamiento se dispara, con menoscabo económico para todos.
    3. “No existe publicidad a favor de la homeopatía”. Falso una vez más. Introduce la palabra homeopatía en cualquier buscador: la mayoría de los resultados son publicidad. Vete a una farmacia que venda estos productos: no te sará difícil encontrar publicidad.

    ¿Quieres saber por qué estoy en contra de la homeopatía? Verás, aparte del desprecio que siento por cualquier tipo de charlatanería (y la homeopatía no ha demostrada nada más allá de eso), resulta que se trata de salud, algo que nos toca a todos, que nos influye en gran medida y cuyo cuidado sale de nuestros impuestos. En el momento que la homeopatía interfiere en el correcto funcionamiento de la medicina (ver puntos 1 y 2) ya nos está perjudicando. La homeopatía sólo beneficia a quien se llena los bolsillos de ella. Al resto le perjudica, incluso a ti, que crees que alguna vez te has curado algo con ella.

    Respecto a lo de “acercarse a concerla más cercanamente”, es bastante posible que la conozca mucho más de cerca que tú. Y te puedo asegurar que cuanto más profundizas, mayor es la verguenza ajena que se siente por quien puede confiar en algo así. Y mayor el desprecio que se siente por quien se beneficia de ello.

    Ahora te pregunto: ¿Cómo has comprobado los beneficios para tu salud de la homeopatía? ¿Cómo sabes que dichos beneficios son reales y no fruto de la sugestión? ¿Has analizado otras posibles causas?

  8. Kaope
    9 agosto, 2012 en 19:32

    Homeopatía, s. Teoría y práctica de la medicina que pretende curar las enfermedades de los necios. Como no las curan, y a veces los mata, los irreflexivos la ridiculizan, pero la recomiendan los sabios.
    A. Bierce

  9. Juan de terzas
    9 agosto, 2012 en 23:56

    “Si tanto molesta, me mueve la curiosidad por saber el por qué.”

    ¿molestar?, no, en la medida que las chorradas no molestan y hasta pueden ser graciosas. Sin embargo: es obvio que no sabes que es y que implica el “numero de avogrado” que invalida automáticamente la validez de cualquier supuesto ungüento homeopático porque reduce la probabilidad de la presencia del supuesto agente curador a, prácticamente, el 0%. Si no eres capaz de comprender lo que afirmo en este párrafo mas te vale ponerte a estudiar ciencias naturales básicas antes de volver a hacer ningún comentario.

    ¿que te ha funcionado la homeopatía?: pues claro que te ha funcionado: tu propio efecto placebo ha actuado estimulado por tu fe. pero ten cuidado porque esto solo funciona bien con enfermedades cuya causa es psicosomática o cuyos síntomas se agravan o se mitigan en función de tu propio estado de ánimo. El día que tengas una dolencia de las de verdad mas te vale que acudas a tu medico de cabecera y éste sepa derivarte al especialista adecuado porque, si no, estás muerto.

    Pero si quieres seguir confiando en la homeopatía para todos tus males y los de tus amigos entonces ponte en contacto conmigo y te preparo yo varios mejunjes que te curarán todos los males y a mí me darán de comer. Es decir, ya que quieres tirar tu dinero dándoselo a quienes te engañan pro sistema, al menos tíralo dándomelo a mí que me hace mucha falta y me encargo yo de engañarte con mas salero, estilo e inventiva de lo que te engañan los vendedores habituales de homeopatía.

  10. este8an
    10 agosto, 2012 en 2:43

    Homeopatía, s. Teoría y práctica de la medicina que pretende curar las enfermedades de los credulos. Como no las curan, y a veces los mata, los magufos quedan en ridiculo, pero la recomiendan los DESAHOGADOS. como :
    A. Bierce

    Mucho mejor y mas acorde con la realidad asi.

  11. Herbert West
    10 agosto, 2012 en 9:08

    Alfredo :
    Vuelvo sobre el tema. Ya he dejado comentarios sobre homeopatía. Lo que me sigue llamando mucho la atención, es qué tanto molesta la homeopatía, cuando sabido es que a nadie le causa daño, Ni menoscabo económico (lejos de los costos alopáticos, por cierto), y si en verdad es superchería y a nadie cura, tampoco es ninguna droga, como sí lo son las medicinas alopáticas, de consecuencias colaterales muchas veces.
    Si tanto molesta, me mueve la curiosidad por saber el por qué.
    Ya lo he dicho, personalmente he comprobado los beneficios que a mi salud me ha traído la homeopatía. Sobre todo por esto es que siento la obligación de contestar lo que negativamente se dice de ella.
    Por otra parte a nadie engaña. Prácticamente puede decirse que no existe propaganda o publicidad a favor de la homeopatía, o para conseguir pacientes. No existe promoción ninguna para conseguir pacientes. Todos los que conozco que se tratan con homeopatía, lo hacen porque han sido informados por gente que ha encontrado soluciones para su salud con la homeopatía.
    Tal vez quienes tanto se oponen, debieran acercarse a conocerla más cercanamente. Para hablar con mayor conocimiento de causa y tener una opinión profunda, seria y confiable, es necesario conocer los asuntos con la mayor amplitud posible.
    achasi.

    Y vuelta borrico al torno.

    Volvemos con las afirmaciones de siempre, así que a contestarlas.

    1.- “A nadie le causa daño”. Excepto a aquellos que no toman un tratamiento de verdad por tomar esta chorrada y los que pagan por un tratamiento inútil.

    2.-“Ni menoscabo económico”. ¿Y como llamas tú a pagar 13,80 € por 6 gramos de azúcar* (eso son 2300 € el kilo)? Claro eso es libre comercio, pero el precio de los medicamentos es una estafa ¿no? Un poco de doble rasero no está mal. Además, como y he dicho, pagar por un tratamiento que se sabe inútil es una estafa.

    3.-“si en verdad es superchería y a nadie cura…” ¿Y no te parece suficiente motivo para evitar que se venda diciendo que si que cura? No entiendo a los magufos. De verdad que no los entiendo. Si un producto no limpia no es un limpiador, si un producto no pinta no es pintura Y si UN PRODUCTO NO CURA NO ES MEDICINA.

    En cuanto a lo que “a nadie engaña”, eso es mentir y mucho. Desde el momento en que etiquetan como “medicamento homeopático” intentan engañar. Pasando por los supuestos en los que dicen que sirven, las bases que dicen que tienen, etc, etc.

    Tal vez quienes tanto se oponen, debieran acercarse a conocerla más cercanamente. Para hablar con mayor conocimiento de causa y tener una opinión profunda, seria y confiable, es necesario conocer los asuntos con la mayor amplitud posible

    Vaya por delante que no creo que haya que probarlo todo para saber si puede funcionar o es charlatanería pura.

    Pero te propongo un trato. Yo me acerco a conocer más la homeopatía y tú te acercas a conocer y experimentar la terapia que desarrolló un amigo mío (médico de verdad).

    Es la tearapia del palo por el culo, una terapia muy útil en muchos casos además de ser una herramienta diagnóstica de primer orden. Me atrevo a decir que ha curado más casos que la homeopatía en toda su historia. Y eso que es una terapia joven (apenas cinco años). Ya sabes, abre tu mente.

    * Precio y composición del oscillococcinum.

  12. Ignacio
    10 agosto, 2012 en 13:37

    Anteayer: a cuenta del calor de estos días me voy a comprar unas gotas (“lagrimas artificiales”) para el ojo, ya que cuando voy a correr me pongo lentillas y tal… Me dan la típica caja con monodosis, que aunque sale algo más caro que el típico botecillo míni, es más cómodo. Mientras voy para el coche, abro la caja (es una caja que no conozco) y veo en su interior que solo tiene unas quince monodosis, cuando lo normal es que esté la caja llena. Extrañado, miro lo que me ha costado y veo que algo más de 10€. Extrañadísimo, leo la caja y allí veo que es un “lubricante ocular homeopático”. Volví a la tienda y le dejé muy clarito para qué puede utilizar el “lubricante ocular” que me había vendido. Exactamente para lubricarse su ojo ciego…

  13. J.M.
    10 agosto, 2012 en 21:16

    Ignacio :

    Volví a la tienda y le dejé muy clarito para qué puede utilizar el “lubricante ocular” que me había vendido. Exactamente para lubricarse su ojo ciego…

    Juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaasssssssssssssssss!!!

  14. Juan de terzas
    11 agosto, 2012 en 3:26

    Ignacio: ¿has comprado algo que vas a depositar sobre tu cornea un un lugar distinto a una farmacia? (una óptica NO tiene conocimientos farmacéuticos y no debería, por tanto, dispensarte nada que vaya a ser depositado sobre tu cornea a no ser los productos para la limpieza y mantenimiento de tus lentillas, los cuales serán aplicados a la lentilla en su e3stuche, no en tus ojos).

  15. Juan de terzas
    11 agosto, 2012 en 3:44

    Habiendo insertado el anterior comentario “wordpresss” me informa que “tu comentario está pendiente de moderación”

    Bien, de acuerdo. el blog es de sus autores, ¡faltaría mas! y solo ellos son quienes para decidir a quien, y a quien no y por qué, moderan

    sin embargo:

    hasta el día de hoy no había visto un mensaje similar, por lo que yo creía que no existía moderación en los comentarios.

    Yo tengo una regla personal para intervenir en blogs y foros en general: y es que no haya moderación a mis comentarios. En el momento que se me modera dejo de intervenir automáticamente. Pero esta vez me da lastima abandonar este blog porque es el mas decente, directo y sin pelos en la lengua que me había encontrado en varios años en la red.

    Os seguiré leyendo con fruición porque realmente los autores sois verdaderos científicos, pero, sencillamente, no intervendré en los debates por ser fiel a mi propio principio de expresar cuanto pienso en libertad absoluta sin que nadie tenga el poder de silenciar mi opinión incluso cuando ese alguien no se tome la molestia de hacerme el silencio.

    Ya no intervendré, por fidelidad a mí mismo, sin embargo, por favor, seguid escribiendo tan bien como lo hacéis y yo seguiré leyéndoos y votando cada artículo nuevo.

  16. Darío
    11 agosto, 2012 en 8:43

    relax, Juan de Terzas.

    Cuando no es uno el que ha instalado WP en su propio equipo, el WordPress.com manda a spam con una felicidad digna de mejores propòsitos, creo que a mi de cada 10 comentarios que hago seis o los manda a spam o los pone en moderación. Así que esto no es personal, sino es el resultado de tener que dejar lo que nos importa en manos de terceros … pero lo mismo pasa con los correos, por ejemplo.

    Y visto de otra manera, quizás sea bueno que exista la moderación o el aventar a spam. Con la panda de alucinados que nos detestan, los post se llenarían de basura más que rápidamente, y también más de una vez, nuestros enemigos han organizado autéticos “bombardeos” en una emulación de ataques DDoS, y ha sido la moderación lo que los ha parado.

    Así que danos el benefici de la duda, gaz una excepción a tu regla y sigue participando, que se hace necesario demostrar que la gente tiene cosas inteligentes que decir 🙂

    Saludos.

  17. Herbert West
    11 agosto, 2012 en 8:55

    Juan de Terzas.

    A mi también me pasó eso del “está en moderación” pero he de decir que salió publicado como todos los demás.

    Y a pesar de haber tenido algún problema con la nevera, estos chicos suelen recuperar lo que se pierde.

    Además, viendo los comentarios de alguna gente, estoy convencido de que no hay moderación real en este blog.

  18. J.M.
    11 agosto, 2012 en 9:25

    Juan de terzas :

    Habiendo insertado el anterior comentario “wordpresss” me informa que “tu comentario está pendiente de moderación”

    Como bien dice Darío, no hay moderación en el blog, pero La Ciencia y sus Demonios no está alojada en un servidor propio, sino en el sistema WordPress.com, que es similar a Blogger y demás.

    El único parámetro que tenemos activado es el de que un comentario queda en moderación si el autor es la primera vez que participa, porque este sistema evita el 90% del spam y bloquea a los bots, que salen de máquinas con IPs cambiantes.

    Nosotros solo intervenimos cuando mandamos a alguien a la nevera, lo que hay que hacer individualmente, y te puedo asegurar que este no ha sido tu caso ni de coña 😉

    El resto, son cruces de cables del sistema de WordPress y su sistema antispam. Efectivamente, Darío es administrador del sitio, y la mitad de sus mensajes van no ya a moderación, sino a spam.

    El sistema antiespam de WordPress, llamado Askimet es bastante bueno. Para haceros una idea, el blog tiene un total de 57.626 comentarios a fecha de hoy, y Askimet ha eliminado 101.709 mensajes de spam (casi el doble). Sin un filtro de este tipo, un blog se vuelve inmanejable, y os lo digo por experiencia. La contrapartida es que ha veces se le cruzan los cables, especialmente si el comentario tiene enlaces aunque, en muchas ocasiones, un comentario plano de un colaborador habitual va a moderación o spam… misterios del WordPress.

    Así que te ruego aceptes nuestras disculpas, Juan de Terzas, y creas que no hay moderación. El incidente ha sido producto de un error del sistema, simplemente.

    Espero sinceramente que dadas estas explicaciones reconsideres tu decisión de no intervenir más, sería una lástima perder tu colaboración…

  19. 11 agosto, 2012 en 9:50

    Como bien han comentado J.M, Darío y Herbert West… en este blog no tenemos activada la moderación. Ni tampoco queremos tenerla activada. Solo se queda en moderación aquel que comenta por primera vez (mejor dicho, la IP que comenta por primera vez), así como aquellos que mandamos personalmente a la nevera.

    Desde luego, Juan de Terzas, no es tu caso. Pero no se qué le pasa últimamente a WordPress pero tiene cruzados los cables. En las últimas semanas he sacado a mucha gente de la nevera, gente que comenta habitualmente (Herbert West, Alberto Vaz, Terribilis, Dario…) y el puñetero sistema ha conseguido que cada vez que entro al blog debo obligatoriamente mirar la carpeta de spam por si acaso.

    De verdad, me da mucha rabia. Pero pido disculpas por los problemas, Juan de Terzas. Cualquier otro problema, por favor, ¡reportarnoslo! También podéis utilizar el correo electrónico 😦

    pD. Voy a lanzar una hipótesis: Juan de Terzas, como esta vez no has manejado la misma IP que siempre, apuesto a que el sistema ha creído que era la primera vez que comentabas 😦

  20. Ignacio
    11 agosto, 2012 en 14:09

    Juan de terzas :
    Ignacio: ¿has comprado algo que vas a depositar sobre tu cornea un un lugar distinto a una farmacia? (una óptica NO tiene conocimientos farmacéuticos y no debería, por tanto, dispensarte nada que vaya a ser depositado sobre tu cornea a no ser los productos para la limpieza y mantenimiento de tus lentillas, los cuales serán aplicados a la lentilla en su e3stuche, no en tus ojos).

    No, si es que era una farmacia. Esa es la coña, por supuesto, que me metió al triple de precio una caja con la cuarta parte de monodosis. Y no me fijé porque confías en los farmacéuticos y basta que digas una caja de “lagrima artifical” (o “un anticatarral”) para que te den algo decente. Joder, es como si pides una caja de tiriras y te vende unas calcamonías de Bob Esponja. Hasta ahora jamás me había ocurrido que intentaran meterme algo en una farmacia. Habrá que andar con ojo. (nunca mejor traido lo del ojo .-) )

    PD: Como suelo estar pendiente de estas cosas, he llegado a una conclusión que podrías comprobar/refutar otros lectores del blog: Así como en las grandes ciudades todas las farmacias luchan por sus clientes (hay demasiada competencia), en los pueblos pequeños donde hay cuatro farmacias, las que están peor situadas son las que habitualmente buscan además del negocio del medicamento tocar otros campos como la parafarmacia, cosmética y homeopatía.

    PD: Y en la farmacia que más confío aquí en Gernika, es una que no tiene homeopatía, que la lleva gente joven y que casi siempre me dan genéricos sin pedirlo.

  21. Juan de terzas
    12 agosto, 2012 en 1:15

    Por favor, aceptad mis disculpas. creo que merecéis sobradamente que me salte por una vez mis propias reglas.
    Cnidus: no he usado IP distinta, ni siquiera he cambiado de ordenador. uso una distro de linux y uso una conexión simétrica por radio enlace… mi IP no se gestiona con el DHCP, pero mi ISp, Iberbanda, no sé como hace en realidad las cosas.

    me he sentido abrumado por vuestras disculpas, creo que no me las merezco. pero MUCHISIMAS GRACIAS POR VUESTRA ACTITUD.

  22. Darìo
    12 agosto, 2012 en 1:30

    🙂 bienvenido entonces, nuevamente.

    Yo hago lo mismo, uso una distribuciòn de Linux y administro la IP de acuerdo a diferentes disposiciones que dan alternativas como TOR, asì que los cambios de IP no son raros.

  23. 12 agosto, 2012 en 8:08

    Juan de terzas,

    No hace falta que te disculpes, no pasa nada y encima el follón lo ha liado nuestro blog, así que la responsabilidad es nuestra 😉 Pero bueno, disculpas aceptadas sobradamente, es un gusto contar con lectores como vosotros. Así pues, re-bienvenido 😀

  24. Albireo
    12 agosto, 2012 en 18:35

    Oye, pero tambien se va a moderación cuando se usa la herramienta de cita ¿no?. Por lo menos a mi me pasa que cada vez que comento con cita me voy a moderación de cabeza.

  25. Darìo
    12 agosto, 2012 en 19:44

    Si, Albireo, a mi tambièn me pasa esto, o cuando meto varias citas con “blockquote”

  26. Juan de terzas
    12 agosto, 2012 en 23:28

    Regresando al tema de la “la maravillosa ciencia homeopática….”

    Comenta Ignacio que llega a la conclusión de que tal vez las farmacias de pueblo busquen mas negocio en alternativas como la cosmética, la homeopatia, etc…

    En mi pueblo, en efecto hay 2 farmacias para todo el municipio (somos 3.500 habitantes repartidos en 23 núcleos poblacionales y un territorio 96 km cuadrados). El negocio de estas farmacias es la receta pura y dura porque la mayoría de sus clientes son jubilados que solo compran lo que les recete el médico (lo que no les receta el medico lo tienen que pagar…) y no quieren nada de cosmética ni otros tipos de productos. Respecto de “homeopatía y medicinas naturales” los vejetes de mi zona no se aprovisionan en la farmacia, sino que recogen hiervas directamente en el campo o adquieren los mejunjes que les venden directamente los chamanes locales… En general los farmacéuticos de la zona siempre están ojo avizor para comprarse una farmacia en alguna ciudad donde poder vender algo mas que recetas (es que cuando solo viven de recetas lo tienen que declarar todo a hacienda, claro)

    Pero hay otro tema que es mucho mas preocupante: La parafarmacia: Montar una para farmacia no requiere de ninguna titulación en particular ni tiene ningún tipo de limitación o control similar a los que sufren las farmacias. Si a mí me diera la gana podría montar mañana mismo una parafarmacia dándome de alta en hacienda y en la seguridad social sin mas requisitos y limitaciones de los que pueda tener cualquier sitio en el que se vendan productos alimenticios o de perfumería. A la parafarmacia acude gente que puede tener verdaderas dolencias y que va a ser atendida por personal que no tiene ni puta idea ni ha hecho ninguna carrera relacionada con con la medicina en ninguna de sus facetas.

  27. Rhay
    12 agosto, 2012 en 23:43

    Estoy de acuerdo contigo, Juan. A mí las parafarmacias siempre me han producido un especial prurito… No entiendo la finalidad de un negocio en donde se venden productos típicos de perfumería al lado de los productos de herbolario de toda la vida… Esos negocios ya existen, y no veo necesario la creación de un híbrido…

  28. Albireo
    13 agosto, 2012 en 9:28

    Y, sobre todo, la confusión que puede causar el nombre de este tipo de comercio. Podrían llamarlo “paradroguería” o “paratontos” y así no creerían los clientes que van a poder sustituir los medicamentos por los productos que ahí se venden.

  29. Sponja
    27 agosto, 2012 en 13:27

    He encontrado este curso de la Universidad de Granada.
    Como se dice muchas veces en este Blog, las magufadas se cuelan en todas partes y, es una pena porque otros cursos de este mismo sitio son muy buenos.

    http://www.aula-salud-mojacar.com/images/pdf/20.pdf

  30. 27 agosto, 2012 en 16:05

    Pues Rusiñol, desde luego se equivocaba. A día de hoy la homeopatía cuenta con multitud de seguidores y con bastante poder, y por otro lado, aún se sigue acudiendo a “bañeas a hacer el tonto en comunidad” en los balnearios terapéuticos con sus chorroterapias (talasoterapia, cromoterapia, aromaterapia…)

  31. Juan de terzas
    28 agosto, 2012 en 23:21

    Pues yo voy con frecuencia a estas termas:

    http://turismogalicia.blogspot.com.es/2012/05/termas-outariz-gratis-y-publicas.html

    Como no tengo ningún mal específico, a no ser que se considere mal mi alergia a todo tipo de ideologías y creencias, no sé si esas aguas medicinales surten algún efecto en mí. yo voy porque:

    1º- un baño caliente siempre es muy relajante porque baja la tensión arterial.
    2º- la mecánica del baño en la terma proporciona un tiempo de soledad para reflexionar y, como la tensión baja y el cuerpo se relaja, es mas fácil ver con cierta positividad los aconteceres personales.
    3º- es un buen sitio para tener una conversación filosófica en voz baja con un buen amigo
    4º- también es un excelente sitio para intentar ligar…

    El caso es que todos estas causas o efectos tan sencillos podrían redactarse con una gran resma de palabras mágicas y científicas, por supuesto, huecas; para vender las termas como la medicina definitiva curadora de todos los males.

  32. Juan de terzas
    28 agosto, 2012 en 23:51

    la idea que intento transmitir en el anterior comentario es que las cosas son muy sencillas:

    1º la homeopatia auténtica es falsa por dos motivos:
    —- a) no pueden ser verdad simultáneamente el número de avogrado y la homeopatía. Para admitir como verdadera la homeopatia habría que demostrar que el número de avogrado es infinitamente mayor de lo que es.
    —- b) si admitimos que el agua “tiene memoria” no podemos garantizar qué “recuerda” el agua. Puede que “recuerde” el principio que hemos diluído hasta su desaparición en la solución, o puede que “recuerde” la gripe de un dinosaurio que se bebió esas misma moléculas de agua hace 65 millones de años.

    2º Sin duda multitud de plantas, minerales, y otros compuestos contienen principios activos medicinales. Pero solo el tratamiento farmacológico nos permite realizar tratamientos medicinales con principios activos a dosis controladas. Si ingerimos una aspirina conoceremos la cantidad de acido acetil salicilico que administramos en el tratamiento, mientras que si tomamos una infusión de corteza de sauce no sabremos si la dosis de acetil salicilico es la dosis terapéutica necesaria. Además la corteza de sauce contiene otras sustancias adiccionales que estaremos administrando al paciente pudiendo éstas serle perjudiciales.

    3º nuestro cuerpo tiene grandes recursos para sobreponerse con éxito a una gran variedad de dolencias y no resulta extraño que el estado de ánimo favorezca o perjudique el proceso de curación de muchas enfermedades para las que nuestro sistema inmunológico esta capacitado para vencer. Por ello funcionan todo tipo de liturgias para sanar. Pero cuando nuestro sistema inmunológico no es capaz de luchar por sí mismo mas nos vale acudir a un médico de verdad.

  33. 29 agosto, 2012 en 0:24

    Yo llevo mucho tiempo diciendo lo que comentas, Juan de Terzas. Una cosa es que nos vendan la moto con curaciones express (sobre todo en referencia a dolencias graves que todos conocemos) y otra muy distinta todo tipo de terapias que al sujeto que las recibe le sientan bien de algún modo psicosomático (a mí me puede sentar bien que me masajeen los pulgares de los pies, tanto que llego a un estado de relajación real que me hace sentir bien). Pero eso no hay que confundirlo con que quien me da los masajes en los pies, que a mí me sientan bien, además me diga que me protegen contra el cáncer, que sí sería un problema futuro. Yo creo que ahí está la clave de estos debates: cuando se utiliza el engaño como medio de refuerzo de venta (cosa que viene sucediendo con el sistema económico actual desde hace bastante). Me imagino que también dependerá de cada sujeto, claro. Pero como ya sabemos que la tendencia psicológica de los individuos no puede ser cuantificada, se supone que para eso están las leyes… Eso cuando se enteran de que va la película, claro.

    Saludos.

  34. Luis TxN
    30 agosto, 2012 en 15:36

    kc1994 :
    […] y otra muy distinta todo tipo de terapias que al sujeto que las recibe le sientan bien de algún modo psicosomático (a mí me puede sentar bien que me masajeen los pulgares de los pies, tanto que llego a un estado de relajación real que me hace sentir bien). Pero eso no hay que confundirlo con que quien me da los masajes en los pies, que a mí me sientan bien, además me diga que me protegen contra el cáncer […]

    Algo bastante sintomático que observé durante el tiempo que me vi abocado a “convivir” con el mundillo de las terapias alternativas es la permeabilidad de ciertos profesionales a priori serios. Por ejemplo, es bastante habitual encontrar fisioterapeutas a los que en algún momento alguien les come el tarro (o se lo comen ellos solitos) y les convence de que pueden extender sus servicios hasta el infinito y más allá, merced al uso de terapias cuánticas, reiki, homeopatía y demás estafas. El problema más grave es que, desgraciadamente, algunos se lo creen, es decir, que no son conscientes de que están utilizando métodos que no sirven más que para vaciar las billeteras de sus clientes.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: