Inicio > Actualidad, Escepticismo > Año nuevo, magufadas nuevas….

Año nuevo, magufadas nuevas….

9 enero, 2013

IRRATIONALEn estos días, todos los medios de comunicación se han dedicado a recordarnos los principales acontecimientos de 2012, así como a mostrarnos lo que posiblemente nos deparará el 2013. Recapitulaciones y previsiones que pretenden sacar sus conclusiones y moralinas, siempre bajo la línea ideológica del medio en cuestión.

En La Ciencia y sus Demonios no queremos ser menos, pero como solemos mirar más hacia adelante que hacia atrás, hemos preparado una pequeña lista de las amenazas para la razón y, como consecuencia, para el bienestar y el progreso de la humanidad que tendremos que soportar (y, porqué no, combatir) durante el presente año.

A pesar de que apetezca, no nos adentraremos en lo que sin duda representa en la actualidad el mayor peligro para el avance social y humano, que es el indecente dominio económico neo-liberal que nos atenaza y nos encamina a épocas ya olvidadas.

Siendo más fieles a la línea editorial de este blog, vamos a ocuparnos de los atentados contra la inteligencia y el razonamiento, aunque muchos de ellos se mostrarán íntimamente ligados al problema anterior.

Veamos cuáles son nuestras previsiones acerca de las tonterías que van tomando cada vez más fuerza en nuestra sociedad.

Anticientificismo

Aunque se trata de un término con un significado muy complejo y serias implicaciones filosóficas, podríamos hablar de una acepción generalista que consistiría en un rechazo a la ciencia y sus logros, haciéndola culpable de todos los males de la humanidad. Un ejemplo muy clásico es el de las corrientes ideológicas que acusan a la ciencia del desarrollo de armamento y métodos contaminantes, considerándola por extensión responsable de asesinatos, atentados, guerras, cambio climático y todo aquello que haya sido producido con un instrumento poco más complejo que un canto rodado.

La militancia anticientífica presenta una gran variabilidad, desde los que piensan que es un producto del capitalismo y una herramienta más para controlar a las masas, hasta los que creen que la comunidad científica es algo así como una logia masónica cuyo objetivo secreto es dominar el mundo descerebrando a la población y así poder vivir todo el día con una bata blanca y una jeringuilla en la mano puteando obreros y lanzando carcajadas.

einstein

El peligro de estas corrientes es que van calando cada vez más en la población, y no resulta extraño escuchar que alguien no acude al médico pensando que únicamente va a recetarle una medicina inútil para beneficio de la industria farmacéutica, ver movimientos antitransgénicos que alaban la mal llamada “agricultura biológica” sin plantearse siquiera como alimentar a 7.000 millones de humanos a golpe de coles sin abonar. Especialmente preocupantes son las cada vez más frecuentes opiniones en foros sobre temas universitarios, afirmando que las universidades son fábricas de autómatas para servir dócilmente al poder, con la función de aborregar a los estudiantes e inculcarles el pensamiento único.

Obviamente, todo esto no es más que un cúmulo de falacias encadenadas. La ciencia es tan responsable de las armas nucleares como lo es la propia humanidad, la política, el patriotismo o las ideologías. La ciencia es la causa del deterioro del medio ambiente de igual forma que el fabricante de cuchillos es responsable de los asesinatos de Jack el destripador o exactamente igual que la filosofía representa el origen de los campos de concentración nazis. Por otro lado, se olvidan estos críticos de que los marcapasos, los antibióticos, los ascensores, Internet o los implantes cocleares son también logros científicos. El conocimiento no es malo en sí mismo, su aplicación es la que debe ser controlada. Abolir la ciencia para evitar las bombas de racimo es el equivalente a prohibir la agricultura y la ganadería para solucionar el problema de la obesidad infantil.

Por otro lado, no resulta difícil comprender que un médico es igual que un abogado un pocero o un político: puede ser bueno, mediocre o malo, alto o bajo, gordo o delgado, excelente persona o un puñetero criminal. Creer que todos los médicos del mundo, incluyendo los que se dejan el alma voluntariamente en los sitios más inhóspitos forman parte de una mafia internacional dirigida a minar la salud del pueblo es más absurdo que tratar de enseñar reggaeton a una sardina.

Por poco que analicemos todo esto, nos daremos cuenta de que hacia donde realmente nos conducen estas actitudes es a un importante retroceso cultural y social. Se desprecia el conocimiento, abriendo camino a los explotadores de verdad, a todos aquellos que se benefician de una población inculta que teme más a la información y al conocimiento que a las cadenas.

Las medicinas alternativas

No importa que tu padre haya vivido como dios hasta los 80 años con una diabetes, que tu hermana haya sobrevivido a un cáncer de mama o que tu mismo lleves una vida normal con una artritis que hasta hace poco te hubiera dejado en una silla de ruedas. Siempre habrá algún descerebrado que te diga que la medicina “oficial” no cura, que solo produce enfermos crónicos para beneficio económico de médicos, enfermeros, ATS y boticarios. Una gran confabulación que nos miente sobre el SIDA, las infecciones o el cáncer,  a pesar de que las muertes se hayan reducido en varios órdenes de magnitud.

Contra toda evidencia estadística, contra toda base teórica y empírica, dándose de cabezazos contra las pruebas más contundentes, una legión de inconscientes sigue ciegamente a los gurús del nuevo curanderismo: unas hierbas, unos imanes, unas simples pasadas de mano te diagnosticarán mejor que un TAC, te curarán mejor que un chute de penicilina y para colmo no te costara ni un duro. Ah, ¿que resulta que también cobran los curanderos? bueno, será para poder seguir transmitiendo su saber ancestral de forma altruista.

flores

Las causas para abrazar estas corrientes irracionales y peligrosísimas para la salud son muy variadas; el esnobismo, la necesidad de ser alternativo hasta con la alcachofa de la ducha, la disconformidad y la rebeldía pésimamente entendida y peor enfocada o las simples modas, son algunos de los factores que explican el auge de pastillas de azúcar,  flores mágicas y pares biomagnéticos. Pero también existe otro factor importantísimo: la enfermedad es un estado muy jodido, y muchas de ellas aún no sabemos curarlas. La desesperación, el miedo, o la propia negación psicológica de la enfermedad empujan a muchos enfermos contra métodos que carecen de toda garantía. Lógicamente, si no se dispone de la formación adecuada, ante un médico que propone un largo y penoso tratamiento con poca garantía de éxito y un curandero que ofrece la cura absoluta en poco más de un mes simplemente frotándote un peluche por el escroto, no resulta difícil entender porqué mucha gente opte por la segunda opción. A priori, suele ser más cómodo elegir la pastilla azul.

Es cierto que la industria farmacéutica persigue la obtención de beneficios, de igual forma que la industria agropecuaria, la industria audiovisual o la educación privada. ¿Abandonamos los alimentos porque la industria alimentaria gana dinero con ellos y pasamos a comer piedras? Que las farmacéuticas sean unas indecentes no significa que los antibióticos no maten bacterias. No es difícil de comprender a poco que se intente.

Seamos realistas. Como decíamos, hay muchas enfermedades que no sabemos curar, o cuyo índice de curación es demasiado bajo. Hay tratamientos dolorosos y patologías de las que desconocemos la causa. ¿Alguien es capaz de creer seriamente que si el cáncer se curara con cuatro hierbas, los laboratorios farmacéuticos no iban a venderlas a peso de oro? Anda que tardarían mucho en patentar las ortigas…

Los antivacunas

Aunque podríamos encuadrar la antivacunación en cualquiera de las anteriores categorías, la irracionalidad y peligro que supone este movimiento merece que sea tratado aparte. Bajo diversos camuflajes, los llamados antivacunas pretenden que éstas no solo son inútiles, sino terriblemente peligrosas para la salud. Desdeñando de nuevo experiencia, estadísticas, esperanza de vida y conocimientos médicos y biológicos, afirman que el sarampión se cura solo (o que no mata), que la rubéola es una forma natural de expresar la adolescencia o que si proteges a tu hijo en una urna de cristal no tienes que inocularle veneno que acabará con su vida.

Aquí lo que suele explotarse es el excesivo celo que los padres tienen hacia sus hijos, especialmente en las últimas décadas donde varios factores sociales han transmutado el papel materno/paterno hacia una hiperprotección que resulta no solo desmesurada, sino en muchos casos extremadamente peligrosa.

vacunacion

Desde los orígenes de la humanidad, los microorganismos patógenos han representado la primera causa de muerte tanto infantil como adulta, por encima de la muerte violenta y otras causas. Incluso en períodos de guerra, las infecciones en las heridas recibidas solían cobrarse más vidas que las propias armas. Esta situación cambió radicalmente con el descubrimiento de los antibióticos, hecho que representó un salto cualitativo tanto en la esperanza como en la calidad de vida.

Sin embargo, los antibióticos son inútiles con los virus, los cuales causa de un gran número de enfermedades infecciosas. Por otro lado, los riesgos de una infección que finalmente sea superada no son pequeños, dejando en muchos casos secuelas que pueden ser permanentes.

En este escenario, la vacunación masiva supuso otro salto de gigante. Inoculando el agente patógeno desactivado o parte de él, se consigue que el sistema inmune desarrolle anticuerpos específicos de tal manera que si el organismo se enfrenta a la infección real, puede ser reducida de forma natural antes de provocar la enfermedad. Este enorme avance se tradujo en un gran descenso en el número de muertes producidas por sarampión, tifus, gripe y otras muchas enfermedades, consiguiendo incluso erradicar algunas de ellas como la viruela.

Ante estos datos aplastantes, multitud de padres excesivamente celosos y mal informados siguen pensando que las vacunas son un riesgo innecesario. La reducción del número de casos de enfermedades infecciosas en occidente conseguido precisamente a golpe de campañas de vacunación, es utilizado por estos elementos para afirmar que el riesgo del que hablan los médicos no es real, pensando que buscan envenenar a sus hijos por puro negocio. Y eso cuando el alucine no les lleva a creer que se trata de métodos para controlar a la población, esterilizar a los más pobres y otras barbaridades por el estilo.

También en auge, la antivacunación es un asunto de salud pública que preocupa seriamente debido a que un número importante de infantes sin vacunar suponen un riesgo enorme de convertirse en reservorios de enfermedades que, de otra forma, podrían ser erradicadas.

En los últimos años, han sido demasiado numerosos los casos de brotes inusuales que han llevado a consecuencias nefastas debido al descenso en la inmunización de la población infantil que provocan estos irresponsables padres. Llevado al extremo, esta barbarie lleva a casos tan aberrantes como los asesinatos de vacunadores en Pakistán, sospechosos según los talibanes de formar parte de una conspiración occidental para espiar a los musulmanes e incluso para esterilizarlos.

Fundamentalistas religiosos

De una manera u otra, estamos acostumbrados a lidiar con la religión. Impuesta en el colegio (al menos para mi generación) e impregnando toda la vida pública y cultural.

Con los años, al menos en España andábamos acostumbrados a que el cinturón se fuera aflojando, y si bien las cruces, vírgenes, santos y biblias estaban presentes en cualquier sitio, nadie nos prohibía besarnos en la calle, no nos miraban mal por no casarnos o no ir a misa e, incluso, no parecía ser un crimen el no bautizar a tus hijos.

fundamentalismoEn el colegio, no nos hablaron jamás en las clases de ciencias de algo parecido al creacionismo, de 6.000 años de universo o de que las rocas sedimentarias fueran formadas durante el diluvio universal. Esas cosas las contaban en religión, pero luego el profesor de ciencias, por falangista que fuera, te hablaba de los antepasados terrestres de las ballenas o de la formación del sistema solar.

Sin embargo, en los últimos años estamos viviendo un importante retroceso en la liberación de las opresiones religiosas. Si bien el catolicismo no ha resurgido de forma patente, la irrupción de nuevas creencias tanto por occidente (evangelismo), como por oriente (islamismo), están protagonizando situaciones que no se veían desde la posguerra.

Nadie se opone a que una persona pueda creer en un dios o en bambi, por alienante y triste que nos pueda parecer. Lo que resulta injustificable es que esa persona pretenda que nosotros también acabemos creyendo en el señor de barbas o en el cervatillo bondadoso, que pretenda inculcar sus particulares desequilibrios mentales a nuestros hijos en las escuelas, que quiera prohibir la enseñanza de los conceptos que no coinciden con su esquizofrénica cosmología o que niegue la asistencia médica necesaria en pos de unas creencias más irracionales que los razonamientos de  Homer Simpson.

Hace veinte años, ninguno de mis amigos del barrio había oído hablar del creacionismo o del pecado que supone una transfusión de sangre. Hoy, a ninguno le pilla por sorpresa, lo que me parece un indicador muy preocupante.

La izquierda esotérica

Si algo tienen de bueno los períodos de crispación social y crisis económica es el surgimiento de nuevos modelos de pensamiento, de movimientos alternativos que le dan la vuelta a la forma de ver y entender la sociedad. Son terreno abonado para nuevas ideas, para propuestas revolucionarias, para un verdadero avance social.

Sin embargo, no hay que bajar la guardia. Distintos tipos de magufos, conspiranoicos, izquierdistas de salón y progres con chalet y deportivo anidan en los movimientos alternativos como el cuco en pollada ajena. Ante la avalancha de propuestas, la inevitable y necesaria apertura a todo tipo de ideas y opciones innovadoras, los parásitos se fijan y confunden con el entorno, amenazando la integridad del hospedador.

magufoparalahaine

Lamentablemente hemos visto en muchas ocasiones durante los últimos dos o tres años cómo aparecían masajistas de Reiki al lado de puestos de información del 15M, como se alternaban asambleas con sesiones de meditación trascendental, como se mezclaba el yoga con el activismo político.

No nos engañemos. Esta gente no aporta ideas nuevas; por el contrario, están introduciendo creencias retrógradas en los hervideros de innovación y pensamiento. Son tan enemigos como los neocon, como los financieros sin escrúpulos, tanto como la más acérrima de las derechas. Gracias a sus creencias irracionales, gracias a pensar que la vida mejora meditando en lugar de meneando, la esclavitud y la ignorancia se ha propagado durante milenios.

Ellos no son la izquierda, ellos no son la alternativa. Simplemente son los viejos santurrones vestidos con el traje de la modernidad. No dejemos destruir las buenas ideas por contaminaciones que nada tienen que ver con la justicia social o el progreso humano.

Conspiraciones y ocultaciones

No, no creemos que el gobierno de los Estados Unidos sea una organización de hermanitas de la caridad, ni que Mariano Rajoy esté ahorrando para darnos una sorpresa y jubilarnos a todos en el 2015 con una pensión millonaria. No somos gilipollas, pero tampoco unos ilusos alucinados.

Es muy posible que el USS Maine fuera hundido en una operación de “bandera falsa”, y no me jugaría la vida asegurando la autoría del atentado de las Torres Gemelas. Pero de ahí a decir que la NASA nos oculta construcciones en la Luna, que el SIDA no existe y es un complot internacional o que los aviones comerciales nos gasean con el objetivo de dominarnos psíquicamente, va un paso, y de gigante.

conspiration-nounoursUna cosa es escepticismo y otra credulidad. Puedo dudar, y de hecho dudo, de casi todo; pero dudar de algo no significa abrazar la tesis contraria por absurda que sea. Puedo dudar de que el gobierno nos diga la verdad sobre muchísimas cosas, pero ello no valida la suposición de que el presidente sea un lagarto disfrazado de humano. Convenceros, conspiranoicos: no sois escépticos, sois crédulos.

El problema con la conspiranoia es que nos vuelve imbéciles. Sería simplemente divertido si no significara un derroche de energía que podría ser empleada en los asuntos verdaderamente importantes, como que se destruya la sanidad pública. Preocuparse por una invasión extraterrestre en lugar de por la universidad que van a encontrarse nuestros hijos es para mear y no echar gota.

Para colmo de males, en tiempos como los que corren en los cuales nos engañan continuamente haciéndonos pagar los desfalcos de otros, la conspiranoia encuentra un caldo de cultivo excelente: si a Rodrigo Rato le han nombrado consejero de Telefónica, ¿por qué no creer que el gobierno nos oculta información sobre encuentros extraterrestres? Hay que ser más malvado para lo primero que para lo segundo.

La nueva era

Entroncado con casi todos los aspectos anteriores, un gran cajón de sastre que hemos denominado “nueva era”  y hemos dejado para el final, reúne a toda una pléyade de adivinos, astrólogos, creyentes en una consciencia universal y profetas de un despertar cósmico que nos situará en un nuevo plano evolutivo y espiritual. Desheredados del movimiento hippie de los años 60 del pasado siglo y reciclados en el movimiento new age en mayor o menor medida, hacen confluir multitud de creencias místicas que adoptan gran cantidad de adornos esotéricos y espirituales.

Como todos estos movimientos desestructurados y sin objetivos, se han cubierto de gloria al anunciar la nueva era de Acuario como  un tiempo de prosperidad, paz y abundancia, vamos… diana total. No parecen encontrarse entre los movimientos más activos, pero el inexistente cambio augurado para el 2012, fecha que no ha sido considerada por las creencias new age estrictamente hablando, pero que sí ha sido vista con simpatía por muchos de sus seguidores, puede producir un resurgir de los nuevaeranos.

3122913224_5f1493314a

La que está cayendo…

Estoy seguro de que me dejo mucho en el tintero, pero este somero repaso sirve para valorar que no se avecinan buenos tiempos para la razón, como suele ocurrir en épocas económicamente convulsas.  La llama de la vela parpadea. Tiembla su pequeña fuente de luz. Aumenta la oscuridad. Los demonios empiezan a agitarse. 


  1. Ialza
    9 enero, 2013 en 4:28

    Diré simplemente que a pesar de la extensión del artículo en palabras, se me ha hecho corta su lectura y de alto interés por todo su contenido. Son siete apartados perfectamente delineados, eso sí, en mi opinión, digno de prevención como si de un tsunami fuera a tratarse, el más peligroso y el que más tiempo lleva incubando, es el cuarto sin duda.

    Un post brillante.

    Sl2

    P.d. Ya lo han meneado, a ver si hay suerte 🙂 http://www.meneame.net/story/ano-nuevo-magufadas-nuevas

  2. Meriphilia
    9 enero, 2013 en 5:16

    Cuanta verdad en tus lineas…!
    Durante las manifestaciones del 15m en Sol se me cayó la cara de vergüenza al ver algún grupillo haciendo “nuevaeradas”. Me sentí insultado.

  3. Dario
    9 enero, 2013 en 6:36

    Muy bueno, aunque me parece que la explicaciòn de la izquierda esotèrica que haces es muy suave 😎

    Pero lo importante es evidenciar a todos estos charlatanes :mrgreen:

  4. 9 enero, 2013 en 9:16

    Y no olvidemos que dentro de poco tiempo, quizás un par de años, tendremos de vuelta a los “fin del mundistas”, anunciando oooootro fin del mundo y por supuesto la gente ooootra vez detrás y creyendoselo todo. Que triste…

  5. Místico
  6. Manuel Abeledo
    9 enero, 2013 en 11:05

    Sí, la monjita de marras pidiendo que se elimine una vacuna que podría eliminar la enfermedad de transmisión sexual más extendida del planeta, porque ha habido casos, que no llegan a un 1% de la población vacunada, en los que se han dado efectos adversos.

    No entiendo cómo le pueden seguir dando voz a semejante vendecursos (sí, está metida en el mismo negociete que los Rafaeles y compañía).

  7. Nanowires
    9 enero, 2013 en 14:57

    Pues si lees los comentarios de la noticia de la monja se te cae el alma al suelo..

    Siempre me acordare, en la primera manifestación del 15M, un individuo que intentó explicarme que el darwinismo y la teoría de la evolución eran una conspiración de las clases altas para impedir que los trabajadores salieran del hoyo en el que estaban. Aún recuerdo la cara que se me quedo…

  8. Ialza
    9 enero, 2013 en 15:17
  9. Manuel Abeledo
    9 enero, 2013 en 15:18

    Y graduado en carreras inexistentes. Con dos cojones.

  10. 9 enero, 2013 en 15:43

    Esta es la respuesta de las sociedades científicas: http://www.vacunas.org/es/info-profesionales/temas-del-mes/tm-anteriores/117085

  11. martincx
    9 enero, 2013 en 18:10

    Estos de la nueva era están bien deschavetados, mirá que ponerse a “recargar energía” en Ruinas Mayas, Machu Picchu (esto lo presencié de primera mano, en octubre del año pasado) y similares es de locos, lo peligroso es que hay quienes abogan que personas enfermas dejen sus tratamientos y se abran su mente a la nueva era

  12. 9 enero, 2013 en 19:25

    Y todos ellos intentado incorporar la “democracia científica”, consistente en apelar a los conceptos de libertad de expresión y debate para difundir todas las opiniones y puntos de vista sobre el tema en cuestión (por supuesto siempre en igualdad de tiempo y condiciones) por muy disparatados que estos puedan ser, mediante la errónea e interesada aplicación de los derechos políticos y el concepto de democracia a la ciencia, igualando así el criterio de los expertos con los de los “disidentes” por muy esotéricos o alucinados que éstos sean. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/11/estrategias-pseudocientificas-para.html

  13. 9 enero, 2013 en 20:12

    Bravo!!!
    Me da un poco de envidia lo bueno que es este blog. Ayer mismo, me topé con una Opa que le decía a una amiga mía que tiene TOC que no vaya a un psiquiatra, al tiempo que utilizaba argumentos psicoanalíticos.
    Cuando le dije que una persona con una formación basada en el método científico podría ayudar más y mejor a nuestra amiga en común, ella me respondió textualmente “la ciencia es uno de los métodos que tiene la oligarquía para ocultarle la verdad al pueblo y dominarlo”
    Ya pasaron como 20 horas y todavía no me repuse del todo

  14. Gerard
    10 enero, 2013 en 1:06

    Tengo dos temas que abordar.
    El primero es, que leyendo lo de “newage” me estoy dando cuenta de que alguien cercano a mi, está metida con todo este rollo de la nueva era, que si el ciclo universal, y me tiene muy preocupado. No se como hacer para que no “flipe” con tanta chorrada (por cierto, me tuve que tragar un “documental de gente que se alimenta con la luz…sin palabras me quedo). Que puedo decirle?
    Y la otra, que va del tema de los transgénicos. Aqui discrepo ampliamente. Cierto que en este dichoso planeta muere mucha gente de hambre. Ahora bien, conozco de cerca lo que hacen algunas de las empresas de transgénicos, y puedo asegurar (desde mi información) que no hacen nada para combatir el hambre. Un ejemplo: Montsanto. Tengo amigos agricultores y están acojonados con el tema. Os pido que os informais sobre estas empresas, y así ayudarme en ver lo que es verdad y lo que no.

    Como decia Gandhi, “El mundo es suficientemente grande para satisfacer las necesidades de todos, pero siempre sera demasiado pequeño para satisfacer la avaricia de algunos”

    Gracias por este magnífico blog. Lo recomiendo siempre que puedo

  15. 10 enero, 2013 en 8:44

    Gerard :
    Y la otra, que va del tema de los transgénicos. Aqui discrepo ampliamente. Cierto que en este dichoso planeta muere mucha gente de hambre. Ahora bien, conozco de cerca lo que hacen algunas de las empresas de transgénicos, y puedo asegurar (desde mi información) que no hacen nada para combatir el hambre. Un ejemplo: Montsanto. Tengo amigos agricultores y están acojonados con el tema. Os pido que os informais sobre estas empresas, y así ayudarme en ver lo que es verdad y lo que no.

    Sería interesante saber porque estan acojonados esos agricultores, en Argentina están exactamente lo contrario!
    Sobre Monsanto, está claro que se trata de una empresa y no de una ONG.

  16. J.M.
    10 enero, 2013 en 8:44

    El tema de los transgénigos, Gerard, es parecido al de las armas. Por poner un ejemplo, la posibilidad de crear semillas inmunes a parásitos y patógenas no solo aumenta la viabilidad del cultivo, sino que permite productos finales más sanos al no emplear plaguicidas.

    Ahora bien, los desaprensivos pueden emplear la técnica para vender semillas excelentes, pero que produzcan plantas no fértiles, obligando al agricultor a comprar todos los años.

    La reflexión es la que apuntaba en el artículo: ¿de quién es la culpa? ¿del conocimiento o del miserable que lo aplica para su único beneficio en un sistema económico salvaje que únicamente premia los beneficios económicos?

    Para evitar la inmoralidad del segundo, la solución no puede ser ignorar los avances y volver a una agricultura medieval incapaz de ofrecer la cantidad y calidad de alimentos que precisa el planeta. ¿No sería más lógico evitar las malas prácticas cambiando el sistema?

  17. 10 enero, 2013 en 8:51

    Gerard :

    Por poner un ejemplo sobre las semillas, en Argentina todos los años se compran nuevas semillas, casi nadie usa las que ha cosechado, esto es basicamente porque el rinde es mucho mas alto y el coste de comprarlas compensa lo que se gana. Conviene vender las semillas y luego comprar nuevas.

    Sobre tu “cercano” metido en el newage… dificil es. Yo creo que lo mejor es no hacerlo “de frente” (o sea discutiendo) sino con cosas reales y sutiles, ejemplos cotidianos y comprobables, para que el mensaje sea captado y procesado por la persona, no impuesto.

  18. Gerard
    10 enero, 2013 en 9:23

    Muchas gracias por aclararme el tema. Lo de las semillas no fértiles no sabia que era tema exclusivo de Monsanto.
    Es cierto que hay paises europeos que lo transgénico está prohibido?
    Uno de los amigos agricultores ha empezado con la permacultura. Sin necesidad de pesticidas ni nada por el estilo. De momento lleva poco terrreno (algo asi como 1/4 de hectárea), pero lo está ampliando rápidamente. Si en varios años no sufre ninguna plaga ni nada, hablaré del tema ampliamente.
    Saludos

  19. 10 enero, 2013 en 9:36

    Gerard :
    Muchas gracias por aclararme el tema. Lo de las semillas no fértiles no sabia que era tema exclusivo de Monsanto.
    Es cierto que hay paises europeos que lo transgénico está prohibido?

    No es que las semillas no sean fértiles, es que rinden menos (y hasta ahi llegan mis conocimientos, no sé que implica el hecho de que rindan menos… quizás es que rinden lo norma de antes)

    Sobre Europa, creo que en todos está prohibido 😛

  20. 10 enero, 2013 en 11:21

    He puesto una perla del artículo en mi blog, pero no he puesto el artículo completo. Como la licencia no permite obra derivada no sé si esto incomodará al autor. Si así fuera, por favor, avisadme y lo quitaré: http://ningunterra.com/2013/01/10/perla-en-la-ciencia-y-sus-demonios/

  21. etelmarciano
    10 enero, 2013 en 11:49

    Cada uno tenemos más de diez pensamientos irracionales al día y eso sin despeinarnos y sin contar las horas de sueño, gracias al maestro Jung y a la escuela de Frankfurt.

    La resistencia es fútil, pero vamos, podéis seguir haciendo artículos sobre colgantes, tarotistas y apariciones … iluminando el mundo y eso, que listos, demostrando que las momias no existen y que los reyes son los padres. Un blog dedicado al tópico del tópico de lo que cree uno que creen los otros, seguro que aciertas.

  22. Manuel Abeledo
    10 enero, 2013 en 11:56

    Desde que salió la película sobre Jung y algún gurú se dio cuenta de que ahí había un filón, no dejan de llegar adoradores de la escuela de Frankfurt a patadas. Qué cruz.

  23. Gabriel
    10 enero, 2013 en 12:03

    Me parace bien el articulo, pero en general destila una ” seguridad totakl de estar ubicado en la postura correcta” y en ese mismo instante te conviertes en otro mas que crees que toda la verdad esta es sus manos y que el resto ” la gente…” magufea.
    Todo el que se cree en posesion de la verdad excluye al resto y no ve todo lo que debiera ver.

  24. 10 enero, 2013 en 12:23

    Es un hecho conocido que la secta La Comunidad (entre otros nombres) se infiltro en el 15M del mismo modo que antes ya se habian intentado infiltrar en la politica con el “partido humanista” (que llego a formar parte de IU) y en el ecologismo con “los verdes ecologistas”.

    Un problema de fondo que no se ha tratado es el “post-modernismo”, el famoso tema que hemos oido mil veces de que esa es tu verdad pero hay muchas verdades igualmente verdaderas. Lo de “todas las opiniones son igualmente respetables” es la frase mas dañina que existe Una vez que la irracionalidad radical se instala en la mente de la gente, cualquier chorrada es aceptable.

  25. 10 enero, 2013 en 12:25

    Gabriel, precisamente la postura que se defiende es la de “no estar en posesión de la verdad”. La postura es “duda, interroga, busca la pruebas y saca tus propias conclusiones” frente a “creételo porque lo digo yo”. Sabemos que la postura escéptica molesta a muchos, fundamentalmente a los que quieren ser creídos sin más, sin aportar nada, sólo por su palabra. Esta persona lo explica mucho mejor que yo: https://lacienciaysusdemonios.com/2012/12/19/carl-sagan-si-lo-hacemos-mal-en-este-planeta-no-tenemos-ningun-otro-sitio-donde-ir/

    Cuando se hace eso te das cuentas que hay muchos camelos (siempre los ha habido y siempre los habrá). Cuando tratas de exponerlos surgen los problemas: los creadores del camelo y sus seguidores te acusarán de dogmático (como ahora haces tú), y cualquier petición de pruebas que certifique su camelo será tomado como un ataque e insulto personal. Si no me crees te animo a que lo pruebes.

  26. Moabdib
    10 enero, 2013 en 12:31

    Excelente post. Pero como escépticos debemos tener cuidado para no caer también en el fundamentalismo y cerrarnos a nuevos conocimientos. Hasta que la ciencia compruebe un hecho no es más que una hipótesis, pero rechazar una hipótesis antes de demostrarla también es fundamentalismo. Por ejemplo, hay mucha distancia entre magufos que se reúnen a rezar por una consciencia universal y los científicos que estudian posibles relaciones entre todos los individuos del planeta, como los de http://noosphere.princeton.edu – Aunque no consigan demostrar su tésis, usan un MÉTODO científico, que es lo que importa.

  27. 10 enero, 2013 en 12:42

    Moabdib, creo que presentas un punto interesante. ¿Puede un científico (o grupo de científicos) caen en magufadas? La respuesta es que sí, todos hemos sido testigos de participaciones de ilustres científicos (incluso premios Nobel) en magufadas. Ahora bien, aquellos que exploran lo que a priori se antoja como inimaginable usando el método cientifico no caen en magufada (bajo mi punto de vista), a menos que afirmen que están en lo cierto sin que los resultados experimentales les haya dicho eso, o sin que haya otros investigadores hayan corroborado sus resultados. Porque si lo hacen sí caen en riesgo de realizar aseveraciones pseudocientíficas.

    Curioso el proyecto del enlace que muestras, pero maticemos: “The Institute of Noetic Sciences provides a logistical home for the GCP. It is directed by Roger Nelson from his home office in Princeton, but is not a project of Princeton University”. Es un proyecto personal de un grupo de psicólogos de la universidad. Esperemos sus conclusiones y en qué se basan para hablar de ello con detalle.

  28. Anónimo
    10 enero, 2013 en 13:02

    Conozco un chaval que hace reiki (entre otras cosas apriori magufas) porque cree en ello. Sorprendentemente en las manis es el primero que se pone a volcar contenedores.
    Yo mismo he hecho reiki y me sorprende que en determinadas zonas me tiemblen las manos y luego que resulte que esa persona tiene un esguince mal curado en esa zona o cosas así.

    Respecto la crítica al yoga y la meditación que quieres que te diga, será por estudios científicos sobre sus beneficios. Estar relajado ayuda a aclarar cosas en tu cabeza, ante el bombardeo continuo de historias que hacen confundir lo que desea uno de lo que le hacen desear. El problema es muchas veces que el hecho de relajarse se queda en la mera relajación y no en reacción. De todos modos este es un tema complejo.

    Yo soy esceptico pero algunos hechos hacen que me decante con ciertas cosas. A mi me parece una magufada lo de los iluminati por ej y cosas así, pero por las experiencias que he vivido..

  29. Khinestetico
    10 enero, 2013 en 13:39

    ¿Que tiene de cientifico las vacunas?

    Ya se ha desmontado que son inutiles y un hoax en toda regla.

    Aquí teneis el paper http://www.ecomed.org.uk/wp-content/uploads/2011/09/3-tomljenovic.pdf

    Entre el 2012 y este inicio del 2013 se esta descubriendo el pastel entorno las vacunas.

    Despues de leer ese paper aún estais a favor de la vacunacion, pues vosotros mismos.

    Noticias sobre el tema
    http://www.naturalnews.com/038598_vaccines_medical_hoax_government_documents.html
    http://childhealthsafety.wordpress.com/2012/03/14/government-experts-cover-up-vaccine-hazards/

  30. lapiki
    10 enero, 2013 en 13:52

    ole, un supuesto hombre de ciencias cabeza cuadrada. que contradicion. open your mind

  31. Herbert West
    10 enero, 2013 en 14:11

    Gerard.

    Como ya te han dicho en el tema de trasgénicos no hay que confundir el producto con las estrategias empresariales.

    Te recomiendo este artículo

    http://de-avanzada.blogspot.com.es/2013/01/discurso-de-mark-lynas-en-conferencia.html

    Es algo largo pero creo que merece la pena.

    Y en cuanto al tema de semillas no viables, es algo que ya se da desde hace décadas (no sé cuando exactamente) cuando se introdujeron las variedades híbridas, que dan mejor cosecha pero no son buenas para resembrar.

    Así que ese me parece un argumento, aunque valido, de poco peso para oponerse a los transgénicos.

  32. Houlrow
    10 enero, 2013 en 14:11

    Excelente análisis de la situación; yo he de decir que tengo en mi una tendencia conspiranoica e irracional, pero por suerte siempre acabo sin creérmelo del todo, y al final acabo viendo el tufo que sale de dentro del pastel. Se puede decir que sin darme cuenta me estoy vacunando de magufitis, es interesante en verdad conocer estas conspiranoiadas sin creerselas, al final después de muchas (uno que no tenga mucho cerebro como yo xD) acaba desarrollando a base de estas “vacunas” el espiritu critico y el resultado al que llego: “lo que puedas achacar a la estupidez humana no se lo achaques a la maldad” que acaba siendo “la explicación más simple”. Yo con cuento en esto con una grave desventaja y es que soy de letras y muy malo pa las ciencias, pero mi ventaja es que soy incoformista y tambien consciente de que soy un crédulo y lucho contra eso, al final, no acabo nunca atrapado en estas cosas, aprendo cosas interesantes pero no dejan de ser nada mas que eso, interesantes y ya esta. La verdad no es otra que el mejor metodo, no el contenido, pues con el mejor (o por lo menos un buen) metodo cientifico el contenido siempre sera actualizable y perfeccionable.

  33. ATOMIN
    10 enero, 2013 en 14:26

    LOS MAYORES MAGUFOS ESTÁN EN LA MISMA CIENCIA.

    Porque la ciencia ignora mucho más de lo que sabe, pero sobre lo que la ciencia y sus magufos ignoran no se encogen de hombros SINO QUE TIENEN SUS TEORÍAS admitidas algunas como verdades.

    La ciencia y sus magufos tienen más errores magufales que toda la astrología, porque la ciencia es mucho más amplia.
    Si los astrólogos conociesen los errores de la ciancia y sus magufos se reirían de ellos.

  34. neo
    10 enero, 2013 en 14:51

    Y añado que lo de cómo alimentar a la humanidad a base de coles sin abonar me ha parecido una falacia de tales dimensiones que me han dado ganas de dejar de leer. Manda huevos que a estas alturas todavía haya científicos que se crean que el problema del hambre en el mundo es un problema de eficiencia de las técnicas de producción, y no lo que realmente es: un problema de reparto. No hacen falta transgénicos para alimentar a la población mundial, lo que hace falta es un sistema económico que asegure que la comida llegue a todo el mundo y no sólo a quien pueda pagarla. Decir lo contrario a estas alturas sí que es una magufada.

  35. Gwendolyn
    10 enero, 2013 en 15:37

    El problema es que es casi imposible hacer cambiar de idea a cualquier persona que siga creyendo en esos cuentos. No responden con argumentos racionales, sino con amimefuncionismo y falacias ad hominem. Hablo por experiencia: una pariente mía sigue todas las tonterías new age y cuando intento explicar por qué es algo irracional, ataca diciendo que hablo así por infelicidad, porque soy una cerrada de mente y no creo en el poder de la magia y del amor, y que si soy así jamás seré verdaderamente feliz. Agradecería un post con indicaciones para abrir los ojos a ese tipo de personas, que son absolutamente ignorantes de cualquier tema científico y siguen esas magufadas a machamartillo, pero sin herir sus sentimientos, ya que sólo se consigue que se pongan a la defensiva. Yo ya no sé qué hacer.

  36. neo
    10 enero, 2013 en 15:43

    ¿Se puede saber qué ha pasado con mi comentario anterior (el largo) que ya no aparece aquí?

  37. Comentarista
    10 enero, 2013 en 16:04

    ¿Creen de verdad que está creciendo el anticientifismo? Pensaba que según las últimas encuestas la confianza en la ciencia y los científicos estaba bien arriba en la escala, por encima de otros gremios.

    Por otro lado se agradecería un buen artículo sobre esa izquierda esotérica, sensibilidad (o algo) que tanto veo por todos lados. A veces pienso que el pensamiento progresista implica la chorrada por defecto, y que la izquierda “intelectual” está condenada a estar solo entre académicos. Cansan, cansan mucho los esoterismos y la mezcla de churras y merinas de sus defensores, y lo peor es el esfuerzo inútil y la energía desaprovechada en esos temas cuando tanta necesidad hay de implicarse en lo que de verdad podría ser importante o vital.

    Saludos.

  38. 10 enero, 2013 en 16:09

    Lapiki, otro que dice: Open your mind and let your brain fall through

  39. Nacho
    10 enero, 2013 en 16:26

    “Convenceros, conspiranoicos: no sois escépticos, sois crédulos.” -> Convenceos …
    (imperativo)

    Fuera de off-topics, gran artículo, felicidades.

  40. 10 enero, 2013 en 18:56

    Atomin, me asombra que odiando la ciencia tanto como la odias uses un ordenador (producto de la ciencia) en vez de vivir en una cueva consultando con un astrólogo lo que tienes que hacer mañana.

  41. 10 enero, 2013 en 18:58

    Manuel :
    Atomin, me asombra que odiando la ciencia tanto como la odias uses un ordenador (producto de la ciencia) en vez de vivir en una cueva consultando con un astrólogo lo que tienes que hacer mañana.

    ¿Y tú que sabes?? si es que eres un cabeza cuadrada!! Atomin seguramente ha escrito su comentario usando la expansión USB 3.0 Teclado-tarot, que permite participar en blogs tirando las cartas y moviendo la maderita del huija 😀 😀 😀

  42. kaope
    10 enero, 2013 en 19:30

    Tierrahuequistas, Chemtrileros, Homeopateticos, Conspiranoicos, Antivacunas… ¿Te parece poco y por eso esperas más? Estooo… A ti te va la marcha ¿No?

  43. 10 enero, 2013 en 20:18

    Uf Khinestetico, vacunas, que pereza volver a lo mismo. Hemos dedicado mucho a ese tema (https://lacienciaysusdemonios.com/?s=vacunas), y no me apetece hablar aquí sobre ese tema. Recomiendo este: https://lacienciaysusdemonios.com/2010/07/23/desmintiendo-6-mitos-de-los-negacionistas-de-las-vacunas, y si quieres seguimos allí.

  44. Gabriel
    10 enero, 2013 en 20:41

    Manuel :
    Gabriel, precisamente la postura que se defiende es la de “no estar en posesión de la verdad”. La postura es “duda, interroga, busca la pruebas y saca tus propias conclusiones” frente a “creételo porque lo digo yo”. Sabemos que la postura escéptica molesta a muchos, fundamentalmente a los que quieren ser creídos sin más, sin aportar nada, sólo por su palabra. Esta persona lo explica mucho mejor que yo: https://lacienciaysusdemonios.com/2012/12/19/carl-sagan-si-lo-hacemos-mal-en-este-planeta-no-tenemos-ningun-otro-sitio-donde-ir/
    Cuando se hace eso te das cuentas que hay muchos camelos (siempre los ha habido y siempre los habrá). Cuando tratas de exponerlos surgen los problemas: los creadores del camelo y sus seguidores te acusarán de dogmático (como ahora haces tú), y cualquier petición de pruebas que certifique su camelo será tomado como un ataque e insulto personal. Si no me crees te animo a que lo pruebes.

    A ver no se puede , a mi entender, dar ese repaso y generalizar como se hace en el articulo, cuando se generaliza se caga siempre ( anotate eso), sobre las medicinas alternativas ( nombre generalista) hay de todo, desde la de rezar a una estampita de santa Clotilde que te pones en la frente y los ojos en blanco , a otras sustentadas por argumentos mas serios.
    Sobre las Vacunas , hay mucho que hablar desde la gripe A , pasando por las vacunas que no han hecho desaparecer ninguna enfermedad , por ejem el sarampion, pero se siguen poniendo porque dan pasta, o la del papiloma en las chicas que ya cada vez mas médicos estan diciendo que no se ponga.
    Y bueno yo me declaro Científico y otras muchas cosas mas, pero no cientificista , en ese aspecto soy anticientificista, porque todos los extremos son erróneos ( excepto la izquierda y la derecha de una recta ( por no generalizar yo tampoco, pero tengo claro que lo que se demuestra cientificamente es valido ( PERO NO ES VERDAD) solamente en ese contexto, bajo unas definiciones operativas concretas y en un marco teórico adecuado, que esta muy bien , pero que no es la relaidad con mayusculas , ni mucho menos.
    Solo basta recordar , los jarabes de heroina para la tos( de Bayer), el vino de cocaina para dormir y las afecciones de garganta, hoy un escandalo en su momento apoyados por grandes laboratorios. Un saludo

  45. perry
    10 enero, 2013 en 21:06

    aqui hay mucha gente que no sabe distinguir entre avance científico y avance a la muerte como especie….

    sólo con dinero se inventan bombas, sólo con dinero la ciencia avanza en ese sentido…
    he dicho

  46. 10 enero, 2013 en 21:12

    Gabriel dice: sobre las medicinas alternativas ( nombre generalista) hay de todo,

    Coincido, y de eso ya hemos hablado en este blog. Hay terapias llamadas complementarias o alternativas que funcionan, otras que lo hacen en unos casos muy limitados y otras, que pese a ser publicitadas como milagrosas, no han demostrado su eficacia.

    Sobre las Vacunas , hay mucho que hablar…

    Desde luego, y a mi modo de ver hay separar lo que son las tácticas mercantilistas de las grandes farmacéuticas, del concepto vacuna y su eficacia como herramienta preventiva. No sé cual es tu edad, pero en España han habido muchas más muertes por sarampión que por la vacuna contra éste, eso lo que ya pintamos canas nos acordamos muy bien. Y de tanto en tanto aparecen brotes, por parte de no vacunados. Y no hablo del Níger, con todo mi respeto por ese país, sino de Europa o Estados Unidos. Estamos en un mundo globalizado y los virus se mueven igual que las personas. Y las vacunas dan pasta (alguien fabrica algo sin ganar pasta), pero mucha menos de la que produce una hospitalización, o los medicamentos para aliviar los síntomas de una enfermedad ya declarada. Ahora bien, en cuanto a establecer fuertes controles a las farmacéuticas para asegurar la minimización de efectos secundarios, asegurar que sólo se emplearan las vacunas que producen beneficio sobre el perjuicio, y demás, totalmente de acuerdo.

    Y bueno yo me declaro Científico y otras muchas cosas mas, pero no cientificista..

    Yo no me declaro científico (aunque esa sea mi profesión) ni cientifista (que no tengo muy claro lo que es). Para mí la ciencia es una herramienta, tanto para obtener conocimiento, como para plantear dudas e intentar resolverlas usando un método diseñado para alcanzar respuestas de forma objetiva, para intentar que me timen lo menos posible (porque no estamos exentos de que nos tomen el pelo a diario, desde vendedores a políticos).

    pero tengo claro que lo que se demuestra cientificamente es valido ( PERO NO ES VERDAD) solamente en ese contexto…

    Ya, pero yo a una terapia no le pido sea verdad, sino que funcione en un contexto adecuado: con los pacientes. Y eso se puede testar científicamente.

  47. J.M.
    10 enero, 2013 en 22:57

    Mario Pena :
    He puesto una perla del artículo en mi blog, pero no he puesto el artículo completo. Como la licencia no permite obra derivada no sé si esto incomodará al autor. Si así fuera, por favor, avisadme y lo quitaré: http://ningunterra.com/2013/01/10/perla-en-la-ciencia-y-sus-demonios/

    Sin problema, faltaría más 🙂

  48. Ana
    10 enero, 2013 en 23:02

    Una pregunta: los padres que deciden no vacunar a sus hijos son, a día de hoy, una minoría. Los nuevos brotes que se producen de enfermedades antes controladas (sarampión, por ejemplo) sólo afectan a los niños no vacunados, ¿verdad? ¿Entonces porque leo en algunos artículos que esa minoría nos pone en peligro a todos y blablablá? Si mis hijos están vacunados no tengo nada que temer, ¿no? Es que siempre he tenido dudas con este tema.

  49. 10 enero, 2013 en 23:22

    Ana, mi comentario se refiere a la comunidad, sobre todo a la futura. Te doy un par de motivos:
    1- Con todos vacunados se puede hacer desaparecer una enfermedad, de otra forma puede quedar un pequeño foco que podría extenderse si por alguna razón de fuerza mayor se suspendiera la vacunación.
    2- Porque la mayoría de anti-vacunas que conozco no se limitan a no vacunar a sus hijos y punto, muchos son activistas contra la vacunación. Una extensión de esta forma de ver las cosas podría tener serias implicaciones sanitarias.

    Los nuevos brotes que se producen de enfermedades antes controladas (sarampión, por ejemplo) sólo afectan a los niños no vacunados, ¿verdad?

    Correcto, pero tampoco me gusta aplicar eso que leo en algunos comentarios sobre la selección natural.

  50. J.M.
    10 enero, 2013 en 23:36

    Voy a intentar responder a varios comentarios que redundan el el mismo aspecto. Vamos a ver: no es un magufo el que investiga sobre el poder de la mente utilizando un método serio y basándose en pruebas; el magufo es el que se empecina en que existe la telepatía sin tener una sola evidencia clara, justificándola con fantasiosas energìas indetectables y chakras imaginarios.

    No es un magufo el que persigue plantas medicinales empleadas en pueblos remotos para estudiar sus principios activos; lo es el que afirma que la Saxifraga cura el sarampión porque ambos comienzan por la misma letra, o el que predica que el VIH es bueno porque los hermanos virus son parte del espíritu de Gaia.

    Ser escéptico no significa afirmar que no existan los unicornios, la energía cósmica o los extraterrestres, sino que no disponemos de las pruebas mínimas necesarias como para afirmar que existen y que, por lo tanto, es una irresponsabilidad tratar de curar un cáncer sintonizando al paciente con las vibraciones positivas del universo.

    El fundamentalismo siempre es indeseable, y a veces nuestra excesiva vehemencia puede inducir a la confusión, pero os aseguro que abogamos por la duda, no por una creencia opuesta. Precisamente eso caracteriza a la ciencia: su provisionalidad y falta de dogmatismo.

    Ahora bien, tampoco nos gusta comulgar con ruedas de molino, y cuando una magufada acarrea mas evidencias en contra que estrellas hay en el cielo, cualquiera entenderá que cueste mucho darle la más mínima credibilidad. No hemos llegado al interior del planeta, pero hemos acumulado pruebas suficientes como para descartar que la Tierra sea hueca más allá de toda duda razonable.

    No, no vale todo, y todas las hipótesis no son igual de respetables. No confundamos crítica y escepticismo con dogma y credulidad, porque son polos opuestos.

  51. J.M.
    11 enero, 2013 en 0:37

    neo :

    ¿Se puede saber qué ha pasado con mi comentario anterior (el largo) que ya no aparece aquí?

    WordPress manda a moderación los nuevos comentarios (filtros anti-spam) y no has debido publicar nunca un comentario desde esa IP. Verás que el comentario anterior está publicado, junto con éste. Si escribiste uno anterior, en moderación, spam o papelera no está, mil disculpas.

    Aprovecho para comentarte el publicado:

    Dices que “Manda huevos que a estas alturas todavía haya científicos que se crean que el problema del hambre en el mundo es un problema de eficiencia de las técnicas de producción, y no lo que realmente es: un problema de reparto

    ¿Quién dice eso? El autor del artículo, es decir el menda, tiene muy claro que la gente se muere de hambre en el mal llamado tercer mundo o tirándose por un balcón en Lavapiés por culpa de un sistema capitalista salvaje que solo rinde culto al dinero.

    Ahora bien, el autor del artículo, es decir el menda, tampoco comparte el buenrollito de pretender salvar el planeta cultivando cuatro tomates sin plaguicidas al lado de dos plantas de marihuana y pensar que con tan buen rollo vivirían muy bien los negritos si no fuera por los pérfidos banqueros, así que el sábado antes de las cervecitas me paso por la puerta el sol a levantar las manos un rato.

    Y es que el autor del artículo, es decir el menda, piensa que es igual de nefasto para la humanidad el deshumanizado capitalista sin escrúpulos que el alternativo de salón que piensa que cultivando fresas en su terraza ya está haciendo más que suficiente para salvar al mundo.

    Que no. Que somos 7.000 millones de bocas, y éstas no se pueden alimentar a golpe de huerta con buenas vibraciones. Hace falta una producción y flujo continuo de millones de toneladas de alimentos en perfectas condiciones de conservación, un sistema productivo sostenible y eficiente, y ganarle tierra (o mar) a otras aplicaciones nefastas del terreno, como esa que era tan “alternativa” hace unos años, los biocombustibles. No es cuestión de repartir los alimentos, sino la producción y la riqueza. Trata de cultivar coles de esas que te indignan en el desierto del Sahel, y luego hablamos.

    Eso, sin contar con que es imprescindible un control efectivo de la natalidad antes de que sea la propia hambruna la que se encargue de reducir la población mundial. ¿O acaso también vamos a convencer al planeta de que se ensanche a base de cantarle a las plantas?

    No, no hacen falta transgénicos para alimentar a la humanidad (al menos hoy, mañana ya veremos), lo que hace falta es un vuelco al sistema político-económico. Sin embargo, si tras ese vuelco pretendemos alimentarnos todos con lo que naturalmente nos ofrezca la tierra, vamos de culo. Más nos vale seguir investigando en métodos que aumenten la productividad sin agredir al entorno, a la salud y al bolsillo como los empleados masivamente hasta ahora, e ir reduciendo en lugar de aumentando la población mundial en las próximas décadas. Hasta entonces, el bienestar, el disfrutar de patatas sin plaguicidas y demás naturalidades, seguirán siendo un privilegio de las clases acomodadas de occidente.

    O eso, o adaptarnos a comer piedras…

  52. 11 enero, 2013 en 0:52

    Con la venia, me gustaría añadir mi explicación para Ana:

    Ana, las vacunas lo que hacen es programar el sistema inmune para crear anticuerpos específicos para combatir una determinada infección. El problema es que ciertas enfermedades y tratamientos, los llamados inmunodepresores, alteran la capacidad del sistema inmune a reaccionar ante las enfermedades.

    Es una cuestión de números y lógica Ana. Si tu hijo o hija se rompen un brazo y les recetan cortisona alguna vez en su vida (caso bastante más que probable) con lo que su sistema inmune queda deprimido, ¿tu qué prefieres? ¿que tu hijo o hija vivan en un entorno en el que el 100% de los individuos tengan las defensas necesarias para eliminar la enfermedad en su periodo de incubación o prefieres un entorno en el que haya un 10% de individuos capaces de propagar una infección que puede alcanzar a tu hijo o hija en un momento en el que su sistema inmune está comprometido?

    Espero que esto te haya despejado la duda. Un abrazo.

    Sun salud☼.

    PS: Gentileza del esfuerzo mutuo del administrador de Lamentiraestáahifuera decidiendo activar por unos minutos la necesidad de logear en su página, el buen funcionamiento de WordPress que aún no me ha enviado la contraseña reseteada y en principal medida mi memoria de pez a partir de ahora me veo abocado a acceder con mi cuenta de Facebook.

  53. Dario
    11 enero, 2013 en 4:55

    Si los astrólogos conociesen los errores de la ciancia y sus magufos se reirían de ellos.

    Si los astròlogos estudiaran ciencia de verdad, dejarìan de ser astròlogos (¡Ah, jodidas pajodas :mrgreen: )

  54. Dario
    11 enero, 2013 en 5:55

    Una pregunta: los padres que deciden no vacunar a sus hijos son, a día de hoy, una minoría. Los nuevos brotes que se producen de enfermedades antes controladas (sarampión, por ejemplo) sólo afectan a los niños no vacunados, ¿verdad? ¿Entonces porque leo en algunos artículos que esa minoría nos pone en peligro a todos y blablablá? Si mis hijos están vacunados no tengo nada que temer, ¿no? Es que siempre he tenido dudas con este tema.

    Tu pregunta es muy buena, y si me permites decirte lo siguiente:

    a) la aplicaciòn de las vacunas se hace sobre poblaciones a las que se pretende proteger tratàndo de minimizar los riesgos de efectos negativos en las mismas poblaciones a proteger

    b) aunque extraordinariamente raro, es posible que algunas enfermedades infantiles sucedan dos veces en los ios infantes afectados;

    c) hay algunas vacunas que se aplican al mes, a los seis meses y a los dos años de nacidos los infantes (http://www.zonapediatrica.com/vacunas/esquema-basico-de-vacunacion-en-mexico.html).

    Con base en todo lo anterior, ¿que pasarìa si por las alucinaciones antivacunas de los descerebrados ya conocidos los niños ya vacunados una vez no completaran el tratamiento? Pues simplemente que se volverìan factores de riesgo incluso para niños que ya estuvieran vacunados, por què, recuerda, estamos hablando de estadìsticas aplicadas a poblaciones, no individuos concretos: de epidemiologìa, pues. Por ejemplo, para erradicar la viruela que era endèmica en los años sesenta del siglo pasado, el compromiso de gobiernos en todo el mundo fue que nadie se quedarìa sin vacunaciòn. Con que hubiera existido un pequeño grupo de no vacunados el plan de erradicaciòn total no hubiera funcionado, y la posibilidad de un rebote que afectara a grandes sectores de la poblaciòn estaba puesta http://www.who.int/features/2010/smallpox/es/index.html). Nuevamente, te recuerdo que estamos hablandode asuntos epidemiològicos en los que incluso es posible realizar buenas predicciones matemàticas, y no podemos pensar si una persona que haya sido vacunada esta a salvo o no, mas que estadìsticamente. Pero para los descerebrados antivacunas, esto simplemente no les entra.

    Espero que esta explicaciòn te sirva de algo. Y espero no haberme ido lejos.

    Saludos.

  55. ralvar
    11 enero, 2013 en 6:27

    Un gusto volver a leerlos.
    Buen año para todos!!!

  56. Dario
    11 enero, 2013 en 6:47

    Buen año tambièn para ti, mi estimado amigo. Esperamos verte mas seguido 🙂

  57. 11 enero, 2013 en 12:44

    Quitando lo de los transgénicos, que ahí si veo mucha mafia por parte de algunas grandes empresas (ejemplo de ello, Monsanto) me parece un artículo excelente.

    Hace unos días me topé con un antivacunas por twitter y aparte de no tener ni idea de lo que me decía cuando mencione en la conversación a dos biólogos amigos míos curiosamente me bloqueó. Tontos hay en todas partes!

  58. Ana
    11 enero, 2013 en 17:10

    Gracias a Manuel, David Cisneros y Darío por contestarme. No había pensado en algo tan simple como la gente que por cualquier razón tiene el sistema inmune deprimido.. ahora entiendo mejor por qué nos afecta a los demás.

  59. Acelia
    11 enero, 2013 en 18:08

    Gabriel :

    Manuel :
    Gabriel, precisamente la postura que se defiende es la de “no estar en posesión de la verdad”. La postura es “duda, interroga, busca la pruebas y saca tus propias conclusiones” frente a “creételo porque lo digo yo”. Sabemos que la postura escéptica molesta a muchos, fundamentalmente a los que quieren ser creídos sin más, sin aportar nada, sólo por su palabra. Esta persona lo explica mucho mejor que yo: https://lacienciaysusdemonios.com/2012/12/19/carl-sagan-si-lo-hacemos-mal-en-este-planeta-no-tenemos-ningun-otro-sitio-donde-ir/
    Cuando se hace eso te das cuentas que hay muchos camelos (siempre los ha habido y siempre los habrá). Cuando tratas de exponerlos surgen los problemas: los creadores del camelo y sus seguidores te acusarán de dogmático (como ahora haces tú), y cualquier petición de pruebas que certifique su camelo será tomado como un ataque e insulto personal. Si no me crees te animo a que lo pruebes.

    A ver no se puede , a mi entender, dar ese repaso y generalizar como se hace en el articulo, cuando se generaliza se caga siempre ( anotate eso), sobre las medicinas alternativas ( nombre generalista) hay de todo, desde la de rezar a una estampita de santa Clotilde que te pones en la frente y los ojos en blanco , a otras sustentadas por argumentos mas serios.
    Sobre las Vacunas , hay mucho que hablar desde la gripe A , pasando por las vacunas que no han hecho desaparecer ninguna enfermedad , por ejem el sarampion, pero se siguen poniendo porque dan pasta, o la del papiloma en las chicas que ya cada vez mas médicos estan diciendo que no se ponga.
    Y bueno yo me declaro Científico y otras muchas cosas mas, pero no cientificista , en ese aspecto soy anticientificista, porque todos los extremos son erróneos ( excepto la izquierda y la derecha de una recta ( por no generalizar yo tampoco, pero tengo claro que lo que se demuestra cientificamente es valido ( PERO NO ES VERDAD) solamente en ese contexto, bajo unas definiciones operativas concretas y en un marco teórico adecuado, que esta muy bien , pero que no es la relaidad con mayusculas , ni mucho menos.
    Solo basta recordar , los jarabes de heroina para la tos( de Bayer), el vino de cocaina para dormir y las afecciones de garganta, hoy un escandalo en su momento apoyados por grandes laboratorios. Un saludo

    Perdón aqui tengo que discrepar; las vacunas si funcionan, la viruela despareció gracias a las campañas de vacunación por parte de la OMS durante la década de los 70s, si ahora no ha habido curacion en muchas enfermedades es por dos cosas: 1) porque hay mucha gente que cree que, efectivamente las vacunas no sirven, por lo tanto no vacunan a sus hijos y la cadena de cantagio no se rompe porque hay gente q es suceptible a dicha enfermedad y 2) Muchas de las enfermedades virales o previsibles con vacunación que existen actualmente tristemente no tienen como único reservorio al ser humano, tienen a otros animales como huespedes por lo que la cadena de contagio puede romperse de humano a humano, pero si quedan reservorios en animales puede haber un nuevo salto interespecie, la viruela fue relativamente “fácil” de erradicar porque no tenía otro huersped más que el humano.
    Otra cosa que es cierta es que las vacunas tienen efectos secundarios; a veces pueden ser muy graves: eticamente pareciería incorrecto aplicarlas, sin embargo como especie es más beneficioso ya que estos efectos adversos se registran en muy baja tasa, moriría o habría más gente incapacitada si no se aplicarán vacunas para enfermedades graves. En caso de que se pregunte con que autoridad digo eso; bueno soy médico, yo recomiendo aplicar vacunas, jamás le diría a un(a) paciente que no lo hiciera, si no lo quiere hacer mi deber es tratar de convencerla(o) de que lo haga, pero si el razonamiento es imposible, tampoco la(o) voy a obligar.
    Si revisamos los registros de enfermedades infecciosas por cada país; prinicpalmente los de aquellas prevenibles por vacunación, hay un descenso importante en las muertes por estas enfermedades y no se diga su incidencia; en la actualidad en mi práctica médica solo ví un caso de varicela, cuando médicos profesroes míos tuvieron brotes, ¿como podría quedarme tranquila si a un niño no lo vacuno tras ser mordido por un perro callejero cuyos antecedentes desconozco o comprobadamente tiene rabia?, jamás he visto un caso de tosferina en áreas con programas de vacunación, ¿me arriesgo a que un niño adquiera la poliomielitis y le ruego a todos los santos para que le de una forma abortiva de la enfermedad o la paralisis leve?, la lista de ejemplos es grande, y la experiencia no es solo mía sino de contemporaneos y personas con mucha experiencia.
    Respecto a la vacuna del papiloma humano; esta no evita la infeccion por el virus de todos los serotipos (que si gusta revisar en un listado son mas de 100 serotipos); solo previene la infección de subtipos que se han encontrado de manera estadisticamente significativa en muestras de Céncer cervicouterino, por lo que para disminiuir riesgos, porsupuesto que sirve.
    Y si le interesa saber si yo asumiría el “riesgo” de vacunarme bueno, al estar expuesta a tantas enfermedades infectocontagiosas por mi trabajo, si, de hecho me vacuno: cada año, cada tres, cada cinco, cada diez años, cada vez que sea necesario.

    Las otras cosas que se mencionan respecto a las medicinas de Bayer que resultaron no tan buenas; eso pasa cuando a un medicamento no se le realizan los estudios de 4 fases de prueba que reglamentariamente se realizan hoy en día; ciertamente los opioides y opiaceos (de los cuales la heroína es uno) inhiben el reflejo tusígeno o nauseoso, por lo que quitan la tos, los que hicieron este medicamento no se pararon a pensar en eso de la adiccion, porque solo vieron para “un lado”, pero rapidamente fue obvio que la adiccion era un problema grave y el medicamento se retiró del mercado, sin embargo algunos de estos casos se dieron antes de reglamentar y estandarizar los pasos para introducir nuevas drogas al mercado; y bueno el que muchas fármaceuticas sean unas mafías es cierto, quienquiera que descubra una nueva formulación que muestre utilidad en el tratamiento de algo la querrá patentar para que nadie más pueda ganar dinero de ella, pero de eso a decir que las vácunas no sirven para nada y no previenen enfermedades… bueno es otro boleto.

  60. J.M.
    11 enero, 2013 en 20:34

    kelpie75 :

    Quitando lo de los transgénicos, que ahí si veo mucha mafia por parte de algunas grandes empresas (ejemplo de ello, Monsanto) me parece un artículo excelente.

    Gracias Kelpie75 🙂

    Lo de los transgénicos hay que entenderlo como hay que entender los cuchillos: molan para cortar jamón, pero no para asesinar a tu pareja.

    Monsanto y prácticamente cualquier multinacional que se nos ocurra no tendrán escrúpulo alguno en hipotecar el futuro de sus propios hijos si con ello ganan dinero. Por lo que abogo es por controlar a los monsantos, no por abandonar líneas de investigación que puedan ser productivas ante el peligro de que sean mal empleadas.

    Saludos.

  61. Barguer
    14 enero, 2013 en 4:44

    Khinestetico :
    ¿Que tiene de cientifico las vacunas?
    Ya se ha desmontado que son inutiles y un hoax en toda regla.
    Aquí teneis el paper http://www.ecomed.org.uk/wp-content/uploads/2011/09/3-tomljenovic.pdf
    Entre el 2012 y este inicio del 2013 se esta descubriendo el pastel entorno las vacunas.
    Despues de leer ese paper aún estais a favor de la vacunacion, pues vosotros mismos.
    Noticias sobre el tema
    http://www.naturalnews.com/038598_vaccines_medical_hoax_government_documents.html
    http://childhealthsafety.wordpress.com/2012/03/14/government-experts-cover-up-vaccine-hazards/

    Parece ser que ni siquiera te has leído el paper que pones. Solo lo he leído por encima pero por lo que parece va sobre la falta de rigor en el control de riesgos de las vacunas y de como se intenta manipular para incluir algunas vacunas si corroborar su efectividad, no de que todas las vacunas del mundo no funcionen…

    increíble !!!!!

  1. 10 enero, 2013 en 11:13
  2. 13 enero, 2013 en 4:01
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: