Inicio > Biología evolutiva > Pureza racial, racismo y evolución humana a la luz de la genética

Pureza racial, racismo y evolución humana a la luz de la genética

27 febrero, 2013

.
diario de un ateo evolucion humana denisovano neandertal arbol genealogicoNo sé si se habrán percatado durante estos últimos años del clamoroso silencio, por parte de los garantes de la verdad revelada de origen divino y de la pureza y superioridad de nuestra especie, sobre los nuevos y asombrosos hallazgos en el campo de la genética evolutiva humana que se han venido publicando en las mejores revistas científicas.

Resulta que los recientes y avanzados estudios sobre secuenciación de ADN realizados acerca de nuestro origen e historia como especie están demostrando que los humanos sapiens no somos tan únicos y especiales respecto al resto de la fauna como religiosos, supremacistas y racistas de toda laya llevan décadas cuando no siglos intentando convencernos. Así nuestra especial y prístina especie (elegida por las diversas deidades supraterrenales en todos los sagrados libros divinamente revelados) no es el pináculo de la “creación” sino que tiene por decirlo de un modo cuando menos diplomático, un oscuro y turbio pasado. Allá por los orígenes de nuestra especie (en realidad hace algunas decenas de miles de años, perdonen la licencia poética), algunos de nuestros antepasados (o antepasadas que todo es posible) que inquietamente salieron de nuestro África natal en busca de nuevos horizontes, cometieron en su errante peregrinar el “pecado” de cohabitar y peor aún, de hibridarse con miembros de las especies “inferiores” de neandertales y denisovanos que se fueron encontrando en su largo y caótico viaje euroasiático, de tal forma que en la actualidad un porcentaje menor aunque claramente significativo de nuestro acervo genético ha sido heredado de estas extintas especies cercanas al Homo sapiens, y por cierto tan olvidadas por los dioses de todos los panteones religiosos inventados por nuestros más que imaginativos congéneres a lo largo de la historia.

El primer y sorprendente dato es que esta descendencia híbrida fértil demuestra muy a las claras cuanto de parecidas son las tres subespecies en cuestión. Y para colmo de esta paradoja, en un claro caso de justa ironía poética, somos los supuestamente “superiores” euroasiáticos (los individuos de tez más blanca y elegidos por la deidad judeocristiana como pináculo de la creación) los humanos más mestizos, resultado misceláneo de tatarabuelos sapiens con neandertales. Así resulta que al final, la ciencia está demostrando que son los tan denostados habitantes del África negra los ejemplos más evidentes de la pureza de la especie humana. No me digan que no es deliciosamente irónico. Imaginen por un momento si la ciencia hubiera encontrado que esa llamativa y “vergonzante” (a los ojos de los interpretadores habituales de los libros sagrados) mezcla se hubiera dado entre antepasados de los actuales subsaharianos de piel oscura y neandertales o denisovanos y los europeos hubiéramos quedado al margen de esta mezcla.

Sin duda alguna, ello hubiera apoyado a todos los discriminadores, supremacistas, racistas y portadores de la pureza genética en la defensa de sus alocadas posturas, reforzando sus argumentos para denigrar, humillar y degradar a los inocentes actuales descendientes africanos categorizándolos como subhumanos indignos de la posesión de un alma definidora de humanidad. Pero como en realidad los mestizos, los impuros, los híbridos, los manchados, los genéticamente mezclados somos los euroasiáticos raciales (europeos en general y blancos germánicos arios y anglosajones norteamericanos y demás hijos del glorioso imperio británico en particular) pues aquí paz, silencio y después gloria. No sea que se destruya todo el tinglado tan arduamente elaborador a través de siglos de justificación de la explotación y se nos pueda echar en cara nuestra oscura mácula.

¿Será por ello, que puesto que cada nuevo descubriendo del campo refuerza la idea de que los humanos no somos más que otro simple ejemplo de un inconmensurable devenir evolutivo, nada excepcional por otra parte, por lo que todos los racistas y supremacistas arios junto con los creacionistas (sean estos tanto de naturaleza “débil” como “fuerte”) son tan firme y dogmáticamente anticientíficos?

P.D. a 10/03/2012

Recientes hallazgos publicados en la revista American Journal of Juman Genetics este mes de marzo sugieren un mestizaje muchísimo más antiguo entre H. sapiens y otros homínidos hasta ahora desconocidos acaecido en nuestra África ancestral hace varios cientos de miles de años. Todo ello muestra un cada vez más complejo y fascinante cuadro sobre la evolución de nuestra especie.

P.D. a 16/12/2013

Nuevos estudios sobre el genoma de los denisovanos recientemente realizados indican que esta especie hibridó en Asia hace unos 30.000 años con otra población de homínidos extinta y que era diferente a neandertales o sapiens modernos. Por ello los autores del estudio recientemente presentado en un congreso organizado por la “Royal Society” en Londres han indicado que la evolución humana se parece cada vez más al escenario de la famosa trilogía del Señor de los Anillos, en donde coexistían múltiples especies de homínidos que hibridaron entre sí de forma compleja.

.

Entradas relacionadas:


  1. 27 febrero, 2013 en 0:33

    Es deliciosamente irónico y por eso los supremacistas (y por extensión las religiones judeo-cristianas) tienen tanto miedo de la enseñanza de la evolución en las escuelas, y aunque este es el caso que en mayor extensión y de mejor manera representa el mestizaje no hace falta remontarse miles de años (si se me permite la licencia poética también) para encontrar casos de mestizaje masivo, como la expansión musulmana del sigo VII y la del imperio mongol en el XIII.

    Pero vaya, a mi lo que más “gracia” me hace es que el discurso de los “new ageros” tiende a la misma conclusión: que la diversidad racial es intencionada y que realmente existe “la pureza de los genes”. Pocos saben (o bien ignoran intencionadamente) que el 100% de su ideario se basa en las organizaciones paramilitares de ultraderecha…

    Sun salud☼.

  2. 27 febrero, 2013 en 4:52

    Muy bueno ateo!!! me gustaria que tal vez en otro articulo hables un poco mas de esto desde el punto de vista genético porque la verdad es que he leído muy poco y me gustaria saber más. Gracias Saludos

  3. Masklin
    27 febrero, 2013 en 9:23

    Buen artículo, Ateo. Encantando de saludarte después de haber leído desde hace mucho tu blog.

    También muchos se olvidan de qué raza era Jesucristo, o no se paran a pensar lo que supone que Jesucristo fuera judío…

  4. 27 febrero, 2013 en 10:11

    Algun argumento encontraran, no te preocupes. No van a dejar que la realidad estropee sus ideas.

  5. 27 febrero, 2013 en 11:03

    Gabriela :

    Muy bueno ateo!!! me gustaria que tal vez en otro articulo hables un poco mas de esto desde el punto de vista genético porque la verdad es que he leído muy poco y me gustaria saber más. Gracias Saludos

    Varios compañeros de CyD han escrito previamente algunas entradas sobre el tema, que encontrarás si introduces por ejemplo los términos denisova o neanderthal en la pestaña de búsquedas de esta página.

  6. 27 febrero, 2013 en 11:17

    Si el Homo sapiens sapiens y el Homo sapiens neardenthalensis eran subespecies de una misma especie, entonces no somos híbridos, somos intergrados 😉

  7. salador
    27 febrero, 2013 en 16:01

    ssorgatem :
    Si el Homo sapiens sapiens y el Homo sapiens neardenthalensis eran subespecies de una misma especie, entonces no somos híbridos, somos intergrados

    Para los que no hemos estudiado prácticamente nada de Biología salvo en secundaria, los términos especie y subespecie nos parecen confusos. Yo pensaba que especies diferentes solo podían tener descendencia estéril en el mejor de los casos, pero es que aparecen evidencias de que algún rastro de neardenthal sigue con nosotros, sobre todo en Europa. Creo que sapiens y neardhenthal se separaron hace mas de 200.000 años, quizás 400.000. ¿Era posible una hibridación (o integración, o lo que sea) con descendencia viable después de tanto tiempo? Si se mezclaron, ¿por qué diferenciamos a esas dos especies de homo?

  8. 27 febrero, 2013 en 16:42

    Ah, la definición de especie, siempre dando guerra. En animales, se conocen muchos casos de animales de especies diferentes dando descendencia fértil. Normalmente tienen que ser del mismo género y tener el mismo número de cromosomas. En acuariofilia es muy conocido el caso del Guppy (Poecilia reticulata) y el Endler (Poecilia wingei), que pueden hibridar y dar descendencia fértil. Las diferentes especies de Mollies (del género Poecilia también) suelen dar descendia esteril entre ellas, pero a veces dan descendencia fértil. La fertilidad de la descendia puede depender de la especie de cada padre (no son iguales los de madre de especie X y padre de especie Y que los de madre Y y padre X), y a veces los híbridos són solo fértiles los de un sexo, o solo fértiles con una de las especies parentales. La capacidad de tener descendencia fértil entre especies distintas no está directamente influida pot el tiempo que hace que esas especies divergieron. A veces esas especies empiezan a divergir por dejar de poder tener descendencia fértil (un caso extremo seria el cangrejo Procambarus fallax f. virginalis, popularmemnte conocido como “Marmorkrebs”, del cual solo hay hembras partenogenéticas, y que por tanto no puede reproducirse con un Procambarus fallax ‘normal’. El Marmorkrebs nos e encuentra en estado natural, y fue descubierto en una tienda de acuariofilia en Alemania en los 90, así que estamos hablandod e una especie novísima, de menos de 20 años de antigüedad, con un mecanismo de reproducción radicalmente diferente al de sus parientes más cercanos).

    Un caso de híbrido fértil natural es el híbrido entre oso grizzly (Ursus arctos) y oso polar (Ursus maritimus). Tiene incluso un artículo de wikipedia: http://en.wikipedia.org/wiki/Grizzly%E2%80%93polar_bear_hybrid

  9. 27 febrero, 2013 en 18:37

    Como bien comenta ssorgatem el concepto de especie es algo difuso y sobre todo muy problemático cuando se habla de fósiles. Originalmente el concepto era morfológico, es decir, si dos animales (o dos conjuntos de huesos) se diferencian lo suficiente en cuanto a su aspecto externo o interno debían corresponder a especies distintas. El problema es que a falta de más datos esa definición es bastante subjetiva. Recuerdo una charla de hace muchos años sobre el tema en la que se propuso el siguiente caso hipotético: imaginemos que dentro de varios millones de años cuando no queden restos de nuestra presencia en la Tierra, unos paleontólogos extraterrestres encuentran dos esqueletos fósiles incompletos y con muy pocos huesos en común, de dos humanos diferentes. Uno de ellos un esquimal y el otro un masai. Además analizan su entorno biogeográfico y descubren que uno vivía en el ártico a temperaturas glaciares comiendo carne de foca mientras que el otro vivía en una sabana templado-tórrida con una dieta de vegetales y leche. ¿Alguien apostaría por el resultado?
    Pero volviendo al tema, aunque ahora parece ser que hemos vuelto a la diferenciación clásica de H. sapiens vs H. neanderthaliensis, la definición biológica de especie como
    “individuos que pueden cruzarse entre sí, pero que están aislados reproductivamente de otros grupos afines”
    sólo separaba a los sapiens de los neandertales mientras vivieron en continentes distintos y por tanto estaban aislados entre sí manteniendo las diferencias morfológicas. En cuanto cruzamos los Urales y nos apareamos con ellos incorporando parte de su ADN al nuestro, como demuestran los estudios genéticos antes comentados, pienso que deberíamos volver al concepto de subespecie.

  10. 27 febrero, 2013 en 23:12

    A los ojos de un Sapiens antiguo, que no se fija en el esqueleto fósil recuperado en un yacimiento, un Neandertal quizá no sería tan extraño. La diferencia más grande sería el color de la piel, y entonces quizá las poblaciones de sapiens africanas no eran tan negras como ahora ni las poblaciones de neandertales tan blancas como los nórdicos actuales.
    Las diferencias actuales dentro de la especie Homo sapiens en sus diferentes poblaciones, en caso de darse en un animal quizá las hubiésemos tenido por especies diferentes. Hace 500 años, quizá era impensable la mezcla entre las diferentes razas. De haber seguido así más tiempo las diferentes razas habrían quedado aisladas reproductivamente y habrían originado especies diferentes.
    La selección sexual que a buen seguro ha mantenido las diferentes “razas” hasta la actualidad, hoy funciona de una forma diferente. Antaño, los seres humanos se emparejaban con aquellas formas mas “normales” en su entorno. La emigración hace que hoy a nadie le resulte extraña una persona de otra raza, y por eso es más fácil que nos emparejemos personas de diferente raza. El proceso de aislamiento reproductivo de las diferentes “razas” que hubiese desembocado en la especiación ha desaparecido. Este pudo ser el proceso que llevó a la “hibridación” de sapiens con neandertal. El hecho de que la barrera reproductiva no fuese infranqueable posibilitó la descendencia mixta. Quizá la fertilidad estaba reducida ya por el aislamiento, o tenía algún tipo de limitación como los expuestos anteriormente por ssorgatem.
    Por otra parte, las “ideas” racistas o xenófobas no profundizan tanto en la ciencia a la hora de buscar su justificación, que se fundamenta únicamente en corrientes políticas o religiosas. Por mucha luz que se arroje es estos aspectos evolutivos es difícil que estas corrientes desaparezcan.

  11. 28 febrero, 2013 en 9:54

    Completamente de acuerdo contigo El Grumete en

    “Por otra parte, las “ideas” racistas o xenófobas no profundizan tanto en la ciencia a la hora de buscar su justificación, que se fundamenta únicamente en corrientes políticas o religiosas. Por mucha luz que se arroje es estos aspectos evolutivos es difícil que estas corrientes desaparezcan.”

    Pero lo que sí está diciendo la ciencia es que el racismo no tiene ninguna justificación y por tanto está la mismo nivel que otras grandes verdades de la antigüedad como la creencia en una Tierra plana.

  12. 28 febrero, 2013 en 15:52

    Fantástico artículo y quizá por extraña coincidencia nunca creí, desde mis años mozos, que existiera la tal raza de los “puros” o elegidos. No cabe duda, la ciencia está arrasando con todos los absurdos que han dominado a la humanidad. Esto es ya casi el inicio del fin de los creacionistas, quienes seguramente ya estarán engrosando nuestras filas…¡Bien venidos!
    La razón siempre termina por imponerse…aunque hayan transcurrido siglos de espera, pero ha valido la pena. Ciencia y científicos merecen todo mi respeto y ADMIRACIÓN

  13. bioincompetente
    28 febrero, 2013 en 21:01

    El racismo no tiene justificacion pero la religión tampoco, así que si pueden creer en el Gran Ingeniero, también pueden dar por supuesto que nos hizo a nosotros mejor

  14. 6 marzo, 2013 en 12:24

    Rennatoleen #12

    “La razón siempre termina por imponerse”

    Yo soy bastante más pesimista y muchísimas veces la razón no acaba por imponerse. Ejemplos, y muchos de ellos completamente actuales, hay a montones.

    Bioincompet #13

    Desgraciadamente racismo y religión siempre han sido conceptos muy relacionados.

  15. 8 marzo, 2013 en 2:03

    alguno tiene el link para acceder al artículo en el cual se publicó esta información? Gracias!

  16. 8 marzo, 2013 en 14:29

    serraelbicho :

    alguno tiene el link para acceder al artículo en el cual se publicó esta información? Gracias!

    Serraelbicho

    Los dos links están dentro de las palabras “neandertales y denisovanos” del texto.

  17. Henrrys
    22 agosto, 2013 en 18:10

    … solamente añadir que los patriotismos, las religiones, y la xenofobia no se basan precisamente en el razonamiento, ejemplo: explícale esto a un vasco…

    Muy buen artículo, saludos!

  18. 30 noviembre, 2013 en 9:39

    Las “pruebas” contra la evolución del fundamentalismo cristiano:

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/11/el-nino-predicador-y-la-evolucion-de.html

    y por supuesto, luego los creyentes quieren respeto para sus creencias. Si es que parece que hemos avanzado muy poco o nada desde la Edad Media.

  19. 16 diciembre, 2013 en 12:13

    Acabo de añadir una postdata en la entrada en donde se muestran nuevos e interesantísimos datos acerca de la ya más que compleja evolución de los homínidos.

  20. 22 diciembre, 2013 en 12:37

    Nuevos datos sobre evolución de neandertales recientemente publicados en Nature: http://www.nature.com/nature/journal/vaop/ncurrent/full/nature12886.html

  21. 4 marzo, 2014 en 16:30

    Parece ser que los neandertales podían hablar de forma similar a los sapiens: http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0082261

  22. 5 marzo, 2014 en 12:13

    Los estudios sobre nuestro pasado se suceden. Ahora un poco de controversia acerca del H. erectus: http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0088212

  23. 13 marzo, 2014 en 23:48

    Parece que la evolución humana no se ha parado del todo en los últimos milenios: http://www.pnas.org/content/early/2014/03/05/1316513111

  24. 22 abril, 2014 en 18:49
  1. 27 febrero, 2013 en 9:05
  2. 28 febrero, 2013 en 0:24
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: