Inicio > Escepticismo > Hemos recibido un comentario

Hemos recibido un comentario

17 marzo, 2013

Imagen sacada de un comic de doctrina cristiano-evangélica

Imagen sacada de un comic de doctrina cristiano-evangélica

Hoy al consultar el blog me he encontrado con un comentario de Jolimu estancado junto con el correo “Spam”. No sé si ha llegado hasta allí por mero capricho de WordPress, tal y como hace en muchas ocasiones, o bien por la mano de algún administrador que ha decido que no vale la pena publicarlo. Lo he leído detenidamente y al final he decidido no publicarlo porque es uno de esos comentarios que sólo sirve para emponzoñar y retornar a esos agrios debates, de los que últimamente, y para beneficio del blog, nos hemos librado.

El comentario ha sido escrito en el artículo que lleva por título “Adiós a Lynn Margulis”. Podría dividirlo en dos partes, la segunda parte no es más que una nueva exposición de la incomprensión total y absoluta que este señor tiene de las ciencias naturales, con lo que no merece la pena perder ni una línea en realizar un comentario sobre la misma. Es la primera parte del comentario la que me resulta repugnante. Es la más breve, pero la de contenido más impactante, a la vez que odioso. En ella se insinúa que la trágica y prematura muerte de Margulis, es consecuencia de un castigo divino por su apoyo a la evolución.

En el tiempo que llevo co-administrando este blog hemos tenido lectores y comentaristas creyentes de todo tipo que han interactuado con nosotros de diversas formas, y que yo dividiría en tres:

1. Aquellos creyentes que se muestran educados y respetuosos, que no tratan de imponer sus puntos de vista ni de convencer a nadie. Exponen sus discrepancias y leen las de otros comentaristas. Seguimos contando como comentaristas a algunos de estos lectores, y nos alegramos de ello.

2. Aquellos creyentes vehementes en su exposición, que sí hacen apologética y continuas referencias a su libro sagrado, pero sin llegar jamás a la agresividad ni al insulto. Quieren hacernos ver que estamos muy equivocados y que ellos tienen la razón, pero todo queda en un “combate” de ideas sin llegar a lo personal.

3. Aquellos creyentes irrespetuosos, poseídos por la verdad, intolerantes, agresivos en la palabra y amenazantes, fundamentalistas religiosos, talibanes del pensamiento. Hacen ver que cada una de nuestras ideas acarreará un tremendo castigo, dan la sensación de que desean que el mundo salte en pedazos para mostrar que tenían razón (incluso hay un grupo llamado armagenodonitas ), destructivos para las libertades individuales y los derechos humanos, los cuales quedan supeditados a unas supuestas leyes divinas. Y lo que más me preocupa (y esto es una opinión personal): manifestaciones que denotan que quizás les vendría bien asesoramiento psiquiátrico, a mí esos comportamientos me llegan a asustar por la violencia verbal que denotan. No hay sarcasmos, no hay ironía, sólo alusión al castigo. En sus foros podréis leer sus continuos ataques a homosexuales, ateos, musulmanes, liberales, católicos, científicos y a todo aquel que no concuerde exactamente con su forma de pensar. Eso que parece que se va a quedar en el ciberespacio, se transforma en despóticos actos en aquellas regiones donde ellos abundan (como por ejemplo el cinturón bíblico de los EEUU). De allí nos llegan noticias de abusos, agresiones, marginación, e incluso asesinato del diferente, de quien no sigue sus dictados, por parte de los que no tienen paciencia a que sea su dios quien realice el castigo que ellos anuncian, y lo adelantan por si acaso “el otro lado” es muy diferente al que ellos imaginan (o simplemente no existe). Esa intransigencia es similar a la que aplican los talibanes.

Con comentaristas de este tercer grupo mantuve en el pasado agrias charlas cibernéticas que no llevaron a ninguna parte: argumentos circulares, intentos de explicar algo a quien no quiere aprender, a quien destroza la más simple lógica en cada argumento, a quien asegura que vale lo mismo el argumento de alguien que ha leído de refilón un texto que no acaba de entender que la de alguien que lleva años investigando y estudiando a fondo el tema. En el pasado eso sólo llevó a que nos amenace con no sé cuántos castigos infinitos. Cualquier contratiempo, cualquier desgracia de esas que jalonan la vida de cualquiera, cualquier accidente, por nimio que fuese, era transformado por estos aprendices de brujos, en un castigo por apoyar ideas ateas, por difundir ciencia al que quiere aprender, mostrando la madurez mental de un niño de menos de 5 años. A eso añadían todo un listado de versículos bíblicos y de argumentos científicos que harían sonrojar a un alumno de primaria. Por todo ello no pienso dar paso a fundamentalistas religiosos como comentaristas, ya hemos visto que fundamentalista y respetuoso son dos términos oxímoron. Esto tampoco les sorprenderá a ellos, al fin y al cabo sus medios están cerrados a quien no piense como ellos.

En fin, tampoco quiero extenderme más, esto es sólo una anécdota de fin de semana. Lynn Margulis vivió una vida plena, de tenaz lucha y de mucho trabajo. La muerte, esa que un día pasará a buscarnos a todos, la encontró en el sitio que ella siempre quería estar: en su laboratorio, investigando. Hoy ocupa un lugar destacado tanto el campo de la biología como en la memoria de aquellos que hemos disfrutado de su entusiasmo divulgador. Ante esto poco vale la palabrería de cualquier pastor de opereta.


  1. 17 marzo, 2013 en 9:44

    Bueno, el tener que tratar con gente de toda ralea es lo algo implicito a la exposicion publica. La parte positiva es que uno de los beneficios de poseer una cierta madurez emocional es saber discernir y valorar en su medida calificativos tanto positivos como negativos para clasificar y archivar en el sitio de la memoria donde procede. La parte negativa es, como bien dices, que muchos individuos ansian pasar de la teoria a la practica, pero en cuanto a estos ultimos conviene contextualizar un poco:

    La vehemencia de estos grupusculos suele venir determinada por la idiosincrasia de sus culturas, en las cuales el caldo cultivo ideal para su proliferacion viene propiciado por cismas ideologicos. Siendo mas concretos, contrastan su propio ideario con el opuesto y aislan las divergencias clasificandolas, entre otras lindezas, como subversivas o hereticas. Una vez que tienen identificada la motivacion antagonista, solo tienen que buscar estos indicadores en el entorno ajeno al propio para etiquetar y convertir en objetivo.

    Son ejemplos de este tipo de grupusculos protestantes vs catolicos, secesionistas vs gobierno federal (no confundir con federalistas), cristiandad vs islam vs judaismo, por poner unos pocos ejemplos. Estos grupusculos ademas contienen subgrupos formados por permutaciones de ideario, lo cual deriva en mezclas tan peligrosas por su volatilidad como en el fondo hilarantes por su barbara ignorancia de fanaticos que creen en conspiraciones gubernamentales de ocultacion apoyadas por ideologias politicas y/o religiosas. Dada la profunda paranoia y odio arraigado desde el seno de su comunidad huelga decir que cualquiera que no se alinee en su filas supone ser su antagonico, de ahi se desprende el desarraigo (valga la redundancia) emocional hacia, ya no sus opositores, sino cualquiera con una actitud critica hacia su forma de pensar.

    Sun salud☼.

  2. 17 marzo, 2013 en 10:20

    Los fanáticos religiosos son la monda. Si por ejemplo muere un ateo de un infarto es muestra del poder divino para castigar al descreído aún cuando haya llevado una vida plena y feliz hasta una edad avanzada (ya sufrirá en el infierno pensarán). Si en cambio muere un piadoso creyente tras una larga agonía debida a una dolorosa enfermedad terminal, eso en cambio es una señal de la bondad del sumo hacedor porque estaba poniendo a prueba al acólito al que finalmente se ha llevado a la felicidad eterna celestial. Total, siempre tienen una respuesta justificadora para cualquier suceso. Con estos argumentos únicamente muestran su delirio y bajeza moral. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2010/11/accidentes-en-medios-de-transporte-y.html

  3. Hari Seldom
    17 marzo, 2013 en 10:27

    No hay nada más peligroso que alguien que se cree con la verdad absoluta, también conocidos como integristas.

  4. Pablo
    17 marzo, 2013 en 12:33

    Pues yo creo que deberíais dejarlos comentar pero no responderles nunca y enseñar al resto de lectores a no responderles ni entrarles al trapo. Al eliminar sus intervenciones se les da el arma de la supuesta censura, al ignorarlos se les extingue la conducta (como sois biólogos me imagino que estaréis algo familiarizados con el término). Al principio insistirán y dirán las mayores barbaridades que se puedan imaginar pero poco a poco dejarán de comentar hasta que desaparezcan. Aunque claro, si aun se mantienen por aquí es porque a veces es casi imposible no saltar ante las mierdas cerebrales que sueltan.

  5. Juan de terzas
    17 marzo, 2013 en 12:39

    En general los creyentes, y particularmente los creyentes del grupo 3, olvidan que LA SOBERBIA es uno de los pecados mas graves que se pueden cometer. Por eso lo comenten día sí y día también:
    ” Si, según cualquier creyente, los designios de la Deidad son inescrutable ES SOBERBIA pretender conocerlos y ¡no te digo ya pretender contárselo a los demás mortales!”

    Cada vez que esgrimo el argumento anterior los creyentes del grupo 1º y 2º suelen mirarme con lástima calculando cuanto voy a padecer en el infiero… Pero cuando este argumento se lo expongo a los creyentes del grupo 3º siento que mi integridad física está en peligro porque parece que estos creyentes, sabiéndome carne de infierno, se plantean seriamente acortar mi camino hacia el infierno.

    Es de agradecer a los moderadores que nos libren de leer a Jolimu, Logos77 y otros especímenes, sobretodo porque uno se ahorra un buen dinero en ibuprofeno.

  6. 17 marzo, 2013 en 13:02

    Creo que tu clasificación de los creyentes religiosos es correcta en cuanto a los resultados observables de un intercambio de opiniones pero opino que dejas de lado el fondo de la cuestión. Las religiones “del libro”, que son las que más nos afectan en nuestro entorno cultural, consideran que un dios (o un representante autorizado de un dios) les ha legado una serie de preceptos que constituyen el fundamento de una ley divina de aplicación universal. A su modo de ver, cualquier ley o moral fundamentada en el consenso de un grupo humano queda supeditada a esta ley divina que es superior por su origen y debe primar por encima de cualquier otra. En resumen, los más tolerantes de entre los creyentes “del libro”, creen tener la autoridad moral que les autorizaría a imponerte su religión aunque no tengan intención de hacerlo. Los motivos por los que no lo hacen y las circunstancias en que lo harían es otra cuestión.

  7. Juan de terzas
    17 marzo, 2013 en 13:10

    Cayetano: Eso que expones es, precisamente, lo que yo llamo “la soberbia del creyente”.

  8. 17 marzo, 2013 en 14:29

    Si ponemos oídos a estos fanáticos locos y además embrutecidos por su propia ignorancia, estamos dándoles justamente lo que pretenden: destrozar nuestro propio hígado. Estos seres, acostumbrados a la impenetrable obscuridad de las profundas cavernas de su propio libro, (bueno, lo de “propio”, es solo un indicador),odian la brillante luz de la ciencia y del conocimiento porque les hiere los ojos. Además odian el conocimiento por mandato divino: Génesis 2:17 Mas del árbol de ciencia del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás. Lo han tomado literalmente y por consecuencia han elegido la ignorancia al conocimiento. Hasta ahí, todo está bien, cada quien elige lo que le gusta o prefiere. Lo que condeno es que estén diseminados por la tierra tratando de contaminar a nuestros congéneres con sus amenazas de castigo o el caramelo del premio. Desgraciadamente, son muchos y los que NO creemos en patrañas somos pocos. Pocos pero creciendo. Me parece que el mejor remedio es ignorarlos en defensa de nuestro propio hígado.

  9. Fer
    17 marzo, 2013 en 14:32

    Creo que los creyentes tipo 1 y 2 se comportan así simplemente porque, de atacarte (cibernética o físicamente), la ley los perseguiría. Piensa en cómo se comportaban (y comportan) los creyentes, no necesariamente fundamentalistas, en los tiempos y lugares en que la ley los amparaba/ampara y verás que no hay diferencia alguna con los del tipo 3. Sólo que los tipo 1 tienen que esconder sus ganas de hacerte filetes por mera hipocresía y temor a los juzgados. Dales rienda suelta y ya verás lo que tardan en coger el kalashnikov e ir a por tí.

  10. 17 marzo, 2013 en 15:24

    Cualquier fanatismo tiene esas características. También hay fundamentalistas de la ciencia como verdad revelada. Me parece que, si alguna virtud tiene la búsqueda científica, es la búsqueda desprejuiciada, el culto a la curiosidad y el emprendimiento. Y no la adhesión a una teoría. De hecho, el buscador verdadero no reparará en medios -honestos, claro- para intentar encontrar las fallas de la teoría, para intentar explicar lo que todavía no se ha explicado. Sabrá que el maniqueísmo es una forma de ver en la que conviene no caer.
    Abrazos

  11. 17 marzo, 2013 en 15:47

    Pues yo creo que deberíais dejarlos comentar pero no responderles nunca…

    Pablo, ese experimento ya lo he hecho. ¿Y sabes lo que ocurre? Que se apropian de tu blog. Empiezan a evangelizar, a pegar textos larguísimos anticientíficos (normalmente de otros autores), versículos bíblicos, enlaces a páginas místicas. Al final tienes docenas de comentarios aberrantes que no aportan ninguna información útil. Si intentas compartir 1 metro cuadrado con un fundamentalista al final te verás fuera de ese área.

  12. 17 marzo, 2013 en 15:53

    Fernández de Palleja dice Me parece que, si alguna virtud tiene la búsqueda científica, es la búsqueda desprejuiciada, el culto a la curiosidad y el emprendimiento. Y no la adhesión a una teoría.

    No creo que haya ningún ámbito más crítico con las teorías cientificas que la propia ciencia. Por eso está en constante revisión. En ciencia, a diferencia de lo que ocurre con las creencias religiosas, no hay dogmas. Las teorías científicas no son verdades absolutas, y cada aporte experimental se ha de colocar en el contexto de las teorías existentes. Si no encaja hay que encontrar porqué, o el experimento o la teoría fallan. Y eso exige revisión y análisis contínuo. ¿Existe alguna otra materia donde se alcance ese nivel de autocrítica?

  13. 17 marzo, 2013 en 15:59

    Estoy de acuerdo con que ese es el leitmotiv. Sin embargo, en toda comunidad hay fanáticos. Los conozco.
    Saludos y a falsarlo todo

  14. 17 marzo, 2013 en 17:01

    Fernández de Palleja :
    También hay fundamentalistas de la ciencia como verdad revelada.

    Eso es un oxímoron 🙂

    “… en particular la sumisión a algún sistema de lógica es necesaria pero no es una garantía de que se obtenga la verdad. Además de la racionalidad, exigimos de los enunciados de las ciencias fácticas que sean verificables en la experiencia, sea indirectamente (en el caso de las hipótesis generales), sea directamente (en el caso de las consecuencias singulares de las hipótesis). Unicamente después que haya pasado las pruebas de la verificación empírica podrá considerarse que un enunciado es adecuado a su objeto, o sea que es verdadero, y aún así hasta nueva orden.” [Mario Bunge, “La ciencia, su método y su filosofía” pg. 4]

  15. 17 marzo, 2013 en 17:23

    No creo que haya ningún ámbito más crítico con las teorías cientificas que la propia ciencia. Por eso está en constante revisión.

    Muy cierto y, bueno, si tu no criticas tu teoría ya lo hará otro: “En ciencia lo esencial es la actitud crítica. Primero creamos las teorías y después las criticamos. Como ante nuestras teorías solemos adoptar una actitud muy humana y tendemos a defenderlas, en vez de criticarlas, siendo como son nuestras, se produce entre los científicos una suerte de rivalidad entre amistosa y hostil. Si yo no adopto una actitud lo bastante crítica ante mis teorías, habrá cientos de personas que se mostrarán críticas ante ellas en grado superlativo. Y por fuerza habremos de felicitarnos de su actitud.” [Karl Popper “El porvenir está abierto” Simposio en Viena 1983. pg. 68]

    Pero la adhesión a una teoría es fundamental, no existe ciencia si no hay una teoría “Gracias a las teorías introducimos orden conceptual en el caos de un mundo confuso e informe, reducimos el cambio a fórmula, …” [Jesús Mosterín “Conceptos y teorías en la ciencia” pg. 209] y necesitamos las teorías para realizar predicciones que nos permitan diseñar hipótesis capaces falsar la predicción “… realmente, para la clase de empirismo poperiano que defiendo, la única evidencia relevante es la evidencia anticipada por una teoría.” [Imre Lakatos “La metodología de los programas de investigación científica” e.e.]

  16. Dario
    17 marzo, 2013 en 19:34

    Jolimu es en si mismo el epìtome de la irracionalidad que descansa ya en la insania mental grave. Se ha fabricado un mundo en el que cual infante de cinco años es incapaz ya de distinguir la realidad de sus delirios, pero mientras en el niño esto puede ser simpàtico en èl y en su borrica seguidora es sìmbolo de su perturbaciòn mental, basta leer sus animaladas que se vuelven mas absurdas. Y gente asì es rechazada incluso por quienes haciendo uso del discurso mas duro no pierden de vista que lo primero es la defensa del negocio, porque estos no pierden contacto con la realidad y saben que la defensa del mismo pasa por no creerse literalmente sus animaldas, algo que Jolimu si hace. Por esto no es posible darle ni un espacio al angelito ni a su borrica seguidora. Ni siquiera los creadores de los museo-basura creacionistas se aliarìan de manera alguna con esos trastornados mentales.

    Algo queda muy claro con ellos: jamàs hay una real discusiòn cientìfica. Con algo de suerte se puede intentar filosofìa barata con los del diseñointelegentismo o pretender entender, si se tienen los conocimientos, la psicologìa de gente que habla sobre temas en los cuales es mas que evidente que no tiene, no digamos preparaciòn, sino lectura alguna. Jolimu, su borrica seguidora y los del angelitos del diseñointelegentismo deben servir para advertir a quienes verdaderamente quieren aprender sobre lo fàcil que es caer en delirios atizados por querer confundir los deseos con la realidad, no para tratarlos de convencer, a ellos, de lo mal que estàn sus puntos de vista. toda esa gente es simplemente irrecuperable y tiene que ser evidenciada en donde se les encuentre pero no me parece que deban ser tratados como se trataria a una persona racional. El ùltimo delirio de Jolimu con respecto a la termodinàmica debe ser usado para enseñar verdadera termodinàmica a la gente que realmentequiera aprender, y para volver a poner en la picota intelectual a Jolimu y su borroca seguidora, no para tratarlos como iguales.

  17. 17 marzo, 2013 en 19:50

    Lo increible de estos fanáticos es que mientras se presentan como humildes siervos de un poder ultraterrenal superior (el símil del rebaño de ovejas que tanto les gusta a los cuervos sotanados es muy adecuado) en cuanto te relajas se suben al púlpito de la soberbia y pontifican sobre la verdad revelada como si ellos (y no unos pobres ignorantes pastores de cabras de los desiertos palestinos) la hubierna inventado.

  18. 17 marzo, 2013 en 19:55

    Tal como dice Manuel el fundamentalismo y el fanatismo son inexplicables para mí. Lo mismo pasa en las canchas de fútbol cuando se matan entre unos y otros. Es tan desagradable leer que a alguien le llegue un castigo divino, que no se puede creer en una persona religiosa. Pero como estudiosos de la biología sabemos que todos vamos a morir, eso es parte del ciclo de la vida. Lo que nunca voy a entender es la maldad. No era eso propio del diablo?

  19. Turing
    17 marzo, 2013 en 21:33
  20. Alaksandu
    18 marzo, 2013 en 2:09

    Hola
    Yo propongo hacer un Ranking de Fanáticos Fundamentalistas Cristianos (Judíos y/o Musulmanes-da lo mismo-) de habla castellana. Debemos tener en cuenta: nivel de fanatismo, grado de prejuicio, ignorancia en ciencias, etc…Tenemos, por ejemplo a Jolimu, Ana de Torres (Logos77), Dawlin Ureña, Santiago Escuain, etc…
    Saludos.

  21. Pocosé
    18 marzo, 2013 en 8:43

    Solo la altísima esencia, en su infinita sabiduría, conoce las razones por las que a unos los ha bendecido con una fe inquebrantable sin la mas mínima sombra de duda, y a otros nos condenará por habernos permitido saber que ese tipo de fe solo puede ser, fanatismo, ignorancia, o ambas cosas a la vez.

    Yo conozco otras razones, pero ni las entenderían, ni las aceptarían en el improbabilísimo caso de que las entendieran.

  22. Masklin
    18 marzo, 2013 en 9:38

    Desconfiad de aquellas personas que de forma dogmatica necesitan que les digan qué está bien y qué está mal, porque significa que carecen del criterio y ética suficiente para valorarlo por ellos mismos. Razonar con este tipo de fundamentalismo es perder el tiempo.

  23. 18 marzo, 2013 en 13:35

    Cayetano Ripoll :

    No creo que haya ningún ámbito más crítico con las teorías cientificas que la propia ciencia. Por eso está en constante revisión.

    Muy cierto y, bueno, si tu no criticas tu teoría ya lo hará otro: “En ciencia lo esencial es la actitud crítica. Primero creamos las teorías y después las criticamos. Como ante nuestras teorías solemos adoptar una actitud muy humana y tendemos a defenderlas, en vez de criticarlas, siendo como son nuestras, se produce entre los científicos una suerte de rivalidad entre amistosa y hostil. Si yo no adopto una actitud lo bastante crítica ante mis teorías, habrá cientos de personas que se mostrarán críticas ante ellas en grado superlativo. Y por fuerza habremos de felicitarnos de su actitud.” [Karl Popper “El porvenir está abierto” Simposio en Viena 1983. pg. 68]
    Pero la adhesión a una teoría es fundamental, no existe ciencia si no hay una teoría “Gracias a las teorías introducimos orden conceptual en el caos de un mundo confuso e informe, reducimos el cambio a fórmula, …” [Jesús Mosterín “Conceptos y teorías en la ciencia” pg. 209] y necesitamos las teorías para realizar predicciones que nos permitan diseñar hipótesis capaces falsar la predicción “… realmente, para la clase de empirismo poperiano que defiendo, la única evidencia relevante es la evidencia anticipada por una teoría.” [Imre Lakatos “La metodología de los programas de investigación científica” e.e.]

    Discrepo. No hay por qué adherir a una teoría. Basta usarla como la herramienta que hay a mano en el momento, sabiendo que es y debe ser descartable, provisoria. Los grandes descubrimientos son siempre cuestionadores del modelo establecido. Pongamos por caso alguna de las teorías más aceptadas, la evolución. (Tambores, temores, virulencias.) Ella se funda en evidencias empíricas, fue elaborada a partir de la observación y todo eso. Ahora, ¿y si surgen evidencias que cuestionen lo ya dicho? Lo realmente científico -y honesto- sería rever los cimientos del edificio. Ahora bien, ¿acaso no habrá quiénes defiendan a capa y espada lo que estudiaron y nunca cuestionaron? El problema no es el fanatismo creacionista -por decir uno bastante evidente- sino la actitud fanática, que puede estar en cualquier lugar. Hay fenómenos que todavía no se explican, hay que seguir afinando los instrumentos y para eso se necesita flexibilidad y calma. He visto cómo, en cruzadas antifanáticas, se gestan nuevos fanáticos.

  24. 18 marzo, 2013 en 14:11

    Fernández de Palleja :
    Pongamos por caso alguna de las teorías más aceptadas, la evolución. (Tambores, temores, virulencias.) Ella se funda en evidencias empíricas, fue elaborada a partir de la observación y todo eso. Ahora, ¿y si surgen evidencias que cuestionen lo ya dicho? Lo realmente científico -y honesto- sería rever los cimientos del edificio. Ahora bien, ¿acaso no habrá quiénes defiendan a capa y espada lo que estudiaron y nunca cuestionaron?

    Eso es muy fácil de verificar. ¿Quienes son los defensores fanáticos de la evolución darwiniana que niegan a ultranza todos los desarrollos científicos posteriores a Darwin respecto al proceso evolutivo?

    Hasta donde sé, no existe tal grupo de fanáticos. O, si existen, hacen muchísimo menos ruido que los antievolucionistas.

    Así que esa postura de tirar barro para los dos lados ni me cierra demasiado.

  25. 18 marzo, 2013 en 18:06

    Fernández de Palleja :

    Discrepo. No hay por qué adherir a una teoría. Basta usarla como la herramienta que hay a mano en el momento, sabiendo que es y debe ser descartable, provisoria. Los grandes descubrimientos son siempre cuestionadores del modelo establecido. Pongamos por caso alguna de las teorías más aceptadas, la evolución. … Ella se funda en evidencias empíricas, fue elaborada a partir de la observación …

    En primer lugar la “teoría darwinista” se fundaba en heurísticas derivadas de observaciones empíricas pero no en evidencias verificables, era una tautología, no existía ni había posibilidad de demostrarla y así continúo durante mucho tiempo, era más parsimoniosa que el resto pero no estaba más demostrada, las demostraciones vinieron después y si, hoy podemos decir que la teoría sintética esta suficientemente demostrada, podemos decir que “Está más comprobada que la teoría heliocéntrica” (Francisco Ayala) pero no fue así en su origen.

    Nunca, ya hablemos o no de ciencia, nos enfrentamos a la realidad sin una teoría, necesitamos las teorías porque tenemos que organizar la realidad en estructuras coherentes que seamos capaces de comprender ya que “La realidad está frente a nosotros, tras nosotros, en nosotros, rodeándonos, muda, opaca, mostrenca, sobrecogedora, pero inarticulada. Si queremos describir alguna parcela de la realidad, estudiarla, historiarla, hemos de empezar por definirla o delimitarla de algún modo.” [Jesús Mosterín “Conceptos y teorías en la ciencia” pg. 198].

    Otra cuestión es que las nuevas teorías sean heréticas, se enfrenten a las teorías vigentes, y se las acuse de proceder de una intuición, de una creencia, de carecer de fundamento … esto no es lo importante, lo importante no es el origen de la teoría, lo importante no es como se ha llegado a formularla (creo que era Steven Weinberg el que distinguía entre sabios y magos en la producción de teorías en física), lo importante, lo único importante, es la posibilidad de verificar sus predicciones y no se pueden hacer predicciones si no tienes una teoría.

  26. Dario
    18 marzo, 2013 en 23:01

    Discrepo. No hay por qué adherir a una teoría.

    😎 Mira tù, que ahora vengo a enterarme de que avalar una teorìa es como apostarle a Maradona o adherirle al Madrid … lo que uno aprende 😎

    El problema no es el fanatismo creacionista -por decir uno bastante evidente- sino la actitud fanática, que puede estar en cualquier lugar.

    No me digaaaaaasssss … seguro que esa Señora, segùn tù, se encuentra agazapada en los callejones de nuestras ciudades o en los pozos de nuestros campos para saltarle al primer incauto desprevenido: Ahì va un creacionista, me le voy a meter en su corazoncito. Allà va alguien que lee a Kant, me le voy a colar en la tatema para darle mas sabor a sus argumentos. Ahì està un intelectual matemàtico, lo volverè fanàtico de la geometrìa elìptica. Por allà està un derrotado del Barcelona, lo voy a fanatizar para calentar su corazoncito … A este paso crearemos una nueva teorìa fanat … perdòn, una nueva teorìa pedagògica 😛

    Hay fenómenos que todavía no se explican, hay que seguir afinando los instrumentos y para eso se necesita flexibilidad y calma. He visto cómo, en cruzadas antifanáticas, se gestan nuevos fanáticos.

    “Yo… he visto cosas que vosotros no creeríais: Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser…

    Esto ùltimo, ¿es màs o menos fanàtico que las animaladas de Jolimu y su simbionte loca Ana de Torres? ¿Cruzadas antifanàticas por denunciar la insania mental y argumentativa de esos borricos? Esa costumbre de equiparar lo que no es equiparable, ¿es para crearse aires de superioridad: “Vean, todos son fanàticos, menos yo”? ¿Còmo se le llama en lògica a esta falacia? ¿Eres serio cuando hablas de fanatismo en la ciencia?

  27. 19 marzo, 2013 en 0:18

    La ironía de “Dario” me parece gratuita. O, por lo menos, muestra un desprecio por algo que no se ajusta exactamente a lo que piensa (o cree que piensa). Tal vez se base en que no ha observado concienzudamente los efectos que suele causar en los demás un discurso del tipo del suyo. Automáticamente recurre a una suerte de argumento contra la persona, incluso contra alguien que no conoce y sobre cuyas actuaciones o actitudes no se ha tomado el trabajo concienzudo, científico incluso, de relevar.
    Tal vez deba informarlo. No soy un científico, no investigo nada. No enseño ciencias. De hecho, mi escasa actuación tiene más de literario que cualquier cosa. Tampoco vivo en un país donde existan fanatismos religiosos poderosos. Soy uruguayo. Y no debe haber país en el mundo en el que las religiones tengan menos influencia. Para su tranquilidad, puedo agregarle que no soy ni siquiera bautizado y entré dos veces a la Iglesia, una a leer una novela porque estaba tranquilo y la otra a un casamiento. Por tanto, me resulta ajeno el tono ríspido con que parecen dirimirse estas discusiones en la que se gasta tanto tiempo haciendo notar lo avispado que es uno y lo burro que es el otro. De modo que ha leído mal. No equiparo. Me queda bastante clara la diferencia entre los fanáticos religiosos y los que no son fanáticos. Lo que los hermana es creer que tienen razón, la razón. El ejercicio que hago es el de dudar de mis creencias, conocimientos, actos, palabras y todo lo demás. Yo no tengo razón. Oigo. Y nunca doy por concluida una idea. Todo es provisorio.
    Por cierto, la ironía suele usarse para la agresión. Imagino qué mueve a una respuesta de ese tipo. No es necesario que responda, usted tiene razón. Yo no.

  28. Dario
    19 marzo, 2013 en 1:10

    Me queda bastante clara la diferencia entre los fanáticos religiosos y los que no son fanáticos. Lo que los hermana es creer que tienen razón, la razón.

    Esto viene a ser otra falacia. Los creacionistas (recordaràs que el post tiene que ver con uno de sus mas alucinados representantes) no parten de que tienen la razòn (definida esta como la que podemos construir y usar de acuerdo a nuestros procedimientos) sino de que son bendecidos por su amiguito imaginario y que por ese acto mìstico, vienen a buscar la salvaciòn de todos los demàs (impuesta a huevo, la quieran o no los presuntos beneficiados). Pero ciertamente que la razòn, tambièn por si misma, no significa nada si no se entiende, como sucede en la ciencia) cuales son las reglas del juego: hay gente -algunos coleguitas matemàticos andan en eso- que dicen que por la pura lògica y la razòn pueden demostrar que la Toerìa sintètica de la evoluciòn es falsa, pasàndose por el forro cualquier experimentaciòn que diga que si es vàlida y pretendièndo recurrir (negar, reescribir, modificar, … a segùn quien) las bases que no entienden, ocultan que en realidad no conocen las bases de lo que critican, Nuevamente, quieres que nos traguemos la pildora de los dos fanàticos a travès de hermanarlos con “la razòn”, supongo esta no como la que encontramos a travès de nuestros procedimientos, sino como aquella que pretende ser absoluta y total, mas cercana a la verdad revelada. Esa pildora no cuela.

    El ejercicio que hago es el de dudar de mis creencias, conocimientos, actos, palabras y todo lo demás. Yo no tengo razón. Oigo. Y nunca doy por concluida una idea. Todo es provisorio.

    Dudar por mètodo esta bien, ¿pero que pasa cuando se lleva la duda al solipsismo extremo? Tu comentario me recordò a esos argumentos tan caros a ciertos sectores culturales y filosòficos que dicen que no saben algo, o que no saben mas que los demàs. En una entrevista a Slavoj Žižek, este comentò sobre un historiador que decìa que no sabìa nada y que fue corrido por un grupo de obreros a los que fue a hablarles de historia. Francamente, el mito de los dos demonios, disfrazado como sea, siempre me ha parecido aberrante, ya sea para pretender meter los gatos al mismo costal o para negarse a tomar partido en cuestiones polìticas, filosòficas y cientìficas.

    Tus creencias religiosas o su carencia no me importan. Si me meto de nuevo a decir algo con respecto a lo que escribiste es por què pretendes equiparar, aunque quieras vendernos lo contrario, lo que no es equiparable.

  29. 19 marzo, 2013 en 2:26

    Ves lo querés ver y escribís con faltas de ortografía. No vendo nada. No hay segundas intenciones. Chau.

  30. Dario
    19 marzo, 2013 en 2:29

    😛

  31. 19 marzo, 2013 en 2:37

    En algún momento ya había contestado a gente así. No es ciencia, lo sé. Es mi dogma.
    http://fernandezdepalleja.wordpress.com/2012/07/02/366-grados-dia-41/

  32. Dario
    19 marzo, 2013 en 2:52

    En algùn momento, cuando encuentro gente como tù recuerdo lo siguiente:

    Y yo con el horror ciñéndome la frente
    dije: Maestro, ¿Qué es lo que oigo?
    ¿Y cuál es esta gente tan por el dolor vencida?

    Y él a mí: Esta suerte miserable
    es de las tristes almas de aquellos
    que vivieron sin infamia y sin honor.

    Mezcladas están con aquel malvado coro
    de los Angeles que ni rebeldes fueron
    a Dios, ni fieles, sino sólo para sí fueron.

    Los echa el Cielo por no ser menos hermoso:
    y el profundo infierno no los recibe
    porque sus reos alguna gloria lograrían de ellos.

    Y yo: Maestro, ¿Qué les es tan pesado
    qué los hace lamentar tan fuertemente?
    Repuso: Te lo diré brevemente:

    Estos no esperan morir,
    y es tan villana su ciega vida
    que envidiosos están de cualquier otra suerte.

    De ellos no queda fama en el mundo,
    misericordia y justicia los desdeñan:
    no tratemos ya de ellos, mas mira y pasa.

    Y observando vi una insignia
    que sin descanso rondaba velozmente
    incapaz al parecer de detenerse:

    y detrás la seguía una multitud
    de gentes de la que nunca yo creyera
    que tantas hubiera deshecho la muerte.

    Después de haber reconocido a algunos
    me fijé más y conocí la sombra de aquel
    que miserable hizo la gran renuncia.

    De pronto comprendí y certeza tuve
    de que esta era la turba de los cautivos
    que desagradan a Dios y a sus enemigos.

    Los desgraciados, que nunca fueron vivos,
    estaban desnudos y molestados mucho
    por moscones y avispas que allí había.

    Dante, Divina Comedia, Canto III

  33. 19 marzo, 2013 en 3:07

    Indudablemente Dante podía hacerlo. Pero vos no.
    https://fernandezdepalleja.wordpress.com/2012/07/05/366-grados-dia-44/

  34. Dario
    19 marzo, 2013 en 3:25

    :mrgreen: vale, Jolimu se encontrarìa feliz en tu mundo.

    Que estès bien.

  35. Pocosé
    19 marzo, 2013 en 10:09

    Podemos distorsionar oniricoliricamente o psicotropicamente la realidad hasta el punto de que no la podamos o no la queramos ver de otra forma.
    Todos disfrutamos y padecemos de una mera holografía fantasmal e inexistente, la que nuestra limitada biología es capaz de percibir de este universo cuántico.
    La ciencia ya sabe bastante, aunque le quede bastante mas por saber, de como se producen las distorsiones, de como es y como funciona la holografía, así como de como la realidad cuántica conforma dicha holografía fisicoclásica.
    De los “porqués” la ciencia sabe bastante menos pero ya va sabiendo algo.
    Pensando así, pudiera ser que yo sea un fanático, pero si alguien está totalmente seguro de que lo soy, ese alguien tiene muchas probabilidades de al menos ser algo mas fanático que yo.

  36. Masklin
    19 marzo, 2013 en 10:56

    Y ahora, Pocosé, como deberes, informate y entiende que es un holograma y en que consiste la teoría cuántica. Después te vuelves a leer, “oniricolirico psicotrópico”…

  37. 19 marzo, 2013 en 14:52

    Admite muchos comentarios….. pero os los dejos a vosotros: http://www.elmundo.es/america/2013/03/15/estados_unidos/1363387526.html

  38. Nelson
    19 marzo, 2013 en 16:19

    Como dijo Emile Chartier: “No se puede razonar con un fanático. Hay que ser más fuerte que ellos”. Creo que necesitamos urgente un Sanal Edamaruku en estas tierras.

  39. Juan de terzas
    20 marzo, 2013 en 0:21

    Cuando los fanáticos perciben remotamente que tal vez se están pasando se inventan que el mundo entero es fanático de corrientes supuestamente antagonistas. A los fans de la religión les encanta ver en la ciencia un contrario o, tal vez, un equivocado a ser domeñado o, incluso, a un curioso impertinente que ha olvidado quien es su creador. Esots proreligiosos se equi8vocan siempre en una cuestión: no puede ser comparada, confrontada, equiparada, discutida, ni siquiera mencionada la ciencia en el mismo discurso, coloquio o diálogo cpn la religión porque pertenecen a universos tan distintos que ni siquiera uno pude presuponer la existencia del otro.

    La religión solo pertenece al mundo de la fantasía, del arte, de la creatividad, de la imaginación y, cuando el creyente pierde la chaveta, de la mentira y el engaño….

    La ciencia es la búsqueda objetiva de qué y por qué de toda cuestión que el hombre se plantée.

    Fernando de palleja: solo se puede ser fanático de lo que es ilusión: un credo religioso, un equipo de futbol, un cantante, un escritor, un político… pero no se puede ser fanático de hechos contrastados como que un gramo de agua a 100º C de temperatura a un bar de presión si se le suministran 80 calorías pasa de estado líquido a estado gaseoso.

    Por cierto Fernando: no leeré tu blog a menos que leas el mío http://terzasranger.blogspot.com En mi blog solo hay ilusiones e historias no verdaderas y en él no pretendo dar ninguna clase de lección ni siquiera entretener.

  40. Juan de terzas
    20 marzo, 2013 en 0:32

    jijijijijijiji (perdón por promocionar mi propio blog, nada tiene que ver con este ni nada cuenta que pueda resultar interesante a un lector de LCyD, … pero ya que aquí todo quisquí aprovecha para promocionar el suyo yo no iba a ser menos)

  41. 20 marzo, 2013 en 2:34

    Qué manera de leer lo que querés. En tu comentario se percibe un maniqueísmo tal que llega a postular que existen dos universos. Me parece que la ciencia aún no lo prueba. Lo de mi blog fue para joder al otro bobo. Voy a mirar el tuyo para ver si se manifiestan similares errores ortográficos. Suelen decir mucho de la persona.

    Cuando aprendas a usar los tildes de tu lengua, hablá de ciencia y de epistemología. Me queda claro por qué España…

    Señor administrador: mis disculpas. Me olvidé en algún momento de que esto era la sección de comentarios de un blog, que suele parecerse a la sección de comentarios de cualquier cosa. Es de un patetismo increíble, en el que he caído sin remedio. No se razona en estos lugares.

  42. Pocosé
    20 marzo, 2013 en 8:30

    Masklin
    19 marzo, 2013 en 10:56 | #36 Cita
    Y ahora, Pocosé, como deberes, informate y entiende que es un holograma y en que consiste la teoría cuántica. Después te vuelves a leer, “oniricolirico psicotrópico”…

    onírico, ca.
    (Del gr. ὄνειρος, ensueño).
    1. adj. Perteneciente o relativo a los sueños.
    lírico, ca.
    (Del lat. lyrĭcus, y este del gr. λυρικός).
    1. adj. Perteneciente o relativo a la lira, a la poesía apropiada para el canto o a la lírica.
    2. adj. Dicho de una obra literaria: Perteneciente a la lírica.
    3. adj. Dicho de un poeta: Que cultiva la poesía lírica.
    4. adj. Propio o característico de la poesía lírica, o apto o conveniente para ella. Arrebato, lenguaje, talento lírico
    5. adj. Que promueve una honda compenetración con los sentimientos manifestados por el poeta.
    6. adj. Que promueve en el ánimo un sentimiento intenso o sutil, análogo al que produce la poesía lírica.
    7. adj. Dicho de una obra de teatro: Total o principalmente musical.
    ***8. f. Género literario al cual pertenecen las obras, normalmente en verso, que expresan sentimientos del autor y se proponen suscitar en el oyente o lector sentimientos análogos.***
    psicotrópico, ca.
    1. adj. Dicho de una sustancia psicoactiva: Que produce efectos por lo general intensos, hasta el punto de causar cambios profundos de personalidad.
    holografía.
    (De holo- y -grafía).
    1. f. Técnica fotográfica basada en el empleo de la luz coherente producida por el láser. En la placa fotográfica se impresionan las interferencias causadas por la luz reflejada de un objeto con la luz indirecta. Iluminada, después de revelada, la placa fotográfica con la luz del láser, se forma la imagen tridimensional del objeto original.

    Si tena hechos los deberes. Y según todas las evidencias, la realidad profunda de nuestro universo es cuántica.
    Que me he tomado pequeñas licencias literarias, si.
    ¿Que se me haya entendido?… Alguno evidentemente no lo ha hecho.

  43. Pocosé
    20 marzo, 2013 en 8:34

    Errata:
    Donde dice “tena” léase “tenía”

  44. Masklin
    20 marzo, 2013 en 9:14

    Pocosé, sé lo que es onírico, lírico, holograma y conozco la teoría cuántica. Por lo que veo, los psicotrópicos los conoces mejor que yo. He entendido perfectamente lo que quieres dar a entender y conozco esa corriente de pensamiento. Pero adornar líricamente, oníricamente o psicotropicamente tu comentario lo unico que me hace pensar es que desvias las argumentaciones. En esas limitaciones “biólogicas”, ¿Donde quedan los instrumentos que usamos para detectar aquello que nuestros sentidos son incapaces de captar?

    Abreme los ojos que me encanta aprender: ¿A que llamas universo cuántico? Se concreto.

  45. Pablo
    20 marzo, 2013 en 10:06

    Manuel como lo de ignorarlos no os convence mira lo que he encontrado por ahí: http://www.emezeta.com/articulos/10-formas-originales-de-frustrar-a-un-troll#axzz2MXRAJS73

    Me quedo con lo de crear un universo de comentarios paralelo en el que todos los trolls se lean sólo entre sí. Joder, creo que hasta querría poder verlo, un tiempo.

  46. Juan de terzas
    20 marzo, 2013 en 13:27

    Este blog, además de ser uno de los mas divulgativos e interesantes que conozco, también tiene una faceta que me encanta: LA CÓMICA que aportamos los comentaristas. ¡caray!, cuantas risas y buenos ratos me paso leyéndolo.

    Por cierto: a quien le de la ventolera de leerse mi blog, que sepa de antemano que no va a encontrar nada que le sirva para debatir, filosofar o elucubrar; sólo hay redacciones hechas por el puro placer de hacerlas, nada mas. ¡jajajajajajajajajajajaja!.

    (Estaba a punto de disertar un rato sobre la diferencia entre “error ortográfico” y “error mecanográfico” y también sobre el uso diacrítico de la tilde ¡¡pero no me apetece hacerlo!!)

  47. Dario
    20 marzo, 2013 en 17:34

    Ya sabes, Juan, hay gente que se regodea en la exquisitez del idioma y se indigna por que no se le compra la basura de los dos demonios, para al final decir en donde se razona, a segùn el … en fin. :mrgreen:

  48. 20 marzo, 2013 en 17:47

    Por cierto, la ciencia es un lenguaje hecho de reglas muy estrictas.

  49. Dario
    20 marzo, 2013 en 19:29

    El asunto de las reglas es algo que al parecer Jolimu no desconoce, el problema es que se inventa las suyas, y trata de que los demas lo aceptemos, todo en nombre de su amigo imaginario.

  50. Cronopio
    20 marzo, 2013 en 21:56

    “Ves lo querés ver” “Qué manera de leer lo que querés” , Fernández, se lo has soltado a dos comentaristas diferentes. ¿No será que te expresas mal? ¿O que tu florido verbo recubre ruedas de molino difíciles de tragar?. Haces afirmaciones gratuitas, apoyándote en el archisólido argumento del “yo lo he visto”. Eres la puntoredondez del tal Blas. Eres picajoso, de epidermis demasiado etérea para bregar con los cabritos que por aquí rondamos (Si. Nos estoy quitando años). Lo peor, eres un faltón, un perdonavidas, un marisabidillo de la nada.
    Imbecil.

  51. 20 marzo, 2013 en 23:56

    No sé quién es ese Jolimu. No sé a quién le solté eso, no sé quiénes son ustedes, a decir verdad. Creo que fue a un maniqueo. No sé qué es “puntorendondez”. “Imbecil” es una palabra en portugués que significa, en español, “imbécil”. Salvo que firmes de dos maneras.
    Cuando se recurre al insulto está claro con qué argumentos se cuenta.

  52. Alaksandu
    21 marzo, 2013 en 1:05

    ¡¡¡Increíble!!!…un uruguayo, más mal educado, más soberbio y más pedante, que cualquier argentino.

  53. 21 marzo, 2013 en 2:02

    Llegamos a la fase de la xenofobia y el estereotipo. Podríamos generalizar y decir que todos los españoles se parecen a Rajoy, Bárcenas, Roncero…

  54. Dario
    21 marzo, 2013 en 7:43

    Ya dèjalo asì, Fernàndez. Si no sabes quien es el gran Jolimu, entonces tu cuento de los dos demonios es mas absurdo, si cabe. Este post fue dedicado a ese señor, y lee antes de seguir debatiendo.

    Y Alaksandu es argentino, hasta donde yo me quedè :mrgreen:

  55. J.M.
    21 marzo, 2013 en 8:32

    Fernández de Palleja :

    Llegamos a la fase de la xenofobia y el estereotipo. Podríamos generalizar y decir que todos los españoles se parecen a Rajoy, Bárcenas, Roncero…

    ¿Abrieron el recreo?

  56. Juan de terzas
    21 marzo, 2013 en 10:48

    Unas risas a primera hora de la mañana me han venido de perlas para empezar el día con buen pie. ¡¡graciaaaaasss!!!

  57. Juan de terzas
    21 marzo, 2013 en 10:59

    ¡¡aaahhh!!!! Y como me he puesto de buen humor os comunico que hoy es día de San Benito que es el patrón de mi pueblo (Cartelle, Orense, Spain) y hay grandes fiestas en su honor. Habrá pulpo, carne ó caldeiro, empanada de carne y de xoubas, roscón y licor café. El que pase por aquí que pregunte por “O Juan de Terzas” y le invito a los licores que sea capaz de beberse.

  58. 21 marzo, 2013 en 11:19

    Obviamente, ustedes tienen razón.

  59. 21 marzo, 2013 en 12:42

    Lo más patético de ciertos personajes es que se obsesionan con aquellos que los agreden o insultan, aunque sea mínimamente, pero no le contestan al que le responde con argumentos.

    En el comentario #24 le pedí a Fernandez de Palleja que ejemplifique su afirmación de que existen fanáticos científicos.

    Por supuesto, no responde.

    ¿Será que hacía afirmaciones sin fundamento?

  60. 21 marzo, 2013 en 15:05

    Mis disculpas. Los insultos suelen oírse. Mirá, sin nombres, simplemente me refería a una tendencia humana. Hay personas que se fanatizan en todos los ámbitos. No se trata de algo restringido a la ciencia o la religión ni algo que se deba a ellas. Seguro, por ejemplo, que hay religiosos que no son fanáticos. De hecho, en la mayoría de los lugares los fanáticos son pocos, pero hacen mucho ruido. En general insultan, son xenófobos y se manejan con estereotipos.
    Y, ¿quién es uno para erigirse en juez de los otros? Es cierto que me dejé llevar por las propuestas intolerantes de algunos muchachos, admito mi error. Soy falible, de ahí parto. Y si algo sé es que, quienes están muy seguros de algo suelen ser personajes de triste calaña.
    La ciencia se basa en la duda y la curiosidad, tiene métodos para garantizar la limpieza de la búsqueda. ¿Puede alguien defender cualquier teoría sin conocer a fondo las pruebas a que ha sido sometida? ¿Puede alguien adherir ciegamente a algo que no conoce en su integridad? Yo no. Soy escéptico. Y me parece muy tosca e infantil la postura según la cual si alguien no dice exactamente lo que yo espero ya está en mi contra y forma parte de un complot para minarme y todo eso. La verdad es algo que nadie tiene. Todos tenemos miradas complementarias. Cerrarse y condenar la visión de los demás es cerrarse. No estoy ni más allá ni más acá. ¿Por qué iba a mentir? ¿Cuál podría ser mi intención oculta? ¿Trabajo para el Opus Dei? ¿Le hago daño a alguien opinando?
    Me equivoqué de lugar. Me molestaron un poco, entré en su juego. No me gustó y tomé nota. Que les vaya bien.

  61. NELSON
    21 marzo, 2013 en 16:50

    Juan de terzas :
    ¡¡aaahhh!!!! Y como me he puesto de buen humor os comunico que hoy es día de San Benito que es el patrón de mi pueblo (Cartelle, Orense, Spain) y hay grandes fiestas en su honor. Habrá pulpo, carne ó caldeiro, empanada de carne y de xoubas, roscón y licor café. El que pase por aquí que pregunte por “O Juan de Terzas” y le invito a los licores que sea capaz de beberse.

    ¡¡AH diablos!! ¡Y yo al otro lado del atlántico! Bueno, si te pasas por Chile te invitaré a una fiestecita en el sur o en el norte, acá en Diciembre es verano.

  62. Pocosé
    21 marzo, 2013 en 19:43

    Masklin 20 marzo, 2013 en 13:27 | #46 Cita
    No, no creo que hayas entendido el sarcasmo de mi 21. Ni en mi 35 la la critica al intento por parte de un lírico, de equiparar la empecinada y lógicamente razonada defensa del conocimiento científico y su metodología, con la irracional defensa de poder distorsionar la realidad evidenciada, hasta hacerla coincidir con literaturas miticoóniricas diversas. Reconociéndote que el fallo seguramente es mío por falta de claridad expresiva.
    Desafortunadamente tengo experiencia propia en distorsiones psicotrópicas, inducidas en sedación hospitalaria. Así como en distorsiones similares, producidas por exceso o defecto de moléculas endógenas que nuestro organismo descontrola en depresiones postraumáticas.
    Quizás puedas ilustrarme algo mas sobre la corriente de pensamiento en la que me sitúas.
    Pienso que de momento, el universo que disfrutamos y padecemos como mejor lo podemos explicar es a nivel cuántico-relativista. Pero para andar por casa, mejor nos quedamos con el firme, contundente y mas práctico holograma fisicoclásico. Claro que esta, solo es la concepción de la realidad que yo me he construido con mis escasos conocimientos. ¿Podría ser bastante errónea? … Por supuesto.

  63. Cronopio
    22 marzo, 2013 en 0:01

    Fernández de Palleja :
    Llegamos a la fase de la xenofobia y el estereotipo. Podríamos generalizar y decir que todos los españoles se parecen a Rajoy, Bárcenas, Roncero…

    Al estereotipo llegaste solito en el comentario 10. Primero tuyo:
    “También hay fundamentalistas de la ciencia como verdad revelada”. Luego te pidieron un ejemplo…Uno sólo (aquí puse la tilde por pura joda). Abundaste en ello “Sin embargo, en toda comunidad hay fanáticos. Los conozco.” Pero ni una cita concreta.
    Al insulto llegaste en el 41 “Lo de mi blog fue para joder al otro bobo” en el que demuestras también tu xenofobia: “Cuando aprendas a usar los tildes de tu lengua, hablá de ciencia y de epistemología. Me queda claro por qué España…”
    Desprecio a todos los participantes: “Me olvidé en algún momento de que esto era la sección de comentarios de un blog, que suele parecerse a la sección de comentarios de cualquier cosa. Es de un patetismo increíble, en el que he caído sin remedio. No se razona en estos lugares.” No razonarás tú, ‘ (Antes me dejé el acento, ahora obvio las letras)
    El insulto, la descalificación, la xenofobia que percibes hacia ti, fue en este caso autodefensa.
    No llegamos a eso en el comentario 52. Sería más correcto decir que te alcanzamos.
    Otro asunto es tu puntería xenfobicodialéctica ( si, también me la invento. ¿Pasa algo?) que le has pegado dos tiros a España para meterte con un mexicano y un argentino. Pareces el Froilán.
    Es lo que tiene escribir comentarios aquí. Las palabras no se las lleva el viento. Puedes hacer estratigrafía en ellos.

    @ Juan de Terzas: Lástima que me pillas a mas de 1000 kilómetros, pero se agradece la invitación. Tómate un aguardiente blanco a mi salud.

    @ Pocose: Yo entendí tu comentario a la primera, en el sentido en que está escrito. Si yo lo entendí, tan mal expresado no puede estar.

  64. Juan de terzas
    22 marzo, 2013 en 2:00

    eh… grodobio!!!! be dobe eda abuardiende bor di y do de guandos digores bor dos debás…

  65. Masklin
    22 marzo, 2013 en 8:57

    Pocosé, pues igual tienes razón y no he captado tu ironía. La corriente de pensamiento a la que me refería es aquella que entiende el universo como una realidad captada por nuestros sentidos, lo que implicaría una limitación sensorial y una realidad paralela a nuestras observaciones.

    Es una visión que no comparto para nada porque entiendo que disponemos de tecnología para no estar limitados por los sentidos y capacidad de captar interacciones de sucesos “escondidos”. Tampoco comparto la visión cuántica que aplican algunos alegremente a la física de “lo macro”.

    P.D.: En ningún caso es culpa tuya si un lector falla en la comprensión, y leyendome, reconozco que no he estado muy acertado a la hora de trasmitir mis ideas.

  66. Guillermoe
    22 marzo, 2013 en 14:57

    Fernández de Palleja :
    La ciencia se basa en la duda y la curiosidad, tiene métodos para garantizar la limpieza de la búsqueda. ¿Puede alguien defender cualquier teoría sin conocer a fondo las pruebas a que ha sido sometida? ¿Puede alguien adherir ciegamente a algo que no conoce en su integridad?

    Pues ya se te adelantó JM escribiendo “Evidencia o creencia: cómo funciona el método científico (I)” el 21 de marzo.

    Incurrís en una falacia. Los científicos SÍ conocen a fondo las pruebas a que son sometidas las teorías en su área de trabajo.

    Que una persona común y corriente defienda ciegamente el saber generado por la ciencia no es comparable con que una persona defienda ciegamente los dogmas postulados por la religión por un hecho muy simple que destaca JM en su artículo: alguien puso a prueba las hipótesis científicas y encontró evidencias para avalarlas. Nadie hace tal cosa con los dogmas religiosos.

    Así que no son formas de “fanatismo” comparables.

    Una persona sostiene a ultranza que por una determinada zona pasan OVNI todos los días. Otro “fanático” sostiene el tren pasa por cierta estación todos los días a las 6 de la tarde. Es totalmente válido argumentar que esa persona realmente no puede demostrar que mañana, pasado, pasado pasado, etc, el tren va a pasar a las 6. Sin embargo, nadie llamaría fanático a una persona que defiende ciegamente que el tren pasa todos los días a las 6.

    De la misma forma, no es lo mismo defender ciegamente dogmas religiosos que teorías científicas.

  67. Dario
    23 marzo, 2013 en 5:04

    ¿Borran el anterior? Gracias 😛

    La ciencia se basa en la duda y la curiosidad, tiene métodos para garantizar la limpieza de la búsqueda. ¿Puede alguien defender cualquier teoría sin conocer a fondo las pruebas a que ha sido sometida? ¿Puede alguien adherir ciegamente a algo que no conoce en su integridad? Yo no. Soy escéptico.

    Fernàndez: sin especificar a que te refieres, esto es simplemente un sin sentido. Yo como matemàtico estoy obligado a conocer a fondo varias cosas (por ejemplo, la termodinàmica), por què son cosas con las que intento hacer algo. Pero si gente como el que se referencia en este post dice tonterìas sin sentido pretendiendo pasar por el experto que no es, pues ya sabemos para donde va.

    Y me parece muy tosca e infantil la postura según la cual si alguien no dice exactamente lo que yo espero ya está en mi contra y forma parte de un complot para minarme y todo eso. La verdad es algo que nadie tiene.

    Esto se lo vas a decir al animal de Jolimu y su simbionte, quienes creen que aquì hay una horda de malèvolos cientìficos ateos que atentan contra su amiguito imaginario y contra sus propias estrambòticas creencias. Ellos son los que creen tener eso que tu llamas “la verdad”, no los que escribimos ni los que participamos aquì, que hemos hablado, y lo seguiremos haciendo cuantas veces sea necesario, sobre metodologìa, verificaciòn y verdad cientìfica. Y sabes bien la diferencia. Y si no la sabes, lo ùltimo de JM vale la pena, con creces, leerlo.

    Todos tenemos miradas complementarias. Cerrarse y condenar la visión de los demás es cerrarse. No estoy ni más allá ni más acá.

    Ni te comprometes ni tomas partido ni te defines por algo: todo esto ya lo sabemos. Los consetudinarios de aquì sabemos de las condenas de la loca cristiana y su plaga de creyentes que llevan años de condenarnos al infierno eterno. Y podemos aceptar todas las miradas complementarias que quieras, mientras las reglas del juego, la metodologìa cientìfica y la investigaciòn objetiva sean la base de cualquier mirada. Este es un blog que divulga la ciencia y defiende el pensamiento racional, y al que no le guste, pues circulando que la internet es enorme aunque finita. Pero si se desea hablar sobre ciencia, la racioanlidad y el pensamiento crìtico, pues hay reglas, aunque a los defensores de la basura posmoderna pueda molestarles.

    ¿Por qué iba a mentir? ¿Cuál podría ser mi intención oculta? ¿Trabajo para el Opus Dei? ¿Le hago daño a alguien opinando?

    Nadie te niega tu derecho de opinar, pero no te pongas de exquisito.

    Me equivoqué de lugar. Me molestaron un poco, entré en su juego. No me gustó y tomé nota. Que les vaya bien.

    A saber que tendrà este lugar que entre los que no estàn de acuerdo con su lìnea de informaciòn genera mùltiples despedidas. Que estès bien.

  68. Pocosé
    23 marzo, 2013 en 10:29

    Masklin 67
    “De sabios es rectificar”
    En los tiempos que corren, muestras de sabiduría como esta de tu 67 no se deben dejar pasar sin elogiarlas y agradecerlas.
    Así pues:
    ¡¡Admirable!!
    ¡¡Muchas gracias!!

    P/D: Realidades paralelas, solo como entretenimiento especulativo. Además si se obtuviera evidencia de alguna, ¿no se habría convertido en ese acto en parte de la realidad?

  69. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 16:36

    Creo que el juicio al que han sometido a Fernádez de Palleja es muy injusto. Yo soy lector reciente del blog, soy científico y enseño ciencia, y estoy totalmente de acuerdo con lo que ha escrito Fernández de Palleja. Lo importante no es saber de temas científicos, sino tener una mente crítica como él. Que una persona que no es científica piense como él, es digno de elogio. No entiendo cuál ha sido el comentario suyo que les ha incomodado a algunos comentaristas, incluyendo a Darío, que creo es uno de los autores del blog. Algunas de las respuestas que se le han dado han sido de mal gusto, faltas de educación. Es triste, sobre todo porque veo que nadie ha pedido disculpas, ni siquiera Manuel como administrador del blog. Espero que esto se arregle. ¿Dónde quedaron las discusiones educadas y constructivas?

  70. 31 marzo, 2013 en 18:18

    Torquatus, no sé quien es Fernández de Palleja, este artículo no va sobre él, sino sobre otra persona, y no pretendo que el tema central del post se vea desvirtuado por temas colatorales que no vienen al caso.

    Sobre Lo importante no es saber de temas científicos, sino tener una mente crítica como él, discrepo por completo. Si alguien escribe un comentario sobre ciencia, creo que es importante saber sobre ciencia, por muy crítico y mente lúcida que uno tenga. A fuerza de opinar sobre lo que no se sabe Internet se está transformando en un cambalache, donde lo más complicado es encontrar información cierta.

  71. Dario
    31 marzo, 2013 en 19:03

    Lo importante no es saber de temas científicos, sino tener una mente crítica como él.

    Pues si a su mente crìtica le hubiera agregado informaciòn sobre lo que es la metodologìa cientìfica, y sobre todo, se hubiera tomado la molestia de leer el post, la situaciòn serìa otra. Tener una mente crìtica parece que sin objetivo lleva al solipsismo.

    Que una persona que no es científica piense como él, es digno de elogio. No entiendo cuál ha sido el comentario suyo que les ha incomodado a algunos comentaristas, incluyendo a Darío, que creo es uno de los autores del blog.

    ¿Importa? Ya se lo dije a èl, puedes leerlo.

    Algunas de las respuestas que se le han dado han sido de mal gusto, faltas de educación. Es triste, sobre todo porque veo que nadie ha pedido disculpas, ni siquiera Manuel como administrador del blog.

    ¿Disculparse de què? Exhibiò su solipsismo extremo, tratò de cambiar el asunto del post, igual que tù. No creo que sea necesario agregar mas.

  72. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 19:07

    Creía que aquí se podía discutir libremente, mientras no se insulte a nadie, pero parece ser que sólo se reciben con agrado los comentarios que comulgan con las ideas de los autores del blog. Sobre mi frase que comenta usted, la ha entendido mal. ¿Qué es saber sobre ciencia según usted? ¿Ser un experto en un campo en concreto? ¿Alguien que no se dedica a la investigación no puede discutir sobre ciencia? A ver si vamos a ir en contra de uno de los principios que supongo tiene este blog, que es divulgar la ciencia para los que saben menos. Aquí se escribe mucho sobre astronomía (mi campo) y dudo que alguno de los autores del blog sea astrónomo. Entonces según su criterio, ni ustedes mismos podrían escribir esos artículos o los grandes científicos de hace siglos, que sabían muchísimo menos que nosotros, podrían opinar aquí. Creo que todos tenemos que ser más humildes, porque siempre habrá alguien que nos supere en conocimientos.

    Salud

  73. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 19:13

    Ese tono suyo despreciativo, y permitiéndose el tuteo a alguien extraño, es una actitud que dice muy poco a su favor. Dudo que usted sea “alguien” en el mundo científico para hablarme de esa manera. Una prueba es que con esa forma de escribir ningún editor decente le publicaría un libro o un artículo. Buenas tardes.

  74. Dario
    31 marzo, 2013 en 19:20

    ¿Qué es saber sobre ciencia según usted? ¿Ser un experto en un campo en concreto? ¿Alguien que no se dedica a la investigación no puede discutir sobre ciencia?

    Claro que cualquiera puede discutir, pero estaràs de acuerdo conmigo que si vamos a hablar sobre un tema, el que quieras, hay dos reglas a seguir: tener un cierto conocimiento de lo que se habla y saber cuales son las reglas del juego. Supongo que ya leìste el post, y sabràs que el angelito identificado con el nombre de Jolimu se inventa su ciencia que quiere hacerla pasar como verdadera, y encima insulta, y encima te condena al infierno si no le sigues sus estupideces (te informo por si no te has tomado la molestia de leerl el post). Dices que te dedicas a la astronomìa, por lo cual entonces veràs que lo que aquì se ha escrito sobre el tema difìcilmente puede ser una tonterìa, sino ya te hubieras regodeado en exhibirla.

    El problema no es de humildad o no, el problema es de si tenemos alguna puta idea delo que escribimos o hablamos. Ni Jolimu ni Fernàndez parecen saberlo. Si alguien quiere hablar de astronomìa real, de termodinàmica real, de biologìa real, estaràs de acuerdo que lo mìnimo se tiene que exigir, sino son puras tonterìas.

  75. 31 marzo, 2013 en 19:23

    Torquatus, tú eres la prueba de que se puede discutir libremente.

    Saber ciencia significa tener cultura científica, haber leído mucho sobre el tema y entender los mecanismos y las herramientas con los que ésta operan. Y para satisfacer tu curiosidad te diré que el equipo de CyD está compuesto por varios matemáticos, biólogos, químicos, un estudiante de último curso de medicina y un astrofísico, muchos de nosotros con experiencia en investigación y docencia.

  76. Dario
    31 marzo, 2013 en 19:25

    Me recuperan un comentario, ¿por favor?

    Torquatus: cuando quiero publicar algo en libro o artìculo, irè al lugar adecuado, con las personas adecuadas, entendiendo las reglas del juego vigente. Ciertamente soy “nadie” y solamente a mi madre y a mi esposa le importo, pero eso no quita que el par de chiflados que ya sabemos no tienen la menor puta idea de lo que hablan. Ya sabràs tù si quieres seguirlos defendiendo :mrgreen:

  77. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 19:35

    Manuel, mi último comentario (a mi edad funciono mejor con lápiz y papel) no iba dirigido a usted, sino al tal Darío, al que imagino en su etapa rebelde adolescente, es comprensible su comportamiento. Pero de vez en cuando viene bien recordarle que no a todos nos debe gustar ese tono que usa frecuentemente.

    Yo también soy investigador, y docente a veces, y me pareció correcto su razonamiento, pero de mal gusto la reacción de algunos. Por mí doy zanjado este asunto y no les molesto más.

    Feliz tarde.

  78. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 19:38

    Darío, mejor discute usted con Manuel, ya he hablado con él sobre esto. Creo que necesita usted un “hervor”, un poco de madurez, y también dejar de usar ciertas palabras de mal gusto en un sitio público.

  79. Dario
    31 marzo, 2013 en 19:41

    … sino al tal Darío, al que imagino en su etapa rebelde adolescente, es comprensible su comportamiento. Pero de vez en cuando viene bien recordarle que no a todos nos debe gustar ese tono que usa frecuentemente.

    Que estès bien, tal Torquatus, que te puedes pelear con las formas sin entender en donde està el fondo, por muchas cosas que te imagines.

    Feliz tarde.

  80. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 19:46

    Dije que me iba pero nunca dejo a alguien con la palabra en la boca, por educación. Yo hablaba de una persona llamada Fernández de Palleja, a la que se ha contestado de mala manera por no ser científico pero con ideas como las nuestras -y en ningún caso un punto de vista como el suyo, respetable, merece el desprecio al que se le ha sometido-, y ahora me sale usted con un tal Jolimu, que no se quién es, no desvíe la conversación por otro camino para excusarse.

  81. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 19:51

    “Si alguien quiere hablar de astronomìa real, de termodinàmica real, de biologìa real, estaràs de acuerdo que lo mìnimo se tiene que exigir, sino son puras tonterìas.”

    Gran capacidad de tergiversar tiene usted. El hilo de esta conversación, que parece no tener fin hasta que el contrincante se canse o acepte su derrota, no es ningún tema de astronomía, física o biología, sino su falta de respeto hacia otra persona, que ha escrito con educación, y ustd ha tratado de acallar con su tono despreciativo. De nuevo le digo que así no se consigue nada en esta vida.

    Que lo pase bien, si le es posible.

  82. 31 marzo, 2013 en 19:52

    Torquatus, sé que el medio es difícil, por mi edad yo tampoco termino de acostumbrarme a él. Hay dos niveles en los blogs de divulgación: el primero es el artículo y el segundo la sección de comentarios.

    El nivel del artículo es quizás el más lineal, uno intenta divulgar, informar, o incluso dar opinión (cuando hago esto coloco la cabecera “cientificamente incorrecto” -cuando no se me olvida- para intentar separar información de opinión personal). Evidentemente no todo el mundo queda satisfecho, ni todo el mundo está de acuerdo con lo que los artículos exponen. Incluso, al ser varios autores, podemos discrepar de artículos de otros administradores. El blog tiene una línea editorial, pero los autores somos personas con nuestro propio criterio, por lo que hay que fijarse en la autoría del artículo o del comentario para dirigirse a esa persona.

    El nivel del comentario es más complejo. Hay quien busca más información, nos señalan errores (gracias a los que lo hacen) o nos critican porque discrepan. La discrepancia se puede manifestar de muchas formas. Y ahí surge el problema. Y no sólo es tema de vehemencia o educación. Un comentario educado puede resultar insultante para un medio que trata de divulgar ciencia si contiene falsedades manifiestas o trata de confundir al personal (basta leer los comentarios que acompañan un artículo sobre un descubrimiento médico de un periódico de gran tirada on-line, para encontrar cantidad de ejemplos de desinformación y ganas de emponzonar con supuestas conspiraciones). Contentar a todos en esas circunstancias es imposible, por definición un medio que tiene línea editorial jamás contentará a todos.

    PD: El tal Jolimu es la persona a la que se dedica el artículo de cabecera. Si no lo conoces, tienes mucha suerte

  83. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 19:53

    “te puedes pelear con las formas sin entender en donde està el fondo, por muchas cosas que te imagines”.

    Creo que a mi edad, yo entendí el fondo de este asunto cuando usted aún no estaba ni en proyecto, con eso se lo digo todo. E imaginación, mucha todavía, algo necesario en el mundo científico, aunque a usted no le agrade.

  84. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 20:06

    Manuel, todo lo que dice usted está muy bien, estoy de acuerdo, por eso precisamente me llamó la atención la brusquedad con la que se ha tratado a la persona que he intentado defender. El mundo virtual nos engaña a veces -¿qué hago yo defendiendo los comentarios de una persona que no conozco de nada?- pero me he sentido identificado con dicha persona. Todos nosotros fuimos así al principio: primero teníamos mente crítica y curiosa, luego llegó el estudio, estará usted de acuerdo conmigo. Nadie nace sabiendo. Y sobre el sujeto de la postdata, ya creo que no hay marcha atrás, estoy en shock después de haberlo buscado en google. La decadencia total de la mente humana, una pena.

  85. Torquatus
    31 marzo, 2013 en 20:09

    Manuel, parece que mi comentario último se ha borrado, no soy muy diestro con internet. Totalmente de acuerdo con usted. Por eso no he entendido que, siendo el comentario de mi “defendido” educado y correcto, sin falsedades manifiestas y sin tratar de confundir al personal, se le haya “anulado” de esa forma. Si ha molestado a algunos, hay otras maneras de contestar.

  86. 31 marzo, 2013 en 20:12

    Torquatus, WordPress (WP) es muy caprichoso, a veces envía a Spam algunos comentarios (ya está recuperado). Como WP no se casa con nadie, en ocasiones también envía comentarios de los administradores a Spam, de eso no se libra nadie 😀

  87. Dario
    31 marzo, 2013 en 20:25

    … y ahora me sale usted con un tal Jolimu, que no se quién es, no desvíe la conversación por otro camino para excusarse.

    :mrgreen: :mrgreen: :mrgreen:

    Voy entendiendo: hay quienes se interesan por el articulo y los comentarios, pero los hay a quienes solamente les interesan los comentarios, y supongo que tambièn hay a quienes solamente les interesa el artìculo.

    Que estès bien :mrgreen:

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: