Inicio > Actualidad, Ciencia, Medicina > Telómeros ¿medicina genómica o simple pseudomedicina?

Telómeros ¿medicina genómica o simple pseudomedicina?

18 abril, 2013

True Cellular Age telomeros test telomerasa envejecimiento celularHace algunas semanas comenté en este blog el nefasto caso de la aplicación directa de la cultura empresarial capitalista a la biotecnología médica, mediante la aplicación sin escrúpulo alguno del por ahora fragmentario conocimiento científico sobre las células madre para promocionar de forma engañosamente descarada unos supuestos tratamientos experimentales de medicina regenerativa, que desgraciadamente en la actualidad quedan todavia muy lejos de estar científica y médicamente contrastados y ser efectivos. Pues bien, este fenómeno de intentar comercializar en fases tempranas aplicaciones de dudosa eficacia lejos de ser puntual, parece ser que se está extendiendo rápidamente a otras ramas del conocimiento científico de vanguardia. Pero para entender el caso primero es necesario hacer una breve introducción y un poco de historia.

Todas las células eucariotas (aquellas que poseen un núcleo celular) presentan su material genético estructurado en forma de cromosomas, cuyos extremos son denominados telómeros.

celual eucariota cromosoma telomeros acortamiento envejecimiento periodico El Universal Mexico

Dichos extremos son necesarios tanto para permitir la división de la célula así como para mantener la integridad y la estabilidad de los cromosomas, existiendo una enzima denominada telomerasa que es la encargada de regenerar la estructura final de los telómeros durante la duplicación del ADN cromosómico. Esta enzima va siendo reprimida en las células somáticas maduras después del nacimiento, por lo que se va produciendo poco a poco un acortamiento de los telómeros en cada división celular y cuando éstos son demasiado pequeños la división celular se hace imposible y las células acaban muriendo. Por lo tanto, los telómeros y la telomerasa son muy relevantes durante el complejo fenómeno denominado envejecimiento celular y también en la carcinogénesis, ya que se sabe que las células cancerosas presentan mayor cantidad de esta enzima favoreciendo el crecimiento de los tumores. Tan importante y explosivo ha sido el estudio de este campo que los investigadores Elizabeth Blackburn, Carol Greider y Jack Szostak recibieron el premio Nobel de Medicina 2009 por sus descubrimientos sobre los telómeros y su enzima reparadora. Por supuesto, estos avances y la multitud de posteriores trabajos de cientos de otros investigadores abren la puerta a futuros tratamientos (por ahora inexistentes) basados en la modulación de la actividad de la telomerasa bien para frenar el envejecimiento, bien para tratar cánceres y tumores.

Pues bien, bajo estos prometedores auspicios empresas de diversos países entre las que se encuentra una compañía española de tan sugerente y provocativo nombre como “Life Length” (fundada por quizás uno de nuestros mejores científicos en activo María Blasco, que actualmente dirige el prestigioso Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas) se han lanzado al prometedor negocio de los test de longevidad basados en la medición de los telómeros. ¿Y que ofrecen estos nuevos y maravillosos test? Pues visitemos por ejemplo (simplemente porque la tenemos más cerca, pero toda la publicidad de estas empresas es muy similar) la web de Life Length para enterarnos. Según esta incipiente compañía, con su novedosa tecnología permite al cliente (por el módico precio de 500 euros) conocer su edad biológica basada en los telómeros, la cual puede no corresponderse con la edad cronológica del individuo. Ello permite

“estimar el grado de envejecimiento de un organismo. Esta información puede ser de utilidad para que médicos y profesionales sanitarios puedan predecir el desarrollo prematuro de ciertas enfermedades relacionadas con la edad e intentar reducir al mínimo este riesgo modificando el estilo de vida (por ejemplo, se ha demostrado que la obesidad y el tabaquismo llevan a una pérdida acelerada de telómeros), vigilar más de cerca la dinámica de nuestros telómeros con los años o beneficiarse de posibles activadores de la telomerasa que permitan realargar los telómeros o por lo menos frenar su acortamiento. Cada vez hay más pruebas que indican que la longitud de los telómeros es un buen indicador del grado de envejecimiento de un organismo.”

¿Les empieza a sonar de algo esta canción? Pues sí, se toma un dato científico claro: relación entre longitud de los telómeros y envejecimiento y se empieza a extrapolar de manera indeterminada que ello puede ayudar en un futuro impreciso a los profesionales sanitarios a predecir nuestras enfermedades ¿cómo? pues no se sabe, pero usted mídase los telómeros por 500 euros y si los tiene cortos deje de fumar y adelgace. Vamos que como dice el dicho: para este viaje no necesitamos tantas alforjas. Y siga midiéndose su telómeros ¿cuándo y con qué periodicidad? No se preocupen que la web de Life Length nos asesora:

“Recomendamos que las personas interesadas en vigilar la longitud de sus telómeros se realicen mediciones una vez al año, aunque períodos de tres meses pueden ser suficientes para detectar cambios en la longitud de los telómeros.”

Vamos, que se incluya en las revisiones médicas anuales de su empresa aunque todavía no sepamos qué hacer con esta medición, puesto que si se nos acorta de un año para otro ¿qué hacemos? ¿volver a dejar de fumar?¿adelgazamos unos cuantos kilos más? Consejos un poco caros para haber pagado 2 análisis (unos 1000 euros). Pero que hacemos si en esa segunda medición los telómeros se han acortado muy rápidamente ¿es que nos vamos a morir pronto? No se alarmen, que el conocimiento actual del tema no llega para tanto y además nuestra empresa tiene la solución (si son un poco suspicaces imaginen cual será este consejo y seguro que acertarán):

“Asimismo, en el caso de las personas con telómeros excesivamente cortos, los resultados de la medición pueden haber estado influidos por un suceso traumático, una enfermedad o algún tipo de situación que haya afectado de forma temporal a la longitud de los telómeros. Es por esa razón que aconsejamos realizar una nueva medición transcurridos entre 3 y 6 meses, en lugar del análisis anual habitual. Es posible que le interese hablar de ello con su médico.”

Pues han acertado, repitan la prueba 3 meses después (otros 500 eurillos de nada) con la esperanza de que la medida anterior fuera una disminución pasajera debida a alguno de los factores (muchos de ellos por ahora desconocidos) que pueden acortar temporalmente los telómeros sin influencia alguna en nuestra futura longevidad. Con lo que al final de unos años, entre mediciones anuales recomendadas y repetición de pruebas (cuando se obtengan medidas temporales anormalmente bajas) tendremos una bonita colección de datos de la longitud de nuestros telómeros (que podremos representar en un gráfico Excel y exportarlo a una diapositiva de Powerpoint para enseñárselo a nuestros amigos y conocidos en nuestro muro del Facebook) por el módico precio de varios miles de euros, datos que por supuesto no pueden especificar en nada nuestra futura expectativa de vida y que diferentes expertos indican que no proveen de ninguna información útil al diagnóstico médico actual, aparte de reunir información estadística para cuando se comparen grandes muestras de clientes. Así que ya saben, adelgacen y dejen de fumar si sus telómeros se acortan y cuidado con la pseudomedicina venga de donde venga.


  1. Luis Boto López
    18 abril, 2013 en 12:07

    Esto es uno de los frutos de la actual tendencia consistente en exigir una aplicabilidad inmediata a la ciencia, que degraciadamente va en aumento. La venta de humo justifica que se está haciendo una ciencia acorde a los tiempos, demuestra que somos “emprendedores” (maldita palabra) y a la vez proporciona unas perrillas. Lo demás es accesorio

  2. 18 abril, 2013 en 14:48

    Mercado abierto de par en par para personas con mucho dinero e inversa cantidad de sentido común, nada nuevo bajo el sol

  3. Masklin
    18 abril, 2013 en 16:30

    Esto me suena al mismo timo que el test de alcat. ¡Buen artículo!

  4. Juan de terzas
    18 abril, 2013 en 18:46

    ¡que sofisticado método para timar…!!!!.

    Se ve que la homeopatía está quedando en evidencia y hay que buscar nuevas estrategias para sangrar los bolsillos del enfermo….

    De todos modos me pregunto si los de “life length” se lo habrán planteado bien y no les saldrá la cosa un poco torcida. Veamos: Los de la homeopatía venden, básicamente, frascos llenos de agua con azúcar cuyo coste es ínfimo y un paciente medio amante de la homeopatía puede gastarse un promedio de 150 a 200 euros por mes, es decir, entre 1.800 y 2.400 euros al año… Por su parte los de “life length” se supone que se gastan un pastón en equipo de laboratorio para sacarle al paciente no mas de 500 euros al año y, en casos extraordinarios, mil o mil y pico….

    Yo, que “life length” me dedicaba a la homeopatía: solo necesitas un grifo y varios kilos de azúcar para ganar dinero a espuertas… Otra posibilidad para los de “Live length” es contratar a un escenógrafo de ciencia ficción y montar un chiringuito lleno de ruiditos y aparatos zumbantes y poner detrás del decorado a un fulano que imprima los resultados que le parezca con un procesador de textos.

  5. 18 abril, 2013 en 19:01

    No te creas Juan de Terzas #4

    Que una vez puesto a punto cualquier test es muy barato y no olvidemos que además se presentan ante un mercado global de cientos de millones de incautos en todo el mundo. Si centralizan bien la gestión, un par de técnicos pueden hacen cientos de análisis en un sólo día.

  6. LGM
    18 abril, 2013 en 19:55

    “…Es posible que le interese hablar de ello con su médico.”

    De momento, una situación así solo me la puedo imaginar en un sketch de humor absurdo.

  7. J.Fernández.
    18 abril, 2013 en 21:16

    Vaya tela, y todo esto derivado de la ignorancia de la población, que es capaz de ver esto y pagar 500 euros porque le den una edad totalmente random…

    Y otra cosa me da a mí, esos 500 van íntegros a ellos, ni análisis ni nada, lo justo para falsificar un documento y meterte 4 imágenes de Google Images y listo.

    #5 Ateos al poder 😉

  8. Jon
    19 abril, 2013 en 18:21

    Me ha gustado mucho el artículo y su enfoque, ya que es una excelente oportunidad para demostrar a aquellos magufos que no han perdido irremediablemente su sentido crítico que el pensamiento racional y lógico debe aplicarse siempre.

    Dejando a un lado las insalvables diferencias entre las pseudociencias y las ciencias experimentales, a través de esta entrada podemos comprobar cómo las personas con verdadero pensamiento crítico son capaces de hacer críticas constructivas sobre la utilidad práctica actual de determinadas terapias o análisis, más allá del mero lucro económico; algo que jamás ocurrirá entre los estafadores que se enriquecen con terapias alternativas sin ninguna base científica, ni entre sus clientes-estafados que carecen del más mínimo pensamiento escéptico.

    Saludos cordiales.

  9. 23 abril, 2013 en 23:24

    Ateo felicitaciones excelente!! hace por aquí en Argentina me horrorice con el Dr RUBÉN MÜHLBERGER que tiene una clínica de anti-aging fué invitado a un programa de televisión porque atiende a varios famosos.La verdad es que no podía creer las pavadas que decía. Se ve que algunos cursos de genomica había tomado y le decía a la gente con solo mirarla si era hipotiroidea. Que los talentos se iba a poder desarrollar desde chicos con la hormona de crecimiento como le pasó a Messi. Que a los niños con talento para algo en particular si se les administraba iban a poder ser grandes pianista o que se yo. Sostenía que se hacía el mismo terapia con hormona de crecimiento y que se podia vivir mas gracias a la medicina genomica. Si bien habia ido a un programa de chimentos se armó un revuelo mediático que se encargó de desestimar sus dichos. Pero sigue habiendo mucha gente que cree que estas cosas son así. Por eso sostengo que el conocimiento hay que compartirlo para evitar que la gente sea engañada de manera tan tonta no? Aqui te dejo un link a su clinica para que veas lo que es http://www.ortomolecular.com.ar/celebrities.html.
    Gracias por difundir Ateo!!!

  10. Wako
    24 abril, 2013 en 16:04

    Buen artículo. En mi opinión personal los grandes avances científicos que se han logrado durante los años, se lo debemos a los científicos que han dedicado toda su tiempo y dinero en descubriendo una cura o método para combatir muchas enfermedades.

  11. Juan de terzas
    25 abril, 2013 en 0:08

    “tiene una clínica de anti-aging”

    Por favor, gabriela, ¿eso qué se supone que és?. yo de inglés técnico aun controlo bastante, pero del coloquial entre something y nothing siendo esto ultimo el límite cuando x tiende a 0

  12. 25 abril, 2013 en 11:04

    Juan de Terzas

    La medicina ortomolecular es simplemente ponerse hasta las cejas de vitaminas. Esta basado en el artículo original de Linus Pauling sobre la vitamina C. Dejo el link de la Wikipedia sobre el asunto: http://es.wikipedia.org/wiki/Medicina_ortomolecular

  13. Mario
    27 abril, 2013 en 15:04

    Estáis mezclando churras con merinas. Es un test serio, respaldado por científicos de primer nivel y que sirve para financiar investigaciones sobre los telómeros, la telomerasa y la prevención de enfermedades como el cáncer. ¿Dónde está el problema?. Compararlo con magufadas tipo homeopatía demuestra una carencia de argumentos válidos para criticar.

  14. Dario
    27 abril, 2013 en 16:59

    Hasta donde me quedè, se critica el uso magufo del test y las ideas asociadas a èl. Y estoy de acuerdo con el primer comentario: con el estùpido afàn de que todo tiene que ser rentable en esta basura de capitalismo neoliberal, los charlatanes con y sin preparaciòn haràn lo que sea para sacar dinero, incluso a costa del engaño.

  15. 27 abril, 2013 en 17:12

    lo que te dice Ateo es correcto Juan, es un técnica de llenarse de vitaminas y cosas que a la gente les suenan prometedoras cuando en realidad son un timo. Son profesionales que en verdad lo único que les importa es el dinero.
    Mario creo que lo que te dice Darío es correcto. No se critica la técnica sino el uso potencial de la misma con mero fin comercial, estimulado por la vieja estrategia de el neo liberalismo de vender para poder hacer ciencia. La ciencias básicas son indispensables para luego encontrar aplicaciones prácticas, pero no todo puede ser aplicado de inmediato. Hay cosas que pueden venderse en forma comercial y serán muy útiles como vacunas o insulina pero estas cosas, que no le aportan a las personas mas que datos que no le dicen nada trascendental, promueven la práctica por parte de profesionales sin ética con el único fin de obtener dinero. Acá la magufada sería la que van a usar ciertos “médicos” para obtener dinero fácil.

  16. 28 abril, 2013 en 1:23

    Mario :

    Estáis mezclando churras con merinas. Es un test serio, respaldado por científicos de primer nivel y que sirve para financiar investigaciones sobre los telómeros, la telomerasa y la prevención de enfermedades como el cáncer. ¿Dónde está el problema?. Compararlo con magufadas tipo homeopatía demuestra una carencia de argumentos válidos para criticar.

    Mario

    Si has leído atentamente el post comento que

    ” estos avances y la multitud de posteriores trabajos de cientos de otros investigadores abren la puerta a futuros tratamientos (por ahora inexistentes) basados en la modulación de la actividad de la telomerasa bien para frenar el envejecimiento, bien para tratar cánceres y tumores.”

    El problema es que a día de hoy no sabemos cómo utilizar este conocimiento para generar un tratamiento antienvejecimiento o anticáncer efectivo, por lo que pagar 500 euros/anuales/semestrales/trimestrales para controlar una variable más (ya que muy probablemente existen otras) de estos procesos es absurdo. Máxime cuando la publicidad de estos test aunque nos induzcan a pensar que sirven AHORA para determinar tratamientos, eso es simple y pura PSEUDOMEDICINA.

    En resumen, no estoy en contra del estudio de los telomeros/telomerasa ni contra sus futuras y por ahora desconocidas aplicaciones. Simplemente pienso que la comercialización actual de estos test es cuando menos (y por decirlo de forma diplomática) prematura y si se considera el asunto de forma verdaderamente racional y exigente, su propaganda actual es engañosa. Y como comento en la cita de

    ” que diferentes expertos indican que no proveen de ninguna información útil al diagnóstico médico actual,”

    este es el sentir de otros expertos investigadores que no tienen conflictos de intereses sobre el tema en debate.

  17. 29 abril, 2013 en 19:04

    Reblogueó esto en Desde Mendel hasta las moléculasy comentado:

    Maravilloso artículo de Ateo666666 en la Ciencia y su demonios!!! quería compartilo con uds!

  18. 29 abril, 2013 en 22:56

    Gracias Gabriela
    Saludos

  19. 30 abril, 2013 en 0:02

    De nada!!! saludos

  20. Jon
    30 abril, 2013 en 16:57

    Mario :
    Estáis mezclando churras con merinas. Es un test serio, respaldado por científicos de primer nivel y que sirve para financiar investigaciones sobre los telómeros, la telomerasa y la prevención de enfermedades como el cáncer. ¿Dónde está el problema?. Compararlo con magufadas tipo homeopatía demuestra una carencia de argumentos válidos para criticar.

    Como ya te han dicho varias personas antes que yo es la utilidad práctica actual la que ponemos en entredicho, sobre la base de conocimientos que se tiene en estos momentos.

    Saludos cordiales.

  21. 16 marzo, 2014 en 20:58

    Life Length sigue con su maravillosa medida de los telómeros como base para curar patologías ¿cúales? pues habrá que seguir esperando: http://economia.elpais.com/economia/2014/03/07/actualidad/1394225978_717887.html

  1. 17 enero, 2014 en 11:49
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: