Inicio > Actualidad, Ciencia > InvestigAcción y el “tú no te señales hijo”

InvestigAcción y el “tú no te señales hijo”

5 mayo, 2013

investigacion-mas-desarrollo
Como ya expuse en un anterior post se están generando plataformas para la movilización de científicos. Una de esas plataformas es InvestigAcción , que trata de aglutinar ideas y generar masa social suficiente para que las movilizaciones sean un éxito.

Los recortes en ciencia en España alcanzan porcentajes muy acusados, pero la cosa parece que no se va a quedar ahí, como ayer anunciaba la prensa, los recortes se van a mantener durante varios años más, al menos hasta el año 2020. Un recorte del 8% en los fondos del NIH ha levantando un revuelo social en Estados Unidos nunca visto en España, quizás porque en dicho país tienen una mayor conciencia de la importancia de la ciencia en la sociedad.

A pesar de que los recortes están comprometiendo el desarrollo científico de España, como en pocas ocasiones se han visto, no está nada claro el éxito de las movilizaciones. Por una parte hay un comprensible hastío: sucesivas “mareas” que sólo han servido para constatar la inmovilidad gubernamental. Lo único que puede cambiar el rictus de la clase dirigente es la traducción de esas “mareas” en la calles en otra marea en las urnas.

Por otra parte, hay una postura acomodaticia en todos los colectivos laborales. Ya lo decían las madres, cuando constataban que sus hijos podían meterse en problemas: “tú no te señales”. Al fin y al cabo, si se consigue algo, ellos también lo recibirán. Mientras tanto pueden seguir en el laboratorio, y que su nombre no circule entre aquellos a los que les puede sentar mal las protestas. A alguno, esto les ha funcionado siempre, otros han empezado a protestar cuando ya era tarde: sus laboratorios han perdido el personal que hacía los experimentos, los proyectos no llegaban por falta de fondos o les negaban espacio en los centros por no contribuir a los gastos corrientes. Es fácil protestar cuando tu camarote del barco se llena de agua, pero no tanto cuando el barco parece seguir navegando, aunque se escuchen gritos que proceden de camarotes vecinos que se inundan. Y es que haríamos muy mal en focalizar sólo todos los problemas de la ciencia en la clase gobernantes, los científicos también tienen una parte importante en la misma.

Esperemos que esta vez las movilizaciones sean numerosas e imaginativas, que consigan trasmitir a la sociedad por qué no debe recortarse en ciencia y de ejercer presión sobre la clase dirigente para que entienda que la ciencia puede ser una senda para salir de la crisis económica en la que nos encontramos.


  1. 5 mayo, 2013 en 14:22

    Podría estar equivocado pero como las “autoridades eclesiásticas del vaticano” siempre han visto en la ciencia a su más temible y mortal enemigo y quizá muy razonablemente porque, cuanto más popular la ciencia gracias a los medios actuales de comunicación que llega hasta los más recónditos lugares del mundo, más gente está abandonando las creencias mitológicas y falacias de la religión, sustituyéndolas por la verdad de la ciencia. El problema está en que hoy, como ya no puede hacerse uso de “la sagrada” o sangreada inquisición para frenar el avance científico y su divulgación, hay que hacer uso de gobiernos afines para usar el único instrumento de tortura disponible el día de hoy: el recorte o quizá hasta la eliminación de presupuesto que vitaliza a la ciencia y así causarle su debilitamiento y eventualmente la muerte. Ahhhhh, que tiempos aquellos en que se podía mandar a quemar a los Galileos

  2. carmenou
    5 mayo, 2013 en 18:52

    Una cita de Martin Niemöller, atribuida también a Bertolt Brecht, para los que no quieren “señalarse”:

    «Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
    guardé silencio,
    porque yo no era comunista,
    Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
    guardé silencio,
    porque yo no era socialdemócrata
    Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
    no protesté,
    porque yo no era sindicalista,
    Cuando vinieron a por los judíos,
    no pronuncié palabra,
    porque yo no era judío,
    Cuando finalmente vinieron a por mi,
    no había nadie más que pudiera protestar.»

    Quizás la movilización de los científicos no tenga los efectos deseados, porque el gobierno es totalmente insensible a lo que sucede en el país, pero la manera más efectiva de no solucionar nada es “no significándose”. Los recortes en la ciencia, como los de educación o sanidad, nos afectan a todos.

  3. J.M.
    5 mayo, 2013 en 21:06

    La de veces que en los últimos años me he acordado de esa cita, Carmenou…

  4. Rhay
    5 mayo, 2013 en 21:57

    Con todo el dolor de mi corazón, creo que ha llegado el momento de volver a las barricadas, compañeros… Como dejemos mucho más tiempo a esta elite hacer lo que le venga en gana, no volvemos al siglo XIX; volvemos a las cavernas…

  5. J.M.
    6 mayo, 2013 en 7:29

    Rhay :

    Con todo el dolor de mi corazón, creo que ha llegado el momento de volver a las barricadas, compañeros… Como dejemos mucho más tiempo a esta elite hacer lo que le venga en gana, no volvemos al siglo XIX; volvemos a las cavernas…

    I agree

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: