Inicio > Actualidad > La enseñanza pública toma la calle y consigue aplazar la ley Wert

La enseñanza pública toma la calle y consigue aplazar la ley Wert

9 mayo, 2013

DSC_0021

Hoy, 9 de mayo, estaba convocada una huelga general en educación por todos los colectivos implicados: trabajadores, estudiantes y padres de alumnos. La jornada reivindicativa ha sido un éxito, con cifras cercanas al 75% de participación en los centros públicos según la estimación de los sindicatos, aunque el dato ofrecido por el ministerio es un poco diferente (algo a lo que estamos acostumbrados), pretendiendo que el seguimiento apenas ha llegado al 20%.

El lema principal era mostrar el desacuerdo con la LOMCE (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza) que incluye joyas de un pasado ya olvidado, como las reválidas, la discriminación sexual (que ahora llaman “educación diferenciada por sexos”)  o el castigo si no se  cursa religión. Esta vuelta a las cavernas se refuerza con nuevos atentados contra un modelo educativo que verdaderamente apueste por la formación integral de los ciudadanos: orientación hacia materias de Formación Profesional desde la propia ESO, mutilación de la educación en otros idiomas, disminución de la autonomía de los centros y un nada disimulado favoritismo hacia la enseñanza concertada que, a todas luces, es enseñanza privada pagada con nuestros impuestos.

DSC_0023Sin embargo, y a pesar de no ser poco, la LOMCE no era el único motivo de las movilizaciones de hoy. Los salvajes recortes en educación que suman más de 6.700 millones de euros en tres años, el desmantelamiento de un sistema educativo público y plural y la precariedad en la que queda la enseñanza pública sin dinero y sin miles de profesores despedidos. El verdadero espíritu que ha movido hoy a cientos de miles de personas en toda España ha sido la sensación de que el modelo de escuela pública está siendo destruido para ser relevado por otro en el que la igualdad de oportunidades sea solo un recuerdo del pasado.

En Madrid, las principales universidades públicas comenzaban las jornadas con estudiantes encerrados en varias facultades, así como con barricadas en los campus de Moncloa y Somosaguas. Además de las aulas vacías, importantes manifestaciones han recorrido 50 ciudades españolas. Hoy, las calles de nuestro país eran todas del mismo color verde.

Y esta vez, algo hemos conseguido: el gobierno ha aplazado la LOMCE, instando al ministro Wert a que “trabaje más el texto para conciliar consensos”. Sería falso decir que no ha sido una alegría leer tales titulares en los periódicos al caer la tarde, pero debemos mantenernos en guardia; si el sedal se afloja, lo más probable es que el pescador este preparando un tirón aún más fuerte.

Resistamos, por muy cansados que nos encontremos. No dejemos que nos hagan volver a las escuelas para ricos y a los colegios de mala muerte para pobres. Solo es libre el pueblo que tiene cultura, y eso lo sabemos nosotros y ellos…

DSC_0033


  1. 10 mayo, 2013 en 8:01

    Reblogueó esto en El Máquina de Turing.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: