Inicio > Actualidad, Ciencia, Humor > Adelson invertirá 50.000 millones de euros en la ciencia española

Adelson invertirá 50.000 millones de euros en la ciencia española

7 julio, 2013

adelson
El nombre Adelson vuelve a ligarse a nuestro país. En este caso no se trata del magnate del juego, Sheldon Adelson, sino su mujer Miriam Adelson, cuyo apellido de soltera es Ochsorn. Tras comprobar cómo existe un peligro real de que los recortes en I+D, impulsados por la ceguera de una clase política cada vez más alejada de la realidad, acaben con la ciencia en España, han decidido realizar una fuerte inversión en nuestro país. La señora Adelson asegura haber encontrado en España el potencial humano y unas instalaciones que permitirían un trabajo científico de primera calidad si no fuera por los continuos varapalos burocráticos a los que se ve sometido. Está tan segura de ello que piensa invertir durante un periodo de 10 años, a razón de 5.000 millones de euros al año.

Pero al igual que su marido, la señora Adelson no está dispuesta a invertir el dinero en un país que no apuesta por la ciencia, por lo que exige un cambio de rumbo a las políticas nacionales en I+D y exige cambios, compromisos y medidas urgentes. En este caso no se trata de hacerse con grandes terrenos donde construir los centros de investigación, ni de construir un aeropuerto, cambiar la ley del tabaco o eliminar la competencia mediante la estrangulación del juego en la red, sino que se trata de cambiar disposiciones legales que potencien la investigación como modelo de desarrollo. Hasta el momento ha hecho llegar cinco puntos básicos que deben cumplirse para que la inversión llegue. Estos serían los 5 puntos:

1. Una carrera científica bien definida desde los primeros niveles del sistema educativo, dando mayor mayor peso a asignaturas troncales. Potenciación de la divulgación científica en escuelas, institutos y medios de comunicación.

2. Aquellos que elijan la carrera científica tendrán la oportunidad de desarrollar su labor investigadora según el modelo “tenure track” que impone una evaluación independiente de la labor realizada. Si ésta es satisfactoria, la institución donde se lleva a cabo dicho trabajo se compromete a estabilizarlo laboralmente como investigador independiente.

3. A partir de esa carrera científica bien definida, establecimiento de un calendario de actuación tanto para la contratación de investigadores como para las convocatorias de proyectos. Dichas actuaciones se repetirán con un gasto de inversión fijo hasta alcanzar los objetivos del programa 2020 de la Unión Europea. Ese marco de inversión se mantendrá independientemente de la coyuntura económica del país.

4. Establecer desgravaciones fiscales para la inversión en I+D por parte de las empresas. Potenciar fiscalmente la generación de empresas (modelo “spin off”) de investigadores, así como mejorar las condiciones de retorno de beneficios por parte de las patentes generadas en centros de investigación públicos.

5. Apoyo a los científicos que se encuentran en el extranjero que desean incorporarse a nuestro sistema I+D, generando mecanismos para esta incorporación atendiendo a sus necesidades y a su capacidad de generar resultados científicos.

Evidentemente esta inversión no va a venir. No vendrán ni por parte de Adelson, ni por parte de ningún filántropo de nuestro país (¿existirán en España?), ni por parte de nuestro gobierno, el cual hasta ahora sólo ha mostrado su desprecio por la ciencia. Como curiosidad comentar que en una de esas charlas de pasillo que luego se confirman, decir que el Presidente del CSIC intentó entrevistarse con Emilio Botín, no sabemos si para pedir un crédito que aliviara la situación de bancarrota del CSIC, o para pedirle mecenazgo. En cualquier caso esa reunión no se produjo porque fue vetada por Montoro.

Todo esto de la ayuda exterior no es más un sueño de una noche de verano porque la pesadilla que vive la ciencia española está en el mundo real.


  1. 7 julio, 2013 en 16:18

    Reblogged this on Fathisaffar and commented:
    Añade tus pensamientos aquí… (opcional)

  2. KC
    7 julio, 2013 en 19:31

    Si el sistema que queremos tiene que esperar que algún filántropo le dé por hacer lo que los demás no hemos sido capaces de hacer…. Mal lo veo.

    Saludos.

  3. 7 julio, 2013 en 19:56

    Luego habría que distinguir los filántropos de los “filántropos”, claro…Porque me parece a mí que no tenemos una idea muy clara sobre el asunto…

    Saludos.

  4. 8 julio, 2013 en 9:01

    ¿Montoro veto la reunion del presidente del CSIC con Botin? ¿Que alego? ¿Tiene realmente alguna autoridad para vetar una reunion entre dos personas?

  5. salador
    8 julio, 2013 en 12:14

    Las diferencias en casa Adelson acerca de que lo que en realidad genera riqueza deben ser de tamaño galáctico a tenor de como se gana la vida el marido y lo que dice la mujer. Esos americanos parecen locos pero a veces son formidables con su respeto a la lógica elemental.

    En España todo eso no procede desde el primer párrafo del punto 1, donde se dice “que una carrera científica bien definida desde los primeros niveles del sistema educativo…”. algo que a cualquier diputado español le suena tan raro, remoto e innecesario como los agujeros negros. ¿Quien quiere una carrera científica bien definida, a saber para que objetivos inconfesables, sino un radical peligroso? 😦

  6. kaope
    8 julio, 2013 en 12:52

    Javi :
    ¿Montoro veto la reunion del presidente del CSIC con Botin? ¿Que alego? ¿Tiene realmente alguna autoridad para vetar una reunion entre dos personas?

    En Ispañistán cualquier politicastro del tres al cuarto cree tener más poder que un faraón egipcio, otra cosa es que lo tenga. Viendo las luces que se gasta el Montoro no me extrañaría que la “anécdota” fuese cierta 😦

  7. 8 julio, 2013 en 16:04

    @kaope:

    Ya, pero una cosa es que crea tener ese poder, y otra que el director del CSIC le de bola y cancele la reunion. Es lo que me llama tanto la atencion.

    En fin, como dices, en este pais puede pasar eso y mucho mas.

  8. 8 julio, 2013 en 16:16

    El rumor que me han comentado no va de prohibir la reunión, sino de prohibir la petición de pasta para la institución. Si te impiden ir a pedirle dinero, ¿qué aliciente tiene una reunión con Botín? 😀

  9. 8 julio, 2013 en 17:48

    Como el perro del hortelano, que ni financia ni deja financiar.

    Desde luego, dan ganas de coger una escopeta y quedarse a gusto.

  10. salador
    9 julio, 2013 en 8:16

    Apostar por Botín y la buena voluntad de los consejeros delegados del Santander para una correcta financiación del CSIC es una creencia sin fundamento alguno. Esperar que la I+D la financien bancos privados para el bien público es una aberración o un espejismo. Las partidas debemos exigirlas a la administración pública, que es la que pagamos entre todos, no podemos confundirlo todo ni confiar en mecenas salvadores. eso valía para el siglo XVI, pero no ahora.

  11. Ver
    17 julio, 2013 en 2:21

    Vaya parece que el liberalismo no funciona. Será suficiente para ellos que en la práctica no funcione.
    Otro tema es que el CSIC funcione, que tampoco, viva la endogamia en la universidad ejpañola!

  1. 17 julio, 2013 en 0:02
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: