Inicio > Actualidad, Ciencias Sociales, Crítica literaria > El neoliberalismo que no vemos

El neoliberalismo que no vemos

18 julio, 2013

neoliberalismo1
“Para ganarme el pan, cada mañana
voy al mercado donde se compran mentiras.
Lleno de esperanza,
me pongo a la cola de los vendedores.”
Bertolt Brecht

Los treinta años de triunfos que ha tenido el sistema económico neoliberal desde que se empezó a orquestar de manera operativa con el golpe de Estado en Chile de 1973, y que se formalizó con los gobiernos de Reagan en los Estado Unidos y Thatcher en la Gran Bretaña, en los años ochenta del siglo pasado, como respuesta que el capital dio ante su crisis estructural y la insurgencia obrera en el mundo capitalista avanzado y de los pueblos del Tercer Mundo, ha sido lo más claro del pensamiento económico y político burgués actual. Tanto por lo que exhibe de ese neoliberalismo, como por lo que esconde y que incluso a sus más enconados opositores (generalmente, también víctimas del mismo) les han considerado poco importante mencionarlo. Es decir, la construcción ideológica del neoliberalismo parece que simplemente no es importante para los opositores al mismo.

A despecho de lo que se menciona por parte de sus más acérrimos opositores, el neoliberalismo económico lleva más de treinta años de triunfos, simple y sencillamente porque ha dado a los capitalistas, defensores y beneficiarios del mismo, más ganancias y privilegios que cualquier otra propuesta que haya sido posible elaborar en los cincuenta años anteriores, y sobre todo, ha impedido que sus víctimas encuentren alguna manera de hacerle frente de forma organizada y sin concesiones al despojo de la vida presente y futura que tal propuesta pseudo-económica deriva en sus principios doctrinarios. Y lo más interesante: casi nadie ha reparado en que la base ideológica de la propuesta económica neoliberal es que si no se tiene con qué respaldar la existencia, la vida humana en particular, pero el entorno terrestre en general, es posible que no se pueda matar legalmente a esos que no tienen “permiso para vivir” por carecer de medios económicos, pero si se les puede dejar morir, o más bien, se les debe dejar morir, si fuera necesario. Y a diferencia de la propaganda ideológica que dice que no es posible tener un Estado fuerte porque éste es la representación de la negación de cualquier libertad, sobre todo la de mercado (el célebre anarquismo de derechas que es denostado por el de izquierdas como un mito urbano, pero que es la base de toda la libertad de empresa), es la existencia de un Estado fuerte que ponga en su lugar a aquellos que pretendan de una manera u otra hacerse de lo que el mercado y la vida no les proveyó: la garantía que ideólogos y empresarios de cualquier tipo, legales o no, tienen para seguir subsistiendo y ganando cada vez más de la manera en que lo hacen.

El que la izquierda no tenga una propuesta sensata teóricamente hablando (ya que la mayor parte de los integrantes de ésta en general llevan años metidos en los juegos y discursos elitistas y parasitarios de la Escuela de Frankfurt y los retruécanos pseudo-filosóficos originados de “poner a discutir” a Nietszche con Marx) que haga frente a las propuestas teóricas de la derecha neoliberal (que, bien lo sabemos, difícilmente forman un “corpus” organizado como tal) pasa precisamente por ese desprecio que la primera tiene sobre la segunda, originada esta actitud en el desprecio teórico que la filosofía europea y de corte europeizante en general tiene por todo discurso proveniente de los centros ideológicos y universitarios de los Estados Unidos. Al ser considerada como “una filosofía de segunda” todo lo referente al pragmatismo que en Pierce, James y Dewey tiene quizás a sus principales representantes, la filosofía externa a ese país pero también la izquierda en general (heredera en los últimos años del pretendido discurso científico de Althusser y sus muy graves limitaciones) niega coherencia teórica al discurso filosófico estadounidense actual (que ciertamente no la tiene si la confrontamos con sus contemporáneos europeos y latinoamericanos) y capacidad de influir en las decisiones y construir una Weltanschauung (lo cual es simplemente falso como se puede ver un día sí y otro también por aquellos que no desean cerrar los ojos). La política y la filosofía de la derecha neoliberal en su visión actual ha sido capaz de integrar las visiones y los programas del pragmatismo de Pierce y Dewey junto a las visiones económicas de la Universidad de Chicago y su más célebre representante Milton Friedman con la defensa del capitalismo que en Hayek y von Mises encontró que la existencia del sistema económico capitalista. La conjunción de todo esto como tal implica, como nudo principal pero no único, que no puede haber un derecho humano ejecutable a la subsistencia (L. von Mises: “Human Action”). Como sea, al negar a la derecha neoliberal capacidad intelectual y tratar de encuadrar al capitalismo norteamericano y mundial en sus manifestaciones de desarrollo tecnológico como puntual de explicación o pretendiendo generar cuasi-fantasmales “producciones inmateriales” (Negri et al) como otra forma de explicación, creemos que se comete un grave error tanto en la capacidad de entendimiento cabal del problema que representa a nivel teórico el capitalismo actual, como la construcción teórica de posibles alternativas que funcionen verdaderamente contra aquel, y de paso se desaprovecha la oportunidad de exhibir sus miserias y limitaciones, que sí las tiene. Y sobre todo la principal en la que nunca se insistirá lo suficiente: el derecho “a dejar morir” neoliberal no es aceptado de manera abierta por sus principales representantes teóricos, que se han visto obligados a desarrollar una serie de “trapecismos” verbales que oculten lo que no se puede decir abiertamente, y sin embargo no deja de ser evidente para quien quiera verlo: Hayek ha llegado a decir que era siempre preferible un dictador liberal que una democracia sin liberalismo, otorgando de paso una legitimación al golpe de Estado pinochetista en Chile (“El Mercurio”, Santiago de Chile, 1981).

Por lo demás esta negación de la izquierda a entender el real juego teórico del neoliberalismo no le es exclusivo. Incluso quienes pretendiendo mantenerse en un discurso económico estrictamente académico realizan un análisis de lo que ha significado en el mundo en general, y en México en particular, los últimos años del neoliberalismo económico, son incapaces de citar directamente un solo libro de Friedman, Hayek o von Mises, lo que de paso vuelve, como los teóricos neoliberales parecen quererlo, extraordinariamente difícil tener una definición que, en general, pueda ser aceptada por defensores y opositores (“La revolución de los ricos”. Carlos Tello y Jorge Ibarra. UNAM, Facultad de Economía, 2012). Cuando se observa que en general tanto críticos como francos opositores al neoliberalismo son incapaces de delimitar y definir a su enemigo (al parecer en concordancia con ese bodrio pseudo-filosófico llamado posmodernismo, que ha sido catalogado como la expresión intelectual adecuada al momento capitalista actual) surge la pregunta obligada si el triunfo neoliberal actual se conforma por qué pareciera que nadie puede verlo y definirlo.

Y sin embargo, si éste fuera el caso, es necesario ver al neoliberalismo de frente y definirlo en todas sus facetas. Pero también al hacer todo esto quizás ya se vuelva necesario preguntarse por qué la izquierda opositora al discurso capitalista no ha podido ofrecer a las víctimas de aquel opciones que le permitan primero resistir, y después remontar y acabar con esta situación que día a día acaba con vida, cultura y sistemas ecológicos. Pero cuando se ve que en términos generales la izquierda (desde el oportunismo más conciliador al extremismo ecologista “causi” ecomisántropo) se debate desde la negación absoluta de la organización (producto de su herencia frankfurtiana y nietszcheana al rechazo instintivo de la idea de sistemas organizados que los remite mucho a la actitud de los jóvenes hegelianos criticados por Marx) al desprecio absoluto y el terror que tienen hacia la “cultura de masas” y sus representantes y sus consumidores (herencia también de los anteriores), pasando por la negativa a dar validez a lo que se supone es su herencia y su bagaje político y cultural, las teorías de Carlos Marx, al menos en muchas de sus partes medulares (también, para no variar, herencia frankfurtiana y nietszcheana), quizás sería necesario preguntarse si mucha de esa izquierda verdaderamente tiene intensiones de tirar al sistema capitalista que critica, o si nada más se contenta con “pastorear” los malos resultados (con la contención de lo peor del capitalismo que va desde la creación de millones de “clasemedieros” que se rebelan posteriormente por el pánico que tienen de regresar a su miseria económica anterior hasta la búsqueda de “intersticios culturales no contaminados” de la izquierda esotérica cultural). Si no fuera la intensión de la izquierda en general o al menos en sus versiones más radicales sustituir al capitalismo, es necesario entonces pensar que la vigencia del pensamiento místico neoliberal solamente es posible porque sus herederos actuales se han dado cuenta de los límites y carencias de sus opositores son tan grandes que no tienen mucho de qué preocuparse, más que por los “méritos científicos y económicos propios”: las matemáticas actuales en las que se basan mucho de los fundamentos neoliberales actuales no es más que propaganda ideológica y escritos pseudocientíficos llevados a cabo por gente que sería corrida de cualquier centro de física o universidad seria, y que no tienen algo que ver con los trabajos serios de Von Neumann y la teoría de juegos en la que en teoría económica actual dice que pretende apoyarse, por mencionar algo de matemáticas serias aplicadas a la economía. En suma, es posible que la vigencia del neoliberalismo esté en proporción directa de la confusión de todo tipo que sus opositores tienen y no por qué tenga algo válido que ofrecer salvo las riquezas de los capitalistas y las becas de sus investigadores que son también sus más enconados defensores en la academia y en la elaboración de las políticas económicas que tanta miseria y desesperación están sembrando por todo el mundo.

Quizás te interese leer:

Filosofía norteamericana del poder. José Luis Orozco. UACJ, Chihuahua. México, 1995.166 pp.

La revolución de los ricos. Carlos Tello y Jorge Ibarra. Facultad de Economía, UNAM. México, 2012. 199 pp.

El peligroso derecho a la existencia: la necroeconomía de von Mises y Hayek. Warren Montag. Revista “Youkali” número 2, página 14.

Human Action. A treatise on economics. Ludwig von Mises. Fox & Wilkes Ed, San Francisco, USA, 1963, 926pp. El texto citado anteriormente sobre el libro y del que se invocó una traducción libre es el siguiente: “Not metaphysical prepossessions, but considerations of practical expediency make it inadvisable to promulgate an actionable right to sustenance”, pág 839, al final.


  1. Sutilezas
    18 julio, 2013 en 6:19

    Pensaba que esta era una página para divulgar la Ciencia y arrojar luz sobre la oscuridad de la superstición, no un vulgar folletín político. Si quisiera leer críticas contra el capitalismo me iría a un blog político; ustedes señores deberían tener unas miras más altas y objetivas.

  2. 18 julio, 2013 en 7:38

    Si quisiera leer críticas contra el capitalismo me iría a un blog político…

    Eres tan libre de hacerlo como nosotros los somos para dictar la línea editorial del blog que nos apetezca y de dar libertad a los diferentes administradores del medio de expresarse según su forma de pensar.

  3. Darío
    18 julio, 2013 en 8:22

    y no solamente estamos aplicando nuestra libertad de expresión, sino que además si estamos hablando de ciencia, también:

    1.- En el libro de Tello e Ibarra hay una discusión muy interesante acerca de cómo esta propuesta económica ha pretendido pasar de ser una propuesta económica a una ciencia del mismo nivel de la física o la química, en la que sus defensores pretenden que sus postulados económicos tienen la misma validez de aplicación como la teoría gravitacional de Newton tiene los suyos en la mecánica clásica, cosa que simplemente es falsa, y no deja de recordar lo que hacen unos angelitos que a los cotidianos de este blog nos resultan conocidos: los defensores del bodrio conocido como diseño inteligente. Mi interes es demostrar en escritos posteriores que estos y aquellos parten de los mismos principios pseudofilosóficos para justificar sus alucines y sus posturas, aquellos contra la economía, estos contra la biología evolutiva, y que en ambos casos lo único que hacen es prostituir la ciencia real para sus propios fines.

    2.- Mencioné en mis escrito,por si se te pasó, que la matemática que pretende serla base de esta psudofilosofía económica no es mas que propaganda ideológica. Me propongo traes aquí a autores que han analizado el discurso neoliberal que dice tener base matemática del mismo nivel que la física y que demuestran que esto simplemente es muy cuestionable siendo suaves con aquellos defensores del neoliberalismo.Y pretendo yo también como matemático que soy decir algunas cosas sobre esto. Y quiero meter también una discusión acerca de la supuestas matemáticas del diseño inteligente.

    3.- Las posturas estrambóticas de diversas izquierdas han pretendido pasar como sustitutos de la investigación racional y científica real, o como pseudofilosofías que no explican nada o peor aún, confunden a quienes quieren encontrar alternativas reales. Las consecuencias de esta confusión aparte de políticas son también racionales y filosóficas, ya que para cuestionar laeconomía neoliberal no han dudado en tratar de desprestigiar la ciencia real. Y creo que esto nos importa atodos los que defendemos la racionalidad y la ciencia como un discurso válido pero también como una forma de vida.

    Sin sutilezas: hay que evidenciar el engaño, y como dice bien Manuel, eres libre de tomar la mejor decisión que creas conveniente para tus intereses.

  4. Darío
    18 julio, 2013 en 8:23

    😛 puse una h de mas que ya me gritó :mrgreen:

  5. 18 julio, 2013 en 9:33

    Menudo mitin político decimonónico nos has endilgado.

    El problema del discurso de izquierda es la Urss, Berlín oriental, la China maoísta, Corea, y Cuba. Si cada vez que pones en marcha un modelo económico tiene lugar un desastre, tendrás que revisar la teoría, o mejor aún darla, por muerta y sepultarla para siempre.

    El capitalismo ha generado riqueza para todos a lo largo de muchos siglos y aunque no es perfecto, es lo único que funciona.

    Saludos.

  6. Guillermo
    18 julio, 2013 en 11:11

    Mi más sincera enhorabuena por el artículo, excelente enfoque.

    Por otro lado, es curioso cómo las posturas económicas y políticas suelen defenderse igual que las magufadas, en lugar de argumentar su validez se atacan los fallos de las alternativas, además desde los prejuicios y la ignorancia. Son auténticas creencias, y por eso necesitamos más ciencia.

    Ha sido una sorpresa y un placer encontrarme esta entrada, una vez más enhorabuena.

  7. 18 julio, 2013 en 11:56

    Buena información, pero por favor, no uses el término tercer mundo porque le estás dando validez, no existe un tercer mundo más que en la cabeza y las malas intenciones de quienes acuñaron el término, existe una parte de la población pobre o menos afortunada pero no un tercer mundo. y detrás de esa pobreza hay: Imperialismo, dominación y expolio y el expolio, es una buena buena razón para hablar de tercer mundo.

  8. 18 julio, 2013 en 12:03

    Tienes razón Guillermo cuando dices “en lugar de argumentar su validez se atacan los fallos de las alternativas” que es justamente lo que hace el articulista, aunque sin explicar cual es su gran solución.

    Las magufadas lo son no por cómo se defienden o se atacan, sino porque no tienen correspondencia en el mundo real. Y si alguien critica la teoría de la Tierra esférica sin explicar cual es su alternativa, hay que suponer que está pensando en la Tierra plana o en algo aún peor, aunque no se atreva a confesarlo.

    Y cuando alguien salpica continuamente su disertación de descalificaciones de todo tipo, en lugar de argumentos autoevidentes, se está descalificando a sí mismo.

    Si quieres exponer una teoría, hazlo limpiamente y sin demonizar a nadie (¿qué tiene que ver aquí Pinochet?). Y si estás en desacuerdo con un modelo económico como el neoliberalismo, empieza diciendo y defendiendo cuál es tu alternativa.

    Es tan fácil criticar como difícil aportar soluciones que sean mejores que lo que estás criticando.

    Saludos.

  9. Chanri666
    18 julio, 2013 en 13:05

    Yack: “Si quieres exponer una teoría, hazlo limpiamente y sin demonizar a nadie (¿qué tiene que ver aquí Pinochet?). Y si estás en desacuerdo con un modelo económico como el neoliberalismo, empieza diciendo y defendiendo cuál es tu alternativa”

    Hombre si se esta tratando el tema del neoliberalismo uno de sus principales pasos fue el golpe de estado que Pinochet dio en Chile apoyado por la CIA y los grandes empresarios estadounidenses, para acabar con los movimientos obreros de Chile en particular y de latinoamerica en general, como ocurrio en las decadas siguientes (Periodo conocido en la historiografia latinoamericana como “La decada perdida”).

    Por otro lado pedir que ofrezca una alternatiba es una mala argumentacion. El autor del articulo tendra sus ideas politicas, pero no esta hablando de eso. Lo que hace es criticar las bases de la ideologia neoliberal, y teniendo en cuenta que sus representantes se han vestido con batas de cientifico y han postulado como deberia ser el mundo segun su ideologia, no veo problema en que en una pagina de dibulgacion se critique eso.

  10. Manuelodáctilo
    18 julio, 2013 en 13:06

    Guardaos de los que dicen que no hay que hablar de política. Se les ve el plumero.
    La política esta en todas partes y es imposible, por desgracia, separarla de nuestras vidas. Son los políticos los que se han metido en nuestra vida, obedientes a sus poderosos amos. El dinero que ganamos, el tiempo libre que disfrutamos, nuestra salud y la de nuestros amigos y familiares, la educación, la cultura,y por supuesto el pensamiento crítico, la ciencia, etc…TODO es decidido en gran medida por la política. Iros a ver el futbol, volved a vuestras cavernas, repetid las consignas televisivas, echad la culpa a los comunistas, los masones, profesores, estudiantes, etc, Pero no hableís, no digaís nada. O mejor aún: no penséis. Ni lo intentéis.

    Otro consejo: No veáis tanto intereconomia. Aunque vayan bien vestidos mienten, pero eso es algo que muchos no lo entenderéis. Es complicado de explicar si no se tiene la inteligencia necesaria.

    PD: conozco gente que ahora con la mal llamada crisis esta arruinada, en el paro, sin casa, etc, pero a la vez conozco a otras que ganan mas millones que nunca. Estan que revientan. CAGAN MILLONES.
    Reflexión: ¿Hay realmente crisis?¿Cual es el problema?¿es que hay realmente problema?

  11. Lucien
    18 julio, 2013 en 14:25

    Capitalismo no es igual a neoliberalismo. Se puede vivir en un sistema capitalista sin tener que tragar con las doctrinas destructoras de lo social del neoliberalismo. Sanidad, educación y ciencia no tienen que ser “rentables”, son un gasto que asumimos todos para obtener un beneficio como es la salud, la preparación y los innegables beneficios de los estudios científicos. Convertirlas en un negocio es pueril, propio de una sociedad sin principios en la que todo vale.

  12. carmenou
    18 julio, 2013 en 15:01

    Este blog lleva por título La Ciencia y sus demonios, no las Ciencias naturales y sus demonios, así que no veo por qué no puede haber una entrada que hable de Política o de cualquiera de las Ciencias sociales. A mí me parece un blog excelente, incluida esta entrada.

    Quien no quiere hablar de política, quien quiere pasar por apolítico, quizás debería preguntarse si no se está mintiendo a sí mismo. En vez de apolítico, cosa difícil de verdad en el mundo actual, es muy probable que en realidad sea un derechista vergonzante.

  13. 18 julio, 2013 en 15:47

    Dices: “Hombre si se esta tratando el tema del neoliberalismo uno de sus principales pasos fue el golpe de estado que Pinochet dio en Chile apoyado por la CIA y los grandes empresarios estadounidenses, para acabar con los movimientos obreros de Chile en particular y de latinoamerica en general, como ocurrio en las decadas siguientes (Periodo conocido en la historiografia latinoamericana como “La decada perdida”)”

    De aquí a decir que Pinochet inventó el neoliberalismo hay un paso. Esta es una interpretación política tan buena como la que dice que fueron los chilenos los que se cargaron ellos solitos al gobierno de su país con huelgas salvajes y que los americanos sólo les echaron una mano porque veían en peligro sus fuertes inversiones en ese país, Es lo que ocurrió en Cuba donde el gran Fidel arrambló con todo lo que encontró a su paso en nombre de la sacrosanta revolución comunista. Vale que le quites todo a tus conciudadanos, pero quitárselo a los inversores extranjeros sin pagarles por ello es otro cantar. Al final, muchas décadas después, siguen en la miseria y encarcelados en su propio país. A lo mejor hubieran preferido una revolución neoliberal.

    El neoliberalismo es un modelo económico que puede o no ser apropiado y eso puede discutirse, pero convertirlo en el tridente del mal con el que los malvados capitalistas destruyen a los inocentes proletarios me parece poco científico y un par de siglos obsoleto.

    Y no digo yo que no haya que hablar de política, ni de toros, pero no en un blog de ciencia y menos en términos mitineros.

    Saludos.

  14. 18 julio, 2013 en 15:54

    Y no digo yo que no haya que hablar de política, ni de toros, pero no en un blog de ciencia…

    Hombre, dado que esto no os cuesta un euro, al menos dejad que los administradores no desahogemos cuando nos apetezca.

  15. Pocosé
    18 julio, 2013 en 17:14

    De toda actividad o falta de ella, humana, animal, vegetal, geológica, astronómica, relativista o cuántica. ¿Hay alguna que esté eximida de ser estudiada, enfocada o discutida científicamente? ¿Cual? ¿Por que causas? ¿Quien determinará esas causas?

    P/D: Ahora caigo. Un exhaustivo análisis científico puede dejar definitivamente establecido que no es lluvia, sino que se nos están meando encima.

  16. fraort
    18 julio, 2013 en 19:33

    Genial. Reconozco ser un adicto a tu blog. Ahora mismo es pagina de inicio de mi navegador.

    No me parece mal que se hable de política de ciencia o de álgebra en un blog, es igual, lo que se necesita es hablar de los problemas que afectan a las personas y aunque seas científico o filósofo, a no ser que vivas en una isla en el fin del mundo, te tienes que conmover y sentirte afectado por todo el “circo” que se mueve y que mueve los resortes de esta sociedad.

    Pienso que la ciencia en general no debería prostituirse por ningún interés político ni económico por esa razón debería recibir subvenciones del estado, es decir de los ciudadanos, pues en cuanto un tercer poder se adueñe de ella o simplemente por falta de ayudas se la haga desaparecer, quizás es lo que están buscando, dejara de ser un bien para los ciudadanos del mundo para ser un negocio de unos cuantos, que pagaremos el resto de ciudadanos del mundo.

    Hoy en día sin dinero no se puede investigar, excepto en magufadas…

  17. KC
    18 julio, 2013 en 19:56

    #8 Al toledado, obviamente el articulista no se va a poner a hacer un ensayo sobre economía política y dado que las alternativas serían como para rellenar 25 blogs, no creo que prefiera eso a desempeñar alguna otra tarea.

    Aunque os dé por pensar que esto tiene algo que ver con derechas-izquierdas, esto es mucho más complejo en el caso español. El problema es que la gente estaba distraída con varios anzuelos que se han comido hasta el esófago…

    Yo creo que más que ir contra un sistema, la gente va contra unos tipos que han hecho del sistema su cortijo a base de ir dándole al tonto piruletas.

    No sé si me explico…

    Saludos.

  18. Darìo
    18 julio, 2013 en 19:57

    Y no digo yo que no haya que hablar de política, ni de toros, pero no en un blog de ciencia y menos en términos mitineros.

    Cuando se habla seriamente sobre estos temas, no se debe negar que esto implica una toma de postura, a diferencia de lo que generalmente se cree que es una actitud correcta. Si esto te parece tener tèrminos mitineros, con la pena.

    Efectivamente, no fue con Pinochet que el neoliberalismo nace. Hayek y von Mises escribieron sus primeros trabajos mientras se escondìan en los sòtanos de la càmara vienesa de comercio cuando obreros y soldados marchaban enarbolando banderas rojas tratando de construir un Soviet en la Austria derrotada de la Primera Guerra. Segùn la bibliografìa consultada, ellos se concebìan a si mismos como los salvadores de un mundo civilizado amenazado por la barbarie, y si esto no es una actitud mitinera, no sè que es.

    E insisto en lo que a los crìticos les ha pasado desapercibido: los defensores de la economìa neoliberal se presentan a si mismos como los creadores de una ciencia del mismo nivel y fortaleza que la fìsica, amparados por una jerga matemàtica que de entrada atemoriza al mas pintado. Y como decimos por aquì: quien hace proposiciones extraordinarias debe proporcionar demostraciones del mismo calibre. Al parecer, lo dicho y lo demostrado no coinciden :mrgreen:

    Si quieren consultar mas posturas (mas duras que la mìa en su exposiciòn) amparadas por muy buenas referencias, en El diario de Chemazdamundi encontraràn para entretenerse. Lo que no creo que se le pueda pedir a tirios y troyanos es que no tomen una postura con respecto al tema. Muchas veces, cuando los defensores de cualquier postura econòmica son incapaces de defender racionalmente sus posiciones, recurren a un psicologismo que es la conciencia no explìcita de la clase social a la que pertenecen o creer pertenecer, generalmente la dominante. Hace unos dìas hablando si lo que vivimos actualmente es una crisis del capitalismo o una manera en que el capital controla al trabajo, algunos economistas me dijeron al menos cinco posibles explicaciones de que el capitalismo actual se encuentra en crisis. pero algo no va: si tenemos varias “explicaciones ” para el mismo fenòmeno, quizàs sea lo mismo decir que en realidad no tenemos explicaciòn alguna, y la impresiòn que tengo es que, por el lado del neoliberalismo, sus defensores usan la idea de la ciencia y la racionalidad cientìfica para encubrir su postura.

    ¿El neoliberalismo es igual al capitalismo? A mi y a varios nos parece que el neoliberalismo es la expresiòn actual del capitalismo, como en su momento lo fue el fascismo y el keynesianismo, y que el ataque contra la salud, la educaciòn, las pensiones y el derecho a una vida digna es parte de su estructura bàsica, y que se usa la ciencia como coartada paraa justificar estos ataques.

  19. 18 julio, 2013 en 22:43

    “Hombre, dado que esto no os cuesta un euro, al menos dejad que los administradores no desahogemos cuando nos apetezca.”

    No, si como hablar, podéis hablar de lo que queráis a condición de que nosotros podamos criticarlo.

    Esto me recuerda a un video en YouTube de Arguiñano que en mitad de la preparación de unas gambas a la vinagreta y mientras se cocían unos ajetes, soltó una soflama revolucionaria antisistema que le provocó una apoplejía al patrocinador, que lo único que anhelaba era vender hornos y cocinas de inducción.

    Es sólo una cuestión de marketing, de cumplir con las expectativas de la clientela.

    Saludos.

  20. 18 julio, 2013 en 23:50

    El neoliberalismo no es exactamente capitalismo. Es apoderarse de lo de todos para unos pocos. En el capitalismo puro, las empresas compiten en libertad unas con otras. Actualmente, las empresas han llegado a no producir nada y a parasitar la sociedad como una especie de gigantesco aparato comunista que vive de lo que los contribuyentes aportan al estado. Si se critica al expolio que han hecho los gobiernos mal llamados comunistas, hay que reconocer que las mal llamadas democracias neoliberales están haciendo exactamente lo mismo, pero en vez de ser la élite del partido quien se enriquece, son las empresas que después darán trabajo a los políticos corruptos retirados.
    Me explico. Las grandes empresas que arropan a los políticos, en el caso de España, FCC, FERROVIAL, EULEN o las grandes constructoras, o las empresas públicas privatizadas no son empresas realmente. En una gran cantidad de casos viven únicamente de las obras públicas con precios desorbitados e hinchados que asfixian a la economía del país. Ahora, con las reformas de gasto para las comunidades autónomas y la administración local, se especializan en “prestar ” los servicios a costa de eliminar los trabajadores públicos. La administración entregará el dinero que cuesta la prestación del servicio más el beneficio correspondiente, un 15% en algunos casos. Este 15% más el costo real se transfiere directamente, y es la parte de dinero que pasa de ser capital que presta un servicio a beneficio de una pseudoempresa. Los trabajadores contratados por la pseudoempresa prestarán su servicio en peores condiciones y en régimen de prestamismo laboral.
    Cuando estas privatizaciones se dan en ámbitos como medio ambiente (que se pretenden dar), el agua, o la sanidad, el sistema se va al carajo, pues convertimos los derechos esenciales de las personas en negocio.
    En el caso de capitalismo puro, una empresa privada sólo inicia negocio cuando se prevé beneficio. Por ejemplo, una piscina cubierta y balneario, sólo es construido por iniciativa privada cuando se prevé obtener un beneficio. En el sistema perverso que nos ocupa, la administración construye la instalación con dinero público (inversión privada 0), y después “externaliza” la gestión, que pasa a desempeñarse por una de estas pseudoempresas, que perciben el gasto más el beneficio, siendo más caro para el contribuyente que la prestación directa por parte de la propia administración. Esto vale para aeropuertos, hospitales, colegios concertados, campos de fútbol, autopistas, ferrocarriles…
    Este nuevo enfoque del capitalismo que pretende parasitar el dinero de todos, el que entregamos con nuestros impuestos, es una huida hacia adelante.El dinero de la economía real, la del que compra y vende en el mercado, el que produce bienes y los consume, está agotado.
    Los préstamos bancarios ya se han hecho con el dinero que los trabajadores van a percibir en los treinta años venideros. De lo que queda del salario, el resto se va en alimentos, educación, vestimenta, ocio y los impuestos de hacienda pública.
    Con este panorama, el único dinero con el que se puede hacer negocio es el que hemos entregado a la hacienda pública y que se usa para pagar la sanidad, educación y el resto de prestaciones públicas. Para poder hacerse las empresas con ese dinero, necesitan de la connivencia de los políticos, que han de estar dispuestos a entregar este dinero a estas empresa a cambio de que sean ellas las que presten el servicio pese a que esto es peor para los contribuyentes, ya que pagarán más por lo mismo. Son los políticos neoliberales quienes están de acuerdo con facilitar este robo de lo público. Y ojo, que esta política neoliberal, es ejercida tanto por aquellos partidos que tradicionalmente denominábamos como derecha como por los que se denominaban izquierda.
    El bienestar proporcionado por el capitalismo, por lo menos el de los últimos tiempos es un espejismo. Hemos visto como recientemente, alguien que creía eso de que pertenecía a una “clase media”, ha perdido su trabajo, con él sus ingresos, y la posibilidad de pagar la hipoteca, con lo que pierde su casa. De un plumazo, pasa de ser un flamante ciudadano de “clase media” a un sin techo. Y éste, es el aspecto real del neoliberalismo, cuando se enciende la luz, todo pierde su magia.
    Hace 100 años se trabajaba una jornada de 8 horas y se producía 500 veces menos. La solución es trabajar todos, y hacer la jornada que resulte, si son 5 horas, 5 horas. Y prestar los servicios de la forma más económica posible, y esto es de forma directa por la administración. Cualquier programa que avance en este sentido será mejor que el actual.
    El neoliberalismo pretende que se trabaje más horas (excluyendo a gran parte de la sociedad que no tienen qué hacer) y que los servicios se presten de forma privada (más caros). Camina hacia el lado contrario. Y cuando se pretende excluir a tantas personas de la vida social, o se asume que va a haber conflicto social o se asume que la solución será su eliminación como ya ha ocurrido otras veces.
    Perdón por la chapa…

  21. Persona
    19 julio, 2013 en 0:28

    El artículo me ha parecido muy ilustrativo y creo que es crítico para con ambas caras de la moneda de manera bastante ecuánime. Sólo un par de pequeños comentarios y es concerniente al estilo, al leerlo no me ha quedado muy claro si es una narración de hechos o una declaración de opiniones, es un poco confuso de la manera en la que está redactado. El otro comentario es simplemente que, en mi opinión, en un texto se deben de citar otros autores y a pie del documento deben de ir las referencias a las fuentes y no utilizar una cita y proponer su validez debido a su origen en la misma frase. Es una cuestión de estilo más que otra cosa, pero como ya he dicho es mi opinión y en ese sentido, todos tenemos la nuestra.

    Por otra parte, ya no en cuanto al artículo en si sino al contenido del blog en general, si que se agradecería, otra vez desde mi punto de vista, un poco más de organización de las ideas que se abordan en el blog. No es que se esté mezclando churras con merinas insertando este artículo entre los demás, el que no vea la relación entre política, economía/financiación y ciencia se engaña a si mismo o pretende engañar a los demás, pero, y si me permitís la analogía, yo no meto en un motor el aceite donde va el combustible y viceversa por muy importantes sean los motivos para hacerlo. El problema no es de contenido, sino de continente. Los artículos de ciencia van en la sección de ciencias, los de actualidad con los de actualidad y los de historia y política deberían tener su propia sección. Si vais a seguir esta dirección a lo mejor deberíais reconsiderar un cambio en el formato del blog (a fin de clarificar contenidos).

    Mis disculpas por el ladrillo y si he parecido demasiado crítico, quede claro que mi problema no es ni con el mensajero ni con la idea que inspira el mensaje, sino con la estructura de este último. Gracias.

    Sun salud☼.

  22. Pocosé
    19 julio, 2013 en 8:18

    Si con la crisis las estadísticas nos muestran, que los pobres han aumentado, los medio ricos son menos ricos y los muy ricos son mas ricos. Es evidente algo de mala ciencia y o pseudociencia hay en la que pretende justificar que no puede haber nada mejor que lo que ha provocado esto, y que ni tan siquiera pueda ser mejorable.
    A mi me quedó bastante claro desde mi primera entrada, nada mas leer el titulo, cuales son las prioridades de este magnifico blog.
    Si alguien ve mitin político donde no lo hay, es muy posible que se deba a algún tipo de sesgo propio..

  23. Francesc
    19 julio, 2013 en 9:29

    Anda, a ver si ahora va a resultar que la economía puede ser una ciencia XD
    Quería comentar algunas cosillas que han soltado otros comentaristas como por casualidad…
    “El problema del discurso de izquierda es la Urss[…] Si cada vez que pones en marcha un modelo económico tiene lugar un desastre, tendrás que revisar la teoría, o […] darla por muerta […]”
    Esta idea la he escuchado muchas veces, y uno se cansa de recordar un par de cosillas: 1.- El sistema capitalista ha provocado muchos desastres también: recesiones, golpes de estado, guerras y hambrunas. 2.- La diferencia es que el sistema capitalista ha funcionado para la metrópoli (los países desarrollados) a costa de las colonias (el resto del mundo).
    Como en EEUU parece que va bien, olvidémonos simplemente de los genocidios en África, las dictaduras amigas en Oriente medio, la hambruna de Etiopía o las desigualdades sociales de la India. O de que Japón lleva 20 años en crisis. Al capitalismo no se le puede juzgar porque funcione en una pequeña parte del mundo, ya que es un sistema transnacional, heredero del imperialismo. Y hombre, podríamos discutir si China es un ejemplo de fracaso económico.

    “El capitalismo ha generado riqueza para todos a lo largo de muchos siglos”
    Depende de lo que entiendas por “muchos”, el capitalismo de empresarios con asalariados data “sólo” del siglo XIX, aunque algunos defienden que el capitalismo en sí empieza en en el XVI. Lo que es indudable es que no ha generado riqueza “para todos”. Estás diciendo eso desde tu posición de elemento privilegiado dentro del sistema. Es como si el antiguo Conde de Alba dijera que el feudalismo ha generado riqueza para todos, señalando que, bueno, la ha generado para él y ha alimentado a sus siervos. Además, en mi opinión, el aumento de la riqueza que percibimos también está influido por los avances técnicos que se han desarrollado (ahora podemos fabricar coches más baratos por lo que “todo el mundo” puede tener uno, eso no significa que seamos más ricos, sino que los coches valen menos); en este caso el capitalismo ha servido para que esos avances no beneficiaran a todos por igual, sino principalmente a los empresarios.

    “Otro consejo: No veáis tanto intereconomia. Aunque vayan bien vestidos mienten, pero eso es algo que muchos no lo entenderéis” El problema es que intereconomía sólo son los voceros que ya no se preocupan ni de disimular, ya se ríen en nuestra cara. El discurso neoliberal está en todas partes, y todos nosotros caemos, inconscientemente, en replicar sus razonamientos en ocasiones.

    “Yo creo que más que ir contra un sistema, la gente va contra unos tipos que han hecho del sistema su cortijo a base de ir dándole al tonto piruletas”. El otro día discutía en otro hilo sobre esto. Mi percepción es que estos tipos no son una enfermedad del sistema, son una consecuencia lógica de dicho sistema. Igual que las dictaduras -también las comunistas- generan corrupciones entre sus altos cargos. Gente esperando a aprovecharse del sistema la habrá siempre, la cuestión es no dejarles. En el caso del comunismo aparecen espontáneamente, pero en el caso del sistema capitalista hay que añadir que el propio poder económico es el que está interesado en poner a cargo del país a políticos corruptos.

    “Esto me recuerda a un video en YouTube de Arguiñano que en mitad de […] soltó una soflama revolucionaria antisistema”. Antisistema? Si que está barato ser antisistema. Si estamos hablando de la misma, Arguiñano soltó unos comentarios bastante suaves y socialdemocráticos. Desde su experiencia como empresario.

    “En el capitalismo puro, las empresas compiten en libertad unas con otras”. Y eso es lo que pide el neoliberalismo. Y eso es lo que no podemos permitir. La libre competencia de las empresas supondría el fin de la poca democracia que tenemos, ya que para ellas “en libertad” significa “sin tener que aceptar las reglas que los gobiernos crean necesarias”

    “El neoliberalismo pretende que se trabaje más horas […] y que los servicios se presten de forma privada. […] Y cuando se pretende excluir a tantas personas de la vida social, o se asume que va a haber conflicto social o se asume que la solución será su eliminación […]”
    Estoy de acuerdo, pero quería matizar. Las guerras no tienen como objetivo -dentro de la lógica capitalista- la eliminación de la gente pobre: eso no te soluciona el problema que tienes, que es que has acumulado el dinero en una pequeña parte de la población y ahora no tienes clientes para tus productos. Lo que hace una guerra es: 1.- Destruir los bienes y los medios de producción del país que atacas, con lo que a partir de ahora pueden ser tus clientes. 2.- Destinar dinero público a empresas privadas, es una ayuda a tu propia industria. 3.- El punto anterior, igual que los programas contracíclicos de impulso a la economía, genera más actividad económica 4.- Eliminar excedentes y disminuir la mano de obra disponible, con lo que aumentan los salarios y se crea inflación 5.- El punto anterior provoca una disminución del valor de la riqueza acumulada, con lo que es una forma de repartir la riqueza para poder reiniciar el sistema.

    Las crisis son la alternativa a la guerra, y sí, la mejor manera de salir de la crisis actual -aparte de ponernos a exportar como locos, cosa que no va a pasar- es provocar una superinflación. O cambiar de sistema económico, que tampoco va a ocurrir.

  24. fraort
    19 julio, 2013 en 13:00

    Alucinado, geniales también los comentarios de El Grumete y de Francesc. ¡ no me cansaré nunca de aprender…! quizás es por que coincidan con mis ideas pero aún así, les animo a que continúen colaborando.

    Saludos de un animal que intenta ser racional.

  25. pensamiento1977
    19 julio, 2013 en 18:13

    Para aquellos que critican el artículo, que me ha parecido interesante y acertado, les recomiendo el libro “La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre” de Naomi Klein, una mujer todavía joven pero que ha ocupado una cátedra en la London School of Economics. Figura entre los intelectuales más destacados del planeta y esto no lo digo yo, lo dicen revistas como Prospect y Foreing Policy. No me voy a extender en sus tesis pero el título de la obra ya dice mucho, porque no olvidemos que el neoliberalismo tiene una parte importante de doctrina criminal ideada por mentes criminales. Para aquellos que no quieran comprarse el libro también existe un documental que lo resume, aquí va un enlace: http://agenciatigris.blogspot.com.es/2013/05/la-austeridad-y-el-estado-de-shock-de.html

  26. Mauricio
    20 julio, 2013 en 4:16

    A los detractores del artículo, lo que puedo decirles es que lean el tomo I de El capital, escrito por Carlos Marx. Si con eso no tienen claras las reglas del capitalismo, ya no hay remedio

  27. amoKK
    20 julio, 2013 en 19:22

    Yack :
    Menudo mitin político decimonónico nos has endilgado.
    El problema del discurso de izquierda es la Urss, Berlín oriental, la China maoísta, Corea, y Cuba. Si cada vez que pones en marcha un modelo económico tiene lugar un desastre, tendrás que revisar la teoría, o mejor aún darla, por muerta y sepultarla para siempre.
    El capitalismo ha generado riqueza para todos a lo largo de muchos siglos y aunque no es perfecto, es lo único que funciona.
    Saludos.

    Se nota claramente que eres un burgués acomodado, ¿que el capitalismo ha generado riqueza para todos? ¿qué funciona? Já, pero que chiste es ese, ¿dónde vives, en un chalé de Mónaco? Porque esta claro que no trabajas en una fábrica textil de Bangladesh.

  28. amoKK
    20 julio, 2013 en 19:29

    El capitalismo es lo único que no funciona precisamente. Sólo tecnócratas snobs cortos de miras pueden decir lo contrario. Un sistema que ha demostrado generar crisis de sobreproducción cíclicas, que funciona bajo la premisa de que la población es estúpida y se le bombardea con propaganda comercial explícita y subliminal para convertirlos en una horda de zombies del sofá y el macdonalds, que considera los recursos naturales infinitos cuando no lo son, etcétera etcétera.

  29. Jose
    21 julio, 2013 en 5:01

    Me llama mucho la atención los constantes ataques al capitalismo, neoliberalismo, liberalismo y cosas similares. Para empezar, TODAS las economías del mundo están en mayor o menor grado intervenidas, por lo que mal se puede hablar (siendo estrictos) de capitalismo. Lo que hay en todos lados (salvo anacronismos curiosos como Corea del Norte) son economías mixtas

    En segundo lugar, realmente es tan desastroso? Muchísimo antes de la aplicación de estos sistemas ya teníamos un mundo desigual: a fines de la Edad Media, Europa trabajaba los metales, manejaba la polvora y tenía conocimientos y tecnología para cruzar océanos. América recién empezaba a experimentar con metales maleables y en Australia todo lo que había era grupos de cazadores-recolectores. La desigualdad no tiene su origen en el capitalismo y derivados (Armas, Gérmenes y Acero de Jared Diamond desarrolla más el tema)

    Es justo decir entonces que el problema es que mantiene las desigualdades y perpetúa injusticias, haciendole peor la vida a la humanidad? Tengo dudas que sea así: el mundo avanza. A ritmos desiguales, pero es casi general a nivel mundial que la gente que vive hoy está mejor que sus abuelos. La gente vive más, la alimentación mejora en su cobertura a pesar que somos más que nunca, adelantos en medicina, tecnología, etc. Se ha pasado de la esclavitud a horarios abusivos de trabajo a jornadas de 8 horas, el respeto y tolerancia es hoy mucho más que antes, etc.

    Se que falta mucho por arreglar y mejorar. Pero son problemas que se arrastran desde unos cuantos miles de años y van mejorando. Quizás no a la velocidad que nos gustaría, pero se avanza. Que el motivo causal de esto sea el egoísmo (aún cuando se disfrace de altruismo) y el interés práctico de comerciar (1er gran motivo de reducción de violencia: Si quiero comerciar, no puedo hacerlo con un muerto) no creo que deba importar.

    Lo cierto es que poner al capitalismo como el origen de los problemas es una burrada. Ponerlo como el que lo perpetúa es estar ciego o no saber como se vivía antes. El que lo dude, que me diga si estaría dispuesto a vivir como se vivía en la época de sus bisabuelos, con todo lo que implica

  30. Darío
    21 julio, 2013 en 8:43

    Me llama mucho la atención los constantes ataques al capitalismo, neoliberalismo, liberalismo y cosas similares. Para empezar, TODAS las economías del mundo están en mayor o menor grado intervenidas, por lo que mal se puede hablar (siendo estrictos) de capitalismo. Lo que hay en todos lados (salvo anacronismos curiosos como Corea del Norte) son economías mixtas

    Me temo que hay que discrepar de lo que escribes. Lo que se conocio como economía mixta es la forma de cierto capitalismo que prevaleció desde poco después de la Gran Depresión de 1929-1934 hasta principios de los años setenta, basado en las teorías económicas de J. M. Keynes. Te recomiendo de él Teoría General de la ocupación, el interes y el dinero, Fondo de Cultura Económica, México, 1971. Una excelente crítica de sus límites y sus carencias la encontrarás en Marx y Keynes. Los límites de la economía mixta de Paul Mattick, Editorial Era, México, 1975.

    Que los estados exoneren de impuestos a la gran empresa, que cierren los ojos ante los saqueos que cometen, que avalen la contaminación que crean y que repriman a los trabajadores que protestan por esto y más, no significa que vivamos una economía mixta, significa simple y llanamente que los estados, o mas bien, que los gobiernos son lacayos del gran capital, nada mas, pero nada menos.

    En segundo lugar, realmente es tan desastroso? Muchísimo antes de la aplicación de estos sistemas ya teníamos un mundo desigual: a fines de la Edad Media, Europa trabajaba los metales, manejaba la polvora y tenía conocimientos y tecnología para cruzar océanos. América recién empezaba a experimentar con metales maleables y en Australia todo lo que había era grupos de cazadores-recolectores. La desigualdad no tiene su origen en el capitalismo y derivados (Armas, Gérmenes y Acero de Jared Diamond desarrolla más el tema)

    Este es el problema del pensamiento místico de los que soportan el capitalismo neoliberal actual, pero en general cualquiera: una forma de producción y vida histórica determinada y finita es puesta como atemporal y eterna. La desigualdad efectivamente no fue invento del capitalismo, pero en su base la extracción de plusvalía y la maximización de la ganancia fomentan y profundizan la desigualdad.

    ¿A nivel mundial la gente es está mejor que antes del capitalismo? Supongo que a la mayor parte de la población mundial que sobrevive con 1 dolar diario o menos, tu noticia le caerá como bendición del cielo :mrgreen: 😈

    Lo cierto es que poner al capitalismo como el origen de los problemas es una burrada. Ponerlo como el que lo perpetúa es estar ciego o no saber como se vivía antes. El que lo dude, que me diga si estaría dispuesto a vivir como se vivía en la época de sus bisabuelos, con todo lo que implica

    Lo que creo que es una burrada es escribir cosas sin fundamento y sin estudio. Y por mucho que tengas 60 años o más, tus bisabuelos ya vivían en el capitalismo. Y si quieres saber como era ese mundo: La gran transformación. Los origenes sociales de nuestro tiempo de Karl Polanyi, Fondo de Cultura Económica, México, varias ediciones. Que estés bien.

  31. Miguelón
    25 julio, 2013 en 10:58

    ¡Cojonudo!. Y luego pretenderán que les tomemos en serio, cuando son ellos mismos los que demuestran a las primeras de cambio que no se creen lo que predican. 😛

  32. 25 julio, 2013 en 15:38

    Es que, ademas de unos h. de p. son unos hipocritas. Mucho capitalismo y mucho libre mercado, pero a mi que me den subvenciones para mi negocio. Eso si, que no me hagan pagar impuestos.

  33. Darío
    26 julio, 2013 en 4:04

    Después de leer la noticia confirmo, nuevamente, lo que he pensado de la economía neoliberal: es una economía casino en donde la banca hace creer que todos ganan sabiendo que no, los jugadores son unos cretinos que creen, que quieren creer, que hay posibilidades de ganar algo mientras son desplumados todo el tiempo, y la única regla que vale dice: “Yo, como Casino, si gano está muy bien, pero si parece que pierdo el único que pierde es el jugador” sieg Heil!!!! 😈

  34. Darío
    26 julio, 2013 en 6:29

    Mas de los empleos en laépoca del neoliberalismo, fomentado por el gobierno de Gales, según esta noticia: http://www.diariopopular.com.ar/notas/161157-alientan-la-pornografia-frenar-el-desempleo

    ¿El pseudofilósofo de no me acuerdo donde pensaba también en esta solución “por qué en España no se puede hacer investigación? 😎

  35. Darío
    26 julio, 2013 en 7:18

    He mencionado que la matemática neoliberal tiene mucho en común con la matemática deseño-intelegentiosa.

    Ahora bien: es interesante ver que la similitud no es solamente en la pseudo-matemática que ambos disparates sostienen. La convergencia es también ideológica, como lo deja ver la siguiente pagina creacionista (perdón, diseño-intelegentiosa :mrgreen: ) que retoma algunas palabras de Hayek contra Darwin y la ciencia en general. ¿Dios los crea y los niños se juntan? 😎

    Ambos movimientos, ya lo veremos, son igual de hipócritas: reniegan de la ciencia que no avala sus tarugadas pero no dudarán en querer su cobijo para justificar su ideología, carente de sustento metodológico y racionalidad. Sirva esto como una probadita de lo que significa la ideología de la psudociencia, ya sea en economía, ya sea en psicología 😈

    http://designinference.com/quote-of-the-day-friedrich-hayek/

  36. Darío
    26 julio, 2013 en 7:19

    perdón quise decir biología en vez de psicología

  1. 19 julio, 2013 en 18:17
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: