Archivo

Archive for agosto 2013

Una imagen educa más que mil palabras (sobre todo si mide 10^24 metros!

29 agosto, 2013 32 comentarios

.

La excelente animación que presentamos muestra algo brutal y difícil de imaginar: todas las distancias conocidas. Desde la longitud de Plank y la espuma cuántica hasta el universo observable. Estoy seguro de que os entretendréis un buen rato con ella. También estoy seguro de que os preguntaréis que fabuloso y experimentado científico ha diseñado esta presentación; pero para ello, deberéis pulsar en «Leer más»…

.

Pulsad en la imagen para acceder a la animación:

scale

Nota: Gracias a David Alejandro Fuentealba Márquez  por facilitarnos el enlace.

Leer más…

Divulgar ciencia en Internet o el suicidio de Descartes

28 agosto, 2013 87 comentarios

divulgarCuatro años llevo ya divulgando ciencia en la red, y puedo decir que tengo algo de experiencia en el tema. Evidentemente puedo estar equivocado, pero la impresión que me da es que Internet no es el mejor medio para divulgar ciencia, al menos para el público en general. Basta leer la superficialidad y falta de lógica (que provocaría que Descartes se tirara por una ventana) en muchos de los comentarios para comprobar que algo falla en la elección de este medio para divulgar ciencia.

Esa sensación particular, que iba creciendo con el paso del tiempo me la encontré explicada de forma más profesional y académica en un artículo de la revista Science. Un resumen del artículo (al cual sólo se puede acceder si opera desde bibliotecas suscritas a la revista) se ofrece en el blog Materia. Destacaría de dicho resumen el siguiente párrafo:

Tres son los principales motivos por los que científicos, divulgadores y periodistas especializados deben replantearse la forma en que se desarrolla su diálogo con el público, según los autores de este trabajo. Primero, el declive de los medios tradicionales y su incapacidad para cumplir con su función de acercar la ciencia a la sociedad. Segundo, que internet es un ecosistema complejo en el que no siempre la voz más autorizada y respetable es la más escuchada. Desde el algoritmo de Google hasta los agregadores de noticias, el ruido suele obtener más oyentes que el discurso atinado de una institución científica. Por último, pero no menos importante, la forma de consumir la información en internet: blogs, comentarios, tuits y “me gustas” alteran la información hasta el punto de distorsionar o desvirtuar su mensaje.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: