Inicio > Actualidad, Ciencia, Escepticismo > Sencillo manual práctico para saber cuando existe un verdadero debate científico

Sencillo manual práctico para saber cuando existe un verdadero debate científico

29 octubre, 2013

11 debate cientifico metodo cientifico investigacion evolucion creacionismo diseño inteligente disidencia cienciaEn un mundo en donde el conocimiento científico se genera con inusitada rapidez y mientras aumenta casi exponencialmente la complejidad de la propia ciencia, es muy difícil sino imposible para el ciudadano medio (e incluso muchas veces para los propios investigadores ajenos a un campo de estudio determinado) tener una visión clara de cuáles son los hechos científicamente comprobados y demostrados y diferenciarlos claramente de las hipótesis todavía sujetas a discusión científica en cualquier campo del saber.

Pero una forma bastante rápida y eficiente de saber de primera mano, sin el filtro de la Wikipedia, de los blogs de ciencia o de las noticias publicadas en los medios de comunicación, si un determinado hecho ha sido satisfactoriamente explicado o se encuentra todavía sujeto a debate académico es acudir a cualquier revista científica especializada del campo, sobre todo ahora que cada vez más de ellas permiten el acceso gratuito a sus contenidos completos.

Inciso: existen publicaciones de libre acceso como la familia de revistas PLoS, el NIH estadounidense publica de forma libre todos los estudios que financia, el Reino Unido y la Unión Europea obligarán en 2014 a los investigadores que reciban sus fondos a publicar en formato de libre acceso y también los investigadores responsables de cada estudio pueden pagar a la revista para permitir el acceso libre a su artículo. Sí no se sorprendan, los científicos además de hacer los experimentos y escribir el artículo, debemos pagar no sólo para que una revista nos publique nuestros estudios, sino que además debemos pagar un poco más de dinero si encima queremos que cualquier ciudadano pueda leer nuestro trabajo en Internet.

Además no es necesario ser un experto en el tema, puesto que todos los artículos científicos contienen un apartado llamado “Introducción” en donde se debe exponer clara, concisa y rigurosamente el conocimiento del tema en cuestión (con referencias incluídas) antes de pasar a describir sus propios descubrimientos. Si los autores no exponen equilibradamente este apartado, tengan por seguro que el estudio en cuestión no se publicará hasta que introduzcan correctamente el tema tratado, independientemente de la calidad de los resultados obtenidos por los investigadores firmantes del manuscrito.

Así imaginemos que queremos saber si se conoce el mecanismo de acción de la enzima X. Simplemente podemos teclear en la base bibliográfica Pubmed las palabras “enzima X mecanismo de acción” (se sobreentiende que en ingles, el lenguaje oficial de la ciencia mundial) y nos aparecerán diversos artículos que incluyen esas palabras. Si elegimos uno reciente y de libre acceso podemos ir directamente a su introducción y podremos leer algún párrafo del tipo:

“En la actualidad el mecanismo por el cual actúa la enzima X es todavía un tema controvertido, con dos posibles modelos apoyados en diferentes estudios. El primero, el mecanismo A propone […]. El segundo o modelo B implica […]” *

o bien:

“la enzima X cataliza sustratos mediante el mecanismo denominado A”

Puede que no entendamos en qué consiste dichos mecanismos, pero si varios artículos publicados en revistas de prestigio por diferentes grupos de científicos expertos en el tema nos indican claramente que hay (o no hay) hipótesis en estudio podemos entender y deducir el grado de conocimiento y sobre todo el consenso alcanzado sobre el tema en cuestión. Pero ¿cómo saber si una revista científica es buena? Pues aquí la forma más fácil y rápida de conocer la calidad de una revista es acudir a su índice de impacto, si ese valor numérico es superior a por ejemplo 5 podemos estar razonablemente seguros que el trabajo publicado tiene una indudable calidad científica y nos podremos fiar de lo expuesto por los autores en la introducción del artículo. Y si nos quedan dudas o queremos profundicar más podremos acudir a los trabajos referenciados en esta introducción sobre el tema en cuestión.

Y con estas simples herramientas cualquier ciudadano puede recibir información de primera mano sobre el grado de consenso (o de debate) científico alcanzado en cualquier área de investigación.

Y ahora para finalizar les propongo un simple ejercicio, busquen ustedes información de la manera que les he indicado sobre cualquiera de los clásicos “debates” científicos promovidos y mantenidos por foros, blogs y páginas webs que conforman la democracia cibernética de Internet: evolución frente a diseño inteligente, negacionismo del SIDA o del cambio climático, movimientos antivacunas, medicinas holísticas, etc. Y ya me contarán cuál es la conclusión a la que llegan ustedes.

* Nota: Esta frase traducida está sacada directamente de un artículo mío sobre el mecanismo de acción de una determinada enzima.

Entradas relacionadas:

* Científicos cristianos: el irracional argumento de autoridad para justificar la superstición

* De la idea al artículo científico

* Diferencias entre disidencia, negacionismo y magufada

* Disidencia en la ciencia: la delgada línea roja

* El proceso de realización y validación de una publicación científica ilustrado con 5 ejemplos

* Evidencia o creencia: cómo funciona el método científico (I)

* La ciencia y la anécdota

* La excepción no confirma la regla

* Las ofensivas cartas marcadas de los creyentes a la hora de discutir sobre ciencia

* Separando el trigo científico de la paja pseudocientífica

* Segunda edición: Pruebas directas y pruebas indirectas

* Un estudio analiza la discriminación de las citas que emplean los científicos


  1. Jose
    29 octubre, 2013 en 4:07

    Y la vacuna contra el clásico “es que esos estudios los financia tal empresa” o el obvio “eso dice la ciencia oficial, pero no se da la oportunidad a las nuevas ideas” ? Siempre la ignorancia tiene algún arma para mantenerse y justificarse

  2. josecb
    29 octubre, 2013 en 18:39

    Lo del índice de impacto es muy relativo, por ejemplo en mi rama no hay ni una sola revista que llegue al 5. En matemáticas también me consta que ocurre algo similar.

  3. 29 octubre, 2013 en 18:43

    Josecb

    Totalmente de acuerdo. He puesto el ejemplo de biomedicina pero es conveniente buscar en cada area las mejores, por ejemplo las del primer cuartil de su especialidad.

  4. supermaruja
    29 octubre, 2013 en 18:59

    Difícil, difícil que un ciudadano medio se moleste en ampliar (o al menos cotejar/contrastar) la información que recibe, con suerte lee la cabecera (y no siempre la entiende) y se cree ya capacitado para opinar, sigue faltando mucha base de cultura científica en este “nuestro país”

  5. 29 octubre, 2013 en 19:19

    Supermaruja

    Pues si los ciudadanos medios contrastaran la información sería mucho más dificil engañar a la ciudadanía. Y ahora con el acceso a la web es muy asequible y fácil encontrar información de calidad.

  6. Darìo
    29 octubre, 2013 en 19:47

    ateo:

    yo no tengo la menor idea de lo que hablas acerca de enzimas, como no tengo la menor idea de los detalles de la evolución o de los detalles del SIDA , desconozco lo más básico de microbiología y de los insectos no sé mas que los que veo volar a mi alrededor, detalles sobre estos temas y otros que tan bien tú y los demás especialistas han dedicado a darnos a conocer. Ni en álgebra relacional ni en seguridad informática te dan esos temas :mrgreen:

    Pero creo que como ciudadano estoy obligado a i) conocer lo básico de muchas de las cosas que me interesan, y ii) a callarme cuando no sé de que se habla y leer a los que verdaderamente saben. Para ii) algo de sensatez intelectual funciona, y para i) las propuestas que haces en tu artículo dan orientación de lo que puedes hacer cuando quieres ser un ciudadano responsable y no un consumidor borrego o un esotèrico alternativo alucinado.

    Es fácil darse cuenta de que muchas discusiones como las que hay en nuestro blog son pseudofilosòficas y casi no científicas conforme el número de participantes aumenta. Y si muchos de estos participantes “pretenden cuestionar” el paradigma vigente de alguna ciencia podemos ver que la mayor parte de estos “cuestionadores” son ignorantes de lo más básico y que en el fondo no hay mas que un cuestionamiento a la racionalidad “occidental” y a la “ciencia oficial”, mantras idiotas si los hay. Tus propuestas ayudan a los que veradderamente quieren conocer algo acerca de un tema fuera de su especialidad o sus intereses, a no perderse sobre todo en los cuentos de los alucinantes pseudoalternativos.

    Saludos.

  7. 29 octubre, 2013 en 22:37

    Hola, no es mi intención contradecir este post, pues estoy de acuerdo en que las revistas y buscadores de artículos son una fuente mucho más fiable que Wikipedia, blogs etc. Pero atención, la comunidad científica, que deja ver su consenso en estos medios, no es perfecta tampoco, y entre esas imperfecciones destacaría dos:

    1) El mecanismo de revisión por pares. Si alguien desea publicar un artículo, tiene que pasar antes por revisión de dos especialistas avezados en ese campo de investigación. Puesto que en la mayoría de los casos, ninguno de ellos replica los experimentos en el laboratorio, por muy amplia que sea su experiencia, podrían estar dando más peso al punto de vista fuertemente aceptado muy por encima de otros menos aceptados, pero QUIZÁS capaces de aportar algo a la ciencia.

    2) Pues os parecerá un tópico o una estupidez, pero es verdad que si solamente se financian aquellas investigaciones basadas en premisas ampliamente aceptadas, quizás no hay suficiente empeño en otros puntos de vista no tan validados por la comunidad.

    Con esto quiero decir que la publicación tiende a reforzar los paradigmas más aceptados y es difícil que se publique algo que pueda ser novedoso.

    Por otra parte: en las revistas más conocidas como Investigación y Ciencia, las que más conocerá e público probablemente, aparecen multitud de artículos claramente subjetivos llenos de ideología, con muy poca objetividad.

    También quisiera animaros a no llamar negacionismo del SIDA o cambio climático a los que no creen que el VIH sea la causa, o que el cambio climático no se deba al CO2 emitido, sino más bien escépticos. Ustedes o muchos de ustedes, afirman ser escépticos, pues también se puede ser escéptico respecto a paradigmas científicos ante una ausencia de pruebas, incluso en esas revistas especializadas (donde es imposible no estar de acuerdo con según qué cosas, por los motivos arriba dichos).

    Un saludo!

  8. Darìo
    29 octubre, 2013 en 22:45

    También quisiera animaros a no llamar negacionismo del SIDA o cambio climático a los que no creen que el VIH sea la causa, o que el cambio climático no se deba al CO2 emitido, sino más bien escépticos.

    👿 si te dijera lo que quiero llamarles …

    … pues también se puede ser escéptico respecto a paradigmas científicos ante una ausencia de pruebas, incluso en esas revistas especializadas

    Lo que pienso de esto que escribes no puede leerse 😎

    La metodología científica real está lejos de ser perfecta pero tiene la gran ventaja de ser autocorrectiva, algo que no he visto en los negacionistas de cualquier tipo, ni en los esotéricos. Y con respecto a las revistas, las falacias de número no cuelan, independientemente de que existan artículos de dudosa referencia científica.

    Ser escéptico, ¿significa según tú creerse las idioteces del negacionismo del SIDA, o las tarugadas del diseño inteligente?creer esto me parece mas propio de ingenuos, flojos o malandrines.

  9. 29 octubre, 2013 en 22:52

    Ser escéptico significa dudar hasta que se tenga pruebas de algo. Los llamados negacionistas lo son porque no han visto las pruebas, y tal vez muchos científicos asumen que algo es cierto solo porque lo dicen las revistas y la comunidad científica, y eso tampoco es del todo acertado.

  10. Darìo
    29 octubre, 2013 en 23:00

    Esta es buena.

    Los llamados negacionistas no quieren ver las pruebas ni aunque la vida les vaya en ello, como es el caso del SIDA, y los que asumimos que los publicado en revistas serias tiene amplias posibilidades de ser ciertos lo hacemos con base a criterios como el conocimiento del método científico, el conocimiento del tema específico en el que estamos interesados y la aceptación de las reglas del juego que se han visto que funcionan, a diferencia de los negacionistas . Si veo un artículo sobre álgebras en una revista, o en otros ámbitos, si veo un texto sobre seguridad informática, mi experiencia y el conocimiento de las reglas aceptadas me permiten saber con relativa buena certeza si el artículo vale la pena o es una chapuza, algo que el negacionismo NPI tiene.

  11. 29 octubre, 2013 en 23:27

    Tenemos temas poco discutidos entre cientificos, hay otros mucho mas debatidos el SIDA es un buen ejemplo: muchisimos cientificos se oponen a que el VIH sea la causa pero estos no publican ni con ariete, mientras que si afirmas que el VIH es la causa, tendrás financiación. Y así siendo un hecho no probado, cargado de inconsistencias por todas partes.

  12. guilleemas
    29 octubre, 2013 en 23:39

    paramisonenigmas :
    Ser escéptico significa dudar hasta que se tenga pruebas de algo. Los llamados negacionistas lo son porque no han visto las pruebas, y tal vez muchos científicos asumen que algo es cierto solo porque lo dicen las revistas y la comunidad científica, y eso tampoco es del todo acertado.

    No, los negacionistas no son escépticos porque no dudan de la veracidad de lo que niegan sino que están seguros de su falsedad.

    “No se si A es cierto” es ser escéptico con respecto a A.

    “A es falso” no es ser escéptico con respecto a A.

  13. 29 octubre, 2013 en 23:39

    …muchisimos cientificos se oponen a que el VIH sea la causa pero estos no publican ni con ariete…

    Si, ese concepto lo han publicado, pero de ahí no han pasado. De hecho esas publicaciones son mayoritariamente de la década de los 80, cuando aún no se tenía claro el origen del SIDA. Hoy en día la conexión VIH-SIDA se ha sido publicada en todos los colores posibles, por parte de miles de cientificos de decenas de países diferentes. He escrito tanto sobre el tema que ya me cansé, que cada uno crea lo que le dé la gana. Si te animas a leer algo de lo que escribí lo puedes ver en esta serie: https://lacienciaysusdemonios.com/vihsida/

  14. 30 octubre, 2013 en 0:04

    #11
    “hay otros mucho mas debatidos el SIDA es un buen ejemplo: muchisimos cientificos se oponen a que el VIH sea la causa pero estos no publican ni con ariete, mientras que si afirmas que el VIH es la causa, tendrás financiación. Y así siendo un hecho no probado, cargado de inconsistencias por todas partes.”

    Te equivocas completamente y usas la misma estrategia que cualquier negacionista. Dices que hay muchos científicos que “se oponen” pero es un mantra falso. Hay unos pocos científicos que no son expertos en el campo y que además no han hecho ningún experimento que niegan sin pruebas toda la evidencia tanto experimental, epidemiológica y médica de la relación entre VIH y SIDA.

    Te pongo un ejemplo equivalente al de los científicos negacionistas del SIDA. Si algunos físicos cuestionaran la evolución o si algunos biólogos cuestionaran la mecánica cuántica sin hacer ningún experimento para apoyar sus dudas mientras que los expertos en el campo que sí hacen experimentos están de acuerdo con la evolución o la mecánica cuántica ¿no te parecería extraño?

  15. 30 octubre, 2013 en 0:33

    Sí, me parecería extraño que dijeran que por ejemplo la evolución no está probada cuando yo mismo soy capaz de ver las pruebas. Pero con el SIDA, me mantengo en la duda ya que no he visto esas pruebas que vinculan el virus a la enfermedad directamente. Por supuesto el virus existe, pero no veo la prueba que lo hace causante del SIDA. Es más, creo que el llamado SIDA no es más que tener las defensas perjudicadas, y esto puede tener múltiples orígenes, por ejemplo, exposición a radiación, una alimentación deficiente, el tener una enfermedad crónica, o el abuso de drogas, en todos estos casos no es el virus quien lo causa, y he ahí que esas personas tienen SIDA. Si me demuestras que las pruebas existen de que el VIH y su respectivo contagio son los causantes directos OK, pero hasta entonces mantendré mi escepticismo.

    No solo son unos pocos científicos no expertos, Kary Mullis y Peter Duesberg tienen una alta consideración en la ciencia, el uno por descubrir la PCR, el otro por descubrir la segmentación del virus de la gripe entre otras cosas. En cambio, vemos que le otorgan el premio nobel de la paz a Sharon Stone por su lucha contra el SIDA. Hay muchísimos científicos y médicos que han firmado declarando que no creen que el VIH sea la causa del SIDA, porque no hay pruebas de semejante vinculo. Si no os hace dudar, quizás no seais tan imparciales como pensais…

  16. JuanD
    30 octubre, 2013 en 0:35

    Escriban para gente del común (o sois todos académicos?). Tienen que empezar a publicar artículos como para que lo entienda mi abuela, sino el blog se queda para unos pocos.

  17. J.M.
    30 octubre, 2013 en 0:38

    paramisonenigmas :

    Sí, me parecería extraño que dijeran que por ejemplo la evolución no está probada cuando yo mismo soy capaz de ver las pruebas. Pero con el SIDA, me mantengo en la duda ya que no he visto esas pruebas que vinculan el virus a la enfermedad directamente.

    ¿Y te crees que Plutón gira alrededor del sol en una órbita cerrada? Eso tampoco lo has visto, ni tu ni ningún ser humano a lo largo de la historia.

    La ciencia no consiste, como vulgarmente se cree, en “creer solo en lo que ves”, sino todo lo contrario: poder saber si algo que no ves tiene visos de realidad y si algo que estás viendo puede no ser real.

  18. 30 octubre, 2013 en 2:40

    paramisonenigmas :
    Sí, me parecería extraño que dijeran que por ejemplo la evolución no está probada cuando yo mismo soy capaz de ver las pruebas. Pero con el SIDA, me mantengo en la duda ya que no he visto esas pruebas que vinculan el virus a la enfermedad directamente. Por supuesto el virus existe, pero no veo la prueba que lo hace causante del SIDA. Es más, creo que el llamado SIDA no es más que tener las defensas perjudicadas, y esto puede tener múltiples orígenes, por ejemplo, exposición a radiación, una alimentación deficiente, el tener una enfermedad crónica, o el abuso de drogas

    Perfecto. Ahora, esto abre toda una serie de interrogantes. ¿Cómo puede padecer SIDA alguien que no estuvo expuesto a radiación? ¿Cómo enferma de SIDA alguien con una dieta sana? ¿Y por qué alguien con una dieta nefasta no enferma de SIDA?

    Entonces, tenemos que inventar una hipótesis convincente para cada una de esas preguntas.

    ¿No es más sencillo considerar que los científicos saben lo que hacen?

  19. Darìo
    30 octubre, 2013 en 6:10

    Tenemos temas poco discutidos entre cientificos, hay otros mucho mas debatidos el SIDA es un buen ejemplo: muchisimos cientificos se oponen a que el VIH sea la causa pero estos no publican ni con ariete, mientras que si afirmas que el VIH es la causa, tendrás financiación. Y así siendo un hecho no probado, cargado de inconsistencias por todas partes.

    Esta falacia de los muchos científicos ha sido tan evidenciado que sorprende que todavía hay quien lo defiende. Ciertamente no es un enigma la proliferación de la charlatanería y la estupidez, cuando hay un antiracionalismo rampante. Y no es ningún enigma ver que no hay verdadero debate científico en el negacionismo del SIDA, lo que demuestra la pertinencia del presente post 😎

  20. 30 octubre, 2013 en 8:52

    Sí, me parecería extraño que dijeran que por ejemplo la evolución no está probada cuando yo mismo soy capaz de ver las pruebas. Pero con el SIDA, me mantengo en la duda ya que no he visto esas pruebas que vinculan el virus a la enfermedad directamente.

    Para encontrar pruebas hay que buscarlas, y eso significa leer. Tampoco había pruebas sobre la selección natural, ¿recuerdas? (tal como dijo Javi fue necesario presentártelas dos veces https://lacienciaysusdemonios.com/2013/10/15/disidencia-en-la-ciencia-la-delgada-linea-roja/#comment-102240). Por cierto aún seguimos esperando tu listado de referencias apoyen tu punto de vista, ¿o acaso argumentaste sin haber visto las pruebas? Vuelvo a lo de antes, existen trabajos que muestran la relación VIH-SIDA. Evidentemente no encontrarás que nadie haya inyectado el virus a otra persona para demostrarlo, pero hay evidencias de: (i) sangre de portadores del virus que han infectado a hemofílicos (en los lugares donde se filtra la sangre para eliminarlo se ha erradicado esa vía de trasmisión), (ii) técnicos de laboratorio que por error de manipulación se han inyectado el virus desarrollando la enfermedad (puso identificarse que la infección era producida por la misma variedad del virus que aquella que manipulaba), (iii) se han desarrollado “ratones humanizados” que tienen en una parte de su abdomen células T humanas; éstas sucumben cuando se las infectan con el virus (el resto del ratón permanece intacto). Además el VIH no es el único retrovirus que provoca inmunodepresión, existen variantes similares para simios y para gatos. Todo ello está documentado y las referencias las tienes en artículos que encontrarás en enlace de mi anterior comentario.

    Es más, creo que el llamado SIDA no es más que tener las defensas perjudicadas, y esto puede tener múltiples orígenes, por ejemplo, exposición a radiación, una alimentación deficiente, el tener una enfermedad crónica, o el abuso de drogas, en todos estos casos no es el virus quien lo causa, y he ahí que esas personas tienen SIDA.

    Todos los casos que dices pueden causar inmunodepresión, pero olvidas uno, no sé si por desconocimiento o por alguna otra razón: hay otros virus que producen inmunodepresión, el VIH no es el único. Es único en su forma de actuar, pero hay otros que pueden provocar derrumbe de nuestro sistema de defensas. Las caídas de defensas que argumentas (radiación, quimioterapia, mala alimentación, etc) están bien descritas y son bien conocidas por los hematólogos, pero el cuadro clínico es diferente al del SIDA.

    No solo son unos pocos científicos no expertos, Kary Mullis y Peter Duesberg tienen una alta consideración en la ciencia, el uno por descubrir la PCR, el otro por descubrir la segmentación del virus de la gripe entre otras cosas.

    ¿Por qué nombras a estos dos y no a otros como Lanka o los del grupo de Perth? Porque éstos últimos afirman que no existe el VIH, ¿eso no te convence, acaso no tienen una alta consideración en la ciencia también? ¿qué motiva a los que niegan que exista el VIH?

    Duesberg es retrovirólogo y ahora trabaja en la relación de las alteraciones de los cromosomas con el cáncer, ya escribí sobre él (https://lacienciaysusdemonios.com/2010/07/19/historia-del-negacionismo-del-sida-capitulo-primero/), no ha hecho ninguna aportación significativa que me haga modificar mi opinión sobre él.
    Mullis afirma que la PCR no sirve para detectar el VIH, y tiene razón, lo que sirve es la RT-PCR. Esa última técnica sirve para detectar de forma diagnóstica todos los virus de RNA, y se usa rutinariamente para eso (¿por qué sólo se usa su argumento para dudar en el caso del SIDA y no en otros como la hepatitis, por ejemplo). Lo más inquietante de esta persona es que no tiene (hasta donde yo sé) grandes conocimientos de virología y sus afirmaciones son, cuanto menos, extrañas: aparte de negar de la implicación de los CFC en el agujero de la capa de ozono, defender la astrología o la visita de extraterrestres, llegó a decir cosas como esta:

    Mullis writes of having once spoken to a glowing green raccoon. Mullis arrived at his cabin in the woods of northern California around midnight one night in 1985, and, having turned on the lights and left sacks of groceries on the floor, set off for the outhouse with a flashlight. On the way, he saw something glowing under a fir tree. Shining the flashlight on this glow, it seemed to be a raccoon with little black eyes. The raccoon spoke, saying, “Good evening, doctor,” and he replied with a “hello”. Mullis later speculated that the raccoon “was some sort of holographic projection and… that multidimensional physics on a macroscopic scale may be responsible”. Mullis denies LSD having anything at all to do with this.

    Eso no invalida que se le pueda escuchar cuando hable del VIH/SIDA, pero cuando sentencia sin ninguna prueba como hace en muchas ocasiones, habría que tomar con pinzas lo que dice.

    En cambio, vemos que le otorgan el premio nobel de la paz a Sharon Stone por su lucha contra el SIDA.

    ¿Me puedes decir en qué año le han otorgado a Sharon Stone dicho Nobel? Esa publicación no la conozco.

    Hay muchísimos científicos y médicos que han firmado declarando que no creen que el VIH sea la causa del SIDA, porque no hay pruebas de semejante vinculo. Si no os hace dudar, quizás no seais tan imparciales como pensais…

    Cierto, hay declaraciones de todo tipo y en todos los sentidos, y no sé porqué. Lo que sí veo es que divulgar ciencia es un mal negocio (y no hablo de dinero precisamente). Puedo pasarme una semana buscando información para escribir un artículo (por ejemplo este: https://lacienciaysusdemonios.com/2013/05/15/vih-o-exosomas/ o este: https://lacienciaysusdemonios.com/2011/10/23/el-vih-como-herramienta-de-terapia-genica/) y recibir un escaso puñado de visitas en ambos artículos , ahora bien si escribo que VIH no existe tengo miles, me da mucha más popularidad. ¿Por qué? Por decir lo que la gente quiere escuchar, ¿a quién no le gustaría que el VIH no existiera o que SIDA fuera un complot? A cualquiera: detenidos los creadores del complot desaparecería este mal. Pero los datos con los que contamos indican que las cosas no van por ahí. Decir esto me ha costado que me acusen de comprado por las farmacéuticas y encontrarme el buzón del correo lleno de insultos y alguna amenaza (afortunadamente muy de tarde en tarde). Por eso me da tanta pereza responder a negacionistas, aunque hoy me hayas pillado con el día tonto. Ser mensajero de malas noticias no hace popular a nadie, ser un aguafiestas es de lo peor que puedes ser (especialmente en los países latinos), ahora bien llenar los oídos con lo que la gente quiere oír (existen terapias que curan todo pero se nos ocultan, nos visitan extraterrestres pero entregan la tecnología solo a los poderosos, todas las enfermedades son inventadas, nos envenenan con los medicamentos para que no haya superpoblación….), eso es muy popular y los medios que lo hacen están entre los mejor valorados. Pero esos medios en realidad son los que menos molestan a los “poderosos”: distraen al personal y no critican los problemas reales: gestión médica, educación universal, reparto más justo de riqueza y alimentos……

    Pero tranqui, vuelvo a lo de antes. Hay muchos agujeros de conocimiento y hay escepticismo dentro de los investigadores VIH/SIDA. Ese escepticismo se canaliza en la búsqueda de datos que cierren aquellas áreas donde hay dudas: de esa forma se ha descubierto que hay personas que resisten al virus (llevó a conocer los receptores de membrana de las células que infecta el virus), se está comprendiendo por qué es tan difícil que exista una vacuna o por qué algunos medicamentos funcionan bien y otros quedan enseguida obsoletos. En biología 2 + 2 no siempre son 4 y la búsqueda de esas excepciones son fundamentales, pero no desde la negación sino desde el escepticismo bien entendido.

    PD: Perdón por el ladrillo, no quisiera convertir este artículo en un debate sobre disidencia del VIH/SIDA, hay suficientes artículos para ello en el blog. De igual manera, como ya he dicho, es un tema que me agotó, así que ya conocéis lo que pienso, perdonad si no vuelvo a intervenir tal y como el tema merece.

  21. 30 octubre, 2013 en 9:36

    JuanD :

    Escriban para gente del común (o sois todos académicos?). Tienen que empezar a publicar artículos como para que lo entienda mi abuela, sino el blog se queda para unos pocos.

    Yo personalmente (y pienso que el resto de los colaboradores de CyD también) escribimos para divulgar y en la medida de lo posible intentamos ser accesibles, pero eso no significa que haya que rebajar el nivel hasta el “darlo todo mascado” como se dice vulgarmente. Leer sobre conceptos muchas veces complejos como los que se tratan habitualmente en este blog implica también un esfuerzo por parte del lector que no debe ser considerado negativo sino como una oportunidad para el aprendizaje. Tras la lectura de una de nuestras entradas quizás el internauta necesite (o se motive para) ampliar conocimientos, resolver dudas o elaborar sus propias opiniones y conclusiones sobre el tema tratado, bien preguntando o reflexionando en los comentarios de la entrada o buscando información adicional en la inmensa enciclopedia cibernética que Internet nos ha regalado.

    Este blog no es una clase magistral de bachillerato en donde haya que explicar todo y se de el tema por zanjado, sino que yo lo concibo (y que los otros autores me corrijan) como un lugar de encuentro en donde se pueda iniciar (o continuar) un interés por la ciencia. Pero para ello es necesario una cierta cultura del esfuerzo personal. Este blog no debe ser otro más de esos miles de productos envasados y listos para consumir (y rápidamente olvidados) sin esfuerzo alguno (ni tampoco interés) a los que perniciosamente nos ha acostumbrado la inmediatez y superficialidad de muchos sitios de Internet.

    Yo animo a todos los internautas a no ser meros lectores pasivos sino que los temas tratados en este blog sean una pequeña introducción o señal de inicio para un desarrollo posterior. Si lo consigo con algunos lectores me daré por satisfecho completamente.

  22. cubeleg
    30 octubre, 2013 en 10:04

    paramisonenigmas :

    1) El mecanismo de revisión por pares. Si alguien desea publicar un artículo, tiene que pasar antes por revisión de dos especialistas avezados en ese campo de investigación. Puesto que en la mayoría de los casos, ninguno de ellos replica los experimentos en el laboratorio, por muy amplia que sea su experiencia, podrían estar dando más peso al punto de vista fuertemente aceptado muy por encima de otros menos aceptados, pero QUIZÁS capaces de aportar algo a la ciencia.
    2) Pues os parecerá un tópico o una estupidez, pero es verdad que si solamente se financian aquellas investigaciones basadas en premisas ampliamente aceptadas, quizás no hay suficiente empeño en otros puntos de vista no tan validados por la comunidad.

    Pero alma de cantaro! y acaso crees que la Ciencia no se da cuenta de ello?

    http://en.wikipedia.org/wiki/Confirmation_bias#In_science

    Por suerte este tipo de sesgo (bias) solo retrasa lo inevitable, y de paso mejora las hipotesis y conclusiones del nuevo trabajo. Y existen multiples ejemplo en la historia de la ciencia de teorias no aceptadas, que mas tarde lo fueron por encima de las opiniones generalmente aceptadas Por que piensas que con lo ejemplos que pones sera diferente? Ser escéptico es bueno, pero hay que apoyarlo con pruebas no solamente charleta en un video de youtube, en blogs y con el tipico “es que la verdad no quieren que se sepa porque X es muy poderoso”. Por ese motivo, a menos que tengas medios y conocimientos, es mejor hacer caso a lo publicado y escrito, que puede estar mal? claro, pero con un poco de suerte sera corregido en breve tiempo. Y si tienes medios y conocimientos, utilizalos y publica demuestra que se equivocan

  23. JuanD
    31 octubre, 2013 en 1:12

    Me parece que no todos estamos habilitados a hablar de todos los temas tratados aquí. Que se democratice el conocimiento no implica que todos nos transformemos en una enciclopedia.
    Para la gente del vulgo (como yo) sólo aplicamos una sencilla regla: Lo que hoy es irrefutable mañana puede terminar en el cubo de la basura intelectual.
    Y vosotros, ¿qué opináis?

  24. 31 octubre, 2013 en 1:21

    JuanD :
    Para la gente del vulgo (como yo) sólo aplicamos una sencilla regla: Lo que hoy es irrefutable mañana puede terminar en el cubo de la basura intelectual.
    Y vosotros, ¿qué opináis?

    Efectivamente, pero falta agregar algo muy importante: que lo que termine en el cubo de basura será reemplazado por algo con más validez y evidencia.

    No se descartan las teorías porque sí, y es muy difícil que una teoría que tiene por irrefutable termine en el tacho de basura sin dejar algo.

  25. Darío
    31 octubre, 2013 en 3:14

    Me parece que no todos estamos habilitados a hablar de todos los temas tratados aquí. Que se democratice el conocimiento no implica que todos nos transformemos en una enciclopedia.

    No, efectivamente, no podemos ser una enciclopedia, pero sí podemos, debemos, saber de qué hablamos cuando lo hacemos.

    Para la gente del vulgo (como yo) sólo aplicamos una sencilla regla: Lo que hoy es irrefutable mañana puede terminar en el cubo de la basura intelectual.
    Y vosotros, ¿qué opináis?

    Qué es una simplificación banal de algo más complejo. Sigue siendo válida la mecánica clásica y la relatividad no la tiró a ningún lado, por ejemplo.

  26. cubeleg
    31 octubre, 2013 en 9:31

    JuanD :
    Me parece que no todos estamos habilitados a hablar de todos los temas tratados aquí. Que se democratice el conocimiento no implica que todos nos transformemos en una enciclopedia.
    Para la gente del vulgo (como yo) sólo aplicamos una sencilla regla: Lo que hoy es irrefutable mañana puede terminar en el cubo de la basura intelectual.
    Y vosotros, ¿qué opináis?

    Pues en mi opinion, que no todo el mundo se transforme en una enciclopedia es una pena. Si bien es cierto que no todos podemos saber de todo, al menos podemos tener cultura. Pero, como lei en otro blog, parece que si no sabes quien escribio el Quijote eres un estupido inculto, pero no saber quien descubrio que el aire pesa… eso es otra cosa “mu complica” que dejamos a los de ciencias, y ademas lo mismo alguien descubre que es falso, asi que para que preocuparse? (estoy exagerando, que quede claro).

    No se pide que entiendas y seas capaz de dar tu opinion sobre todo, si no que comprendas que esa ultima frase en un contexto historico es una simplificacion digna de alguien que no solo no sabe Historia de la Ciencia, si no que ni le interesa. No te lo tomes a mal, quiza te estoy malinterpretando, pero esa es mi opinion.

  27. 11 marzo, 2014 en 18:51

    Nuevos avances para controlar el VIH y tratar el SIDA:

    http://www.bbc.com/news/health-26451427

    Y de paso esta espectacular fotografía de partículas virales de VIH saliendo de un linfocito T para los negacionistas del SIDA, que ya parecen casi de la familia de CyD:

    _73385116_c0180124-budding_hiv_particles,_tem-spl VIH SIDA linfocito T

  28. José Ríos-Díaz
    7 septiembre, 2014 en 10:37

    Te felicito por el bloc. Pero en este caso hay un punto en el que no puedo estar de acuerdo, y entiendo que es una cuestión de espacio y claridad. El índice de impacto no es un índice de calidad de las revistas per se, aunque importante es, claro está. Es un error usar el índice de impacto con fines comparativos entre revistas a no ser que pertenezcan al mismo área. Un factor de impacto de 5 es inalcanzable prácticamente por ninguna revista del área de rehabilitación y es muy bajo para una de por ejemplo biología molecular

  29. 7 septiembre, 2014 en 13:03

    Jose

    Pues entonces ten en cuenta el cuartil de la revista en su especialidad.

  1. 10 noviembre, 2013 en 0:35
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: