Inicio > Escepticismo, Magufadas > 10 razones para no creer en la «Quiromancia»

10 razones para no creer en la «Quiromancia»

31 octubre, 2013

.

Anotación. Esta serie se denomina «10 razones para no creer en…»; en este caso, utilizamos el término creer única y exclusivamente según la 4ª acepción aceptada por el diccionario de la Real Academia Española (enlace): “4. tr. Tener algo por verosímil o probable. U. t. c. prnl”.

Otra forma de verlo, es considerando que si creer es “aceptar algo sin pruebas”, en el sentido de esta serie, viene a recopilar las razones por las que no tiene sentido creer en algo determinado, ya que no solo hay carencia de pruebas, sino que los descubrimientos científicos vienen a afirmar lo opuesto. Dicho esto y sin más dilación, continuemos con el artículo.

.
La quiromancia es una práctica antigua que trata de adivinar características de una persona a través de las líneas de su mano. La observación de esas líneas, su longitud, su elevación y su forma permitirían, según sus defensores, conocer aspectos de la psicología y la fisiología de una persona. Algo que podría llevar a conocer facetas tanto del pasado como del futuro de la misma.

Según los quiromantes, existe un destino que podría estar trazado por la propia genética de cada organismo, que es quien traza esas líneas. Conociendo bien esas líneas y su lectura se podrían saber patologías que la persona puede sufrir. Además las facetas psicológicas también permiten saber comportamientos pasados y futuros de cada persona, ya que éstas dictarán su modo de responder a los diferentes estímulos con los que se encontrará: trabajo, pareja, dinero, capacidad de asumir riesgos, etc.

.

.

Hace bastante tiempo invitamos a los lectores de “La Ciencia y sus Demonios” a exponer sus propias razones, según las cuáles la quiromancia podría tener algún fundamento o en caso contrario, se podría descartar como una pseudociencia más (ver enlace)… Vistos los resultados, este es el resumen de las 10 razones argumentadas por los lectores de “La Ciencia y sus Demonios” sobre la improbabilidad de que la quiromancia tenga algún atisbo de realidad:

.

  •  1.- No hay pruebas. Es lo más contundente y lo más importante en el ámbito científico. Sin pruebas no hay razón para tomar algo así en serio. No se han realizado tampoco experimentos de doble ciego, ni estudios de carácter estadístico, ni poblacionales, ni nada de nada… Por lo que el resultado es bastante concluyente… para aceptar la quiromancia hay que basarse en la fe.
  •  2.- Pero de fácil demostración. Sin embargo se trata de algo relativamente fácil de demostrar, sabiendo que hay líneas de la mano relacionadas con la duración de la vida: ¿los niños del tercer mundo tienen líneas de la mano más cortas? ¿Hay diferencias entre países pobres y países ricos? ¿Entre estatus sociales? ¿Se ha alargado la longitud de la “línea de la vida” paralelamente al incremento del bienestar social en el desarrollo de los países?… ¿Qué no ha sido estudiado? Pues se siente, ya estáis tardando. Como diría Hitchens: “Lo que puede ser afirmado sin pruebas, puede ser descartado sin pruebas”
  •  3.- Ambigüedad, ambigüedad everywhere. Tal y como hace su hermana la astrología: hay cientos de interpretaciones para los mismos datos (en este caso las mismas líneas de las manos), o en el mejor de los casos, las interpretaciones son tan genéricas que valen para cualquier persona. Con un poco de versatilidad y habilidad en el arte de la oratoria, se puede convencer fácilmente al cliente hablándole de lo que quiere oír; usando al mismo tiempo términos tan ambiguos que lo predicho es válido para todo el mundo.
  •  4.- Reducción al mínimo exponente. Las características físicas, psíquicas y genéticas de una persona constituyen una cantidad de información muy alta; no solo hablamos de la predisposición genética a ciertas enfermedades o comportamientos, sino de los cambios acontecidos en el cuerpo y la psique debido a las experiencias, esfuerzos y traumas sufridos a lo largo de toda una vida. Dicha información es demasiado elevada como para que pueda codificarse en las escasas líneas que hallarse puedan en la palma de la mano.
  •  5.- Sin sentido biológico. No hay por ahora un modelo convincente que explique como por medio del proceso evolutivo pueda originarse una mano con la función adicional de predecir el futuro, también teniendo en cuenta que nuestros parientes cercanos los primates no parecen muy versados en las “artes adivinatorias”. ¿Qué mecanismo selectivo permitiría la evolución de una mano cuya lectura fuese desde un 0% fiable hasta una mano de lectura 100% fiable? ¿Evolucionarían a la par la “escritura” del futuro del individuo y la capacidad para su lectura? ¿Sería positivamente seleccionable el hecho de que un individuo pueda conocer un futuro certero suyo o de otro individuo? ¿Qué ventaja aportaría conocer tu futuro si ya está escrito? ¿Si lo que está escrito no es fiable de qué sirve?
  •  6.- Modificaciones sobre la marcha. ¿Qué sucede si se pierden las líneas de la mano por algún motivo (quemaduras, amputaciones…? ¿Se pierde el futuro? ¿Soy un caso viviente del gato de Schrödinguer? Y si me trasplanto las manos de otra persona, ¿se vive la vida de dicha persona? ¿Y qué sucede cuando las líneas de la mano van cambiando con la vida del individuo? Por otro lado, supongamos que vamos en un avión que se estrella: ¿las líneas de las manos de todas las personas del avión acababan a sus respectivas edades?
  •  7.- Paradojas temporales. Si pudiésemos predecir el futuro con notable exactitud, ¿no se establecería la paradoja de predecir un futuro que al ser conocido sería posible de evitar y por lo tanto sería un futuro que nunca llegaría a ocurrir? Por lo tanto, el futuro no podría ser predicho porque al predecirse podríamos evitar dicho futuro y en consecuencia dicho futuro nunca existiría y como nunca existiría tampoco aparecería sobre la palma de la mano. Otra opción es que el futuro quizás podría reescribirse, pero aparte de la serie “Dr. Who” no hay pruebas de que tal cosa fuere posible.
  •  8.- El tema del alma. Las líneas de la mano están ligadas a nuestra biología animal, combinación de la genética y modificaciones causadas por el ambiente. Sin embargo, la quiromancia está ligada a ciertos aspectos del “alma”, una entidad de carácter esotérico y de existencia dudosa. Es difícil de imaginar que el alma, de existir, fuese determinada por un código genético y se heredara de la misma mezcla meiotica de tus padres, abuelos, etc., junto a un buen cóctel de eventos sucedidos en el día a día de la vida. Por lo tanto, incluso teniendo en cuenta la idea del “alma”, la factibilidad para predecir el “futuro” es dudosa.
  •  9.- Chita. ¿Se podría aplicar la quiromancia a los chimpancés? Ellos también tienen líneas en las manos…
  •  10.- Ambrose Bierce. El escritor y periodista estadounidense Ambrose Gwinett Bierce (1842 –1913) fue el autor del llamado “El Diccionario del Diablo” (“The Devil’s Dictionary” en inglés) es una recopilación satírica de 998 definiciones corrosivas escrito de 1881 a 1906 (disponible en este enlace). Este hombre viene a definir a la quiromancia como: Método número 947 (según la clasificación de Mibleshaw) de obtener dinero con engaños. Consiste en “leer el carácter” en las líneas de las manos. El carácter puede realmente leerse de este modo, ya que cada mano exhibida al quiromántico lleva escrita en sus líneas la palabra “tonto”. El engaño consiste en no decirlo en voz alta.”

.

Entradas relacionadas:

.
BONUS TRACK. Hablando de manos aprovecho para mostrar a uno de los genios locos de Youtube: Cyriak. Esta es su animación Walks of Life (y es de lo más cuerdo que ha hecho el hombre).


  1. 31 octubre, 2013 en 6:21

    Más vale tarde que nunca. Resulta curioso, o al menos es mi impresión, que ciertas supercherías como esta de la quiromancia cada vez están más en decadencia y aumentan otras más “modernas” por decirlo de alguna manera aunque no lo sean, como la homeopatía y aquellas relacionadas con la salud… Me parece que ocurre también con el tema OVNI…

    Independientemente de mi percepción, me parece un recordatorio absolutamente necesario.

    PS.- Ambrose Bierce. Qué grande! Gracias por poner la sugerencia que dejé hace ¡3 años!, cómo pasa el tiempo.

    Gracias por todo, amigos. Aunque comente poco últimamente, siempre os leo y releo.

    Salud!

  2. 31 octubre, 2013 en 8:34

    Pues eso parece Daniel, todavía me acuerdo que antes de la era de internet y las nuevas tecnologías. No solo el tema OVNI, las Caras de Bélmez, la combustión espontánea, el Sasquatch, la cara de Marte, el monstruo del Lago Ness… Habituales en las tertulias de Jiménez del Oso parece que han ido decayendo últimamente. Resulta curioso cuanto menos.

    Saludos!

  3. Héctor
    31 octubre, 2013 en 11:02

    Estaba pensando: ¿En el caso de gemelos univitelinos (u otros) no se puede dar el caso de que se compartan las líneas de la mano? ¿O éstas no vienen determinadas por causas genéticas, como pasa con las huellas dactilares?

  4. 31 octubre, 2013 en 11:10

    Tiempos modernos, magufadas modernizadas, es ley de vida.
    Habrá selección darwiniana entre las maguferías? Supongo que si. Las clásicas no se adaptan bien al nuevo entorno, porque no contienen términos como cuantico en su nombre…
    Espera, que se me ocurre una idea genial. La quiromancia cuantica holística!!
    Y se me ocurre tb otra idea genial, sobre el punto 5… Que tal mascotoquiromancia? 50 leuros por leer el futuro de su perro en las patas, oyga!

  5. Pepe
    31 octubre, 2013 en 13:46

    A mí me pasa algo curioso, q no creo en nada pero me encanta leer sobre pseudociencia y parapsicología. Y muchas veces fantaseo con cómo podrían ser ciertas algunas características, como puro ejercício intelectual, no xq crea q tienen ningún tipo de veracidad. Yo soy del tipo “ni de coña, pero cómo molaría”. Con la quiromancia he pensado q predicen el futuro desde el punto de vista del individuo a nivel fisiológico y mental, es decir, no te van a predecir q te vas a morir a los 43 de un resbalón en la ducha, sino que en circunstancias normales tienes predisposición a sufrir un ataque al corazón, o q eres depresivo, o mil cosas más, y q tu estilo d vida, sea elegido o impuesto, van perfilando las lineas en un sentido u otro.

    Las magufadas son muy entretenidas. Ojalá no fueran tan dañinas.

  6. 31 octubre, 2013 en 14:16

    Marino :
    Tiempos modernos, magufadas modernizadas, es ley de vida.
    Habrá selección darwiniana entre las maguferías? Supongo que si. Las clásicas no se adaptan bien al nuevo entorno, porque no contienen términos como cuantico en su nombre…
    Espera, que se me ocurre una idea genial. La quiromancia cuantica holística!!
    Y se me ocurre tb otra idea genial, sobre el punto 5… Que tal mascotoquiromancia? 50 leuros por leer el futuro de su perro en las patas, oyga!

    :mrgreen:
    La receta para el éxito del relanzamiento de magufadas varias es añadir a su nombre “genérico”:
    Holístico/a
    cuántico
    conocimiento ancestrales avalados por la ciencia .

    etc.

    Se aceptan sugerencias.

  7. 31 octubre, 2013 en 15:56

    Pepe, cuando dices Con la quiromancia he pensado q predicen el futuro desde el punto de vista del individuo a nivel fisiológico y mental…

    Cuando dices “he pensado”, ¿a qué te refieres exactamente, qué ha perfilado ese pensamiento o idea?, ¿en qué se basa?

  8. 31 octubre, 2013 en 18:15

    A mi el punto 6: modificaciones sobre la marcha, me ha recordado al denominado “efecto miembro fantasma” un efecto curioso en algunas amputaciones de miembros en los que el individuo refiere sentir el miembro amputado, como si lo tuviese… es algo realmente curioso! Y ya dicho sea de paso, no tiene nada que ver con espectros de otras frecuencias .. (x siaka).

  9. Anónimo
    4 noviembre, 2013 en 16:12

    Ya lo dijo el gran Quevedo : “Todas las rayas que vieres en las manos, oh curioso lector, significan que la mano se dobla por la palma y no por arriba, y que se dobla por las junturas; y por eso están las grandes en las coyunturas désas, como es cuero delicado, resultan las otras menudas.

    Y para ver que esto es así mira que en el pescuezo y frente, caderas, corvas y codos y sangraduras y nalgas, por donde se arruga el pellejo y en las plantas de los pies hay rayas. Y así había de haber, si fuera verdad (como hay quirománticos), nalguimánticos, y frontimánticos y codimánticos y pescuecimánticos y piedimánticos”

  10. 5 noviembre, 2013 en 18:21

    Buen post. Abajo las pseudociencias.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: