Inicio > Ciencia, Escepticismo, Medicina, Microbiología > Jaime es seropositivo

Jaime es seropositivo

3 noviembre, 2013

Aviso médico

Una foto que encontré del maldito virus

Una foto que encontré del maldito virus

Hola, mi nombre es Jaime, tengo 45 años y vivo en una gran ciudad del Mediterráneo español. Hace unos meses empecé a padecer dolores en las articulaciones con bastante frecuencia. Al poco aparecieron unas ligeras nauseas tras las comidas y comprobé que estaba perdiendo peso de una forma significativa. Cuando empecé a cansarme con frecuencia y contraje un catarro que no había manera de quitármelo de encima acudí al centro médico para una consulta. Tras una minuciosa exploración el médico decidió realizar una analítica, en concreto me dijo que haría un análisis típico, a la vez que estudiaría la posibilidad de infecciones por algunos virus frecuentes. Firmé el consentimiento de las pruebas y al día siguiente me realizaron el análisis de sangre.

Una semana después acudí al centro médico a por los resultados y encontré al médico muy preocupado. Me dijo que la prueba había dado positiva, que era seropositivo. Le pregunté que eso qué significaba realmente; él intentó transmitir calma: “significa que has estado en contacto con el virus, ahora deberemos hacer una segunda prueba para saber cuántas copias del virus posees, así como un análisis más completo de tu estado general. Me hizo una última advertencia antes de salir de la consulta, “no te preocupes, en ocasiones existen falsos positivos, hemos de descartarlo con el segundo análisis, y aún en el peor de los casos hay medicación que impedirá el desarrollo de la enfermedad”.

Los resultados del segundo análisis (luego me enteré que era una RT-PCR para medir la cantidad de RNA del virus) dieron valores que preocuparon al médico. Éste me planteó el problema: “tu cansancio, y otros síntomas son debidos a que la infección está bastante activa, debemos ponerte en medicación, al menos una temporada cuyo tiempo dependerá de cómo vayan las cosas. Los medicamentos te los dispensaremos en la farmacia del hospital y no debes dejar de tomarlos hasta que realicemos el próximo control. La enfermedad que posees es grave, potencialmente mortal si no la tratamos a tiempo, hay que controlarla para que puedas volver a hacer vida normal. Pero por ahora deberás abstenerse de realizar prácticas sexuales sin preservativo y no podrás donar sangre, ya que el semen y la sangre son las principales vías de trasmisión de virus”. De allí salí deprimido y asustado, pero con ganas de luchar, ningún virus me iba a fastidiar la vida, aún quedaba mucho por vivir.

Pero no fue tan fácil, con los primeros medicamentos llegaron nuevas molestias. El médico olvidó hablarme de los efectos secundarios de los medicamentos: dolores musculares, dolor de cabeza y la misma debilidad de antes. Los encargados de la farmacia hospitalaria me informaron que si esos síntomas iban a más podía volver a consulta para que el doctor me cambiara el tratamiento o estudiara una nueva dosis. La verdad es que el nombre de esos potingues me sonaban a chino: ribavirina, teleprevir, bocaprevir… Intenté informarme un poco en Internet y me llevé una gran sorpresa, había gente que decía que ese virus era un camelo, que nunca había sido aislado. Algunos incluso pontificaban diciendo que todo era un invento de las farmacéuticas para enriquecerse con la gente.

Todo eso me hizo dudar y decidí investigar por mí mismo. Así que empecé a buscar páginas de Internet que hablaran de la enfermedad, a consultar blogs donde la gente negaba la existencia del virus. Me encontré con páginas que decían tener imágenes del virus aislado, ¿pero cómo saber si eso era virus?, yo ni siquiera sé lo que realmente es un virus, ni como se estudian, había largos textos explicativos sobre si era o no era virus, pero ¿cómo puedo estar seguro de que esa foto era realmente del virus que decía? Algunos tampoco parecían saberlo, pero copiaban los textos, de una postura u otra, y llenaban los artículos con cientos de comentarios de los que poca información útil se podía sacar. Cuando mostré las fotos de los virus que había encontrado en la red a blogueros que negaban su existencia me decían que eso eran vesículas producidas por las propias células, que nadie lo había aislado puro, ni ningún médico miraba la sangre de los pacientes buscando el virus. Si alguien presentaba la fuente de esa foto le decían que procedía de revistas compradas por la industria farmacéuticas, que no tenían ninguna credibilidad. En el primer punto tenían razón, a mí sólo me hicieron dos análisis que concluyeron con un positivo y una cifra, pero no me enseñaron una foto del virus para asegurar que era portador. En cuanto al segundo, ¿cómo saberlo?, a veces he visto sus textos, pero entre que están en inglés y llenos de tecnicismos no me aportan ninguna información que pueda analizar. En esos foros también se dice que las pruebas no valen para nada: los anticuerpos no detectan el virus y la prueba de la PCR (según su inventor) no vale para detectar el virus. Todo esto empezó a tranquilizarme, igual mis síntomas son algo pasajero (¿quién no ha tenido un bajón?), o puede que se deba a los venenos que estoy tomando.

Decidí hacer la prueba, ser optimista y olvidarme de todo. Al poco me empecé a sentir mejor, aunque de tanto en tanto las nauseas y el cansancio volvía, con dieta, vitaminas y algo de ejercicio lo controlaba. Ya tenía pocas dudas, todo este rollo del virus es un camelo para arruinarnos en lo económico y en la salud; lo único que me mantenía con la mosca tras la oreja era que estaba ante un virus que progresa lentamente, por lo que se puede estar años sin síntomas para, por algún motivo que no he sabido encontrar, mostrar su cara más amarga.

Volví al médico para plantearle mi decisión actual. Éste me escuchó con mucha calma, parecía que no era la primera vez que oía un relato como el mío. Al final me dijo: “mira, la decisión de medicarte o no es tuya y solo tuya. Yo estoy aquí para curar enfermos y darles el diagnóstico que confecciono en función de mis conocimientos. En estos momentos tú estás infectado por el VHC, así lo dicen las pruebas a las que te has sometido. Ese virus produce una enfermedad llamada hepatitis C, un mal que destruirá lentamente tu hígado si no lo controlamos. Eso te lo puedo asegurar en base a muchos estudios que así lo demuestran, y en base a eso te receto la medicación. Si tú prefieres confiar más en testimonios de personas que han tenido la suerte de no desarrollar la enfermedad sin medicarse o por textos de Internet es cosa tuya. Es cierto que existen personas portadoras del virus que no desarrollan la enfermedad, pero desgraciadamente muchos si lo hacen, y para cuando aparecen los síntomas graves puede ser demasiado tarde. También es cierto que en Internet hay mucha información valiosa, pero hay otra que es completamente falsa, así que espero que hayas tenido suficientes elementos para descubrir cuál es la información correcta. Los mensajes optimistas, los que dicen lo que uno quiere oír, son positivos en el sentido de estimular nuestras ganas de aferrarnos a la vida, pero no siempre encierran información verdadera. A partir de aquí lo que hagas es tu decisión personal.” Volvió a recetarme el antivírico y me despidió de mí deseándome suerte.

La verdad es que salí de allí hecho un lío, tenía la sensación de jugar a la ruleta rusa sin saber cuántas balas había en el tambor del revólver. Seguía confiando en un médico que me ofrecía todo lo que la medicina dispone para tratar la enfermedad, o seguía los consejos de Internet de personas anónimas y de formación desconocida que me aconsejaban volver a casa, olvidarme del asunto y disfrutar de la vida. ¿Pero cómo sería esa vida si el virus de la hepatitis C existía realmente?

.

AVISO: Este es un relato de ficción, cualquier parecido con la realidad es “pura coincidencia”.

.

RELACIONADAS:


  1. 3 noviembre, 2013 en 16:14

    Hola, sería chocante y tal vez revelador encontrarse con que la medicina ha hecho multitud de estudios para ver si realmente lo que llaman SIDA es provocado por un virus o es una inmunodeficiencia pasajera, y encontrarse con que han encontrado que hay muchas causas para el SIDA y que el virus no es causante de la misma, pero lo ocultan al público. Si un médico no receta ARVs para casos de SIDA está simplemente despedido por lo que no puede hacer otra cosa, aunque tal vez no está de acuerdo, habrá otros que lo estén por simple fe en lo que le han enseñado. Sin embargo es totalmente cierto que muchas personas los peores síntomas los han tenido MIENTRAS tomaban los ARV, y al dejarlos, estos han parado. Alguien tiene que explicar eso así como el hecho de que unos seropositivos enfermen y otros no.

    Si quereis hablar de inmunología os dejo un post donde hablo de cómo ha podido evolucionar el Complejo Principal de Histocompatibilidad por favor entrad y hagamos un buen debate. Un saludo!

    http://paramisonenigmas.wordpress.com/2013/10/31/la-evolucion-del-cph-un-reto/

  2. 3 noviembre, 2013 en 16:29

    Paramisoenigmas, igual no te has dado cuenta, pero este artículo no va de SIDA, para eso hay otros enlaces que encontrarás en “Artículos relacionados”

  3. 3 noviembre, 2013 en 16:31

    Excelente relato “ficticio”… conozco varios casos similares, y uno al menos que, llegado a una etapa muy grave, pudo revertir su situacion y ahora se encuentra mejor con un buen seguimiento medico.

  4. 3 noviembre, 2013 en 16:42

    Manuel :

    Paramisoenigmas, igual no te has dado cuenta, pero este artículo no va de SIDA, para eso hay otros enlaces que encontrarás en “Artículos relacionados”

    Lo de paramisonenigmas se llama comentar sin leer. Porque joder, está escrito en negrita el nombre del virus y la enfermedad…

    Y sí, remarcando lo que dice Manuel, en este blog hay una serie bastante completa al respecto de la relación VIH/SIDA, que incluye los últimos avances, la naturaleza del virus, el cómo funciona el sistema inmune e incluso el tema del negacionismo. Por lo tanto, no nos cuentas nada nuevo, ‘paramisonenigmas’.

  5. Darío
    3 noviembre, 2013 en 17:27

    Si quereis hablar de inmunología os dejo un post donde hablo de cómo ha podido evolucionar el Complejo Principal de Histocompatibilidad por favor entrad y hagamos un buen debate. Un saludo!

    Después de haber visto tu capacidad discursiva en otros temas, y tu capacidad de lectura en este post, como en el dominó: paso sin ver :mrgreen:

  6. 3 noviembre, 2013 en 17:29

    Yo todavía estoy esperando que Paramisoenigmas me diga en que año ganó Sharon Stone el Nobel de la paz.

  7. 3 noviembre, 2013 en 17:42

    Reblogueo esto con su permiso en mi espacio, http://www.elreflejoenlaventana.wordpress.com

    Paramisonenigmas – No terminas de entender la relación del virus con el SIDA, ni tampoco la relación de padecer otras patologías y poder desarrollar un cuadro de SIDA. El hecho de poder desarrollar un cuadro de SIDA sin virus activo no quita que el virus provoque SIDA, como así ha sido constatado con diversos estudios. Como dicen los autores existe una saga donde postear estos comentarios.

    Yo personalmente tengo el caso cercano, de un familiar seropositivo de vih sin haber desarrollado la enfermedad y con el recuento en orden (asi que no me vengas con “enigmas”). Además supero una mastectomía, y posteriormente (post 5 años de mastectomía) le diagnosticaron metástasis cuando empezó a empeorar vertijinosamente. Actualmente en tratamiento (y parece ser que ha frenado la progresión metastásica que algo es algo). Así que todos esos comentarios en los que os reducis a ejemplos de gente que a tenido ese “factor protector” o testimonios en internet de conocidos de conocidos no valen para nada y me repatean..

  8. 3 noviembre, 2013 en 18:11

    Disculpa, no ha recibido el premio nobel de la paz sharon stone, pero la han homenajeado dichos premios nobel lo cual también es un elogio…

    http://elpais.com/elpais/2013/10/25/gente/1382722842_809365.html

  9. 3 noviembre, 2013 en 18:17

    Ainnsss, eso de leer sólo el titular….. 😉

  10. 3 noviembre, 2013 en 18:22

    Sacado del enlace de paramisonenigmas, las negritas del siguiente texto son mías

    Su solidaridad con los enfermos de sida y su implicación activa para combatir el virus acaban de granjearla el premio Peace Summit que concede anualmente la World Summit of Nobel Peace Laureates en Varsovia(Polonia). Esta asociación sin ánimo de lucro fue creada en el año 1999 por el expresidente de la URSS y Nobel de la Paz Mijaíl Gorbachov para promover los valores de la democracia, la paz y la libertad. Desde entonces celebra anualmente unas jornadas a las que acuden premios Nobel de la Paz y otras personalidades de alto perfil económico y político, y otorga un galardón a personajes del ámbito cultural y del entretenimiento que trabajan para resolver los problemas del mundo moderno, como lo define la misma ONG.

    Ahora… Sobre los Premios Nobel:

    Los premios se instituyeron como última voluntad de Alfred Nobel, inventor de la dinamita e industrial sueco. Nobel firmó su testamento en el Club Sueco-Noruego de París el 27 de noviembre de 1895. Se sentía culpable por su responsabilidad como empresario enriquecido a través de una industria productora de dinamita cuyo principal mercado era la minería, pero también la guerra.[cita requerida] Esta puede haber sido la motivación principal de su afamado testamento, quizás unida a la costumbre de la época de realizar acciones para hacer trascender su nombre al morir.
    Fuente: Wikipedia – Premio Nobel

  11. Acacia
    3 noviembre, 2013 en 18:32

    Los negacionistas del SIDA no creen en los lentivirus ni en las vacunas.

  12. 3 noviembre, 2013 en 18:34

    Acacia, ¿y? El virus de la hepatitis C no es un lentivirus.

  13. Darío
    3 noviembre, 2013 en 18:37

    Disculpa, no ha recibido el premio nobel de la paz sharon stone, pero la han homenajeado dichos premios nobel lo cual también es un elogio…

    Y bien merecido se lo tiene la belleza :mrgreen:

  14. Acacia
    3 noviembre, 2013 en 18:42

    Lo que quiero decir es que los negacionistas del SIDA no creen tampoco en que exista el virus de la hepatitis C, pero se lo callan para no parecer unos locos y dar más credibilidad a sus testimonios.

  15. 3 noviembre, 2013 en 18:49

    Manuel :

    Ainnsss, eso de leer sólo el titular….. ;-)

    Yo diría: “eso de leer dos palabras del titular…” XD

  16. 3 noviembre, 2013 en 18:50

    Manuel :

    Acacia, ¿y? El virus de la hepatitis C no es un lentivirus.

    Pero seguro que la prueba del VHC no es 100% fiable. ¿Se ha fotografiado el virus en un gradiente de sacarosa del 25% con fotos de control?

  17. Herbert West
    3 noviembre, 2013 en 18:53

    Paramisonenigmas cometes un error que voy a intentar corregirte.

    Dices

    han encontrado que hay muchas causas para el SIDA y que el virus no es causante de la misma

    Eso, así escrito es falso, porque pareces confundir inmunodeficiencia y SIDA

    Inmunodeficiencias hay muchas, variadas en causa y en todo lo que quieras. El SIDA es una inmunodeficiencia causada por el VIH. La leucemia también causa inmunodeficiencia pero no SIDA.

    No se si queda claro lo que intento decirte. Aclararé todo lo necesario pero espero no tener que repetirlo.

  18. 3 noviembre, 2013 en 18:59

    La verdad es que no hablan de los epstein-barr ni de zóster , ni de otros rotavirus, ni del virus del nilo….

  19. Anónimo
    3 noviembre, 2013 en 19:57

    -SI EL ARTICULO NO VA DE SIDA QUE NO PONGAN EL TITULAR DE SEROPOSITIVO
    .
    -AL FINAL EL MUNDO ENTERO SE ENTERARA DE QUE EL SUPUESTO VIH EN CASO DE EXISTIR NO ES EL CAUSANTE DEL SIDA.

    -POR ULTIMO DECIR QUE ESTE FORO NO ES DE FIAR PUES SOLO PUBLICA LO QUE LE CONVIENE.

  20. 3 noviembre, 2013 en 20:27

    Anónimo, ¿realmente entiendes lo que lees?, ¿comprendes temas tan complejos como la virología? Si fallas en lo básico, no sé yo.

    SI EL ARTICULO NO VA DE SIDA QUE NO PONGAN EL TITULAR DE SEROPOSITIVO

    Aprende: Seropositivo: “En general, se llama seropositivo al individuo que presenta en sangre anticuerpos que, cuando se le somete a la prueba diagnóstica apropiada, confirman la presencia de un determinado agente infeccioso”. Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Seropositivo

    AL FINAL EL MUNDO ENTERO SE ENTERARA DE QUE EL SUPUESTO VIH EN CASO DE EXISTIR NO ES EL CAUSANTE DEL SIDA.

    Claro, claro, porque tú lo digas.

    POR ULTIMO DECIR QUE ESTE FORO NO ES DE FIAR PUES SOLO PUBLICA LO QUE LE CONVIENE.

    ¿Y tú me convienes? 😉

    PD: Este artículo va de hepatitis C, por si no te has enterado.

  21. 3 noviembre, 2013 en 21:15

    SI EL ARTICULO NO VA DE SIDA QUE NO PONGAN EL TITULAR DE SEROPOSITIVO

    Pues claro que sí, Anodino, muy bien dicho, ¿eh? yo te apoyo. A ver si por tener anticuerpos contra Brucella o CMV me van a meter en el mismo saco que esos homoxesuales y drongaos sidrosos que lo cogieron por meterse indiciones de marigüana y de dronga. Qu la gente es muy inorante y se cree que todo es lo mismo y no, ¿eh? Que a mí me lo pegó mi cabra Lucera, y eso que la tenía vacunada y todo.

  22. Pocosé
    4 noviembre, 2013 en 8:18

    Está clarìsimo que cuando a la ignorancia se alía con el fanatismo no hay nada que hacer.
    Hasta mi abuela que apenas sabia leer y escribir ya me decía: “No hay ciego mas ciego que el que no quiere ver”.
    ¡¡ Animo!!
    Donde solo haya ignorancia algún fruto dará vuestro encomiable esfuerzo.

  23. 4 noviembre, 2013 en 9:05

    Manuel, tendrás que cambiar el título para gente como anónimo que sólo leen el titulo…

    Anónimo, paramisonenigmas,… ¿No os dais cuenta que vuestra actitud es criminal? ¿Que por personas como vosotros alguna de las miles de historias como la que aqui se escribe pueden tener resultado de muerte?

  24. 4 noviembre, 2013 en 9:51

    Siento que tengo que darles la razón a los que en sus comentarios manifiestan dudas. Yo tengo un gato, al que le puse de nombre Manuelo. Ultimamente presentaba síntomas de debilidad y con mareos intermitentes. Lo llevé al veterinario y éste me explicó que lo mismo tenía SIDA que hepatitis C y que tenía que hacerle más pruebas. Yo, receloso, llamé a mi cuñá la del pueblo y me dijo lo siguiente: si agacha la oreja izquierda es que tiene SIDA y si agacha la izquierda lo que tiene es hepatitis C.
    Pero el gato, que escuchó la conversación con mi cuñá, ahora agacha las dos orejas a la vez y la boca se le ensancha. ¿Ese es otro síntoma o es que se está descojonando de mi?
    Sigo con mis dudas.

  25. 4 noviembre, 2013 en 10:02

    Firfurcio2f, creo que lo mejor es que abras un blog en Internet con la foto del gato (que parece ser el más listo de la familia) diciendo: “Lo niego todo”. Y si se equivoca y la palma, te compras otro y ya está.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: