Inicio > Actualidad > Patógenos y el estudio de las migraciones humanas

Patógenos y el estudio de las migraciones humanas

5 noviembre, 2013

canoa polinesioEn la actualidad uno de los más interesantes y llamativos campos de estudio es la evolución humana, nuestros orígenes como especie y como hemos pasado de ser unos simples primates del lado este hasta nuestra actual ubicua y omnipresente distribución a lo largo y ancho del globo terráqueo.

Y en este campo las herramientas de secuenciación genómica masiva de regiones de DNA de origen uniparental (como son el DNA mitocondrial y el cromosoma Y heredados por línea materna o paterna respectivamente) aplicadas al análisis filogenético humano han permitido trazar  las migraciones humanas desde nuestros remotos orígenes africanos hasta la colonización de los más apartados lugares.

migraciones humanas y DNa mitocondrial evolucion

Pero para este tipo de estudios, no sólo se puede examinar el genoma entre los diferentes grupos humanos dispersos por el mundo sino que algunos investigadores están utilizando diversos patógenos (virus, bacterias, …) para trazar la historia de nuestra especie.

Así, desde el punto de vista de la microbiología clásica, los patógenos son aquellos seres vivos (generalmente microscópicos) capaces de producir enfermedades y que por tanto se encuentran dentro de la moderna medicina científica enclavados como elementos básicamente nocivos que deben ser eliminados cuanto antes. También, es comúnmente sabido que en la interminable “guerra” desplegada entre patógenos y sus respectivos hospedadores ambas partes enfrentadas van desarrollando y afinando, bajo la tutela de la selección natural y a lo largo de los milenios, cambios y mecanismos de lo más diverso a modo de una interminable “carrera armamentista” que con el paso del tiempo transforman (muchas veces de manera radical) tanto al organismo infeccioso como al infectado. Pues bien, los cambios producidos en el patógeno producidos a lo largo de la comigración con los humanos pueden ser utilizados para responder preguntas o validar hipótesis dentro del estudio de la evolución humana.

De esta manera analizando la variabilidad genética de patógenos que se transmiten generalmente de forma vertical: bacterias como Helicobacter pylori o virus como el Herpes simplex, entre diferentes aislados obtenidos de humanos provenientes de diversos grupos étnicos o poblaciones, algunos laboratorios de investigación [1, 2, 3 y 4] han conseguido estudiar el patrón de dispersión demográfica humana.

migraciones humanas y herpes simplex virus evolucion

Las diferencias que poseen este tipo de estudios respecto a los ya clásicos de cromosoma humano Y o del DNA mitocondrial son tres. Primero, que a diferencia de los estudios con humanos que se deben centrar en regiones del genoma más o menos pequeñas (lo que puede dar lugar a sesgos experimentales), el genoma de muchos patógenos se puede secuenciar completamente de forma rápida y barata.  Segundo, los patógenos mutan con mucha mayor rapidez que los vertebrados, por lo que se pueden diferenciar eventos de la evolución humana mucho más próximos entre sí. El ejemplo evidente es el que se muestra en el gráfico anterior sobre la migración de Europa a América del Norte definido por el clado I del virus del herpes. Y tercero, que diferentes patógenos colonizaron en momentos diferentes a nuestra especie, por lo que se dispondría de distintos “experimentos” naturales independientes (unas veces solapantes, otras secuenciales) para estudiar en más detalle los diferentes eventos migratorios.

En resumen, en los proximos años muy probablemente esta aproximación permitirá ahondar en el conocimiento del complejo pasado evolutivo de nuestra especie ofreciendo nueva e interesante información.

Entradas relacionadas:

* Barridos selectivos y evolución humana

* De vikingos, genética y amerindios en Islandia

* Domesticación de animales y evolución humana

* Las bacterias pueden dirigir la evolución de organismos superiores

* Los habitantes de la Inglaterra Victoriana fueron más inteligentes que los modernos occidentales

* Marcadores genéticos hoy en día: ¿podemos saber de donde provenían nuestros ancestros?

* Máximo Sandín: “Los virus no son patógenos por definición”

* Microorganismos y sistema inmune en enfermedades neuropsiquiátricas (I): Patógenos y flora intestinal

* Nuestros primos los neandertales

* Nuevos fósiles procedentes de China confirman la complejidad de la evolución humana en el continente asiático

* Pureza racial, racismo y evolución humana a la luz de la genética

* Una historia de idas y venidas: la coloración de la piel humana


Categorías:Actualidad
  1. 5 noviembre, 2013 en 11:17

    Una referencia del alta divulgación es 1493: Una nueva historia del mundo después de Colón, de Charles C. Mann; ed. Katz, 2013 (orig. ing. de 2011)

  2. 5 noviembre, 2013 en 16:41

    Lansky

    Un buen libro que no he podido encontrar, en el que cuenta entre otros datos interesantes como los cerdos llevados por la expedición de Fernándo de Soto a Florida acabaron con las civilizaciones indias urbanas de Norteamérica, dejando para la posteridad la errónea idea de que todas las culturas nativas del subcontinente norteamericano erán nómadas con poca o nula civilización.

  3. 5 noviembre, 2013 en 19:40

    Mu’ interesante.

    Pero me viene una pregunta a la mente… la globalización y el contínuo movimiento de humanos de acá para allá por todo el globo está también moviendo a los patógenos de un lugar para otro y ciertas cepas de patógenos fácilmente acabarán lejos de su lugar de origen. Y también es posible que se den intermcambios genéticos entre patógenos nativos e inmigrantes ¿Esto no podría enmascarar el estudio de los patógenos como vía para entender las migraciones humanas? 🙂

    Aunque ahora que lo pienso, una población de patógenos podría tener más diversidad genética en su foco de origen 🙄

  4. 5 noviembre, 2013 en 20:30

    Cnidus :

    Aunque ahora que lo pienso, una población de patógenos podría tener más diversidad genética en su foco de origen :roll:

    Eso es lo que se ve en el gráfico del herpesvirus publicado en la entrada. En África hya mucha más variedad de clados que en el resto del mundo.

  5. Kenshin
    7 noviembre, 2013 en 0:33

    ¿A tu mapa no le falta al menos una linea mas de migración?. Según estudie en la cátedra de Prehistoria y Argueologia de la UNLP (Argentina), los pueblos indígenas de Chile, la Patagonia Argentina y el Imperio Inca, eran descendientes de navegantes originarios en la Micronesia; Incluso hoy día se sostiene que genéricamente los aborígenes del sur de Chile actual presentan semejanzas con restos encontrados en la isla de Pascua (o Rapanui como la llaman los chilenos). No es que no haya habido colonos que llegaron costeando el océano pacifico desde el “puente de tierra” que se formo entre Asia y América hace 11.000 años, pero si hay abundante evidencia de que llegaron en barco desde la Micronesia. Otra linea de inmigración posible, aunque aun no se a demostrado, es la que va desde el golfo de Guinea hasta la altura de Fortaleza en Brasil, se han encontrado restos óseos de origen africano en el Mato Grosso que tendrian al menos 15.000 años. Aunque esta ultima teoría aun esta en debate. Te seré sincero, en estos momentos no tengo los apuntes de la materia, si no te tiraría mas precisiones, pero voy a buscarlos.

  6. 7 noviembre, 2013 en 10:32

    Kenshin

    No soy experto en la materia pero por lo poco que he leído la migración de Micronesia a Sudamérica no está todavía suficientemente sustentada. De todas formas, si encuentras información podemos comentarla.

  7. 23 octubre, 2014 en 12:28

    Más datos sobre nuestra compleja evolución: http://www.nature.com/nature/journal/v514/n7523/full/nature13810.html

  1. 9 noviembre, 2013 en 20:53
  2. 9 noviembre, 2013 en 21:02
  3. 10 noviembre, 2013 en 8:30
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: