Inicio > Actualidad, Escepticismo, Magufadas, Medicina > La mayor estafa sanitaria de todos los tiempos puede acabar poniendo en riesgo la salud mundial

La mayor estafa sanitaria de todos los tiempos puede acabar poniendo en riesgo la salud mundial

12 noviembre, 2013

1 Homeopathic vs Orthodox vaccine vacuna homeopatica estafa engaño peligroVivimos en una sociedad completamente concienciada con el rigor médico, en donde se exigen los mayores estándares de calidad a las empresas farmacéuticas, de profesionalidad al personal sanitario y en donde no se tolera y en muchos casos se persigue tanto por parte de particulares, asociaciones de pacientes como de autoridades sanitarias cualquier tipo de error o mala praxis médica que atente contra la salud de los ciudadanos o que simplemente los sitúe bajo un riesgo innecesario.

Pero en cambio, esta misma sociedad hipersesibilizada sanitariamente (con toda la razón, puesto que es mucho lo que nos jugamos como individuos y como colectivo en los asuntos sanitarios) es capaz de convivir año tras año y década tras década con la probablemente mayor y más duradera estafa sanitaria de todos los tiempos. Y ello sin que ninguno de los múltiples procedimientos legislativos, deontológicos o judiciales desarrollados para asegurar una atención médica profesional al paciente y proteger a la ciudadanía en su conjunto sea utilizado para solucionar el imponente problema (que además se va agravando con el tiempo) que significa el uso masivo y cada vez más extendido e irresponsable de la pseudomedicina homeopática, o lo que es lo mismo el hecho de tratar enfermedades (incluso las más graves o contagiosas) con simples pastillas de azúcar sin ninguna propiedad terapéutica.

¿Se imaginan ustedes el revuelo que se montaría si una multinacional del sector de la energía abriera una cadena de “gasolineras homeopáticas”, en donde en lugar de vender combustible normal se vendiera gasolina 100 CH, es decir pura y dura agua del grifo?¿Cuánto tiempo tardarían las autoridades competentes en cerrar las “gasolineras homeopáticas” y multar a la empresa estafadora?

Pues bien, cuando se trata de medicamentos parece que estos mínimos requisitos de racional cordura y ética médica no son aplicables, puesto que por ejemplo existen multinacionales homeopáticas como Boiron con presencia en más de 60 países, que cuenta con 4.000 empleados repartidos por todo el mundo, que cotiza en la bolsa de París y que factura al año más de 500 millones de euros. Otro dato a tener en cuenta es que las ventas de productos homeopáticos han crecido anualmente en el último lustro a un ritmo del 7% en EEUU y del 25% en la India. ¿Se dan cuenta de las proporciones de esta monumental estafa?

Las empresas del sector venden todo tipo “medicamentos”, que por cierto son todos iguales ya que únicamente contienen excipientes, que dicen curar las más variadas enfermedades, aunque eso sí no intenten perder el tiempo en buscar las pruebas que demuestren la efectividad de estos “medicamentos” porque no existen. Así encontramos remedios contra el catarro como Coldcalm (especialmente indicado para niños con tos, resfriado o gripe y sólo por el módico precio de 12,49 dólares americanos), pasando por “medicinas o tratamientos” contra alergias, diarreas, infartos, hemorroides, autismo, problemas nerviosos e incluso los más variados tipos de cáncer y por supuesto también el SIDA.

Pero quizás en donde esta irracional medicina chamánica (puesto que tiene el mismo nivel científico que utilizar agua bendita para la realización de un exorcismo con el que curar una enfermedad mental) alcanza mayores cotas de peligrosidad, porque pasamos del daño individual a un paciente a poner en riesgo a toda una población, es en el apartado de la prevención de las enfermedades infecciosas. Así desde hace unos meses, el ministerio de sanidad canadiense permite la comercialización de “vacunas homeopáticas” contra diversos patógenos como gripe, tos ferina, sarampión o polio. Peligrosa decisión sanitaria que ha recibido fuertes críticas por parte del estamento médico, de tal manera que diversas organizaciones racionalistas del país han iniciado una campaña de denuncia y presión para que los responsables sanitarios de Canadá recapaciten, asuman su desproporcionado error y deroguen tan absurda y peligrosa autorización que menoscaba uno de los principales y más efectivos logros de la medicina moderna como es la vacunación. También en el Reino Unido se venden vacunas homeopáticas contra el meningococo y el virus de la rubeola además de las usadas en Canadá aun cuando hasta la propia Asociación Homeopática Británica ha declarado que

“No hay evidencia que sugiera que las vacunas homeopáticas pueden proteger contra las enfermedades contagiosas. Recomendamos a las personas el uso de los tratamientos convencionales”

Inciso: no hay ninguna evidencia que sugiera que la homeopatía pueda ser efectiva en el tratamiento de alguna enfermedad más allá del conocido efecto placebo.

Y si un porcentaje importante de la población de estas naciones se dejara estafar por estos inútiles remedios de hechicero y otros países secundan esta irresponsable decisión, bien pudiera ocurrir que estos peligrosos agentes patogénicos que en la actualidad están perfectamente controlados o al borde de la erradicación (como es el caso del virus de la polio) rebroten, desperdiciándose de la manera más absurda (y por qué no decirlo, criminal) los miles de millones de euros invertidos en salud pública en todo el mundo, destruyéndose de un plumazo el durísimo y eficaz trabajo realizado en este último siglo por parte de cientos de miles de científicos y profesionales sanitarios y volviendo a la espeluznante pero no tan lejana época anterior a la vacunación.

NOTA:

Tal y como me comenta un lector las autoridades sanitarias canadienses acaban de aprobar una advertencia en el etiquetado de estas “vacunas” homeopáticas en el que se indica que “Este producto no está destinado a ser una alternativa a la vacunación” aunque siguen pudiendose vender. Por lo que la situación en Canadá se equipara al Reino Unido en donde se puede seguir haciendo publicidad de estas vacunas pero no se recomienda su uso. Simple esquizofrenia sanitaria.

 

Entradas relacionadas:

* Cuando Hahnemann intentó curar la escarlatina con homeopatía

* De homeopatías y milagros

* Debate en la cadena SER sobre la cátedra de homeopatía de la Universidad de Zaragoza

* Docenas de pruebas de la eficacia de la Homeopatía

* Holanda pide a la homeopatía que demuestre su capacidad de curar

* James Randi desafía a la homeopatía

* La Asociación Americana de Veterinarios rechaza la homeopatía

* La homeopatía carece de base científica, según un informe del Parlamento británico

* La homeopatía, derrotada en la Asociación Médica Británica

* ¿La homeopatía es una ciencia?

* La no tan inocua homeopatía

* La Universidad de Zaragoza y los laboratorios Boiron crean una cátedra de investigación en Homeopatía

* Las cuentas de la homeopatía

* Lección magistral de homeopatía a cargo de James Randi

* Los estudiantes de medicina de España en contra de las pseudomedicinas

* Sanidad concluye que el principal efecto de la homeopatía es placebo

* Segunda edición: Docenas de pruebas de la eficacia de la Homeopatía

* Superstición y pseudomedicinas en las bases de datos científicas (I): Homeopatía y “medicina” Ayurveda

 

Videos relacionados:


  1. walkurt
    12 noviembre, 2013 en 0:18

    Vacunas homeopaticas… pense que eran un bulo, o casos extremos de creyentes, pero parece mas seria la cosa. Debe ser la consecuencia de tantos claustros que por dos monedas extras aceptan en su curriculum de estudios semejante magufada.
    Increible. sinceramemte.

  2. 12 noviembre, 2013 en 0:55

    Es que este tema…me da hasta rabia ateo…
    un detalle que me llama la atención aparte del porrón de € q facturan es el tema legislativo de la homeopatía…no esta regulada por la ley de medicamentos, porqué? Porque no es un medicamento, sin embargo se “receta”… para diversas afectaciones o patolgīa o xq sí….al no ser un medicamento englobado en esta ley, que pasa? Que no necesita controles, ni revisiones de producto…. es la puerta giratoria de la homeopatía que le hace estar fuera, y a la vez dentro de la “medicina actual” y para colmo en ciertos países de europa se está tratando de regular (lo que para ellos es un argumento de veracidad…) para tratar de controlar más el tema … o aumentar la polémica no lo tengo claro…

  3. Gustavo Durand
    12 noviembre, 2013 en 4:08

    La mayor estafa es tu página, en la cual te permites eliminar los comentarios a los cuales no les puedes dar respuesta y que por supuesto no publicas. Sólo muestras los comentarios de quienes te aplauden o de quienes efectivamente cuentan con endebles argumentos para rebatirte y a los que te permites zaherir a tu antojo. Pero sabes bien que no has podido conmigo… y no podrás…

  4. 12 noviembre, 2013 en 6:56

    Gustavo, no vayas de guerrero del antifaz, que aquí no cuela. Enésimo comentario y no has mostrado ni un sólo argumento que apoye la terapia que promocionas, sólo retórica. Insisto, muestra evidencias y deja el pataleo para foros menos exigentes.

    sabes bien que no has podido conmigo..

    Te comportas como una paloma jugando al ajedrez: tiras las piezas, te caga en el tablero y dices que has ganado la partida. 😉

  5. 12 noviembre, 2013 en 9:04

    Gustavo Durand, si reportases buenos argumentos sustentados con muy buena documentación, en vez de patalear, tal vez entonces sí que “no podríamos contigo” 🙄

    Ateo, ¡vaya tela! Esto sí que es un tema serio, ¿vacunación homepática? ¿qué se supone que van a llevar esas vacunas? ¿un cuarto de virus para intentar inmunizar a todo el cuerpo? Es una locura. Por otro lado, me he leído la publicación original (en pdf) esa que citas sobre la homeopatía vendiéndose como remedio ante el VIH/SIDA… Es un puto desastre, en serio, es tan malo que incluso me siento bloqueado por no saber por donde empezar: la estructura del “artículo”, la forma de citar (no se sabe qué frase es citada por cada autor), la redacción del artículo (van a salto de mata y es difícil enterarse de algo), la introducción está mal (no se explica ni los orígenes, ni el uso ni los descubrimientos del “iquilai”), el material y métodos está mal (¿control? ¿doble ciego? ¿dosis a cada paciente? ¿análisis estadístico? demasiado telegráfico como para entender que han hecho realmente), los resultados están como el culo (joder, ni siquiera han puesto las “barras de error”…), la discusión está mal redactada…

    En serio, este tipo de “estudios” no entraría en ninguna revista médica ni de coña. Si esta es la gente en la que hemos de confiar para sostener nuestra salud, estamos MUERTOS. Ni siquiera saben redactar un artículo científico, de experimentar ni hablamos.

    1vin, totalmente de acuerdo. Me parece incongruente y sin sentido el hecho de que una serie de “terapias” se utilicen como medicina seria, al mismo tiempo que elude y realiza todas las triquiñuelas para no tener que soportar la carga experimental y de corroboración que requiere la medicina seria. Se venden como medicamentos sin estar sometidos al control de los medicamentos, se dicen que son más eficientes que la medicina convencional sin haber sido testados y sin pretender ser testados. Es incongruente. Si un medicamento debe ser testado y controlado porque puede ser demasiado pernicioso… ¿cómo vamos a saber si alguno de estos productos, por casualidad, resulta pernicioso si ni siquiera se estudia? ¿se empezará a hacer algo cuando la palme alguien?

    Dioses, estamos jodidos…

  6. 12 noviembre, 2013 en 10:07

    1vin #2

    Tienes toda la razón. Yo sigo son comprender como es posible que se permita esta doble vara de medir para la homeopatía. Puede ser simple casualidad y que nuestros gobernantes sean tan ignorantes como parecen (muestras de ello han dado en numerosas ocasiones) o haya de por medio intereses económicos ocultos y alguien se esté llevando su correspondiente comisión por permitir esta estafa multimillonaria (y ejemplos de corrupción dentro del poder desgraciadamente también tenemos un montón).

    Cnidus #5

    El “artículo” de la cura homeopática del SIDA es del tipo de “estudios” que suelen citar Gustavo Durán (por cierto hacía tiempo que no comentaba y ya estaba tardando) y sus compañeros de religión hahnemanniana como prueba en defensa del rigor científico de la homeopatía. Pero aún así el piensa que sufre censura y lo que ocurre es que simplemente uno se cansa de discutir semejantes argumentos.

  7. CSF
    12 noviembre, 2013 en 10:12

    Hola a todos,
    Cuando fui por primera vez al pediatra (que me habían recomendado) con mi hija de pocos meses para una revisión rutinaria, me quede pasmado nada más entrar a la sala de espera, toda ella empapelada con panfletos de homeopatía, e incluso, carteles de refranes de Confucio , etc.
    El pediatra la verdad que muy amable y tal, pero yo no paraba de pensar visualizando sus diplomas de homeópata que si se trataría de un charlatán o realmente se creía el cuento. La cuestión es que de pronto le pregunte haciéndome el tonto que de que se trataba esto de la homeopatía para ver qué argumentos me aportaba , y agarrarse que esta fue su respuesta; “bueno yo siempre le digo a la gente para que lo entienda que es como el que toma café todos los días, pues al final como que ya le afecta poco la cafeína”. De verdad que me tendría que haber grabado la cara porque tenía que ser un poema. Me quede callado, me dijo que mi hija estaba estupendamente y SÍ, me regalo un tubito de bolitas de azúcar. Nos levantamos y nos fuimos.
    La pregunta que os quiero hacer es que (tener en cuenta que el tipo era muy amable y claro me daba vergüenza empezar a discutir con él sobre el timo de la homeopatía) ¿Cuál creéis que debería ser nuestra actitud ante situaciones como esta?
    Por cierto, jamás volví a su consulta.

  8. 12 noviembre, 2013 en 10:23

    Ateo #6

    El “artículo” de la cura homeopática del SIDA es del tipo de “estudios” que suelen citar Gustavo Durán (por cierto hacía tiempo que no comentaba y ya estaba tardando) y sus compañeros de religión hahnemanniana como prueba en defensa del rigor científico de la homeopatía.

    ¿Rigor científico? 😯 Se me ocurre redactar y presentar un documento con esa “calidad” y de la ostia que me llevo me como el Voyager

    CSF #7

    Pues no sabría que hacer. Por ahora la legislación hace aguas con estos temas, por lo que en ese sentido estamos desarmados… Lo más sensato que se me ocurre es NO volver a tal consulta.

  9. homeopatutia
    12 noviembre, 2013 en 10:39

    Bufff, horrible, esto ya pasa de estafa a asesinato.

  10. 12 noviembre, 2013 en 10:59

    Gustavo – se te ve afectado con el tema homeopático (tendrás tus intereses en ello?te ganarás la vida con ello?) si te frustras cuando alguien te rebate algo poco fundado, imagina lo que nos frustramos otros, cuando se nos rebate ALGO FUNDAMENTADO.

    CSF – compañero yo hubiese hecho lo mismo, cara de pan , seguida de un “muy amable”, me hubiese ido de la consulta con mi hija como hicistes, no me pondría a discutir o debatir en su consulta; el no va a cambiar de opinión con ello, y tu hija va a pensar,papa piensa que los médicos no son fiables? Cuando es ese médico en concreto el que tiene esa visión o teoría ( yo tomo todos los días cafe, que me explique este médico xq lo noto..)Una pregunta, ese médico al que acudiste era de la sanidad publica o fuiste por lo privado?x curiosidad…

  11. 12 noviembre, 2013 en 11:04

    CSF#7

    Yo personalmente le hubiera dejado muy claro que además de intentar estafarme estaba poniendo en riesgo la salud de mi hija. Y después hubiera ido a poner una denuncia ante la inspección sanitaria y ante la oficina del defensor del paciente al susodicho elemento.

  12. 12 noviembre, 2013 en 11:10

    Aunque pediatra supongo que seria sanidad pública. Ten en cuenta que al ser algo que NO esta regulado Y QUE SE ACEPTA por la sociedad, abre la posibilidad de que algún medico u profesional recete remedios homeopáticos y no esta haciendo nada ilegal (así que por mucho que te impacte no puedes reclamarlo, o esa es mi idea). Se sacará un plus ese pediatra con el tema de la homeopatía? Muy probablemente… Pero? Si no es ilegal? Y luego se quejan de las estrategias farmacéuticas por recetar sus fármacos (estrategias que han sufrido una recesión, cuando se desmadró un poco la cosa..) y este colectivo hace lo mismo… Aha aha aha

  13. CSF
    12 noviembre, 2013 en 11:22

    1vin #10

    Fui por lo privado. Era la primera vez que iba a un pediatra y me aconsejaron ese. El susodicho tenía titulación de pediatría (suponiendo que no fuese falsa) si lo preguntas por eso.

    A pesar de su amabilidad no volví nunca por su consulta. Evidentemente porque profesionalmente no es de fiar. Pero de verdad que me quedo con la sensación de no haber actuado bien. Me frustro por conformista al no haberle comentado mis pensamientos sobre la homeopatía. Y como padre que soy me duele que padres confiados, legos en materia científica, sin espíritu crítico, puedan poner en peligro la salud de uno de sus hijos por el hecho de retrasar un tratamiento serio y contrastado por perder un tiempo valioso con bolitas de azúcar.

  14. CSF
    12 noviembre, 2013 en 11:39

    Ateo666666 quizás 1vin tenga razón y no se pueda denunciar, pero desde luego lo que propones debería de ser por sentido común la acción más útil en contra de esta estafa.
    Son varias las ocasiones en las que me he encontrado un muestrario de tubitos de homeopatía en varias consultas de la sanidad pública, como en un médico de familia y un pediatra, y siempre me muerdo la lengua y salgo de la consulta con mala sensación aunque no me hayan recetado nada de esto. Pero sólo el hecho de exponer en su mesa esa muestra de homeopatía me deja una sensación de impotencia ante todo este problema cultural de desinformación en temas tan serios como la sanidad.
    Por mi parte, pongo mi granito de arena explicando siempre a mis amigos y conocidos todo lo que puedo sobre las giliterapias dentro de lo que me permite mis conocimientos. Por ejemplo, hace tres días le dice mi mujer a su vecina que nuestra hija estaba un poco acatarrada. Respuesta; “dale unas bolitas que le van muy bien a mis hijos y bla bla bla” La cogí, la senté en el sofá y le di una tabarra de media hora sobre el método científico y como se lo saltan las giliterapias que a la pobre se le quedo cara de imbécil.

  15. 12 noviembre, 2013 en 11:59

    El buzón de sugerencias o reclamaciones siempre van a estar ahí (gracias a dios) y sí; lo activo y correspondiente sería hacer esa reclamación/queja y que llegue a donde tenga q llegar (yo me refería a el momento de la consulta en sí, una vez salimos, a x el formulario, pero la consulta no es el lugar para ganar la batalla quería decir).
    Y en cierto modo Csf me “tranquiliza” en cierto modo que fuese parte sanidad privada el ejemplo que nos relatas (me pegaba más aunque el hecho de que fuese pediatra me ha llevado a lo contrario). Salud2

  16. Eduardo
    12 noviembre, 2013 en 12:47

    La medicina convencional o alopática es sin dudas el verdadero monumento del obsoletismo. No entiendo como surgió y nadie se puso a pensar en los 5000 años de la medicina China. Somos sin dudas, animales astados cuyo extremo grita por el dinero.

  17. 12 noviembre, 2013 en 12:53

    Pienso que si todos dejáramos de challarnos y asumir como inevitable que se receten impunemente “medicamentos” homeopáticos quizás la cosa empezaría a cambiar. Por lo menos no serían tan descarados a la hora de exponer sus productos en consultas médicas tal y como comenta CSF #14.

    Aunque no es el caso de la homeopatía, yo tengo una pequeña anécdota personal sobre esta filosofía de no asumir pasivamente la ignorancia. Hace unos años fui a hacerme un análisis de sangre y estaba leyendo un libro sobre evolución. Como dejé el libro encima de la mesa, la enfermera mientras me sacaba la sangre leyó la portada e hizo un comentario incrédulo pero también algo despectivo sobre si había o no pruebas de la misma. Y yo no me pude callar y empezamos a debatir sobre el tema. La enfermera era una profesional por cierto ya que acabó de sacarme sangre sin dolor o hematoma posterior alguno y después seguimos varios minutos charlando sobre el tema. No sé si pude convencerla de algo, pero mi sensación fue que acabó sorprendida con lo que le expuse, incluido el detalle de que me parecía inadmisible que profesionales de la medicina como ella no recibieran adecuada formación en el campo durante su etapa universitaria.

    Por cierto si yo hubiera sido CSF no hubiera pagado minuta alguna al chamán homeopático y lo mismo hubiéramos acabado en los tribunales.

  18. 12 noviembre, 2013 en 12:53

    No se pusieron a pensar en la FISICA CUANTICA APLICADA A LA BIOLOGIA ?????? O acaso emitirán el mismo asnal comentario que con la homeopatía. Ambas ciencias son desconocidas, y no lo nieguen, por el brutal (en todo el sentido de la palabra) enriquecimiento del planteo materialista que han ejercido por años los centros de estudios auspiciados y auspiciadores de la máquina de los laboratorios.

  19. Soplabilorio Camborio
    12 noviembre, 2013 en 12:58

    Concuerdo con el artículo, pero me ha hecho mucha gracia que, debajo del texto aparezca una anuncio de cursos de naturopatía. ¡Qué contradicción, voto a bríos!

  20. 12 noviembre, 2013 en 12:59

    Ya nos llegó el iluminado de turno mezclando churras (medicina tradicional china) con merinas (física cuántica milagrosa)

    Por cierto Eduardo, mírate en el espejo porque muy probablemente el único animal astado que hay aquí haciendo comentarios asnales eres tú.

  21. Un doctor cualquiera
    12 noviembre, 2013 en 13:00

    Hola amigos. Lo primero antes de exponer mi humilde y pequeña opinión es que nadie en el mundo tiene la verdad absoluta sobre nada. Ni fanáticos, ni ateos, ni gnósticos, ni amas de casa ni jubilados. Nadie. Partiendo de eso, os cuento mi caso.

    Me he educado en una familia culta, con una maravillosa madre absolutamente convencida del valor del progreso científico y del pensamiento analítico y racional. Cuando tenía tan sólo tres meses de edad me diagnosticaron erróneamente meningitis y el fortísimo tratamiento antibiótico me dejo un sistema inmunitario deprimido de por vida. Desde entonces sufro frecuentemente enfermedades respiratorias de las vias altas que los antibióticos cada vez curaban con más dificultad. Siempre creí en la medicina “de libro” como único objeto salvador de mi débil condición, visitando diversos facultativos y siguiendo los tratamientos a rajatabla. Cada día en mi trabajo uso la razón y la lógica, no soy creyente de ninguna religión pero si de una filosofía y férrea moral, no confundamos religión con ser buena persona y ayudar a personas y animales que me necesiten.

    Sin embargo, hace un año todo cambió con un gesto realmente simple: conocí a un apicultor que se lanzó a comercializar diversos productos ecológicos certificados y me dije, bueno, porqué no, probaremos. Y todo cambió. Desde que tomo propóleo y jalea real de origen totalmente natural y ecocertificado mis infecciones han remitido casi en un 80%. Es absolutamente impresionante. Y no, no tengo absolutamente nada que ganar escribiendo esto, si un caso perder 30 minutos de mi tiempo que no es abundante. Seguramente mi caso tendrá explicación mañana, o quizás en 10 años, o en 50. De una forma científica, racional y empírica. Pero por ahora, 20 médicos no han sabido resolver mi problema y un pequeño y sencillo gesto si. Y por cierto, profesionales muy cualificados.

    ¿Con esto que quiero decir? Que a veces el conocimiento y la sabiduría está en distintos lugares. Hay que saber separarlo convenientemente de la paja, pero no por ello no existe. Quizás la homeopatía en su planteamiento sea absurda, pero puede que tenga una explicación perfectamente válida en algunos casos y personas. No quiero hacer de abogado del diablo, pero a veces blogs como este destilan una intolerancia demasiado radical que produce el efecto contrario que se pretende conseguir. Seamos tolerantes y partamos de la base que en todas las épocas ha habido gente que se ha reido de lo que más tarde serían llamados genios. Meter en el mismo saco a personas que plantean teorías no ortodoxas en distintos terrenos científicos y que aventuran hipótesis que pueden ser peregrinas o no pero que al menos denotan interés en explorar otros campos, meterlos en el mismo saco de los simples timadores y echadores de cartas televisivos me parece realmente deplorable.

    Las burlas, insultos y denostaciones sobran en un lugar serio. Incomodan y dan la sensación de que el tema es visceral, pasional, muy lejos de cualquier argumento basado en la meditación y el sosegamiento. Por supuesto, estoy en contra de estafas, engaños, manipulación y cualquier otro subterfugio que impida el libre derecho de la libertad de cada persona. Pero en cualquier terreno, científico o no. Homeopatía? Al menos conozco dos personas que han mejorado su vida tras esos tratamientos. Y conozco al menos 20 que no le han servido de nada. Que cada uno saque sus conclusiones. Pero con respeto.

    No pretendo nada más que exponer mi sensación después de leer diversos artículos de esta web y otras similares. Pido perdon aquellos que se sientan ofendidos por mis pensamientos, pero esto son las cosas de la libertad de la sociedad en que vivimos, hay que aguantar lo que otros opinan.

    Un saludo

    Un doctorcillo cualquiera.

  22. 12 noviembre, 2013 en 13:01

    Soplabilorio Camborio #19

    Como ya he comentado varias veces, me parece de justicia poética que los chamanes alternativos paguen dinero con su publicidad para mantener webs donde se denuncian sus estafas.

  23. 12 noviembre, 2013 en 13:13

    Evidentemente ateo, haces con tu agresividad, el escudo perfecto de la ignorancia, me he mirado en el espejo y la única cosa que veo es que en el afán de solucionar problemas que la medicina alopática ha desechado, con el “brutal”, no hay nada para hacer, tengo más de 55 casos para mostrar, he encontrado en lo que los asnos llaman alternativo, la verdad de que lo desahuciado por la alopatía, ha vuelto a la vida y de qué modo. Investiga un poco, hermano, no te cierres y doblegues ante el dinero. Es cierto este es lindo ,pero con la frente limpia, es más. Quien te hizo ver que los médicos (lo soy) son Dios??? DAS LASTIMA (es lo peor que a alguien le pueda pasar)

  24. 12 noviembre, 2013 en 13:29

    Acaso, te consideras más que un Chamán ? O en realidad apoyas las estructuras económicas que con sus quimioterapias o radioterapias (haz visto a alguien que luego sigan bien?), hacen que la gente les crea? El asma, haz visto que se cure con el indiscriminado uso de la cortisona??
    Te puedo mostrar más de 300 curados de otra forma, con nombre apellido y ante escribano, tú lo puedes hacer? En fin, daré por terminado un dialogo que en las esferas de la realidad no tiene sentido. Te dejaré ateo con la última palabra, lo que de seguro y por algún complejo que te aqueja, es lo que buscas, un pseudo triunfo de la ignorancia. En serio ateo, ponete las pilas, interiorízate de lo que existe en el mundo. Acepta el obsoletismo de la alopatía. La intoxicación permanente que ella busca, a fin de no terminar con la rueda de la fortuna (para los médicos). Eres abogado?, médico? o tan solo un representante de algún laboratorio? la verdad que tu patética posición no hace más que intentar empujar a los seres humanos al precipicio del necesario uso del dinero, con el afán de sustentar el ENGAÑO ALOPÁTICO de TUS superhéroes, los alópatas.

  25. cpharlok
    12 noviembre, 2013 en 13:34

    Hemos de avanzar hacia una sociedad más justa para todos los seres vivos, que incluya respeto al medio ambiente, a sus pobladores y una libertad dentro de un orden de bienestar lógico. Hoy por hoy, se puede entender que existan movimientos alternativos a una corriente de pensamiento única. Lo que no es de recibo es que en una sociedad supuestamente avanzada como la nuestra todavía haya gente que defienda cosas como la medicina tradicional china (por citar una), que no sólo tiene un porcentaje de éxito ínfimo con respecto a la medicina científica, sino que es de una crueldad infinita en la obtención de sus principios (ver bilis de osos en wikipedia, cuidado con las imágenes si buscais por otros lados, es deplorable lo que llegan a hacer).

    Una sociedad tiene que caminar hacia el progreso tecnológico, el bienestar de sus ciudadanos y el respeto por el medio ambiente y sus pobladores. Eliminar el daño que causamos lo máximo posible y facilitar la felicidad de todos los seres vivos.

    Ser buena gente, tolerante, con principios éticos sólidos y un compromiso social y ambiental no es patrimonio tan sólo de creyentes o iluminados. Cualquiera puede ser buena gente.

    Eso es lo primero. Todo lo demás debería ser consecuencia de ese razonamiento. La homeopatía debe dar resultados claros, estadísticas y resultados en los historiales de sus pacientes, asegurar que el origen de sus activos sigue los estándares de seguridad y éticos. Cada persona es libre de elegir sobre su cuerpo, pero asegurémonos de que está perfectamente informada de manera imparcial de las opciones.

    Por último: es mejor no recurrir a la sorna o la ridiculización para defender las posturas (en cualquier “bando”). A veces eso tiende a crear el efecto contrario en los otros. Mejor la contundencia aplicarla en el análisis de la hipótesis por inverosímil que parezca y luego rebatirla siguiendo la inferencia más clara y sencilla posible pero sin caer en falacias.

    Un saludo a todos.

  26. jesusandco
    12 noviembre, 2013 en 13:36

    Ateo, creo que deberías ser mas riguroso a la hora de publicar este tipo de informaciones, hablo de lo ocurrido en Canadá, y buscar por tu cuenta en lugar de hacer un copia y pega. ¿Ser escéptico no es eso? Aunque entiendo que la oficina de salud publica de Canadá es un blanco fácil con el que los iniciadores de ésta campaña pueden satisfacer egos e intereses políticos, Un saludo.

  27. 12 noviembre, 2013 en 13:38

    Eduardo #23

    Es increible el nivel de manipulación que destilas ¿has leído tus dos primeros comentarios’ ya que el que ha comenzado con agresividad usando los términos de animales astados y de comentarios asnales has sido tú. Así que ahora no te hagas el ofendido y piensa antes de escribir.

  28. 12 noviembre, 2013 en 13:41

    Eduardo

    Dices que la “medicina convencional” es obsoleta cuando al mismo tiempo aclamas los 5.000 años de medicina China. Quizás hay un error de lógica en el argumento, pero considerando que eso 5.000 años más antigua y que no se ha renovado, ¿la obsolescencia no la tendría la medicina China? Por otro lado, es erróneo que la “medicina convencional” es obsoleta, puesto que continuamente está investigando en todos y cada uno de sus campos. Basta con que busques acerca de cualquier tema en la base de datos conocida como PubMed.

    Luego quieres que miremos “la física cuántica aplicada a la biología”. ¿Qué diablos es eso? ¿Y cómo se estudia? Existe una gran diferencia entre la física cuántica y la biología, sobre todo de escala.

    A continuación afirmas que “física cuántica aplicada a la biología” y “homeopatía” son ciencias deconocidas. Si son desconocidas, ¿cómo estás tan seguro de que funcionan si las desconoces?

    Finalmente, si miras un poco en este blog verás que también guardamos muchas críticas para la “medicina convencional”. Somos muy críticos con todos y con todo. Y a quien afirma cosas extraordinarias, se le piden pruebas extraordinarias. Si tienes pruebas de verdad, si eres médico como afirmas ser, NO te costará trabajo hacer equipo con alguna Universidad para plantear un buen experimento, publicar un gran trabajo científico y con ello aportar algo bueno al mundo. Creando debate en el mundo académico y si es cierto lo que comentas, cambiando el paradigma.

    No entiendo ese miedo a pisar un laboratorio, como si hacer las cosas bien fuere pecado… Por otro lado, las acusaciones de “vendidos al capital” directamente sobran. Son un insulto para los que trabajan en biomedicina intentando buscar las mejores herramientas para atajar los males que nos consumen. Y no, no solo trabajan en el tema las grandes farmaceúticas, sino también universidades y centros de investigación de carácter público.

    Un doctorcillo cualquiera,

    ¿Con esto que quiero decir? Que a veces el conocimiento y la sabiduría está en distintos lugares. Hay que saber separarlo convenientemente de la paja, pero no por ello no existe. Quizás la homeopatía en su planteamiento sea absurda, pero puede que tenga una explicación perfectamente válida en algunos casos y personas. No quiero hacer de abogado del diablo, pero a veces blogs como este destilan una intolerancia demasiado radical que produce el efecto contrario que se pretende conseguir. Seamos tolerantes y partamos de la base que en todas las épocas ha habido gente que se ha reido de lo que más tarde serían llamados genios. Meter en el mismo saco a personas que plantean teorías no ortodoxas en distintos terrenos científicos y que aventuran hipótesis que pueden ser peregrinas o no pero que al menos denotan interés en explorar otros campos, meterlos en el mismo saco de los simples timadores y echadores de cartas televisivos me parece realmente deplorable.

    Si lo que dices está muy bien y queda muy bonito. Pero hay un pequeño detalle. Una hipótesis peregrina, una idea interesante, una nueva forma de ver el mundo, está muy bien, pero es peligroso aplicarlo en medicina sin antes haber testado su funcionamiento, su rendimiento, sus efectos perniciosos, sus pros y sus contras.

    Si la “medicina convencional”, con toda la carga de investigación que tiene, así como los médicos con su formación, pueden cometer errores… ¿Te imaginas la cantidad de errores que se cometerían si se aplicaran técnicas que NO se han estudiado, ni de sus efectos secundarios, ni cuando o dónde deben de aplicarse? Por ello, si bien toda nueva idea es bienvenida, antes debería pasar por un escrupuloso análisis antes de aprobar su aplicación. En caso contrario, estamos jugando con la vida de las personas.

    Y este es el caso de esta entrada. Se pretende sustituir la vacunación habitual por algo llamado “vacunación homeopática”, que para empezar no sabemos lo que es. Pero si sigue las bases de la homeopatía, su protocolo más estricto, sea lo que sea, no es vacunación, es otra cosa y sus efectos, a falta de serios estudios, a priori pueden ser terribles.

    ¿Qué en realidad puede ser beneficiosa? Vale, pero estudialo antes de aplicarlo. No vayas a cargarte a alguien…

  29. 12 noviembre, 2013 en 13:41

    Eduardo y ahora yendo al grano de tus increíbles noticias médicas, ¿nos podrías indicar cuáles han sido esas increíbles curaciones que has conseguido contra la malvada medicina alopática? Por favor cuéntanos también tus métodos y las medicinas alternativas que has usado.

  30. cpharlok
    12 noviembre, 2013 en 13:44

    Perdón los comentarios #21 y #25 no son de la misma persona, mi compañero de departamento escribió y no se deslogueó de la cuenta. Perdón.

  31. 12 noviembre, 2013 en 13:46

    Un doctor cualquiera #21

    Resulta que da la curiosa coincidencia que estoy escribiendo una entrada para la siguiente semana aplicable a tu caso particular y a todos aquellos que son similares. Daré una pista, versa sobre la diferencia entre CASUAlidad y CAUSAlidad. Por ello te emplazo a que vuelvas a comentar en ella.

  32. cpharlok
    12 noviembre, 2013 en 13:47

    Si lo que dices está muy bien y queda muy bonito. Pero hay un pequeño detalle. Una hipótesis peregrina, una idea interesante, una nueva forma de ver el mundo, está muy bien, pero es peligroso aplicarlo en medicina sin antes haber testado su funcionamiento, su rendimiento, sus efectos perniciosos, sus pros y sus contras.
    Si la “medicina convencional”, con toda la carga de investigación que tiene, así como los médicos con su formación, pueden cometer errores… ¿Te imaginas la cantidad de errores que se cometerían si se aplicaran técnicas que NO se han estudiado, ni de sus efectos secundarios, ni cuando o dónde deben de aplicarse? Por ello, si bien toda nueva idea es bienvenida, antes debería pasar por un escrupuloso análisis antes de aprobar su aplicación. En caso contrario, estamos jugando con la vida de las personas.
    Y este es el caso de esta entrada. Se pretende sustituir la vacunación habitual por algo llamado “vacunación homeopática”, que para empezar no sabemos lo que es. Pero si sigue las bases de la homeopatía, su protocolo más estricto, sea lo que sea, no es vacunación, es otra cosa y sus efectos, a falta de serios estudios, a priori pueden ser terribles.
    ¿Qué en realidad puede ser beneficiosa? Vale, pero estudialo antes de aplicarlo. No vayas a cargarte a alguien…

    Por supuesto, estoy totalmente de acuerdo. Se entiende que siempre hay que realizar la labor necesaria y correspondiente, eso por descontado. Tal y como lo ha puesto mi compi de departamento. Quien quiera buscar nuevas vías siempre tendrá que demostrar las hipótesis que estudia con hechos concretos.

  33. cpharlok
    12 noviembre, 2013 en 13:51

    ateo666666 :
    Un doctor cualquiera #21
    Resulta que da la curiosa coincidencia que estoy escribiendo una entrada para la siguiente semana aplicable a tu caso particular y a todos aquellos que son similares. Daré una pista, versa sobre la diferencia entre CASUAlidad y CAUSAlidad. Por ello te emplazo a que vuelvas a comentar en ella.

    Conozco muy bien la diferencia entre ambas. Y las causalidades erróneas son tan malas como las casualidades producto de la ignorancia. Hace tiempo llegué a la conclusión de que las casualidades no existen, tan sólo una falta de conocimiento del cuadro de las millones de variables que nos afectan cada segundo. Y las causalidades son a veces muchas más de las que creemos o percibimos, o incluso somos capaces de razonar adecuadamente. Por ello soy bastante cauto con eso, no es cosa baladí.

  34. 12 noviembre, 2013 en 13:55

    cpharlok 325

    Completamente de acuerdo con tu frase de que

    “La homeopatía debe dar resultados claros, estadísticas y resultados en los historiales de sus pacientes, asegurar que el origen de sus activos sigue los estándares de seguridad y éticos”

    Pero sobre todo lo que debería ocurrir es que a la homeopatía se le aplicara las mismas reglas, leyes y regulaciones que a la medicina alopática, es decir que demuestre su eficacia frente a la enfermedad ANTES de poder ser prescrita.

    Y en cuanto a tu argumento de que

    “Cada persona es libre de elegir sobre su cuerpo, pero asegurémonos de que está perfectamente informada de manera imparcial de las opciones.”

    Es completamente erróneo y además choca con la realidad y sobre todo con la civilización tal y como la conocemos. Es como decir que todo el mundo puede volar en un avión que pase las inspecciones y revisiones necesarias o que se pueda volar en cualquier trasto peligroso rescatado de un desguace por un avispado empresario sin escrúpulos siempre y cuando se le informe adecuadamente al pasajero de los riesgos. No señor, para eso existen las leyes. Para obligar a las empresas y a los particulares que ofertan algún producto o servicio a cumplir unas mínimas normas de seguridad y calidad. Y si no las cumplen, la obligación de las autoridades es cerrar el negocio y perseguir de oficio a los infractores.

    Sobre todo porque muchas veces todas estas medicinas alternativas son prescritas para enfermos desesperados o para niños, que no tienen capacidad de elección ni de raciocinio.

  35. 12 noviembre, 2013 en 14:01

    ¿No será que homeópatas, chamanes y vendedores de humo pertenecen todos al mismo equipo? Persiguen los mismos intereses: amasar fortunas y desprestigiar a la ciencia.

  36. 12 noviembre, 2013 en 14:37

    Pienso que, -sin buscarse intereses espúreos (¿comerciales?)-, el atractivo para muchas personas de las pseudociencias y mixtificaciones como la homeopatía provienen de su propia ignorancia, pero retroalimentada por la falta de esfuerzo, porque, claro, adquirir formación en biología requiere muchos años de estudio y trabajo, pero declararse partidario de la homeopatía sólo requiere leerse algunos folletos y creerlos, que para eso ayuda ser un ignorante. Fe o conocimiento, y en las ciencias aplicadas, como la medicina, la fe también cuenta, somos animales emocionales además de inteligentes (por fortuna)

  37. 12 noviembre, 2013 en 14:55

    Un doctor cualquiera;
    Yo creo que a nivel general en este blog (y algún otro) tratán y han tratado de buscarle la parte racional del asunto, ni mas ni menos, pudiendo ser unos mas criticos y otros menos. Eso no quita además (esto a nivel personal),que pequeños remedios naturales puedan ser tan útiles como el mejor medicamento en un momento dado, yo por lo menos no lo dudo. Preocupa que se lleven las cosas al otro extremo; y ponerlo a la par de la aplicación POR PROTOCOLO habitualmente (por mucho galón que se tenga) de un ATB por inf.bacteriana. Y para mi esto no quita que ciertos remedios homeopáticos puedan ser de utilidad, debidamente estudiados en el tiempo si eso va suponer un beneficio general. Y lo único que exigo es igualdad de condiciones de estudio, revisiones y leyes, nada más, no se trata de criticar por criticar aunque ha veces alguien se pueda exaltar.

  38. 12 noviembre, 2013 en 15:20

    Jesusandco #26

    Si hubieras leído la referencia de la revista médica que he dejado en el texto

    http://www.bcmj.org/council-health-promotion/health-canada-licenses-homeopathic-vaccines

    verías que es el mismo director del “Council on Health Promotion” canadiense quien denuncia esta dramática situación. Así que no sé qué quieres que más investigue.

  39. 12 noviembre, 2013 en 15:44

    No sabía donde poner este enlace, si en el artículo sobre “Ética y magufadas” o aquí. Pero ya que estamos…

    Resumiéndolo mucho: gracias antivacunas, gracias a vuestra actitud enfermedades erradicadas vuelven de nuevo.

    http://www.newrepublic.com/article/115551/jenny-mccarthy-anti-vaccination-movement-blame-whooping-cough

  40. 12 noviembre, 2013 en 16:31

    Cnidus #39

    Cada día estoy más convencido que en el fondo todos los antivacunas: fundamentalistas religiosos tanto cristianos como musulmanes, homeópatas, partidarios de las medicinas new age, etc comparten y se nutren del mismo sustrato mágico-supersticioso. Lo único que les diferencia es la particular pátina con la que recubren su ideología anticientífica.

  41. Raúl Domínguez
    12 noviembre, 2013 en 16:31

    ¿No hay alguna Ley tipo Godwin para aquellos que mencionan la Física Cuántica en una discusión que no tiene nada que ver con ella?

  42. 12 noviembre, 2013 en 16:45

    Hombre Raúl ¿es que no te has dado cuenta que la física cuántica (o cualquier otro campo difícil de entender) es la base de la renovación de las nuevas pseudomedicinas? 😆

    Si no como iban a estafar a nuevos crédulos, que los viejos trucos se van agotando con el tiempo.

  43. Sergi
    12 noviembre, 2013 en 17:42

    Volviendo al comentario de CSF #7, tengo que decir que mi caso fue prácticamente igual. Primera visita a un pediatra de pago, reconocido en mi zona y recomendado. Un señor amable que inspeccionó minuciosamente a mi hijo, lo pesó, lo midió, etc. Se le supone médico titulado. Después de asustarnos con algunas “recomendaciones” del estilo de no dejéis que duerma con vosotros o dale el pecho sólo de cada 3 horas, que me parecieron fuera de lugar, le comentamos el tema de los cólicos y nos recomendó un preparado homeopático.
    El problema es que no me lo esperaba y simplemente pagamos la consulta y salimos (y no volvimos). Pero me quedó un mal sabor y una sensación de impotencia por no saber que hacer. Por lo visto, como decís no se puede denunciar, pero algo se podría hacer.
    Por cierto, el pediatra de la pública fue mucho más sensato y me dijo que a veces hay cosas que no sabemos. Gran lección.

  44. GregTravis
    12 noviembre, 2013 en 17:46

    Brrrr, que cada vez que veo una noticia de estas me pongo malísmoooooo.

    Solo me cura una cerveza homeopática…. con escipientes de malta de cebada 100% natural, la planta medicinal lúpulo que se puede encontrar a pie de calle en la naturaleza y unos hongos mágicos que se vienen utilizando desde los antigüos mayas o mas para fines medicinales y que se viene llamando levadura (no confundir con la levadura royal que es totalmente prefabricada por la industria y altamente nociva para la salud, pese a los estrictos controles que pasan estos alimentos).

  45. condimento
    12 noviembre, 2013 en 18:15

    Nada, estamos en la época del posmodernismo, donde la opinión de cada cual cuenta tanto como la de una autorizada. De modo que las discusiones acaban en un “y tú más”. Yo os leo pero no me apetece opinar por tanto merluzo que anda suelto. Y es que la sociedad española es fácil víctima tanto de maguferías homeopáticas, como de cualquier charlatán que venda algo simplemente por la desidia de informarse con objetividad.

    No entiendo esa apatía por consultar fuentes fidedignas en nuestro país. De modo que hay timados por doquiera ¿Hubiese ocurrido por ejemplo el asunto de las preferentes en otro lugar de la Europa del Norte con individuos de mejor formación? ¿Y el tema de las antenas dando chance a listillos con sus remedios particulares? La lista se haría inacabable.

    Estoy convencido de que muchos en el caso de la homeopatía deben guiarse por una regla tan sumamente científica como ésta: Si lo toma la familia real inglesa seguro que es buena para mí.

    Pero la cosa irá a peor, con una educación pobre, sin recursos y cada vez menos exigente, vamos hacia una generación de ahora jóvenes donde el influjo de la homeopatía va ser un chiste con la de memeces que nos van a llover.

    Pues nada, agua del grifo y que siga el negocio. Habría que ver a estos vendedores de crecepelo con un diagnóstico grave amorrados al lavabo, que el agua cura porque tiene memoria y tal, o presenta propiedades cuánticas – la palabra necia actual –

  46. 12 noviembre, 2013 en 18:47

    Raúl Domínguez :
    ¿No hay alguna Ley tipo Godwin para aquellos que mencionan la Física Cuántica en una discusión que no tiene nada que ver con ella?

    Debería llamarse “ley del estúpido que usa la mecánica cuántica y no sabe ni resolver la ecuación de Schrödringer para un pozo cuadrado”. XD

  47. 12 noviembre, 2013 en 18:50

    Sergi #43

    ” El problema es que no me lo esperaba y simplemente pagamos la consulta y salimos (y no volvimos). Pero me quedó un mal sabor y una sensación de impotencia por no saber que hacer. Por lo visto, como decís no se puede denunciar, pero algo se podría hacer.”

    Claro que se puede denunciar ante la inspección sanitaria, la oficina del defensor del paciente de cada comunidad autónoma, las asociaciones de consumidores y pacientes y ante el ministerio de sanidad. Además si no hubieras pagado el timador hubiera tenido dos opciones: denunciarte a ti e ir a juicio en donde pienso que le sería difícil argumentar que lo suyo es medicina o comerse la factura.

    Si todos tomamos parte activa contra estos charlatanes del siglo XIX al final el problema estallará y los poderes públicos se verán obligados a reconocer la realidad: que es una estafa y además muchas veces peligrosa.

  48. CSF
    12 noviembre, 2013 en 19:02

    Ya cansa un poco el tema este de que los que estamos criticando la homeopatía nos dejamos llevar por el dinero ¿Pero es que acaso todos tenemos un laboratorio homeopatico? ¿Pero estos aferrimos de la homeopatía acaso no saben que Boiron pertenece a un grupo farmaceutico?

  49. CSF
    12 noviembre, 2013 en 19:07

    Ateo666666 #47

    Pues sí, eso es lo que tendriamos que hacer.

  50. Darío
    12 noviembre, 2013 en 19:25

    No se pusieron a pensar en la FISICA CUANTICA APLICADA A LA BIOLOGIA ?????? O acaso emitirán el mismo asnal comentario que con la homeopatía. Ambas ciencias son desconocidas, …

    El tipejo este me hizo la mañana, lloré de la risa :mrgreen:

    Ateo: bien por decir las cosas por su nombre, a pesar de los asnos posmodernos que todo lo rebajan a nivel de las opiniones. El conocimiento real, la medicina real, la ciencia real, va mas allá de las opiniones en donde el trabajo fuerte y la puesta en marcha de mecanismos racionales siempre perfectibles dejan a las opiniones al nivel de papel de baño barato. Y esto no lo modifica ni alucines posmodernos ni basuras homeopáticas. Y desgraciadamente estas basuras han permeado: hace días un médico, en consulta privada me habló de otra medicina que te ayudará a estar mejor. Se ofendió cuando le pregunté por la clase de placebos basura que me recetaría y que si me la podía dar gratis él, ya que yo no estaba dispuesto a gastar un quinto de mi magro ingreso en porquerías inútiles. La conversación terminó entre las coloquiales frases groseras que tenemos a mano aquí y a las que somos muy afectos y la amenaza mutua de denuncias, él por agravios, yo por mala praxis. El amigo que me recomendó me pidió que no hiciera algo, y que se encargaría que su amigo médico “dejara las cosas así”.

    Como sea: los cuentos del irracinalismo es una factura que todos acabaremos pagando, cuando se vea que el costo social sea mayor que la ganancia de unos cuantos hijos de puta, mal le pese todo esto a la recua posmoderna e irracionalista.

  51. gatameiga
    12 noviembre, 2013 en 19:37

    Pues no se vosotros, pero yo estoy pensando muy seriamente en ahorrar, a pesar de lo mal que están las cosas, y empezar a ponerme todas esas vacunas que por mi edad no me han puesto, de enfermedades erradicadas ya en España o Europa, en caso de que encuentre algún centro sanitario donde todavía tengan partidas de dichas vacunas. Y también las vacunas más recientes, que tampoco he recibido… Porque tal y como están las cosas, más vale prevenir que curar.

    Debo ser el antagonista de toda esa gente que se niega a ponerse una vacuna (o peor, se lo niega a sus hijos), porque si fuera por mi, me las pondría todas.

    En esta tema, lo peor es no saber qué medios reales tenemos para actuar, ¿Cómo se puede cambiar semejante negligencia a nivel médico y social? Se intenta enseñar a la población, tratar de aportarles una visión científica y racional, pero es muy difícil, ya sabéis el refrán, no hay peor ciego que el que no quiere ver… ¿Qué se puede hacer? No tenemos medios legales para actuar, porque la propia legislación les hace de pantalla de protección, ¿Y si un homeópata comete una negligencia médica, a qué recurro? ¿Qué hago, si no es un médico licenciado? No puedo denunciarlo por mala praxis, no es médico, pero su malogrado consejo me ha llevado a una situación médica desfavorable, incluso peligrosa, ¿Con qué base legal interpongo una demanda, si fue mi decisión abandonar el tratamiento médico? Tienen un enorme vacío legal que les permite obrar con auténtica mala praxis y negligencia en toda la dimensión de estas palabras, y la respuesta legal para ello, en caso de existir, no es nada contundente en base a lo que estamos arriesgando.

    En fin, estos temas me hacen sentir no solo impotente, sino profundamente deprimida al ver el nivel científico que abunda en nuestra sociedad, CERO.

  52. 12 noviembre, 2013 en 19:42

    condimento,

    Pues no te creas que el pensamiento mágico y los charlatanes se restringen a nuestra tierra. USA está infestada de magufos de toda clase y es uno de los principales promotores y exportadores del negacionismo del VIH/SIDA, vacunas, creacionismo y cienciología. En Holanda pululan los antivacunas y homeópatas. Sudamérica es un hervidero donde se cuece bastante magufo. Aquí tenemos a los caras de Bélmez entre otros muchos.

    Es una pandemia global. Hace tiempo un comentarista dijo (espero que me perdone no recordar su alias) que el ser humano era el único animal capaz de tropezar con la única piedra a mil millas a la redonda. Yo diría que nuestra especie es la única capaz de buscar la única piedra a mil millas a la redonda para darse de cabezazos contra ella.

    A veces me parece un milagro que hallamos sobrevivido como especie 🙄

    Darío, muy de acuerdo que el costo social y de salud pública a causa de la magufería lo acabaremos pagando todos. Pero yo creo que aún en dicha situación la mayoría de la gente no caerá del burro aunque esté medio palmándola. No se que me pasa, cada vez confio menos en los congéneres primates que me rodean. Que la peña termine dándose cuenta del peligro que representan estas “técnicas alternativas” en el momento que estemos pagándolo, es más una esperanza y un deseo que una certeza. En fin.

    gatameiga,

    ¿Y si un homeópata comete una negligencia médica, a qué recurro?

    Mmm… creo que la legislación como mucho podría decirte: tooonto. Míralo por el lado bueno, premios Darwin para los crédulos.

  53. 12 noviembre, 2013 en 19:49

    Gatameiga #51

    “¿Y si un homeópata comete una negligencia médica, a qué recurro? ¿Qué hago, si no es un médico licenciado? No puedo denunciarlo por mala praxis, no es médico, …”

    Pero es que muchos de ellos se hacen pasar por médicos y entonces se les puede denunciar por intrusismo profesional ante el colegio de médicos.

  54. gatameiga
    12 noviembre, 2013 en 20:07

    ateo666666 :
    Gatameiga #51
    “¿Y si un homeópata comete una negligencia médica, a qué recurro? ¿Qué hago, si no es un médico licenciado? No puedo denunciarlo por mala praxis, no es médico, …”
    Pero es que muchos de ellos se hacen pasar por médicos y entonces se les puede denunciar por intrusismo profesional ante el colegio de médicos.

    Ahí está el problema, amigo ateo, ¿No lo ves? Puedes denunciarlos por hacerse pasar por médicos, pero no puedes denunciarlos por dar consejos de salud sin ser médicos, cobrando por ellos y a menudo, engañando deliberadamente a la gente. Ese es el verdadero problema, no que se hagan pasar por médicos, que hay medios legales para evitarlo y para denunciarlo, sino que puedan jugar con la salud de la gente sin serlos y sin tener ninguna responsabilidad legal por ello.

  55. Junter
    12 noviembre, 2013 en 22:44

    Nadie ha pensado que… ¿y si lo que pretenden es erradicar a media humanidad con tanto timo?, ¿por qué sino desde diversos sectores del capitalismo se defienden las pseudociencias o el calentamiento global?, ¿no querrán crear una nueva doctrina del shock con los fármacos y los desastres “naturales”?

    La homeopatía, como método curativo, es un timo. Ahora, como efecto placebo para cosas menores, es preferible a utilizar directamente fármcos. Por ejemplo, con el tratamiento del invento este del TDA en los niños. Inventan enfermedades para medicar a los chavales y de paso atontarlos a todos. Antes que esto es preferible que tomasen homeopatía, pero en fin, el mundo está loco.

  56. cpharlok
    12 noviembre, 2013 en 22:51

    ateo666666 :
    cpharlok 325
    “Cada persona es libre de elegir sobre su cuerpo, pero asegurémonos de que está perfectamente informada de manera imparcial de las opciones.”
    Es completamente erróneo y además choca con la realidad y sobre todo con la civilización tal y como la conocemos. Es como decir que todo el mundo puede volar en un avión que pase las inspecciones y revisiones necesarias o que se pueda volar en cualquier trasto peligroso rescatado de un desguace por un avispado empresario sin escrúpulos siempre y cuando se le informe adecuadamente al pasajero de los riesgos. No señor, para eso existen las leyes. Para obligar a las empresas y a los particulares que ofertan algún producto o servicio a cumplir unas mínimas normas de seguridad y calidad. Y si no las cumplen, la obligación de las autoridades es cerrar el negocio y perseguir de oficio a los infractores.
    Sobre todo porque muchas veces todas estas medicinas alternativas son prescritas para enfermos desesperados o para niños, que no tienen capacidad de elección ni de raciocinio.

    Para mi la libertad es un bien sagrado, por encima del intervencionismo del estado en nuestras vidas por mucho buenismo con que nos lo vendan. El tabaco ha sido, es y seguirá siendo un auténtico veneno, y sin embargo, se sigue vendiendo. Debería prohibirse su venta y consumo? No. Ya hay suficiente información como para saber lo que uno consume. Que alguien sea tonto no es óbice ni excusa para cohartar libertades. De ningún tipo. Si hay una persona que dice curar el cáncer cantando una jota, la ley debería obligarle a no mentir en su publicidad, pero no más. Si vamos por la vida pensando que la gente es gilipollas y sólo nuestra sabiduría puede protegerles, entonces el elitismo y la soberbia nos alejarán del bien social que pretendemos preservar.

    Presentar un remedio homeopático debe a todas luces implicar una información veraz sobre el mismo y unas garantías sanitarias como ya he dicho. Pero si alguien cree que peregrinar a lourdes le aliviará su reuma y decide hacer eso y no tomar medicación alguna, es libre de actuar como le plazca. Erigirse en dios protector condescendiente frente a los demás no suele ser un buen signo. Ahora bien… permitir la estafa, el engaño, la mentira publicitaria (y en esto cae todo el mundo, incluidos los detergentes y las farmaceúticas), la manipulación y en definitiva, cualquier tipo de actividad que implique aprovecharse del desconocimiento de los demás debía ser objeto de castigo punible.

    Pero es que eso no es sólo válido para quienes ejercen como médicos sin tener los estudios requeridos. Eso vale también para directores de bancos que timan a clientes vendiéndoles un producto financiero dudoso, vale también para grandes multinacionales que nos venden productos lacteos cuasimilagrosos con miles de bacterias buenas, vale para los que venden felicidad en forma de seguros engañosos… en fin, que vale para muchas cosas.

    Si, la absoluta vergüenza ajena que produce el tarot de las 2 de la mañana es de traca. Pero me produce la misma vergüenza programas de cotilleo basura, canales dedicados a la vida de los famosos, estupideces como gran hermano, tonterías como absurdas y cruentas tradiciones de cromañón, debates sobre fútbol, y un largo etcétera.

    Dicho todo lo anterior, defiendo absolutamente mi libertad por encima de otras supuestas implicaciones estatales o sociales. Si la OMS me intenta obligar a ponerme una vacuna y yo no quiero hacerlo, debe respetarse mi decisión. Ha habido tantas malas historias en torno a la industria farmaceútica (y la famosa Talidomida sólo es una de tantas) que la industria, como máquina de hacer billetes que es, debe ser controlada por el ciudadano de una manera contundente y exigr a los poderes ejecutivos y legislativos la máxima transparencia y control.

    Y eso incluye a la homeopatía… y a las farmaceuticas, sean de donde sean.

    Un saludo

  57. cpharlok
    12 noviembre, 2013 en 23:11

    De todos modos no me malinterpreteis: yo sería bastante duro con el tema de la salud no regulada. Nadie debe ejercer como médico sin los estudios pertinentes. O sea, 6 años de carrera y la especialidad correspondiente cuando sea pertinente. Y nadie que no haya superado eso debería poder realizar ningún tipo de diagnóstico o proponer un tratamiento. Además, las terapias deben estar reguladas en el caso de suponer un riesgo para la salud por acción u omisión de acción. Y por supuesto, supercherías que atenten contra la vida a manos de farsantes (bálsamos milagrosos y demás) deben ser tratadas como estafa (que es lo que son) si existe un evidente ánimo de ello y puede perjudicar la salud.

    Todo lo demás es publicidad engañosa, desafortunadamente nos inundan continuamente con ella, desde todos los sectores, productos y profesiones.

    Me gusta más pensar que es mejor educar, enseñar correctamente a los niños a amar el conocimiento y el razonamiento, que tratar de detener a lo bruto a quienes no le profesan mucho cariño a los libros didácticos.

    Y en otro plano, existen las creencias personales que no tienen que ver con todo esto que se está hablando y que me parecen respetables al máximo siempre que no traten de imponer a los demás tus ideas o de perjudicar a otros. Que más dará…

  58. Darío
    12 noviembre, 2013 en 23:20

    Presentar un remedio homeopático debe a todas luces implicar una información veraz sobre el mismo y unas garantías sanitarias como ya he dicho.

    :mrgreen: Entonces, ya no se vendería nada de esa estafa

    Dicho todo lo anterior, defiendo absolutamente mi libertad por encima de otras supuestas implicaciones estatales o sociales. Si la OMS me intenta obligar a ponerme una vacuna y yo no quiero hacerlo, debe respetarse mi decisión.

    Pues hay muchas de las cosas que mencionas que a mi también me ffastidian, pero en esto te jodes. Si hay una pandemia declarada (no amplias posibilidades, como en 2009) y existe el riesgo en términos estadísticos de que te conviertas, y contigo, varios más, en vector por tu necesidad iluminada de “defender tu libertad” y con ello puedes generar la posibilidad de un rebote, tu libertad va en segundo lugar atás de tu salud y tu vida y la vida de todos los demás, ¿o de qué responsabilidad social estás hablando? 👿

    Y ese cuento que traes de los Dos Demonios es un manido modo de decir … y tú también y un modo de pretender ocultar el hecho de que la basura homeopática o no sirve io es veneno, y que no hay un solo caso documentado de acuerdo a parámetros bien establecidos de que la basura homeopática vaya más allá del efecto placebo. Las farmaceúticas de la única medicina que sirve son una porquería y no debería de permitirseles las ganancias exhorbitantes a costa de la salud y el derecho a servicios de calidad de individuos y naciones, pero eso no oculta que la estafa homeopática es algo que acabaremos pagando todos más temprano que tarde.

  59. 12 noviembre, 2013 en 23:20

    si no creeis en la homeopatia, tambien creereis que es un rollo esto no?: http://www.oshogulaab.com/NUEVAFISICA/Mensajes_del_Agua.htm

  60. 12 noviembre, 2013 en 23:23

    Cpharlok dices ” Si la OMS me intenta obligar a ponerme una vacuna y yo no quiero hacerlo, debe respetarse mi decisión.” y si tu decisión conlleva que luego nos afecte a los demás? Si me infecto de una enfermedad xq un colectivo no se vacuna? Como ha habido ejemplos? Que hago, me cago en ti x no vacunarte? Hay veces que el bien comune se antepone a la libertad individual ( manda huevos que exijamos libertades en estos términos…)

  61. Darío
    12 noviembre, 2013 en 23:25

    De todos modos no me malinterpreteis: yo sería bastante duro con el tema de la salud no regulada. Nadie debe ejercer como médico sin los …. adas como estafa (que es lo que son) si existe un evidente ánimo de ello y puede perjudicar la salud.

    Pues exactamente de esto se está hablando tanto por el autor como por quienes estamos de acuerdo con él: la falta de las autoridades en regular la actividad de lla basura a la que llaman “medicina alternativa” es la que nos está llevando a la catástrofe …

  62. cpharlok
    12 noviembre, 2013 en 23:34

    1vin :
    Cpharlok dices ” Si la OMS me intenta obligar a ponerme una vacuna y yo no quiero hacerlo, debe respetarse mi decisión.” y si tu decisión conlleva que luego nos afecte a los demás? Si me infecto de una enfermedad xq un colectivo no se vacuna? Como ha habido ejemplos? Que hago, me cago en ti x no vacunarte? Hay veces que el bien comune se antepone a la libertad individual ( manda huevos que exijamos libertades en estos términos…)

    Y que pasa si la vacuna me afecta negativamente y luego resulta que la pandemia es un “timo” o una sobredimensión para favorecer la venta de fármacos (pongo ejemplos?) Me cago en ti por obligarme a vacunarme?

    Si hay una pandemia demostrada, y no el marketing de las últimas “gripes”, deberá establecerse un protocolo de seguridad adecuado respetando el derecho de todo ciudadano a elegir sobre su persona. Si no me quiero vacunar entonces tendré que aplicarme el protocolo correspondiente, por ejemplo, no poder entrar en espacios públicos o llevar permanentemente máscarilla por ejemplo.

    Una cosa es la lógica y otra muy diferente usar el miedo como excusa para atentar contra los derechos. Cuando se abusa de ello comienzan los problemas. Y no sólo con la salud, también vemos como el tema terrorista se usa una y otra vez para cohartar libertades fundamentales usando el miedo como excusa.

    No la hay.

  63. Darío
    13 noviembre, 2013 en 0:00

    Y que pasa si la vacuna me afecta negativamente y luego resulta que la pandemia es un “timo” o una sobredimensión para favorecer la venta de fármacos (pongo ejemplos?) Me cago en ti por obligarme a vacunarme?

    Y, ¿qué pasa contigo y con muchos que no pueden entender que cuando hablamos de salud pública hablamos de cuestiones estadísticas, de poblaciones, no de individuos? Siempre hay una posibilidad de que una vacuna genere reacciones adversas en individuos, pero en términos de población, es un riesgo que tiene que considerarse, ya que de todos modos no quitas el problema de que si no te vacunas te vuelves un vector de contagio. Y si no te vacunas y te enfermas, ¿qué?

    Y ese cuento de que hay pandemias “timo” es la herencia de la monjita loca y cavernarios que la acompañan. Ella, que de formación médica tuvo que haber llevado estadística (yo he dado clases privadas de estadística para médicos y biólogos) debía saber que mentía descaradamente cuando empezó a hablar del “timo” de la pandemia de 2009 (¿verdad qué sabes la diferencia entre endemia, epidemia y pandemia? 😎 )

    Si hay una pandemia demostrada, y no el marketing de las últimas “gripes”, deberá establecerse un protocolo de seguridad adecuado respetando el derecho de todo ciudadano a elegir sobre su persona. Si no me quiero vacunar entonces tendré que aplicarme el protocolo correspondiente, por ejemplo, no poder entrar en espacios públicos o llevar permanentemente máscarilla por ejemplo.

    O puedes plantearte que te encierren en el calabozo mas profundo que encuentren y tiren la llave para que Dios te guarde … y nadie te encuentre. Porque si hablamos de posibilidades de que tu iluminada libertad se trastoque por no vacunarte y con ello generes rebotes, o incluso la posibilidad de un refuerzo de la enfermedad por una mutación, como que no es creíble ni respetable tu postura. Y presta atención a la palabra posibilidades.

    Una cosa es la lógica y otra muy diferente usar el miedo como excusa para atentar contra los derechos. Cuando se abusa de ello comienzan los problemas. Y no sólo con la salud, también vemos como el tema terrorista se usa una y otra vez para cohartar libertades fundamentales usando el miedo como excusa.

    Todo esto es el discurso de la monja tarada. La lógica dice que hay que actuar en situaciones límite cuando no queda de otra y que hacer otras cosas es absurdo. Por ejemplo, algo que no atente contra las libertades que dices defender. En algunas epidemias de gripe aviar que sucedieron en China, Vietnam y México, cuando se detectaron las primeras aves enfermas incluso antes de que alguna persona fuera infectada, las poblaciones de aves de las granjas en donde se habían encontrado especímenes contaminados fueron exterminadas. ¿Vas a decirme que esto es un atentado contra la libertad de mercado, o contra el libre comercio, o te pondrás al mismo nivel de la falange herbívora humanoide que dice que “maltratamos a los animales” (lo cual no es del todo falso)? Pues igual con tu libertad por encima de la vida, la tuya y la de los demás. y lo que te narro de México no tiene ni un año: varias granjas avícolas de Guanajuato fueron exterminadas para evitar la propagación del virus de la gripe aviar. ¿Te enteraste?

    Si escribí todo esto fue para poder decirte que estás usando técnicas de trolleo para desvirtuar la discusión principal: la homeopatía, como las demas “medicinas alternativas” son una estafa que si no se detiene generará tal desajuste en la salud pública mundial que todos acabaremos pagando sus consecuencias … y ninguna libertad individual justifica este despropósito.

  64. cpharlok
    13 noviembre, 2013 en 0:10

    En todo momento he sido correcto y he expuesto mi opinión. Tengo ya muy claro que pensar después de esta última intervención.

    No se preocupen no me verán de nuevo escribir por aquí.

    Descansen tranquilos y prosigan con sus cosas. Darío recuerda que existen antiácidos muy útiles para el ardor de estómago, no tanto para el ardor mental.

    Saludos y hasta siempre.

  65. Darío
    13 noviembre, 2013 en 0:16

    No creo que se te haya insultado ni mucho menos, y si ardor mental es decir las cosas por su nombre, de verdad lo lamento, porque decir lo que se piensa no es para que alguien se vaya, a menos que de plano fuera muy loco 😛

  66. 13 noviembre, 2013 en 0:29

    cpharlok #55

    “Para mi la libertad es un bien sagrado, por encima del intervencionismo del estado en nuestras vidas por mucho buenismo con que nos lo vendan […] Si la OMS me intenta obligar a ponerme una vacuna y yo no quiero hacerlo, debe respetarse mi decisión.”

    Pues de eso mismo va esta entrada, de todos aquellos que en nombre de su “libertad” son capaces de poner en riesgo a los demás, porque si mucha gente piensa y actúa como tú al final volvemos a las cavernas. Vivir en sociedad implica renunciar a algunos “derechos” si no lo mejor es irse a vivir a una isla desierta y así uno puede hacer lo que le dé gana: mearse en donde le apetece, tirar la basura y las heces fecales por la ventana, conducir entre los cocoteros a 250 km por hora borracho como una cuba, poner en riesgo irresponsablemente la vida de tus hijos al no vacunarlos, etc

  67. 13 noviembre, 2013 en 0:35

    Hombre Angel Domingo #59 es que ya lo de creerse que el agua tiene sentimientos

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/07/tras-la-memoria-del-agua-ahora.html

    deja a la altura del betún como timo al cuento homeopático.

  68. Anónimo
    13 noviembre, 2013 en 1:40

    ateo666666 :
    Jesusandco #26
    Si hubieras leído la referencia de la revista médica que he dejado en el texto
    http://www.bcmj.org/council-health-promotion/health-canada-licenses-homeopathic-vaccines
    verías que es el mismo director del “Council on Health Promotion” canadiense quien denuncia esta dramática situación. Así que no sé qué quieres que más investigue.

    ateo, la oficina de salud canadiense jamas ha autorizado la venta de “vacunas homeopaticas”. Los productos vendidos como tal entraron al mercado como remedios preventivos. Fueron los espabilados vendedores de humo los que empezaron a anunciarlos como sustitutivos de vacunas. Tampoco se dice que ya está aprobado el incorporar una advertencia en el etiquetado:
    http://www.theglobeandmail.com/life/health-and-fitness/health/health-canada-adds-new-warning-labels-to-homeopathic-vaccines/article14485836/.
    A mi lo que me gustaría es que se organizara algo similar en contra de gobiernos como el cubano que utilizan la charlatanería alternativa como propaganda política, o de la dictadura comunista china, que sigue utilizando el invento maoista de la acupuntura para practicar darwinismo social condenando a cientos de millones de personas a una vida de penurias al negarles el acceso a la medicina occidental. Aunque entiendo que este es otro debate.
    Lo más triste de todo esto es que algo que practicamente había pasado desapercibido para el mundillo magufo ya está siendo incorporado a su particular razonamiento: “si un país como Canadá autoriza/alienta/promueve las vacunas homeopaticas, bla, bla, bla…”
    Un saludo.

  69. 13 noviembre, 2013 en 7:58

    Cpharlok; nadie te a dicho que hayas faltado al respeto, y tienes todo el derecho a exponer tu manera de ver las cosas, que no exhime a que nosotros te expongamos las nuestras.
    Cualquiera que haya estado en contacto con el mundo de las vacunas sabe como funcnan, los margenes de seguridad y los escasos efectos. Secund que producen por norma general ,como son, en general ,hinchazón enrojecimiento en la zona de punción y dolores de cabeza, Y YA! Que se os llena la boca con lo que leeis por internet y los casos de gente que reclama ” cosas” a las vacunaciones (y también hay mucho jeta).
    Y como te han dicho por aquí, tus libertades personales no han de repercutir sobre el resto de la sociedad. No es lo mismo libertad que libertinaje haber cuando aprendemos la diferencia…

  70. 13 noviembre, 2013 en 8:13

    Y tanto que OS gusta el tema gripe A en este, nuestro país, gran parte del colectivo sanitario NO se vacuno ( yo entre ellos q estaba de practicas por aquel entonces) uno cosa no kita la otra….

  71. 13 noviembre, 2013 en 8:22

    Ángel domingo – la teoría de la memoria del agua y los estudios de Emoto tiene su propio post en esta plataforma, te invito a que pases y le heches un vistazo.

  72. CSF
    13 noviembre, 2013 en 8:28

    Vamos a darle una oportunidad al señor Angel Domingo #59 para que se de cuenta de la estupidez esta de los sentimientos del agua.

    El agua cuando se congela cristaliza en bellos cristales y en estructuras amorfas, ambas inclusive. Ahora coges tu cámara de fotos y le echas la foto al cristal que más te interese y punto, ese es el truco. Este experimento se ha repetido muchas veces, y observando la cantidad cristalizada general de bellos cristales y amorfos se observa que no hay diferencia estadística entre ambos, da igual si le pones dirty dancing como si te tiras cuatro pedos o te cagas en su pu*a madre delante del agua, los resultados son los mismos.

    Angel Domingo, comprate un microscopio de esos de juguete y haz la prueba en casa, a lo mejor los resultados te hacen abrir los ojos al mundo racional.

    Un saludo

  73. 13 noviembre, 2013 en 8:54
  74. 13 noviembre, 2013 en 9:12

    En líneas generales estoy bastante de acuerdo con todo lo que ha comentado cpharlok sobre las libertades individuales y sobre el que el estado se entrometa lo menos posible en la vida de las personas, así como en la necesidad de que solo quien haya estudiado medicina puede ejercer tal profesión, la necesidad de regular absolutamente todo lo que pueda actuar como medicamento y de los estados deben dar información veraz. Casi diría que estoy de acuerdo en el 90% de las cosas que dice.

    Ampliando aquello, también querría rigurosos métodos para que sujeto a los mismos controles sanitarios estén los llamados “suplementos nutricionales” y por extensión toda la industria del marketing, creo que todo anuncio publicitario es un grano de arena más al crecimiento y extensión de las supercherías. Cosas como “a mí me funciona”, “científicamente demostrado” o “no pierdas nada por probarlo” se repite día sí y día también en toda publicidad.

    Ahora bien, me quedan los peros. Libertades individuales… ¿hasta qué punto? Hasta no hace mucho la gente en España podía fumar en todo tipo de bares y espacios abiertos. Yo como no fumador y como persona que odia visceralmente al tabaco no tuve más remedio que tragarme literalmente el humo de los demás y joderme mis pulmones. Claro, ellos tenían la libertad de fumar donde quisiesen. Pero, ¿y mi libertad? Mis opciones podían ser no ir a lugares donde no se fumara (no había ninguno, quedarme en casa (vivir a lo hermitaño) o huir del país (una medida un tanto brusca). Sin un puñetero espacio donde librarme del humo de los demás me jodieron vivamente durante años. Y no para bien, el humo de los cigarrillos no es sano.

    En ese sentido, cuando se trata de un tema de salud pública, funciona mejor si todos actuamos como comunidad, no como individuo. Si bien la ley que se aprobó para prohibir fumar en determinados espacios ¿limitó las libertades de los fumadores o amplió las de los no fumadores? En cualquier caso a largo plazo permitirá que la gente no fumadora tenga menos probabilidades de tener problemas de salud relacionados con el tabaco.

    Con las vacunas pasa un tanto parecido pero a la inversa. Si una persona se vacuna se inmuniza y tiene más probabilidades de no contraer determinada enfermedad. Si muchas personas se vacunan se limita la presencia de un patógeno en un país. Si todo un país se inmuniza es muy probable que dicho patógeno termine por extinguirse de dicho país. Aquí la salud de todos revierte en una mayor salud para todos de forma sinérgica, al tiempo que la inacción de un colectivo minoritario puede dañar el derecho a la salud de la mayoría. Eh aquí los límites, me parece a mí que al igual que no tengo porque tragarme el humo de un fumador, tampoco me tengo que comerme el patógeno que alguien ha traído por no querer vacunarse. Eso yo, cuando tenga progenie será a ellos a quienes querré proteger no tanto como a mí.

    Finalmente, en cuanto a información veraz por parte de los Gobiernos… Uy, uy, uy. Creo que eso no lo veremos en la vida, jamás de los jamases. Si hay algún episodio en la historia de la civilización donde algún gobierno ha sido fiel a sus palabras y ha dicho siempre la verdad a sus conciudadanos, sea este gobierno liberal, demócrata, socialista o comunista; creo que no ha existido ni existirá jamás. Pero al menos, en un país democrático, queda la esperanza de poder presionar desde la ciudadanía para mejorar las cosas. Por ello hay colectivos, formados por especialistas, incluso organizaciones internacionales, que me parecen más fiables que el gobierno propio. He dicho fiables, no infalibles. En cuanto a epidemias y pandemias… con eso no se juega. Desde mi punto de vista es una bomba de relojería que va a estallar en cualquier momento, los virus cambian, mutan, evolucionan; estoy seguro de que cualquier día nos darán un buen disgusto.

    Una cosa sí Darío, porque en el blog te conocemos, pero si fuera ajeno y hubiese entrado por primera vez al blog, me habrías dado miedo. Creo que en una conversación como la mantenida los calificativos sobran, se puede decir “esto es falso porque no cumple x e y” y quedas divinamente, si dices “esta mamonada es falsa por que los iluminados que la hicieron no cumplen X e y” vas a asustar al personal y es posible que ofendas a alguien, con lo que consigues el efecto opuesto al deseado.

    Cordiales saludos!

    pD. cpharlok, como admin. de este espacio te pido disculpas si te han ofendido a lo largo de la conversación. No es nuestra intención que los lectores se sientan indignados.

  75. Darío
    13 noviembre, 2013 en 9:20

    Lo tomo en cuenta, Cnidus

  76. 13 noviembre, 2013 en 11:42

    Gracias Anonimo #68 por la información. La he añadido en la entrada

  77. marco
    13 noviembre, 2013 en 12:26

    Puede que criticar las vacunas homeopáticas sea lógico, no lo sé, porque no aportas fuentes y yo carezco de ese conocimiento, pero afirmar que toda la homeopatía es un bulo es como afirmar que la meditación no es beneficiosa. Creo que hay que dar mas reseñas, más datos y estudiar en profundidad el asunto, porque las plantas, tienen mucho poder y a su vez hay muchos poderes que no permiten la expansión de la medicina natural. O ahora alguien puede afirmar qur la cultura china con su “seudomedicina” ha sobrevivido hasta la actualidad por casualidad? Un poco de relatividad es la mejor medicina y no hablar por hablar.

  78. 13 noviembre, 2013 en 13:37

    Marco #77

    “Puede que criticar las vacunas homeopáticas sea lógico, no lo sé, porque no aportas fuentes y yo carezco de ese conocimiento, pero afirmar que toda la homeopatía es un bulo es como afirmar que la meditación no es beneficiosa.”

    No podemos poner las fuentes en todas las entradas en las que hablamos de la ineficacia de la homeopatía porque sería totalmente repetitivo. Por ello al final de la entrada tenemos un aparato llamado “entradas relacionadas” en donde se redirige a otros post sobre el tema. De todas formas en esta entrada que aparecía en el texto del artículo se hace referencia a un estudio publicado en la prestigiosa revista Nature sobre la ineficacia de la homeopatía

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2011/05/la-homeopatia-reconoce-por-fin-su.html

    Además en los artículos de naturaleza científica únicamente se hace referencia a los estudios recientes que demuestren algo novedoso, por ejemplo “la proteína X controla la infección por VIH (ref del artículo en cuestión)” y en cambio no se pone una referencia en la que se diga que es el VIH.

    En el caso que tratamos habrá que poner una referencia cuando alguien publique en una revista seria que la homeopatía tiene algún efecto.

    “Creo que hay que dar mas reseñas, más datos y estudiar en profundidad el asunto, porque las plantas, tienen mucho poder y a su vez hay muchos poderes que no permiten la expansión de la medicina natural.”

    Aquí ya estás mezclando conceptos. La homeopatía no es una medicina natural, es una pseudomedicina INDUSTRIAL sin ninguna eficacia probada.

    “O ahora alguien puede afirmar qur la cultura china con su “seudomedicina” ha sobrevivido hasta la actualidad por casualidad?”

    Veo que sigues mezclando conceptos ¿qué tiene que ver la cultura china con el tema de esta entrada? De todas formas te recuerdo que la existencia de algo no implica su validez. Por ejemplo millones de personas (al menos en el mundo occidental) durante siglos han vivido bajo supersticiones como el número 13, el gato negro, el mal de ojo, etc y hasta la fecha nadie ha demostrado que tengan algún tipo de validez o realidad.

    “Un poco de relatividad es la mejor medicina y no hablar por hablar.”

    Te equivocas completamente. La mejor medicina es la que ha demostrado que es eficaz en ensayos controlados. Todo lo demás son suposiciones, deseos y desgraciadamente en la mayoría de los casos una forma rápida que tienen los timadores sin escrúpulos para enriquecerse a cargo del sufrimiento y la desesperación de los enfermos.

  79. Neuroscience et psychopharmacologie.
    13 noviembre, 2013 en 14:25

    Gente, yo estoy en contra también en general de todo esto pero tampoco hay que ser cerrado y decir “Toda la homeopatía es basura”, todo es relativo y se puede demostrar… solo hay ponerse a buscar…

    En este artículo http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1475491609001246 se demuestra que un agente homeopático es efectivo contra la diarrea en comparación con un placebo. Artículos así existen. Este resultado ya hace que la publicación tenga un matiz un tanto extremo.

    Un saludo a todo el mundo.

  80. 13 noviembre, 2013 en 18:41

    Neuroscience et psychopharmacologie #79

    Por supuesto que hay multitud de estudios sobre la eficacia de la homeopatía, pero siempre (como el ejemplo que pones) en revistas financiadas por asociaciones de homeópatas o por empresas homeopáticas. De este tema he hablado en

    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/06/20/supersticion-y-pseudomedicinas-en-las-bases-de-datos-cientificas-i-homeopatia-y-medicina-ayurveda/

    mostrando ejemplos de la ínfima calidad científica de estos artículos, que harían sonrojar a cualquier estudiante predoctoral que llevara más de un año trabajando en un laboratorio.

    Y aunque tú me podrás decir que la mayoría de las revistas que publican artículos sobre por ejemplo virus son financiadas por asociaciones de virólogos (aunque nunca por empresas), podrás leer artículos científicos del tema (por ejemplo sobre el VIH) en revistas de otros campos: inmunología, evolución, farmacología, zoología, etc. Y algunos de estos campos pueden estar muy alejados conceptualmente en inicio del tema como las matemáticas. Y por supuesto, también encontrarás múltiples artículos sobre VIH o cualquier otro virus en las revistas generales de biología desde las más importantes (Nature, Science, etc) hasta las más normales. En cambio, en todas estas revistas hay una ausencia casi total de artículos que traten sobre la eficacia de la homeopatía a no ser que sea para indicar que es inefectiva o que funciona como placebo. Y eso que la “Ley de la Similitud” de Hahnemann es de 1790, casi 100 años antes de la publicación del “Origen de las especies” de Darwin.

    El único intento serio de presentar datos homeopáticos en una revista “neutral” fue el ya famoso caso de la memoria del agua, publicado por el prestigioso inmunólogo francés Jacques Benveniste en Nature allá por 1988. Por cierto como debe ser, los grandes descubrimientos se publican en las mejores revistas. El problema fue que en ciencia hay una máxima imperecedera que es “descubrimientos extraordinarios necesitan estar apoyados en pruebas extraordinarias” y este era uno de esos casos, puesto que no olvidemos que de ser cierta la homeopatía prácticamente todo el actual conocimiento en Química (y parte de la Física) sería erróneo. Así que se repitieron los experimentos utilizando los protocolos de doble ciego, es decir codificando las muestras para que nadie del equipo investigador supiera cuales eran las que contenían los compuestos homeopáticos y cuáles no. De resultas que tras estos controles (por cierto supervisados por el famoso mago James Randi entre otros) el sorprendente efecto homeopático desapareció.

    Y en estas estamos, puesto que ningún otro estudio homeopático (y ya llevamos 200 años de homeopatía) ha pasado los controles de las revistas no implicadas en el proselitismo homeopático.

  81. 13 noviembre, 2013 en 19:47

    En este artículo http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1475491609001246 se demuestra que un agente homeopático es efectivo contra la diarrea en comparación con un placebo. Artículos así existen. Este resultado ya hace que la publicación tenga un matiz un tanto extremo.

    No. Ni ese ni ningún artículo demuestra nada ni sobre la homeopatía ni sobre ningún otro tema. Las cosas no se demuestran porque haya un artículo publicado, se demuestran cuando los resultados de ese artículo se pueden reproducir de forma sistemática por grupos de investigación independientes, e incluso por sus críticos.

  82. 13 noviembre, 2013 en 19:48

    Al hilo de toda esta discusión sobre la existencia de pruebas o no de la homeopatía he recordado un ejemplo que nos contó un profesor en clase de Física del antiguo BUP español, más o menos por la época romana (es broma).

    El profesor nos indicó que desde tiempo inmemorial pensadores, inventores, mentes inquietas o simples particulares habían intentado obtener una maquina del movimiento perpetuo, o sea un mecanismo que una vez puesto a funcionar no se detendría nunca y que sería capaz de continuar funcionando eternamente, después de un impulso inicial, sin necesidad de energía externa adicional. Es decir obtener energía ilimitada eternamente gratis. Vamos la panacea energética. Sobra decir que esta máquina es imposible puesto que viola el Segundo Principio de la Termodinámica.

    Pues bien aun cuando ya la Academia de Ciencias de Paris dictaminó (agárrense) allá por el año del señor de 1775 (imagino que en una reunión llena de caballeros muy serios con peluca y zapatos de charol) esta imposibilidad y determinó no aceptar ningún estudio adicional sobre el tema, a día de hoy parece ser que se siguen registrando decenas de patentes de móviles perpetuos en todo el mundo, algunos de ellos firmados por personas con conocimientos de física. Pues algo parecido pasa con la homeopatía.

  83. 14 noviembre, 2013 en 9:53

    Neuroscience, una pregunta, ¿en qué consiste Coli 30K?

  84. 14 noviembre, 2013 en 16:32

    Cnidus :
    pD. cpharlok, como admin. de este espacio te pido disculpas si te han ofendido a lo largo de la conversación. No es nuestra intención que los lectores se sientan indignados.

    Muchas gracias. No me he sentido ofendido en ningún momento, sencillamente he notado una agresividad innecesaria a mi modo de ver ya que lo primordial es intentar comprender las posturas de los demás y acercarles la nuestra desde un debate sano y razonado. Y para nada quiero ser alguien non grato en un lugar que no es mi casa. Para eso, me voy, no hay problema. Pero si no es así y podemos tener un debate que no rezume odio, desprecio o miedo al apolipsis, me encantaría seguir debatiendo.

    En cuanto a lo de la libertad individual que tanto me habeis atacado. Quizás no lo expresé correctamente. Por supuesto que me vacunaría ante una emergencia por pandemia o una epidemia virulenta mas focalizada. Quizás es que no he explicado el cuadro completo de lo que se me pasaba por la cabeza y he dado la impresión de no ser solidario. Nada más lejos de la realidad, mea culpa. Lo que exijo, y es a lo que me venía a referir, es que en vez de amenazar con cárcel a quién no se vacune y dejar en manos de la OMS esa decisión me gustaría que se trabajase más en la información que se le da al ciudadano y en la transparencia absoluta de todo el proceso en el que se incurra. Y eso no sucedío con el triste episodio de la gripe A, a pesar de que alguien crea a pies juntillas en la eficacia y buenas intenciones de todos los implicados en ese problema. No, no todo el mundo se comportó correctamente. Si no hay transparencia absoluta en todo el proceso exijo decidir por mi mismo qué hacer y no que me amenzacen con la cárcel. Esas cosas me recuerdan a 1984 y una sociedad así es peor que cualquier epidemia de gripe. Cultura, libertad, transparencia… y luego curamos todo lo que haya que curar, que será más fácil. Quizás con cultura, conocimiento y buena educación ni siquiera sería necesario un blog denunciando prácticas basadas en la supersitición.

    Volviendo a la homeopatía. Os propongo algo… ¿por qué no en vez de dar la sensación de que las cifras de ventas de productos homeopáticos crecen porque la gente es idiota intentais comprender el motivo que lleva a la gente a decantarse cada vez más por las medicinas alternativas, homeopatía incluida? Si la respuesta es porque la gente es tonta y que el mundo va a extinguirse por eso, os reto a que intenteis analizar los motivos desde un punto de vista más científico, sosegado y razonado.

    Quizás, y sólo quizás, la industria química lleva demasiadas décadas siendo poco honesta (por decirlo suavemente) y los casos de auténticas barbaridades se repiten una y otra vez a lo largo de los años. Las muertes que la industria química (incluida la farmaceútica) ha provocado en el siglo pasado es una cifra muy muy alta, y a día de hoy la gente sigue viendo prácticas bochornosas y alarmantes, mucho más que el miedo a pandemias víricas mundiales. El ansía de vender por parte de ejecutivos que tan sólo quieren resultados no puede ser el motor del mundo:

    http://www.abc.es/20120807/sociedad/abci-sobornos-pfizer-201208072031.html

    http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2012/05/120507_ultnot_farmaceutica_eeuu_indemnizacion_fp.shtml

    Y no nos engañemos: la homeopatía me parece un negocio farmaceutico más para acaparar el mercado que los buscadores de remedios alternativos, personas que por un motivo u otro están desencantados con la medicina química tradicional, bien porque no les funciona, bien porque les ha perjudicado, bien porque sus ideas son diferentes.

    Para mi la homeopatía es engaño. Otro más. Y los engaños vienen desde todos lados. Estamos en una época que no se si será apocalíptica, pero desde luego es una época de mentiras, falsedades, estafas y abusos. Y no se libra nadie.

  85. 14 noviembre, 2013 en 17:35

    cpharlok #84

    Desde este blog hemos denunciando infinidad de veces los errores o estafas de la medicina o ciencia ortodoxas. Te dejo un par de ellas mías sobre este tipo de empresas, pero si usas el buscador de la esquina superior derecha te saldrán montones.
    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/04/18/telomeros-medicina-genomica-o-simple-pseudomedicina/
    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/04/03/celulas-madre-al-estilo-tejano-la-cultura-del-cowboy/

  86. 14 noviembre, 2013 en 18:02

    Cpharlok, he pensado muchas veces en el motivo que tú das para intentar explicar por qué la gente se lanza a confiar en cualquier terapia. Pero creo que hay algo más de lo que dices (eso daría para un artículo completo). Que alguna mala praxis médica o el afán de lucro de la algunas farmacéuticas que anteponen su negocio a resolver problemas sanitarios puede impulsar a la gente a la desconfianza me parece normal. Pero lo que no me parece normal es que se lancen en manos de terapias de dudosa validez; esperaría que alguien que ha abandonado un conjunto de terapias porque tras analizarlas las considera ineficaces o dañinas no se lance a ponerse en manos de otras que tampoco han probado su utilidad. Vamos, que la frase repetidas muchas veces aquí del “la homeopatía funciona porque la big pharma asesina” no se sostiene, aunque como lema publicitario ha atraído a muchas personas. Vamos, que sin querer quitarte razón a lo que señalas, pienso que las razones por las que muchas personas se ponen en manos de pseudoterapias son más complejas. De hecho, espero que la serie “Magufadas históricas” (en épocas en las que no podemos utilizar como argumento el poder de las farmacéuticas) de este blog ayude a entenderlo.

  87. Alena
    14 noviembre, 2013 en 18:34

    Me gustaría que Manuel me explicase si la terapia de antirretrovirales que se da a los seropositivos es quimioterapia contra el cancer.

  88. 14 noviembre, 2013 en 18:38

    Alena, ¿por cuál de los fármacos empleados en el pasado o en la actualidad preguntas?

  89. Alena
    14 noviembre, 2013 en 18:57

    Pregunta por los tratamientos actuales, es que he leído que son quimioterapia contra el cancer y que te envenenan la sangre. También dicen que te bajan las defensas y que el cuerpo se engancha y si los quieres dejar empeoras y tienes que volver aunque no quieras a la terapia antirretroviral.

  90. 14 noviembre, 2013 en 19:27

    Manuel :
    Pero lo que no me parece normal es que se lancen en manos de terapias de dudosa validez; esperaría que alguien que ha abandonado un conjunto de terapias porque tras analizarlas las considera ineficaces o dañinas no se lance a ponerse en manos de otras que tampoco han probado su utilidad. Vamos, que la frase repetidas muchas veces aquí del “la homeopatía funciona porque la big pharma asesina” no se sostiene, aunque como lema publicitario ha atraído a muchas personas. Vamos, que sin querer quitarte razón a lo que señalas, pienso que las razones por las que muchas personas se ponen en manos de pseudoterapias son más complejas. De hecho, espero que la serie “Magufadas históricas” (en épocas en las que no podemos utilizar como argumento el poder de las farmacéuticas) de este blog ayude a entenderlo.

    Bueno las razones pueden ser muchas y variadas efectivamente, daría para escribir muchos artículos. Pero al menos con quienes tengo relación por mi trabajo en un entorno de un nivel cultural alto, quienes prueban con otros métodos suelen estar muy desencantados con la gestión sanitaria en general. Es un problema cuando más de la mitad de mis amigas (no exagero un ápice) tienen ya relación con el cáncer de mama en algún estadio. Y todas menores de 50 años. Hay algo que no es normal, y la gente se pone nerviosa porque nadie les da una respuesta clara de porqué están pasando por un sufrimiento. Desgraciadamente, no es la primera vez que me han despachado en un centro hospitalario de mala manera en vez de estudiar el caso detenidamente y con profesionalidad. Si la gente no tiene alternativas a lo que le ofrecen, bien porque no pueden pagarlas, bien porque no les funciona, tienden a agarrarse a un clavo ardiendo. Son muchas las personas con las que hablo a diario por mi trabajo, y cuando tienen un problema de salud de fondo no considerado como grave (cefaleas, dolores musculares, cansancio) y esto les lleva ocurriendo años sin que nadie sepa diagnosticarlas (o al menos los médicos a los que han acudido y que se pueden permitir económicamente), pues como comprendereis, hay desesperación de esa de fondo, de esa que poco a poco de mella y te mete en la depresión porque no ves solución. Y no nombremos ya a las enfermedades de alta mortalidad.

    No, la homeopatía no los curará, pero quienes se acercan a ella muchas veces tienen un trasfondo mayor que el simple hecho de ser supersticiosos. De hecho, es más, me atrevería a decir que la homeopatía tiene éxito precisamente porque se aleja de la típica imagen esotérica y se viste de bata blanca. Y eso demuestra realmente que su éxito se basa en el marketing y en explotar un gran mercado de gente que cree en la medicina y en la ciencia, pero que en la práctica no confian en su eficacia y necesitan algo alternativo de filosofía “más avanzada”. Es un auténtico bombazo en términos de mercado, sabiendo aprovechar la poca concienciación que existe en el enorme impacto que ejerce el medio sobre la salud y que la mayoría desestima o lo trata como algo menor, ocultando muchas veces el origen de problemas sanitarios graves. Ya lo habeis comentado por ahí, el tabaco es un fuerte agente cancerígeno que para quién no fuma es absorbido por contaminación ambiental, y sólo en tiempos modernos la gente está tomando conciencia de ello. Pero antes, el cáncer de pulmon era algo tipo “ruleta rusa”, de origen indeterminado (y con intereses en que siguiese siendo indeterminado) y por tanto esa falta de respuesta de la ciencia, de esos polvos, provoca los lodos que hoy se esparcen en forma de medicina .

    De todos modos, se tiende demasiado a generalizar y a simplificar las cosas en bandos. La psique humana procesa mejor la dualidad que la multiplicidad. Pero realmente en la mayoría de los casos suele ser bastante injusto. Hay terapias alternativas muy interesantes independientemente de las creencias o filosofías asociadas, y hay verdaderas tonterías que son hasta peligrosas. Sin calificar otras cosas, la homeopatía me parece, como bien decís, un producto del ansía de consumo rápido en el que estamos envueltos, de un marketing que la ha catapultado a base de inversión.

    Pero no sufrais…. siguiendo el mismo patrón de la cultura actual… desaparecerá y pasará de moda muy pronto. Hasta que surja el próximo invento comercial.

  91. 14 noviembre, 2013 en 20:22

    cpharlok, me parece bastante interesante tu modelo del “marketing” para explicar el éxito de ciertas pseudociencias.

    De hecho enlaza bastante bien la publicidad en televisión de aditivos alimentarios, productos adelgazantes o cualquier cosa que aparezca en la teletienda: facílisimo de usar, no supone esfuerzo / efectos secundarios, resuelve cualquiera de tus problemas y… “demostrado científicamente”… Pero es algo más que eso, es doblepensar en sentido estricto.

    Extendiendo esta idea, parece que existe un anhelo por lo milenario pero también quieren la última tecnología. Parece existir un recelo hacia la ciencia pero quieren algo tan fuerte y demostrado como ella. Parece que se busca un producto mágico pero que tampoco sea tan mágico. Al mismo tiempo que se teme lo químico y se busca lo natural pero no están convencidos con una simple infusión y buscan algo más de “soporte”

    Viéndolo desde esta perspectiva la homeopatía combina todo ello, en un ejercicio de doblepensar: no somos rancios científicos pero nos vendemos como tales, denunciamos a las “farmafias” pero hemos montado una muy buena, lo natural es lo mejor el mundo y nuestros productos son naturales pero los hemos cambiado para mejor, utilizamos remedios milenarios/última tecnología al mismo tiempo… y así.

    Pero bueno, tampoco me hagáis mucho caso, solo son elucubraciones filosofales del momento… igual dentro de un rato cambio de idea 😉

    pD. “1984” ya existió. Se llamó Guerra Fría y aquí “Franquismo”. Ahora no se hasta donde se prolongan sus tentáculos.

  92. aegontargaryen1
    14 noviembre, 2013 en 21:22

    Eduardo :
    No se pusieron a pensar en la FISICA CUANTICA APLICADA A LA BIOLOGIA ?????? O acaso emitirán el mismo asnal comentario que con la homeopatía. Ambas ciencias son desconocidas, y no lo nieguen, por el brutal (en todo el sentido de la palabra) enriquecimiento del planteo materialista que han ejercido por años los centros de estudios auspiciados y auspiciadores de la máquina de los laboratorios.

    Una cosa. ¿Qué tiene que ver la mecánica cuántica, que encima su ámbito es subatómico si mal no recuerdo, con una pseudoteoria médica formulada tres o dos siglos antes de los primeros pasos de la mecánica cuántica?

  93. Darío
    14 noviembre, 2013 en 21:34

    Muchas gracias. No me he sentido ofendido en ningún momento, sencillamente he notado una agresividad innecesaria a mi modo de ver ya que lo primordial es intentar comprender las posturas de los demás y acercarles la nuestra desde un debate sano y razonado. Y para nada quiero ser alguien non grato en un lugar que no es mi casa. Para eso, me voy, no hay problema. Pero si no es así y podemos tener un debate que no rezume odio, desprecio o miedo al apolipsis, me encantaría seguir debatiendo.

    Te ofrezco una disculpa personal si te ofendí. Nunca fue mi intensión ya que decir las cosas por su nombre no significa ni odio ni ganas de no debatir, pero si te seré sincero, si hay desprecio de mi parte a un discurso que, pretendiendo sustentarse en pseudofilosofías de dudosa calidad, en repeticiones estrambóticas a apelaciones como “el miedo a un estado autoritario” y “1984”, y en la negación del conocimiento racional y en si a toda la herencia de la Ilustración, pretende negar lo siguiente:

    a) en poco más de 200 años, la homeopatía no ha demostrado tener ni sustento científico alguno ni evidencia de que verdaderamente sirva como ayuda o cura de enfermedades mas allá del efecto placebo. Los escritos mencionados en este blog como en muchos sitios de la Internet, y los análisis publicados en las páginas de Institutos de Salud e investigación que tiene alguna credibilidad, simplemente ponen en claro este hecho incontrovertible, al menos hasta el día de hoy, Y seguramente seguirá siendo esto cierto mientras exista la humanidad como tal porque los fundamentos de la homeopatía violan las bases del conocimiento químico y físico que tenemos hasta ahora y que es la base del desarrollo social, económico y político de nuestras desiguales sociedades. Para poner un ejemplo: si algo de de los principios de dilusión de los compuestos homeopáticos tuviera sustento real, la teoría conocida como hipótesis de Avogadro y el de la entropía de sistemas cerrados de la termodinámica clásica simplemente no tendrían razón de ser, Y si esto fuera cierto, todo nuestro desarrollo científico, tecnológico e industrial no tendría sentido alguno, estaría basado en supuestos erróneos. Como comprenderás, una afirmación de tal calibre (la hipótesis de Avogadro y la entropía en sistemas cerrados, están equivocados) tendría que venir acompañada de pruebas del mismo calibre, algo que la homeopatía ni por equivocación ha proporcionado, y ni lo hará, así pasen otros 200 años;

    b) las apelaciones a pésimo comportamiento empresarial de las industrias farmacéuticas no descalifica ni al conocimiento científico como tal ni es evidencia de que la homeopatía funcione: las estafas de GlaxoSmithKlein no quitan la validez de la entropía de los sistemas cerrados de la termodinámica clásica.o garantiza que los absurdos “principios” de la estafa homeopática tengan realidad alguna. La mala existencia de la canallada empresarial no incide como tal en el conocimiento científico en cuestiones de sus principios, si bien es posible que con respecto a sus aplicaciones puedan ponerse a discusión;

    c) pero aunque las aplicaciones científicas se puedan poner a discusión en cuanto a su utilidad, esto no quita que hasta hoy, la medicina tal como la conocemos es la única que ha dado muestras claras de ser la única que verdaderamente funciona en cuanto a hacernos nuestra frágil existencia más llevadera, incluso con sus contradicciones y su mal praxis. Pretender negar esto con base a pseudofilosofías irracionales es el mejor camino al desastre. La homeopatía, junto con los movimientos antivacunas, la existencia de movimientos alucinantes como los de los herbívoros humanoides (mejor conocidos como veganos, si bien es cierto que tampoco conforman un grupo compacto), las amplias desigualdades sociales tanto internas como las que existen a nivel mundial, y los flujos migratorios no controlados de personas (se habla mucho del flujo del Sur del mundo al Norte, pero casi no se menciona que en algunos lugares del , Norte hay un flujo migratorio muy fuerte hacia al Sur conforme la recesión económica se va extendiendo y las desigualdades se van ampliando), permiten pronosticar graves problemas de salud pública en un futuro relativamente cercano. Mencioné anteriormente que cuando hablamos de salud pública hablamos de poblaciones, no de individuos, y que las perspectivas epidemiológicas, en los materiales que he podido consultar, demuestran una amplia preocupación en el posible rebote de enfermedades que se supone hasta ahora controladas. Y el uso de la homeopatía está ayudando a que esto suceda. ¿Qué sucedería si una enfermedad endémica “es controlada” a base de chochos hoemopáticos? Hay razones suficientes para pensar que pasaría lo mismo que una enfermedad endémica no controlada porque una parte de la población se niega a vacunarse: el rebrote de enfermedades controladas en España, Estados Unidos, Holanda y México te indica lo que pasaría si un sector de la población decide no usar la medicina de “la malvada farmafia” para que “no robe la libertad de decidir” y no vivamos “en un estado como 1984”.

    El caso de México me lo conozco un poco mejor. Cuando los diarios en 2011 publicaron que en el Distrito Federal 40 cuadras de una delegación (la Benito Juárez) estaban en cerco sanitario por el rebrote del sarampión (una enfermedad que hacía cuatro años había sido declarada erradicada del país), se supo también que había sido traído por gente que había estado recientemente en Europa (España y Francia) en los momentos en que ahí también había rebrotes porque la gente negaba la vacuna a sus hijos (http://mexico.cnn.com/nacional/2011/07/22/autoridades-aplicaran-30-mil-vacunas-contra-el-sarampion-en-la-capital , y de aquí pueden tirar la búsqueda). Nada raro: el nivel de vida de la gente que vive en esa demarcación está catalogado al nivel de Suiza, y solamente la gente que puede viajar sin problemas a Europa puede convertirse en vector de algunas enfermedades (como el sarampión) que se suponen controladas cuando no erradicadas. Yo pregunto: ¿en nombre de qué libertad y de qué compromiso social se puede justificar poner vidas en peligro, la propia y las de los demás?. Y no se puede negar el hecho incontrovertible de que, por ejemplo, la aplicación de medidas profilácticas como la vacunación regular contra el virus de la influenza es mejor que arreglar el desastre (“Influenza Vaccination Coverage Among Health-Care Personnel — United States, 2012–13 Influenza Season”, (MMWR, Sept 27, 2013, Vol 62, No. 38, página 781) y de que los efectos placebos se han visto ampliamente evidenciados, incluso por niñas de 13 años (“A close look at therapeutic Touch”, American Medical Association, JAMA, Abril1 de 1998, Vol 279, No. 13, página 1005). Eso sin contra los múltiples escritos de PubMed que ponen en claro el efecto placebo de la homeopatía.

    Creo que todos conocemos a gente que trata la gripa con antibióticos 😯 o que toma “medicinas homeopáticas” y que dice sentirse bien aunque uno se niegue a saludarlo nada más de verle la cara. Insisto: si no se detiene esta estafa que está beneficiando a unos pocos infelices apoyados por muchos ignorantes crédulos, al final todos pagaremos el costo derivado, y no se necesita ser un médico especialista para verlo, aunque mal le pese a la monja loca antivacunas y su séquito;

    d) y, finalmente, el uso de la obra de Orwell para cuestionar el uso de la medicina, la ciencia y la racionalidad como tal cada vez me parece mas absurdo. Se mencionan mucho sus obras mas conocidas (“1984” y “Rebelión en la Granja”) pero se deja de lado el hecho de que sus cuestionamientos al totalitarismo social pasaba por el cuestionamiento de los que, teniendo una responsabilidad intelectual y pocas posibilidades de ser reprimidos en sus sociedades, renuncian a decir por cosas incómodas a las élites y a la población en general. Su obra es mas un ataque, así me lo parece, a los intelectuales que, teniendo las posibilidades y el tiempo de decir las cosas como son, no lo hacen por cobardía moral e intelectual, algo muy parecido a lo que vivimos actualmente, y que gente como Musil, Chomsky y Said han mencionado constantemente en su momento, incluso hasta en nuestros días. Y por cierto: los ataque al pensamiento racional en general con base en filosofías baratas e irracionales es algo que dudo que Orwell avalara, al menos si me baso en “La libertad de prensa” , “Notas sobre el nacionalismo”, “Los escritores y el Leviatán”, “El León y el Unicornio: el socialismo y el genio inglés”: la impresión que tengo es que dudo mucho que Orwell avalara el irracionalismo filosófico como tampoco avaló el político de su época, aunque puede alegarse que quizás sea solamente mi impresión.

    Y esto de quejarse de la censura aquí también me parece muy cuestionable, ya que solamente se aplica en casos extremos, y no se diga que la corrección política de la izquierda esotérica aplica la censura total porque no estaba de acuerdo en el tema que se trató, no en la forma: http://charlatanes.blogspot.mx/2013/10/seguimos-censurado-un-articulo-sobre.html

    Para mi la homeopatía es engaño. Otro más. Y los engaños vienen desde todos lados. Estamos en una época que no se si será apocalíptica, pero desde luego es una época de mentiras, falsedades, estafas y abusos. Y no se libra nadie.

    En esto llevas razón. ¿Por qué los seres humanos necesitamos creer en falsedades? Todos tenemos una creencia, o la hemos tenido, que al ponerla bajo los parámetros del análisis racional se demuestra como absurda. ¿Por qué lo hacemos?

    Me disculpo por la extensión: Cnidus tiene la culpa :mrgreen:

  94. 14 noviembre, 2013 en 22:26

    :mrgreen: me alegra ser culpable de haberte incitado a escribir un texto así :mrgreen:

    Sin palabras! 😉 Chapeau

  95. 15 noviembre, 2013 en 0:47

    cpharlok#90

    “Pero al menos con quienes tengo relación por mi trabajo en un entorno de un nivel cultural alto, quienes prueban con otros métodos suelen estar muy desencantados con la gestión sanitaria en general.”

    Vamos a ver, como se dice vulgarmente. Si una persona tiene un nivel cultural alto y está desencantada con la medicina científica no cae en manos del primer charlatán que pasa. Lo normal y lo digo por experiencia es que asuma (desgraciadamente) que no hay cura (todavía) para ciertas enfermedades. Porque si no pocas luces tienen las personas en cuestión.

    “Es un problema cuando más de la mitad de mis amigas (no exagero un ápice) tienen ya relación con el cáncer de mama en algún estadio. Y todas menores de 50 años. Hay algo que no es normal, y la gente se pone nerviosa porque nadie les da una respuesta clara de porqué están pasando por un sufrimiento.”

    Esto que cuentas es casi de ciencia ficción. Lo mismo es que en tu entorno vivís en una central nuclear y bebéis el agua radioactiva. Yo pediría un estudio completo. Y si nadie te responde racionalmente ¿te pones en manos del primer curandero que pase?

    ” Desgraciadamente, no es la primera vez que me han despachado en un centro hospitalario de mala manera en vez de estudiar el caso detenidamente y con profesionalidad. Si la gente no tiene alternativas a lo que le ofrecen, bien porque no pueden pagarlas, bien porque no les funciona, tienden a agarrarse a un clavo ardiendo.”

    Es decir que como tu médico no te cura pues me voy al chamán para que me limpie los chakras y asunto arreglado, mi cáncer de mama (de todas las mujeres que conoces) se arregla en un pis pas. ¿No te das cuenta de la irracionalidad de tu argumentación?

    Considero que la gente acude al chamán de turno después de haber sido desahuciado por la medicina científica porque es muy cómodo (además de cobarde e infantil) no asumir que existen hechos de nuestra vida que escapan a nuestro control por mucho que nos empeñemos. Vamos como los niños pequeños, quiero mi juguete y si no me enfado y no respiro. Y desgraciadamente hay muchas personas que no han abandonado esta etapa infantil egocéntrica. Nuestro cerebro a evolucionado para obtener (o inventar) respuestas y cuando no las encuentra se obceca en conseguir una finalidad ¿cómo YO me voy a morir de una enfermedad incurable, eso es IMPOSIBLE además de INJUSTO? Y el gran reto es saber cuándo parar en nuestra búsqueda y asumir que todos somos entes contingentes y nadie es absolutamente necesario, parodiando la famosa película de “Amanece que no es poco”.

    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/04/30/una-breve-introduccion-al-estudio-cientifico-de-la-religion-i/
    https://lacienciaysusdemonios.com/2013/05/09/una-introduccion-no-exhaustiva-al-estudio-cientifico-de-la-religion-ii/

  96. Darío
    15 noviembre, 2013 en 4:03

    Pero al menos con quienes tengo relación por mi trabajo en un entorno de un nivel cultural alto, quienes prueban con otros métodos suelen estar muy desencantados con la gestión sanitaria en general.

    Si. te platicaré mi experiencia inmediata con los desencantados de la gestión pública sanitaria en general, que es otra manera de decir servicios de salud pública: en los medios intelectuales esotéricos directamente vinculados a ciertos “pensamientos” derivados de Foucault el Obscuro y sus discursos del biopoder, la “recuperación de los cuerpos”y un cuestionamiento débil en sus bases pero estrambótico en su presentación (sus ataques a la medicina en la parte epidemiológica y la psiquiatría en la parte neurológica es, al menos y para decirlo suavemente, incompleta), es frecuente escuchar “críticas” absurdas y faltas de sustento al sistema médico público vigente. Pero nunca han dejado de llamarme la atención sus devaneos intelectuales y sus actitudes reales: atacan al sistema público de salud pero tienen recursos económicos para bancar la atención médica privada y no tener que luchar por exigir un buen servicio de salud; no dudan en hacer uso de la homeopatía, el par magnético, el reiki, el consumo de agua salada venida del mar y cuanta charlatanería se les presente pero tienen seguros privados para gastos médicos mayores que incluyan el gasto de medicinas venidas de la farmafia y que no son nada baratos en enfermedades y/o intervenciones quirúrgicas fuertes: dicen estar desencantados del servicio de salud pública pero si trabajan para el Estado en alguna de sus vertientes (generalmente esta clase de chalados exquisitos vienen de las universidades públicas, en sus áreas sociales y humanistas sobre todo) no dudarán en hacer uso de sus servicios e instalaciones en una situación de emergencia … y estoy seguro que esto es general.

    La verdad, me limpio el trasero con su desencanto. Expertos en el doble pensar que nos recordaron en una intervención anterior, estas personas de nivel cultural alto no dudarán en usar lo que desprecian mientras le venden a la gente, al resto de la población, la idea de que deben aceptar la privatización de los servicios públicos pero ellos harán lo posible para mantener servicio públicos baratos a su alcance, aunque sean de “pésima calidad”. Y generalmente estos desencantados se consideran a si mismos “críticos” cuando no de “izquierda”, Y lo son: pertenecen a lo que yo le llamo la izquierda esotérica. Y esto es muy independiente de la validez científica del conocimiento médico, el único que hay.

    Desgraciadamente, no es la primera vez que me han despachado en un centro hospitalario de mala manera en vez de estudiar el caso detenidamente y con profesionalidad. Si la gente no tiene alternativas a lo que le ofrecen, bien porque no pueden pagarlas, bien porque no les funciona, tienden a agarrarse a un clavo ardiendo.

    Espero que no te ofendas por lo que leerás: esto es una justificación del derrotismo, la fractura social, la cobardía. La gente (tú, yo, todos) no debería de agarrarse al primer charlatán que le trate bien solo porque el médico de su clínica le trató mal. Debería de amarrárselos e ir a reclamar, exigir lo que por derecho y por hecho le corresponde: un buen servicio, medicinas reales a precios casi regalados o de planos regalados, operaciones en tiempo y forma, porque si está trabajando bajo nómina, en donde sea, le están quitando prestaciones de su salario, y porque finalmente hay algo que se llama dignidad, y esto último es cierto incluso aunque no trabajes formalmente. Pero tampoco es de extrañar: los intelectuales a los que nos referimos anteriormente harán lo posible para que la gente no proteste vendiendo cualquier tontería pseudofilosófica, por ejemplo. El clavo ardiendo mas bien deberíamos de agarrarlo para ir a clavarlo a la frente de los que se benefician económicamente del desmantelamiento de los servicios públicos de salud y de los intelectuales desencantados que buscan la manera o de encubrir o de justificar lo que está sucediendo. Siento mucho si sueno duro, pero la situación lo amerita.

  97. 15 noviembre, 2013 en 8:40

    Datos de contacto de la dirección y del programa: http://www.rtve.es/faqs/index.php?categoria=21

    Resumen de correos electrónicos: rtve.dircom@rtve.es; beta@rtve.es; territorial.madrid@rtve.es

    (…mejor me ahorro comentarios ahora…)

  98. 15 noviembre, 2013 en 8:42

    Alena, sobre los antirretrovirales, se ha escrito mucho, algunas cosas son ciertas, otras completamente falsas. Hasta donde yo sé las terapias actuales contra el SIDA no forma parte de los protocolos contra el cáncer, sí se han empleado para combatir otros virus, como por ejemplo el de la hepatitis B. Lo de “envenenar la sangre” es un término muy amplio de poco significado médico, ¿qué significa exactamente?, ¿destruye glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas? Esta terapia tiene efectos secundarios indeseados, cuya gravedad depende del paciente, puede ir desde ligeras molestias o dolor de cabeza a efecto tóxico grave sobre el hígado o riñones, es algo que debe considerarse en cada paciente. Esta medicación debería prescribirse sólo cuando el médico estime que el paciente está en serio peligro, y cuando sus defensas ya están bajas; lo que esta terapia hace en la mayoría de paciente es recuperar sus defensas, no disminuirlas. Y el cuerpo no se “engancha” a estos fármacos, no hay componentes adictivos en estos compuestos.

  99. 15 noviembre, 2013 en 9:23

    Cnidus #97

    Alucinante y la presentadora diciendo que es una doctora muy buena.

  100. CSF
    15 noviembre, 2013 en 9:39

    Cidnus #97

    Me dejas alucinado con este video

    ¿Como creéis que va a reaccionar en relación a su salud la gente que visualiza estos programas? Es gente que creen que Belén Esteban es la princesa del pueblo.

  101. 15 noviembre, 2013 en 10:07

    Es un problema cuando más de la mitad de mis amigas (no exagero un ápice) tienen ya relación con el cáncer de mama en algún estadio. Y todas menores de 50 años.

    ¿Que significa que “tienen relacion”? O han tenido o no han tenido cancer. ¿O te refieres a que conocen a alguien que ha tenido cancer?

  102. condimento
    15 noviembre, 2013 en 12:05

    A mi modo de ver hay gente demasiado acomodada incapaz de valorar por ejemplo que la edad lleva consigo un deterioro del cuerpo por procesos de oxidación y que su salud no va a ser perfecta; otros cometen graves errores en su vida diaria como fumar desmesuradamente, abusar de la grasa animal o de la repostería, entonces acuden al médico para que les dé “la solución mágica” sin renunciar a sus vicios. Bueno finalmente sí que renuncian, pero cuando ven el toro arrimándose.

    También están los depresivos light que al menor problema, como dolores puntuales, acuden al médico porque no aceptan el mínimo trastorno. O que visitan varios especialistas a la vez haciendo colección de recetas.

    Hay más, los que una vez diagnosticados no quedan conformes en que el médico haya dejado de recetarles algo, como si una visita al profesional fuera como ir al súper a comprar algo. No hay pastillas, me han timado.

    La lista sigue, quienes no se quedan contentos y hacen más caso de su impresión personal que la del médico, entonces optan por la automedicación o por buscar segundas opiniones sobre el mismo asunto.

    Dejando aparte que hay doctores mejores y peores, ellos llevan un protocolo que no coincide totalmente con la solución a la enfermedad porque cada persona es un mundo. Tampoco son psicólogos y si les dices que te duele algo fácilmente diagnosticable y con respuesta farmacológica clara pues te lo van a recetar, pero si en tres días vuelves con otro dolorcito seguirá aplicando sus protocolos. Eso si se lo hacen a los niños, pero entiendo que un adulto debe cuestionarse si realmente necesita prescripción médica.

    Vamos, con este rollo trato de indicar que los médicos no son papá milagro.

    Para acabar, también hay muchos pacientes en que la visita al profesional les sirve de placebo, creo que eso nos ha pasado todos, si el doctor nos tranquiliza o no le da importancia a nuestro problema, subidón de dopamina. Ya no te digo si alguien te da la respuesta con música clásica de fondo, una sonrisa permanente y un osito de regalo para que te abraces a él, como la pléyade de estafadores que viven del cuento

  103. Miolo
    15 noviembre, 2013 en 15:41

    A mí me gustaría saber cuál es la responsabilidad del dependiente de una farmacia en España.
    Si le pido algo para el resfriado, o la piorrea, o los juanetes, y me da un “remedio” homeopático, ¿puedo presentar una queja en algún sitio?

  104. 15 noviembre, 2013 en 15:48

    Miolo #103

    Muy buen comentario. Lo mismo se podría demandar a la farmacia.

  105. 16 noviembre, 2013 en 13:25

    Bueno, a falta de respuesta me he tenido que leer el trabajo. Resumo telegráficamente mis conclusiones:

    No es un mal trabajo, comparado con otros que me he encontrado del tema. Hay un serio intenta de demostrar científicamente su hipótesis de partida. Aún y así encuentro dos problemas:

    1. La eficacia del producto homeopático supera un 10% al placebo. ¿Alguien imagina que alguien se presente con un medicamento que mejore un 10% un problema sanitario? Si se trata de algo incurable como el cáncer de páncreas, un éxito sin duda, pero para una diarrea donde hay vacunas o antibióticos se me antoja poca mejora.

    2. Pero aún y así es mejora. ¿Algo 30K puede mejorar? Aquí es donde entra en juego el análisis estadístico: en mi rápida lectura he sido incapaz de detectar un sistema de ciego, para evitar la subjetividad de los que realizan el experimento. No afirmo categóricamente que ese sea el motivo del pequeño aumento de tendencia, pero para asegurarlo se necesita repetir el experimento con sistema de ciego.

  106. Vlad Tepes
    16 noviembre, 2013 en 21:21

    Si estais en contra de la homeopatía no se que hace esta publidad en el blog
    [… enlace eliminado …]

  107. 16 noviembre, 2013 en 23:30

    Vlad Tepes :

    Si estais en contra de la homeopatía no se que hace esta publidad en el blog
    [… enlace eliminado …]

    La publicidad nos la pone wordpress (o google, no lo tengo muy claro, soy un ignorante en temas informáticos), no nosotros.

    Hemos intentado poner filtros de publicidad, no son suficientes, no funcionan como deben, han fracasado.

    Justicia poética, ellos financian un blog abiertamente crítico con ciertas prácticas poco éticas.

    Si apoyáramos la homeopatía, no escribiríamos en contra de ella.

    Elija la opción que más le guste, nosotros sostenemos todas ellas a la vez. 😉

  108. 17 noviembre, 2013 en 2:01

    Vlad Tepes

    Ojalá todas las supersticiones no sólo pagaran publicidad en nuestra web sino que nos pagaran un sueldazo por descubrir y denunciar sus tejemanejes y sus absurdos engaños.

  109. 26 junio, 2014 en 10:58

    “Un vertido de productos homeopáticos se salda con cero consecuencias”: http://www.elmundotoday.com/2014/06/un-vertido-de-productos-homeopaticos-se-salda-con-cero-consecuencias/ 🙂

  110. kaope
    26 junio, 2014 en 13:19

    Un peligro más que añadir a la homeopatía (Supongo que será coña, pero nunca se sabe) http://www.dhmo.org/

  111. 26 junio, 2014 en 14:03

    Dihydrogen Monoxide Research Division 😆

  112. kaope
    27 junio, 2014 en 10:57

    Sip, la gente se traga cualquier cosa, lo que me lleva a pensar que aparte de credulópatas empedernidos “Si sale en intresné es verdá” tienen la memoria de un pez o incluso menos. Dihydrogen Monoxide. No hace tanto de la tomadura de pelo ¿Ya se les ha olvidado? 😛 Maremía.

  1. 12 noviembre, 2013 en 15:03
  2. 12 noviembre, 2013 en 17:13
  3. 13 noviembre, 2013 en 13:15
  4. 17 noviembre, 2013 en 13:48
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: