Inicio > Actualidad > ¿Quién le hace las cuentas, señor Wert?

¿Quién le hace las cuentas, señor Wert?

22 noviembre, 2013

Como ya sabrán, ayer se aprobó en el Senado español la Ley de Mejora de la Calidad de la Enseñanza (alias LOMCE) con el amplio consenso de un partido político a favor y todos los demás en contra. Una de las medidas más controvertidas que se proponen en ella, aunque quizá también una de las menos discutidas, es el fomento de la competitividad entre centros educativos como medio para incrementar la calidad. En el Artículo 122.bis se dice, entre otras cosas, que “las acciones de calidad educativa […] deberán ser competitivas”, de tal manera que los centros que consigan mejores resultados obtendrán de la administración “medidas honoríficas tendentes al reconocimiento de los centros así como acciones de calidad edicativa (sic) que tendrán como objeto el fomento y la promoción de la calidad […]”

Lo primero que se deduce de una propuesta como esta es que para nuestro Gobierno uno de los problemas que tiene del sistema educativo es que los claustros de profesores, consejos escolares, el personal no docente y los equipos directivos de los centros no parecen tener mucha intención de mejorar la calidad de la enseñanza que imparten a sus alumnos, y por tanto se hace imperativo motivarlos para que “se pongan las pilas”. Y para conseguir esto se les ha ocurrido nada menos que una suerte de “Top Chef” docente donde los ingredientes serían el alumnado y en el que José Ignacio Wert haría el papel de Alberto Chicote.

No creo que yo esté capacitado para poner en duda dicho método, pues supongo que la decisión de adoptarlo habrá sido resultado de un estudio concienzudo de la situación actual, una serie de consultas con los agentes implicados y un análisis pormenorizado de los pros y los contras; y todo apoyado sobre la base de rigurosos estudios académicos que validen lo adecuado del procedimiento (dentro risas). Sin embargo no termino de comprender cómo la competencia entre centros va a mejorar la calidad de nuestra enseñanza y por eso he decidido exponer mis dudas, a ver si alguien más preparado que yo para comprender esto de las leyes (las de educación y las del libre mercado) es capaz de explicármelo.

Aunque me da a mí que la medida va a traer más consecuencias negativas que positivas para la calidad de la enseñanza, ya que fomenta la segregación de los alumnos y la no cooperación entre centros, en realidad mis dudas son de carácter algo más numérico. Lo que no tengo claro es cómo a nuestro Ministerio le salen ciertas cuentas que, en principio, deberían justificar su ideoneidad. Me explico.

Imaginemos que en una población hay cinco centros educativos A, B, C, D y E, y que medimos sus resultados en función de la nota media que obtienen en una determinada prueba final, que llamaremos, por ejemplo, “reválida”. El A está en una zona de clase media-alta bastante favorecida. El B y el C y el D están en una zona en la que hay una cierta mezcla de familias con más o menos recursos: profesionales liberales, funcionarios, obreros, pequeños comerciantes y otras gentes de mal vivir; aunque de ellos el D está en una zona un poco menos favorecida que las demás. Por último el E se encuentra en el barrio más deprimido de la ciudad, en el que por desgracia mucha gente se encuentra en paro o incluso en situaciones de exclusión social.

Imaginemos que en la primera reválida los resultados medios obtenidos son 7, 5, 5, 5 y 3. El resultado medio es 5, lo cual es bastante pobre, y además la diferencia entre el A y el E es considerable: cuatro puntos.

Supongamos también que ninguno de los centros tenían interés en mejorar, pero que la LOMCE les ha inyectado un espíritu competitivo tal que, gracias al incremento en el nivel de calidad de sus proyectos educativos del año siguiente, todos ellos ganan un punto. Los resultados ahora podrían ser 8, 6, 6, 6 y 4 y la media sube hasta el 6, así que… gallifante para la LOMCE. Sin embargo podemos comprobar que la distancia entre el mejor y el peor centro (en cuanto a notas) sigue siendo de cuatro puntos. Es aquí donde surge mi primera pregunta:

¿Cómo resuelve el sistema de competitividad entre centros el problema de la divergencia entre áreas más y menos favorecidas de la población?

Tratemos ahora de no pensar como un Ministro de Educación y supongamos que los centros sí hacen todo lo posible por mejorar, pero que las características de su entorno, la falta de medios y las carencias del actual sistema educativo no les ha dejado mayor margen de actuación. Se acogen a lo que dice la LOMCE y se ponen a competir entre ellos. Pero ojo, no hay más medios materiales ni humanos ni normativos, por lo que sólo les quedan dos caminos: echar (aún) más horas extra sin cobrar y tratar de implicar más a alumnos y familias.

En cuatro de los cinco centros se decide tomar ambas medidas con el siguiente resultado: en el centro A un grupo de padres apuntan a sus hijos a clases particulares, en los centros B y C pocos padres pueden pagar un profesor particular, pero algunos se ofrecen a formar grupos de trabajo voluntario por las tardes para reforzar las asignaturas más importantes, y en el D los padres dicen que entienden la situación, pero que trabajando doce horas al día por ochocientos euros al mes demasiado que van a las reuniones del AMPA de vez en cuando. Mientras, en el centro E ya se dan con un canto en los dientes si los chavales están escolarizados, así que ni se plantean hablar con los padres al respecto.

No hace falta aplicar ningún modelo matemático desarrollado por el MIT para entender que, si los alumnos están por la labor, un probable resultado podría ser 7’9, 5’6, 5’6, 5’3 y 3’3, con lo que la media sube a 5’54… y minipunto para la LOMCE. Pero ocurren tres cosas. La primera es que la distancia entre el primer y el último centro vuelve a incrementarse y pasa a ser de 4’6. La segunda es que el centro D comienza a distanciarse también del B y el C. Para ver la tercera hay que esperar al año siguiente.

El centro ganador, que la ley dice será el que el que más haya mejorado y no el que tenga la puntuación más alta, es casualmente el que tiene la puntuación más alta. Así, el centro A recibe los medios prometidos por el Ministerio, y los mejores alumnos y profesores de los otros cuatro se podrían pasar a él, bajando sus respectivos niveles (la ley permite que pase esto). También podría ocurrir un trasvase de alumnos y profesores del D y E hacia el B y el C, dejando al D en una situación marginal. Y además profesores “malos” podrían acabar en el D o el E (también lo permite la ley), empeorando aún más el panorama. Por tanto los resultados de ese segundo año podrían ser perfectamente 8’2, 5’6, 5’6, 4’9 y 3, con lo que la media baja al 5’46 y la distancia entre A y E sigue incrementándose hasta el 5’2… LOMCE, estás nominada.

Esto nos lleva a mi segunda pregunta:

¿Qué mecanismos prevé el sistema de competitividad entre centros para paliar este posible efecto perpetuador de las diferencias previas que haya entre estos?

Para terminar, es fácil comprobar que una vez metidos en esta dinámica lo único que puede ocurrir es que el mejor centro sea cada vez mejor y los demás cada vez peores, pues uno cada vez tendrá mejores medios materiales y humanos y los demás no. Pero lo que realmente no entiendo de esto es cómo nadie en el Ministerio se ha dado cuenta de que para que la nota media suba, los centros que mejoran deben hacerlo más de lo que empeoren los demás (manías que tiene la media aritmética). Así, si se dieran casos como el descrito podríamos llegar a una situación igual o incluso peor que la de partida, no ya sólo para los alumnos, sino también para esas estadísticas que parece que son lo que más importa a nuestros mandamases. Y de esta última duda nace, al fin, mi tercera pregunta:

¿Quién le hace las cuentas, señor Wert?

Esta entrada participa en la edición 4.12310562 del Carnaval de Matemáticas que se celebra en ::ZTFNews.

.

Entradas relacionadas:


  1. 22 noviembre, 2013 en 8:32

    Falta una coma en el título: ¿Quién le hace las cuentas, Señor Wert? (aunque seamos de ‘ciencias’ conviene poner cuidado, para que no nos digan: “¿quien redacta sus escritos, señor tal? .-)

  2. 22 noviembre, 2013 en 8:36

    Te comento por si no estás al tanto de como se está lidiando con esto en U.S.: Los centros del tipo D y E están haciendo con los alumnos que les bajan la media auténticas piruetas administrativas para quitárselos de en medio desde que se aprobó el No Child Left Behind Act aparte de enfocar la educación específicamente para pasar los controles de calidad, los cuales el amiwito Wert supongo que se dignará aclarar.

    “El sistema capitalista no precisa de individuos cultivados, sólo de hombres formados en un terreno ultraespecífico que se ciñan al esquema productivo sin cuestionarlo.”

    Sun salud☼.

  3. Sutilezas
    22 noviembre, 2013 en 8:48

    Entiendo su preocupación por los pobres alumnos del instituto E, cuyos padres no se preocupan por los estudios de sus hijos, y éstos probablemente tampoco se preocupen mucho por ellos. ¿Por qué iban a hacerlo los profesores, que como usted bien dice, se dan un canto en los dientes con que los chicos estén escolarizados? Piense en que esos docentes probablemente empezaron sus carreras con toda la ilusión del mundo y la realidad en la que desarrollan su trabajo haya acabado por volverles apáticos. Mi adolescencia transcurrió en un insituto tipo D que pasaba a convertirse en E a pasos agigantados (usando su, por otra parte, adecuada clasificación) y pude ver como profesores que sólo hacía unos años eran magníficos docentes, caían víctimas de la apatía de unos estudiantes que no querían aprender (y eran tiempos pre-burbuja en los que se animaba a todo el mundo a estudiar una carrera y no a poner ladrillos). En un principio ese instituto fomentó la “segregación” que usted lamenta, pues ¿qué sentido tiene poner a unos estudiantes brillantes rodeados de plastas que ni pueden ni quieren seguir el nivel que esos estudiantes necesitan? ¿y qué necesidad tiene que un alumno prometedor vea truncada sus ambiciones simplemente por la obligación de, no ya ser un primus inter pares, sino simplemente uno más de la masa que va al colegio por obligación?

    Sinceramente, no le veo ninguna connotación esnobista ni positiva a ir a clases particulares. Si un chico necesita clases particulares hay un problema: si el chaval necesita un refuerzo es porque o no entiende lo que le dicen en clase, en cuyo caso es un problema del chico, o el profesor no se explica correctamente, en cuyo caso el problema es del centro. La solución no está en pagar clases extra sino en mejorar la capacidad de atención del chico por un lado, y la capacidad de transmitir conocimiento por parte del profesor por otro. Aunque lo normal es que ese profesor que no se explica bien pase al instituto E.

    Por cierto, una cosa similar pasa en Reino Unido, donde ese sistema está ya más que asentado, y la única solución es fomentar la competitividad entre los padres para que quieran darle el mejor futuro a sus hijos, lo que se traduce en listas de espera y exámenes para entrar a los mejores colegios, tipo A (entendido aquí como calidad educativa y no como nivel socioecnómico), pues el gobierno británico facilita las cosas a los alumnos brillantes. Quizá ahí reside el error, imponer el mismo nivel a todos los estudiantes, cuando los hay que destacan y necesitan más, los hay que se conforman con lo que le dan, y los hay que no se les puede pedir más allá de “hacer la O con un canuto”. Además de facilitar las cosas a los alumnos que verdaderamente lo necesitan, en función de sus niveles de estudios y de renta y no en función de criterios igualitaristas que hasta ahora únicamente han traído mediocridad.

  4. Anónimo
    22 noviembre, 2013 en 9:57

    La educación es el rayo de sol para el despertar de una sociedad. Presumo que la “intelligentsia” del momento (dentro risas, por favor) promueve intencionadamente una sociedad invertebrada, desigual hasta la contradicción, adicta a los tópicos de clase y sin ánimo de que conquiste a través del pensamiento libre de sus ciudadanos un statu quo de mayor equidad y dignidad para todos.

  5. 22 noviembre, 2013 en 11:29

    #3 Afortunadamente para los que según tu no se les puede pedir más allá de hacer la O con un canuto, no todos los que sobresalen se dedican a prosperar por su propio interés sino que se preocupan por las causas subyacentes del fracaso escolar aplicando, por ejemplo, la carrera de psicología a la pedagogía en vez de hacer fortuna en RRHH separando las manzanas “podridas” del cesto.

    Como siempre aquí todos tenemos derecho a tener nuestra opinión, la mía es que el mediocre es el que tiene la poca ambición y es tan corto de miras que ya bien entrados en el siglo XXI sigue pensando que lo de “tu de mayor lo que tu padre, esquimal” beneficia al talento en bruto.

    Sun salud☼.

  6. 22 noviembre, 2013 en 13:06

    Reblogueó esto en Lors1.

  7. 22 noviembre, 2013 en 15:09

    Es claro y sencillo. Vamos a una educación a dos velocidades. O tiendes hacia la A o tiendes hacia la D. Y esperemos que el método de comparación sea algo ajeno a los colegios que como sea tipo media de los alumnos vamos a ver exámenes del tipo ¿cuánto es 1 + 1?

  8. Viva Wert
    22 noviembre, 2013 en 18:59

    ¿Por qué el ministro Wert siempre le sacáis en fotos donde sale desfavorecido? me parecéis unos manipuladores. Dices que a los políticos sólo les interesa las estadísticas, pues igual que la ciencia, ¿no? ¿ahora te has vuelto magufo? ¿quieres hacer de casos particulares la ley universal? Pues efectivamente si la media es 5,6 y antes era de 5 el sistema educativo mejora.

    Por cierto, el instituto ese de E da miedo tendrías que escribir novelas, me recuerdas al Carton del Príncipe de Bel Air cuanddo dice que le van a dar palizas a diario y es porque no puede ir a Princetown y tiene que ir a una escuela pública. A lo mejor es que os joder que a los funcionarios os pongan las pilas. Si en cualquier empresa privada piden resultados, ¿por qué no en lo públiico?

    “El centro ganador, que la ley dice será el que el que más haya mejorado y no el que tenga la puntuación más alta, es casualmente el que tiene la puntuación más alta”

    Dices que el centro A se llevará los medios prometidos por el gobierno, ¿es fácil mejora un 8? yo veo más fácil mejor un 3. Para que lo entiendas porque os creía más listos, si yo en un primer examen suspendo y saco un 2, es más fácil que en una recuperación mejore la nota 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9… que si saco un 8 tengo poco margen de mejora 9, 10…

    No entiendo como con gente tan lista como el que escribe este artículo la educación es tan mala en España

    “nos encontramos en el “vagón de cola” según los resultados publicados.”
    http://www.periodistadigital.com/ciencia/educacion/2013/10/27/el-cambio-de-la-ley-educatiiva-en-espana-y-los-palos-del-informe-pisa.shtml

    Lo mejor será no hacer nada, por lo menos este gobierno hace algo, prueba-error, ¿os suena? ¿no sois científicos? ¿acaso preferís el inmovilismos y seguir chupando del vote mientras vosotros llevais a vuestros hijos a un colegio concertado-privado?

    Porque los profesores siempre decís que vivís muy mal pero poca gente conozco yo que tenga al año tres meses de vacaciones pagadas.

    Cuando yo iba al instituto ya decía que se querían cargar la escuela pública, y tengo ahora 35 años. Tengo que decir que la escuela pública era pésima, no por Wert era por lo profesores que eran malísimos.
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/03/13/actualidad/1363202478_209351.html

    Lo único que sabían hacer era llenar pizarras copiando lo del libro, y los cinco o seis horas callados y copiando sin parar, para luego jugarte todo el año en uno o dos exámenes finales.

    Cuando tocaba tutoría todos al recreo… un cachondeo vamos. Con decir que había alumnos que no pisaron la clase en todo el curso, y los profesores eran incapaces de llamar a sus padres…

  9. 22 noviembre, 2013 en 19:32

    Muy interesante el artículo.

    Ciertamente aprobar una reforma educativa, con todo el colectivo en contra; llevarla no solo a coste cero sino además con recorte de presupuesto y que destroza la educación de cabo a rabo, es bastante temible.

    Ciñéndonos al artículo, la misma pregunta que hace el usuario Busca me asaltó. ¿Cómo evaluarán los centros? ¿Será un examen nacional tipo selectividad? ¿O se basará en la nota media de los alumnos de cada centro? Si es esto último no me extrañaría que se facilitasen los aprobados o la subida de nota. De hecho a nivel universitario, la Universidad Católica de Murcia tiene unos exámenes mucho más fáciles que los de la Universidad de Murcia (pública). Obviamente, esto mejora notablemente la nota media de los alumnos de la privada, pero no su formación.

    No me extrañaría que tal cosa pudiese darse hacia otros centros.

    O bien situaciones de dudosa ética y moral como las que comenta David Cisneros.

    Y sí, esta reforma puede suponer una segregación que lejos de aumentar el nivel medio educativo gracias a que los centros con más problemas mejoren, será que los centros ya buenos serán aún mejores. Por supuesto, mantendría las distancias sociales.

    Viva Wert

    ¿Por qué el ministro Wert siempre le sacáis en fotos donde sale desfavorecido?

    ¿No será qué no existe lo contrario? :mrgreen:

    Dices que a los políticos sólo les interesa las estadísticas, pues igual que la ciencia, ¿no? ¿ahora te has vuelto magufo?

    Los científicos utilizan las estadísticas para intentar mostrar la realidad. Los políticos para ocultarla.

    A lo mejor es que os joder que a los funcionarios os pongan las pilas. Si en cualquier empresa privada piden resultados, ¿por qué no en lo públiico?

    En cualquier centro de investigación se piden resultados… En sanidad se castigan los errores… Un policía no puede dejar sus funciones.

    Los únicos que se viven de lo público y salen airosos de cualquier situación aunque hayan causado un desastre de cualquier índole, son los políticos. El resto de ciudadanos, que no esté inflado de dinero, es carne de presidio.

    Lo mejor será no hacer nada, por lo menos este gobierno hace algo, prueba-error, ¿os suena? ¿no sois científicos? ¿acaso preferís el inmovilismos y seguir chupando del vote mientras vosotros llevais a vuestros hijos a un colegio concertado-privado?

    1º. ¿Prueba-error? ¿Quieres gobernar y manejar todo un país mediante un sistema de prueba y error?

    2º. No se puede crear un sistema educativo que cambia con cada cambio de gobierno. Eso implica hacer cambios antes de que se observen los resultados. Por otro lado, a día de hoy el problema no es la falta de preparación, de hecho gente excelemente bien preparada está emigrando porque aquí no encuentra trabajo.

    3º. Sí, pero en ciencia se suele esperar a lograr los resultados antes de sacar conclusiones sobre el experimento anterior. Por otro lado, en ciencia no se actúa a ciegas, como sí hace este desgobierno.

    4º. ¿Científicos chupando del bote? ¿hijos a centros concertados? Escucha payaso, como futuro científico estoy viendo que mi mejor carta va a ser largarse de este país y trabajar para otros porque aquí no vamos a tener ni para comer. Por otro lado, aquí un científico no ha tenido estabilidad laboral ni seguridad hasta los 40 y tantos en aquella época donde se supone que vivíamos una edad dorada y todos éramos ricos.

    5º. La reforma educativa es claramente ideológica. Reducir la carga de educación científica y aumentar la religiosa es una clara muestra de ello.

    Y puestos a proponer soluciones, yo lo que haría sería poner más medios para que los centros de clase D y E cuenten con más recursos. De hecho ya lo dices tú, con un nivel de 7 hay poco márgen de mejora… ¿luego lo importante no sería impulsar la mejora de un centro de nivel 3 o 4?

    Y en gran medida, el gran problema de educación en España son los padres. Yo no tengo tanta edad como tú, pero el profe me echaba la bronca y más miedo tenía el tener que decírselo a mis padres. En virtud de mi experiencia, puedo decir que tuve profesores nefastos. Otros muy buenos. Y otros de nivel medio.

  10. Viva Wert
    22 noviembre, 2013 en 19:49

    Pero por qué os empeñáis en chupar de la teta del estado, el sector privado también investiga mira Apple, Samsung… métete en una empresa privada de investigador si tan bueno eres que te tiene que mantener papa estado.

    Tres cuartas parte de la población mundial muriéndose de hambre y una persona con estudios de postgrado llorando porque no le hacen funcionario, lo dicho lamentable.

    A lo mejor es que tienen razón demasiado dinero en edución para gente que no sabe salir del sistema y que sólo se saben tirar 30 años estudiando. Primero me sacdo la carrera, luego el doctorado, luego investigo, luego la cátedra, luego doy clases de profesor… ¡coño buscaros la vida en el sector privado!

    “¿Científicos chupando del bote? ¿hijos a centros concertados? Escucha payaso, como futuro científico estoy viendo que mi mejor carta va a ser largarse de este país y trabajar para otros porque aquí no vamos a tener ni para comer. ”

    Largate que podremos vivir sin tus descubrimientos… por cierto los mejores descubrimientos se han hecho con pocos medios, como Ramon y Cajal, claro que eso eran investigadores de verdad.

    “La reforma educativa es claramente ideológica. Reducir la carga de educación científica y aumentar la religiosa es una clara muestra de ello.”

    Pues religión junto con filosofía de las mejores asignaturas que tuve, al final sólo sacas los valores porque calcular una raiz cuadrada o una matriz de poco te va a valer en la vida a no ser que te especialices en eso.

  11. 22 noviembre, 2013 en 20:09

    Viva Wert,

    Pero por qué os empeñáis en chupar de la teta del estado, el sector privado también investiga mira Apple, Samsung… métete en una empresa privada de investigador si tan bueno eres que te tiene que mantener papa estado.

    Pues mira, me parece una idea genial. Después de que el estado español haya invertido en mi formación una pasta gansa enorme (colegio, instituto, universidad, doctorado), haré las maletas en la búsqueda de una gran multinacional para que toda esa inversión revierta en los beneficios privados de una empresa. O mejor, que revierta en los beneficios públicos de un país extranjero.

    Así el papá estado invierte en mi educación y yo en lugar de devolverle el favor creando ciencia y conocimiento para mi país y mis conciudadanos; lo haré cual mercenario creando ciencia para otros. Así,cuando el papá estado quiera algo que no tiene porque no ha invertido en investigar, tendrá que pagarle a alguna empresa privada (seguramente extranjera) o a otro estado. Así papá estado invierte el doble, primero para la formación de sus científicos y luego para comprar los logros que sus científicos consiguen en el extranjero; en lugar de que el extranjero pague por los logros nacionales obtenidos.

    Negocio redondo, ¿a qué sí?

    Tres cuartas parte de la población mundial muriéndose de hambre y una persona con estudios de postgrado llorando porque no le hacen funcionario, lo dicho lamentable.

    Quizás es que creo que sería moral y ético intentar devolver la inversión con descubrimientos que reviertan en el país. Pero mira tú por donde, igual tienes razón y es mejor que me vaya a lo privado… así también investigamos lo que el sector privado quiere y no optamos por otras vías, ¿no?

    Largate que podremos vivir sin tus descubrimientos… por cierto los mejores descubrimientos se han hecho con pocos medios, como Ramon y Cajal, claro que eso eran investigadores de verdad.

    Dime cuántos premios Nóbel ha ganado España en los últimos veinte años. Y desde hace ese tiempo, no es posible hacer ciencia con pocos medios, ignorante, ¿te paso un catálogo de material científico? ¿sabes lo que cuesta un simple microscopio? ¿y uno electrónico?

    Pues religión junto con filosofía de las mejores asignaturas que tuve, al final sólo sacas los valores porque calcular una raiz cuadrada o una matriz de poco te va a valer en la vida a no ser que te especialices en eso.

    Buenos ingenieros y arquitectos vas a sacar tú con ese plan de estudios… Si no sabes quien es Cervantes eres un ignorante, pero te la puedes dar de culto si no sabes lo que es una raíz cuadrada. Manda cojones.

    Y la filosofía te aporta valores. Historia conocimientos. Historia de la religión también. Religión Católica, Apostólica y Romana solo adoctrinamiento. Y hoy día reducir la carga científica en un mundo tan hiper-tecnológico como el moderno es una locoura.

    Por otro lado, ya veo tus valores: ¡buah eres un llorica búscate la vida!

  12. Viva Wert
    22 noviembre, 2013 en 20:16

    “Pues mira, me parece una idea genial. Después de que el estado español haya invertido en mi formación una pasta gansa enorme (colegio, instituto, universidad, doctorado), haré las maletas en la búsqueda de una gran multinacional para que toda esa inversión revierta en los beneficios privados de una empresa o en los beneficios públicos de un país extranjero.”

    No te preocupes que las empresas le tienen que dar a papa estado todos los años un porcentaje de sus beneficios, se llama IMPUESTO DE SOCIEDADES, de nada. Por cierto Apple crea más riqueza en Estados Unidos que veinte CSIC juntos.

    Porque las empresas aparte de ser tan malas que ganan mucho dinero y te hacen investigar sobre lo que ellos quieren, además de pagar impuestos, pagan salarios y contratan a gente.

    Lo chulo es ser funcionario y tener un trabajo garantizado para toda la vida.

  13. 22 noviembre, 2013 en 20:22

    Viva Wert,

    No te preocupes que las empresas le tienen que dar a papa estado todos los años un porcentaje de sus beneficios, se llama IMPUESTO DE SOCIEDADES, de nada. Por cierto Apple crea más riqueza en Estados Unidos que veinte CSIC juntos.

    Porque las empresas aparte de ser tan malas que ganan mucho dinero y te hacen investigar sobre lo que ellos quieren, además de pagar impuestos, pagan salarios y contratan a gente.

    Sí pero la gracia es que papá estado no tiene ni una Apple ni ninguna otra máquina de hacer dinero. Y su inversión en I+D+i es ridícula.

    Por lo tanto, esas empresas de las que hablas sí que ganarán dinero y pagarán impuestos, pero son empresas extranjeras que pagan sus impuestos en el extranjero y crean puestos de trabajo en el extranjero.

    Por otro lado, las empresas del IBEX35 proporcionalmente no revierten tanto dinero a las arcas públicas. Ya sabes, si impones muchos impuestos a los ricos se las piran y eso como que no mola.

    Y si aquí las empresas invirtieran en ciencia y se fomentara la ciencia en las escuelas otro gallo nos cantaría. Claro, que con los recortes actuales las empresas que se estaban gestando en el CSIC, junto al miedo del empresario medio a invertir en innovación, todas esas empresas nuevas y nacionales de I+D+i están abocadas a un futuro negro.

  14. 22 noviembre, 2013 en 20:40

    Amante de Wert, ¿por qué, teniendo decenas de artículos sobre evolución, otras decenas sobre el DI y cientos sobre la patochada del creacionismo te pones a debatir de evolución en un artículo que va sobre calidad de la enseñanza?

  15. 22 noviembre, 2013 en 20:41

    Porque las empresas aparte de ser tan malas que ganan mucho dinero y te hacen investigar sobre lo que ellos quieren, además de pagar impuestos, pagan salarios y contratan a gente.

    Ese discurso se lo escribes a alguien a los tienen la Farmafia en la boca 😉

  16. 22 noviembre, 2013 en 20:49

    Viva Wert,

    Por cierto, solamente Apple invirtió en investigación y desarrollo cerca de 4.500 millones de dólares (enlace), ¿me dices de alguna empresa privada nacional que haya realizado algo similar? Si eres tan amable…

    Y el CSIC ha recibido 5.600 millones de euros de inversión este año (enlace).

  17. 22 noviembre, 2013 en 20:53

    Por cierto Apple crea más riqueza en Estados Unidos que veinte CSIC juntos.

    Correcto. Apple es una empresa privada, ¿cuántas empresas españolas invierten en I+D a ese nivel? Yo también quiero un Apple, pero igual aquí no hay empresarios con la mentalidad de los de Apple. ¿Por qué? Porque la mayoría de los españoles la ciencia le importa una mierda, lo ve como cosa de frikies. Es más fácil la cultura del dinero rápido. ¿Por qué? Porque mucho enseñar chorradas, catecismos y lo importante de la escuela se olvida. ¿Y qué asignatura es la más importante? Aquella que haga a la gente pensar por sí misma, a ser crítica (que no protestona) y tener mecanismos para reconocer cuando te están timando (que es diferente a soltar discursos que sólo repiten tópicos). Pero eso no lo tendremos porque molesta al poder, y en nuestro país el poder es la aristocracia de toda la vida, la nueva aristocracia (la casta política) y la iglesia, esos son los intocables. Y no hay que darles más vueltas.

  18. Viva Wert
    22 noviembre, 2013 en 20:55

    Cnidus :
    Viva Wert,
    Por cierto, solamente Apple invirtió en investigación y desarrollo cerca de 4.500 millones de dólares (enlace), ¿me dices de alguna empresa privada nacional que haya realizado algo similar? Si eres tan amable…
    Y el CSIC ha recibido 5.600 millones de euros de inversión este año (enlace).

    Es lógico que en España no haya empresas punteras en investigación porque todos los científicos sólo quieren trabajar para el sector público.

    Claro que si te digo una empresa Grifols http://es.wikipedia.org/wiki/Grifols

    “Grifols S.A. es una empresa multinacional española especializada en el sector farmacéutico y hospitalario, siendo la tercera mayor empresa del mundo en el sector de hemoderivados y la primera en Europa, además de ser la líder mundial en suministros a hospitales y la única compañía en la industria farmaceutica que verticalmente esta integrada en el sector de la medicina transfusional.1 2 Su sede está en Barcelona”

    Envía un currículum a ver si te cogen que ganarás más dinero, pero claro como no te cojan lo fácil es patalear para que papa estado me solucione la vida.

  19. 22 noviembre, 2013 en 20:57

    Y el CSIC ha recibido 5.600 millones de euros de inversión este año

    No Cnidus, el CSIC ha recibido menos de 600 millones. En contraste el Max Planck recibió 1.800 millones de euros el año pasado.

  20. 22 noviembre, 2013 en 21:00

    La verdad es que no se mucho del tema, pero he intentado leer todos los comentarios y por supuesto el artículo, que considero que está muy bien y me ha hecho reflexionar.

    Los centros D y E ciertamente no conseguirán los mismos beneficios si al final se segrega unidireccionalmente, alumnos y profesores poco motivados, con desinterés y apáticos hacia dichos centros.

    Lo que a lo mejor deberíamos hacer es “cambiar” el sistema educativo (y me resulta difícil de explicar y es mi humilde opinión) aportando distintos puntos de vista.

    ¿Es necesario que todos tengamos que tener los conocimientos de la misma manera? ¿las mismas aplicaciones?. ¿Puede todo el mudo aprender de la misma manera? me explico.
    Estoy hablando por ejemplo, de grupos dónde existe “diversificación”. Alumnos con problemas o que causan molestias en clase (y que me da en la nariz que terminarían en los centros D y E).

    En vez de tanta reforma, ¿porqué no nos centramos en los problemas de raíz que tenemos? ¿y si fomentamos asignaturas diferentes o enseñanzas más adaptadas a las circunstancias del alumnado?
    Posiblemente especializándose más, conseguiríamos que los centros D y E consiguiesen niveles aceptables aunque la enseñanza no fuese exactamente de igual manera que en el centro A por ejemplo.

    Hablo en este caso, de los casos de Noruega o Alemania, que desde los 12 años o incluso menos (sino recuerdo mal) los niños van diferenciándose hacia distintas ramas quizás más enfocadas al ámbito laboral y no tanto a cultivar los estudios.

    Esta claro que no todos pensamos de la misma manera, y quizás deberíamos de segregar esas diferencias, en la variedad está el gusto…

  21. 22 noviembre, 2013 en 21:06

    Es lógico que en España no haya empresas punteras en investigación porque todos los científicos sólo quieren trabajar para el sector público.

    Y una leche, no hay empresas punteras porque los empresarios no invierten. Si pusieran dinero bien podrían contratar científicos chinos, alemanes o de donde fuera. Ahora mismo hay un paro brutal entre los investigadores, ¿los contratan las empresas? Hay muchísimos cientificos españoles trabajando en empresas de todo el mundo, pero pocas aquí porque no inversión en I+D. Y ni Grifolls ni gaitas, España no tiene colocada ninguna empresa entre las 100 primeras del mundo en I+D (http://elpais.com/diario/2009/11/17/economia/1258412408_850215.html)

    Estoy harto de ver ofertas de empresas que reciben subvenciones públicas para contratar investigadores. Gran parte del dinero lo dedican a mejorar la planta de producción o a cosas no relacionadas con I+D, y una parte pequeña se dedica a pagar un par de años a investigadores en líneas que apenas tiran por falta de fondos para después cerrar esa línea y echar al contratado. En países donde de verdad hay empresas de I+D cuando hay un despido el investigador puede buscar otra empresa, aquí sólo encuentra el desierto laboral o el aeropuerto para buscar empresas en el extranjero.

  22. Viva Wert
    22 noviembre, 2013 en 21:08

    Tanto das tanto recibes me gustaría saber cuanta riqueza genera el CSIC, si el CSIC generase 10.000 millones de euros al año no os preocupéis que las inversiones serían mayores. Lo que pasa es que los políticos serán lo que queráis pero no son todos y saben reconocer un pozo sin fondo como el CSIC.

    “Y no hay que darles más vueltas.”

    Amen

  23. gatameiga
    22 noviembre, 2013 en 21:21

    Viva Wert,
    El problema de dejar la ciencia en manos de empresas privadas es que desaparecerá la ciencia como medio de conocimiento y solo se empleará la ciencia que pueda tener una aplicación rápida en tecnología y por tanto, en dar dinero.
    ¿Quién investigará las enfermedades raras si no institutos de investigación públicos? ¿Empresas privadas? No lo creo, no es rentable. ¿Quién investigará enfermedades de prevalencia únicamente en países tercermundistas? ¿Empresas privadas? No lo creo, eso tampoco es rentable. ¿Quién hará investigaciones de impacto medioambiental, daño ecológico, estudio de animales en peligro de extinción o en riesgo? ¿Empresas privadas? Lo dudo, los resultados podrían incluso dificultar su actividad…

    ¿Quién, quién? ¿Quién puede investigar cosas que no tienen beneficio económico pero sí social? ¿A quién confiamos esas importantes investigaciones científicas? ¿Y las que a priori no tienen ningún valor económico ni social, y solo se investiga por el valor del conocimiento? ¿Quién va a financiar eso, sino un estado, en nombre del propio conocimiento?
    Las empresas buscan beneficio, y no podemos culparlas por ello, y por eso es importante invertir en I + D público.
    Por otra parte, ¿De verdad quieres dejar tu salud, por ejemplo, en manos exclusivamente de empresas privadas? ¿Quieres darle el monopolio de la salud, de la alimentación, de la energía… a empresas privadas sin que nadie pueda oponerse a ellas, porque nadie financia la investigación pública?

    No voy a entrar en el debate que se trata en la entrada, pero he querido comentar eso, porque parece que todo el mundo se lo está saltando.
    No se trata solo de si uno puede o no puede entrar en el sector privado, y en quién revierten esos beneficios, sino que ni siquiera es deseable permitir que la ciencia caiga en manos únicamente de empresas privadas, porque se convertirá únicamente en la ciencia del beneficio, y perderemos mucho.
    Pero que no se financie en I +D es otra asunto…

  24. 22 noviembre, 2013 en 21:25

    Tanto das tanto recibes me gustaría saber cuanta riqueza genera el CSIC, si el CSIC generase 10.000 millones de euros al año no os preocupéis que las inversiones serían mayores. Lo que pasa es que los políticos serán lo que queráis pero no son todos y saben reconocer un pozo sin fondo como el CSIC.

    “Y no hay que darle más vueltas”

    Me colé anteriormente. En el año 2013 el CSIC no recibió 5.600 millones de euros. Eso es toda la ciencia nacional. Solo recibió 602 millones de euros en el año 2013. Y como comenta Manuel, si las empresas no invierten ni utilizan el conocimiento generado, poca rentabilidad se va a sacar. Ya me explicarás como sacas beneficios si la industria española está cercenada por los bancos, acojonada ante la idea de crear innovación y es atacada con carácter retroactivo cuando intenta innovar (véase renovables).

    Porque la función prioritaria del CSIC no es generar dinero, sino conocimiento. Luego es cosa de las empresas aprovechar dicho conocimiento. Aún así, incluso han habido patentes del CSIC que han generado un millón de euros anuales, no siendo su objetivo el obtener beneficios.

    Confundes un centro de investigación (una red de centros de investigación) con una empresa privada. Y si tuviéramos más empresas que inviertieran en ciencia, que investigasen y que desarrollasen, otro gallo nos cantaría.

  25. 22 noviembre, 2013 en 21:31

    Tanto das tanto recibes me gustaría saber cuanta riqueza genera el CSIC

    Genera mucha riqueza: el 20% de las publicaciones científicas nacionales, cientos de doctores, incontables descubrimientos, buen número de patentes… Pero eso no convence al que todo lo mide en $$$$. Porque éstos quieren que seamos tanto científicos como empresarios, que se haga investigación en lo que genera pasta o que montemos empresas. Conocimiento no dinerario, ¿para qué?, investigaciones de repercusión social que ninguna empresa tratará, ¿para qué? Pero si lo queremos es ser como Alemania, ¿por qué no los copiamos? Y así es como se hace: los entes públicos de investigación se dedican a ciencia básica mayoritariamente (igual que CSIC) y de vez en cuando algún investigador monta algún “spin-off”. La empresa invierte (y mucho) en tecnología y desarrollo (ciencia aplicada) y algunos entes privados tienen líneas de ciencia básica, los menos. Además existe un gran ente (el Fraunhofer-Gesellschaft) con 1.650 millones de euros anuales de presupuesto para unir la ciencia básica de los organismos públicos con las empresas. Aquí ni existe ese ente ni apenas hay tejido empresarial que absorba la ciencia. Pero hay ciencia básica de muy buena calidad y nuestros científicos están muy bien preparados, como demuestran cuando salen fuera a trabajar. Por tanto, al final coincido contigo, si los empresarios sólo entienden como riqueza lo que tienen en su cuenta corriente, y los gobernantes no articulan una via de transmisión de tecnología a las empresas, entonces lo mejor es convertir el CSIC en una plaza de toros, que eso siempre será apoyado por Wert (es un patrimonio cultural).

  26. Viva Wert
    22 noviembre, 2013 en 21:43

    Wert estudío de forma cristiana en el colegio Santa María del Pilar, es licencia en Derecho por la universidad pública Complutense de Madrid con premio extraordinario y diplomado en Sociología. Además ingreso por OPOSICIÓN en Radio Televisión Española.

    Mirar este si aprobó sus oposiciones no como los científicos del CSIC, haciendo el pararelismo si tuviésemos más científicos como el señor Wert con TALENTO (eso no se estudia) no iría mejor.

  27. 22 noviembre, 2013 en 21:57

    Viva Wert :

    Wert estudío de forma cristiana en el colegio Santa María del Pilar, es licencia en Derecho por la universidad pública Complutense de Madrid con premio extraordinario y diplomado en Sociología. Además ingreso por OPOSICIÓN en Radio Televisión Española.

    Mirar este si aprobó sus oposiciones no como los científicos del CSIC, haciendo el pararelismo si tuviésemos más científicos como el señor Wert con TALENTO (eso no se estudia) no iría mejor.

    OPOSICIONES: Orden CIN/1708/2011, de 7 de junio, por la que se convoca proceso selectivo para ingreso, por el sistema de concurso-oposición libre, en la Escala de Científicos Titulares del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (enlace).

    Jo macho, ¿no te da vergüenza demostrar tanta ignorancia?

    Además, decir que Wert tiene talento… uf…

  28. 22 noviembre, 2013 en 22:02

    Y hablando de TALENTO en el CSIC, Margarita Salas, por ejemplo:

    1994 Premio Rey Jaime I de Investigación.

    1999 Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal.

    2005 Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

    2006 Premio a la Excelencia concedido por FEDEPE (Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias).

    2009 Título de Embajadora Honoraria de la Marca España, categoría de Ciencias e Innovación, que falla el Foro de Marcas Renombradas Españolas con el beneplácito del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

    2009 Premio Mujer Líder 2009, concedido por la Fundación Rafael del Pino, Aliter y Merck.

    2009 Premio a “Toda una vida profesional” de la Fundación Mapfre.

    Doctora Honoris Causa por las universidades Rey Juan Carlos, de Oviedo, de Extremadura, de Murcia, Politécnica de Madrid, de Jaén, de Cádiz, de Málaga, de la UNED y de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Y además, miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, convirtiéndose así en la primera mujer española que entra a formar parte de la institución.

  29. 22 noviembre, 2013 en 23:05

    Viva Wert.
    “Wert estudío de forma cristiana en el colegio Santa María del Pilar…”
    ¿Cómo se estudia de forma cristiana? ¿Diciendo mentiras? Es la única cristiandad que conozco, la que basa sus pilares en la mentira.
    Yo no sé que te ha dado ese hombre, pero piensa que si todos los relacionados con la docencia (profesores, alumnos, rectores, etc) se han manifestado en contra de él, al igual que toda la oposición… a ver chato, muy bien no lo estará haciendo.
    Suerte que a este gobierno le quedan cuatro días contados. A las dictaduras siempre les acompaña una guerra civil. Y esto, desde luego, no es una democracia.

  30. 22 noviembre, 2013 en 23:33

    Se que peleles como Viva Wert vienen bien de vez en cuando para que en el proceso de sacudirles se aporten explicaciones que ayudan a entender mucho mejor la coyuntura en España -de todas ellas me quedo con la de Gatameiga por ser la más concisa sin entrar al trapo al pelele y la que mejor define el problema a largo plazo– pero espero que os deis cuenta de que no va a conducir a nada el discutir la soflama de “funcionarios=sanguijuelas enchufadas” y “asignatura de religión=educación de valores morales” con alguien que evidencia no tener la mínima idea de lo que habla.

    Lo que me gustaría saber, si no os importa, es el sistema que se va a aplicar para medir la “rentabilidad” de un centro educativo y en que nivel de enseñanza ¿primaria, secundaria o ambas? Porque no es lo mismo aplicar el filtro en 5º grado como se hace en U.S. cuando el alumno tiene 9 años que en el 12º con 16.

    A las mentes preclaras tipo Viva Wert o Sutilezas les recomiendo que antes de empezar a divagar mediten las repercusiones de derivar a todo alumno con problemas de aprendizaje a centros de educación especial que tratan otro tipo de problemas o directamente mandarlos a la escuela de la calle (ya, ya se que a vosotros os funcionó pero no todos van a salir tan listos como vosotros).

    A ver si no nos despistamos esta vez, que este tema es suficientemente serio y nos afecta a tan corto plazo como para no perder el tiempo en aneuronados y sus teorías educativas. ¿Gracias?

    Sun salud☼.

  31. 23 noviembre, 2013 en 11:15

    En España actualmente el 20% de los niños vive por debajo del nivel de pobreza y ya están dando casos de desnutrición infantil. Para paliar esta dramática situación los heroicos profesores de la escuela pública (en un momento en donde sus salarios han sido drásticamente recortados) y ONGs varias están permitiendo con sus ayudas que los niños de los sectores sociales más desfavorecidos puedan escapar de la terrible sombra del puro y duro hambre para poder centrarse mínimamente en el aprendizaje.

    Así, en estas dramáticas circunstancias ¿alguien puede pensar que es el momento relevante (y no directamente ofensivo) de poner a competir a niños de familias privilegiadas que reciben la educación en elitistas escuelas privadas o aquellos alumnos que tienen profesores particulares de apoyo con estudiantes de colegios públicos de barrios humildes, en donde la tasa de paro es muchas veces superior al 50% para así evaluar sus respectivos rendimientos académicos tal y como propone a LOMCE en el marco de la promoción de la excelencia académica?

    Hablando en plata y para que todos nos entendamos con un ejemplo extremo, es más o menos como mandar a esforzados habitantes de un campo de refugiados a competir en las olimpiadas frente a atletas de élite entrenados en centros de alto rendimiento tecnológico.

    Y luego por supuesto siempre aparecerán psicólogos o economistas formados en la neoliberal escuela de Chicago y al servicio de la ultraderechista fundación FAES (pagada encima con fondos públicos) que tras un largo, sesudo y sesgado estudio nos muestren que es inútil gastar dinero en la educación de los pobres, porque ellos siempre sacan peores notas que los hijos de familias acomodadas. Y de ahí a extrapolar la conclusión de que esos niños de familias humildes son genética e intelectualmente inferiores solo hay un nauseabundo, clasista y antidemocrático paso, estrategia por cierto que lleva usando la ultraderecha republicana estadounidense desde hace décadas para justificar todo tipo de recortes sociales para las clases más desfavorecidas. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2013/06/la-excelencia-academica-del.html

  32. Sutilezas
    23 noviembre, 2013 en 11:35

    Estimado Cisneros:

    “#3 Afortunadamente para los que según tu no se les puede pedir más allá de hacer la O con un canuto, no todos los que sobresalen se dedican a prosperar por su propio interés sino que se preocupan por las causas subyacentes del fracaso escolar aplicando, por ejemplo, la carrera de psicología a la pedagogía en vez de hacer fortuna en RRHH separando las manzanas “podridas” del cesto.”

    Es muy loable y digna de admiración la labor de quien lucha por mejorar las condiciones del género humano. Sin embargo yo no tomaba en consideración la manzana que quiere salir del cesto de las podridas, que necesitará de la mano amiga que la saque de tal condición, sino de ese punto en que la manzana está tan podrida que no se puede pretender que pase por lozana. Se pasaría entonces de la caridad al engaño y el perjuicio de sus compañeras sanas. De poco serviría gastar dinero en conseguir que esa manzana se regenere, y únicamente compensaría invertirlo en impedir que las otras se pudran, dada la tozudez de mantener la podrida con el resto para que nadie se ofenda ni se tape la nariz al ver desechos por el suelo.

    “Como siempre aquí todos tenemos derecho a tener nuestra opinión, la mía es que el mediocre es el que tiene la poca ambición y es tan corto de miras que ya bien entrados en el siglo XXI sigue pensando que lo de “tu de mayor lo que tu padre, esquimal” beneficia al talento en bruto.”

    Efectivamente vivimos en unos tiempos en los que es posible la movilidad social, y ésta debería fomentarse para todos aquellos que realmente la deseen. Pero nuevamente nos encontramos con que para salir del fango es necesario agarrarse a una cuerda que esté atada a un punto resistente, y no simplemente una cuerda que se hunda en el barro pisoteada por quienes no quieren salir de él ni quieren que nadie salga. Por otro lado, es cierto que esta movilidad social ha sido posible gracias a un estado benefactor que ha extraído rentas de los pudientes para permitir a los que no lo son tanto mejorar sus condiciones de vida. Y que para que ésto continúe la extracción de rentas debe continuar.

    Ahora nos encontramos con que las políticas educativas han cambiado (volverán a cambiar, no se preocupe) y el dinero que se extrae es menor. Y con ello disminuyen las posibilidades de muchos a salir de las situaciones que les rodean y que les impiden progresar. Tal vez en esos casos es mejor sacarlos de dónde están y colocarlos en un sitio donde puedan mejorar y progresar que pretender que la inmundicia que le rodea se transforme, gracias a un reguero constante de fondos públicos, en una fértil tierra de aprendizaje. ¿No sería más adecuado sacar las flores del fango y transplantarlas a un jardín donde puedan crecer y mostrar todo su esplendor?

    Personalmente pienso que este asunto no debería preocupar mucho a quienes se oponen a él, pues las políticas educativas volverán a cambiar con el próximo gobierno y volveremos a esa Arcadia feliz laica y positivista que nunca ha existido, pues bajo el prisma de la objetividad y el cientificismo se ha fomentado no una mente crítica y curiosa con el mundo que le rodea, sino una mente criticona que abre su boca para expulsar bilis y recibir el maná que le pueda proporcionar el estado. Entiéndase con esto que no me refiero a quienes usan la ciencia para el bien y el progreso de la humanidad sino para quienes la ven como una religión, con el método científico como credo, y todo aquello que no se pueda explicar dentro de él, como mera herejía. Algo muy similar a lo que ocurría no hace mucho, pues al fin y al cabo el género humano puede progresar materialmente, pero le cuesta mucho más cambiar.

    “A las mentes preclaras tipo Viva Wert o Sutilezas les recomiendo que antes de empezar a divagar mediten las repercusiones de derivar a todo alumno con problemas de aprendizaje a centros de educación especial que tratan otro tipo de problemas o directamente mandarlos a la escuela de la calle (ya, ya se que a vosotros os funcionó pero no todos van a salir tan listos como vosotros).”

    Tuve la suerte de no estudiar en esa “escuela de la calle” que usted menciona (y que muchos parecen admirar) y de progresar gracias precisamente a esos que usted denostaba al principio y que se dedicaron a separar manzanas podridas de las sanas. Ya no se trata de que alguien tenga o no tenga problemas de aprendizaje, estamos hablando de gente que no quiere aprender. Lamentable es el caso de quien queriendo aprender, no pueda, pero peor es el de quien pudiendo, no quiere, y con ello cercena el tallo que podría crecer firme para dar alguna vez una portentosa sombra. De poco servirá regar la mies que crece entre zarzas si esas zarzas no se cortan o si no se tiene cuidado de sacar la semilla del pozo de inmundicia en el que las circunstancias la han llevado a caer.

    Respecto al problema de las notas que se ha mencionado más arriba, en España se sigue adoleciendo del defecto de esos maestros antiguos que pensaban que eran mejores no por el nivel de conocimientos de sus alumnos, sino por el nivel de suspensos, significando que eran duros e inflexibles, y que sus enseñanzas no estaban al nivel de cualquiera. Eso podría haber sido válido hace cien años, pero únicamente está destrozando las posibilidades de muchos estudiantes. Los conocimientos de un expediente mediocre en España suelen ser superiores a los de expedientes extranjeros con similares o incluso mayores calificaciones. Probablemente el reconocimiento real (y no el inflado gratuito de notas) de los conocimientos del estudiante ayudaría más que miles de inyecciones en fondos públicos a gente que no quiere que se le inyecte nada (y que podrían destinarse a instituciones que sí los requirieran de verdad, como el CSIC). Y obviamente no hablo desde la, por unos querida, “escuela de la calle” sino de experiencia personal en España y en el extranjero gracias precisamente a que alguien (precisamente una mano pública de esas que otros denostan) me sacó del cesto de las podridas.

  33. 23 noviembre, 2013 en 13:23

    #33 Muy señor mío, me da exactamente igual su historial, ni hay certeza de su existencia y ni siquiera viene al caso de lo que se está tratando. Lo que si viene al caso es que usted se permite emitir juicios demostrando una total desconexión con la realidad cuando afirma que hay personas que no quieren recibir una formación académica o cuando aprovecha para compartir las divagaciones sobre sus manías persecutorias relacionadas con fuerzas “cientificistas” acusándole de hereje (o algo así, discúlpeme si no le he entendido bien su delirio paranoide).

    Permítame una pregunta: Cuando dice “Por otro lado, es cierto que esta movilidad social ha sido posible gracias a un estado benefactor que ha extraído rentas de los pudientes para permitir a los que no lo son tanto mejorar sus condiciones de vida. Y que para que ésto continúe la extracción de rentas debe continuar.” ¿es sarcasmo, cinismo o usted realmente se cree que la capacidad de pagar impuestos implica ser pudiente?

    Ni me voy a molestar en discutir con usted las repercusiones que conlleva la ejecución de este plan porque evidentemente no se ha preocupado en hacerlo antes de venir a compartir su muy limitada visión de la sociedad y hágame un favor, de ahora en adelante si desea que le preste atención, refiérase a mi corréctamente porque que yo recuerde ni hemos compartido pupitre en clase ni litera en el cuartel. Disfrute de su día.

    Agradecería al resto que si pudiera me aclarara como va a hacer el ministerio de educación para llevar a la práctica la calificación de los resultados académicos, porque me imagino que no se basarán en la buena fe de la direccion del centro. Tengo mucha curiosidad por saber si se va a aplicar el sistema estadounidense y se va a empezar a cribar “el fango”, como nos obsequiaba con su solidaria opinión el entrañable señor del comentario #33, a partir de los nueve años porque (ponga aquí su ente espiritual favorito) nos libre de estas pequeñas sanguijuelas arrastrán al resto en su inmundicia (sarcasmo, obviamente).

    Sun salud☼.

  34. Sutilezas
    23 noviembre, 2013 en 15:10

    Estimado Cisneros,

    Le pido disculpas si le he faltado al respeto, pues no era esa mi intención y desconozco en qué parte de mi comentario he podido hacerlo, excluyendo los obvios puntos de vista con los que no estamos de acuerdo. Puesto que usted no se molesta en discutir mis puntos de vista, veo correcto actuar en consecuencia e ignorar también los suyos. Lamentablemente no solemos admitir opiniones contrarias a la propia y puesto que ambos podemos sentirnos tentados a pensar que tenemos la razón, la confrontación es inevitable y la única forma de evitarla es eludiendo una de las opiniones, en este caso la mía pues no veo procedente empañar la calidad del blog con comentarios que no son bien recibidos. Agradecería no obstante me indicara qué parte de mi actitud ha considerado ofensiva hacia su persona, para actuar en consecuencia y saber qué límites no debo traspasar para no ofenderle en un futuro.

    Me reitero en mis disculpas si mis opiniones le ofenden, pero he intentado ser objetivo en la medida en la que mis circunstancias y mi experiencia me lo han permitido. Tal vez, como usted indica, me encuentro demasiado alejado de la realidad, pero no puedo evitar tener las opiniones que tengo y si bien puedo disculparme por emitirlas en un tono grosero, como parece haber sido el caso, no puedo disculparme por tenerlas.

  35. Darío
    23 noviembre, 2013 en 15:57

    Agradecería al resto que si pudiera me aclarara como va a hacer el ministerio de educación para llevar a la práctica la calificación de los resultados académicos, porque me imagino que no se basarán en la buena fe de la direccion del centro.

    No es difícil decirtelo porque la misma basura evaluativa está extendida en tu patria y en la mía: las personas dejan de ser personas con derechos a la educación para volverse parte de sistemas productivos en donde la devaluación profesional de los maestros es condición necesaria para que supervisores externos “evaluen e interfieran constantemente” en las aulas tanto a los alumnos-producto como a los sobajados maestros que son considerados, si bien va, “obreros”, montadores, de “productos” educativos por medio de procesos laborales aplicados en la mierda empresarial y extrapolados al entorno educativo. Hace poco hice un análisis preliminar sobre lo que se espera de los maestros y los ataques a los que son sometidos a partir del análisis de la propaganda de dos películas que circulan en México y que son usadas como parte del indoctrinamiento empresarial en el sistema educativo mexicano: ¡De panzazo! y La educación prohibida, en donde ambas películas, usando el lenguaje adecuado a según el público esperado (el pueblo llano, en el caso de la primera, y las clases medias y altas en el caso de la segunda) trabajan en dos vías: la construcción del desprestigio de los profesores para que acepten la pérdida de sus derechos, yh que la gente acepte el proceso de la canallada empresarial en las escuelas en donde los alumnos no son sujetos en formación sino productos a terminar. Debido a las características particulares de la segunda película, he podido ver que los ataques a los derechos de los profesores y a la educación pública en general parte desde los mismos principios en los países en donde se están llevando a cabo los desmantelamientos de la educación pública, como en el caso de México y España. Cuando lo termine te aviso por sii te interesa leerlo.

    Tengo mucha curiosidad por saber si se va a aplicar el sistema estadounidense y se va a empezar a cribar “el fango”, …

    No hay ya tal “sistema estadounidense” como no sea en la propaganda de la canallada empresarial y gubernamental que trata de convencer a las víctimas del desmantelamiento del sistema educacional público y la pérdida de derechos. La resistencia de maestros, padres y alumnos echó a la basura (el sitio que corresponde) las evaluaciones productivistas y empresariales tanto abiertas como encubiertas en la educación, en varios estados de ese país. La noticia es de este año y sería cuestión de buscarla en el diario mexicano La Jornada, y a partir de ahí se puede tirar el hilo.

    … como nos obsequiaba con su solidaria opinión el entrañable señor del comentario #33, a partir de los nueve años porque (ponga aquí su ente espiritual favorito) nos libre de estas pequeñas sanguijuelas arrastrán al resto en su inmundicia (sarcasmo, obviamente).

    Es evidente que la propaganda funciona, amigo. La ventaja de la Internet es que permite (gracias al anonimato) leer cosas que en reuniones oficiales difícilmente escucharemos de manera abierta: el desmantelamiento de la educación pública y la vigencia de la visión de la canallada empresarial para que ésta haga negocio privado a costa de subsidios públicos pertenece al tipo de cosas que se hacen pero no se dicen. Pero gracias a este señor (#33) y al clon creacionista de Wert (ese del mucho sexo y los ojos azules :mrgreen: ) tenemos la oportunidad de saber de sus propuestas y del desprecio que tienen tanto por sus víctimas como por sus opositores. Que esto señores sean propagandistas o incautos que se tragaron el anzuelo, poco importa, hemos de agradecerles su sinceridad … y aprender de ella 😈

  36. 23 noviembre, 2013 en 18:07

    Sutilezas, no te molestes en buscar tu falta de respeto. Yo también la llevo buscando y no la he encontrado. Creo que le pica algo pero no sé bien el qué…
    Por lo visto esto cada vez se va pareciendo más a “Un mundo feliz” de Aldous Huxley, en que tendremos las clases altas Alfas, las medianas Betas, y las bajas Epsilones-enanos clonados para hacer el trabajo sucio y que la “civilización” se mantenga. Tomaremos soma para olvidar los disgustos y todos seremos felices y comeremos perdices. Cuando pase la crisis, claro…

  37. Darío
    23 noviembre, 2013 en 20:27

    Pero por qué os empeñáis en chupar de la teta del estado, el sector privado también investiga mira Apple, Samsung… métete en una empresa privada de investigador si tan bueno eres que te tiene que mantener papa estado.

    😎 La mejor prueba de que la propaganda funciona es lanzar esta clase de aseveraciones sin demostración alguna 😛

  38. 24 noviembre, 2013 en 0:38

    @Darío, filtrar el grano de la paja cuando se trata de revisar tópicos y típicos se hace más duro con el estómago vacío. Desgraciadamente esto es patrimonio universal: sin las herramientas adecuadas es más fácil de aceptar un mendrugo de pan que aprender como se elabora este. Tras una larga campaña de insensibilización las personas se convierten en meras estadísticas y las víctimas colaterales se aceptan como necesarias con tal de conservar el status quo.

    Me sorprende que este hilo no tenga tanta participación como otros cuando trata precisamente de la raíz del problema: cómo políticas como las del señor Wert son aceptadas tácitamente representando la cimentación de un sistema que homogeiniza la opinión pública haciéndola permeable a actitudes como las aquí vistas en nuestros entrañables contertulios sobre estereotipos del funcionariado y la excelencia de la privatización.

    De veras que me gustaría que alguno de los profesores interinos que tienen que echarse a la espalda una kilometrada diaria para poder trabajar nos hubiera dado su punto de vista. No obstante, voy a intentar explicar a prueba de idiotas (si, esto va por ti Sisor) las implicaciones de esta reforma educativa:

    – Para poder evaluar los resultados es necesario una standarización del proceso por dos razones que hasta un idiota (o por lo menos eso pensaba) entiende:

    1ª- Ningún profesional con dos dedos de frente va a tirar piedras contra su propio tejado demostrando su incompetencia si se le da la oportunidad de autoevaluarse.

    2ª- Todos los alumnos han de superar la misma prueba por lo que el test ha de ser confeccionado por una tercera parte y esta va a ser definida por el grupo político vigente. No hace falta ser un genio para preveer lo que va a pasar.

    – Se van a tener que establecer “checkpoints” dentro del curso de la formación académica como indicadores de su progreso para su evaluación. Vale, reconozco que esto para alguien que se ha leido sólo la primera parte de “Un mundo feliz” o que el resto del libro se le ha hecho demasiado confuso esto puede ser difícil de seguir. En lenguaje más llano: Hay que decidir cuales son las materias fundamentales a calificar y el punto en la carrera académica donde se las supone debidamente asimiladas. Cuando las aptitudes a evaluar estén más relacionas con la capacidad de aprendizaje que con la vocación, al tratarse de medidas que sancionan con el recorte del presupuesto y reasignación del personal, van a penalizar las carencias del alumno en vez de un análisis de resultados que conllevaría averiguar las causas subyacentes del fracaso escolar.

    En este punto me gustaría hacer un pequeño inciso que creo que resultará también interesante para los investigadores que participan en este blog: Existe la erronea percepción de que un aumento en la financación de un programa significa un aumento de las dietas de los becarios cuando en realidad las partidas de financiación se destinan a la mejora de los medios necesarios para su desarrollo, a saber, soporte técnico y personal. Si, ya se que habeis explicado esto por activa y por pasiva, pero viendo lo zoquete que anda últimamente el personal que nos visita creo que conviene insistir.

    Una vez hecho este inciso para explicar la analogía con el sistema educativo, me gustaría añadir (aún a riesgo de jugarme que este mensaje no se llegue a publica) que hace falta ser totalmente imbécil o haber vivido toda la vida entre algodones para pensar:

    A) Que una “manzana podrida” lo es realmente por voluntad propia y que su trasfondo personal no afecta su vida académica.

    B) Que el asegurar la debida cobertura por parte de profesional especializado a todos los estudiantes por igual automáticamente implica una agenda de manipulación y segregación de los individuos amparándose en sus carencias. Curiosamente este el mismo tipo de procesos mentales que la ultra derecha en U.S. hace en relación con el sistema de seguro médico universal.

    – Por último (y creo que fundamental), como ya se ha dicho en el artículo, el problema a largo plazao de este sistema básicamente se centra en las diferencias que nos separan. Esto no es fomentar la diversidad, esto no es dar las mismas oportunidades a todos para desarrollar la expresión de la voluntad individual, esto no es “el bienestar de la mayoría supera al bienestar de la minoría o de uno sólo” (mira que hay que ser imbécil para pensar tan a corto plazo). Esto es estandarizar aún más la educación considerando al indviduo nada más que como una unidad productiva a la que hay que especializar para ajustarla a la maquinaria en vez de desarrollar las areas en las que cada individuo destaca y concederle las herramientas para ejercer el libre albedrío (ya me imagino que a los tarugos con los que estoy tratando esto les sonará más bien como libertinaje, pero en fin, no hay más cera que la que arde).

    El problema a corto plazo es que para compensar los resultados a fin de demostrar ser merecedores de los medios necesarios para ejercer su tarea, los centros educativos se van a ver abocados por fuerza a sacrificar estudiantes por no poder haberles podido conceder la atención que necesitaban y al no haber donde meterlos porque los recortes llegan hasta donde ya parece que no se pudiera recortar más, nos vamos a encontrar con cifras alarmantes de niños no escolarizados. Eso sí, el resto nos van a salir requetechupi ¿motivos para pensar esto? Ninguno, pero para eso están las autoridades competentes, para pensar lo mejor para nosotros.

    A ver si hay suerte y no se me va a la nevera esto. Sun salud☼.

  39. 24 noviembre, 2013 en 10:24

    No te preocupes que las empresas le tienen que dar a papa estado todos los años un porcentaje de sus beneficios, se llama IMPUESTO DE SOCIEDADES, de nada. Por cierto Apple crea más riqueza en Estados Unidos que veinte CSIC juntos.

    ¿Estás seguro de eso? http://www.usatoday.com/story/money/business/2013/05/20/senate-investigation-apple-tax-payments-foreign-profits/2326497/

    No, Apple no crea una mierda de riqueza porque no paga prácticamente impuestos. Y en España, no sólo no paga impuestos, sino que el estado le paga a ella:http://economia.elpais.com/economia/2012/05/20/actualidad/1337547016_498517.html

    Toma riqueza.

  40. 24 noviembre, 2013 en 10:30

    Y en cuanto a empleados, tiene unos 80.000 en todo el mundo. McDonald’s, por comparar, tiene 1.800.000, el CSIC tiene unos 14.000 empleados, todos en España. Haz las cuentas.

  41. sisor
    24 noviembre, 2013 en 11:28

    Y me llama idiota el espabilado sin haber compartido pupitre ni litera en el cuartel.
    Afortunadamente, porque aguantar a un carca como éste tiene que ser duro.

    Un inciso. Me he leído varias veces “un mundo feliz”, y “Nueva visita a un mundo feliz” otras tantas. Aún que siendo ésta última un ensayo no me atrevería a llamarla segunda parte.
    Por lo demás parece decir cosas muy interesantes (al menos las tres líneas que he entendido) pero creo que padece el síndrome “soy el más inteligente y los demás sois idiotas” además de una particular forma de insultar y hacer que los demás se sientan insignificantes a su lado hasta el punto de pedir perdón por algo que no han hecho,

    Por lo demás que sepa que no me sientan mal los insultos, ya que no ofende quien quiere, sino quien puede. Y usted desde luego no puede. Así que sin más preámbulos por mi parte se puede ir usted a la mierda, como dijo muy educadamente Fernando Fernán Gómez.

  42. Sutilezas
    24 noviembre, 2013 en 12:49

    Estimado Sr. Cisneros,

    ” Que una “manzana podrida” lo es realmente por voluntad propia y que su trasfondo personal no afecta su vida académica.”

    Una manzana puede pudrirse debido a su trasfondo personal, al fin y al cabo todos dependemos de las circunstancias que nos rodean. Pero es de ilusos, y propio de quien vive en una Arcadia feliz de buenismo e igualitarismo, pensar que no hay manzanas que se sienten a gusto en su podredumbre y que además recelan de las lozanas hasta tal punto de que presionan y obligan a las de su entorno a estar tan podridas como ellas. Si una manzana sana vive en un cesto de podridas orgullosas de estarlo y que recelan de ella porque es sana lo normal será o bien sentarse a esperar a que se pudra, o sacarla del cesto, porque a todas luces es inútil invertir dinero en quitar la podredumbre a quien no quiere que se la quiten. Máxime cuando además las políticas igualitaristas lo que obligan es a la manzana sana a podrirse como las demás, no vaya a ser que ésta destaque y ofenda a las demás con su lozanía.

    Entonces, ¿qué es mejor? ¿Invertir en la educación de mastuerzos que no quieren ser educados o dar oportunidades a quien verdaderamente destaque, sea cual sea su situación personal? No se trata de negar oportunidades a los desfavorecidos, sino de darlas a quien realmente las merezca en función a criterios objetivos y con ello optimizar los recursos que el estado invierte en educación, sean éstos los que sean habida cuenta de la mengua de los mismos. Será por tanto mejor becar a un chico que pueda y quiera formarse, que comprar ordenadores para toda la clase con la ilusoria idea de que eso es darle oportunidades a todos, cuando simplemente es darles a todos el mismo utensilio. Repito que no estamos hablando de quien realmente quiere aprender, sino de quien pudiendo, no quiere. Al fin y al cabo, supongo que coincidirá conmigo, que no todo el mundo puede cumplir con los criterios de admisión de grandes instituciones como el CSIC (nótese que lo digo sin ironía, pues es una institución admirable) y que incluso los grandes científicos necesitan de gente que les limpien las retortas del laboratorio, les sirva la comida y les planche las batas. Cosa en la que por cierto no hay ningún deshonor, pero mejor invertir en formar científicos que no sepan cocinar, que en cocineros que sepan de ciencia (con todo mi respeto a los cocineros). Para esos cocineros ya hay sitios como éste, que hacen una excelente labor de divulgación científica.

    “Esto es estandarizar aún más la educación considerando al individuo nada más que como una unidad productiva a la que hay que especializar para ajustarla a la maquinaria en vez de desarrollar las áreas en las que cada individuo destaca y concederle las herramientas para ejercer el libre albedrío (ya me imagino que a los tarugos con los que estoy tratando esto les sonará más bien como libertinaje, pero en fin, no hay más cera que la que arde).”

    Resulta cuanto menos curioso, o irónico, que en un blog tan positivista como éste, y precisamente un comentarista que parece tan comprometido con sus ideales (disculpe nuevamente la falta de respeto, son cosas de la libertad de expresión; si usted se toma libertades para divagar sobre mi persona, considero tengo el justo derecho a divagar sobre la suya), se apele un concepto tan cristiano, y tan católico, como el del libre albedrío. Me tomo la libertad de sugerirle el uso de términos más científicos, no vayan los lectores a confundirle con aquellos que usted denosta.

  43. 24 noviembre, 2013 en 13:41

    …el CSIC tiene unos 14.000 empleados…

    Tuvo, ahora tiene unos 12.500 y bajando 😦

  44. Darío
    24 noviembre, 2013 en 17:15

    Entonces, ¿qué es mejor? ¿Invertir en la educación de mastuerzos que no quieren ser educados o dar oportunidades a quien verdaderamente destaque, sea cual sea su situación personal? No se trata de negar oportunidades a los desfavorecidos, sino de darlas a quien realmente las merezca en función a criterios objetivos y con ello optimizar los recursos que el estado invierte en educación, sean éstos los que sean habida cuenta de la mengua de los mismos

    La típica justificación eficientista del pensamiento económico mercantilista que tiene como finalidad justificar el numerus clausus educativo por parte de la canallada empresarial y sicofantes. Esta justificación tiene su origen en la clásica “idea educativa” venida de los mismo medios que crearon la anterior cuando pretenden hacer creer que los niños tienen la capacidad de decidir abiertamente que tipo de educación quieren recibir y aún más, pretende hacer creer que los infantes pueden decidir si quieren recibir educación, o sea, pretende hacer creer que a los cinco, seis o quince años, un individuo tiene la capacidad mental y emotiva para decidir si quiere recibir educación y de que tipo, lo que por cierto corresponde muy bien a una “visión educativa” que pretende que el proceso educativo es un servicio y no un derecho. Y esta aclaración no es solamente de las palabras: si el proceso educativo se ve como un servicio se tiene que ver necesariamente a los beneficiarios del servicio como clientes para que se pueda aplicar el mito mercantilista burgués de que todo cliente tiene la capacidad necesaria para evaluar la mercancía que consume.

    Si la educación se ve como un derecho, se puede y se debe obligar a los individuos menos dotados por su edad biológica a aceptar los beneficios de esa educación mientras estos adquieren la capacidad y la destreza suficiente para evaluar que hacen con lo recibido: si se quedan con ello, lo profundizan o incluso lo rechazan. Esto constituye junto con otras acciones los procesos que convierten a la gante en ciudadanos de una sociedad que se pretende a si misma democrática, madura e integrada.

    La burguesía al desmontar sus propios logros históricos por su afán de meter todo (incluso lo que hasta hace poco tiempo la misma burguesía y sus sicofantes consideraban sagrado, como la educación) dentro del proceso ampliado de circulación de mercancías (algo que además no puede evitar, está en su “código genético” del proceso de producción de esas mercancías) está generando una confrontación y no menor entre la idea de ciudadano y la de consumidor, ya que la adopción una idea u otra en el proceso educativo conlleva resultados muy diferentes cuando no confrontados. Si la educación se ve como una mercancía, discursos como los de este señor que cito tienen sentido: solamente tendrán educación aquellos que estén interesados y que puedan pagarla, incluso si se otorgan becas que después serán cobradas con creces. Si la educación se ve como un derecho, todos la recibirán independientemente de sus capacidades económicas o volitivas, sabiendo que el sostener un derecho social puede y debe estar confrontado con la concepción eficientista del gasto público, pildora difícil de tragar para la visión neoliberal que empezó a ser omnipresente hace treinta años o más si consideramos que empezó a ponerse en práctica el 11 de septiembre de 1973 con el pinochetazo.

    Las clases y castas dominantes en su afán de hacer negocio con todo no han dudado en darse un tiro en el pié cuando dispararon al torax de las clases sometidas, confiadas en que el Estado (ese que los ingenuos daban por desaparecido o minimizado) les defenderá de las consecuencias de sus acciones que no puede detener, y en caso necesario, asumirá los costes vía impuestos sociales para que los los beneficios puedan seguir siendo privados.

    Y eso de que este blog es tan positivista es para morirse de la risa, ya que demuestra los límites mentales de quienes ven la educación como un servicio, cosa nada rara si consideramos que no necesitan mucho mas para llevar a cabo el desmantelamiento de la educación pública. Seguramente considerar este blog tan positivista muchos lo asociarán a que sea tan empirista/i>, que es a lo mas que ha llegado el pensamiento económico burgués desde la época de los fisiocratas. Es posible que términos filosóficos como el mentalismo y la abstracción les suene como mero galimatias o fantásticas palabras sin aplicación. Pero estas deficiencias es lo que se obtiene cuando la educación es una mercancía de usar y tirar. Y lo mejor de todo es ver la estúpida izquierda esotérica convalidad esta división con bodrios como La educación prohibida 😈

  45. 25 noviembre, 2013 en 1:02

    Vale, reconozco que esto para alguien que se ha leido sólo la primera parte de “Un mundo feliz” o que el resto del libro se le ha hecho demasiado confuso esto puede ser difícil de seguir

    Vale, mis disculpas por fallar miserablemente en redactar mi comentario a prueba de idiotas. Te lo masticaré y regurgitaré para que lo entiendas:

    – La división de la sociedad en castas en el escencario de “Un mundo feliz” es un McGuffin para poder desarrollar las reacciones de la interacción entre lo que representan Bernard, Lenina y John y entre lo “ordenado” y lo “salvaje”. La primera parte del libro, el acto I si lo prefieres, se limita a presentar las circunstancas que definen a dos de los protagonistas, no es una declaración de principios como todo zoquete que sólo ha conseguido entender hasta ahí (o no le ha interesado entender) ha dedicado a machacar una y otra vez como argumento principal sobre el que gira toda la historia.

    De todas maneras, viendo como te estás ciñiendo al tema principal y la ausencia de tus argumentos desde que has empezado, creo que tu intención no es otra que provocar el confrontamiento. A mi simplemente me da igual, te puedes desmenuzar los sesos cuanto se te antoje que yo por mi parte considero que ya se ha desperdiciado suficiente tiempo en esta actitud pueril, sólo preocúpate de dejar algo para poder realizar tus funciones más básicas.

    Ahora con @fray Sutilezas (te voy a tutear porque me parece una pérdida de tiempo demostrar deferencia alguna tratándote de usted):

    Sinceramente, no hay por donde coger por donde quieres llevar la conversación. Estás revolcándote panza arriba tratando de convencer sobre que algo que recorta por lo bajo beneficia a lo que asoma por arriba y en el proceso cubriéndote de gloria con falso paternalismo hacia los profesionales del sector servicios a pesar de llamarlos previamente y de manera flagrante no sólo “manzanas podridas” sino ya considerándolas auténticos virus buscando anfitrión en el que multiplicarse.

    El patético intento de relamer escrotos con tu alusión a los profesionales del CSIC ha estado genial. No es que crea necesario señalarlo por su obviedad pero me ha recordado el muy habitual “Yo soy un ávido lector de todos vuestros artículos, pero…(ponga aquí su aceite de serpiente)” y esto queda listo para sentencia cuando lo rematas con un Resulta cuanto menos curioso, o irónico, que en un blog tan positivista como éste….

    Sólo me quedaría comentar tu alusión al concepto de libre albedrío pero es que canta tanto como una barrida para casa tan en la linea de Logos77 que creo que se autodefine perfectamente. No obstante, estás también invitado a discutir sobre el tema principal: la ejecución a la práctica de la reforma educativa. Aunque hasta ahora has decidido no ejercer ese derecho puedes perfectamente exponer los argumentos que según tu avalan los procedimientos necesarios para llevar a cabo la evaluación de los méritos y asignación de medios, esto por supuesto que también se aplica al ilustre Sisor y hasta al entrañable Viva Wert. Perdonad si insisto en este punto pero a ser posible intentad que no se reduzca a un razonamiento circular. Gracias.

    Sun salud☼.

    PS: Me gustaría y mucho conocer la opinión del resto de los lectores. Me resulta deprimente que se queden en el tintero muchas cosas de las que discutir en este tema, para mi esencial, por tener que desperdiciar tiempo y esfuerzo en la confrontación con la caverna.

  46. Darío
    25 noviembre, 2013 en 3:53

    David: no te extrañes que mucha gente no le entre al tema, ya que la propaganda lanzada para confundir y convencer de “las bondades del desmantelamiento del sistema público educativo han sido muy fuertes como para que la gente se de cuenta de lo que verdaderamente está en juego, a menos que seas un maestro con salarios miserables o un estudiante con cierta conciencia social.

  47. 25 noviembre, 2013 en 4:34

    Si, a eso le llamamos en España “acordarse de Santa Bárbara cuando truena”. Entiéndeme cuando digo que espero que te equivoques.

    Sun salud☼.

  48. Darìo
    25 noviembre, 2013 en 4:48

    Te entiendo, y te aseguro que quisiera estar equivocado, pero me temo que no 😦

  49. Francesc
    25 noviembre, 2013 en 9:51

    Llego tarde?
    Un apunte, si el sistema se basa en mejoras anuales… bueno, alguien comentaba lo que está apsando en EEUU más arriba…
    Imaginemos que un centro educativo hace un esfuerzo docente legítimo para pasar del 6 al 7. Genial. Eso que ganamos. La suposición de que a los profesores les falta incentivo actualmente, que trabajan más horas cobrando menos es, cuanto menos,dudosa. Pero bueno…
    El problema es que el año siguiente también debes mejorar. Y los alumnos que pasan la reválida son otros. eso significa repetir el esfuerzo del año anteriorsólo para mantenerte, y añadir más esfuerzo aún para seguir mejorando.
    No. Imposible. Sin embargo hay algo más fácil. El artículo hablaba de tratar de conseguir a los alumnos buenos de otros centros. Pero en realidad puede ser más eficiente deshacerte de tus alumnos malos subiendo así tu media y bajando las de los centros receptores de dichos alumnos. Esto se puede hacer de mútliples maneras… expulsándolos, aconsejando a los padres que los lleven a otros centros más adecuados, no ofreciendo determinados grados de FP, creando “clases de tontos” dónde se sientan incómodos…

  50. Guillermo
    25 noviembre, 2013 en 12:38

    Yo me dedico a dar clases particulares para sacar un dinerillo extra. Hay una diferencia notable entre los resultados de los chavales de familias más acomodadas (casi siempre de colegios privados) y aquellos de familia obrera (colegios públicos). Y paradójicamente, la enseñanza que reciben en los colegios es casi idéntica, e incluso a veces se ve claramente que los profesores del público saben bastante más que los del privado (no siempre, pero muchas veces es así, en los privados se limitan a sus libros). Entonces ¿por qué la diferencia de resultados?

    Fácil: en el privado son 20 alumnos por clase, de los cuales 18 tienen profesores particulares en casa (datos reales de uno de mis alumnos). En el público pasan de 35 y no pueden pagar clases extra. El colmo es que no pocas veces los mismos profesores del privado son los que dan clases particulares a sus alumnos en sus casas, vamos, un lujazo (hay que ser muy lerdo para suspender así). En cambio en la pública no paran de recortar de tutorías, clases de apoyo, actividades extraescolares de estudio en grupos, etc.

    Además, en un chalé de 500 metros cuadrados das clase en un despacho con grandes ventanas, libros y ordenador; en un piso de protección oficial te apañas en la mesa de la cocina intentando no molestar (y llevas tus propios folios), eso cuando no tienes que bajar a la cafetería a dar la clase porque los padres hacen turno de noche y tienen que dormir por la tarde. Por supuesto tienes dos opciones: o no cobras todas las clases, o das tan pocas que al chaval no le sirven.

    Esto es una auténtica injusticia. Es la realidad, y no es opinable ni rebatible. Los cambios que ya se han llevado a cabo han sido muy dañinos, y los que derivarán de la reforma que trata este artículo (con acierto) serán aún peores. Es un tema gravísimo. Es poner en la misma carrera a unos cuantos corredores con las piernas atadas y encima señalarles con el dedo y llamarles fracasados (¿manzanas podridas? vamos hombre…), mientras prometes mejores zapatillas al que llegue primero a meta. Sencillamente, no tienes forma de saber si el que ha llegado primero es el que más corre. ES UNA INJUSTICIA.

    Aún no he visto, y ya son muchos años, a un alumno que no quiera recibir educación, que no tenga sueños para su futuro o que desprecie alegremente el conocimiento. Una cosa es que se diviertan más jugando al fútbol que estudiando (yo también), y otra que no quieran saber de qué están hechas las estrellas, porqué el cielo es azul o cómo funciona un teléfono móvil (seguro que nuestro ministro ya sabe estas cosas, por otro lado, ya que ha recibido una formación excelente…). Me siento muy frustrado respecto a este asunto. Tanto que estoy a punto de abandonar este trabajo porque no me parece ético ayudar a algunos estudiantes si su éxito va a significar la derrota del resto. Competencia y excelencia, lo llaman algunos, panda de hipócritas.

    Un saludo.

  51. sisor
    25 noviembre, 2013 en 13:11

    Completamente de acuerdo contigo, Guillermo. Yo también lo he visto con mis propios ojos, ya que nací en un barrio obrero lleno de gitanos (que estos si que no querían estudiar) y mi educación fue bastante irregular hasta llegar a BUP. Luego más tarde al trabajar en la zona alta de Barcelona me di cuenta del cambio radical de un sistema a otro. Era como dos ciudades distintas con sistemas y ayudas distintas. La religión mucho más acusada en ésta última, que es algo que parece querer imponer el señor Wert.

    Eso si, en la pública, con el BUP y el COU, salías por lo menos sabiendo hablar inglés. Algo que parece que nuestros últimos presidentes y alcaldes(esas) no parecen haber dominado mucho. Y dudo que procedan de colegios e institutos públicos.

    Pero lo importante es eliminar el catalán como lengua vehicular en Catalunya. Que no se lo creen ni ellos que lo van a conseguir. Como dijeron los directores del programa de radio en catalán ganador de un Ondas al mejor programa de radio “nacional”, la competència, yo también llevo una vida de educación de inmersión lingüística en catalán y me cuesta mucho hablar en castellano (modo ironía=on).

    El señor Wert se ha propuesto destrozar todo lo poco que nos quedaba de igualdad en la enseñanza pública.

  52. Francesc
    25 noviembre, 2013 en 15:57

    #51
    “Me siento muy frustrado respecto a este asunto. Tanto que estoy a punto de abandonar este trabajo porque no me parece ético ayudar a algunos estudiantes si su éxito va a significar la derrota del resto”
    Es tu tiempo y tu vida, y no soy nadie para dar consejos. Pero quizás… ¿seguir cobrando las clases particulares a los que pueden pagarlas y dar alguna clase gratis a los que no? Tal y como están las cosas lo único que puede evitar que esto se convierta en una sociedad de castas -aún más- es la solidaridad

  53. 25 noviembre, 2013 en 16:58

    Reblogueó esto en El Máquina de Turing.

  54. Darío
    25 noviembre, 2013 en 18:55

    El señor Wert se ha propuesto destrozar todo lo poco que nos quedaba de igualdad en la enseñanza pública.

    De esto se trata: de romper la solidaridad entre la gente destruyendo los derechos de los profesores y los alumnos</i. Conseguido esto que vengan películas-basura como las que he mencionado, esotéricos de izquierda que hablan de las libertades en abstracto mientras las personas reales son sacrificadas en el altar del eficientismo, o moralizaciones a la competencia es lo de menos: los padres de los hijos de la élite ya conseguiran quienes les den clase reales mientras todos los demas se hunden en los lodos pseudofilosóficos posmodernistas y del eficientismo económico.

  55. 25 noviembre, 2013 en 22:51

    Muchas gracias por arrojar un poco más de luz sobre este tema Guillermo desde un punto de vista más envuelto en esta tesitura. En la linea de lo que te ha dicho Francesc, opino que si tienes talento para la enseñanza sería una pena desaprovecharlo pero como se suele decir, la caridad empieza por uno mismo. Si te preocupa más tu contribución que tu retribución, me resisto a creer que no haya más personas como tu que se hayan organizado para facilitar estas ayudas desde algun tipo de organización como las antiguas casas de juventud, aunque ya no se cual es la situación actual recorte tras recorte.

    Gracias también por tu voto de confianza en la chavalería que poca culpa tiene de los estereotipos en los que se les quiere encasillar y que como siempre son las víctimas indirectas de la espiral de inmundicia social en la que cada día nos vemos más inmersos.

    ¿Ves Dario como no hay que perder la esperanza? Aunque por cada dos personas cuyo único interés es soltar su discurso vacio y estéril sólo aparente haber una que antepone el bienestar común a su interés personal, esta última tiene más impacto en la sociedad porque las soflamas de los primeros se las acaba llevando el viento cuando la obra de quien participa en la sociedad arraiga y acaba dando frutos.

    Y digo aparente porque vivimos en un mundo, especialmente en España, en el que normalmente sacamos pecho por lo que no deberíamos y pecamos de exceso de humildad y celo en el anonimato cuando hacemos lo correcto. Está bien el hecho de no perseguir el afán de destacar y es totalmente respetable el derecho a la privacidad pero cada vez más necesitamos el reconocimiento de los verdaderos ejemplos a seguir. De “carcas” es esperar un mesias que “ponga en su sitio” lo que nos molesta, los auténticos heroes son los que intentan sacar lo mejor de la humanidad.

    Sun salud☼.

  1. 25 noviembre, 2013 en 17:00
  2. 29 noviembre, 2013 en 14:07
  3. 29 noviembre, 2013 en 18:04
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: