Inicio > Actualidad, Ciencias Sociales > Economía de mercado y sociedad de mercado

Economía de mercado y sociedad de mercado

30 noviembre, 2013

economia de mercado sociedad de mercadoEl profesor de Harvard Michael J. Sander diserta en esta charla TED sobre los peligros de la  transformación de la economía de mercado en una sociedad de mercado.


Ahora que esta crisis que estamos padeciendo está imponiendo una visión más mercantilista y neoliberal del mundo haríamos bien en reflexionar sobre las implicaciones de esta transformación.

 

 

Entradas relacionadas:

* El artículo de Reinhart y Rogoff y el nuevo Despotismo Aneuronado

* El neoliberalismo que no vemos

* Primero la ideología, después la economía

* Quieren que parezca que no sabemos hacer otra cosa

* Salvar al CSIC y ya de paso al resto del sistema científico español

* Últimas noticias sobre la agonía del sistema científico español

* Un poco de cordura económica


  1. 30 noviembre, 2013 en 8:05

    Me imagino que el ponente no entrará más en profundidad por el límite de tiempo y querer mantenerlo lo más simple posible pero lo que ha cambiado en estos últimos 30 años es la aparición de nuevas plusvalías (o nuevas excusas para la plusvalía, lo que más os guste), los empleos y servicios basura para avalar varianzas presupuestarias y conseguir financiación y la reestructuración de las jerarquías para justificar nuevas carreras profesionales con la excusa de liberar de la carga del trabajo y fomentar la especialización, entre otras estrategias empresariales.

    Este tipo de mercantilismo del trabajo no es algo que haya surgido de la noche a la mañana. La diferencia es que gracias a la globalización tenemos una perspecitva más amplia de la situación y empezamos a ser más conscientes de lo masificados (o más saturados) que se encuentran los mercados y como para inyectar liquidez en el sistema hay que inventar nuevos productos que prácticamente acaban embutidos a presión.

    El problema de que la percepción de la economía parece estar orientada al consumo en vez de a la producción, en el sentido de que importa más el fin que los medios, es lo que se pone en evidencia con la frase “ahora leen libros más cortos”. Desde mi punto de vista la economía actual (no el sistema económico) es una monstruosa marabunta a la que se le intenta frenar su implosión cebándola con más comida con el subyacente problema de que mantener a las hormigas en buena forma y con buen apetito resulta ser lucrativo para unos pocos privilegiados que harán lo que sea para no bajarse del tren.

    No quiero entrar en más detalle de como afecta de diferente manera al sector público y al privado por no extenderme demasiado pero gracias por tan buena reseña Ateo666666, aunque creo que Sander podría habido ser un poco menos condescendiente simplificando el problema para hacerlo asequible al público señala una tendencia de la sociedad que es interesante mantenerla siempre presente.

    Sun salud☼.

  2. 30 noviembre, 2013 en 9:30

    David

    Estoy de acuerdo contigo pero también hay que tener en cuenta la filosofía de estas charlas. Tienen un máximo de 20 minutos porque parece ser que el ser humano empieza a desconectar y a aburrirse después de ese tiempo, aunque no he buscado la referencia pero ya lo he oído en varios contextos diferentes. Además deben ser charlas accesibles a todo el mundo y que de alguna manera enganchen al oyente. Aún así son de suficiente profundidad y siempre se aprende algo, yo no sabía por ejemplo lo de los programas piloto en EEUU sobre educación mercantilizada que comenta Sander.

  3. 30 noviembre, 2013 en 10:51

    Por supuesto Ateo666666, Manuel en uno de sus artículo ya abordó el tema del problema a la hora de conectar con el lector cuando se intenta ser didáctico y comentamos en su momento acerca del delicado equilibrio entre aburrir y educar.

    La charla es buena, provocativa en el sentido que da que pensar, aunque creo que no le hubiera perjudicado aclarar el porqué de como está resumida para evitar dar la impresión de pecar de simplista. En según que temas tan importante es lo que se dice como lo que se deja de decir (y puede que vayan por ahí los tiros de lo que comentó KC sobre estas charlas).

    Sun salud☼.

    PS: El artículo deja abierto un debate que encuentro muy interesante. Ojalá que alguien con un conocimiento más profundo del tema colabore añadiendo más información al respeto para darle más contexto.

  4. 30 noviembre, 2013 en 15:27

    Reblogueó esto en fermin mittilo.

  5. Victor
    1 diciembre, 2013 en 0:29

    La clave de estas charlas no es educar, ni exponer un tema, es lanzar una idea. Luego cada uno hará con esa idea lo que le parezca, muchos la olvidaran, algunos la meditaran y unos pocos buscaran informacion a mayores sobre ella. Si directamente ofreces los resultados de los experimentos de pagar 2$ el libro la idea no va a llegar casi a nadie.

    Con respecto a la charla.

    Por una parte tiene mucha razon, aplicar razonamientos de mercado a temas “inmateriales” es peligroso, tanto moral y socialmente como para la propia economia. Ahora mismo las bolsas de todo el mundo estan sustentadas en aire, sobretodo las empresas .com por tener en cuenta todo ese “patrimonio empresarial inmaterial”.

    Por otra parte si nos centramos en el ejemplo de la educacion encontramos que no todo es tan facil.
    Aprender es una actividad muy costosa, sobretodo para los niños, no solo por si misma sino por la disciplina que requiere.
    No se puede pedir a un niño que este sentado quieto y callado 6 horas al dia sin hacer mas que atender y luego ademas hacerle examenes y pruebas sin mas incentivo que su “deseo de aprender” o porque es “bueno para tu futuro”. Desde siempre se ha estado reforzando positiva y negativamente el esfuerzo que requiere el estudio, aunque sea de formas indirectas. El dar dinero contante y sonante no es mas que la ultima ocurrencia, una terriblemente perezosa y mal planteada.

  6. RSM
    1 diciembre, 2013 en 11:15

    Muy buena reseña ateo666666. Hace unos días debatía con unos amigos del peligro de una sociedad mercantilizada donde todo se pueda comprar con dinero y el daño que hace a los valores en los cuales se sustena una sociedad. Creo que el profesor Michael J. Sander tiene una genialidad sorprentedente al sintetizar en 15 minutos un tema tan complejo como es este y creo que el objetivo de la charla se cumple precisamente al crear la polémica el debate o simplemente poner a pensar a la gente. No soy filósofo ni especialista en el tema, pero varias personalidades políticas y economistas del mundo han hablado sobre los peligros del capitalismo globalizado y despiadado en el que hasta el hombre se convierte en mercancía y no solo los medios materiales o servicios propiamente.
    El propio profesor hace referencia al distanciamiento entre las personas de distinto estrato social, al individualismo que se propagandiza, al héroe americano que sale en todos los filmes y dibujos animados donde un solo superhombre puede con todo un ejercito de maldad y salva al mundo y se queda con la doncella. Hace referencia a la desigualdad social y propiamente a la desigualdad de oportunidades, si tienes dinero puedes, si no estas jodido. Un rasgo del capitalismo es la polarización de la sociedad en la que los ricos se hacen cada vez más ricos y cada vez son menos los ricos y los pobres más pobres y cada día hay mas pobres. Todo este fenómenos necesariamente repercute en las bases de la educación y en los valores que se crean en los niños en las escuelas, porque va con la forma en la que vemos la vida, si a través del dinero, del consumismo o de las cosas buenas como aprender el mundo entenderlo y ser cada día mejores seres humanos.
    Gracias, soy seguidor de este sitio y se plantean temas muy interesantes, pero creo que deben tratarse temas científicos, como este, y dejar el debate político para otro lugar.

  7. 1 diciembre, 2013 en 12:47

    Coincido en que la exposición es simplista. Válida pero simplista. Es cierto que los discursos largos hoy aburridos y desmotivadores, pero el problema de fondo es que ciertas cuestiones solo pueden ser analizadas en profundidad con el desarrollo adecuado, y este no suele ser corto.
    Cuando hablamos del modelo económico que padecemos, este es en realidad un reflejo del modelo social y político, y es heredero de la revolución burguesa que arrinconó el Antiguo Régimen. Y el eje fundamental de dicha revolución fue la propiedad, no las personas. Eso explica que la concreción y establecimiento de derechos civiles, o la propia declaración de derechos humanos se de tan tardíamente en relación a la constitución de las democracias formales. Y también que en épocas de crisis como la actual sea prioritaria la salvación del sector financiero privado frente a las necesidades sociales públicas. No me “enrollo” más.

  8. Pocosé
    1 diciembre, 2013 en 14:30

    Me voy a permitir esbozar aquí una conspiranoia relacionada con el tema:
    La ya bien establecida y globalizada “Sociedad de Mercado” está engendrando (quizás ya amamantando) un “ente emergente” con vida propia, que como en todas las emergencias, sus integrantes, con objetivos muy simples y un cierto grado de coordinación y o ensamble, conforman una estructura superior que va mucho mas allá que la suma de sus integrantes.
    Tenemos un capital de inversión, conformado tanto por minúsculas cantidades con la que se abren las cuentas de ahorro infantil, como por las sumas espeluznantes, que pueda depositar una multinacional aseguradora, al que, tanto el niño y o su padre, como los altos ejecutivos de la multinacional, pretenden sacar el máximo beneficio.
    Tenemos una ingente cantidad de analistas de inversión, agentes inversores, etc. etc. etc.. trabajando a destajo,con los mejores medios, para conseguir de este capital inversor, lo que ya se ha implantado como objetivo de todos, máximo beneficio en mínimo tiempo.
    Tenemos un capital inversor, que al no tener que moverse físicamente, gracias a la informática, se ha echo ubicuo y puede acudir o marchase de manera casi inmediata de cualquier lugar e incluso estar en varios a la vez..
    Ni los estados mas poderosos, son ya capaces por separado de controlar los movimientos de este capital inversor, ya “ente emergente”, capaz de doblegarlos como a España, o especular contra monedas tan fuertes como el Yen (Sin piedad tras el Tsunami) o contra el mismísimo Dolar.
    Esto ultimo no es óbice para que estados, gobiernos e instituciones, legislen, apoyen, actúen e incluso satisfagan, según sean as preferencias y apetencia de este capital financiero, “ente emergente” o “Bicho”
    La practica totalidad de la ciudadanía, desde el setecientos-eurista al multimillonario, todos están en la medida de sus posibilidades empeñados en aumentar su capital, así como obligados a consumir según los cánones que el mercado les marque a cada uno. Todos tanto conformado, como alimentado al Bicho.
    De momento los que están dando la voz de alarma para desmontarlo o al menos domesticarlo, tiene escasa o nula repercusión mediática. El bicho en lo mediático se mueve a sus anchas desde hace tiempo.
    La gran mayoría pues, alimentamos, colaboramos y somos parte del Bicho, que con desmedida glotonería, vida propia y fuera de control, puede terminar reventando de indigestión, eliminado todo aquello que no le satisfaga o quien sabe como.
    Intensamente espero y deseo que esto nunca llegue a ser más que una conpiranioa mía, pero… … …

    ces de controlar

  9. nestor
    10 diciembre, 2013 en 21:32

    También el sistema maneja los tiempos de las conferencias interesantes.Ahora que el “bicho” sigue creciendo y creó al “bitcoin”, no es tiempo de que recordemos al “viejo Freud”, cuando
    expresaba que vamos como especie ; a una inanición progresiva por distintas causas(económicas,ecológicas,cambio climático,falta de alimentos,guerras,etc,etc)

  10. 20 diciembre, 2013 en 0:09

    Un ejemplo patente de la supuesta “eficiencia” de los mercados liberalizados: el sistema eléctrico español. http://blogs.publico.es/eltableroglobal/el-tarifazo-electrico-de-la-obsesion-liberal-a-la-ruina-energetica/709

  11. 20 diciembre, 2013 en 14:10

    Lo del sistema eléctrico es de traca… ya pasó la subasta virtual no??? No era el 19??Aunque auguro su resultado…
    http://www.subastascesur.omie.es/subastas-cesur/normativao

  12. 5 enero, 2014 en 15:14

    Me gusta tu blog. Soy científico. Pero cada vez que escribes la palabra “neoliberal” o “neoliberalismo”, me sangran los ojos y se me quitan las ganas de seguir leyendo. Si existe el “neoliberalismo”, también existirá el “bioliberalismo” o el “pseudoliberalismo”… Menuda manía de ponerle prefijos a las cosas; sobre todo a las que no conocemos bien. Enhorabuena por el blog de todas formas.

  13. 7 enero, 2014 en 9:49

    Homoliberalis

    Pues llevarás ya casi un siglo sangrando por los ojos porque el término y la doctrina a la que define son de antes de la Segunda Guerra Mundial

    http://es.wikipedia.org/wiki/Neoliberalismo

  14. KC
    7 enero, 2014 en 10:27

    #12 Homoliberalis,

    ¿qué te parece el término ficticioliberalismo? Es lo que se maneja en algunos países gracias a ignorantes que dicen ser liberales sin tener la menor idea de lo que significa el término.

    A mí me parece muy apropiado.

    Saludos.

  15. Cronopio
    7 enero, 2014 en 19:13

    Homoliberalis,
    he ido a tu blog. Te he leído. He vomitado. Dos veces.
    Fin.
    KC, no te esfuerces. El término correcto no contiene “liberal”, en este caso.

  16. 8 enero, 2014 en 18:05

    homoliberalis :
    Me gusta tu blog. Soy científico. Pero cada vez que escribes la palabra “neoliberal” o “neoliberalismo”, me sangran los ojos y se me quitan las ganas de seguir leyendo. Si existe el “neoliberalismo”, también existirá el “bioliberalismo” o el “pseudoliberalismo”… Menuda manía de ponerle prefijos a las cosas; sobre todo a las que no conocemos bien. Enhorabuena por el blog de todas formas.

    Yo te lo explico. Se llama neoliberalismo, porque es una ruptura con el liberalismo clásico.
    Mientras en la economía la clásica todavía confiaban en el Estado para corregir ciertas irregularidades, las teoría económicas, sobre todo de las escuela austriaca, son más anarquistas y conciben política como un mercado donde el Estado no debe intervenir y hay que destruirlo. La filosofía política de Hayek por ejemplo con el orden espontaneo y demás, de ahí vienen luego teorías anarco-capitalistas; también por Rothbard.

    Sobre todo se llama así porque ciertos personajes políticos, inspirados en Friedman, Ayn Rand y Hayek (sobre todo) han practicado políticas de privatizaciones y han creado un capitalismo corporativo, que aunque no sea teóricamente el capitalismo liberal o del pensamiento político de la escuela austriaca o la escuela de chicago (monetaristas), se inspira en ellos. Políticos como Tatcher, Reagan, Pinochet, Alan Greenspan en otros son por así decirlo los auspiciadores de esta lucha de clases. Así pues han confeccionado un sistema donde el sistema financiero es dueño y señor del mercado.
    A poco que investigues verás la admiración de estos políticos por estas personas.

    El sistema político sobre todo sigue preceptos neoclasicos. Estos a pesar de aceptar cierta intervención sobre todo a niveles macro, siguen el juego capitalista. Esta intervención es muy criticada por la escuela austriaca, de ahí que los desvinculen del capitalismo, pero ni mucho menos es así.

    Espero haberte dado unas pautas del porque se llama a este tipo de actitudes privatizadoras neoliberalismo.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: