Inicio > Ciencia, Escepticismo, Magufadas > Diez cosas que debes aprender antes de participar en un blog de divulgación científica

Diez cosas que debes aprender antes de participar en un blog de divulgación científica

27 diciembre, 2013

divulgacion
Aquí van una serie de conceptos que deberías aprender para que no dejes esos comentarios que a veces perpetras en los blog de divulgación científica que visitas. Con estos comentarios, además de demostrar que jamás has manifestado interés por la ciencia, sólo conseguirás irritar a los administradores que te podrían catalogar de troll y no dejarte participar más.

1. El concepto de Tierra plana es muy antiguo. No insistas en que el concepto de Tierra plana desaparece con los viajes de Colón y con que hasta entonces todos creían (incluso los científicos) que la Tierra era plana. Eso no es correcto, se sabía que la Tierra era esférica desde mucho antes, como mínimo desde los tiempos de Eratóstenes (alrededor del año 300 a.C.). Y digo esférica, que no redonda (como dice la Biblia), ya que un círculo es redondo y plano. Este concepto de esfera quedó olvidado en Occidente cuando, por luchas intestinas entre diferentes facciones religiosas, hicieron desaparecer mucha valiosa información científica.

2. Galileo no murió quemado y presentó ideas basadas en observaciones experimentales. Que Galileo lo pasó mal, no hay duda, pero por favor antes de quemarlo lee un poco acerca de su vida y su obra. Y leyendo su obra verás que el “combate” que se estableció fue el de las ideas construidas a partir de observaciones experimentales contra los dogmas basados en creencias mitológicas. No es un debate entre creencias.

3. La mecánica cuántica es compleja y poco intuitiva, pero no lo explica todo. El entendimiento de la mecánica cuántica nos dice que no podemos fiarnos para comprender el funcionamiento del universo ya que, ¿a qué sentido apelamos para entender la teoría de supercuerdas, o los espacios de más de 3 dimensiones? Pero el hecho de sea poco intuitiva no significa que es un saco que sirva de coartada a cualquier ocurrencia que se te ocurra. La cosa no va en la dirección: “se me ha ocurrido algo y baso su comportamiento anormal en la mecánica cuántica”; las cosas operan de otra forma, es la propia mecánica cuántica la que establece qué puede ser cierto y qué no.

4. Somos energía, pero eso no significa que cualquier fuente de energía sirva para curar enfermedades. Lo que está claro es que somos materia, y la materia es una de las maneras de manifestarse de la energía. Pero de ahí a decir que cualquier energía (magnética, cinética, nuclear, etc) puede sanar nuestro cuerpo hay un mundo. Es como decir que cualquier trozo de madera va a sanar un árbol enfermo porque el árbol es madera. Una ocurrencia más sin ningún sentido.

5. La ciencia ha avanzado mucho y queda mucho por descubrir, pero eso no significa que no sepamos nada. No sé si alcanzas a ver la diferencia. Parece que a algunos os produce una gran ansiedad el hecho de que la ciencia se va autocorrigiendo y de que no existan verdades grabadas con fuego. Es normal, pero la ciencia es la mejor forma que tenemos de alcanzar conocimiento. Vamos avanzando en función de los nuevos resultados que se van obteniendo. Inferir que debido a este sistema de revisión no sabemos nada es un gran error. Aunque hay grandes cuestiones no contestadas aún, la mayoría de las revisiones que se realizan son pequeñas correcciones a conocimientos ya adquiridos. Y la demostración más clara que tenemos de que la ciencia funciona la aporta los inventos y las predicciones: basta mirar a nuestro alrededor y contemplar la tecnología desarrollada en base a los conocimientos adquiridos, basta contemplar la cantidad de predicciones que se cumplen a diario confirmando así que la base teórica de las reglas empleadas en dicha predicción son correcta. Como corriente alternativa nos mostráis múltiples ocurrencias alternativas basadas en humo, que jamás han demostrado nada de lo que postulan, de las que no se ha extraído ninguna invención útil ni ha realizado ninguna predicción que haya tenido una tasa de aciertos mayor que la de adivinar el premio gordo de la lotería.

6. Ciencia y religión no se basan en creencias. Los que no entendéis cómo funciona la ciencia podéis pensar que ésta se basa en creencias, pero no es así (ni lo será por mucho que lo repitáis). La ciencia se basa en el establecimiento de hipótesis que han de ser certificadas de alguna forma para ser tenidas en consideración. Las hipótesis son testada de diferentes formas, y si fallan son eliminadas. Si pasan las pruebas tendrán que ser reanalizadas de nuevo en diferentes condiciones, para ver si se transforman en teorías (ver punto 8). Se puede pensar que una hipótesis es equivalente a una creencia, pero no es así. Si bien es cierto que las hipótesis aún no se sustentan en evidencias claras que las avalen, suelen estar apoyadas en datos y observaciones que le dan un marco teórico en el que ampararse. Sólo cuando acumulan muchas evidencias a su favor son tenidas en cuenta, mientras eso no ocurra, el que diseña la hipótesis no suele proclamar la validez de la misma; como mucho puede pedir ayuda para la confirmación/refutación. Todo este marco es inexistente en las religiones, éstas se amparan en creencias que jamás serán sometidas a escrutinio (hacer eso podría ser peligroso para la integridad de quien lo hace), se pasan de generación en generación como dogma y son invariables en el tiempo (al menos hasta que esa religión es extinguida y sustituida por otra).

7. Cualquier idea no es respetable. Lo siento, pero es así. A cualquiera se le puede pedir que respete a las personas, pero a nadie se le debería exigir que respete una idea, simplemente porque hay ideas que no son respetables. Por ejemplo hay ideas racistas, homófobas, misóginas, que van contra la libertad individual, contra la libertad de culto… Esas ideas no se pueden respetar, por tanto hay que dejar de lado esa corriente “políticamente correcta” del siglo XXI y dejar bien claro que hay ideas que no tienen cabida en una sociedad basada en el respeto de los derechos humanos.

8. Que a ti te funcione es irrelevante para construir una generalidad y que haya empresas malvadas no certifica la validez de lo que se opone a ellas. Dos por uno. Y los pongo juntos porque sueles usar ambos argumentos en el mismo comentario. Tu pócima favorita no se debe usar porque a ti te funcione o porque las grandes empresas del ramo se hayan confabulado para que no prospere, sino porque haya demostrado su eficacia de forma objetiva, tras una serie de análisis verificables por todo el que tenga curiosidad en hacerlo. Que algo le funcione a una persona que no conocemos de nada no implica ni de lejos que esa pócima funcione, si fuera así no habría que hacer esos costosos ensayos clínicos, bastaría con creer al inventor y cruzar los dedos cuando tomamos la pócima. Y ampararse en el turbio negocio de las multinacionales para asegurar la eficacia de su pócima es mezclar churrar con merinas; no es un argumento que sirva para confirmar nada. Me recuerda lo que decían algunos fabricantes de bebidas de cola sobre la Coca-Cola: “mi bebida es igual de buena, lo que pasa es que la propaganda y la forma de actuar de Coca-Cola impide que ésta triunfe”. Bastó probar esas amargas gaseosas para comprobar cómo las acusaciones hacia el gigante de la Cola eran infundadas. Y con tu pócima favorita también se echa de menos la demostración de la eficacia más allá de las acusaciones.

9. En ciencia una teoría es algo importante. Efectivamente, es algo que deberías aprender, sobre todo después de haberlo repetido tantas veces. La evolución o la gravedad “no son sólo una teoría”, son teorías científicas. Espero que leas este artículo, y que entiendas la diferencia, pero algo me dice que ni siquiera pincharás en el enlace.

10. La ortografía no es un capricho. Si ya sé, ya sé, cualquiera puede cometer un error e introducir una errata. Pero escribir un error (o más) por línea, no usar signos de puntuación, ni comas (algo que produce asfixia mental al leerlo) y destrozar la lengua castellana cada vez que escribes hacen dudar de tus entendederas. Este es uno de los peligros actuales de Internet: es verdad que puedes encontrar sesudos y bien razonados comentarios, dignos de admiración y debate; pero a la vez encuentras comentarios dolorosos (a los ojos), llenos de errores lógicos y de información falaz que piden el máximo respeto a sus ideas. Esto rara vez ocurre en un debate cara a cara, cuando te encuentras a alguien así te das media vuelta y hasta otra, pero en Internet lo escrito permanece y la respuesta se hace necesaria. En esos casos me pregunto si una persona que apenas puede escribir su nombre sin cometer errores ortográficos podrá entender lo que significan términos como misógino o termonuclear. En un debate en directo sólo me aportarás lo que tus conocimientos aprendidos te dicten, pero en Internet recurres a copiar y pegar información de páginas que comulgan con tu ideología. Así me he encontrado con frases del tipo: “aver, bamos aver, el Western-blot no sirbe para lo que me cuentas” Cuando te encuentras algo así (que es más abundante de lo que crees), da mucha pereza seguir, es como aguantar el discurso de una persona que no ha conducido un coche en su vida sobre cómo debe tomar las curvas Fernando Alonso para que no se le escape Vettel en las primeras vueltas.

Si te ha gustado puedes menearla AQUÍ

Relacionadas:

9 respuestas que animan a abandonar un debate con magufos

Divulgador o magufo, ¿a quién se le puede acabar antes la historia?

10 frases que jamás entrarán en la cabeza de un magufo

Divulgar ciencia en Internet o el suicidio de Descartes

Eh, ¿pero acaso lo has probado?


  1. 27 diciembre, 2013 en 9:22

    Muy buena entrada. Echo en falta otro punto sobre civilizaciones antiguas y capacidad tecnológica de las mismas, dan cierta penita cuando relacionan pirámides y extraterrestres 🙂

  2. Herbert West
    27 diciembre, 2013 en 9:45

    Grande, mu grande, Manuel. (La falta de ortografía es a propósito).

    Conforme iba leyendo cada uno de los puntos podía recordar algún comentario que he leído que encajaba en él.

    Ojalá sirva para algo.

  3. 27 diciembre, 2013 en 9:49

    Kaope, gracias por el comentario. Seguramente este artículo requeriría una segunda parte 😀

    Mira el comentario que me he encontrado en un comentario de prensa sobre un artículo de evolución recién aparecido en Nature. Es una perla entre otras burradas, quiero decir perlas:

    El autor de este articulo no parece entender demasiado bien la teoria de darwing.

    Los pastores protestantes han demonizado a Hawking, Dawkins y Darwin, y sus ovejas se han hecho un lio con tanto apellido raro y crean híbridos. La evolución de sus demonios 😆

    Ojalá sirva para algo

    Gracias Herbert, pero en esto también soy escéptico.

    PD: Por cierto, al artículo que hacía alusión era este: http://www.abc.es/ciencia/20131223/abci-estudio-desafia-darwin-201312231324.html Podréis contemplar como los creacionistas en lengua hispana están muy activos, aunque eso sí copian los manidos discursos refutados hace décadas. ¿Ves por qué soy escéptico, Herbert?

  4. 27 diciembre, 2013 en 10:43

    Yo matizaría una cosa si se me permite: que la evolución y la gravedad son hechos, no teorías, y la Teoria de la evolución por selección natural o la Teoría de la gravitación universal sí son ejemplos de teorías que explican esos hechos, que pueden ampliarse, modificarse, etc.
    Más que nada por diferenciar “hecho” de “teoría”. Pero bueno, artículo se entiende perfectamente de todas formas.

    Un saludo.

  5. Soplabilorio Camborio
    27 diciembre, 2013 en 14:43

    Estoy completamente de acuerdo … incluso en lo de respetar nuestra lengua. Por eso me rechina bastante leer “evidencia” en lugar de “prueba” o “testar” en lugar de “probar”, etc … Sugiero consultar el diccionario de dudas de la RAE y, por si no lo conocéis, una reflexión tras leer este artículo del magnífico escritor, médico y traductor Manuel Talens:

    http://www.medtrad.org/panacea/IndiceGeneral/n2_CajaTruenos.pdf

    Saludos.

  6. 27 diciembre, 2013 en 15:08

    Camborio, es cierto lo que comentas, el término “evidencia” se toma prestado del inglés, tal y como se hace con muchos otros términos científicos. Poco a poco se va imponiendo en ciencia, y de hecho el propio DRAE amplia su uso. En el panhispánico de dudas desaconseja su uso para el derecho (usar mejor prueba, no evidencia), pero fuera del ámbito legal, no indica nada. De hecho en la definición del término (la que incluye el uso, http://lema.rae.es/drae/?val=evidencia) se puede leer en su última acepción:

    En conocimiento público, revelando o demostrando algo. Las últimas investigaciones pusieron en evidencia algo que se venía sospechando.

    Tampoco creo necesario sacar la lupa, especialmente cuando lo que comenta el artículo podría verlo hasta un ciego.

    PD: El uso de evidencia en medicina: http://es.wikipedia.org/wiki/Nivel_de_evidencia

  7. Darío
    27 diciembre, 2013 en 15:53

    Yo matizaría una cosa si se me permite: que la evolución y la gravedad son hechos, no teorías, y la Teoria de la evolución por selección natural o la Teoría de la gravitación universal sí son ejemplos de teorías que explican esos hechos, que pueden ampliarse, modificarse, etc.

    Ciertamente no se trata de mezclar la realidad que nos es posible conocer con las explicaciones de lo que es esa realidad, pero no debemos olvidar que ambas teorías son la mejor explicación que tenemos ante los hechos que describen. Esto parece que se les atraganta en el cogote a los esotéricos y alucinados de cualquier tipo, que no parecen ser capaces de diferenciar este matiz del que hablas.

    Muy bueno el artículo. Independientemente de que la amplia mayoría los alucinados de cualquier tipo serán incapaces de realizar modificación alguna a su patético comportamiento, me parece que si lo lee alguien que tenga poca información y/o experiencia en este tipo de comunicación, tendrá elementos para que no sea engañado incluso cuando el discurso suene “científico” como el que se ve en la basura del diseñointelegentismo. Y es muy bueno que Manuel ponga en claro las cosas, incluso si no se logra otra cosa.

  8. Newell
    27 diciembre, 2013 en 16:26

    #3 Manuel

    El autor de este articulo no parece entender demasiado bien la teoria de darwing.
    Los pastores protestantes han demonizado a Hawking, Dawkins y Darwin, y sus ovejas se han hecho un lio con tanto apellido raro y crean híbridos. La evolución de sus demonios 😆

    Esto me ha recordado a Darkwing el Pato. La pesadilla de los creacionistas 😀

    http://en.wikipedia.org/wiki/Darkwing_Duck

    Yo añadiría otra recomendación: Respalda siempre tus afirmaciones con referencias a artículos, estudios, papers… que los verifiquen. Cuantas veces un magufo entra en un blog de ciencia y suelta su perorata argumentando que hay estudios que lo demuestran… pero misteriosamente siempre se le olvida ponerlos, bien porque no existen o bien porque en realidad son disparates que no se publicarían ni en la hoja parroquial de su pueblo, menos aún en una revista científica de prestigio.

  9. 27 diciembre, 2013 en 17:02

    Bien, muy bien. Gracias por educarnos un poquitín más cada día Señores.
    Manuel es genial tu decálogo de recomendaciones para elegidos, iluminados, conspiranoicos y magufos varios. En mi humilde opinión sólo añadiría algo que nunca falta en los comentarios:

    -Jamás hacer referencia a Hitler, Pol Pot, Stalin o Mao para desprestigiar a la ciencia o atacar a las ideas de otros comentaristas.

    -Déje eso de la verdadera ciencia y “ciencia oficial”.

    Y finalmente: Las teorías científicas no incluyen los términos dios(es), fe, demonio o pecado. Así que absténgase de intentar utilizarlas como explicación de fenómenos naturales.

    Saludos.

  10. Herbert West
    27 diciembre, 2013 en 19:22

    Manuel

    Ojalá sirva para algo
    Gracias Herbert, pero en esto también soy escéptico.

    No creo que consigas convencer a un iluminado, pero puede que alguien que esté buscando información se de cuenta de que los comentaristas que usan estas cosas no son fuentes fiables.

    Y eso ya es algo.

  11. Lucien
    27 diciembre, 2013 en 21:33

    Si la gente a la que va dirigido esta entrada atendiera a razones e hiciera caso a lo que dice no habría sido necesario crear esta entrada, así que yo también soy escéptico frente a su utilidad en ese campo. Pero quizá sí que sirva para que los perros viejos de esta serie de debates no olvidemos esas premisas básicas, que es muy fácil dejar que te arrastren a su campo.

  12. jm2garrido
    28 diciembre, 2013 en 0:40

    Echo en falta lo de “el SIDA es anterior a las medicinas contra el SIDA. La gente moria de SIDA mucho antes de que se inventaran las medicinas contra el SIDA, y dejo de morir tan rapido cuando se inventaron las medicinas”

  13. Bocadillo de Bragas
    28 diciembre, 2013 en 11:34

    [editado] así que espero un comentario negativo por tu parte que, por supuesto, no leeré.

    Un saludo.

  14. 28 diciembre, 2013 en 13:47

    …así que espero un comentario negativo por tu parte que, por supuesto, no leeré.

    OK, Bocadillo, a cambio también evitaré al resto de lectores leer tu tergiversación de la realidad.
    Un saludo

  15. 28 diciembre, 2013 en 14:38

    Para la segunda parte, Tesla. Y el principio de conservación de la energía.

  16. 28 diciembre, 2013 en 19:24

    Muy interesante. No se si ya lo han hecho en este blog, pero seria interesante una entrada sobre los malentendidos en biologia evolutiva, empezando por el ya manido y siempre malinterpretado origen hominido de los humanos. Saludos!

  17. Darío
    28 diciembre, 2013 en 22:33

    … empezando por el ya manido y siempre malinterpretado origen hominido de los humanos

    ¿Te refieres al problema que tienen los creacionistas con el plátano y con el pulgar o te refieres a esto: https://lacienciaysusdemonios.com/2010/07/06/%C2%BFy-si-darwin-no-hubiese-escrito-el-origen-del-hombre/?

  18. Darío
    28 diciembre, 2013 en 22:36

    .. sobre los malentendidos en biologia evolutiva

    Los únicos malentendidos que he visto en biología evolutiva son los de los necios que dicen que la biología evolutiva no es teoría :mrgreen:

  19. Renzo
    29 diciembre, 2013 en 11:55

    Buen artículo Manuel, lástima que quienes deberían leerlo con más atención o no lo harán o se pasarán por el forro de las creencias las recomendaciones, qué se va a hacer.
    Lo de las teorías las explicas en el punto “9” no en el “8”.
    Saludos y buen 2014 a todos, KC incluido 😏

  20. 5 enero, 2014 en 2:11

    En este post se describe milímetro a milímetro, cada magufo y charlatán que he conocido.
    Sugiero no dejar fuera a aquellos que se salen del tema cada rato cuando ya no son capaces de justificarse, esos que dejan tirado toda la carraca echada y saltan de falacia en falacia, sí, esos que patalean mientras se hunden….

    ¡Gran post!

  21. tobaga
    7 enero, 2014 en 22:35

    Saludos a todos

    Acabo de aterrizar por aquí, este es el primer post en el que comento, me parece muy interesante.
    Tengo la costumbre de leerme las normas, y observar el funcionamiento cuando llego a un blog nuevo. Espero que en un tiempo, tras la observación oportuna, tengamos ocasión de comentar.

  22. Anónimo
    8 enero, 2014 en 15:00

    ¿ El enunciado del punto 6 no es erróneo ? La ciencia no se basa en creencias, la religión sí.

  23. Paprivi
    9 enero, 2014 en 0:47

    Tengo una duda. En el punto 1, donde dice “El concepto de Tierra plana es muy antiguo”, ¿no debería decir “El concepto de Tierra esférica es muy antiguo”?

  24. Fernando Cervera
    9 enero, 2014 en 1:25

    He de decir dos cosas, en realidad son críticas a este artículo, el cual no me ha gustado por dos ideas de fondo:

    [1] “Con estos comentarios, además de demostrar que jamás has manifestado interés por la ciencia, sólo conseguirás irritar a los administradores que te podrían catalogar de troll y no dejarte participar más.”

    He de decir que, si un administrador de un blog de divulgación, no deja participar a alguien o le borra por decir cosas que no son científicamente correctas, en ese caso el dueño del blog no merece la categoría de divulgador científico. Deduzco del nombre del blog que el dueño conoce a Carl Sagan, por lo que me gustaría decirle una frase que me gustó mucho en su momento, justamente del libro El mundo y sus demonios, que da nombre a este blog:

    “En la manera en que se aplica a veces el escepticismo a temas de interés público hay una tendencia a minimizar, condescender, ignorar el hecho de que, engañados o no, los partidarios de la superstición y la pseudociencia son seres humanos con sentimientos reales que intentan descubrir cómo funciona el mundo. Si su cultura no les ha dado todas las herramientas que necesitan para emprender esta gran búsqueda, templemos nuestras críticas con la amabilidad. Ninguno de nosotros llega totalmente equipado.”

    Esa es, en mi modesta opinión, la actitud correcta ante alguien que cree, por ejemplo, que la tierra en plana o que Galileo murió quemado en la hoguera.

    [2] “En esos casos me pregunto si una persona que apenas puede escribir su nombre sin cometer errores ortográficos podrá entender lo que significan términos como misógino o termonuclear.”

    Si una persona que no sabe casi escribir su nombre, no entiende (después de explicárselo) qué es la palabra termonuclear, tal vez la culpa es del divulgador que se la ha intentado explicar. Un divulgador debe saber adaptarse a su público, o en este caso a su interlocutor.

    Por otro lado, los que hemos recibido una educación y la hemos aprovechado, debemos dar gracias por haber tenido esa suerte, porque no todo el mundo la ha tenido. Conozco gente que literalmente no sabe leer y escribir, y presuponer que no son dignas de mantener un diálogo roza el chauvinismo ideológico. Hay gente en este país (me refiero a España, pero es igualmente válido para muchos otros países) que ha estado trabajando desde los 7 años. Pensar que esas personas no son igual de curiosos y tenaces que uno es, a mi juicio, una desfachatez. También hay gente joven que no ha aprovechado su educación, y cuando son adultos se dan cuenta de ese error de juventud. Esa gente puede tener mucha más curiosidad de la que el escritos de este artículo o yo mismo tendremos en la vida.

    Con esto me despido. Un saludo,

  25. Darío
    9 enero, 2014 en 2:01

    [2] “En esos casos me pregunto si una persona que apenas puede escribir su nombre sin cometer errores ortográficos podrá entender lo que significan términos como misógino o termonuclear.”

    Si una persona que no sabe casi escribir su nombre, no entiende (después de explicárselo) qué es la palabra termonuclear, tal vez la culpa es del divulgador que se la ha intentado explicar. Un divulgador debe saber adaptarse a su público, o en este caso a su interlocutor.

    Este es un blog de divulgación científica, no de milagros :mrgreen:

    Y aquí he visto que todos los escritores se han esforzado por poner en un nivel elemental entendible sus conocimientos. Pero es obvio que también se necesita del lector si verdaderamente está interesado en aprender algo.

    Por otro lado, los que hemos recibido una educación y la hemos aprovechado, debemos dar gracias por haber tenido esa suerte, porque no todo el mundo la ha tenido. Conozco gente que literalmente no sabe leer y escribir, y presuponer que no son dignas de mantener un diálogo roza el chauvinismo ideológico.

    La gente que no sabe leer y escribir, la que trabaja 16 horas diarias a veces los siete días de la semana por salarios de mierda, los que apenas si pueden entender lo que se les dice, no paran aquí, generalmente no tienen tiempo y ganas de estar perdiendo el tiempo en cosas que a sus oídos y sus ojos les suenan y les parecen estrambóticas. Y claro que son dignas de mantener un diálogo y de tenerles toda la paciencia del mundo, a diferencia de los inútiles que teniendo dinero, equipos de cómputo, libros, dinero y tiempo de sobra o posibilidades de adquirirlos vienen a vender basura como el diseño-intelegentismo, la homeopatía, la salvación divina y tonterías semejantes. si esto es chauvinista, a mi me parece justicia mínima, independientemente de lo que el auor del post tenga que decir.

    Hay gente en este país (me refiero a España, pero es igualmente válido para muchos otros países) que ha estado trabajando desde los 7 años. Pensar que esas personas no son igual de curiosos y tenaces que uno es, a mi juicio, una desfachatez

    Desfachatez que los escritores de este blog no me parece qe hayan aplicado.

    También hay gente joven que no ha aprovechado su educación, y cuando son adultos se dan cuenta de ese error de juventud. Esa gente puede tener mucha más curiosidad de la que el escritos de este artículo o yo mismo tendremos en la vida.

    Lo cual está muy bien, lo que no quita que hay fundambientalistas, ecomisántropos, vendedores de salvación divina y de productos basura que se comportan tal y como lo critica el post.

  26. Fernando Cervera
    9 enero, 2014 en 2:14

    Bueno, sigues sin contestarme al punto [1]

    Sobre lo otro que comentas del punto [2], te digo algunas cosas:

    a) “Este es un blog de divulgación científica, no de milagros”

    Esto ya es una apreciación personal subjetiva, pero creo que un buen divulgador es aquel que sabe hacerse entender por cualquier persona. Particularmente he visto a gente entrar en un blog amando la homeopatía y abrazando la pseudociencia, y salir del blog con la espina de la duda clavada para siempre.

    b) “La gente que no sabe leer y escribir, la que trabaja 16 horas diarias a veces los siete días de la semana por salarios de mierda, los que apenas si pueden entender lo que se les dice, no paran aquí, generalmente no tienen tiempo y ganas de estar perdiendo el tiempo en cosas que a sus oídos y sus ojos les suenan y les parecen estrambóticas”

    Eso es una simplificación. Hay gente que no ha tenido acceso a una educación (ni a una educación crítica) y que luego no trabaja 16 horas al día. Mucha de esa gente, solamente por el hecho de entrar a un blog de divulgación, ya está mostrando interés por la ciencia. El primer paso está dado, están en el blog y comentan. Lo que no se puede hacer después es reírse de ellos, insinuar que son ignorantes o que son casos perdidos (como he visto hacer en este blog muchísimas veces), ni tampoco usar la mala ortografía como herramienta para denigrar sus conocimientos. Si no, al final el blog no se convierte en una herramienta de divulgación, si no en un grupo de gente que habla de cosas sobre las cuales ya estaba de acuerdo en un principio.

  27. Darío
    9 enero, 2014 en 3:06

    Eso es una simplificación. Hay gente que no ha tenido acceso a una educación (ni a una educación crítica) y que luego no trabaja 16 horas al día. Mucha de esa gente, solamente por el hecho de entrar a un blog de divulgación, ya está mostrando interés por la ciencia. El primer paso está dado, están en el blog y comentan. Lo que no se puede hacer después es reírse de ellos, insinuar que son ignorantes o que son casos perdidos (como he visto hacer en este blog muchísimas veces), ni tampoco usar la mala ortografía como herramienta para denigrar sus conocimientos. Si no, al final el blog no se convierte en una herramienta de divulgación, si no en un grupo de gente que habla de cosas sobre las cuales ya estaba de acuerdo en un principio.

    Yo no sé si has tenido o no una participación constante en este tipo de blogs o en la educación en general. Si como tú dices has visto este blog una serie de cosas que no te gustan también deberás notar entonces que hay gente que entra con el afán de denigrar, provocar y denostar la ciencia en particular y el conocimiento racional en general por la vía de los ataques personales contra los autores o por el lado de negar validez a lo escrito: negacionistas del SIDA, salvadores de almas no pedidas, vendedores de potajes milagrosos, literalistas bíblicos, izquierdistas esotéricos que confunden la lucha contra el capitalismo como defensa de la irracionalidad y la bestialidad mas absurda, psudo-científicos que defienden bodrios como el diseño inteligente … La lista ed los que recuerdo que hacen uso de frases pastosas y rimbombantes como ciencia oficial, científicos vendidos al sistema, la ciencia no lo sabe todo, Hitler y Darwin son hermanos, Galileo estaba equivocado y el geocentrismo es cool … Esto no es demostrar interes por nada: es venir a fastidiar y vender propaganda religiosa, politica y mercantil.

    Las pocas veces que se ha intentado un diálogo con estos angelitos, se evidencia una y otra vez que no hay interes de su parte de conocer la ciencia: ellos ya tienen su idea negativa preconcebida. La metodología científica en particular, pero también muchas veces cualquier metodología racional, les importa pura madres 😈

    Y claro que hay un acuerdo: defender la ciencia y el concimiento racional. Para ello se han hecho por parte de varios de los autores excelentes trabajos divulgativos. Ve las series dedicadas al SIDA y a la teoría evolutiva, que rebosan de conceptos, definiciones y bibliogarfía mucha de esta de acceso gratuito. Yo, sin llegar a los niveles de eso, he reseñado libros sobre matemáticas, filosofía y filosofía de la ciencia, además de explicado cosas básicas de seguridad informática. Varios compañeros aquí postean noticias y no niegan su punto de vista, a diferencia de la lo que indica la basura posmoderna. Si esto es burlarse de los demás, pues con la pena …

  28. Darío
    9 enero, 2014 en 3:14

    a) “Este es un blog de divulgación científica, no de milagros”

    Esto ya es una apreciación personal subjetiva, pero creo que un buen divulgador es aquel que sabe hacerse entender por cualquier persona. Particularmente he visto a gente entrar en un blog amando la homeopatía y abrazando la pseudociencia, y salir del blog con la espina de la duda clavada para siempre.

    Me da gusto saber esto, mi postura me ha costado varias amistades ante las cuales no hay manera de hacerles entender porque racionalmente la homeopatía y la pseudociencia es un engaño. Ni modo, pero ciertamente me parece que podemos estar de acuerdo que al mentiroso, al ladrón, al estafador y al vendedor de humo hay que denunciarlos con todas sus palabras, independientemente de apreciaciones subjetivas.

    Y tengo que decirte que esto es mi punto de vista, que no necesariamente coincide en forma y fondo con los del resto del blog. Te lo digo porque esto va muy lejos de ser un Club de Conocidos.

  29. gatameiga
    9 enero, 2014 en 13:47

    Fernando Cervera, aunque considero tu postura entendible, creo que no eres frecuente en los comentarios de páginas de divulgación científica como lo es ésta y muchas otras, quizá porque hasta ahora te has limitado a leer las entradas sin reparar en los debates que se organizan en los comentarios o quizá porque sueles frecuentar blogs con comentarios cerrados.
    En todo caso te diré que la gente a la que solemos encontrar en estos lares no es analfabeta, no tiene una falta de educación, y de hecho es más que frecuente que alardeen de poseer varias titulaciones académicas (aunque en la mayoría de casos luego se demuestra falso). No tratamos con señores de ochentaypico años como mi abuelo, que trabaja desde los ocho años y no ha pisado una escuela en la vida, ni con gente de grupos marginales que no han tenido la oportunidad de acceder a una enseñanza digna, sino que los habituales de estas páginas son gente con acceso ilimitado a internet y a bibliotecas o centros de enseñanza, que no solo no hacen el esfuerzo comunicativo de escribir medianamente bien para no destrozar los nervios del que lo lea, sino que no se molestan en utilizar los medios a su alcance para informarse un poco y sueltan la primera gilichorrada que han leído por ahí; y no contentos con eso, a menudo se jactan de saber más que tu, estar mejor informados y tener mejores fuentes, aunque esto esté lejos de ser verdad. Además, frecuentemente utilizan terminología científica sin conocer ni las bases más elementales de ciencia, y cuando intentas hacerles entrar en razón y explicarle que la terminología que utiliza no está en consonancia con lo que pretende decir, o no tiene nada que ver con lo que se pretende explicar(véase física cuántica como explicación random a TODO), te tachan de dogmático, vendido a la ciencia o a saber qué más. Te invito a que te pases por las entradas más polémicas de esta misma página para que veas que no es ni una mentira ni una exageración dramática.

    Y entiende que uno puede empezar con ánimos, repitiendo un millón de veces la misma explicación, en diferentes entradas, a diferentes personas, pero al final cansa que vengan siempre con el mismo texto copiado de cualquier página, que apenas entienden, y negándose a leer, o a hacer el esfuerzo comprensivo de entender las réplicas que tu haces a sus comentarios.
    Uno puede pasar una vez lo de Galileo, dos, hasta diez y veinte, pero me da la impresión que en cada entrada polémica de este blog (y de otros tantos que también visito) siempre está el típico comentario de “A Galileo también lo quemaron en la hoguera por ir en contra del conocimiento establecido”, y además, dicho comentarista suele o desaparecer en las sombras o empecinarse en que esto fue así por mucho que le des la explicación correcta de lo acaecido.

    Espero que comprendas que no se trata de no querer enseñarle algo a la gente, no creo que nadie mantenga un blog durante tanto tiempo con entradas regulares mientras tiene que aguantar comentaristas cansinos repitiendo eternamente los mismos mantras o insultos gratuitos, si no está convencido del valor divulgativo que tiene lo que hace. Pero todo el mundo tiene sus límites. Por ello, y como ya he dicho, me repito: por favor pásate por entradas que hablen de homeopatía, evolución o sida (las más polémicas) y accede a los comentarios. Probablemente te sorprenderás de la paciencia de los presentes en dichas discusiones para explicar una y mil veces algo que debería haber quedado claro con únicamente leerse esa entrada o con comprender lo que se le está explicando en los comentarios, pero muchos de ellos vuelven a repetir lo mismo demostrando claramente que no han entendido lo que se les intenta explicar, probablemente porque ni siquiera lo hayan intentado.

    Como ya te ha dicho Darío, aquí se habla de ciencia, no se hacen milagros. Y se le puede explicar muchas cosas a una persona, pero no puedes ENTENDERLAS por ellos, eso es un esfuerzo que tienen que hacer por si mismos y que, claramente, muchas veces no están dispuestos a hacer.

  30. Fernando Cervera
    9 enero, 2014 en 13:55

    gatameiga :
    Fernando Cervera, aunque considero tu postura entendible, creo que no eres frecuente en los comentarios de páginas de divulgación científica como lo es ésta y muchas otras, quizá porque hasta ahora te has limitado a leer las entradas sin reparar en los debates que se organizan en los comentarios o quizá porque sueles frecuentar blogs con comentarios cerrados.
    En todo caso te diré que la gente a la que solemos encontrar en estos lares no es analfabeta, no tiene una falta de educación, y de hecho es más que frecuente que alardeen de poseer varias titulaciones académicas (aunque en la mayoría de casos luego se demuestra falso). No tratamos con señores de ochentaypico años como mi abuelo, que trabaja desde los ocho años y no ha pisado una escuela en la vida, ni con gente de grupos marginales que no han tenido la oportunidad de acceder a una enseñanza digna, sino que los habituales de estas páginas son gente con acceso ilimitado a internet y a bibliotecas o centros de enseñanza, que no solo no hacen el esfuerzo comunicativo de escribir medianamente bien para no destrozar los nervios del que lo lea, sino que no se molestan en utilizar los medios a su alcance para informarse un poco y sueltan la primera gilichorrada que han leído por ahí; y no contentos con eso, a menudo se jactan de saber más que tu, estar mejor informados y tener mejores fuentes, aunque esto esté lejos de ser verdad. Además, frecuentemente utilizan terminología científica sin conocer ni las bases más elementales de ciencia, y cuando intentas hacerles entrar en razón y explicarle que la terminología que utiliza no está en consonancia con lo que pretende decir, o no tiene nada que ver con lo que se pretende explicar(véase física cuántica como explicación random a TODO), te tachan de dogmático, vendido a la ciencia o a saber qué más. Te invito a que te pases por las entradas más polémicas de esta misma página para que veas que no es ni una mentira ni una exageración dramática.
    Y entiende que uno puede empezar con ánimos, repitiendo un millón de veces la misma explicación, en diferentes entradas, a diferentes personas, pero al final cansa que vengan siempre con el mismo texto copiado de cualquier página, que apenas entienden, y negándose a leer, o a hacer el esfuerzo comprensivo de entender las réplicas que tu haces a sus comentarios.
    Uno puede pasar una vez lo de Galileo, dos, hasta diez y veinte, pero me da la impresión que en cada entrada polémica de este blog (y de otros tantos que también visito) siempre está el típico comentario de “A Galileo también lo quemaron en la hoguera por ir en contra del conocimiento establecido”, y además, dicho comentarista suele o desaparecer en las sombras o empecinarse en que esto fue así por mucho que le des la explicación correcta de lo acaecido.
    Espero que comprendas que no se trata de no querer enseñarle algo a la gente, no creo que nadie mantenga un blog durante tanto tiempo con entradas regulares mientras tiene que aguantar comentaristas cansinos repitiendo eternamente los mismos mantras o insultos gratuitos, si no está convencido del valor divulgativo que tiene lo que hace. Pero todo el mundo tiene sus límites. Por ello, y como ya he dicho, me repito: por favor pásate por entradas que hablen de homeopatía, evolución o sida (las más polémicas) y accede a los comentarios. Probablemente te sorprenderás de la paciencia de los presentes en dichas discusiones para explicar una y mil veces algo que debería haber quedado claro con únicamente leerse esa entrada o con comprender lo que se le está explicando en los comentarios, pero muchos de ellos vuelven a repetir lo mismo demostrando claramente que no han entendido lo que se les intenta explicar, probablemente porque ni siquiera lo hayan intentado.
    Como ya te ha dicho Darío, aquí se habla de ciencia, no se hacen milagros. Y se le puede explicar muchas cosas a una persona, pero no puedes ENTENDERLAS por ellos, eso es un esfuerzo que tienen que hacer por si mismos y que, claramente, muchas veces no están dispuestos a hacer.

    Puedo decirte que llevo muchos años escribiendo un blog de divulgación científica donde se hacen muchos debates de esos que comentas, que durante 4 años tuve una página web de divulgación propia, que además he tenido varias páginas de facebook de divulgación con temas tan sensibles como los transgénicos y la experimentación animal (grupos a favor, por lo que imagínate que gente me entraba a comentar), y que participo de forma activa en más de 10 páginas de divulgación donde se hacen debates de ese estilo.

    he hablado con muchos negacionistas del virus del SIDA, con muchos negacionistas de la evolución, y con mucha gente de la que has descrito en tu respuesta. Sé perfectamente qué gente entra a comentar, y la mayoría es gente que, si hablas con ellos de forma tranquila, pausada y argumentada, al menos se van de la conversación un poco menos convencidos. Obviamente hay gente que recurre a falacias argumentales, a intentar atacar al divulgador, etc, y ante eso lo que, según mi modesta opinión hay que hacer, no es ni reírse ni perder la compostura. Te aseguro que he visto muchas posturas diferentes a la hora de contestar, y las aquí descritas me siguen pareciendo las menos adecuadas y las que, tristemente, reflejan en menor medida el espíritu del libro que da nombre a este blog.

  31. Javier
    9 enero, 2014 en 14:08

    DARIO, de veras has dejado de ser amigo de alguien porque creía en la homeopatía y en la pseudociencia?

  32. gatameiga
    9 enero, 2014 en 15:22

    Pues honestamente, amigo Fernando, mis más sinceras felicitaciones por semejante paciencia, pero hablando ya solo por mi (no quiero comprometer a nadie de este blog, ni administradores ni comentaristas), he discutido mucho con gente que a pasado de leerme cuando escribo comentarios de más de dos párrafos, que no se leen los datos o artículos que les pongo (aunque aseguran que tienen capacidad para entenderlos y por tanto no se entiende su negativa) y que me han acusado de muchas cosas. No todos son así, por supuesto, pero sí muchos. Y no me considero una salvadora de nadie. Una cosa es explicar las cosas en un nivel que baje de la cúspide académica, y otra mascarle los conocimientos a la gente y además en fascículos coleccionables para que no se cansen de leer. Acceder al conocimiento es relativamente fácil si puedes permitirte económicamente hablando un ordenador y acceso a internet, y no creo que tengan las bibliotecas vetadas, por lo que cuando alguien reincide, repitiendo las mismas tonterías una y otra vez, negándose a hacer un esfuerzo de comprensión y ni siquiera dignándose a escribir con un poco de coherencia, no me da ninguna pena acabar riéndome de que sigan creyendo en supercherías sin ninguna base, como la homeopatía, o enfadarme con ellos si siguen asegurando que enfermedades tan graves como el sida o el cáncer no existen o se curan con brebajes mágicos.

    Me considero una persona paciente con quien de verdad muestra interés por aprender. Nadie en mi familia, exceptuándome, es versado en ciencias y cuando me preguntan algo suelo tener que explicarles las cosas más básicas e incluso repetirlas de nuevo a nuevas preguntas, porque hay cosas con las que no se quedan, pero desgraciadamente en internet hay mucha gente con ganas de demostrar que son más listos que nadie, en vez de querer aprender o pensar que puedan existir opciones diferentes a las suyas, que hay conocimientos científicos que no se pueden rebatir con un simple “Eso no me gusta/no lo entiendo/prefiero esta explicación alternativa sin ninguna base” e incluso ¡Que pueden estar equivocados!
    Y, por supuesto, mucha gente que entra en un debate científico creyendo que pueden refutar teorías científicas ampliamente fundamentadas y estudiadas solo porque ellos lo valen.
    Pues la verdad, tanta paciencia para repetir hasta la saciedad lo mismo no tengo.

    Por último decir que este blog en concreto me parece bastante respetuoso en sus entradas con los lectores (los comentarios son otro mundo)y en general los administradores responden de buena gana las preguntas de los comentarios (cuando tienen fundamento). Si te parece que el trato recibido aquí es poco respetuoso no querría verte pasar por otros blogs mucho más agresivos.

  33. Fernando Cervera
    9 enero, 2014 en 15:30

    gatameiga :
    Pues honestamente, amigo Fernando, mis más sinceras felicitaciones por semejante paciencia, pero hablando ya solo por mi (no quiero comprometer a nadie de este blog, ni administradores ni comentaristas), he discutido mucho con gente que a pasado de leerme cuando escribo comentarios de más de dos párrafos, que no se leen los datos o artículos que les pongo (aunque aseguran que tienen capacidad para entenderlos y por tanto no se entiende su negativa) y que me han acusado de muchas cosas. No todos son así, por supuesto, pero sí muchos. Y no me considero una salvadora de nadie. Una cosa es explicar las cosas en un nivel que baje de la cúspide académica, y otra mascarle los conocimientos a la gente y además en fascículos coleccionables para que no se cansen de leer. Acceder al conocimiento es relativamente fácil si puedes permitirte económicamente hablando un ordenador y acceso a internet, y no creo que tengan las bibliotecas vetadas, por lo que cuando alguien reincide, repitiendo las mismas tonterías una y otra vez, negándose a hacer un esfuerzo de comprensión y ni siquiera dignándose a escribir con un poco de coherencia, no me da ninguna pena acabar riéndome de que sigan creyendo en supercherías sin ninguna base, como la homeopatía, o enfadarme con ellos si siguen asegurando que enfermedades tan graves como el sida o el cáncer no existen o se curan con brebajes mágicos.
    Me considero una persona paciente con quien de verdad muestra interés por aprender. Nadie en mi familia, exceptuándome, es versado en ciencias y cuando me preguntan algo suelo tener que explicarles las cosas más básicas e incluso repetirlas de nuevo a nuevas preguntas, porque hay cosas con las que no se quedan, pero desgraciadamente en internet hay mucha gente con ganas de demostrar que son más listos que nadie, en vez de querer aprender o pensar que puedan existir opciones diferentes a las suyas, que hay conocimientos científicos que no se pueden rebatir con un simple “Eso no me gusta/no lo entiendo/prefiero esta explicación alternativa sin ninguna base” e incluso ¡Que pueden estar equivocados!
    Y, por supuesto, mucha gente que entra en un debate científico creyendo que pueden refutar teorías científicas ampliamente fundamentadas y estudiadas solo porque ellos lo valen.
    Pues la verdad, tanta paciencia para repetir hasta la saciedad lo mismo no tengo.
    Por último decir que este blog en concreto me parece bastante respetuoso en sus entradas con los lectores (los comentarios son otro mundo)y en general los administradores responden de buena gana las preguntas de los comentarios (cuando tienen fundamento). Si te parece que el trato recibido aquí es poco respetuoso no querría verte pasar por otros blogs mucho más agresivos.

    Dices que acceder al conocimiento es relativamente fácil si puedes permitirte económicamente hablando un ordenador y acceso a internet, y en otros supuestos. Solo me gustaría matizar que en internet (y en muchas bibliotecas) hay más pseudociencia que ciencia, así que cuando la gente entra lo primero que va a encontrar son interpretaciones pseudocientíficas. tenes acceso al conocimiento no implica haber recibido la formación suficiente para saber distinguir tonterías de divulgación científica. Por eso, muchas veces la divulgación de temas complejos debe empezar explicando qué es ciencia y qué es pseudociencia, y como aprender a distinguirlas. Ese es el plantemaiento que yo uso muchas veces, y he de decir que funciona mejor de lo que muchos piensan.

    Respecto a este blog, lo sigo desde hace años y me parece uno de los mejores que sigo, mi crítica fundamenta va hacia este artículo y los comentarios generales que se dejan en él.

    Un saludo.

  34. 9 enero, 2014 en 16:40

    Hombre se esta hablando de la esencia de la divulgación;pero ya sabemos por muchos lares que todos tenemos un límite, y hay personas que directamente “aprenden lo que quieren/les interesa”. Quizás la entrada suene agresiva (o algún comentario); y puede parecer desde fuera que esto es un círculo/espacio estricto donde has de medir tus palabras. Yo más bien creo que refleja precisamente la experiencia de haber debatido con muchos “satelites” plasmando algunas de las creencias más habituales que éstos suelen emplear;NO PARA APRENDER (diferencia fundamental) sino para tratar de convencernos a los demás en muchas ocasiones. Desde luego creo que ha pasado mucha gente por aquí, sin mucho conocimiento, pero con educación y raciocinio con ganas de saber sobre cualquier tema; y ha sido igualmente bien tratado. Cualquiera que siga este espacio desde hace un tiempo lo ha visto, y lo sabe.Salud2

  35. 9 enero, 2014 en 17:32

    Hola Fernando, entiendo lo que comentas, y algo de razón llevas. Por eso, entre que con el paso de los años he perdido algo de paciencia, y que cada vez tengo menos tiempo, creo que lo más honesto es tomarme un sabático y dejar que otros tomen las riendas de este medio.
    Un saludo

  36. Darío
    9 enero, 2014 en 18:08

    Javier :
    DARIO, de veras has dejado de ser amigo de alguien porque creía en la homeopatía y en la pseudociencia?

    :mrgreen: aunque te parezca increíble, sí, y me lo han dicho.

    Quizás tenga que ver con el grado de polarización social que llevamos en este país, y con el hecho de que junto a estas creencias vienen aunadasotras cosas. Gente que cree en la homeopatía (que muchas veces confunden con la herbolaria de los pueblos que nunca han tenido acceso a servicios médicos decentes) me los he encontrado asociados a posiciones de lo que yo llamo izquierda esotérica y en la aceptación del discurso posmoderno de todas las opiniones son válidas y la reivindicación de cosas tan obscuras como la intuición, en contra de cualqier discurso racional. como no me quedo callad lo que pienso de esos temas y otros, las discusiones primero y el retiro de la amistad después, son las consecuencias. Y he de decirte que esto sucede independientemente de la actitud que tome, ya que, como me dijo una conocida, ella no puede hablarle a laguien frío que no tiene sentimientos 😯 :mrgreen:

  37. Darío
    9 enero, 2014 en 18:16

    he hablado con muchos negacionistas del virus del SIDA, con muchos negacionistas de la evolución, y con mucha gente de la que has descrito en tu respuesta. Sé perfectamente qué gente entra a comentar, y la mayoría es gente que, si hablas con ellos de forma tranquila, pausada y argumentada, al menos se van de la conversación un poco menos convencidos. Obviamente hay gente que recurre a falacias argumentales, a intentar atacar al divulgador, etc, y ante eso lo que, según mi modesta opinión hay que hacer, no es ni reírse ni perder la compostura. Te aseguro que he visto muchas posturas diferentes a la hora de contestar, y las aquí descritas me siguen pareciendo las menos adecuadas y las que, tristemente, reflejan en menor medida el espíritu del libro que da nombre a este blog.

    La gente que tiene interes en conocer de verdad sobre ciencia y el pensamiento racional creo que ha encontrado en blogs como este y como el tuyo elementos para obtener una idea básico sino un conocimiento de como empezar a conocer sobre ciencia real, independientemente de los debates que se dan contra los que vienen a atacar a la ciencia occidental y el pensamiento moderno responsable de Auschwitz. Y entiendo lo que quieres decir sobre el respeto y las actitudes, pero creo que el respetar a las personas no significa necesariamente respetar sus opiniones (menos si estan basadas en tonterías o en apoyar negocios que benefician a unos pocos listos) y mucho menos no decirle estafador y ladrón a quien se lo merece.

  38. gatameiga
    12 enero, 2014 en 0:47

    Fernando, comprendo lo que dices, y ya ves que en este blog y en general en tantos otros no se anda a malas y se trata de explicar las cosas con calma, pero como ya he dicho, todo tiene su límite y la actitud flanderiana y de buen rollismo no es mi estilo y comprendo que tampoco lo sea de tantos otros. ¿Por qué? Porque es muy cómodo pedirle a alguien que te explique las cosas al estilo barrio sésamo porque no quieres hacer un esfuerzo intelectual mayor para comprender algo de por si complejo. Porque sí, si dejamos de lado a la gente que solo viene a predicar y ni siquiera lee lo que le pones, también hay muchos que aparecen con dudas legítimas, pero que probablemente habrían entendido haciendo una lectura calmada de la entrada donde exponen dichas dudas, o que consideran que si los remites a otra página que conteste su duda o no se lo explicas con el tono que utiliza Dora la Exploradora consideran que es muy difícil y que no merece la pena, o incluso que es culpa tuya por no saber explicarte mejor. Y eso molesta bastante, la verdad. Porque la ciencia no es fácil y requiere un esfuerzo significativo, y venir aquí pidiendo que te lo den todo hecho es fácil, pero a la gente le cansa.

    Y creo que eso en este blog ha pasado también muchas veces. Gente que te discute la evolución sin entenderla, que se la EXPLICAS, decide pasarse por el forro de los coj**** dicha explicación sin hacer el mínimo esfuerzo por entenderla, y después te repite el mismo argumento desfasado de antes pero con otras palabras.
    Gente que te copia un textaco enorme sacado de a saber qué página, texto que no tiene ni pies ni cabeza, por cierto, y te lo lanza como “argumentación”, aunque la mayor parte de las veces no entiendan ni qué dice el texto, solo tienen una vaga idea de que va con sus ideales, y esperan que tu lo respondas, aunque ellos no han hecho el mínimo esfuerzo en el debate por expresar sus ideas de manera clara y concisa, solo van copy + paste argumentos ajenos sacados del universo interáutico. Y si les dices que no vas a contestar semejante patochada, encima se ofenden, y te tachan de dogmático o vendido a las farmacéuticas (aunque no tenga nada que ver, lo sacan siempre a relucir).
    Otros que claramente te dicen que no han leído la entrada o tu comentario, pero aún así quieren replicarte algo. Así que estás haciendo un esfuerzo inútil porque pasan de tu cara y solo quieren seguir hablando y haciendo preguntas que esperan que se contesten con monosílabos.

    Lo más difícil, como has dicho, es ciertamente ese grupo de gente que no sabe dónde buscar y que no sabe distinguir entre argumento científico y patochada llena de tecnicismos, pero de nuevo, aunque parte del esfuerzo deba hacerlo quien conoce de ciencia, haciendo una labor divulgativa, una parte más importante es que la gente esté dispuesta a darle continuidad a ese esfuerzo ajeno y hacer uno propio, porque si cada vez que encuentras algo difícil de entender, con cierta complejidad o que simplemente no te interesa aunque pueda ser relevante, acabaras leyendo únicamente lo de siempre, las magufadas. Fáciles, rápidas y para toda la familia, sin necesidad de estrujarte los sesos para encontrarle el sentido (¡No lo tiene!), sin que te sientas perdido al comprobar la grandeza de tu desconocimiento en particular y el de la humanidad en general (Cualquier magufo te dirá que él tiene todas las respuestas, ¡Basta de ansiedad por no conocer algo!), con un enemigo malo y centralizado al que poder odiar y culpar de todas tus desgracias (en vez de admitir que a veces las cosas yendo mal no dependen de un solo factor, ni que nadie te odie a ti particularmente, sino una serie de circunstancias que han conducido a la situación actual), y lo mejor de todo, ¡Sin ansiedad por tener que ampliar y renovar tu conocimiento constantemente! Te venden verdades absolutas, fáciles de comprender y manejar, y la gente, la mayoría de las veces no quiere salir de eso.
    Así que no me culpen a mi, ni a la gente que se pone un poco beligerante, por no “difundir bien la ciencia”, porque esa misma ciencia también requiere de ellos dar un paso importante hacia el esfuerzo, y desde que ando en internet, he visto a muy poca gente darlo.

    Por eso, de nuevo, admiro tu labor, pero personalmente no comparto que tengas que mantener dicha actitud con todo el mundo y todo el tiempo, y menos cuando demuestran sobradamente que su interés está en otra parte menos en atender las explicaciones que le das.
    Espero que te tomes tiempos de descanso y no te agotes nunca, porque esa actitud muchas veces acaba por desgastar a la gente. ¡Ánimo!

  39. Fernando Cervera
    12 enero, 2014 en 0:54

    Darío :
    Y entiendo lo que quieres decir sobre el respeto y las actitudes, pero creo que el respetar a las personas no significa necesariamente respetar sus opiniones (menos si estan basadas en tonterías o en apoyar negocios que benefician a unos pocos listos) y mucho menos no decirle estafador y ladrón a quien se lo merece.

    Obviamente en esto pienso igual, yo no me refiero a estafadores que intentan predicar productos milagro, esos saben a lo que van y hay que decir las cosas claras. Me refería a la gente que, en su desconocimiento real, puede decir tonterías.

    gatameiga :
    Espero que te tomes tiempos de descanso y no te agotes nunca, porque esa actitud muchas veces acaba por desgastar a la gente. ¡Ánimo!

    He leído toda tu respuesta. Solamente decir que, respecto a la parte final, lo único que no hay que hacer es seguirle el royo a la gente que sabes que no quiere aprender, sencillamente dejar de contestar, del mismo modo que, cuando me mandan amenazas por defender los transgénicos o la experimentación animal, lo único que hago es borrarlas e ignorarlas. Con el resto de la gente hay que tener paciencia, y si tengo tiempo les respondo amablemente, siempre y cuando ellos no falten al respeto.

    Un saludo

  40. 22 julio, 2014 en 10:51

    De acuerdo en todo menos en el 7. Un comentario misógino no es irrespetable, es misógino. Y un comentario racista no es irrespetable, es racista.
    No podemos estar andándonos con las precisas pinzas de la ciencia en la mano todo el tiempo y utilizar los dedos cuando lo que queremos es que nuestra ideología sea INTEGRAMENTE respetada. Hay gente racista que no es misógina, los hay que las dos cosas, que ni lo uno ni lo otro, y lo inverso a lo primero. Pero son opiniones, y como tal son tan respetables como decir que unas sí y otra no, no lo son.
    ¿Conclusión? Ninguna.

  41. 22 julio, 2014 en 11:14

    Geryon001, la misoginia y el racismo no son opiniones respetables, ni la una ni la otra, las pongas como las pongas. Eso no lo dice la ciencia, lo dice la Carta de Derecho Humanos y la Constitución Española en su apartado “Derechos Fundamentales”. Si te quieres montar películas para justificar esas lacras sociales, allá tú, pero por favor, no me pidas respeto por ellas.

  42. 22 julio, 2014 en 17:58

    Qué va, geryon.
    Un comentario racista en el contexto de un blog científico es un comentario racista, sin matices, lo mismo pasa con un comentario misógino (o misántropo). Están fuera de lugar.
    Si acaso, se podrían aceptar en un entorno informal, como broma, con doble sentido, pero aún así, con suma cautela, y siempre que no estén hechos en sentido literal.
    Puede una persona tener motivos razonables, para él, para menospreciar a personas de otra raza o del sexo opuesto, pero es muy dudoso que niguno de ellos se pueda sostener argumentándolo científicamente.
    A mi entender.

  43. 23 julio, 2014 en 14:52

    Fernando, un saludo. Yo te entiendo a la perfección, desde tu primer comentario. Que no quiere decir que esté de acuerdo en todo, pero sí en la intención. Y te entiendo porque yo me encuentro en un caso parecido. No soy biólogo ni físico, pero trato de compaginar mi confianza absoluta en el método investigador, científico, con la cruda realidad de que la mayoría de personas que se pueden beneficiar de ello carecen de las bases necesarias para discernir y separar la paja del grano. Yo incluido, quizá a otro nivel, menos vulnerable, pero vulnerable al fin y al cabo.
    Entiendo la postura de Darío, porque tengo su temperamento a la hora de lidiar con los que ofrecen comulgar con ruedas de molino, y me creo a pies juntillas su declaración sobre los “amigos hasta aquí”, porque la he experimentado, y se queda uno a cuadros en la ocasión.

    Y la ponderada de gatameiga, pero con ese punto de “todo tiene un límite”

    Es muy difícil hallar el punto medio.

    Me interesa específicamente tu grupo en facebook sobre los transgénicos, porque yo hace un par de meses abrí uno con intención de debatir, y lo cerré al día siguiente. No era caso de perder el tiempo con… sí, con todas las letras: con GILIPOLLAS que entran a degollar.

    Un tema importante, para mí están en juego posibles tratamientos para enfermedades poco conocidas, y teniendo en cuenta que en muchos grupos de facebook supuestamente de información a afectados, abundan esa clase de perturbados mentales, algo hay que hacer para plantarles cara sin ofrecerles carnaza.

    No sé qué te parece la idea…

  44. 24 julio, 2014 en 12:56

    “entre que con el paso de los años he perdido algo de paciencia”

    Bueno, a mi la paciencia de Manuel siempre me pareció bastante generosa y no recuerdo comentarios ofensivos por su parte, ni en los articulos ni a ningún comentarista.
    Incluso despacha a los trolls con bastante delicadeza.

    Estaría muy de acuerdo con el “metodo” que propone Fernando, pero me parecía necesario recalcar el parrafo anterior.

  1. 27 diciembre, 2013 en 10:53
  2. 27 diciembre, 2013 en 13:38
  3. 28 diciembre, 2013 en 16:18
  4. 29 diciembre, 2013 en 16:11
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: