Inicio > Actualidad, Escepticismo, Magufadas, Medicina > Las sorprendentes propiedades curativas de la Sal del Himalaya ¿o no?

Las sorprendentes propiedades curativas de la Sal del Himalaya ¿o no?

4 marzo, 2014

1 estafa sal_himalayaParece ser que la siempre sospechosa medicina científica ya no es necesaria puesto que los incansables y altruistas investigadores de la medicina alternativa tienen un tratamiento inocuo y muy eficaz para mantener sano tanto el cuerpo como la mente.

Y ese milagroso producto proviene de las lejanas minas de sal del Punjab pakistaní, en donde parece ser que se produce un tipo especial de sal con nada más y nada menos que 84 elementos minerales que como no podía ser de otra manera son beneficiosos para multitud de enfermedades. Como ven casi la panacea universal.

Entre otras propiedades de esta milagrosa sal de más de 250 millones de años destacan que puede regular el contenido de agua del cuerpo (como todas las sales), equilibrar el exceso de acidez de las células, particularmente las células del cerebro (no me pregunten cómo se sabe esto), absorber partículas de alimento en el tracto intestinal (pues bueno), ayudar a limpiar las obstrucciones de moco y flemas en los pulmones, sobre todo en pacientes que sufren de asma o fibrosis quística (ahí es nada), actuar como un potente antihistamínico natural que ayuda a limpiar la congestión en los senos nasales (más de lo mismo), prevenir calambres musculares (de aquí a las olimpiadas), reafirmar la estructura del esqueleto y prevenir la osteoporosis (¿ven que fácil?), regular el sueño, al ser un hipnótico natural (un vasito antes de acostarse y a dormir como un bebe), mantener la libido (ni viagra ni leches, pobres multinacionales farmacéuticas que se les acaba el chollo), prevenir la aparición de varices en las piernas (esto arruinará también a los cirujanos plásticos), estabilizar los latidos irregulares del corazón (fuera infartos), equilibrar los niveles de azúcar en sangre (la diabetes erradicada), ayudar a reducir la tasa de envejecimiento (un kilo de sal a la semana nos mantendrá jóvenes y prácticamente inmortales), y lo mejor de todo contribuir a la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo. Así que adiós a nuestros problemas energéticos. Energía limpia y renovable sin necesidad de costosas instalaciones eléctricas, simplemente nos enchufamos a la corriente eléctrica de nuestra casa mientras vemos la TV bebiendo un vaso de sal del Himalaya y adiós a la factura de la luz, sobre todo ahora que se ha puesto por las nubes.

Y por supuesto no se dejen engañar, pidan siempre Sal del Himalaya certificada, puesto que como los océanos se emplean en la actualidad como basureros y contienen multitud de elementos tóxicos (mercurio, PCBs, dioxinas, fertilizantes, vertidos de aceite y petróleo, etc.) pues parece ser que la sal marina hoy en día no resulta tan saludable como lo era antiguamente. En esta fotografía

1 sal marina normal

se puede observar como un poco de pobre sal marina común y corriente tiene

estructuras cristalinas irregulares y aisladas desconectadas de los elementos naturales que las rodean. Por ello, no importa la cantidad de nutrientes que contenga, ya que no podrán ser absorbidos por el cuerpo a menos que gaste tremendas cantidades de energía para vitalizarlos. La ganancia neta del cuerpo es pequeña en comparación con la gran pérdida de energía.

Sin embargo admiren la belleza de la Sal del Himalaya

1 sal himalaya curativa

en donde se puede observar fácilmente que

… la estructura cristalina de la sal cristalizada está equilibrada, sus 84 minerales se encuentran interconectados en una estructura armoniosa. Lo que significa que la energía contenida bajo la forma de los minerales puede ser fácilmente metabolizada por el cuerpo. Esta sal tiene un efecto energético vitalizante. La ganancia neta del cuerpo es grande con 0 pérdidas de energía.

Y aunque barata no es (puesto que el kilo de esta maravilla médica nos sale a 29,50 dólares impuestos no incluidos o bien a 19,90 euros IVA incluido la salmuera al 26%) no me digan que no merece la pena. Aunque por supuesto tendrán que fiarse de la palabra de las altruistas empresas de la medicina alternativa y natural que lo comercializan, puesto que no existe ningún estudio riguroso que demuestre alguna de sus extraordinarias propiedades curativas. Pero claro, todos sabemos que el mundo de las terapias naturales es honrado y cabal y nadie se va a aprovechar de nuestra inocencia para estafarnos, a diferencia de la perversa medicina científica que se ha desarrollado únicamente para engañar al común de la ciudadanía.

Pero además es que ni siquiera es necesario tomarse esta increíble sal para sentir sus potentes propiedades curativas, puesto que comprando simplemente una lámpara de sal, también por un módico precio

1 curativa Lamparas-de-sal

obtendrán grandes beneficios para su salud ya que

Las lámparas de sal son ionizadores naturales que llenan la casa de una calidez muy confortable y agradable. Nuestra salud física y mental está influenciada entre otras cosas por la correcta ionización de nuestro entorno. Las lámparas de sal son ionizadores naturales que aportan calidez y claridad a los espacios. Por la belleza natural de sus formas se pueden utilizar para embellecer cualquier lugar. A través de su luz y color, favorecen la creatividad, el relax, la claridad mental y mejoran la concentración. En Feng Shui se utilizan para mejorar la energía de alguna zona concreta.

o ya puestos si visitan una cámara de sal o “salarium” (o mucho mejor, se construyen una en el sótano de su casa que es mucho más cómodo), hechas con bloques de sal del Himalaya podrán disfrutar de parte de sus maravillosas propiedades curativas.

1 camara sal himalaya salarium

Así que ya saben, abracen esta terapia totalmente natural y holística y olviden sus problemas de salud y alcanzarán cotas inimaginables de bienestar ¿o no?

Entradas relacionadas:

* Basta ya de malgastar el dinero en vitaminas y suplementos minerales

* Casualidad frente a causalidad o el porqué las supercherías pseudomédicas parecen funcionar

* Cuidado con los remedios naturales que pueden producir cáncer

* Efectos secundarios del uso de la medicina alternativa en niños

* Elige tu terapia alternativa

* Las terapias sin intereses lucrativos

* Los charlatanes atacan de nuevo: el “plasma marino” y la cura universal

* Magnetoterapia: cómo conseguir que a usted le funcione

* Más charlatanes: Las Lámparas de Sal del Himalaya

* Orinoterapia: la terapia del reciclado uréico

* Un elaborado placebo llamado Flores de Bach


  1. 4 marzo, 2014 en 1:12

    Shit yourself, little parrot!

  2. 4 marzo, 2014 en 1:49

    Recuerdo haber visto hace un par de meses atrás un anuncio donde ponían los increíbles beneficios de una “sal orgánica natural no transgénica” del Himalaya (y sí, también era milenaria y todo eso) Parece ser la misma que ésta…

  3. Mikemizi001
    4 marzo, 2014 en 2:14

    El problema es que la gente est’a estupidizada y para colmo el sistema educativo estupidiza:

    Ved este video a partir del minuto 43:59 y en unos pocos minutos os encontrar’eis con algo divertido( pista: tiene que ver con el origen del humano actual ).

    Saludos a todos.

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-tolerancia-cero/2424610/

  4. mikemarlowe
    4 marzo, 2014 en 4:41

    Buenas:

    ¿Y si tienes diabetes e impotencia, te la tomas en plan Viagra y no se te levanta porque te corrige el azúcar qué pasa?

  5. Bea
    4 marzo, 2014 en 9:10

    Perdona, pero la sal del Himalaya la venden en el Carrefour y para salar verduras hervidas es de lo mejor que hay… No pretenderéis que les ponga Guernade o Maldon a las coliflores…. ¬¬ Estáis confundiendo churras con merinas, cocina con magufos.

  6. Bea
    4 marzo, 2014 en 9:15

    Bueno, entiendo que os metéis con los magufos que dicen que la sal de mis brócolis sirve para algo más que para salar… no son mis extravagantes costumbres gastrogourmet ;P

  7. 4 marzo, 2014 en 9:47

    Bea

    Pero seguro que la sal del Himalaya que venden en el Carrefour no es tan curativa como la que cuesta 30$ el kilo porque seguro que le falta algún mineral maravilloso.

  8. Bea
    4 marzo, 2014 en 10:29

    ateo666666 :
    Bea
    Pero seguro que la sal del Himalaya que venden en el Carrefour no es tan curativa como la que cuesta 30$ el kilo porque seguro que le falta algún mineral maravilloso.

    Jjajaja, pues claro que no es tan curativa ¡Dónde va a parar! ¡Está “alterada” o será transgénica, y por eso “solo” cuesta 2€ el paquetito!
    Eso lo leí yo por ahí un día que estaba despistada buscando la proporción para el brownie y caí en un blog magufo de medicina holística (por cierto: en sabores fuertes lo mismo da sal de marca blanca que sal de la “güena”)

  9. lucio cornelio
    4 marzo, 2014 en 10:34

    Soy al unico al que las lamparas de sal le han recordado las piedras magicas de la segunda de indiana jones?

  10. 4 marzo, 2014 en 13:00

    Lucio

    Y ya si colocas las lámparas de sal dentro de un “salarium” (valga la redundancia) te puede quedar un templo “new age” la mar de chulo, en donde se combinen las fuerzas místicas de todo el universo tanto conocido como desconocido.

  11. 4 marzo, 2014 en 13:13

    Estos de la sal del Himalaya no han dado todavía con el “agua agria” de Paterna del Río (Almería), esa que nos obligaban a beber de pequeños nuestras madres (para desdicha de nuestros riñones). Cuando se enteren seguro que hacen negocio …

  12. 4 marzo, 2014 en 14:01

    Reblogueó esto en eulaliobe.

  13. 4 marzo, 2014 en 14:04

    Sal del Himalaya…. Agua de vanadio del monte Fuji…. (http://elreflejoenlaventana.wordpress.com/2013/11/24/la-tabla-periodica-de-los-elementos-el-agua-de-vanadio/) … Agua de la orilla del mar como lei en un blog hace poco….El caso es vender a precio de oro las bondades que unos u otros necesitan… y con la característica común de que ninguno cumple al final.

  14. 4 marzo, 2014 en 14:46

    David Alejandro Fuentealba Márquez :
    Recuerdo haber visto hace un par de meses atrás un anuncio donde ponían los increíbles beneficios de una “sal orgánica natural no transgénica” del Himalaya (y sí, también era milenaria y todo eso) Parece ser la misma que ésta…

    😯

    Y yo me pregunto ¿cómo #$%$#% la sal puede ser “orgánica natural no transgénica”?

    Lucio: tienes razón, tambien recordé a Indiana Jones y el templo de la perdición.

  15. 4 marzo, 2014 en 18:19

    martincx :

    David Alejandro Fuentealba Márquez :
    Recuerdo haber visto hace un par de meses atrás un anuncio donde ponían los increíbles beneficios de una “sal orgánica natural no transgénica” del Himalaya (y sí, también era milenaria y todo eso) Parece ser la misma que ésta…

    Y yo me pregunto ¿cómo #$%$#% la sal puede ser “orgánica natural no transgénica”?

    jjajajajaj se me ha pasado lo mismo por la cabeza martincx… creo que se llama publicidad engañosa…

  16. 4 marzo, 2014 en 20:21

    1vin :

    martincx :

    David Alejandro Fuentealba Márquez :
    Recuerdo haber visto hace un par de meses atrás un anuncio donde ponían los increíbles beneficios de una “sal orgánica natural no transgénica” del Himalaya (y sí, también era milenaria y todo eso) Parece ser la misma que ésta…

    Y yo me pregunto ¿cómo #$%$#% la sal puede ser “orgánica natural no transgénica”?
    jjajajajaj se me ha pasado lo mismo por la cabeza martincx… creo que se llama publicidad engañosa…

    Sólo le faltó poner “cuántica” y teníamos la fórmula completa.

    Estos productos milagrosos me recuerdan a los relatos de las reliquias en la edad media, todas las iglesias afirmaban ser los poseedores de la verdadera.

  17. 4 marzo, 2014 en 22:16

    Datos de 2012 CIA World factbook.
    esperanza de vida en España (utilizando sal marina mala malísima): 81,37 años
    esperanza de vida en Pakistán (utilizando la chiripitiflaútica sal del Himalaya): 64,49 años
    Yo creo que voy a seguir como hasta ahora.

  18. Mirneth
    5 marzo, 2014 en 0:10

    Yo estoy con Bea. Para dar sabor la del carrefour va genial. Prefiero la maldon por cuestión de gustos.

    Lo más crispante de la noticia es que habrá bobos que la compren a chiquicientos euros el quintal (esa gente no entiende el sistema métrico) y se la pondrán hasta en la sopa sólo para pillar más piedras en el riñon y algun infarto. Luego, después de ingresar por un infarto, mirarán al médico con cara de sapo… “pero si la mía era milagrosa!” y aún demandarán al médico por no hacer un buen diagnóstico o por que sí.

    Sé que este comentario es una exageración pero me aterra pensar que quizá no está tan lejos de la realidad como quisiera pensar.

  19. ununquadium
    5 marzo, 2014 en 0:17

    Yo lo siento,pero si no sirve para ahuyentar a brujas o espíritus haciendo un círculo de sal,que se la queden.”Contribuir a la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo. ” Dónde me perdí esa parte de la clase? No sabía que mi cuerpo es una turbina hidráulica.

  20. Bea
    5 marzo, 2014 en 16:02

    Mirneth :
    Yo estoy con Bea. Para dar sabor la del carrefour va genial. Prefiero la maldon por cuestión de gustos.
    Lo más crispante de la noticia es que habrá bobos que la compren a chiquicientos euros el quintal (esa gente no entiende el sistema métrico) y se la pondrán hasta en la sopa sólo para pillar más piedras en el riñon y algun infarto. Luego, después de ingresar por un infarto, mirarán al médico con cara de sapo… “pero si la mía era milagrosa!” y aún demandarán al médico por no hacer un buen diagnóstico o por que sí.
    Sé que este comentario es una exageración pero me aterra pensar que quizá no está tan lejos de la realidad como quisiera pensar.

    Yo me acabo de dar cuenta de que Ununquandium tiene razón, Mirneth: salamos con la del Carrefú, pero, ¿y cómo hacemos el círculo de sal en nuestro coven wiccano? ¿Cómo curamos la cándida con esa sal del himalaya transgénica-o-algo? ¿K ASER? ¿¡Y el oscilococilum ese, qué?! ¡Nadie piensa en los niños! Estamos condenándolos a la muerte con sal no-rosa de toda la vida…

    PD: Maldon para el solomillo, hombre/mujer. Por ejemplo, rompe la yema de los huevos fritos. Muy agresiva (y riiiiica….)

  21. 5 marzo, 2014 en 16:42

    Y yo que creía que sólo eran una forma rara de decoración que usaba mi hermana (de hecho le pregunté al vendedor si no era sal gema común y corriente pero color rosa). Nooo, es mágica, curativa y te inscribe en Hogwarts (¿cómo que no, qué mi plata no vale 🙂 ?
    Pero lo de la “sal orgánica natural no transgénica” sobrepasa mi imaginación (que no es escasa), realmente hay que tener muchas ganas de creer.

  22. ricardo
    6 marzo, 2014 en 2:01

    David Alejandro Fuentealba Márquez :
    Recuerdo haber visto hace un par de meses atrás un anuncio donde ponían los increíbles beneficios de una “sal orgánica natural no transgénica” del Himalaya (y sí, también era milenaria y todo eso) Parece ser la misma que ésta…

    Respecto de esa “sal” salió una defensora haciendo una ditraba histerica aqui: http://de-avanzada.blogspot.com/2013/11/sal.html sobre lo maravillosa que resultaba esa sal, solo por ser “natural”.

  23. Mirneth
    6 marzo, 2014 en 9:23

    Qué razón tienes Bea, nadie piensa en los niños, pobres… desprotegidos de los miles de peligros que los acechan agazapados entre la maleza. Todo porque no compramos sal-milagrosa-rosa-del-himalaya-que-es-la-leche-en-bicicleta y hacemos círculos chulos con ella para su protección.

    Ununquadium, por supuesto que tu cuerpo es una turbina hidráulica, ¿te perdiste esa clase en la facultad superior de engañabobos? ¿No baja y sube la sangre por las piernas, creando así una fuerza que puede ser aprovechada por pequeñas-turbinas-bioloógicas-unicelulares? ¿De dónde te crees que sacan las neuronas la electricidad para transmitir sus impulsos?. Es triste, pero esto podría ser un la base de un anuncio de la teletienda, y se vendería!

    Como curiosidad, he recordado que una vez vi algo muy parecido en Palamós a “sal orgánica natural no transgénica”. Alguien decidió que era buena idea vender a precio de oro la sal de freir las gambas, o sea que algo de “orgánico no transgénico” debe llevar. Eso sí, ellos sólo decían que hacía milagros en el arroz a la cazuela, nada de círculos de brujas, pero… por el amor de una madre, por ese precio me compro las gambas la verdad.

    P.S.: también se comercializa el agua de mar ideal para hacer paellas (eso lo decía el paquete, no yo) a unos 4 euros el litro.

  24. 6 marzo, 2014 en 13:49

    Viñalagar :
    Estos de la sal del Himalaya no han dado todavía con el “agua agria” de Paterna del Río (Almería), esa que nos obligaban a beber de pequeños nuestras madres (para desdicha de nuestros riñones). Cuando se enteren seguro que hacen negocio …

    😯

    Bueno a mis hermanos y a mí nos “torturaban” 😉 con el aceite de hígado de bacalao. (Soy joven, pero en mi familia nos han alimentado con eso por generaciones) ¿Alguna otra víctima entre el honorable público? 😀

    Sal(udos) terapeúticos.

  25. 6 marzo, 2014 en 19:57

    Sabéis porque se me deshace la sal de la lámpara…..me chorrea agua….

  26. Abraham
    7 marzo, 2014 en 14:46

    Es porque absorbe los malos espíritus … XD

  27. 9 enero, 2015 en 4:40

    Me he reído muchísimo…..pero me admira la creatividad, la redacción de tanta tontería pero de manera convincente….jajajaja….y si te haces unas friegas con esa sal, seguro que te remineralizas y ¡fuera osteoporosis y todo eso!

  28. Anónimo
    10 enero, 2015 en 15:33

    Hola soy marina yo gasto lasal

  29. Anónimo
    12 enero, 2015 en 9:51

    Había visto esas lamparas en varios comercios, pero pensé por su belleza que eran un adorno.

  30. Salero
    12 febrero, 2015 en 22:07

    El médico jamás te recomendara aloe vera, pero el que lo ha probado sabe sus beneficios.. Aloe o cualquier cosa que no vendan en la farmacia. Con esto no digo que las medicinas sean innecesarias pero todo tiene su término medio..

  31. 12 febrero, 2015 en 22:08

    Salero

    ¿Y que tiene que ver el aloe vera con el tema de la entrada? ¿O es que tú defiendes las propiedades curativas del aloe vera en sustitución de los medicamentos?

  32. 12 febrero, 2015 en 22:56

    Salero, acabas de hacer un “Umbral” con tu comentario: “yo he venido aquí a hablar de mi libro” 🙂

  33. Emmanuel
    13 febrero, 2015 en 8:41

    Salero, puedes aclararme algunas dudas respecto a tu comentario:

    ¿Que tiene que ver la Sal del Himalaya con el Aloe Vera? ¿Estás diciendo que las propiedades que algunos le atribuyen a la Sal del Himalaya son ciertas porque el Aloe Vera tiene propiedades beneficiosas?

    Hace décadas las farmacias no vendían pócimas homeopáticas (o chicles, o cepillos de dientes, o productos adelgazantes, o …), hoy muchas farmacias las venden, ¿Quieres decir que hace décadas la homeopatía no funcionaba y ahora si lo hace? ¿O quieres decir que hoy las pócimas homeopáticas no funciona y si lo hacían hace décadas?

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: