Inicio > Actualidad, Escepticismo > Volviendo a la vieja e insegura planificación familiar “natural” del método Ogino y similares

Volviendo a la vieja e insegura planificación familiar “natural” del método Ogino y similares

9 enero, 2015

metodo oginoPues aunque parezca mentira, en una época en donde existen (al menos en el mundo occidental) métodos anticonceptivos efectivos y seguros, las nuevas tecnologías en forma de los actualmente omnipresentes y venerados “smartphones” (que parecen se han convertido en la solución a todos los problemas y necesidades de la humanidad) se están combinando con obsoletos e inciertos remedios de planificación “natural” para dar lugar a lo que únicamente puede calificarse como la última estafa pseudomédica.

Así cualquier mujer puede instalar una sencilla “app” o aplicación en su teléfono móvil, el cual se puede conectar mediante cable a un termómetro bucal. Este conjunto de hardware más software, que se vende por el módico precio de 290 euros y que parece estar causando furor en los EEUU, permite monitorizar la temperatura femenina, para así conocer su ciclo menstrual y señalar los días del mes durante los cuales la mujer es más fértil. Después sólo queda entregarse a la cópula lo más alejadamente posible de esos fatídicos días y por supuesto, rezar al Santo Ogino patrón de los hijos no deseados para, como informan las más diversas asociaciones y colegios profesionales de obstetras y ginecólogos del mundo, no encontrarse en ese fatídico porcentaje de mujeres que se quedan embarazadas al utilizar estos tan “naturales” (aunque eso sí, muy cristianos) métodos anticonceptivos. Pero por supuesto, estarán de acuerdo conmigo en que el aparatito en cuestión es un monada:

daysy fertility monitor

 Entradas relacionadas:

* Un zahorí dirigirá el mayor centro de investigación científica australiano 

* Telómeros ¿medicina genómica o simple pseudomedicina? 

* La (más o menos) revolucionaria tecnología médica del ejército egipcio

* Células madre al estilo tejano: la cultura del cowboy

* Casualidad frente a causalidad o el porqué las supercherías pseudomédicas parecen funcionar

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* Diferencias entre ciencia y pseudociencia

* La cada vez más difusa línea entre la medicina científica y la estafa pseudomédica

* ¿Qué es la ciencia? 

* Conocimiento o superstición 

* ¿Por qué hay artículos científicos que avalan la homeopatía, acupuntura, reiki, etc?

* Carl Sagan y la astrología

* Ciencia, anticiencia y religión según el físico y filósofo norteamericano Victor Stenger

* Acupresión o como olvidar un siglo de método científico 

* La ignorante arrogancia humana


  1. Abraham
    9 enero, 2015 en 9:56

    Con lo que cuesta el aparatito, da para muchos condones…

    Una cosa que no entiendo. Si según la Iglesia católica los métodos anticonceptivos son pecado, ya que todo lo relacionado con el sexo tiene que estar orientado a la reproducción, esto del método Ogino, aunque falible, no deja de ser un método anticonceptivo. Las parejas que usen el método Ogino tendrán menos niños que los que no usen absolutamente nada, ¿no? Por coherencia, para un cristiano usar el método Ogino debería ser pecado también. Quizás menos pecado que el condón, pero pecado al fin y al cabo.

    Aunque si además de termómetro le pones un vibrador, eso explicaría el éxito de ventas.

  2. 9 enero, 2015 en 11:35

    Abraham

    Respecto a la doctrina de la iglesia (o ya puestos de cualquier religión) sobre este u otros temas no esperes coherencia y racionalidad alguna, aunque yo también me he maravillado siempre por esa tendencia de los creyentes en intentar engañar a su supuestamente omnisciente deidad. Como decían los curas de antes, bueno y muchos de ahora, si hasta la masturbación es pecado porque con ella se desperdician millones y millones de vidas de futuros cristianitos.

    Respecto al termómetro no seas mal pensado, que a diferencia de otros métodos anticonceptivos basados en la temperatura basal, aquí no hay que introducir el aparatito por los orificios inferiores sino que es un termómetro bucal.

  3. 9 enero, 2015 en 12:24

    Esto me recuerda a los trucos que usan los judías para engañar el Sabath de los cojones que tienen, “que si no puedo encender un interruptor entonces conecto el interruptor a la puerta asi se enciende automaticamente y de esa manera no violo el Sabath” y cosas asi…. Esto lo mismo, “que si el ñiño dios no me permite tener sexo si no es para procrear entonces tengo ‘sexo para procrear’ pero en los días que tengo menos posibilidades de quedarme embarazada”…

    Lo dicho, lógico dentro de la lógica de las religiones…

  4. Abraham
    9 enero, 2015 en 14:04

    Gracias por la aclaración, pero es que con ese aspecto… jeje.

  5. 9 enero, 2015 en 16:51

    Abraham

    Si tienes bastante razón con tu equivocación. La medida de la temperatura basal se suele hacer via vagina o ano porque es más correcto. La temperatura de la boca es más inexacta, así que imagina la fiabilidad del dichoso aparatito. Pero supongo que los encargados de marketing de la empresa consideraron que era excesivo enchufar el móvil a esos tan particulares orificios.

  6. 9 enero, 2015 en 18:05

    Ah… ahora lo entiendo. Había pensado exactamente lo mismo que Abraham. Aunque no deja de ser un tanto sugerente el artefacto.
    Pues nada, nada… vuelve el pasado. ¿Cuántas veces no me pregunté yo de jovenzano qué rayos era eso del método “Ojino”?

  7. Anónimo
    9 enero, 2015 en 18:30

    Vaya por delante mi desconocimiento en materia médica, soy informático.

    ¿Existe alguna relación entre la temperatura del cuerpo y la fertilidad? ¿La temperatura del cuerpo no varía en función de innumerables variables (fiebre, hipotermia, temperatura ambiental,…)?

  8. Paco
    9 enero, 2015 en 20:16

    Abraham, si la iglesia católica tolera el método de Ogino es porque NO es un método anticonceptivo, si no más bien al contrario. Al utilizarlo, los fieles sienten una falsa seguridad al copular,cuya consecuencia directa es el nacimiento de más fieles.
    Un saludo a todos!

  9. 9 enero, 2015 en 20:31

    Pues ese es el quid de la cuestión y por lo que fallan tanto estos métodos.

  10. Álvaro Luna
    9 enero, 2015 en 20:55

    Duele leer que algunos sigan empeñados en que vayamos para atrás en vez de para adelante.

  11. 10 enero, 2015 en 18:17

    1-La extrapolación de temperatura bucal – ovalación femenina carece de sentido. De hecho, nosotros no tenemos una temperatura fija a lo largo del día… No hace falta ser enfermero para saberlo ;p ; por lo tanto, PUEDE q por la.mañana te diga una cosa y a la noche otra (habría que ver la app. q es el segundo punto, y si tiene en cuenta diferentes factores como el mencionado y no sólo el típico calendario..).

    2-App; últimamente salen al mercado virtual MUCHÍSIMAS apps “de la salud”, y está muy de moda. La realidad es que un gran % de ellas, tienen fallos, conceptos obsoletos o bases de datos realmente antiguas…Hay que tener en cuenta que en muchos casos, NO en todos, estas apps tienen el único objetivo de obtener descargas (o ventas añadidas con el aparato en cuestión en este caso) y no buscan una mejora de la salud o un beneficio para el usuario. No ocurre con todas, pero es muy recurrente y es un concepto a tener en cuenta.
    (No niego que pueda ser una alternativa para religiosos fervorosos, cada uno que se gaste el dinero en lo que quiera, pero puede que haya mujeres que lo compren por otro motivo, y les salga rana; es importante disuadirlas)

    Un saludo y gran entrada ateo.

  12. 10 enero, 2015 en 18:32

    1vin

    Para obviar el problema que comentas, la “app” indica que la mujer debe tomarse la temperatura por la mañana al levantarse siempre y cuando haya dormido de un tirón al menos las dos últimas horas. De todas formas incluso siguiendo el protocolo hay suficientes variaciones para hacer de éste un método muy burdo para controlar con exactitud la fertilidad femenina.

  13. 10 enero, 2015 en 19:33

    Alvaro, No creo que el motivo del fabricante de la App sea relanzar el Ogino por ideología. Mas bien han visto una forma de sacar pasta y para adelante. Programas una fórmula que relacione la temperatura, con el calendario y con la probabilidad de fertilidad (no creo que lleve más de tres lineas de código) y te forras. Además apuesto a que ese termómetro les deja un margen del copón. Otra cosa es que esta época es proclive a estas pagufadas, no por el apoyo de la iglesia católica, sino porque set´y seguro que lo promocionan como “libre de químicos” y ajeno a la “mafia farmacéutica.”. Es decir, no es un producto para católicos tecnológicos, sino para neoHippies fans de Silicon Valley

  14. 10 enero, 2015 en 19:34

    Vale. Después de la perfecta explicación de 1vin, mi post queda obsoleto y prescindible.

  15. Cronopio
    10 enero, 2015 en 19:55

    El control de la temperatura basal + una app bien diseñada, puede se útil para aumentar las probabilidades de embarazo, buscando los días más fértiles. Obsérvese que facilitar no es lo contrario de evitar.
    El cachirulo del artículo es bastante antediluviano. No entiendo como usan un termómetro bucal añadiendo incertidumbre al, ya de por si inexacto, procedimiento. Hace ya años que existen vibradores comandados por bluetooth…

  16. 10 enero, 2015 en 20:13

    El aparato en cuestión sale al mercado porque además de los religiosos hay mucha gente que prefiere lo “natural” a las “artificiales” pastillas.

  17. JRRiudoms
    11 enero, 2015 en 0:43

    #Josepzin: Dudo muy mucho que los judías [sic] tengan “el Sabath de los cojones”. Lo que es bastante cierto es que usted tiene como cerebro los cojones… ¿O es sifilis cerebral?

    Atentamente, y buena semana

  18. 11 enero, 2015 en 6:32

    Lo siento por ustedes, pero con una app y siguiendo lo que llamamos el ritmo, llevo 4 años de casado y no tenemos hijos. ¿Has leído de los efectos secundarios de los anticonceptivos? En el caso de mi mujer, tuvo el periodo 3 veces en un mes y otras cosas mas, por eso decidimos llevar lo que llaman el ritmo y como te dije antes.. 4 años casi 5… ¡Saludos!

  19. 11 enero, 2015 en 11:25

    Bioacler

    Por si no eres lector habitual de este blog (porque esto se ha escrito en infinidad de entradas y ha salido quizás en miles de comentarios) te recuerdo que un caso no es representativo de nada. Además nadie dice que estos métodos sean erróneos al 100%. Siguiendo todas sus indicaciones y en mujeres con un periodo constante (hay mujeres que más bien parecen un reloj) estos métodos funcionan, como también funciona la vieja observación de los ritmos del propio cuerpo como hacían nuestras abuelas sin necesidad de termómetro y algunas de ellas acababan consiguiendo tener sólo un par de hijos. El problema es que hay muchísimas mujeres con reglas cambiantes para los que estos métodos son como la ruleta rusa.

    Por cierto, te comento que en la actualidad existen los llamados anillos vaginales, que al estar liberando hormonas permanentemente durante el ciclo, la concentración de las mismas es muchísimo menor que en el caso de las clásicas píldoras con lo que desaparecen esos molestos efectos secundarios, además de eliminar el engorro tanto de las píldoras como de los métodos de medida de estar todos los días pendientes de la rutina. Y para que quede claro (que luego enseguida viene alguien con acusaciones) no trabajo en ninguna multinacional del ramo o similares y lo comento porque es el método que usa mi pareja y el que nos parece más cómodo sin perder eficacia alguna, después del siempre recomendado por los ginecólogos que es el DIU.

  20. Anónimo
    11 enero, 2015 en 12:11

    ateo6666, con respecto a tu primera frase, creo que sería conveniente que tuvieras (tu y otros) en cuenta un factor: Muchos de los que dicen “a mi me funciona” no son ni magufos, ni vendedores de humo, ni individuos con fe. Son personas normales y corrientes que hacen uso de un producto promocionado y que ven como al de un tiempo se produce un efecto.

    Teniendo esto en cuenta, no creo que limitarse a decir “te recuerdo que un caso no es representativo de nada” vaya ha hacer cambiar de idea a la persona, porque esa frase a esa persona no le dice nada.

    Sería mejor publicar un artículo con lenguaje llano y ejemplos sencillos y mundanos (como por ejemplo este para explicar un ensayo clínico) y usarlo siempre que salga el “a mi me funciona”.

  21. 11 enero, 2015 en 12:45

    Anónimo

    Como ya he comentado antes en este blog hay multitud de entradas, que se pueden consultar en la pestaña de búsqueda, acerca de la estadística asociada a los tratamientos médicos. A veces también sería de agradecer que las personas (sobre todo si visitan una web de divulgación científica) se informaran (aunque fuera mínimamente) y sobre todo pensaran un poquito antes de escribir obviedades una y otra vez refutadas no sólo en este blog, en todo internet y hasta si me apuras en la educación obligatoria. Porque se da la paradoja de que el mejor momento de la historia de la humanidad para obtener información (que ni siquiera hay que levantarse del sillón para ir a la biblioteca, sino que con un par de simples clics vale), la gente sólo utilice la web para contar sus experiencias personales sin pararse a reflexionar mínimamente.

    Porque la función de CyD tal y como yo la entiendo no consiste en demostrar una y otra vez las conceptos más elementales (que para eso está el sistema educativo) a cualquiera de los cientos de millones de internautas hispanos que puedan visitar nuestra página, sino como una forma de divulgar ciencia para personas que aunque no siendo científicos, tienen un cierto interés y una capacidad aunque sea mínima de reflexión. Por los comentarios observo que algunos internautas nos tratan como si fuéramos una empresa y ellos los clientes, es decir como si tuviéramos la obligación de satisfacer todas sus necesidades y muchas veces sus caprichos. Y esto no es así, el internauta debe entender que antes de opinar debe hacer un mínimo esfuerzo para intentar argumentar lo más inteligentemente que le sea posible y así ayudar con sus ideas a mejorar el trabajo que hacemos los colaboradores del blog.

  22. Anónimo
    11 enero, 2015 en 13:10

    Que CyD no tiene la obligación de satisfacer como si de una empresa eso ya lo sé. Y que la gente debería informarse y reflexionar también. Pero una cosa es la teoría, y otra la realidad.

    La experiencia personal del “a mi me funciona” no la vas a cambiar con un simple “te recuerdo que un caso no es representativo de nada”. Al fin y al cabo el “a mi me funciona” parece una conclusión intuitiva. Y esa persona seguirá repitiendo “digas lo que digas, a mi me funciona”. Es mejor ponerle un enlace a un artículo que le explica porque puede aparentar funcionarle, aún cuando no lo haga.

    Yo suelo poner el ejemplo de una persona que desmaya en la calle, un evangélico comienza a rezar y al poco la persona desmayada se recupera. ¿Se ha recuperado por las oraciones?

  23. 11 enero, 2015 en 14:33

    @Bioacler, la probabilidad media de quedarse embarazada en el momento más fértil del ciclo es de alrededor del 9%, así que, si evitas los días más fértiles acabas con una probabilidad de alrededor del 1-2%, que es una barbaridad. Además, el que llevéis 4 años sin embarazo no es nada raro, aunque depende de la frecuencia con la que tengáis sexo. Suponiendo una media de 8 relaciones por mes, habéis tenido 384 contactos, lo que hace que las probabilidades de no haber tenido ningún embarazo sean de alrededor del 2.1%, bajas pero no demasiado. Además el 15-20% de los embarazos acaban en un aborto natural, la mayoría de las veces antes de que la mujer sepa que está embarazada. Y eso sin haber considerado que alguno de los dos tengáis algún problema de fertilidad.

  24. 11 enero, 2015 en 17:18

    Abraham et al

    Desde la óptica de la doctrina católica, lo que plantean (enciclica Humanae Vitae y demás…) es que solo están aceptados los métodos naturales y siempre y cuando se usen en caso de que haya motivo grave para evitar la paternidad. En cualquier otro caso, abstinencia.

    ¿Logica? Ninguna. ¿base teológica? Que según los evangelios, un día Jesus dijo “multiplicaos y llenad la tierra” y por eso ya no se pueden usar condones. Punto.

    El Ogino es popularmente conocido como la “ruleta vaticana”.

  25. Diego S.
    12 enero, 2015 en 8:09

    La iglesia prefiere a feligreses reprimidos que ni siquiera puedan ‘aliviarse’ ellos mismos so pena de infierno, caída de dientes, ceguera y secada de médula.
    Y si tienes sexo cargarte de hijos para que tampoco tengas mucho tiempo para pensar.
    La preferencia de la iglesia por este método anticonceptivo es simplemente porque no funciona, para ello el cuerpo de la mujer tendría que funcionar como un reloj suizo y no funciona así.

  26. Abraham
    12 enero, 2015 en 10:47

    Lo de ‘creced y multiplicaos’ viene en el Génesis. Concretamente era ‘fructificad y multiplicaos, llenad la tierra y sojuzgadla’. Creo que esto ya lo hemos cumplido con creces. La cuestión es, ahora que ya hemos cumplido esa orden, ¿seguimos llenando más la tierra? Al que escribió el Génesis se le olvidó dejar instrucciones de qué hacer después de poblar la tierra y sojuzgarla.

  27. jm2garrido
    12 enero, 2015 en 12:47

    Es una impresion mi o wordpress se ha comido mi comentario de ayer por la noche??

  28. 12 enero, 2015 en 13:30

    jm2garrido

    Yo no lo encuentro en la bandeja de spam.

  29. Pocosé
    13 enero, 2015 en 10:48

    Es comprobado que la mujer en sus días fértiles tiene un mayor apetito y no de bombones. Pues eso, cuando más le apetezca, que se jo… osea que no, que eso no.
    Además de inútil y meapilas es una app machista.
    El Ogino para lo que en realidad puede ser útil es para el embarazo deseado, siempre que no haya potencial para no fallar en días alternos, lo de alternos es por la madurez de los espermatozoides, si tienen que trabajar hay que darles un respiro.
    Abrazos y o saludos para todos y aunque pintan bastos, mi deseo para este nuevo año es que podamos rebajar la presión que pretende llevarnos al medievo.

  30. JRRiudoms
    13 enero, 2015 en 11:10

    Abraham: En Génesis 2:15 tiene la respuesta. “Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto del Edén, para que lo labrará y lo guardase”.
    Somos, por tanto, mayordomos de la obra de la Creación. Es a cada uno de nosotros la responsabilidad de ello, de estar a la altura de dicho mandato.
    Atentamente

  31. 13 enero, 2015 en 12:30

    JRRiudomos dices
    Somos, por tanto, mayordomos de la obra de la Creación

    Esa es tu forma de verlo, a mí no me líes. Yo pienso que somos el producto de millones de años de evolución. Y no somos mayordomos de nadie, somos responsables últimos de nuestros actos.

    Es a cada uno de nosotros la responsabilidad de ello, de estar a la altura de dicho mandato.

    La palabra mandato es significativa. Si seguimos el mandato de lo que dicen los libros sagrados (interpretándolo cada uno como mejor le viene en gana) nos devuelve a la época en la que no existían ningún derecho humano básico, y justifica actos como los perpretados en París la semana pasada.

  32. 13 enero, 2015 en 15:48

    Manuel

    Los creyentes como JRRiudomos son tal y como ellos mismos se definen: aborregadas ovejas incapaces de cualquier autonomía y siempre sujetas a las estrictas órdenes de su inexistente amo.

    Por cierto he movido tu respuesta a Carlos a la entrada correspondiente.

  33. JRRiudoms
    13 enero, 2015 en 17:00

    Manuel: De acuerdo, es “mi” forma de ver (el “somos” debería decir “soy”). Por otra parte, el mandato que recojo lo hago desde el libre albedrío, desde mi libertad de tomar decisiones por mi mismo. Y sobre los actos perpetrados en París la semana pasada, no estoy de acuerdo con ninguna de las justificaciones que un bando u otro esgrimen. Nadie tiene la potestad de quitar la vida a nadie.

    Ateo66666666: Sepa que sus rebuznos no me afectan lo más mínimo. Creo que peca de extralimitarse en definir lo que son los demás. Ya ve: no lo sabe todo…

    Atentamente

  34. 13 enero, 2015 en 19:25

    JRRiudoms

    No dejo de sorprenderme de la capacidad que tenéis los creyentes en proyectar vuestras limitaciones en los demás. Rebuzno es hablar ignorantemente ¿y a santo de qué? de huertos celestiales y demás patrañas sólo aptas para débiles mentales.

    Como dijo alguien hace tiempo “si no quieres que me ría de tus creencias, no tengas creencias tan divertidas”

    En resumen, cuando aportes algo mínimamente inteligente (si eso es posible) yo me comprometo a tratarte de forma diferente, pero mientras sigas haciendo absurdo proselitismo religioso en CyD ¿es que no tienes bastante en tu iglesia, templo o donde te reúnas con tus ignorantes compañeros? serás tratado como lo que eres, un simple necesitado de un buen rapapolvo.

  35. 13 enero, 2015 en 20:20

    Y sobre los actos perpetrados en París la semana pasada, no estoy de acuerdo con ninguna de las justificaciones que un bando u otro esgrimen.

    ¿Hay dos bandos esgrimiendo justificaciones? Algo se me ha escapado.

  36. Pocosé
    13 enero, 2015 en 21:20

    JRRiudoms: “el mandato que recojo lo hago desde el libre albedrío”
    ¿El mandato que recoges es el del antiguo testamento, el del nuevo testamento. el de la torá, el del corán, el de los sutras, el de los vedas, el de … … ?
    Supongo que con tu libre albedrío habrás valorado cual de los distintos mandato es el más razonable y por que.
    Si albergas algunas dudas, no tengas miedo de que tu propia decisión se pueda diluir en un mar de dudas, no es tan dramático como pueda parecerte ahora.
    Si no albergas ninguna duda, entonces has de tener en cuenta que, solo aquel o aquello de donde recoges tu mandato, en su infinita sabiduría, conoce las razones por las que a ti te bendice eximiéndote toda duda y a mi me ha dotado de conocimientos y raciocinio para concluir que la total ausencia de dudas solo se debe a fanatismo o a ignorancia y mas probablemente a ambas cosas a la vez.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: