Inicio > Actualidad, Astronomía, Ciencia, Científicos invitados, Magufadas, Medicina > Sobre energías físicas y místicas

Sobre energías físicas y místicas

20 enero, 2015

energia misticaEn el actual, hipertecnológico y desarrollado mundo del siglo XXI se da una curiosa a la vez que irracional paradoja. Los gigantescos avances científicos de los últimos siglos han permitido el desarrollo de una tecnología de vanguardia capaz de identificar y medir con extrema exactitud las más variadas formas de energías. Sin embargo otras “energías” supuestamente más próximas y accesibles se siguen manteniendo reacias al estudio científico.

Así el ser humano ha sido capaz de medir la exótica, invisible y prácticamente indetectable energía oscura, energía de la que experimentadamente no sabemos nada aparte de que es mayoritaria en nuestro universo y se encuentra en todas partes, desde esta página web hasta el rincón más lejano del cosmos.

 

Nuestros telescopios y radiotelescopios son capaces de detectar emisiones de luz y energía originadas hace miles de millones de años y que han viajado decenas de miles de millones de años luz desde extraños objetos cósmicos que desaparecieron hace infinidad de eones.

pulsar

Se ha realizado un mapa de todo el Universo con la antiquísima radiación de fondo de microondas, cuyo valor está muy próximo al cero absoluto.

radiacion fondo microondas

Disponemos de tecnología capaz de detectar infinitesimales cantidades de energía en forma de radiación, calor o de cualquier otro tipo provenientes de lejanas fuentes macro o microscópicas.

espectro radiacion

Avanzados escáneres pueden medir las más variadas ondas electromagnéticas visibles o invisibles de cualquier tipo de objeto sea éste animado o inanimado.

Sin embargo por el contrario esas supuestas energías maravillosas del chi, los chacras, los meridianos, etc. que chamanes, curanderos, sanadores o practicantes de las más variadas medicinas holísticas dicen que llevan milenios controlando, manipulando y dirigiendo con el único poder de su mente y de su fe para sanar de forma instantánea, a la vez que totalmente natural cualquier tipo de dolencia, desde un simple resfriado o unas incómodas hemorroides hasta los cánceres más agresivos y los patógenos más letales, esas en cambio somos incapaces de detectarlas de ninguna manera objetiva ni de medirlas concluyentemente de forma alguna, con ninguno de los sofisticados aparatos que la desbordante inventiva humana ha sido capaz de concebir. ¡Asombrosamente paradójico a más no poder!

Entradas relacionadas:

* El Universo en tres minutos

* ¿Tiene el universo un propósito?

* Ensayos clínicos sobre medicina integrativa ¿probando si la magia funciona? 

* La acupuntura reduce los síntomas de la menopausia o como publicar mala ciencia

* La homeopatía es ineficaz, pero ¿qué importa?

* La cada vez más difusa línea entre la medicina científica y la estafa pseudomédica

* Cuidado con los remedios naturales que pueden producir cáncer

* Acupresión o como olvidar un siglo de método científico 

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* El Colegio de Médicos de Madrid y las pseudomedicinas

* La gran estafa médica de los farmacéuticos homeópatas

* El Cabildo de Fuerteventura subvenciona la sanidad basada en el “vampirismo energético”

* Casualidad frente a causalidad o el porqué las supercherías pseudomédicas parecen funcionar


  1. Pocosé
    20 enero, 2015 en 8:15

    Pero si estas energías están holísticamente integradas en la Energía Oscura, que es la que mueve y conforma el Universo.Y la perversa ciencia oficial, al no poder detectarla con sus artilugios, solo admitió su existencia cuando no le cuadraban los números, con la desfachatez de asignarle la medida adecuada para poder justificar sus inconsistentes teorías.
    Haber si os vais a creer que va hacer tan fácil desmontar chiringuitos.

  2. 20 enero, 2015 en 12:13

    totalmente deacuerdo. pero he de decir que toda persona que he intentado convencer de lo contrario sobre las pseudociencias no tienen cultura cientifica alguna (yo tampoco es que sea muy culto, pero leo mucha divulgacion y tengo mentalidad esceptica) y he optado por dejar que cada uno crea lo que le de la gana ya que me resulta frustrante.

  3. Alberto F
    20 enero, 2015 en 21:42

    A mi cuando me hablan de energías místicas siempre les hago la misma pregunta, ¿a 125 o 220v?

  4. 21 enero, 2015 en 12:17

    Pocosé, no te veo muy de ciencias, pero tampoco pareces de letras… not offense intended.
    Creo como tu, que el que no haya pruebas de algo no implica su inexistencia, pero admite que de todas las cosas que salen en cuarto milenio, igual una de cada cien resulta ser “algo” en un futuro.

  5. 21 enero, 2015 en 13:15

    No es del todo cierto que seamos incapaces de detectar de ninguna manera objetiva las energias no convencionales, ni que no podamos medirlas concluyentemente de forma alguna, con ninguno de los sofisticados aparatos que la desbordante inventiva humana ha sido capaz de concebir.

    A modo de ejemplo, existen las cámaras bioelectrográficas de Konstantin Korotkov, cuyas imagenes tomadas a través del método de visualización de descarga de gas (Gas Discharge Visualization), son una técnica avanzada de fotografía de Kirlian que muestra los biofotones, descubiertos en 1920 por el embriólogo ruso Alexander Gurwitsch. En la década de los 70 el profesor Fritz Albert Popp descubrió que esta emisión de luz, a la que llamó biofotones, se presentaba en un rango de entre 200 y 800 nm.

    La técnica desarrollada por Korotkov, quien es director del Instituto de Investigación de Cultura Física de San Petersburgo, es avalada como una tecnología médica por el Ministerio de Salud de Rusia y es utilizada por más de 300 médicos en el mundo para monitorear pacientes con distintas enfermedades.

    Otra cosa es que seamos incapaces de aceptar los avances de la ciencia de vanguardia como los del premio Nobel de medicina Luc Montagnier y su equipo, que al sugerir que el ADN emite señales electromagnéticas capaces de afectar la estructura del ADN en otras moléculas, autoproyectando una especie de transmisión cuántica de material genético, fueron totalmente desacreditados, y tuvieron que exiliarse de occidente para poder continuar con sus trabajos.

  6. 21 enero, 2015 en 18:52

    Para aquel deseoso en creer siempre existirá una rendija en donde ubicar sus “energias o dioses”.

  7. 21 enero, 2015 en 19:04

    epicoach

    La física de la fotografía Kirlian y sus derivados fue desvelada hace décadas y no tiene relación alguna con ningún aura vital ni biofotones: http://www.sciencemag.org/content/194/4262/263

    Respecto a Montagnier y las señales electromagnéticas del DNA ya hablamos en CyD hace tiempo:

    https://lacienciaysusdemonios.com/2010/12/27/luc-montagnier-escapa-del-%E2%80%9Cterror-intelectual%E2%80%9D-persiguiendo-ideas-revolucionarias-en-china/

  8. 22 enero, 2015 en 0:03

    se presentaba en un rango de entre 200 y 800 nm.

    O sea que abarca todo el espectro visible. Genial, ¿y cómo es que no lo vemos?

  9. El Bioquímico Escéptico
    22 enero, 2015 en 8:16

    Este artículo me acaba de recordar a una conversación que tuve con un familiar acerca de estas supuestas “energías”: El afirma que estas energías permiten a las personas conservar su conciencia tras la muerte, y me cita como “prueba” una entrevista realizada al Doctor Van Lommen en La Vanguardia hace unos años. Yo le pregunto que si en esos experimentos se han detectado campos eléctricos o magnéticos de origen desconocido, o variaciones de temperatura, o alguna forma de energía medible, a lo que me responde con silencio….

    El caso es que al final me decidí a leer la entrevista y a investigar un poco sobre ese tal Van Lommen. Resulta evidente que la parte en la que habla de dimensiones y mecánica cuántica no es mas que magufería pura y dura. Sin embargo, los casos de EDM han logrado despertar mi atención. La explicación médica más aceptada es que se trata de alucinaciones por la falta de oxígeno, pero los casos descritos por el doctor Van Lommen sugieren que tal vez no todo sea así. Por desgracia, no tengo mucha información acerca de temas como la anoxia o la mecánica del cerebro en situacones anómalas (la medicina humana jamás ha despertado mucho interés en mí). Es por eso que me gustaría preguntar acerca de qué información tenéis acerca del este tema. Se que no viene mucho al tema del artículo, pero….

  10. Emmanuel
    22 enero, 2015 en 8:41

    epicoach

    No es del todo cierto que seamos incapaces de detectar de ninguna manera objetiva las energias no convencionales

    Sin acritud, pero con tan solo leer esa primera frase, tu texto ya me suena a magufada. ¿Que es una “energía no convencional”? Si se han podido detectar, ¿Por qué hablas de ellas? Serían un hecho probado, repetible, y por tanto no sería diferente a la grabedad o el electromagnetismo.

    El segundo párrafo me suena a 100% magufada.

    Con respecto a tu último párrafo, que lo investigue un premio Nobel no significa nada: No porque sea un nobel tiene porque siempre estar en lo correcto, se puede equivocar, ni que todo lo que investigue sea “vanguardia”.

    fueron totalmente desacreditados, y tuvieron que exiliarse de occidente para poder continuar con sus trabajos.

    As si, faltaba esa apelación a esa malvada ciencia oficial de mente cerrada que actúa como la inquisición mientras que otros son como Galileo.

  11. 22 enero, 2015 en 8:41

    Hola, veo que has cambiado de “Veterinario agradecido” a “Bioquímico escéptico”, ¿será cosa de las tasas académicas? 😉

    Es broma. Del tema que habla escribí algo hace ya varios eones: https://lacienciaysusdemonios.com/2011/05/03/%C2%BFpuede-residir-la-conciencia-fuera-del-cerebro/

  12. Emmanuel
    22 enero, 2015 en 8:46

    Mortrex

    igual una de cada cien resulta ser “algo” en un futuro.

    Si inventas 10.000 teorías, tienes bastantes probabilidades de que chiripa aciertes en alguna. Lo mismo se puede decir de los videntes y sus predicciones.

    El problema vendrá cuando de chiripa acierte, entonces dirá: Os lo dije, ¿Veis como tenía razón? Entonces, ¿Por qué otras cosas que yo digo no puedan ser ciertas?

  13. Pocosé
    22 enero, 2015 en 8:53

    Si Mortrex.
    Como mi nickname indica el nivel es bajo, tanto en ciencias como en letras. Pero suficiente como para tener bastante claro que va a ser muy difícil desmontar los chiringuitos magufoesotéricoespirituales y los psedocientíficos con pingues beneficios aún más.
    Por otro lado, unas palabras que se juntan, un teclazo al corrector, algo de prisa y “Lapsus tecledae”. El que esté libre de pecado … … …

  14. Pocosé
    22 enero, 2015 en 9:10

    martincx,
    Es muy posible que ese deseo de creer esté incentivado incluso genéticamente y aquí entraríamos en como la superstición eficaz acaba coevolucionando con el “Homo tecnotribalis” hasta donde actualmente nos encontramos creencias y ¿”Homo sapiens”?

  15. 22 enero, 2015 en 11:29

    Siempre sale algún illuminati con los mismos argumentos. Habla de una tecnología/fenómeno perfectamente (y tropecientas veces) explicado dándole el valor probatorio de lo que en ese momento le pase por la cabeza. Utilización del argumento de autoridad (que como habéis dicho en ciencia no vale un pimiento, y si no que se lo digan a Einstein que pasó la mayor parte del final de su vida renegando de la física cuántica…) y cómo no, no podía faltar la conspiranoia sobre la persecución de “científicos disidentes” y, todo ello bien condimentado con amplias dosis de complejo de galileo.

    Si alguien lo duda, ya hay listos aprovechando lo de los biofotones. http://www.aguafotonica.es/ Cura desde la depresión al cáncer.

    Por cierto, ¿hay alguna publicación de nueva Montagner sobre esas radiaciones?

  16. Anónimo
    22 enero, 2015 en 13:59

    Alberto F, a mi lo que me queda claro es que es alterna, si fuera continua sería más fácil de detectar 🙂
    epicoach, cada vez que alguien saca el tema de los biofotones, me da un repelús, lo siento. Si, además, pone en el mismo comentario alguna cita a Montagnier y su magnetismo del ADN, el repelús se convierte arcadas incontrolables.
    Tendré que ir a un homeópata a que me recete algún azucarillo.

  17. Francesc
    22 enero, 2015 en 19:21

    “Biofotones”, descubiertos por un embriólogo ruso. Hay que ver la de vueltas que dan los cientifistas para evitar hablar de “alma”
    (es broma, es broma)

  18. Anónimo
    22 enero, 2015 en 21:23

    Ante todo felicitaciones por el blog.

    Que por el simple hecho de que seamos incapaces de ver o medir “algo” con nuestros instrumentos sea totalmente imposible su existencia, no es una actitud científica.
    Que no exista carga de prueba no implica la imposibilidad de nada. Tan solo que, de momento, nuestra tecnología es incapaz como lo fueron todas las anteriores.
    Pensar que ya hemos llegado al máximo desarrollo de la ciencia y la tecnología no es más que una absurda creencia.

    Ciertamente la física de la fotografía Kirlian y sus derivados fue desvelada hace décadas, en cuanto a su relación con el aura vital o los biofotones, puede tratarse tan solo como una cuestión de interpretación semántica de los mismos fenómenos.

    Respecto a Montagnier, Sheldrake y tantos otros, tan solo decir que la verdadera ciencia es la que explora constantemente sus propios límites sin dar nada por definitivo. Y aquí se topa con los intereses económicos que financian buena parte de la ciencia oficial de occidente, pues las innovaciones que no puedan ser rápidamente rentabilizadas no interesan.

    No me importa ser tildado de magufo pues todos somos magufos como demuestra el efecto observador, el placebo de nuestra conciencia, al dificultar la repetición de los experimentos novedosos según las creencias del observador.

    Nos han enseñado, o programado, para considerar a la ciencia como algo opuesto a la creencia, pero reconozcámoslo, la ciencia es en realidad una pseudociencia, un gigante con pies de barro que se asienta sobre demasiados postulados no probados. No sabemos la naturaleza de la electricidad, mucho menos la de la materia. No sabemos ni lo que somos y pretendemos medirlo y probarlo todo.

    La energía oscura, nombre magufo por excelencia, representa un buen ejemplo de contradicción de una ciencia que no duda en afirmar postulados dudosos mientras discute fenómenos como la energía de las ondas escalares o de torsión por ser anómalos respecto a la normalidad vigente.

    Curiosamente los físicos y los astrofísicos, es decir, los que lidian con lo de arriba y con lo de abajo, observan cada vez más paralelismos entre los diferentes órdenes de magnitud y su relación con la conciencia.

    Igualmente puede decirse: “Para aquel deseoso en no creer siempre existirá una rendija en donde ubicar sus “energías o dioses (ciencias)”.

    Evidentemente “Todo depende del cristal con se mira”. La teórica imparcialidad budista no es posible de ejercer. Para bien o para mal, la mayoría somos humanos y de aprovechados los hay todas partes. Por otro lado hay que tener en cuenta la lógica natural, ley de vida, de no morder a la mano que da de comer. Esto es aplicable, y reconocido por muchos de los científicos de nuestros dias.

  19. 22 enero, 2015 en 23:13

    ” Que por el simple hecho de que seamos incapaces de ver o medir “algo” con nuestros instrumentos sea totalmente imposible su existencia, no es una actitud científica.
    Que no exista carga de prueba no implica la imposibilidad de nada. Tan solo que, de momento, nuestra tecnología es incapaz como lo fueron todas las anteriores.
    Pensar que ya hemos llegado al máximo desarrollo de la ciencia y la tecnología no es más que una absurda creencia.”

    Totalmente de acuerdo, pero pienso que te sales del tema central de la entrada. El problema no es que no conozcamos miles (quizás) formas nuevas de energía, cosa que nadie discute. Lo que comento en la entrada es que mientras en los dos últimos siglos hemos sido capaces de identificar y medir formas de energía desconocidas hasta hace poco, las energías supuestamente conocidas, manipuladas y domesticadas por curanderos, chamanes, nigromantes y demás siguen sin aparecer por ninguna parte.

    Si los efectos de estas maravillosas energías son tan potentes y ubicuos en el tiempo y en el espacio como desde hace milenios se nos viene informando algo falla ¿la actual tecnología? probablemente no. Todo apunta, sobre todo teniendo en cuenta lo que conocemos actualmente sobre la (nula) eficacia de los “tratamientos” basados en ellas, que estas energías son únicamente una entelequia fabricada por la conjunción de deseo humano y el poderoso efecto placebo.

    En resumen, cuando alguien dice que tiene una energía desconocida que cura, pero luego esta oscura energía no se puede medir de ninguna manera y además no cura tampoco nada, pues lo más probable es que sea algo equivalente al famoso argumento de “tengo un dragón en mi garaje que es invisible para todo el mundo menos para mí”.

  20. 22 enero, 2015 en 23:29

    ” Nos han enseñado, o programado, para considerar a la ciencia como algo opuesto a la creencia, pero reconozcámoslo, la ciencia es en realidad una pseudociencia,”

    Bueno aquí claramente muestras una gran confusión. No sé con qué criterio igualas ciencia (conocimiento basado en la evidencia) y pseudociencia (afirmaciones sin más sustento que el principio de autoridad de quien la afirma).

    “un gigante con pies de barro que se asienta sobre demasiados postulados no probados.”

    ¿de dónde sacas esto?

    “No sabemos la naturaleza de la electricidad, mucho menos la de la materia.”

    Anonadado quedo. Pienso que debería repasar la física del bachillerato, eso que a lo mejor no te suena de electrones, protones, material conductor, etc.

    “No sabemos ni lo que somos y pretendemos medirlo y probarlo todo.”

    A la vista de lo que escribes, en este punto tengo por seguro que tú sí que no sabes que eres o ya puesto de si estás despierto o dormido.

  21. El Bioquímico escéptico
    23 enero, 2015 en 1:12

    Muchas gracias Manuel 😄.

  22. Pocosé
    23 enero, 2015 en 8:58

    Anónimo:
    “La energía oscura, nombre magufo por excelencia, representa un buen ejemplo de contradicción de una ciencia que no duda en afirmar postulados dudosos mientras discute fenómenos como la energía de las ondas escalares o de torsión por ser anómalos respecto a la normalidad vigente.”

    Por si a alguien no le quedó claro:
    Lo mío fue solo sarcasmo, espero que no se me adjudique el copyright de este tipo argumentación, si es que se le puede llamar así.

  23. Emmanuel
    23 enero, 2015 en 9:22

    El comentario de Anónimo (22 enero, 2015 en 21:23) sigue un patrón con el que ya me he cruzado otras veces:

    1 – Comienza afirmando que el que no podamos observar algo no implica que no exista (cosa obvia por otro lado), para pretender sugerir que si hay algo de mente cerrada esta es el mundo científico.
    2 – A continuación reconoce que alguna magufada (aportando casos concretos) es exactamente eso, una magufada, para señalar su imparcialidad y mente abierta y que no es un crédulo ni un magufo.
    3 – A partir de este punto el discurso comienza a evolucionar.
    4 – Se añade que hay muchas cosas que la ciencia desconoce (como si los científicos hubieran afirmado alguna vez lo contrario).
    5 – Comienza a mezclar realidad con fantasía: Surge el argumento de autoridad o el síndrome de Galileo, se afirma que el hombre ignora (por ejemplo, no sabemos que es la materia,….) conocimientos que en realidad se aprenden en EGB, se hace referencia a teorías o terminología científica (real o imaginaria) a las que adereza con dosis de esoterismo, que distorsiona o que interpreta según sus gustos personales (Einstein en su relatividad dijo que todo era posible, la física cuántica. nos dice que existe….),…
    7 – En las siguientes frases la carga magufa y las pajas mentales van en aumento, al mismo ritmo que va desconectando de la realidad.
    8 – El magufo está contento, ha demostrado que los científicos tienen la mente cerrada a diferencia de él que tiene la mente abierta, y que su magufada de preferencia es posible e incluso real.

  24. 23 enero, 2015 en 10:55

    joder con don anonimo, me ha dejado de piedra con su comentario de la electricidad. deberia repasar sus apuntes de estudiante.

  25. cubeleg
    23 enero, 2015 en 11:14

    Anonimo, menudo cacao que tienes en la cabeza. O sea que la Ciencia no sabe de que esta hecha la electricidad XD, es la primera vez que lo oigo siempre habia sido con el magnetismo pero de la electricidad… Entonces tu cual crees que es la naturaleza de esta energia. O sea desde el siglo XIX se usa y ha motivado una revolucion tecnologica a principios del XX que se expande hasta ahora, entonces cual es la “interpretacion semantica” que no se entiende/conoce. Por favor no te ahorres los detalles, a ver si aprendo algo 😀

  26. Anónimo
    27 enero, 2015 en 12:02

    Os voy a contar en rigurosa primicia que he diseñado un método científico infalible para la medición de chi, el chow chow, la energía bioepicentropica subastral, lal intergonodal multimódica, y otras energía y ciencias tan milenarias que eran ya practicadas por el pitecántropus:

    Llamo a este método “la técnica Robin Hood”. Se necesita un buen ordenador y un par de hackers de los buenos y se intercepta el trafico bancario del maestro chaman y, antes de retirarle los fondos, se le manda una copia de sus movimientos a hacienda. El sistema de medición es indirecto pero altamente fiable: Cuanto mas fondos haya en las cuentas del sujeto estudiado, mas energía chi ha manejado, naturalmente!!!

  27. Anónimo
    27 enero, 2015 en 12:10

    Oh… vaya. mi nick es “o ranger de terzas” pero hoy la pagina ha decidido llamarme “aónimo”

  28. 22 febrero, 2015 en 23:37

    La Junta de Andalucía y los oncólogos andaluces premian a practicantes de reiki, flores de Bach y homeopatía contra el cáncer. http://magonia.com/2015/02/20/la-junta-y-los-oncologos-andaluces-premian-practicantes-de-reiki-flores-de-bach-y-homeopatia-contra-el-cancer

  29. Emmanuel
    23 febrero, 2015 en 8:39

    a todas las personas que ven en el cáncer una oportunidad de cambio en sus vidas

    Los estafadores ven en el cáncer una buena oportunidad de cambio en sus vidas.

    ¿Pero para qué gastar dinero en acupuntura, homeopatía, flores de Bach, intervenciones cuerpo-mente, relajación, meditación, visualizaciones, autocuración, grupos de autoapoyo, manipulaciones corporales (quiromasaje, osteopatía, shiatsu), terapias energéticas (Qi-gong, bioenergética) y cuidados corporales (estética y peluquería) si se puede obtener el mismo efecto oliendo limones tal como la TV pública nos informaba no hace muchos días?

  30. Anónimo
    22 marzo, 2015 en 14:30

    És paradójico observar con que desprecio y frivolidad se trata una cuestión como la energía mística o el sentimiento religioso, experiencia subjetiva o intuición si se quiere llamar así, más universal que cualquier otra en la historia de la humanidad, aceptando a priori que no existe demostración científica (lo cual es cierto por lo que estais diciendo) y pretender que este es un debate donde las dos partes “enfrentadas” deben disponer de datos científicos o base empírica para exponer sus argumentos. Entonces, parece que el único propósito de invitar al “debate” a aquellas personas que, por su experiencia y conocimiento subjetivos (en su mayor parte) de la vida tienen creencias místicas y esotéricas acerca del mundo y la medicina, es insultarlas y llamarlas irracionales dado que (de principio) no disponen de las herramientas que se supone requiere el debate sobre la cuestión, las cuales no existen. Y en el momento que se hace un intento de exponer algun caso u intento de aproximación científica, no solo se refuta (lo cual me parece perfecto), también se estalla en risotadas por tamaña insidiosa pretensión. Así pues, tengo que decir que no entiendo nada. Parece que no es pues el interés por el conocimiento, sinó la completa desacreditación de la medicina alternativa, el objetivo de este “debate”. No ya de una parte del gremio (el más pretencioso y delirante si se quiere), sinó de toda persona que, por definición, tenga alguna creencia al respeto. Por mi parte, mi vida me mostró un mundo que no comprendo pero que no puedo rechazar y negar. No sería muy científica mi mente si negara lo que ven mis ojos o rechazara una experiencia que da todo el sentido a la vida, tampoco si acepto una interpretación disponible o construyo una de cosecha propia. Si lo que pensais es que estoy loco y tengo alucinaciones no os alejais demasiado jeje pero no soy un crédulo y no soy irreflexivo, menos aún un magufo. Perdón, para este último juicio no me voy a atrever.
    Hay muchas personas honradas y honestas, racionales, inteligentes y justas, con un gran interés por la ciencia, y a la vez dedicadas a las terapias alternativas o con vidas dedicadas a la meditación y al conocimiento místico, o simplemente con interés en la materia. Así pues, estoy en pleno desacuerdo con la idea que una persona no pueda contener en una mente coherente y racional, a la vez ciencia y espiritualidad.
    Salut!
    Gerard

  31. 22 marzo, 2015 en 14:40

    Gerard, te lo explico. Y te lo explico desde mi posición, en la que he intentado no insultar a nadie (con mayor o menor fortuna). Es frecuente encontrar a personas que lanzan un discurso sobre energías místicas en el que parece que están en posesión de la verdad y que tienen cura para cualquier mal. Cuando se le pide pruebas científicas, no sólo no las aportan sino que se reafirman en que debemos creerlos por acto de fe y si no lo hacemos es porque estamos comprados por no sé qué poder (para unos las farmacéuticas, para otros la OMS, para otros los políticos o los Iluminati, de todo hay). ¿Qué puedo hacer? Será por el hecho de que me estoy haciendo mayor, cada vez tiendo a relativizar más. Pero eso no quita que siga exigiendo alguna prueba, por pequeña que sea, de lo que prometen. Decir que existe la energía X (que no sabe ni describir) y que está ligada a enfermedades (de una forma que no pueden demostrar) y esperar que le aplaudan por ello es cuanto menos ingenuo. Y lo malo es que muchos se toman esa falta de aplausos por un insulto.
    Yo sólo pido un poco de empatía, si yo prometiera que poniendo mis manos en tu cuerpo te curo de todas las enfermedades, me pedirías alguna prueba, ¿no? ¿o soltarías 100 euracos por sesión a ver qué pasa?

  32. 22 marzo, 2015 en 17:20

    Gerard

    Creo que te equivocas en tu argumentación. No se invita (o yo al menos nunca invito) a debatir sobre pseudociencia porque ¿debatir el qué? ¿que un individuo dice que alinea los chacras, expande la energía cósmica o que usa la fuerza Jedi para curar las hemorroides o el cáncer? ¿y cuáles son sus pruebas? Pues como siempre la fe: estimados y suspicaces racionalistas crean en mí, tengo poderes, la energía fluye por los meridianos (o ya puestos por los paralelos), pero eso sí, que quede bien claro que no voy a presentar ninguna prueba objetiva que sustente o apoye mis disparatadas afirmaciones. Simplemente créanme y si no lo hacen y me objetan o ridiculizan entonces como un niño pequeño, me enfado muchísimo y lloriqueo pidiendo respeto. En resumen, debatir con los elegidos por [póngase aquí la superchería de su elección] es una absoluta pérdida de tiempo y esfuerzo.

    Finalmente, considero que el respeto hay que ganárselo y estoy totalmente seguro que si un día te topas con alguien que te quiere convencer de un cuento chino con el que no comulgas, por ejemplo que los gobernantes del mundo han sido sustituidos por miembros de una raza alienígena reptiliana, muy poco respeto le vas a mostrar ¿me equivoco?

  33. ranger de terzas
    23 marzo, 2015 en 19:44

    Dice un anónimo: “És paradójico observar con que desprecio y frivolidad se trata una cuestión como la energía mística o el sentimiento religioso…”

    A ver:

    Estoy intentando encontrar los términos de la supuesta paradoja, pero no doy con ellos. ¿alguien puede iluminarme?

    Por otra parte:

    Yo me considero con todo el derecho del mundo a despreciar cuanto me venga en gana las energías místicas, sentimientos religiosos o cualquier otro producto del magín humano por la mas sencilla de las razones: TENGO UNA IMAGINACIÓN DESBORDANTE que me permite crear todo tipo de cuentos con mas coherencia interna que, por ejemplo, la biblia o cualquier otro panfleto similar… PERO son mis cuentos, mis creaciones, mis diversiones; no estoy tan loco como para pretender que “se respete mis creencias”. Si alguno siente curiosidad, que lo diga y le mando alguno de mis cuentos. (solo tienen la virtud de ser cortitos e imaginativamente coherentes, por lo demás no son muy buenos)…

    Ah…. Y, por cierto:

    Ya he oído mas veces el argumento ese de que “la energía oscura es indetectable” para justificar como verdaderas esas “energías” tan del gusto de estafadores y locos. A ver si hay por aquí alguno que sea capaz de explicarles con mas eficacia que yo que eso que se llama “materia oscura y energía oscura” es algo que se deriva de las matemáticas de la astrofísica y que se han diseñado los experimentos adecuados para confirmarlas o falsarlas y que se están llevando a cabo. A lo mejor lo entienden si se les explica como Higgs supuso que debías haber un bosón para la masa y en el CERN han encontrado algo que es coherente con lo que decía Higgs…

  34. 23 marzo, 2015 en 20:19

    El respeto a la imaginación es tan absurdo como exigir que nadie se pueda reír de Alonso Quijano o de los pitufos. La ficción en todas sus variantes entra dentro de los gustos personales y aquí cada uno puede opinar lo que más le plazca.

  35. Jesús Merino
    14 mayo, 2015 en 13:04

    Bueno ya se ve que no faltan listillos que no dudan en valerse de la ciencia para hablar mal de lo que no saben nada de nada. Tampoco dudo que hay charlatanes en todos los campos, y curiosamente tampoco faltan en el mundo de la ciencia, que no todo es oro aunque reluzca, no. No es verdad que la tecnología moderna sea capaz de medir todas las formas de energía y el que lo diga no sabe lo que dice (es un charlatán, si, sí).

    Solo recientemente se ha conseguido detectar una luz generada por materia biológica (biofotones) y no tiene nada que ver con la bioluminiscencia que ya se conocía, se trata de luz coherente como la de un láser, si, sí, láser procedente de materia viva que al parecer está implicada en las cadenas de ADN como si fuera el director de una orquesta perfectamente organizada.

    Ya no es ningún secreto que existe un campo extremadamente sutil que conecta cada una de nuestras células, pero también a todo lo que nos rodea, y ahí también caben muchas de las posibilidades a las que algunos han cogido manía a rabiar. A lo mejor resulta que las energías místicas no son tan místicas y se pueden llegar a explicar mediante la ciencia, a pesar de los que se han empeñado en hacerlo fracasar, simplemente por que se creyeron el cuento más increíble de todos, que la ciencia es Dios y todo lo que no sabe cómo medir, no existe.

    Pues todo el mundo debería saber que la energía oscura no se mide de ninguna forma, no es energía oscura lo que se mide sino el corrimiento al rojo de la luz, así que la existencia de tal energía depende de su relación con el corrimiento al rojo de la luz. Si esa relación es la que se ha supuesto, la energía oscura existe, pero si la suposición no se ajusta a la realidad, la energía oscura podría ser una mera deformación de lo que podemos ver. Amigos, que la “suposición” es la madre de los “metepatas”, y la ciencia a la que muchos adoráis tanto está “plagaaaaada” de suposiciones, así de crudo es nuestro conocimiento le pese a quien la pese.

  36. 14 mayo, 2015 en 13:57

    Jesús, para enfatizar tampoco es necesario escribir algo tan estrambótico como “Solo recientemente se ha conseguido detectar una luz generada por materia biológica (biofotones) y no tiene nada que ver con la bioluminiscencia que ya se conocía, se trata de luz coherente como la de un láser, si, sí, láser procedente de materia viva que al parecer está implicada en las cadenas de ADN como si fuera el director de una orquesta perfectamente organizada.”

    Léete el trabajo donde se describen esos biofotones (http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0006256), leéte las causas que los autores del trabajos dan a esa emisión (“The photon emission mechanism is thought to originate from the generation of free radicals in energy metabolic processes“) y ahora vuelve sobre lo que has escrito para comprobar el sentido que tiene.

    Una cosa que me ha llamado la atención de los biofotones, es que incluso antes de que se dispusiera de mecanismos para analizar su origen y sus propiedades con detalle, ya corrían ahí terapias basadas en los biofotones que curaban….., exactamente, absolutamente todo. Parece que Lázaro de Tormes también leía publicaciones científicas 😉

  37. 14 mayo, 2015 en 14:24

    “Bueno ya se ve que no faltan listillos que no dudan en valerse de la ciencia para hablar mal de lo que no saben nada de nada.”

    Perdona pero habitualmente quien habla de lo que no sabe NADA DE NADA son la panda de estafadores que siendo en la práctica analfabetos, no sólo científicos sino muchas veces unos iletrados totales, se permiten la indecencia de jugar con las esperanzas de los más incautos para estafarles no sólo con una energías inventadas sino lo que es peor, con un supuesto y mentiroso control de esas mismas “energías” que ellos sí que no saben si existen, ni cómo se miden, ni si valen para algo más que para aligerar el bolsillo de esos mismos incautos.

  38. Emmanuel
    14 mayo, 2015 en 14:30

    No es verdad que la tecnología moderna sea capaz de medir todas las formas de energía

    Falacia hombre de paja: Nadie ha dicho nada parecido.

    A lo mejor resulta que las energías místicas no son tan místicas y se pueden llegar a explicar mediante la ciencia

    Pues a eso se está esperando, a que los místicos demuestren que existen esas energías místicas que ellos dicen poder manejar a su antojo.

  39. Emmanuel
    14 mayo, 2015 en 15:06

    A lo mejor resulta que las energías místicas no son tan místicas y se pueden llegar a explicar mediante la ciencia

    Pero si prefieres te lo explico de otra forma: Si pones a 100.000 tipos a realizar 100.000 prediciones aleatorias, tarde o temprano alguno acertará. Y ese día ese sujeto dirá: ¡Os lo dije! Y se pondrá medallas.

  40. 14 mayo, 2015 en 15:31

    Parafraseando al célebre matemático alemán Georg Cantor: pasan los años y no dejo de sorprenderme de esa certera ley racionalista que dice, tal y como si estuviera escrita en piedra, que “el número de tontos es infinito y además no deja de crecer”.

    aleph-y-potencia

  41. Jesús Merino
    14 mayo, 2015 en 21:31

    Gracias por tu aporte Manuel. Tienes toda la razón en que ese artículo y lo que yo decía no tienen nada que ver. Pero mira, se limita a decir que los biofotones “se creen” un fenómeno relacionado con la bioluminiscencia, resultado de reacciones bioquímicas. En wikipedia se aclara eso un poco más, dejando claro que no tiene nada que ver con reacciones encimáticas como sucede con la bioluminiscencia. ¿Ves? Los biofotones y la bioluminiscencia no son lo mismo.

    Tampoco guarda relación con la temperatura del cuerpo ni las imágenes termográficas, lo dice el artículo que tú indicabas. Lee entre líneas entonces, y deducirás que tampoco guarda relación con reacciones químicas exotérmicas. Es una emisión “constante” y por eso se entiende que sí guarda relación con el metabolismo celular, al menos también dice tu artículo que “se cree”. Es perfectamente plausible que los biofotones intervienen activamente en la comunicación celular.

    Otra cosa que puedes encontrar en wikipedia por ejemplo, y que no dice el artículo que mencionabas, es que los biofotones pueden estar en la banda del ultravioleta, imposible de explicar por mecanismos químicos por su elevada energía. ¿Se entiende? Si además es cierta la coherencia de los biofotones, lo que wikipedia sí menciona por lo menos, se puede explicar por qué las células tienen una actividad química tan elevada.

    Si quieres conocer algo sobre las posibilidades de los biofotones deberías conocer por lo menos los argumentos de quien lo ha estado investigando durante décadas, el biofísico alemán Fritz Albert Popp. Y por favor no me digas que no es creíble porque al final no le dieron el Novel, pues por esa regla de tres tampoco sería creíble la relatividad general. https://vimeo.com/38098531

    Ese biofísico sí dice bien claro que los biofotones tienen que ver con una radiación “coherente” y responden a fenómenos cuánticos que intervienen en la comunicación celular. Luz coherente y láser es lo mismo, ¿vale?, así que lo que dije fue con conocimiento de causa aunque te parezca estrambótico.

    La relación entre luz y ADN ya es un hecho que algunos físicos han llamado “efecto fantasma del ADN”. Se pueden encontrar muchas tonterías en su defensa que son propias de charlatanes, desde luego, pero también hay estudios serios que lo han probado sin duda alguna. Pues resulta que biofotones y ADN también hacen buena pareja. Piensa un poco, ¿cómo sería posible orquestar la construcción de un ser vivo completo, si no hubiera un extraordinario medio de comunicación celular? ¿O es que no hay tal director de orquesta simplemente porque la ciencia no lo ha encontrado todavía?

    Reitero cada palabra que dije, y sí, es cierto que mucho antes de que alguien descubriera los biofotones ya existían terapias alternativas que se basaban en energía, pero yo no soy tan listo para saber cuáles eran una falacia y cuáles a lo mejor decían la verdad. Lo que sí veo es que la ciencia es siempre la última en llegar a todo lo que vale la pena, porque está dominada por un surtido grupo de tontos que no para de crecer, como bien ha dicho ateo6666.

    Amad a la ciencia todo lo que os dé la gana, pero no renunciéis nunca a pensar por vosotros mismos.

  42. 14 mayo, 2015 en 23:09

    Jesús, te olvidas de un “pequeño” detalle: el artículo que enlazo no es otro que el que enlaza el artículo de Wikipedia. Por decírtelo de otra forma, lo que explica wikipedia es justamente lo que define el artículo de PLOS ONE y todo lo demás son inventos de blogs que se han apuntado a lo esotérico. Dices que no es enzimático, pero los biofotones proceden del estrés oxidativo. Y dado que en la respuesta ROS se generan radicale libres de oxígeno, tampoco veo tan raro que estén en la banda del UV, ya que estos radicales libres son muy energéticos.

    ¿Me podrías aportar una referencia de una revista científica sobre “el efecto fantasma del ADN”?

    Piensa un poco, ¿cómo sería posible orquestar la construcción de un ser vivo completo, si no hubiera un extraordinario medio de comunicación celular?

    La respuesta es no lo sé. ¿Tú respuesta es “lo sé en base a estas publicaciones que aquí te muestro” (lo que merecería un premio Nobel, sin duda) o es “lo se en base a hipótesis no demostradas” (lo que puede ser algo o puede no ser nada, como ocurre a diario en el laboratorio).

    PD: El ADN hace buena pareja con todo. Si te contara las parejas de baile que ha tenido en los últimos 50 años….

    sí, es cierto que mucho antes de que alguien descubriera los biofotones ya existían terapias alternativas que se basaban en energía

    Hombre, yo no conozco ninguna terapia que no se base en energía (en alguna de sus manifestaciones). Pero me refería en concreto a los biofotones.

    Lo que sí veo es que la ciencia es siempre la última en llegar a todo lo que vale la pena…

    Claro, está clarísimo que los grandes descubrimientos no han sido realizados por científicos. Éstos estaban siempre andan jugando al Candy Crash hasta que escuchan a alguien que pasa por allí y les dice “La fuerza es igual a la masa multiplicada por la aceleración”. Si no fuera por el jardinero de Newton que se lo chivó…..

  43. Emmanuel
    15 mayo, 2015 en 7:41

    sí, es cierto que mucho antes de que alguien descubriera los biofotones ya existían terapias alternativas que se basaban en energía, pero yo no soy tan listo para saber cuáles eran una falacia y cuáles a lo mejor decían la verdad

    Ya te lo he explicado: Si pones a 100.000 sujetos a realizar predicciones aleatorias, es cuestión de tiempo que alguno acierte por casualidad. ¿No eres lo suficientemente listo como para entender que si un fenómeno no se ha demostrado que exista, cualquier “terapia” curalotodo que se venda basada en ese fenómeno es un simple engaño?

    Lo que sí veo es que la ciencia es siempre la última en llegar a todo lo que vale la pena…

    ¡Huy!, me suena mucho a expresión magufa.

  44. 28 junio, 2015 en 1:23

    Cuando un chaman que se hace pasar por medico profesional y que dice poder manipular con una envidiable profesionalidad a las energías místicas curativas, afirma frente a un publico que curo a un ser humano o animal con solo el uso de sus energías; estamos escuchando a un tonto que solo juega con nuestra mente.

    Es mejor que dejen de engañar y de causar dolor y que a lo mejor se dediquen a hacer mejores cosas que si ayuden al mundo. En cuanto a lo mencionado en este articulo; es interesante y demuestra que el ingenio humano es una herramienta poderosa y capaz de resolver los mas grandes problemas que se le presenten a la humanidad.

  45. 5 octubre, 2015 en 17:43

    Este fin de semana cientos de “expertos” en energías místicas se ha reunido en Madrid:

    http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2015/10/un-ano-mas-madrid-es-la-capital-mundial.html

    Y luego nos sorprenderemos.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: