Inicio > Escepticismo, Humor > Un simple paseo de domingo

Un simple paseo de domingo

1 marzo, 2015

paseo
Situaciones cotidianas de esas que a cualquiera puede haberles pasado. Primer día de marzo, me aventuro a un paseo dominical. Entro en una Parafarmacia que, pese a ser festivo, está abierta de par en par. Parece que el negocio le va bien, muchos clientes y estantes a rebosar de todo tipo de productos. Busco unos caramelos de eucalipto, de esos que quitan el picor de garganta en esta época en que el aire empieza a llenarse de polen. La amable dependienta me regala una muestra de una crema facial que según ella es completamente natural y no tiene nada de química. Imagino el careto que debo llevar para que la mujer piense antes en los caramelos que en la cosmética. Estoy a punto de indicarle que lo mío ya no tiene arreglo, pero con una amable sonrisa acepto el regalo. Ya en la calle me fijo en la composición de la crema “libre de química” de ese producto natural:

Agua de té, éter dicaprílico, dicaprilato propanodiol, glicerina, agua, aceite de oliva, extracto de própolis, extracto de Vitex agnus-castus, extracto de semilla de avena, estearato de glicerina, pantotenato, almidón de maíz, estearato PEG-100, hoja de olivo, extracto de semilla de girasol, oleato de sorbitol, extracto de Sideritis syriaca, hidroxipropinil-ciclodextrina, fenoxietanol, caprilil-glicol, lecitina, alontaína, bisabolol, carbómero, acrilato/C10-30 alkil-acrilato, etilhexilglicina, goma xantánica, sílice, hidróxido sódico, alcohol, fitato de tocoferol sódico, retinil palmitato, sorbato potásico, hiauloranato sódico, “olus oil”, ácido cítrico, ciclodextrina, ascorbil tetraisopalmitato, aceite de flor de geranio, farnesol, linalool, perfume, limonelo, citrerol y eugenol

Buf, es una suerte que esta crema no tenga nada de química, ¿verdad?

Siguiendo el paseo matutino me encuentro con una señora que me entrega un mini-folleto que anuncia un gran e ilustre vidente africano. La verdad es que el relato de sus propiedades no tiene desperdicio:

El Maestro Chamán Africano, Gran Médium Espiritual Mágico, con poderes naturales, con 26 años de experiencia en todos los campos de Alta Magia Africana, ayuda a resolver todo tipo de problemas y dificultades por difíciles que sean: enfermedades crónicas de droga y tabaco, cualquier problema matrimonial, recuperar la pareja y atraer personas queridas, impotencia sexual, amor, negocios, judiciales, quitar hechizos, suerte, depresión y protección de vida familiar, mantener puesto de trabajo, atraer clientes… Cualquier otra dificultad que tenga en el amor, lo soluciona inmediatamente con resultados positivos y garantizados al 100% de 3 a 7 días como máximo.

Impresionante, ¿a qué sí? Sigo mi paseo planteándome si a la vuelta de la esquina habrá alguien más dispuesto a tomarme el pelo. Seguro que sí, pero mejor relajarse y seguir disfrutando de este templado domingo.


  1. Tobaga
    1 marzo, 2015 en 19:28

    Te ha cundido el paseo.
    Los chamanes africanos me encantan.

    Tienes un imán para “lo magufo”. 😀

  2. 1 marzo, 2015 en 20:38

    Lo del chamán tiene un pase. Lo que es de juzgado de guardia es que en un establecimiento supuestamente controlado y dedicado a la salud te vendan no sólo cremas “libres de química”, sino homeopatías y similares.

  3. Quimicucha
    1 marzo, 2015 en 23:37

    Descreídos!! Cómo dudar de un Gran Chamán Africano que arregla asuntos judiciales!! Y también los negocios, no lo olvidemos… 😀 😀
    Por cierto, para comprar unos simples caramelos podías haber ido a un quiosco, no había necesidad de ir a una farmacia… ahí se ve que vais provocando… 😉 :-p

  4. congreve
    2 marzo, 2015 en 4:47

    Vaya casualidad, vengo de un paseo dominguero por la feria artesanal de plaza Ricchieri (no tenés ni idea de dónde cornos queda, pero eso es problema tuyo) donde adquirí a precio nada módico una botellita de licor de duraznos obtenido de forma totalmente natural, sin procesos químicos. Cómo diablos (con perdón de la palabra) lo lograron sin maceración o destilación, no lo sé, pero es una delicia, te lo garantizo.

  5. 2 marzo, 2015 en 6:46

    una parte de la mente humana parece requerir ciertas dosis de irracionalismo,como otraparte requiere explicaciones lógicas, pero no debemos olvidar lo que es cierto para muchas matemáticas o la mecánica cuántica: ” [en matemáticas] uno no entiende las cosas, simplemente se acostumbra a ellas” John von Newmann

  6. Emmanuel
    2 marzo, 2015 en 8:37

    ¿Para que esos “grandes mediums” entregan su propaganda a los que saben que nunca usarán sus “servicios”? ¿No es malgastar papel inútilmente?

  7. Emmanuel
    2 marzo, 2015 en 8:42

    Lo que es de juzgado de guardia es que en un establecimiento supuestamente controlado y dedicado a la salud te vendan no sólo cremas “libres de química”, sino homeopatías y similares.

    Boots boss admits they sell homeopathic remedies ‘because they’re popular, not because they work’

  8. Abraham
    2 marzo, 2015 en 8:48

    congreve, ese licor seguramente será artesanal, pero parece que esta palabra está en desuso, y prefieren decir libre de químicos, que queda más cool aunque sea incorrecta.

  9. 2 marzo, 2015 en 9:09

    Pues a mí el término “artesanal” me parece mucho más real y de un carácter romántico muy atractivo (al menos para el licor, el producto cosmético de artesanal tiene poco). Pero a este mundo globalizado y altamente tecnológico parece que lo artesanal le suene mal.

  10. Ferney
    20 marzo, 2015 en 21:20

    Pues el chaman africano rivaliza con los chamanes de la selva amazónica y del Guainia que tanto se promocionan en el centro del país donde vivo.
    Saludos cordiales desde Colombia.

  11. Rubén
    2 abril, 2015 en 10:52

    La verdad que me hace gracia cuando dicen eso de “libre de química”. ¿De qué se piensan que está hecha la naturaleza, de polvitos mágicos? Toda sustancia “natural” es química pura y dura.

    En la sociedad actual se está imponiendo un prejuicio muy absurdo contra todo lo “químico” y a favor de lo “natural”, sin tener en cuenta que vienen a ser sinónimos, ya que todo ser vivo es una máquina química. Aparte de que hay sustancias como el cianuro, que muy bueno para nosotros no es, que son perfectamente naturales (¿Nunca os habéis comido una almendra amarga? Es mayormente a la cantidad de cianuro que almacena en sus vacuolas celulares). Sin irnos más lejos, el oxígeno en un veneno horroroso que a la vez que nos da la vida nos pone una cuenta atrás en la cabeza.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: