Inicio > Escepticismo, Magufadas, Medicina > pH, mentiras y cintas de vídeo

pH, mentiras y cintas de vídeo

26 marzo, 2015

 

pH_Scale

Escala del pH, ese gran desconocido.

Como muchos ya sabréis, los submundos magufos de internet están llenos de milagrosas curas para el cáncer, lo cual es absurdo por varios motivos. Por ejemplo que para cualquiera con dos dedos de frente no existen curas milagrosas, en segundo lugar si hay tantas curas para evitar y curar el cáncer como es que esta entre nosotros desde tiempos inmemoriales y, por último pero no menos importante, lo que a estas alturas debería hacer saltar todas las alarmas: “el cáncer”. Y es que como ya sabéis los que leéis cosas serias no existe “el cáncer” existen distintos tipos de cánceres y todos tienen características que los diferencian unos de otros, por eso no hay una cura, sino varias. Porque si, existen curas para algunos cánceres por mucho que los magufos se empeñen en que no.

Pero si hay una de esas curas milagrosas que me ha llamado la atención ultimamente es la llamada “dieta alcalina”

RESUMEN DE LA “DIETA ALCALINA”

La llamada “dieta alcalina” es una subnormalidad (las cosas son como son) que predica que el cuerpo necesita un pH alcalino para estar sano mientras que un pH aćido hará que aparzca “EL CÁNCER” (pongan la música de acojone que más les guste). Y postula además que con nuestra alimentación podemos mantener ese pH en el “valor” correcto para que “EL CÁNCER” (¡Chan, chan, chaan!) no solo no haga aparición sino que… ¡Podemos curarlo! ¡Aleluya!

Y todo esto viene “respaldado” por el premio nobel Otto Heinrich Warburg, galardonado por su investigación “La causa primaria y la prevención del cáncer” en 1931. Y los médicos y las farmacéuticas no han hecho nada. Malditos sean 70 veces 7, o algo.

Así según cuentan, Warburg descubrió que “EL CANCER” (¡Chan, chan, chaan!) se desarrolla por una “alimentación antifisiológica” lo que produce un entorno ácido en el organismo, que a su vez dificulta el aporte de oxígeno a los tejido. Ante este doblete acidosis e hipoxia (falta de oxigeno) las células se protegen dando lugar a “EL CANCER” (¡Chan, chan, chaan!).

¿Y qué podemos hacer nosotros, simples mortales, para evitarlo o incluso combatirlo si ya ha aparecido? ¿Serán los dioses tan crueles como para dejarnos impotentes ante “EL CANCER” (¡Chan, chan, chaan!?

¡No! Porque resulta que los demonios de la nutrición han dotado a ciertos alimentos de propiedades que alcalinizan la sangre y nos protegen de todo mal y con un par de tablas valdría de que alimentos son de cada clase fiesta. De esta forma nos aseguramos un pH alcalino lo que genera una mejor oxigenación de los tejidos.

Pero el mundo es un lugar complicado y por tanto la “dieta alcalina” tampoco puede ser tan sencilla. Y es que resulta que todo lo ácido no acidifica y todo lo alcalino no alcaliniza, porque claro el limón y los cítricos son alimentos ácidos pero también son chachipirulis y no queda bien decir que son malos mientras que las carnes (todas sin excepción que tampoco hay que hilar muy fino) son malisimas-de-morirse a pesar de que los aminoácidos pueden ser básicos. Si alguien le encuentra otra explicación que me lo diga. Y todo aderezado con los malos típicos: el azucar, los medicamentos, la quimioterapia… Y como no las Malvadas Farmacéuticas®

Y este es más o menos el resumen de esta soberana memez que en cada página adornan de manera más o menos florida así que ya podemos pasar a las cosas serias.

LA VERDAD SOBRE EL pH.

Las distintas páginas magufas insisten en que hay que mantener un pH elevado (alcalino) para mantener la salud (algunas no se limitan solo a “EL CÁNCER” (¡Chan, chan, chaan!) e incluyen las enfermedades infecciosas en el saco) llegando alguna a decir que a un pH de 7,4 todavía sobreviven las células cancerosas y recomendando alcanzar un pH de 8,4. Como veremos esto es un soberana majadería por no decir que es simplemente mentira y además muy peligroso.

El pH no es más que una escala para medir la ácidez de algo siendo una escala que va de 1 0 a 14 donde el 1 es lo más ácido y el 14 lo menos (también interpretable como lo más alcalino) quedando el 7 como lo que se conoce como pH neutro. Esta escala no mide nada más ni nada menos que la concentración de H+ en el medio.

La realidad es que el cuerpo tiene diversas partes y diferentes tejidos que a su vez por sus características mantienen un pH distintos. Así no es el mismo en la sangre que dentro de las células que entre otras cosas pueden producir ácidos oscilando el pH intracelular entre 6 y 7,4 según los tejidos. Y aunque los magufos nunca lo especifican de las “explicaciones que dan se desprende que se refieren al pH sanguíneo así que de eso voy a hablaros.

El equilibrio ácido base de la sangre es un tema delicado, tanto que tiene un margen bastante estrecho, siendo 7,35 a 7,45 el rango en sangre arterial. Lo repito, arterial. No nos olvidemos que la sagre venosa tiene un rango distinto y más bajo. Pero a efectos médicos el importante es el pH arterial.

De mantener este pH se encargan los llamado sistemas tampón, el riñón y el pulmón que ahora veremos.

La primera línea de defensa son los conocidos como tampones que no son más que sustancias que se unen a los ácidos de forma reversible según la ecuación:

H+ + A <=> HA

Donde H+ son los protones libres, A el amortiguador (tampón) y HA el compuesto generado.

Como veis la ecuación es bidireccional de manera que cuando aumenta o disminuye la concentración de H+ la reacción se desvía hacia un lado u otro generando más o menos HA respectivamente lo que mantiene mantiene el nivel de pH.

Estos sistemas tampón son distintos en el medio intra o extracelular e incluyen bicarbonato, fosfato o proteinas (pero ¿la carne no es mala?).

Como segunda línea de defensa contra la variación del pH sanguíneo es el pulmón. Y es que el principal estimulante del centro respiratorio es… ¡El H+! (seguido del CO2). Así si aumentan los protones en sangre el centro respiratorio estimula la eliminación de CO2 a través del pulmón, eliminando ácido del cuerpo. Por el contrario si descienden demasiado disminuirá la ventilación reteniendo carbónico y de equilibrando el pH.

Y por si todo esto os sabe a poco todavía nos queda la última línea de defensa, el riñón, que funciona a varios niveles, eliminando ácidos si sobran, reteniendolos si faltan, generando HCO3- ó eliminandolo cuando sea menester.

Como podéis ver mecanismos de compensación no faltan así que llega el momento de contestar a la gran pregunta. ¿Podemos alterar el pH con la alimentación? La respuesta es corta es no, la larga es un “hombre, a mala hostia” y es que es cierto que podemos producir una acidosis pero a base de tomar aspirinas como caramelos o una alcalosis a base de tomar bicarbonato a “puñaos” (aunque no por lo que os pensáis) pero en condiciones normales con la dieta no.

Y es que parémonos a pensar por un momento……. El pH del estómago está cerca del 1 ¿de verdad creéis que lo que le podáis añadir por una rodaja de piña se va a notar? Y además luego el páncreas se encarga de neutralizar todos esos ácidos.

REPASO RÁPIDO DE LOS CÁNCERES.

Un cáncer es básicamente una población de células que se reproduce independientemente de la regulación del cuerpo (tumor) y que además tiene unas características que le confieren lo que en medicina se llama malignidad. A saber: son capaces de invadir otros tejidos, pueden metastatizar (dar otros focos a distancia), recidivar en el sitio cuando han sido extirpados (volver a salir) y algunos pueden producir sustancias activas que alteran el funcionamiento del organismo (síndrome paraneoplasico).

En todas estas caracteristicas hay diferencias entre ellos, así un carcinoma basocelular (un tipo de cáncer de piel) tiene una evolución local muy lenta y es muy, muy raro que recidive o metastatice. Sin embargo un carcinoma microcítico de pulmón lo más probable es que ya haya dado metástasis en el momento del diagnóstico.

Y esto es así porque las cualidades del tejido original, las mutaciones y otras circunstancias (presencia de vasos linfáticos, anatomía regional, mutaciones…) varían de unos a otros.

En cuanto al consumo de oxígeno, efectivamente en muchos cánceres parece estar alterado, dependiendo de la glucólisis anaerobia en mayor medida que otros tejidos sanos. Pero a pesar de que no se conoce totalmente el por qué, se barajan muchas posibilidades pero en todas el punto de partida es la mutación en distintos genes que estimulan la vía de la glucólisis.

Fijaos bien porque aunque parece lo mismo que dicen los gurús de la “dieta alcalina” en realidad es todo lo contrario. Primero el cáncer y luego la glucólisis y el medio ácido.

Y además el metabolismo anaerobio no es exclusivo de los cánceres. Los tejidos normales también la utilizan, algunos en momentos puntuales, como pueda ser el tejido muscular, y otros como norma de vida, como los cartílagos articulares.

ENTONCES…¿?

tabla-alimentos-alcalinizantes

Si alguien puede siquiera imaginar cual es la base de esta clasificación, que por favor me la explique.

Con todo lo expuesto hasta ahora ya debería haberos saltado la alerta de magufos, de hecho tendría que haber saltado nada más leer el nombre de la dieta, pero aun así vamos a ver algunas cosas de este portento de la nutrición con más detalles.

Lo primero es que ya sabemos que salvo que lo hagamos con muchas ganas de poco nos va a servir la alimentación para regular el pH de la sangre. Ya hemos visto que fisiológicamente tenemos varios métodos para evitar la acidosis y la alcalosis. Pero es que aunque pudiesemos hacerlo, subir el pH sanguíneo por encima de 7,45 NO es bueno (las mayúsculas para dar énfasis) ya que produce unas adaptaciones que pueden ser mortales y en curiosamente contrario a lo que promulgan los iluminados de turno.

Así que vamos a desmontar las afirmaciones una por una:

1.- La alcalosis mejora la oxigenación

¡MENTIRA! Y gorda.

Decir eso es de ser uno de los mayores embaucadores del mundo o de ser un descerebrado que no tiene ni idea de lo habla.

Y es que precisamente los efectos metabólicos de la alcalosis lo que hacen es aumentar la concentración de ácidos en sangre.

Así de los efectos de la alcalosis es precisamente activar la glucólisis anaerobia aumentando la producción de ácidos endógenos (del propio cuerpo).

Además, con el fin de retener ácidos, disminuye la ventilación pulmonar lo que a su vez disminuye la oxigenación (¿no decían que era al revés?) lo que en personas predispuestas puede provocar una insuficiencia respiratoria, que no es nada bueno.

Por si fuera poco produce constricción de los vasos, disminuyendo el riego a los tejidos, lo que disminuye el aporte de oxígeno… Y acaban estimulando la glucólisis anaerobia que produce ácidos…

Además en un intento de equilibrar el asunto la sangre elimina potasio hacia el interior celular y hacia la orina intercambiándolo por H+, lo que produce una déficit de potasio que puede llegar a matar.

Pero aún hay un último jugador en esta partida, la hemoglobina. A fin de cuentas es la máxima responsable de transportar y liberar el oxígeno en los tejidos. Pues resulta que a nuestra amiga le gusta quedarse con el oxígeno en los entornos alcalinos y deshacerse de él en los entornos ácidos. A fin de cuentas es una manera fácil de saber que tejidos los necesitan.

En resumen no hay ninguna forma de que la alcalosis mejore la oxigenación de nada.

2.- “Todas las células normales poseen un requisito esencial para vivir, y es contar con el oxígeno, pero aquellas que se vuelven cancerosas pueden hacerlo perfectamente sin esta condición – Se trata de una regla sin excepción” atribuida a Otto Heinrich Warburg.

Quitando el hecho de que esta frase solo la he visto en páginas magufas que promueven esta gilichorrez, ya hemos visto antes que la primera mitad de la frase es verdad a medias mientras que la segunda es una mentira como un templo de grande. Así que no me voy a entretener más.

3.- Otto Heinrich Warburg ganó el nobel por su investigación “La causa primaria y la prevención del cáncer” en 1931.

Esto es también mentira y gorda. De acuerdo que el hombre ganó el nobel en el 31 pero en realidad fue por “el descubrimiento de la naturaleza y mecanismo de acción de la enzima respiratoria” traduciendo los citocromos y el papel del hierro en la respiración celular.

4.- Los tumores se alimentan de glucosa, por lo tanto el azúcar refinado es malo muy malo. No como su hermano el azúcar moreno.

Pues aquí tienen algo de razón. Los tumores se alimentan de glucosa ¡como todas las células del organismo!. Tanto es así que si no la hay el cuerpo la fabrica y una falta de glucosa puede ser mortal, ¿o no habéis oído hablar de la hipoglucemia, tan temida en los diabéticos?

En cuanto a lo malo muy malo que es el azúcar refinado y lo bueno que es el azúcar moreno que queréis que os diga. Los dos se llaman azúcar por algo, porque básicamente son lo mismo mitad glucosa mitad fructosa. Echad cuentas vosotros.

5.- “La quimioterapia acidifica el organismo a tal extremo que se precisa recurrir a todas las defensas alcalinas posibles para poder neutralizar los efectos. Se sacrifican grandes cantidades de la reserva de minerales de los huesos, dientes, uñas, cabello e incluso articulaciones. De ahí los efectos visuales que podemos contemplar en aquellos que se encuentran bajo su tratamiento.”

Esta afirmación la he sacado tal cual (ctrl-c, ctrl-v) de una página (la menos escandalosa, por lo menos no aboga por el pH de 8,4) y está tan llena de burradas que es casi imposible de desmontarla sin entrar en demasiados detalles.

Lo primero es que la quimioterapia no busca acidificar el organismo, eso nos mataría sin más. Dejando de lado de que estos tratamientos cambian y mejoran con cada hora que pasa, el fundamento es intentar atacar a las células malignas y dejar las sanas al margen. ¿Y que caracteriza a las células cancerosas? Su proliferación aceleradísima. Y eso es lo que hacen, atacar a las células con un alto indice de replicación. Problema, hay cosas como el pelo que también se replican muy rápido y sufren sus efectos. De todas formas en la actualidad se buscan dianas moleculares lo más especificas posible de los tumores para minimizar efectos en otros tejidos.

CONCLUSIONES

En definitiva nos encontramos en ante otra giliterapia carente de cualquier fundamento científico y que, como hemos visto, tira de los recursos tópicos de estas cosas, es decir mentiras y medias verdades. Y lo peor es que hacen afirmaciones demasiado peligrosas, como alcanzar un sanguíneo de 8,4 lo que puede resultar mortal.

Otro de los lugares comunes es la ausencia de fuentes o de explicaciones. Así no sabemos que hace que un alimento sea “ácido” o “básico” de manera que el limón, indiscutiblemente ácido, supuestamente alcaliniza la sangre por un mecanismo mágico no explicado mientras que la naranja no lo hace. Misterios de la humanidad.

Por otro lado los hidratos de carbono son malos malisimos, aunque tampoco sabemos como, supuestamente, acidifican la sangre (sin tener en cuenta que son básicos para el organismo).

Otro de los lugares comunes es que vale para todo, lo mismo adelgazas que te curas de un cáncer, pasando por “desintoxicarte” sea eso lo que sea.

En definitiva, aunque he intentado explicar de manera sencilla las falsedades de esta majadería, aplicando los mecanismos básicos para la detección de magufadas podemos olernos la tostada desde lejos.

BIBLIOGRAFIA

Miran Jang, Sung Soo Kim, and Jinhwa Lee. (2013). Cancer cell metabolism: implications for therapeutic targets. Experimental & Molecular Medicine. doi:10.1038/emm.2013.85

Guyton y Hall – Tratado de fisiología médica. 11ª ed. Elsevier.

Sisinio de Castro- Manuel de patología general. 6ª ed. Elsevier.

 


Categorías:Escepticismo, Magufadas, Medicina Etiquetas: ,
  1. Fernando
    26 marzo, 2015 en 14:16

    Hubiera acabado de leer el artículo si el autor hubiera omitido infantiladas como “tachán..” etc.

  2. 26 marzo, 2015 en 17:21

    Fernando, ¿qué quieres decir exactamente con tu crítica?

  3. Emmanuel
    26 marzo, 2015 en 18:15

    Que recuerde de mi época de estudiante, el agua tiene un pH ácido.

  4. 26 marzo, 2015 en 19:28

    Emmanuel, ¿de qué agua te hablaron? Agua es un genérico, hay muchas aguas 😉

  5. Emmanuel
    26 marzo, 2015 en 19:41

    H2O

    (si, lo se, el “2” es un subíndice)

  6. 26 marzo, 2015 en 19:51

    Ya, ya sé que agua es H2O, pero incluso esa tiene diferentes pH. El agua pura (ideal) tiene pH 7.0 (neutra), pero el agua en la naturaleza se combina con el CO2 de la atmósfera, con amonio, con sulfúrico producto de la lluvia ácida, con los ácidos que producen las bacterias en su metabolismo, con álcalis de algunos jabones que contaminan….. Con mil cosas que cambian su pH.

  7. Emmanuel
    26 marzo, 2015 en 20:11

    Es un recuerdo vago que tengo, ¿Agua de grifo?

  8. 26 marzo, 2015 en 20:19

    Creo que te vendrá esta lectura básica: http://es.wikipedia.org/wiki/Agua

  9. Emmanuel
    26 marzo, 2015 en 20:42

    Se lo que es el agua, pero gracias (si, ya se, el agua de grifo no es H2O pura, de serlo nos sentaría un poquitín mal)

  10. 26 marzo, 2015 en 20:42

    Me pregunto por qué Otto Warburg no está en la lista de los Nobel Disease.

  11. APPostilla
    26 marzo, 2015 en 20:54

    Me gustó, pero lo hubieras sintetizado un poco más. Buen artículo. En lo personal, le quitaría “las frases chuscas”, pero no soy el autor del artículo 😉

    Saludos.

  12. Herbert West
    26 marzo, 2015 en 21:58

    Fernando, APPostilla.

    Lamento que no os gusten las “chiquilladas” o las “frases chuscas”.

    Para mi es difícil hablar de esas cosas sin un poco de humor, y de todas foramas las cosas son como son, las diga de forma más o menos seria.

    Eduardo.

    Me parece, aunque puedo equivocarme, que Warburg no se dedicó a apoyar pseudocosas sino más bien que se han “apropiado” de unas investigaciones legítimas.

  13. 26 marzo, 2015 en 22:53

    Hola,
    creo que hace falta mucha prudencia al comentar la dieta alcalina. Aunque no será capaz de curar un cáncer, indudablemente tiene muchos otros beneficios demostrados.

    Os dejo esta revisión de estudios en Pubmed:
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3195546/
    que describe resultados interesantes como:

    1. Salud ósea, aumento muscular, la mejora de enfermedades crónicas como hipertensión.
    2. Aumento de la hormona de crecimiento con el resultado de una mejora de la salud cardiovascular y de la memoria.
    3. Aumento de magnesio intracelular necesario para muchas enzimas y para activar la vitamina D.
    4. Beneficia los agentes quimioterapéuticos.

    Venga, animaros a leer la revisión y otro día paso y lo discutimos!!
    Un abrazo a todos

  14. Anónimo
    27 marzo, 2015 en 6:58

    Muy instructivo el articulo, y con toques de humor.
    Lo que importa es el mensaje, muchos van con la azotea nublada y no ven el sol. Ala. 😄

  15. 27 marzo, 2015 en 8:29

    El otro día, en una comida, una amiga que es médico dijo que ella tomaba una cucharadita diaria de bicarbonato para prevenir el cáncer. Que estaba demostrado.

    Cuando yo intervine para decir que eso no tenía mucho sentido, todos me miraron mal e incluso tuve que oír un “tú qué sabes, si eres de letras.”

    En fin, así nos va.

  16. Abraham
    27 marzo, 2015 en 8:50

    Coincido con los otros comentaristas en que quizás hay un exceso de chancháns. Casi parece sacado del Intermedio. Pero es una crítica positiva, en general el artículo está bien, es sólo el estilo.

    Yo, en cambio, me he quedado esperando la parte de las cintas de vídeo. 😛

  17. Manuel
    27 marzo, 2015 en 15:56

    Saludos, Herbert.

    Siempre habrá quienes traten de aprovecharse de las personas con lenguaje e ideas seudocientíficas. Por ello es muy importante incentivar el pensamiento critico en las nuevas generaciones. Más cuando las tarugadas que les dicen pueden evitar que se atiendan de forma adecuada para enfermedades potencialmente mortales.

    Sólo un par de apuntes:

    -Según recuerdo, la escala de pH va desde 0 a 14.
    -Si bien es cierto que el azúcar refinado y el azúcar moreno son esencialmente glucosa y fructosa. El azúcar moreno contiene algunos compuestos de los que su contraparte refinada carece.

  18. locoya
    27 marzo, 2015 en 18:28

    Sobre el Ph del agua, pues el agua mineral natural en general tiene un Ph alcalino, que puede llegar a 9-11. Sobre el agua de grifo, pufff, depende de la zona. En Madrid, Malaga o Galicia, son aguas blandas y acidas, en Valencia es un agua muy dura y alcalina.

    Pregunta a algun conocido que este metido en acuariofilia y veras…

  19. Anónimo
    27 marzo, 2015 en 20:58

    Por que cuando vas a cagar no te lees el pronto y nos dejas a nosotros con nuestras boludeses aunque sean placebo

  20. 27 marzo, 2015 en 21:44

    Anónimo, si a tí te gustan las boludeses ¡adelante! nadie te dice que no sigas con ellas. Ahora bien, dejános a nosotros describir la boludez con todas sus propiedades y consecuencias. Luego allá cada cuál con su grado de boludez.

  21. victor
    28 marzo, 2015 en 1:29

    Por que no hablais del premio Nobel Otto Warburg, ganó el premio por sus estudios sobre alcalinizacion y oxigenacion para curar la mayoria de enfermedades, entre ellas el cancer.

    Esos métodos los apliqué sobre mi padre, con cancer de piel, y las costras que tenia desaparecieron en pocas semanas. Pero esto no conviene que se sepa, claro.

  22. 28 marzo, 2015 en 8:19

    Victor, lo que cuentas es directamente falso, Warburg ganó el Nobel por: “descubrimiento de la naturaleza y el modo de acción de la enzima respiratoria”.
    Aquí tienes su biografia: http://es.wikipedia.org/wiki/Otto_Heinrich_Warburg
    Y aquí tienes la página de la fundación Nobel (la que da el premio) que explica por qué le han dado el premio: http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/medicine/laureates/1931/ Creo que ellos son los que mejor saben el motivo del premio.

    Ahora bien, si tú eres feliz creyendo en lo que has escrito, en contra de todos los datos históricos que existen, pues adelante. A veces da más felicidad vivir en una realidad paralela que en la que aporta el curso de los hechos.

    PD: ¿puedes demostrar que lo que le ocurrió a tu padre es causa directa de la dieta y no ocurrió por otra razón? Tu respuesta sí conviene que se sepa.

  23. kikedak
    28 marzo, 2015 en 11:01

    Aclaraciones sobre el pH:
    – La escala de pH va de 0 a 14. El agua destilada tiene pH 7, se puede acidificar ligeramente en contacto con el CO2 del aire. El agua mineral puede tener un pH de 5 – 9, aunque lo habitual es que esté entre 7 – 8. Locoya, yo no bebería agua con pH 11!
    – Atención al doctor Martí Bosch, un maestro en mezclar verdades con mentiras y lenguaje científico con campechano. Cura el cáncer con una curiosa ósmosis percutánea que funciona al revés de todas las ósmosis conocidas, eso sí, con la ayuda de magnetoterapia y homeopatía.
    https://m.youtube.com/watch?v=R33xhKQWwtE

  24. Herbert West
    28 marzo, 2015 en 12:47

    Gracias a todos.

    Tomo nota de las críticas para otros artículos.

    Melduana, que te miren como quieran, pero tienes razón en pensar que son chorradas.

    Locoya, estás en lo correcto, el pH va desde 0 a14, fallo mío. En cuanto al azucar moreno, no es más que azúcar con melaza, bien de forma original o bien añadiéndosela al azucar refinado, según tengo entendido. Aunque su valor nutriciedadonal pueda ser distinto no creo que tenga demasiado impacto en el tema que nos ocupa.

    Anónimo. Si esa es toda tu aportación podrías haberte quedado calladito. Yo leo lo que me sale de las castañas, como dicen en mi pueblo. Y escribro tres cuartos de lo mismo. Si no quieres no lo leas, pero como digo esta gilipollez promueve actitudes peligrosas para la salud.

    Victor. No voy a ahondar en la respuesta que te ha dado Manuel. Es la que yo hubiera puesto. Sólo añadir que lo que dices es mentira simple y llanamente. Así que o estás muy equivocado o eres un mentiroso, depende de cuanto te creas lo que has puesto.

  25. victor
    28 marzo, 2015 en 15:08

    Si las costras que tenia mi padre en la piel permanecieron más de 6 meses, sin que los médicos no dieran otra solución que quemarlas o hacer trasplantes de piel, pues no me dejaban otra opción que aplicar soluciones alternativas.

    Ningún médico sabía como tratar la raiz del problema, todas las soluciones se centraban en la superficie del problema.

    Apliqué los principios de los tratamientos alternativos porque la medicina oficial no me daba otra opción.

    Opté por alcalinizar la dieta de mi padre, o por lo menos, eliminar los alimentos acidos que consumia con regularidad. Además oxigenamos su organismo con la ingesta de peroxido de hidrogeno.

    A partir de las 4 semanas empezamos a notar los efectos y a las 7 semanas no tenia ninguna costra en la piel.

    Tendría que haber tomado fotos y publicarlas en alguna web, pero ahora lo lamento.

    Por lo menos Manuel sí que has demostrado curiosidad por este tratamiento, te lo agradezco y lamentablemente no lo puedo demostrar, ya que no tengo fotos de su estado anterior.

    Pero Herbert, parece mentira que un cientifico como tú no pida más datos sobre este tratamiento para ver si es aplicable a otras personas a las que les pueda servir.

    Así es como evoluciona la ciencia, con nuevos tratamientos, que aunque aparentemente no vayan a funcionar, son eficaces y habria que estudiarlos. No darles un portazo y desecharlos sin más.

    Este tipo de alimentación es el que propone la médico Odile Fernandez en su libro y en su web alimentacionanticancer.com

    Esta mujer le dieron 6 meses de vida de un cancer de ovarios y se curó a través de la alimentación ¿Porqué no estudiar cual es su tratamiento?

    Seamos más abiertos a nuevos tratamientos, porque sino seguiremos aplicando quimio y radio hasta el año 2100, con los graves efectos secundarios que ello conlleva.

  26. 28 marzo, 2015 en 15:57

    Víctor, la curiosidad es importante es ciencia, pero tan importante es el no pensar que cualquier explicación que a uno se le ocurra es la correcta. En ciencia es importante que la ideología, las hipótesis que uno tiene, no se den por correctas hasta que no se demuestren. Por ejemplo, podrías haber demostrado curiosidad y no dar por válido que Warburg ganara el Nobel por dar una solución al cáncer, cuando no es cierto. Te has creído lo que dice una página Web simplemente porque en ella decía se ajusta a una idea que tú tienes. Te bastaba ir a la página oficial de la fundación Nobel para leer el motivo del Nobel de Warburg, que no es otro que el descubrimiento de la naturaleza y el modo de acción de la enzima respiratoria. Negar eso es negar la historia y te hace perder credibilidad.

    Dicho esto también te digo que no es lo mismo causalidad que casualidad. Tú has tomado una decisión para tratar a tu padre que dices que ha funcionado, y rápidamente ha acudido tu prejuicio a decirte por qué ha funcionado. Pero las cosas no funcionan así. Dices que tu padre tenía cáncer de piel, en base a qué. ¿Diagnóstico médico, quee tipo de tumor era? No todos los tumores cursas igual ni tienen iguales síntomas. Y aún en el caso hipotético de que tuviera cáncer malo, malísimo y con la dieta mejorara, ¿cómo sabes que fue la dieta y no otra razón?, ¿qué tipo de pruebas objetivas demuestran que no hubiera otra causa? Y aún en el caso de que fuera la dieta, ¿cómo sabes que de esa experiencia se puede extrapolar que todo el que la siga tendrá curación?, ¿con cuántos otros pacientes lo has probado y cuántos has usado cómo control para saberlo? Responder todo eso es emplear el método científico para probar algo. De hecho con encontrar casos que han probado esa dieta y no se han curado tendríamos un fuerte argumento para pensar que es incorrecta. Habríamos realizado una refutación, que es tan valiosa o más que la demostración.

    Cada día aparecen cientos de personas jurando que tienen el método para curar el cáncer. Curiosamente todos aseguran que si nadie los usa es por una conspiración de las farmacéuticas, etc, etc. Incluso alguno de ellos ha conseguido filántropos para probar su método con muchos más pacientes. Pocos de ellos saben lo suficiente de hacer pruebas médicas, con lo que sus conclusiones van a la basura (y algún paciente al cementerio), y los pocos que sacan resultados alcanza lo que ya sabemos: el cáncer sigue sin cura.

    Hay casos en los que tumores terminales han remitido y desaparecido. Los médicos no encuentran explicación, todavía hay grandes lagunas de conocimiento del cáncer. Para muchos de estos casos de curación su único tratamiento ha sido rezar. Algo barato y que todo el mundo puede hacer. Pero la mayoría tiene el suficiente sentido común para no publicitar este método como cura del cáncer. Otros desahuciados sin embargo, tras haberse curado con cualquier técnica que parece propia de chamanes (que además son dispares, no suelen coincidir entre sí), no han tenido la precaución de estar calladitos y airean sus métodos de curación como la panacea universal que los médicos quieren silenciar. ¿Captas la diferencia?

  27. Emmanuel
    28 marzo, 2015 en 17:54

    ¿Para que esforzarse con seguir una dieta cuando según RTVE se obtiene el mismo resultado (curación “del cáncer”) oliendo limones.

  28. Emmanuel
    28 marzo, 2015 en 17:56

    Esta mujer le dieron 6 meses de vida de un cancer de ovarios y se curó a través de la alimentación

    ¿Entonces YA existen estudios clínicos que vinculan tomar una determinada dieta con la curación “del cáncer”?

  29. isatita
    28 marzo, 2015 en 21:49

    Pues a mi me han gustado mucho los “tatachán”, pero claro lo iba leyendo con el “filtro” de profe de física y química e iba pensando que, con el “toque de humor” que tiene el post, podría utilizarlo en clase al hablar del pH y, de paso intentar introducir algo de pensamiento crítico (si no te importa claro!!), y para ésto último, muchas gracias también por los comentarios de Manuel y sobretodo el último, me ha dado buenas ideas.

  30. Magufos sin Fronteras
    28 marzo, 2015 en 22:52

    Apadrina un magufo.

  31. elizabeth
    28 marzo, 2015 en 23:09

    Excelente! A mi también me indignan sobremanera los artículos mentirosos e ignorantes que se publican sobre salud. También me molesta bastante que la gente se deje convencer y se haga eco de cuestiones de las que no sabe ni un poco y ni siquiera intenta informarse.
    Como Licenciada en Nutrición te aclaro que ése tipo de publicaciones no proviene de profesionales de la salud ni están avalados por ninguno que yo conozca. De hecho en la carrera se cursa (entre tantas otras) la materia anual de fisiología y como bibliografía se utiliza mucho el tratado de Guyton que citás, por lo tanto no es posible haber aprobado la materia sin conocer los mecanismos fisiopatológicos que regulan el pH en el organismo.
    Me encantó leerte pero por favor no eches culpa de publicaciones ridículas a profesionales que nos preparamos muchos años y con mucho esfuerzo para mejorar la calidad de vida de las personas.

  32. Anónimo
    29 marzo, 2015 en 3:53

    Realmente el artículo me gusto mucho, creo que el añadir expresiones como el tachan lo hace mucho mas ameno. Aunque diste algún que otro dato incorrecto en líneas generales esta bien redactado, aunque te comiste alguna que otra palabra. Me parece un tema muy interesante. Enhorabuena por el resultado, que halla diversidad de opiniones es buenas señal

  33. Emmanuel
    29 marzo, 2015 en 8:39

    no me dejaban otra opción que aplicar soluciones alternativas […] Apliqué los principios de los tratamientos alternativos

    Pero es que no son soluciones alternativas, son fantasías, nunca han demostrado que funcione. Si funcionaran no se las llamaría “medicinas alternativas”, se la llamaría medicina a secas.

    porque la medicina oficial no me daba otra opción

    No existe la medicina oficial. La realidad no es como es por decreto ley. Aunque a muchos os cueste aceptarlo, el ser humano aún no tiene respuestas para todas las enfermedades.

    A partir de las 4 semanas empezamos a notar los efectos y a las 7 semanas no tenia ninguna costra en la piel.

    ¿No serás tu de esos casos que toman medicación + pócina, se recuperan, y achacan la recuperación a la pócima?

  34. Herbert West
    29 marzo, 2015 en 9:53

    Victor.

    Aparte de la brillante respuesta de Manuel, te diré que si me he interesado, pero la ciencia no es creerse cualquier cosa que te digan y hacer pruebas y pruebas a ver si es verdad. Y es que como dice la frase atribuida a Charles Maurice de Talleyrand: “Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible”.

    Y es que es imposible que la alimentación altere el pH del organismo, o que la alcalosis mejore la oxigenación de los tejidos. Es pura y simple fisiología. A partir de ahí cualquier giliterapia que diga lo contrario no tiene visos de realidad y punto pelota.

    En cuanto a Odile Fernández, te informo de que se sometió a tratamiento con quimioterapia (esa tan mala). ¿Qué fue lo que la curó? Ahora es difícil de saber pero mientras que la quimioterapia cuenta con estudios que demuestran su eficacia y unos mecanismos de acción conocidos y plausibles, el tema “niueich” de la alimentación no lo tiene. Y la evidencia pesa.

    Pero vamos a interesarnos más.

    Dices que tu padre tenía cancer de piel

    ¿Puedes dar algún dato más o ese es todo el diagnóstico?

    ¿Quién le diagnosticó?

    ¿Las costras eran parte del cáncer o eran otra cosa? Si era otra cosa ¿que otra cosa?

    Y con respecto a la “terapia” que hiciste vamos a jugar a la ciencia los dos.

    ¿Cual es o cuales son los mecanismos propuestos por los cuales la ingesta de los alimentos modifica el pH?

    ¿Qué alimentos lo modifican, en qué sentido (alcalosis-acidosis) y por qué?

    ¿Hasta qué pH llegaste a alcalinizar la sangre de tu padre?

    ¿Qué método/métodos de medida usaste?

    ¿Por qué el limón alcaliniza pero otros cítricos no?

    Con alguna fuente fiable por favor.

    Y en contra de lo que dices la quimioterapia y la radioterapia salvan vidas, así que no tengo nada en contra de qeu se usen cuando toca. Los efectos secundarios son inevitables, pero se trabaja (y mucho) en reducirlos.

    Nota: en mi comentario anterior atribuí a locoya el comentario de Manuel. Fallo mío.

  35. Anónimo
    29 marzo, 2015 en 14:41

    Tengo una opinión diferente a la del artículo, soy ingeniero químico y hay una relación directa en la falta de oxígeno y la acidificación de la sangre. Al acumularse dioxido de carbono en la sangre se reduce el pH de esta. La células, que necesitan oxigeno, pasan a trabajar de forma anaeróbia, lo que produce un mal funcionamiento y un crecimiento anómalo lo que se resume en tumores y distintos tipos de cáncer.

    No digo que sea la verdad absoluta, solo que tiene lógica la relación entre la disminución del ph y el cancer.

  36. Emmanuel
    29 marzo, 2015 en 18:46

    Seamos más abiertos a nuevos tratamientos, porque sino seguiremos aplicando quimio y radio hasta el año 2100, con los graves efectos secundarios que ello conlleva.

    Está frase me resulta especialmente irritante.

    ¿Ser más abiertos? ¿Estás hablando de una religión o de que? ¿Si no aceptamos la chifladura de esta “dieta” es que no se está abierto nuevos tratamientos? No había leído tamaña estupidez desde hace mucho tiempo.

    Aquí todo el mundo está abierto a nuevos tratamientos, otra cosa es que haya que aceptar la primera ocurrencia. Las alternativas a la quimio están siendo investigadas en este momento. Desde hace más de 200 años la medicina no ha dejado de evolucionar y conseguir remedios más efectivos. ¿De donde sacas esa tontería del año 2100?

    Ahora saldrás con el royo de la conspiración.

    PD: ¿Esa “médico” habla en sus libros y conferencias de que junto a su “milagrosa” dieta recibió quimioterapia? ¿O, como sospecho, se lo calla?

  37. Herbert West
    31 marzo, 2015 en 11:34

    Isatita, siéntete libre de utilizar lo que creas conveniente.

    Anónimo, gracias y no dudes en decirme donde me he comido palabras, para poder arreglarlo.

    Elizabeth, siento haberte dado la sensación de que culpo a los nutricionistas de estas majaderías. Nada más lejos de mi intención. Por favor, dime que parte parece mandar ese mensaje, para poder revisarlo.

    Yvonne, me leeré el artículo con más calma, pero en un primer vistazo no parece decir lo que insinúas.

    Anónimmo (ingeniero químico), lo que dices no es del todo así.

    hay una relación directa en la falta de oxígeno y la acidificación de la sangre. Al acumularse dioxido de carbono en la sangre se reduce el pH de esta.

    No es cierto. La falta de oxigenación no implica una acidificación de la sangre y además pone en marcha un montón de mecanimos de compensanción para mantener la oxigenación de los tejidos.

    Un ejemplo sería ir a pasar las vacaciones en una cordillera muy alta. Alli disminuye la concentración de oxígeno y por tanto la oxigenación. El primer mecanismo de compensación que se va poner en marcha va a ser aumentar la frecuencia respiratoria lo que va a hacer qque pierdas mucho CO2, produciente una alcalosis, no una acidosis.

    Esto desmonta la relación disminución de la oxigenación/acidosis.

    Por otro lado el CO2 en un sujeto sano, no se queda retenido en la sangre, se elimina por la respiración, y además de manera muy eficiente. Con lo cual no baja el pH a rango patologico así porque si.

    La células, que necesitan oxigeno, pasan a trabajar de forma anaeróbia, lo que produce un mal funcionamiento y un crecimiento anómalo lo que se resume en tumores y distintos tipos de cáncer.

    Esta relación, simplemente no existe. Y para demostrarlo vamos a ir desde el final hacia adelante.

    Las células, cuando trabajan en anaerobiosis aumentan la concentración de ácidos en su entorno. Esto entre otras cosas produce una vasodilatación del territorio lo que hace que aumente la oxigenación del tejido y una eliminación de los productos del metabosimo que se irán al riñón o donde corresponda. Por otra parte, la hemoglobina tiende a ceder oxígeno a conforme desciende el pH, lo que tambien mejora la oxigenación del territorio, restableciendo el equilibrio.

    Así que no se traduce en tumores y cáncer. Se traduce en cambios fisiológicos para mantener las cosas en orden.

    Por otro lado la anaerobiosis no produce un mal funcionamiento de las células. Hay tejidos que la soportan mejor y tejidos que la soportan peor. Las neuronas, sin oxigeno no degeneran a tumores, simplemente se mueren. Los condrocitos (células del cartílago) sin embargo viven felices en ausencia de oxgíeno.

    No digo que sea la verdad absoluta, solo que tiene lógica la relación entre la disminución del ph y el cancer

    No. Como puedes ver, no hay ninguna relación lógica entre el pH y el cáncer.

  38. 31 marzo, 2015 en 23:11

    Hola Herbert,
    no insinúo, sino que lo he traducido de una publicación científica de una universidad de Canadá: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3195546/
    Te sugiero que empieces a leerlo al revés empezando por las conclusiones, encontrarás antes el resumen de las acciones beneficiosas sorprendentes de la dieta alcalina.

    Un abrazo

  39. 1 abril, 2015 en 20:09

    Sin leerme en detalle la publicación (ya lo harán aquí otros más válidos que yo) me pregunto hasta qué punto esos beneficios no tendrán más que ver con los que se obtiene de cualquier dieta en la que se promueva la moderación de ciertos alimentos e incentive el consumo de frutas y verduras frescas (Vamos, la dieta de la abuela de toda la vida) y no por la pretendida alcalinización. Y tal

  40. Juanjo
    2 abril, 2015 en 22:00

    Estoy de acuerdo Yvonne, la dieta alcalina es muy buena para la salud, aunque estos quieran suprimirla como sea

  41. Herbert West
    6 abril, 2015 en 20:24

    Después de unos días de vacaciones y una lectura atenta del artículo que enlaza Yvonne aquí van mis conclusiones.

    1.- Antes que nada, decirte que no. No me voy a leer primero las conclusiones porque a pesar de lo que pueda parecer es lo “menos” importante. De nada me sirven unas conclusiones si luego resulta que no se han hecho bien las cosas (no digo que sea este el caso)

    2.- El artículo es una revisión literaria, donde el autor “elige” los artículos que le interesan. Con eso no digo que los artículos no sean buenos o validos, pero este tipo de revisiones no tienen demasiado nivel de evidencia.

    3.- Resultados del HUESO.
    – Lo primero de todo es que el autor parece hablar de acidosis crónica, es decir una patología, no de personas sanas.
    – El mismo autor reconoce que son contradictorios ya que tanto el aumento de ácidos como de bases en la dieta reduce la excreción de calcio en la orina.
    – Aunque hay evidencia de que la excreción urinaria de ácidos se correlaciona con la excreción urinaria de calcio, no la hay de que ese calcio provenga del hueso y de que la calciuria pruduzca osteopororis. Por lo tanto, reducir la excreción de calcio no tiene por qué aumentar la masa ósea o reducir la osteoporosis.
    – Los estudios que en los que se basa el autor hablan de suplementación con bicarbonatos, no de dieta alcalina.

    4.- Resultados en el MÚSCULO
    – En este caso los resultados tampoco son claros. El artículo que cita sobre masa muscular en adultos no es tan concluyente como parece asegurar e incluso los autores avisan de posibles fallos en el diseño, como no conocer la dieta antes de iniciar el estudio.
    – El resto de situaciones que cita son situaciones claramente patológicas como fallo renal o cetoacidosis diabética.

    5.- Resultados sobre GH
    – Más de lo mismo. Habla de patologías concretas. En cuanto a los efectos de la GH de nuevo los datos a los que se refiere son de estudios en pacientes con deficiencia de GH. Elevar los niveles en pacientes sin déficit no tiene porqué ser bueno (de hecho no lo es)

    6.- Resultados con la quimioterapia.
    – De nuevo resultados variables según los esquemas de quimioterapia empleados, cosa que era de esperar.

    En definitiva, el artículo no presenta realmente datos a favor de la “dieta alcalina” sino que siempre se apoya en estudios con suplementos de bicarbonato y algunos de sus argumentos son conjeturas a partir de extrapolaciones desde estados patológicos, lo cual no tiene porqué ser válido (tampoco falso, pero habría que verlo).

    Juanjo, lo que dices no tiene ni pies ni cabeza.

    Jonlarmann, el artículo habla en algún momento de aumentar el consumo de frutas y verduras (cosa con la que estoy de acuerdo) pero ya ves que en general habla de alcalinización, aunque siempre parte de estudios en estados patológicos que son dificilmente extrapolables a población sana, e incluso reconoce que la evidencia sobre el papel preventivo de la dieta es limitado.

  42. 7 abril, 2015 en 16:03

    Gracias, Herbert.
    Chan-chán arriba o abajo, tono más o menos chusco, la verdad es que tu artículo me ha servido para corroborar lo que yo anduve investigando hace cosa de un año para poder oponerme con argumentos a esta tontería de la dieta alcalina.
    Ahora ya puedo decirlo sin ninguna duda.
    Lamentablemente, en general, va a servir de poco. Hasta que “la gente” (y perdón por este odioso genérico) no empiece a darse cuenta de que lo que nos va a matar van a ser las esperas para atención sanitaria (y posiblemente, a los médicos honestos, los mate el agotamiento) no quedará claro este engaño.
    Y los responsables, una larga lista, no creo que se preocupen cuando llegue, si llega, ese momento.

  43. 7 abril, 2015 en 22:25

    Como últimamente me paso las horas por facebook, contribuyo allí a difundirlo: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1571618503088808&id=100007220192526

  44. Arconte
    8 abril, 2015 en 21:12

    Hace unos años me diagnosticaron un tumor y estuve más de seis meses bajo un tratamiento de quimioterapia que no sólo me dejó totalmente calvo y reducido poco menos que a piel y huesos, sino que me conducía cada dos semanas al borde de la inmunodeficiencia aguda. Tenía que estimular la médula a fuerza de inyectables, y entonces a las molestias de la quimio se sumaban los dolores musculares, efecto secundario de los inyectables. Pero si yo la pasé mal, el tumor la pasó peor. Al finalizar el tratamiento había remitido por completo.

    Lo anterior lo comento sólo para que se hagan una idea de cuál era mi situación, porque la verdadera anécdota es que mi hermana, ferviente adepta a creer en cuanta magufada se le pone enfrente, comenzó a atosigarme con toda clase de propuestas de terapias alternativas, jugos, tisanas, semillas, reiki y no sé cuantas tonterías más, incluida la famosa dieta alcalina, hasta que un buen día en que me sentía particularmente mal exploté y le hice saber que si quería ayudar realmente lo mejor que podía hacer era no volver a mencionar ninguna de esas fantochadas en mi presencia o en su defecto mantenerse al margen. Y ésto lo menciono a su vez para que todos aquellos que hacen con sus enfermos lo mismo que hacía mi hermana conmigo se den cuenta de que lo único que logran es fastidiarnos y sacarnos de quicio, y que si un cáncer es curable se curará en base a medicina y no recurriendo a hierbajos y pases mágicos.

  45. Arconte
    8 abril, 2015 en 21:29

    Aaah, y muy de acuerdo con quienes señalan que no existe la medicina tradicional y la medicina alternativa. Existe la medicina y punto. Cualquier cosa “alternativa” lisa y llanamente no es medicina.

  46. 8 abril, 2015 en 22:41

    Arconte

    La genial cita de Tim Minchin

    alternative-medicine

  47. Herbert West
    9 abril, 2015 en 8:58

    Arconte, ánimo y espero que todo vaya bien

  48. Emmanuel
    9 abril, 2015 en 14:59

    Arconte:

    Podrías darle a tu hermana una copia del siguiente artículo. Quizá así deje de soñar.

    http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=187390

  49. 9 abril, 2015 en 17:10

    A ver, una pregunta. Tras haber enlazado esta entrada en mi cuenta, una persona (tengo en ella confianza) me ha escrito diciéndome que su propio médico (nada de homeopatía, un internista) le ha prescrito “bicarbonato disuelto para alcalinizar”
    Yo, desde luego, he escrito diciendo que me parecía increíble que un doctor prestase oídos a estas cosas, pero alguien me ha dado este otro enlace.

    http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a682001-es.html?hc_location=ufi

    No se trata de una web que difunda información médica sin criterio, viendo cómo trata los apartados “Tratamientos alternativos” y “Medicina herbaria”, así que este párrafo que sigue me ha dejado un poco confuso. ¿Me podríais ayudar a aclararlo?

    CITO: “Su doctor también puede prescribir el bicarbonato de sodio para disminuir los niveles de acidez de la sangre u orina ciertas condiciones.”

  50. Elisa
    9 abril, 2015 en 17:28

    No convenceis a nadie.

    Si Arconte ha querido pasar por semejante tormento para curar su enfermedad, allá él. Pero que no intente convencer a los demás de que es el mejor tratamiento por eso es mentira.

    ¿Sabes por qué se te cayó el pelo y supongo que además tu uñas se quedarían tan frágiles?

    La respuesta es muy sencilla, pero en vuestra cabezoneria os empeñais en seguir el camino más complicado, más sufrido, y más beneficioso para las farmaceuticas.

    La dieta alcalina está avalada por numerosos estudios y es el mejor camino para curar cualqueir enfermedad, incluido el cancer, como demostró Otto Warburg.

    En fin, digais lo que digais, no cenvenceis a nadie. Si creeis que la unica via para curarse es el sufrimiento estais fritos.

  51. jonlarmann
    10 abril, 2015 en 1:36

    Hervert, touché.

    Es lo que pasa cuando no leo un artículo, que me hago una idea equivocada. Entre en el blog de Yvonne y vi cosas de por el estilo.

    Y los vagos como yo os agradecemos que os toméis tantas molestias en refutar estos artículos, sobre todo cuando hay que priorizar el tiempo de ocio.

  52. Emmanuel
    10 abril, 2015 en 9:49

    “para curar cualqueir enfermedad”

    ¿Que cura cualquier enfermedad? ¿Cualquiera? ¿Cura el sida, la hepatitis, válvulas cardiacas estropeadas, arritmias cardiacas, hipertiroidismo, esquizofrenia, cataratas, ébola, osteoporosis, alergias,…? ¡Aluzinado me dejas!

    El mero hecho que hagas tal afirmación hace que no pueda tomármelo en serio.

  53. Herbert West
    10 abril, 2015 en 10:10

    Jonlarmann, un placer poder echar una mano, pero otro día un poquito menos de pereza 😀

    Elisa, si eso es todo lo que tienes que decir podrías haberte ahorrado el tiempo. Veo que, o bien no has comprendido nada de lo que has leído, o directamente no has leído el artículo. Lo que dices ha quedado ya demostrado como falsedades: lo del pelo, lo de Otto Warburg (Manuel tuvo a bien enlazar la página de los premios nobel donde puedes ver que no se le concedió por lo que dices. ¡Gracias Manuel! A mí se me olvidó), que cura cualquier enfermedad…

    Emilio Monís.

    Planteas un tema difícil, así que a ver si me explico bien.

    El bicarbonato si tiene usos médicos.

    Por vía oral es un antiácido (para el estómago) con un poder neuetralizante rápido y potente, pero de acción breve y, como pondré después, se ha abandonado su uso por sus efectos secundarios (que también los tiene). El mecanismo es muy sencillo, pura química de insituto, en este caso es “NaHCO3 + HCl -> NaCl + CO2 + H2O”.

    ¿Baja el pH sanguineo por vía oral? Pues depende de cuanto tomes, aunque curiosamente no es por su absorción si no por forzar la producción de ácido del estomago.

    Problemas:

    -El primero, para que funcione se debe dar a dosis elevadas lo que puede producir una sobrecarga de sodio.

    -Segundo puede producir alcalosis sistémicas incluso en tratamientos no muy prolongados.

    -Tercero alcaliniza la orina lo que pude producir litiasis (piedras) por fosfatos.

    Eso sin contar que produce molestias por los gases que produce.

    Y como se decía en un popular programa de televisión: “hasta ahí puedo leer”.
    Es decir no puedo juzgar si lo que ha hecho ese internista está bien o mal porque no se que problemas de salud tiene la persona a la que se lo han recetado. Lo único que puedo deciros es que consulte su caso particular con su médico de confianza.

    Espero haber sido claro y haber ayudado.

  54. 10 abril, 2015 en 10:59

    Gracias, Herbert, por supuesto que me has ayudado, y como te has tomado la molestia de contestarme, yo te lo voy a a gradecer con algo más que una frase.

    Muchas personas con enfermedades crónicas y/o graves nos encontramos en una situación difícil. No todos tenemos un tratamiento claro, como pueden ser la inmuno- o quimioterapia en los procesos cancerosos, por poner un ejemplo al caso.
    En el caso de mi trastorno concreto, hay evidencias de posibilidades de mejoría, incluso casi recuperación, pero los datos son dispersos, confusos, y los tratamientos o son caros o tienen efectos secundarios, o ambas cosas, y en todo caso no deberían ser acometidos sin un control médico.
    Tenemos internet, que nos ayuda a encontrar y compartir experiencias, incluso organizarnos en asociaciones o hacer más útiles las que existen. Podemos incluso tener contacto con investigadores, con médicos (por desgracia, demasiado atareados y muchas veces tan ninguneados por la Administración como algunos grupos de enfermos).
    Pero intentar aprender y ayudarnos entre nosotros, en este momento, y a pesar de las facilidades de acceso a la información y a la comunicación, acaba siendo tan penoso como conducir un carro por un pedregal.
    Hay tal profusión de falsarios, farsantes, ladrones, y no sólo en la red; aparecen en TV, en diarios, dan charlas en mercadillos y ferias locales, tienen consultas “holísticas”, difunden todo tipo de mentiras, atacan a quien les planta cara (en este mismo hilo hay ejemplos, y en presencia, sucede lo mismo, igual o peor)…
    Se hace muy cuesta arriba luchar contra esto, se pierde más tiempo contrarrestando esta influencia que haciendo algo útil.
    Por eso, cualquier ayuda en forma de artículo, respuesta a una consulta, aclaración, por nimia que a “vosotros” los investigadores y divulgadores os pueda parecer, a quien estamos “al otro lado” nos cae como una recarga de combustible en una pila atómica.

    Perdón por la parrafada.

  55. Herbert West
    10 abril, 2015 en 12:19

    Emilio, muchas gracias.

    Sois la gente como tú la que hacéis que esto tenga sentido y nos dais ganas de seguir. También sois nuestra recarga.

    Ya sabemos que hay gente que no saldrá de sus “ideas” por mucho conocimiento que les des, pero hay otra que busca información de verdad a la que podemos ayudar a no caer en estafas a veces incluso peligrosas.

    Siéntete libre de plantear las dudas que tengas, o incluso sugerir temas de artículos. No te garantizo que se hagan realidad pero todo puede ser. También de divulgar lo que aprendas.

    Y en cuanto a los efectos secundarios de los tratamientos te diré un secreto: todo lo que tiene efectos tiene efectos secundarios. Lo que tienes que hacer es valorar los beneficios y los riesgos con tu médico. 😀

  56. Emmanuel
    10 abril, 2015 en 12:59

    ¿Que sufres de arritmias cardiacas? ¿Para que implantar un marcapasos que regule las pulsaciones del corazón? ¡Que atrasados! ¡Dieta alcalina y arritmia solucionada!
    ¿Y si una válvula cardiaca no cierra correctamente? ¿Abrirte en canal y ponerte una válvula artificial? ¡Si con una dieta alcalina se soluciona!
    ¿Que estás ciego? ¡La dieta alcalina te hará volver a ver!
    ¿Que eres miope? ¿Para que vas a usar gafas, lentillas o someterte a cirugia ocular? ¡Dieta alcalina y comienza a ver nítidamente!
    ¿Y si tienes una pierna más larga que otra? ¡La dieta alcalina hará que te crezca la pierna corta!
    ¿Que te contagias de ébola? ¡Dieta alcalina!
    ¿Que oyes voces? ¡Deja a un lado esa obsloleta psiquiatria! ¡El futuro es la dieta alcalina y adios a esas voces!
    ¿Que sufres diabetes? ¡Deja esa insulina inyectable! ¡La dieta alcalina producida la insulina que necesitas!

  57. Aitor
    11 abril, 2015 en 21:08

    Ingenuidad terminal. Esa es la patología que os debería preocupar a los fans de estas pseudoterapias milagro. Os va en ello la salud y el dinero!

  58. 15 abril, 2015 en 7:40

    Hola Jonlarmann, Sí, en mi blog hay “cosas” y cositas!! Pero no de pseudociencia. El blog es uno de los más normalillos de ciencia: Evalúo las publicaciones de las investigaciones que acaban de salir, las contrasto con otras publicaciones más antiguas y a menudo los combino con el consejo farmacéutico, para que el lector pueda tener algún provecho …. solamente es eso, un blog más de ciencias.
    Un abrazo
    ps: Herbert, ya te contestaré cuando tenga un momentito, prepárate!!! (es broma 😉 )

  59. Arconte
    15 abril, 2015 en 21:58

    Elisa (más que Elisa deberías llamarte Ilusa),

    Como muy bien se explicó más arriba la quimioterapia causa la caída del cabello, entre otros efectos no deseados, porque está pensada para atacar las células de rápido crecimiento, que es precisamente la característica de las células tumorales. Lamentablemente la quimio no distingue entre células tumorales y células sanas, por lo cual, al tiempo que ataca a las primeras también afecta a las aquellas células sanas vinculadas p.e. al crecimiento del cabello, las uñas y lo que es aún más grave a la generación de glóbulos rojos y blancos (motivo por el cual es altamente probable que en un tratamiento de quimioterapia el paciente deba ser sometido a transfusiones de sangre y estimulación de médula ósea para recomponer los niveles de hemoglobina y el sistema inmune).

    Deseo de todo corazón que tú y ninguna persona sobre la que tengas la capacidad de influir tengan que afrontar jamás una enfermedad que requiera quimio o radioterapia, pues mucho temo que tus infundadas creencias, y las irresponsables acciones que puedan resultar de ellas, serían en tal caso las principales aliadas del enemigo a ser combatido.

  60. Arconte
    15 abril, 2015 en 22:15

    Gracias por el enlace Emmanuel, pero temo que mi hermana es de esas personas a las que no le entra ningún fundamento racional en la cabeza porque, como bien dijo Carl Sagan, necesitan empecinadamente creer que hay algo más allá de la realidad pura y dura. Supongo que es también una forma de sentir que forma parte de algo “especial”, una suerte de universo paralelo místico o semi-mágico, y que en el fondo su actitud no es otra cosa que un mecanismo de defensa generado para compensar una baja autoestima. Como mi propia hermana dice, ella no necesita investigar ningún hecho ni confrontar datos acerca de nada. Le basta con que su “intuición” le dicte que algo debería ser real y verdadero para creer en ello – lo bueno de este sistema es que permite aferrarse a toda suerte de creencias que resultan emocionalmente continentadoras, sin importar cuán estúpidas sean realmente ; lo malo es todo lo demás que ya sabemos. 🙂

  61. 18 abril, 2015 en 21:53

    A los investigadores y científicos que imparten cátedra aquí, a lo mejor les interesaba ver este vídeo del Dr Alberto Martí Bosch y descalificarle como hacen con todo lo que no conocen por sistema. La mala noticia es que no tendrán argumentos y que además no querrán reconocer que este ilustre Dr tiene absoluta razón en todo lo que comenta y en los mas de 2000 pacientes que lleva tratados en su consulta de Madrid. En fin, estaré encantado de leer sus comentarios al respecto, pero por favor, eviten el uso de calificativos despreciativos. Gracias https://www.youtube.com/watch?v=IMNbLqqMJ60

  62. 19 abril, 2015 en 0:39

    Charlie Vazquez

    Para que veas la estafa pseudomédica que significa tu supuestamente competente “doctor” Bosch:

    http://elcentinel.blogspot.com.es/2013/11/alberto-marti-bosch-y-su-tratamiento.html

  63. 19 abril, 2015 en 8:41

    Desde luego si Charlie está dispuesto a leer argumentos, el enlace de ateo está lleno de ellos. Charlie hay una zona de la Mancha, entre las provincias de Albacete y Cuenca, donde hay un curandero que afirma haber tratado mucho más de esos 2000 pacientes que usted dice que han sido tratados en Madrid. ¿Cree que eso es argumento de algo?

    PD: Aquí no se sienta cátedra, se discute por qué se piensa de una determinada manera, con afirmaciones que están soportadas por evidencias científicas. Sentar cátedra en el sentido que usted lo menciona sería una frase como esta: “La mala noticia es que no tendrán argumentos y que además no querrán reconocer que este ilustre Dr tiene absoluta razón en todo lo que comenta” y quedarse tan pancho.

  64. Herbert West
    19 abril, 2015 en 21:31

    Charlie

    He visto el video y lamento decirte que lo que dice no son más que chorradas y mentiras. Así, con todas las letras. Y cuando no miente, manipula la verdad que es peor.

  65. Anónimo
    24 abril, 2015 en 18:36

    Un pequeño apunte: el pH no tiene límites, puede tomar valores inferiores a 0 y superiores a 14, ya que simplemente nos da la concentración de protones en disolución acuosa. Con un ácido o base lo suficientemente fuerte, como el ácido tríflico, los valores se disparan en concentraciones razonables.

  66. María
    16 mayo, 2015 en 22:09

    … cuando una célula se divide, para duplicar el adn se disuelve la membrana del núcleo, y los radicales de oxigeno usados en la respiración mitocondrial dispersos por el citoplasma dañaría el material genético. Es esta y no otra la razón de que la célula “tumoral” utilice grandes cantidades de azucar: para producir los atps por fermentación del azucar….

    … y respecto al cancer… la condición sine qua non es la vivencia de un evento altamente dramático que toma al individuo de manera completamente inesperada un choque serio, agudo y vivido en soledad…

    … está explilcado aquí… advierto que en algunas personas el audio puede causar reacciones adversas… tomese con precaución…. y al resto mi enhorabuena porque con este sencillo conocimiento nunca se desarrolla cancer …

  67. 16 mayo, 2015 en 22:41

    la condición sine qua non es la vivencia de un evento altamente dramático que toma al individuo de manera completamente inesperada un choque serio, agudo y vivido en soledad…

    Hace unos años se descubrieron tumores pulmonares fosilizados en Tyrannosaurus rex, ¿sería de la pena de sentirse sólo tras la pérdida de la mayoria de sus congéneres por culpa de un asteroide errante? Siento trivializar en algo tan dramático como el cáncer, pero es que hay gente que en vez de luz a la discusión sólo aportan oscuridad y ganas de castigar más al paciente de lo que ya está.

    Es esta y no otra la razón de que la célula “tumoral” utilice grandes cantidades de azucar: para producir los atps por fermentación del azucar….

    María, con la mano en el corazón, ¿sabes realmente algo de metabolismo, algo de respuesta ROS, algo de división celular de células eucariotas, sabes el rendimiento en ATP de la glucolisis en comparación con la fermentación láctica? Tranqui, es una pregunta retórica. La razón del por qué ahora estamos como estamos con la cosa esta de internet es que antes quien no tenía ni idea no podía decir en voz alta su ocurrencia de turno, porque en dos rondas de comentarios y preguntas se tenía que callar para que descubrieran que no tenía ni idea de lo que hablaba. Ahora se escribe copiando textos que dan vueltas por la red, sin necesariamente entender lo que dicen, pero a los que se quiere por afinidad ideológica y sentimental, y se queda como un experto. En fin…..

  68. uma
    20 junio, 2015 en 8:58

    Hola,muy interesante su pagina!
    Queria saber si alguien me puede explicar un poco como funciona el equilibrio acido-base
    Por lo que entendi los H+ libres son acidos y los sistemas tampon los neutralizan uniendo a ellos una base A-
    Lo que no acabo de entender es porque
    entonces se supone que el Cl- es acidificante si se une al H+?
    O por que el K+ acidifica y no el Na+
    si ambos tienen carga +?
    Muchas gracias, ojala que me lo puedan aclarar un poquito…

  69. 8 octubre, 2015 en 8:49

    Esta claro que esa tontería del Ph lo han creado los pro-veganismo y los dueños de tiendas de alimentación ecológica. O sea.. todos los alimentos “alcalinos” y buenos pal organismo tienen que ser por huevos hierbajos y verduras. Que cosas.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: