Inicio > Actualidad, Biología evolutiva, Escepticismo, Magufadas > Sobre santos Sudarios, Hostias consagradas y genética cristiana

Sobre santos Sudarios, Hostias consagradas y genética cristiana

19 mayo, 2015

Virgen María Espíritu Santo Dios fecundaciónRecientemente en Turín se ha celebrado el Congreso anual del Centro Internacional de Sindonología, en donde varios cientos de expertos (algunos de ellos médicos o investigadores) de todo el mundo han presentado sus últimos “estudios” sobre las supuestas imágenes del máximo exponente del cristianismo, en una demostración de cómo trabaja la ciencia cristiana.

El sudario de cuerpo entero de Turín que aparentemente sirvió de mortaja al dios cristiano ha sido estudiado de manera científica más o menos intensamente desde los años 80 del siglo pasado, aunque es evidente que por diversos detalles (brazos que tapan pudorosamente los genitales y que por la postura deberían ser de longitud casi simiesca, melena que cae hacia abajo y no hacia atrás, gotas de sangre perfectamente definidas, y que por tanto no se extienden empapando todo el lienzo, como habitualmente representa la imaginería cristiana medieval, a la que por cierto es clavadito el rostro del yacente) fue realizado utilizando como molde una escultura y no un cadáver real.

sabana santa turin sindoneAdemás, un grupo multidisciplinar de científicos de diversos países hace ya décadas demostró mediante datación por radiocarbono que su origen era medieval y hasta la propia iglesia admitió su falsedad, aunque aseguraron que ello (en el típico e interesado argumento tan habitual en esta institución) no debería impedir su veneración como una imagen pictórica de Cristo capaz de realizar milagros.

Pues bien, sobre todo este ya manido asunto hay un detalle curioso que llama poderosamente la atención. Según los estudiosos cristianos (en una afirmación nunca corroborada por fuentes independientes) en las zonas de dicha sábana correspondientes a las heridas se habría encontrado sangre humana perteneciente al grupo AB. Y ahora recientes “estudios” del sudario de Oviedo, pañuelo que presuntamente cubrió la cara del nazareno tras su muerte han mostrado que también esta tela contiene sangre del mismo tipo, por lo que según el forense católico Alfonso Sánchez Hermosilla, director del Equipo de Investigación del Centro Español de Sindonología este hecho

es compatible con la hipótesis de que Síndone [de Turín] y Sudario [de Oviedo] cubrieron el cadáver de la misma persona.

La pregunta que surge, en un momento en el que la tecnología de secuenciación de ADN es capaz de desvelar el genoma completo de un individuo, a partir de muestras mínimas de material genético (proveniente muchas veces de restos de homínidos de hace decenas de miles de años), en un proceso relativamente asequible y por unas pocas decenas de miles de euros, es porqué los investigadores cristianos utilizan todavía técnicas tan poco informativas que parecen más propias de una práctica de biología de bachillerato que de un estudio de importancia capital, al menos para ellos. Y no será por falta de presupuesto, ya que por ejemplo la Universidad Católica de Murcia está utilizando un microscopio de barrido electrónico de última generación para analizar el susodicho pañuelo asturiano.

Puesto que de ser ciertas las afirmaciones cristianas de que esos lienzos recubrieron el cuerpo del “divino” nazareno, la secuenciación de su genoma sería un descubrimiento científico de primera magnitud merecedor del Premio Nobel y que, muy probablemente, modificaría de manera impactante e irreversible el actual conocimiento en multitud de campos científicos ya que, relacionando la genética y la teología más elementales se podrían plantear un par de posibilidades a cual más excitantes.

Primera, que en dichas muestras (sangre o restos de células epiteliales) se encontrara un genoma diploide normal, proveniente lógicamente de María con sus dos cromosomas X incluidos y diversas modificaciones de ingeniería genética celestial a lo largo de ese mismo genoma, con el fin de poder dar como resultado a un macho sapiens con características divinas, algo así como un supertransgénico, pero a lo bestia del todo.

O segunda, que se encontrara sólo un conjunto haploide, es decir únicamente un juego de cromosomas humanos de los dos habitualmente presentes en la células normales, que indudablemente deberían provenir de la madre biológica, lo que abriría el intrigante y apasionante interrogante sobre qué tipo de material “genético” introdujo la paloma celestial en el cuerpo de la virgen para engendrar por hibridación xenogénica al judío milagrero. Imaginen el bombazo científico en cualquiera de los dos casos. Tengan por seguro que los editores de “Nature” o “Science” se pelearían a muerte por ese manuscrito.

hostia consagrada cuerpo y sangre de cristoY si la iglesia católica no quiere desperdiciar la “divina” sangre AB+ de los diferentes sudarios, no hay que preocuparse ya que no existe problema alguno puesto que hay muestras de sobra para el estudio: cada domingo, en todo el orbe católico, se generan kilos y kilos de material genético en perfecto estado provenientes del fundador del cristianismo, ya que tal y como han dictaminado sabiamente los padres de la iglesia a lo largo de los siglos y como muy piadosamente corroboró el Concilio de Trento allá por el siglo XVI, en las especies consagradas del pan y del vino eucarísticos

 

Cristo mismo, vivo y glorioso, está presente de manera verdadera, real y substancial, con su Cuerpo, su Sangre, su alma y su divinidad.

Así que por muestras de ADN frescas no será. Estimado Dr. Hermosilla y demás científicos cristianos, no sen ustedes indolentes ya que no tienen excusa alguna ¡A “PCRear” por el bien de la santa madre iglesia! y ya de paso también por su futuro y bien merecido Premio Nobel, que como bien dice el refrán ¡Miel sobre hojuelas!. A no ser claro que consideren (con muy buen criterio por cierto) a este infumable dogma como lo que simplemente es: una patraña más solo apta para mantener entretenidos a los más débiles mentales miembros de esta nuestra tan particular especie.

En resumen, ¿no me digan que no es para esperar con ansiedad la celebración del Congreso del año que viene del Centro Internacional de Sindonología? Yo por mi parte estoy pensando muy seriamente ir reservando vuelo a Turín por adelantado con RyanAir, para que así por 20 ó 30 euros poder estar presente en directo y no perderme lo que muy probablemente será el descubrimiento científico del siglo, ¡qué digo del siglo!, del milenio.

P.D.

Aunque sin embargo, antes de dar rienda suelta a la siempre febril y disparatada imaginación cristiana, no hay que olvidar un principio fundamental en ciencia, el de Parsimonia o Navaja de Ockham, absolutamente desdeñado por cierto por los sindonólogos de todos los tiempos, y que muy sabiamente indica que

en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta.

Y en este asunto por supuesto, antes de presuponer un extravagante “coito” entre una virgen y una entidad extraterrestre para concebir a un ser inmortal, descabellada afirmación que se sustenta únicamente en la “evidencia” de la palabra escrita de cuatro (nunca mejor dicho) pobres alucinados muertos hace un par de milenios, bien haríamos (sobre todo el Dr. Hermosilla y correligionarios) en quedarnos con la mucho más plausible y racional explicación de que el Jesucristo histórico (si es que existió alguna vez) compartió cromosoma Y con un humilde carpintero de Nazaret (un pobre hombre que tienen el dudoso honor de haber pasado a la Historia como el más célebre cornudo del mundo) y dejar de una vez por todas de marear la perdiz sindonológica.

Entradas relacionadas:

* Científicos cristianos: el irracional argumento de autoridad para justificar la superstición

* ¿Se debe debatir con creacionistas?

* Pureza racial, racismo y evolución humana a la luz de la genética

* La Academia Pontificia de las “Ciencias”, la prostitución del conocimiento por la irresponsabilidad de algunos investigadores

* Bill Maher entrevista a Francis Collins

* La responsabilidad de un premio Nobel frente a la irracionalidad

* Las ofensivas cartas marcadas de los creyentes a la hora de discutir sobre ciencia

* Las universidades cristianas estadounidenses cada día más cerca de las madrazas islámicas

* Ciencia en el Midwest – Dios en la biblioteca, Dios en el diván

* Ciencia, anticiencia y religión según el físico y filósofo norteamericano Victor Stenger

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* Hawking, Dios y algunos científicos cristianos del montón 

* La religión anula el raciocinio hasta en las personas más instruidas

* Brujería, posesiones demoniacas y exorcismos en el siglo XXI

* Historias evolutivas desde la Universidad de Kentucky

* No hay un terreno común entre ciencia y religión

* Euler y su demostración matemática de la existencia de Dios

* La Meca es el centro electromagnético del planeta o cómo el Islam se impone al pensamiento científico

* Richard Dawkins sacudiendo conciencias en EEUU

* Enseñanza universitaria privada de calidad

* La psiquiatría debe romper las cadenas de la religión

 


  1. Emmanuel
    19 mayo, 2015 en 8:49

    A mi me parece positivo. Porque hemos pasado del “esto es cierto porque lo digo yo y si me llevas la contraria te quemo en la hogera” al “creo que esto es cierto, y te lo voy a demostrar”.

  2. 19 mayo, 2015 en 9:53

    No hay que echar la campanas al vuelo, porque todos estos “estudios” ni son publicados en revistas de revisión por pares ni se deja que los experimentos sean replicados por otros investigadores externos. Es decir, se hace una pantomima para justificar el resultado que se desea obtener.

  3. Anónimo
    19 mayo, 2015 en 12:30

    ¿Importa algo que grupo sanguineo sea?
    No creo que a un cristiano le importe ni le venga alguna buena inspiración por saber ese dato ese dato.

    EL científicismo es un prejuicio bastante incompatible con la comprensión de lo sobrenatural. No vale la pena discutir.

  4. 19 mayo, 2015 en 12:36

    No importa nada el grupo sanguíneo, lo que ocurre es que ese hecho es usado para demostrar que la sabana santa es verdadera.

    Finalmente tu comentario dice mucho (y nada bueno) de tí. La ciencia es la única herramienta que tenemos para separar la realidad de la ficción.

  5. 19 mayo, 2015 en 13:30

    Efectivamente Anónimo (AKA EmilioG), la ciencia es un juicio que permite diferenciar lo real de lo inventado. ¿Cuál es la herramienta de análisis y escrutinio de lo inventado? Tranqui, es una pregunta retórica y como tal no necesita respuesta.

  6. rennatoleen
    19 mayo, 2015 en 13:31

    Lo de la sábana santa o santo sudario, y la Caperucita Roja, son cuentos que hasta la inocente mentalidad de los niños rechaza hoy en día como verdaderos.

  7. nestor
    19 mayo, 2015 en 14:28

    Pero y si usamos la memoria molecular de la sábana? Ja,Ja

  8. 19 mayo, 2015 en 14:51

    Tengo entendido y me parece lógico, que la “imagen” (así, entre comillas), al menos de la cara, jamás pudo haber sido producida por el contacto entre una persona o una estatua y la tela esa, sino por un relieve. En caso contrario la cara del tipo sería mucho mas ancha.
    Esto tampoco les quita a los sindonólogos las ganas de seguir sosteniendo un imposible ya que han adaptado la explicación a que entonces debió ser algo así como las marcas (de alguna rara energía metafísica) que dejó el Jesús ese cuando ascendió al lado de si mismo 😉

  9. Jose
    19 mayo, 2015 en 14:56

    Vale, si tus afirmaciones son ciertas, por qué nadie ha logrado un duplicado de la Sindome. ¿Son también falsos los estudios que dicen que se ha hallado polen de plantas del s.I extintas ya en la edad media?

  10. 19 mayo, 2015 en 15:35

    “por qué nadie ha logrado un duplicado de la Sindome”

    Hace años el químico italiano Luigi Garlaschelli hizo una réplica de la sabana.
    http://magonia.com/2009/10/12/replicar-sabana-santa/

    Por cierto ese mismo químico presentó una posible receta de la famosa “sangre” de San Genaro, esa que se licúa milagrosamente en cuanto un sacerdote católico le pone la mano encima:
    http://web.archive.org/web/20090209021430/http://www.luigigarlaschelli.it:80/Altrepubblicazioni/ChBr94.htm

    Aunque de todas formas el que uno no sepa cómo se ha hecho un truco de magia, no implica que ese truco sea una realidad.

    “¿Son también falsos los estudios que dicen que se ha hallado polen de plantas del s.I extintas ya en la edad media?”

    Pues cuando sometan esos datos a evaluación por científicos expertos pero independientes y se publique en una revista de botánica o de antropología pues ya veremos.

    El problema en todo este asunto es que la única prueba realizada de manera independiente por varios laboratorios distintos y sujeta a controles (la datación por radiocarbono) mostró que la tela era falsa.

    De todas formas me reafirmo en lo dicho en la entrada. Para salir de dudas, actualmente es muy sencillo enviar pequeñas muestras de la supuesta sangre a 10 laboratorios distintos del mundo especialistas en secuenciación masiva y asunto terminado. Pero claro eso demostraría definitivamente el engaño.

    Porque como bien decía Sagan: “afirmaciones extraordinarias requieren de pruebas extraordinarias”

  11. 19 mayo, 2015 en 16:54

    Jose, ¿podrías mostrar la revista científica donde se describe ese polen, se asigna a una planta determinada y se muestra que esa planta existía en el siglo I en Palestina y en la Edad Media se había extinguido? Me gustaría ver esa publicación porque me llama mucho la atención el detalle de esa información. Incluso hoy día cuesta mucho asegurar categóricamente que una determinada planta se ha extinguido definitivamente, saber eso para una franja tan estrecha de la historia…. ufff.

  12. 19 mayo, 2015 en 17:58

    Manuel
    No te canses porque según la Universidad Católica de Murcia el grano de polen en cuestión pertenece a la especie Helicrysum Sp., que es un planta que se lleva usando en cosmética miles de años y que curiosamente no sólo existía en el Medievo sino que en la actualidad todavía se la puede encontrar en terrenos rocosos. Dejo una fotografía (hay que ver lo adelantados que estaban los judíos del siglo I) de la misma.

    Helichrysum sp

  13. clausodiosmio
    19 mayo, 2015 en 19:56

    De todos modos y sin ir más lejos el hecho de haber encontrado sangre del mismo tipo en dos sábanas distintas no significa que pertenezcan a la misma persona… y aunque pertenecieran a la misma persona, y resulta que esa persona era un tal Jesús, sigue sin significar que éste sea hijo de un dios… eso siguen sin poder “demostrarlo”.

  14. 19 mayo, 2015 en 21:46

    clausodiosmio

    Pero eso les da igual a los científicos cristianos porque lo suyo es la fe, que por definición es completamente irracional e impermeable a las pruebas.

  15. 20 mayo, 2015 en 12:58

    Es que si no fuera por la fe sería imposible hacer las afirmaciones que hacen los sindólogos. Haciendo un esfuerzo de imaginación, supongamos que la famosa sábana fuera realmente datada de hace dos mil años. Sigamos suponiendo que encontramos en ella restos de plantas cuya presencia es exclusiva de oriente medio, lo que la situaría en dicha zona. Y por último, que confirmáramos sin la más mínima duda que fue utilizada como mortaja. Añadamos que encontramos pruebas que confirman la existencia del personaje de Jesús.
    Pues bien, seguiría siendo necesario un salto de fe para creer que fue el sudario del mismo, porque en realidad podría haber sido el sudario de cualquier otro cadáver. Y como puestos a tener fe, tanto da todo lo demás, es innecesario que se cumplan las anteriores condiciones para que la fe haga su efecto. Aunque resultara que la “sábana santa” estuviera hecha de poliéster, seguirían pensando que tiene dos mil años y envolvió el cuerpo de Jesús. Es lo que tiene la fe, que te hace tonto.

  16. 20 mayo, 2015 en 21:29

    Al hilo de los polenes …

    Fue un investigador suizo (Max Frei) quien afirmó en 1973 haber encontrado polenes de Palestina bla bla bla ….

    Solo hay algún pequeño problemilla:

    – Que el experimento se hizo sin ningún tipo de control
    – que otros investigadores contemporáneos no encontraron los mismos polenes. Solo aparecían en las muestras de Frei.
    – Que encontró los 30 polenes pero fue incapaz e encontrar el más común, el olivo.
    – Que hasta los sindonologos del STURP desconfían de Frei.
    – Que Frei fue famoso años después por validar como auténticos los diarios falsos de Hitler (los que ya tengáis algunos añitos recordareis la que se lió)
    -….

    Pues eso.

  17. 20 mayo, 2015 en 21:34

    Por cierto, un argumento que todavía ningún sindonologo ha sido capaz de rebatir es … Como es posible que la figura sea diez centímetros más alta por delante que por detrás , y encima delante tenga las piernas extendidas y detrás tenga una rodilla flexionada (que se ve porque la planta de un pie está apoyada directamente sobre la tela)

  18. 20 mayo, 2015 en 22:11

    esp1927

    Las incongruencias de la sábana santa parecen infinitas. Por ejemplo si fuera un cadáver envuelto ¿cómo es que los glúteos no están aplastados contra el suelo? Pues como bien explica (y cito textualmente) un “experto” alucinado cristiano:

    “Respecto a lo que has dicho de los glúteos, efectivamente, tienes razón, estos no están achatados, pero por una razón muy sencilla: PORQUE EL CUERPO DE JESÚS ESTABA INGRÁVIDO EN EL MOMENTO DE LA RESURRECCIÓN, esto mismo es lo que descubrieron los científicos que analizaron la Sindone en el año 1978, ellos dijeron que el Hombre grabado en la Sábana estaba ingrávido en el momento que el cuerpo se desmaterializó del interior de ella, por eso es que los glúteos y la espalda de Jesús no aparecen aplanados en la imagen de la Sindone.” http://www.gabitos.com/cristianos/template.php?nm=1388857706&rsp=1

    Y a tomar vientos cualquier tipo de racionalidad. ¿No me digan que no es como intentar razonar con los personajes carrollianos? Pero claro, es que estamos hablando de la muy particular “inteligencia” cristiana.

  19. kikedak
    20 mayo, 2015 en 22:35

    Hombres de poca fe…el sexo de las aves está definido por el sistema XY pero a la inversa de los mamíferos: XX para los machos y XY para las hembras, luego es perfectamente científico que la paloma fuera la donante del cromosoma Y de Jesús. Hay que estudiar la sábana en profundidad para ver si también hay vestigios de alas que podrían haber facilitado el ascenso a los cielos sin la ayuda del caballo blanco que necesitó el profeta de la competencia Mahoma.

  20. 20 mayo, 2015 en 23:05

    Flipo con ese enlace. Ese argumento ya lo había oido, pero en esa página he visto otro mas demencial si cabe. ¿Por qué la prueba del carbono 14 ha dado un resultado “medieval”? Porque la sabana no es la verdadera, ha sido sustituida por una falsa por los illuminati…. Sin comentarios.

    Por cierto, aunque supongo que ya os habréis dado cuenta, el comentario de esp1927 es mío, malditas trampas de WordPress…

  21. Emmanuel
    21 mayo, 2015 en 7:37

    Es sencillo de entender.

    Primero han establecido la conclusión incuestionable de que Jesucristo existió y estuvo envuelvo en esa tela. Lo cual a su vez demostraría que todo lo que esta escrito en el nuevo testamento es cierto.

    Ya con la conclusión establecida, se intenta que los datos encajen con la conclusión. Para aquellos datos que no encajen o contradigan la conclusión, se busca cualquier tipo de justificación, desde levitaciones hasta los iluminati.

  22. 22 mayo, 2015 en 13:06

    Y ya que estamos para leer (y escribir) chorradas; podríamos donar un pedazo del lino ese para que, homeopatía mediante, repliquen el milagro, sería la ostia, literalmente.
    😆
    por cierto, buen artículo.

  23. Arconte
    22 mayo, 2015 en 17:12

    Pequeña corrección : en donde dice “palabra escrita de cuatro (nunca mejor dicho) pobres alucinados”, debería decir “palabra escrita ATRIBUÍDA a cuatro PRESUNTOS (nunca mejor dicho) pobres alucinados”, porque hasta donde sé no hay evidencia alguna de que los aludidos hayan existido realmente. O me equivoco?.

  24. 22 mayo, 2015 en 17:24

    Pues o mucho me equivoco o tienes toda la razón. Está claro que alguien escribió cada uno de los evangelios. Ahora bien, que hayan sido escritos por los famosos evangelistas es ya mucho suponer.

  25. carlos
    23 mayo, 2015 en 1:15

    uf que tema este amigos, fuente de fantasias extremistas de los religiosos, esto es lo mismo que creer que el santo grial es esa copa con oro rubies diamantes que supuestamente tiene la iglesia , y esos extremistan no piensan ni por un momento que jesus era un carpintero que vivia en la pobreza, por que diantres tendria copas de oro y diamantes, ahora que lo pienso, alomejor es asi como el papa y los cardenales justifican que tengan bastones de oro y anillos de oro de 24 kilates, tronos de oro, riquezas inimaginables, osea si el papa vendiera su baculo dorado con ese dinero tendria para alimentar a muuucha gente en africa, saben que, me dieron ganas de vomitar de la rabia y asco, por favor no pongan estos articulos sin sentido y mejor critiquen a esos desgraciados que estan nadando en estos momento en sus picinas llenas de oro y piedras preciosas, la ciencia debe desenmascarar a los mentirosos y que se aprobechan de la miseria existencial e ignorancia de la gente.

  26. 23 mayo, 2015 en 17:49

    Carlos, no sé muy bien que quieres decir. La ciencia busca la verdad del universo en el que vivimos. Lo de denunciar las mentiras y los absurdos de los vendehúmos es un efecto colateral, importante pero no el objetivo principal de la ciencia. Por lo general, quienes se dedican a la ciencia (o simplemente tienen interés por ella y la valoran en su justa medida) no creen en amigos invisibles (aunque algunos hay que sí creen, y es que este mundo está lleno de contradicciones), por lo tanto en ese efecto colateral de denuncia de mentiras, engaños y absurdos es normal que, de tanto en tanto, aparezcan algunas referidas a temas como el presente.
    Lo de nadar en la abundancia y la riqueza por parte de los prelados católicos, es evidentemente criticable pero más como efecto manifiesto de su moral de salteadores de caminos. Que buena parte de su enriquecimiento haya surgido de su práctica de vendehúmos es una realidad, pero siguen siendo cuestiones diferentes. Si vivieran pobremente y ejerciendo una total caridad, ello no quitaría que seguirían engañando a la gente con sus fantasías y absurdos. Aunque exista una interrelación, son cosas diferentes.
    Y que haya personas que sienten una extrema necesidad de creer en la existencia de un ser superior y una vida futura más allá de la muerte, tampoco lo pongo en duda, pero por muy grande que sea tal necesidad no la convierte en un hecho real.

  27. 18 junio, 2015 en 22:42

    Sólo un humilde aporte en relación a las “especies consagradas” que demuestra según el dogma de la propia iglesia que no es necesario investigar la supuesta sangre de Jesucristo para tener constancia de su divinidad: Según Joseph Ratzinger (exPapa) como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (lo que venía siendo antaño la Inquisición) en su carta circular a los presidentes de las conferencias episcopales de 2003 (89/78 – 17498 según BBDD Vaticana), el cuerpo de cristo sólo puede materializarse en un pan elaborado que contenga una mínima cantidad de gluten. Así pues, queda claro que el topoderoso y omnipresente Dios está limitado a materializarse en un pan que contenga dicha proteína…. (parece no ser tan todopoderoso ni tan omnipresente, ya que en el pan que yo me elaboro no podrá “habitar” nunca).
    Yo dirigiría las investigaciones hacia las propiedades de dicha proteína, en especial, los enlaces moleculares que posibilitan esa unión maravillosa que se produce en cada consagración y que excluye que el grupo de los enfermos de celiaquía pueda disfrutar (si así ellos lo eligen) del rito de la misa católica.
    PD.: Que comulguen con vino!!! Ya, ya, pero igual no quieren sentirse excluidos y prefieran comulgar con pan.
    PPD.: ¿Y un celíaco alcohólico? Un poquito de vino en misa no le sentiría mal… y ya de paso una mijita de gluten para inflamarle los intestinos será sano para su salud.
    [Modo ironic OFF]

  28. 18 octubre, 2015 en 10:35

    Un nuevo “congreso científico” sobre la Sábana Santa y lo que es peor dentro de un recinto universitario: http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2015/10/pseudociencia-sobre-sabanas-y-cristos.html

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: